Vacaciones en pareja: ¿Cómo conseguir que sean exitosas?

Después del verano es cuando más separaciones se producen. ¡Trata de no encajar en las estadísticas!

Por Ana Villarrubia Mendiola

UnknownPasar más tiempo juntos es el principal elemento que hace que las vacaciones sean un periodo negro para las parejas.   Más tiempo juntos implica más tiempo para el conflicto cuando existen problemáticas no resueltas o cuando uno estaba acostumbrado a huir de los problemas refugiándose en las tareas del día a día. Alejarse de las obligaciones cotidianas no hace más que poner de manifiesto la mala o la buena salud de la pareja.

¿Qué es necesario tener en cuenta antes de compartir unas vacaciones en pareja para que acaben de la mejor manera posible?

  • Desidealizar al otro y desidealizar las vacaciones. Conocer a tu pareja íntimamente supone no idealizarla,  y esto es necesario para que la decepción no está asegurada y la frustración no sea mayúscula. Uno se va de vacaciones con la misma persona con la que lleva conviviendo todo el año, el día 1 d agosto no va a transformarse en un ideal por arte e magia. En la medida en la que ambos tengáis una imagen distorsionada del otro, no habrá entendimiento posible.
  • Habilidades de negociación y resolución de problemas. Nunca es posible salir plenamente victorioso de un conflicto en pareja: siempre se gana algo, y casi siempre se pierde también algo. Si el problema ha sido resuelto adecuadamente entonces ambos han perdido y ganado pues significa que ambos se han adaptado equitativamente. Para eso es necesario saber ofrecer soluciones pero también es imprescindible saber renunciar, aunque sea parcialmente, a algunas de nuestras ideas o costumbres. Discutir no es un drama, lo importante es resolver cada conflicto.
  • Flexibilidad, tolerancia y aceptación. Convivir implica tolerar al otro, con sus diferencias. Cuando ponemos el foco en la diferencia de manera constante al final nos convertimos en unos criticones agotadores. La otra persona se siente puesta en duda y, desde su punto de vista, puede llegar a considerar que es una falta de respeto que constantemente nos metas con algo que forma parte de ella. No sentirse aceptado en la pareja es un inmensa fuente de malestar.  A nadie nos gusta que nos estén señalando constantemente lo malo, y menos si, quien se encarga de hacerlo, nos importa especialmente.

Comunicación emocional y empatía. En al medida en la que seamos capaces de empatizar con nuestra pareja y comprender desde qué experiencias y aprendizajes actúa, también seremos mas capaces de tolerar esa diferencia e integrarla en nuestro día a día. Ponerse en el lugar del otro en cada situación, aunque solo sea para tratar de percibir las cosas como lo ha hecho él, es de gran ayuda para calmar la rabia que muchos conflictos cotidianos llegan a generar.

31

Adultos, Pareja , , ,

Comentarios cerrados.