Los hijos entre las peleas de los padres ¿Quién se pone en lugar?

tda3Los padres, los hijos y Polanski

Por Marga Gutiérrez del Arroyo.

Que somos un modelo para los niños, está claro. Que buscamos la mejor educación para ellos dentro y fuera de casa, también. Pero cuántas discusiones de padres han intervenido directamente en la relación de dos niños a la puerta de un colegio, en un parque… Cuántas sentencias han determinado la manera de un niño de ver a otros niños desde el prisma adulto. Cuántas interpretaciones de los hechos han dificultado que le niño aprenda por sí mismo.

Para muestra, este tráiler de la película de Polanski “Un dios salvaje”, basada en una obra de teatro de Yasmina Reza (https://www.youtube.com/watch?v=7Oeh2XPrBKQ). Dos parejas se reúnen para resolver el conflicto que han tenido sus respectivos hijos durante el juego. La cordialidad comienza a reducirse a medida que aumenta la tensión y los padres comienzan a personificar el conflicto y mimetizarse con él. No diremos más para que los interesados disfruten la película con una mente intacta.

Después de respetar su propia integridad física, los niños deben aprender a respetar su integridad psicológica. Y a esto se aprende muy poco a poco, pasando por infinitud de situaciones diferentes, por la vivencia de emociones contradictorias o a veces desagradables. Algunas veces los padres intentan proteger tanto a sus niños para que no vivan lo malo o lo feo de las relaciones, que realmente les impidiendo que aprendan a protegerse por sí mismos.

¿Cuáles son los derechos psicológicos de los que hablamos? Los niños necesitan aprender que tienen derecho a:

  • Actuar de modo diferente a como los demás desearían que actuase.
  • Hacer las cosas de manera imperfecta.
  • Cometer equivocaciones.
  • Pensar de manera propia y diferente.
  • Cambiar de opinión.
  • Aceptar y rechazar críticas o quejas.
  • Decidir la importancia de las cosas.
  • No saber algo.
  • No entender algo.
  • Formular preguntas.
  • Hacer peticiones.
  • Rechazar una petición.
  • Expresar sentimientos.
  • Elogiar y recibir elogios.

Repasando esta lista ¿Cuántos de nosotros somos capaces de cumplir todos estos derechos en nuestra vida diaria? Si queremos que los niños estén bien capacitados para vivir en esta sociedad competitiva y pocas veces benevolente, es el momento de guiarles al interpretar las experiencias complejas a las que se van enfrentando, pero son ellos al fin y al cabo, los que deben ponerlo en práctica. Tanto Yasmina Reza como Polanski han sabido plasmarlo en “Un dios salvaje” a la perfección.

 

Todos hemos sido niños, pero ninguno nos acordamos de lo que es pensar con la cabeza de un niño. Hemos evolucionado, aprendido, madurado, y todo lo que recordamos de nuestra infancia es una lista de recuerdos reinterpretados una y otra vez desde un prisma adulto. Por tanto, cuando intentamos educar a un niño, damos por sentado que con nuestra lección, ellos van a entender a la primera lo que estamos intentando transmitirles.

Cabecera Blog - Teléfono

Marga Gutiérrez del Arroyo es una de las Psicólogas Infantiles del Gabinete Psicológico ‘Aprende a Escucharte‘ en la calle Alonso del Barco nº 7, en Madrid.

 

Infancia y adolescencia, Padres , , , , ,

Comentarios cerrados.