Infecciones de Transmisión Sexual

ITS, ¿Qué son?

Por Nuria Torres Marcos.

Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) también conocidas como enfermedad de transmisión sexual (ETS) antes como enfermedades veneras, son el tipo de infecciones que se transmite de una persona a otra a través del contacto sexual íntimo. Casi exclusivamente, durante las relaciones sexuales, incluido el sexo vaginal, el sexo anal y el sexo oral.

La mayor parte de las enfermedades de transmisión sexual son causadas por dos tipos de gérmenes: bacterias y virus, pero algunas también son causadas por hongos y protozoarios.

Las ITS pueden no dar síntomas, sobre todo en las mujeres. Algunas veces solo se detectan con un examen médico y cuando se manifiestan pueden aparecer de diferentes formas.

Algunas de las infecciones más prevalentes de transmisión sexual son la sífilis, la clamidia, la gonorrea, el SIDA y el herpes, y la mayoría de ellos comparten los mismos síntomas, por lo que es bueno saber cómo identificarlos. Aunque tanto hombres como mujeres se ven afectados por enfermedades de transmisión sexual, las mujeres suelen tener problemas de salud más graves de enfermedades de transmisión sexual que los hombres. Es importante detectar las ITS tan pronto como sea posible para iniciar el tratamiento, ya que las ITS no tratada pueden causar problemas de salud graves.

En algunos casos, como el VPH (Virus del Papiloma Humano) y el VIH, no existe un tratamiento para el virus en sí. Pero, hay tratamientos naturales y farmacéuticos para los problemas de salud que son causados ​​por dicho virus.

Para prevenir las ETS, es fundamental conocer su existencia, los medios de transmisión, optar por una conducta sexual segura, ya sea abstenerse del contacto sexual, tener pareja única o practicar el sexo seguro y en caso de presentar síntomas, acudir precozmente a un especialista.

Ser consciente de los signos y síntomas es prioritario para saber si usted tiene una infección y para que pueda ser tratado con rapidez y correctamente. Informarse más sobre este tema que le ayudará a aprender más acerca de estas infecciones, sus síntomas, prevención y tratamiento.

Los factores que favorecen contraer una ITS son

  • Tener relaciones sexuales sin preservativo.
  • Cambiar y/o tener varias parejas sexuales.
  • Practicar conductas de riesgo (alcohol y drogas) que no permitan la negociación del uso del preservativo.
  • Tener parejas sexuales que practican conductas de riesgo (no usan preservativo, consumen alcohol y drogas) o que tienen otras parejas sexuales ocasionales.

Las claves para prevenirlas son

  • Sexo Seguro: La forma más efectiva de prevenir ITS es evitar contacto con partes del cuerpo o de los líquidos que puedan llevar a la transferencia, no necesariamente, actividad sexual con pareja infectada. No todas las actividades sexuales implican contacto sexual y por ende riesgo (ej: cibersexo, sexo telefónico, masturbación a una distancia). Hay disponibles algunas vacunas para protegerse contra algunas ITS virales como la hepatitis B y algún virus del papiloma humano (VPH: virus que infecta la piel y membranas mucosas de humanos). Se transmite por contacto piel a piel. Se han identificado más de 100 tipos de virus diferentes.
  • Los preservativos: Solo proporcionan protección cuando son usados correctamente como barrera de protección desde y hacia el área que cubre.
  • Pruebas de ITS: La prueba es para determinar la presencia de cualquier ITS. La mayoría de ellas son análisis de sangre y se realiza después de ser detectados síntomas, pero también es usada en poblaciones de alto riesgo asintomático.

Las ETS pueden ser un factor importante para que una persona infectada sea un gran candidato para un VIH positivo dado que son un marcador de las conductas asociadas a la transmisión del VIH.

Las personas que padecen una enfermedad de trasmisión sexual pueden desarrollar algunos problemas psicológicos, tales como la ansiedad, estado de ánimo deprimido, entre otros…En determinadas ocasiones esto puede conllevar problemas a la hora de mantener relaciones íntimas con otra persona, autolimitaciones a causa de estereotipos sociales, problemas de autoestima, autoimagen, asertividad y toma de decisiones.

Además de los efectos psicológicos inherentes a una enfermedad caracterizada por su fuerte componente amenazante para la vida del individuo, nos encontramos también con los efectos negativos propios del estigma social y del rechazo que, lamentablemente, aún siguen persistiendo en nuestra sociedad frente a este tipo de dolencias.

Cabecera Blog - Teléfono

Nuria Torres Marcos es Psicóloga (Col. M-26071) en el Centro de Psicología Aprende a Escucharte’ en Madrid.

 

 

Adultos, Divulgación, Sexualidad , , , , , , , ,

Comentarios cerrados.