Cómo aprovechar las horas más productivas del día

UnknownPor Ana Villarrubia Mendiola.

Dan Ariely es profesor de Psicología y Economía del Comportamiento en la Universidad de Duke. En proyectos conjuntos con el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) o la Universidad de Harvard, Ariely lleva más de una década estudiando el comportamiento humano y analizando cómo las decisiones que las personas tomamos no siempre son las más racionales o las que más beneficios a largo plazo nos reportan; sino que respondemos a menudo a otro tipo de motivaciones más subjetivas.

Por su experiencia cotidiana y su trato con miles de estudiantes a lo largo de los últimos años Ariely ha llegado a la conclusión de que las dos primeras horas del día son las más productivas para la inmensa mayoría de los seres humanos que tenemos rutinas en las que descansamos por la noche y trabajamos por le día. No se trata solo de una opinión sino que numerosos estudios neurocientíficos también corroboran la hipótesis de una mayor activación neuronal después de nuestras horas de descanso nocturno.

Por desgracia, guiados por la pereza, otros pecados igualmente humanos o las imposiciones del momento, Ariely ha constatado que, siendo las dos primeras horas del día las de mejor productividad mental, también son las que más alegremente despilfarramos. Ni las rutina matutinas ni los horarios de trabajo suelen estar diseñados para aprovechar nuestros tiempo de mayor rendimiento cerebral: ni preparar café, ni desayunar, ni conducir al trabajo, ni leer el correo electrónico, ni consultar las redes sociales, ni leer el periódico, entre otros muchos clásicos de nuestros comienzos de día, son tareas que requieran de un profundo procesamiento cognitivo.

Por ello el experto en economía del comportamiento nos propone reeducar horarios y rehacer rutinas de la siguiente manera:

 

  • Hacer una lista todas las noches con lo más urgente del día después y organizar su ejecución de tal modo que empecemos por lo que más tiempo y recursos nos demande y acabemos por lo más sencillo.
  • Levantarnos antes si hace falta y tener hecha una parte de esa lista antes siquiera de llegar a la oficina.

Ciertamente Ariely no tiene en cuenta la irracionalidad y la rigidez de muchos horarios de oficina en nuestro país, que poco margen de maniobra dejan al trabajador y a su creatividad en cuanto a la organización autónoma de sus propias tareas. Pero esto no significa que no podamos interiorizar algo de lo que nos recomienda, aunque solo sea para no procrastinar y empezar el día aprovechando al máximo nuestros recursos mentales.

Cabecera Blog - Teléfono

Ana Villarrubia Mendiola es psicóloga clínica, especialista en Problemas de Conducta y Terapia de Pareja. Dirige desde el año 2012 el Gabinete Psicológico ’Aprende a Escucharte en Madrid.

Adultos, Divulgación , , , , , ,

1 comentario


  1. Hector Herrera

    Podríamos aumentar nuestra productividad y contar con más tiempo libre si supiésemos cómo gestionar nuestro tiempo. No podemos seguir en una cultura de trabajo que prime el presentismo sobre la productividad, no podemos seguir perdiendo nuestro tiempo en actividades poco productivas. Yo completaría el post con información sobre este Estudio Anual de la gestión del tiempo en el trabajo. Es increíble cómo podemos aumentar nuestra productividad y disponer de más tiempo libre si sabemos cómo gestionarnos.