Errores a evitar en una primera cita

b_anaPor Ana Villarrubia Mendiola – Psicóloga Colegiada M-25022.

Como es lógico, se tienen más primeras citas que parejas duraderas a lo largo de la vida y es que en ese primer encuentro se ponen en juego los primeros juicios de valor, las primeras sensaciones

De ese primer encuentro depende que lleguen a existir otros sucesivos. ¡Y muchas veces nos equivocamos! Porque no solo suele ser difícil juzgar alguien en unas pocas horas sino que además tú misma te sientes juzgada y estás en un momento de tensión.

Si aún estás en esa fase de elección entonces me permito hablarte directamente a ti, lectora de nuestro blog, que estás a punto de tener una primera cita y que puedes ahorrarte muchas de esas meteduras de pata que darán lugar a una imagen equivocada de ti. Ten en cuenta las siguientes premisas para no empezar con mal pie y no perder oportunidades.

  • No hables de tu ex. Poco o nada le interesan a él tus escarceos anteriores, y tú no creo que quieras que saque conclusiones precipitadas acerca de por qué la cosa no funcionó. Hablar de tu ex implica hacer de manera implícita odiosas comparaciones: no le presiones ni le hagas reproducirse la película de toda una relación fallida en la cabeza.
  • No des por sentado que sois una pareja. Él no solo no es tu pareja sino que no es nada tuyo. Quizá ni amigo, casi ni conocido. Cuidado con tomarse demasiadas confianzas y que parezca que el postre lo tomáis en casa de tus padres.
  • No hables de lo sola que estás. Es posible que te hayas sentido así, a todas nos pasa y a él también le ha pasado, pero si pones ahí el foco de atención de inmediato extraerá la conclusión de que si estás sola es porque nadie te aguanta. Así de rápido concluimos en situaciones de tensión.
  • No le cuentes todo de ti. El misterio forma parte de la seducción, a cualquier edad y en cualquier momento. Da igual lo curtida que creas que estás o que creas que ya vas de vuelta de todo. Explora y deja que te exploren con delicadeza y un puntito de intriga.
  • ¡Pero tampoco te pases de suiza! Una cosa es que no quieras relacionarte con una confianza excesiva y que quieras ir poco a poco y otra muy diferente es que para no ser juzgada no tengas opinión sobre nada y seas doña neutral en todos los temas de conversación. Ni eres tan superficial ni quieres que se piense eso de ti. En definitiva… Sé natural.

Cabecera Blog - Teléfono

Ana Villarrubia Mendiola dirige el Gabinete Psicológico ’Aprende a Escucharte en Madrid.

Adultos, Mujeres, Padres, Pareja, Sexualidad , , ,

Comentarios cerrados.