Ciberacoso: ¿Cuándo debo preocuparme?

¿Qué es el ciberacoso?

Por Nuria Torres Marcos

foto artículo de estrategias de afrontamientoEl ciberacoso se puede definir como “la acción de acosar a otra persona mediante el uso de medios digitales”. En consecuencia, el ciberacoso se convierte en una problemática aún más grave cuando existe la implicación de menores.

El ciberacoso escolar o ciberbullying es un tipo concreto de ciberacoso aplicado en un contexto en el que únicamente están implicados menores. Se puede definir el ciberbullying de una manera sencilla y concisa como “el daño intencional y repetido infligido por parte de un menor o grupo de menores hacía otro menor mediante el uso de medios digitales” (Hinduja y Patchin,2009).

El ciberbullying comparte características con el acoso escolar tradicional, aunque debido al medio en el que se desenvuelve presenta otras características que lo convierten en una forma significativamente distinta de agresión. Este estilo de agresión tiene un efecto desinhibidor sobre los comportamientos propiciando que se actue de manera impulsiva sin pensar en las consecuencias (Salmerón Ruíz, M.A; Blanco Sánchez, A.I; Ransán Blanco, M):

  • El autor puede ocultar su identidad fácilmente. Este supuesto anonimato de Internet puede alimentar la sensación de poder sobre la víctima, provocando en ocasiones el inicio de conductas abusivas. Así mismo, algunos de los acosadores llegan a pensar que sus comportamientos son normales y socialmente aceptados, especialmente cuando se desarrollan en grupo generándose una reducción de la autoconciencia individual.
  • La distancia física que permiten interponer las tecnologías debilita las actuaciones sociales facilitando la desinhibición de los comportamientos. Además, el escenario virtual también limita en gran medida la percepción del daño causado dificultando el desarrollo de la empatía, tan necesaria para que el acosador ponga fin a tales comportamientos.
  • El uso de dispositivos móviles permite a los acosadores acceder a la víctima desde cualquier lugar y a cualquier hora, provocando una invasión de su espacio personal, incluso en el propio hogar. Mientras que con el acoso tradicional la víctima podía encontrar cierto alivio y reparo emocional al distanciarse del agresor, el ciberacoso permite que la agresión o victimización sea de 24 horas los 7 días de la semana.
  • Otro aspecto que hace al ciberbullying tan problemático es que las nuevas tecnologías permiten que contenidos dañinos tengan una gran viralidad alcanzando a una gran cantidad de personas rápidamente. Los contenidos una vez publicados y compartidos en redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea se hacen incontrolables, imposibilitando que la víctima tenga conocimiento de quien lo ha podido ver o quien tiene copias del mismo y no se pueda estar seguro de que el evento se ha contenido y no se volverá a repetir. Estas características únicas del ciberbullying implican que el acoso en la red se lleva a efecto de una forma más sistemática y estable, provocando un mayor impacto sobre la víctima, que ve acentuado su sufrimiento al aumentar su indefensión ante la situación.

Por lo tanto, el ciberbullying es un fenómeno preocupante dada la relativa novedad que supone en el comportamiento de los menores y con las consiguientes dificultades que pueden generar su detección, abordaje y tratamiento.

firma grande

Nuria Torres Marcos es Psicóloga (Colegida M-26071) en el Gabinete Psicológico ‘Aprende a Escucharte‘.

 

Adultos, Infancia y adolescencia, Salud Mental , , , ,

Comentarios cerrados.