Padres: Efectos negativos del castigo

1653947_10203239067608414_868458000_nPor Marga Gutiérrez del Arroyo.

Desde el “Gabinete Psicológico Aprende a Escucharte” promovemos la eliminación del castigo físico como pauta disciplinaria, sin embargo, seguimos escuchando a muchos padres decir frases como “más vale unos azotes a tiempo…”, “a mí me educaron con la correa y no estoy traumatizado…” y muchas otras por el estilo. Lo cierto que es que anteriormente no se tomaban en cuenta los efectos negativos del castigo (físico y verbal) sobre

el desarrollo psicológico y afectivo de los niños; en cambio hoy en día gracias a la gran cantidad de investigaciones en el área de la psicología y la pedagogía, se tiene conocimiento sobre otras estrategias más efectivas de corregir conductas, que dejan una huella positiva en vez de negativa en la vida emocional de los niños.
 

¿Qué aspectos negativos tiene el castigo físico y verbal?

  • Esta estrategia que no es capaz de corregir la conducta, a través de castigo físico o verbal no se le enseña al niño el comportamiento alternativo adecuado o esperado.
  • Con el castigo físico se está modelando o enseñando conductas inadecuadas, es decir, se está ofreciendo un modelo de conducta basado en la agresión y en la poca reflexión, por lo que el niño puede aprender a comportarse de esa forma con otros niños y en otros contextos. La violencia (física o verbal) fomenta más violencia.
  • Tiene un alcance limitado, porque el niño sólo mostrará el comportamiento adecuado en presencia del progenitor que suele emplear esta forma de disciplina. Cuando no esté esa persona, probablemente se permitirá comportarse de una forma inadecuada.
  • Suele producirse una escalada en la frecuencia y severidad del castigo físico, esto ocurre porque pierde muy rápido su efecto; el niño se adapta a los azotes y a los gritos, aunque las primeras veces parezca muy asustado. Los padres se frustran y se enfadan más si ven que el castigo no produce efecto, y tienden a incrementar la severidad del mismo. Con el peligro de poder hacerle mucho daño al niño.

¿Qué efectos negativos tiene el castigo físico en el desarrollo psicológico y emocional del niño?

  • Afecta negativamente la autoestima, un niño que es castigado continuamente, puede desarrollar el sentimiento de no valer y no hacer bien las cosas; debido a lo comentado anteriormente de que el castigo no corrige.
  • Produce ansiedad y miedos, esto a su vez puede interferir con el proceso de aprendizaje inhibiéndolo.
  • Dependiendo de la constancia y severidad de los castigos físicos y verbales, el niño puede empezar a tener problemas de autocontrol, ya que con el castigo, lo que en realidad aprende es a solucionar problemas por medio de la violencia y la agresión, en vez de a través de la reflexión.
  • Disminuye la confianza del niño hacia las personas, lo que hace que se retraiga y se tienda a asilar; dificultándose la integración social.
  • Crea una barrera en la comunicación entre padres e hijos, ya que la relación entre ambos se basa en el miedo y no en el respeto. Con el paso del tiempo y si el método de disciplina sigue siendo el castigo físico y verbal, el miedo puede convertirse en  resentimiento hacia los padres.

Por todas estas razones (y muchas más), animamos a los padres a elegir estrategias de disciplina más efectivas, y por medio de las cuales el niño aprenda a hacerse responsable de sus compartimientos y actitudes.

Marga Gutiérrez del Arroyo es Psicóloga infantil (Colegiada M-25605) y trabaja en el Gabinete Psicológico ‘Aprende a Escucharte‘ en la calle Alonso del Barco nº 7, en Madrid.

Cabecera Blog - Teléfono

Infancia y adolescencia, Padres , , , , ,

1 comentario


  1. Alfredo Torreblanca Ríos

    Parece increíble que después de muchos años que se ha dicho lo que atinadamente nos recuerda la autora Marga Gutiérrez, existan papás que actúan de manera despótica y agresiva con sus hijas e hijos, provocando daños fuertes en su personalidad.

    Saludos, gracias.