Vuelta al cole, escenario de relaciones sociales: ¿Cómo enseñas a tu hijo a resolver problemas y defenderse?

ana_nuriPor Ana Villarrubia Mendiola y Nuria Torres Marcos.

Empieza el cole y para muchos niños llueven las primeras oportunidades de relacionares con otros, de comunicarse con el grupo de iguales, de hacer relaciones sociales y adquirir las primeras habilidades en este sentido… Ahora bien, en grupo surgen también los primeros conflictos. ¿Crees que están preparados para resolverlos?

¿Qué sueles responder ante un conflicto que te ha relatado uno de tus hijos?

Muchos niños reciben el mensaje de “si te pega, pega tú más fuerte“, “si te quita un juguete, quítale tú el suyo”; mientras que otros están más acostumbrados a oír cosas como “no pegues nunca, mejor ve al profesor“.

Sin embargo los niños no suelen recibir de unos el mismo mensaje que reciben de otros por lo que acaban creciendo con mensajes muy contradictorios con respecto a cómo deben ellos solucionar sus propios problemas con otros niños. Probablemente muchos de nuestros lectores hayan recibido también mensajes o consejos muy contradictorios sobre este tema a lo largo de su vida.

¿Qué es mejor para el desarrollo del niño? La gran duda que muchos padres transmiten es: ¿Es malo que le enseñe a defenderse?

Enseñar a un niño a resolver los conflictos con otros niños le ayuda a sentirse más seguro. ¿Qué le pasa al niño que no se queja cuando le quitan todos los juguetes, no hace nada cuando le empujan, o nunca busca ayuda? Pues que le va a ser muy difícil desarrollar un estilo de comunicación asertivo. Es probable, además, que le cueste desarrollar seguridad en sí mismo y que tienda a esperar a que otros le solucionen sus problemas. Es probable que acabe no sintiéndose capaz de resolverlos por sí mismo y que, por tanto, su autoestima  se vea resentida. Es probable, en última instancia, que todo ello tenga efectos negativos para él en el futuro.

Esto no quiere decir que desde aquí animemos a los niños a que peguen cuando les peguen o roben cuando les quiten un juguete. Lo que proponemos a los padres es que le dediquen un tiempo a enseñar a sus hijos diversas estrategias para resolver problemas, de modo que puedan utilizar la que mejor les convenga en distintas situaciones que requieran distintas medidas.

A veces sí hay que “chivarse”, a veces sí hay que enfrentarse, a veces hay que dialogar, a veces hay que defender derechos, a veces hay que dejar de poner la otra mejilla, a veces hay que pasar del tema y largarse… Hay casi tantos casos posibles como estrategias disponibles y un niño más adatado es  también un niño con mas recursos para enfrentarse a su entorno.

Todo ello no obsta para que, sin duda, la estrategia por excelencia, la que funciona en el mayor número casos, sea el uso asertivo y adecuado del lenguaje y de habilidades de comunicación, diálogo  y negociación. Si bien a primera vista puede parecer algo difícil o muy técnico de enseñar, lo cierto es que, para empezar, basta con enseñar al niño unas pocas habilidades: decir no cuando sienta que los otros se comportan de forma abusiva, responder con la mayor flexibilidad posible, pedir aquello que quiere y renunciar a lo que desea cuando no le sea posible conseguirlo.

Para ello, nosotros tenemos que ser un modelo para ellos.

Cabecera Blog - Teléfono

Infancia y adolescencia, Padres , , , , , , , ,

Comentarios cerrados.