El (mal) uso del teléfono móvil por niños y adultos

1653947_10203239067608414_868458000_nAdultos y niños españoles y el uso del teléfono móvil

Por Marga Gutiérrez del Arroyo.

Son pocos los adultos a los que no nos sorprende cuanto menos, ver a niños y adolescentes usando el teléfono móvil de manera continua y absorbente. Nos preocupa su seguridad y por eso ponemos a su alcance la posibilidad de comunicarse con nosotros (o más bien nosotros con ellos) a través del teléfono. Pero hagamos un poco de autocrítica: Según un estudio europeo realizado por la aerolínea internacional SWISS, “El 74% de los españoles dedica más atención al móvil que a su pareja”, lo que nos convierte en los primeros de Europa en usar el móvil cuando estamos en compañía (muy por encima de otros países como Francia (48%), Italia y Alemania (43%), Austria (42%) o Inglaterra (40%).

Viajeros del metro consultando el móvil reiteradamente, peatones que cruzan la calle casi sin mirar mientras escriben mensajes, amigos que se encuentran en un bar y colocan sus móviles sobre la mesa donde descansan sus bebidas y comidas, siempre buscando estar conectados. Sin embargo, según el citado estudio de Swiss, un 71% de los encuestados dieron importancia al valor de la atención a los demás y sólo una de cada cuatro personas considera importante la “accesibilidad durante las 24 horas”.

Datos contradictorios cuanto menos: prestamos excesiva atención al móvil, pero valoramos como prioridad la atención al otro y no necesitamos estar accesibles durante las 24 horas ¿Qué consecuencia tiene esto?

Los niños nos observan y nos copian. Lo hacen desde muy pequeños, cuando nos observan manipulando los objetos más sencillos y más adelante, durante el juego simbólico (aproximadamente entre 1.5 años y 7 años de edad), cuando juegan a ser papás y mamás, doctores, maestros, policías, etc. Los niños reproducen lo que ven en los adultos y de esa manera, aprenden los códigos de conducta y también aprenden a tener un lugar socialmente valorado en la sociedad, porque sino…¿Por qué lo harían papá y mamá?

Las Tecnologías de la Información y Comunicación – TIC fueron creadas para ser de utilidad: la comunicación fluida, la apertura al mundo, la democratización de la información. Pero para los niños, además de estos beneficios y el control parental, pueden conllevar riesgos importantes: adicción al móvil, merma de la capacidad atencional y reflexiva, superficialidad en las relaciones, dificultad para comprender la intimidad personal y sexual de cada persona, etc. Los datos están ahí: Según el Instituto Nacional de Estadística – INE, el porcentaje de menores usando el teléfono móvil en 2014 es el siguiente: el 23.9% de los niños de 10 años utilizan el móvil, porcentaje que va creciendo paulatinamente hasta los 15 años, momento en que el 90.3% de los niños lo utilizan a diario.

Seamos coherentes con lo que mostramos a los niños, seamos autocríticos con el valor a la comunicación directa que prestamos cada día. Seamos capaces de inclinar la balanza de nuevo hacia los que tenemos más cerca y no más lejos.

1653947_10203239067608414_868458000_n

 

Marga Gutiérrez del Arroyo es una de las Psicólogas Infantiles del Gabinete Psicológico ‘Aprende a Escucharte‘ en la calle Alonso del Barco nº 7, en Madrid.

 

Adultos, Divulgación, Infancia y adolescencia , , , , , ,

Comentarios cerrados.