Fantasías sexuales: ¿Con quién soñamos los españoles?

¿Con quién y con qué fantaseamos los españoles?

Rienda suelta a tus fantasías sexuales

ellosyellas_article_4522788adf5b99f8285f4691d9e65576_jpg_320x200_90_2875Por Ana Villarrubia Mendiola

¿Sabías que la mitad de los hombres españoles pasaría gustosamente la noche de Nochebuena con Cristina Pedroche? Las mujeres, en cambio, parece que nos rifamos, casi a partes iguales, a Miguel Ángel Silvestre, Álex González o al recién casado Cayetano Rivera; los más deseados en nuestros sueños para unas Navidades inolvidables. Estas son algunas de las curiosidades que ha explorado el portal de citas Meetic, a través de una encuesta realizada a más de 600 de sus usuarios. Cuando nos trasladamos al ámbito internacional, lo tenemos clarísimo: los españoles prefieren a Scarlett Johansson, nosotras escogemos a Bradley Cooper.

Pero no confundamos los datos: esto no significa que cualquiera de nosotros pudiera llegar realmente a aventurarse en una infidelidad o en una de estas ansiadas citas, por mucho Cayetano que se nos pusiera a tiro. Como tampoco significa que tengamos en este país a los solteros más exigentes del mundo entero. ¡Sería un disparate! Lo que ocurre es que, en el mundo de la fantasía, todo vale.

Y no solo soñamos con pasar la noche con otros. También soñamos con que nuestras parejas tengan detalles amorosos, nos preparen cenas a la luz de la luna o nos sorprendan con escapadas románticas. Nos gusta sentirnos deseados, y por eso es algo que proyectamos muy a menudo en nuestra imaginación. El hecho de ser deseados por alguien que, además, es famoso, tan solo añade intensidad a la fuerza de ese deseo. Si creemos que “pudiendo elegir a cualquier, me elige a mi”, al atractivo del personaje famoso se le suma un plus de morbo con el que otros no cuentan.

Cuando el contenido de la fantasía sube de tono y nos produce excitación, entonces podemos hablar ya de una fantasía sexual en toda regla. Las mujeres solemos temer las fantasías de nuestra pareja, y con ello cometemos un gran error. En realidad, la fantasía sexual no es más que una herramienta extra al servicio de la excitación sexual. Las fantasías sexuales no implican necesariamente que la persona quiera llevarlas a cabo al pie de la letra. De hecho, muchas de ellas pueden llegar a ser muy difíciles de poner en práctica. La fantasía sexual no es una traición: su única función es la de ser disfrutada, alimentando el deseo por nuestra pareja y por la intimidad sexual que solo compartimos con ella.

Para explotar la utilidad de esta herramienta te invito incluso a que la compartas en ese clima de intimidad y confianza que solo te permite la pareja. Porque a través de la fantasía puedes conocer y explotar mejor tu sexualidad, multiplicar tu excitación, explorar nuevas conductas sexuales, romper la monotonía y descubrir nuevas formas de disfrutar de las relaciones sexuales con él. Tu órgano sexual más potente es tu cerebro con su capacidad para imaginar nuevas realidades y expresar sus deseos, pon todo este mecanismo a tu servicio.

Post originalmente publicado en La Revista AR el 5 de noviembre de 2015.

firma grande

Ana Villarrubia Mendiola es psicóloga clínica, especialista en Problemas de Conducta y Terapia de Pareja. Dirige desde el año 2012 el Centro de Psicología ’Aprende a Escucharte en Madrid.

Adultos, Pareja , , ,

Comentarios cerrados.