Las ventajas de ser asertivo

Por Ana Villarrubia Mendiola.Foto peque

Lo hemos oído muchas veces pero quizá no todo el mundo sabe exactamente qué significa ser asertivo…

Las personas asertivas son capaces de escuchar a los demás y de hacerse escuchar al tiempo que respetan los puntos de vista disonantes de los demás. No se alternan ante las provocaciones pues tienen muy claro su objetivo y buscan el camino más idóneo para conseguirlo. Esta armonía en una relación no implica doblegarse al otro sino respetar que puede pensar de modo diferente sin que ello implique una ruptura o un conflicto irresoluble.

En efecto, trabajar por entrenar y adoptar un estilo de comunicación asertivo es tremendamente útil en numerosas situaciones de la vida diaria. ¿Cuántas veces una leve discrepancia ha cavado en bronca monumental? Los nervios, los problemas para aceptar el discurso del otro, las ofensas y los complejos representan un enorme talón de Aquiles que nos hace vulnerables.

Ser asertivo implica conocerse y auto gestionarse, identificar emociones en uno mismo y dejarlas fluir de la manera adecuada para que no acaben en torrente explosivo. Implica buscar los tiempos y los momentos adecuados para cada cosa y perseguir siempre un objetivo del que no estemos dispuestos a alejarnos. Implica, además, el manejo de técnicas de comunicación que nos permitan defendernos sin agresividad cuando nos atacan y hacernos respetar frente a comentarios o actitudes hirientes. La persona asertiva no es impasible pero tampoco se comporta al servicio de sus emociones.

La persona asertiva no se repliega por simple miedo y no permite que se aprovechen de ella “por no discutir”, del mismo modo que no se impone al otro por la fuerza o desde una presunta superioridad.

  • La persona asertiva tiene una mayor sensación de control sobre su entorno y sobre sí misma.
  • La conducta asertiva no busca el conflicto o el simple desahogo sino que tiene por objetivo la búsqueda de soluciones. La persona asertiva es resolutiva y, como tal, obtiene mayores consecuencias positivas en su día a día al tiempo que disminuye las negativas.
  • La persona asertiva se siente satisfecha consigo misma pues normalmente es capaz de expresar aquello que desea y no se guarda para sí misma rencores o emociones sin gestionar.
  • Todo ello genera, en general, una mayor sensación de satisfacción tanto con uno mismo como con las relaciones personales.

¿Aún tienes dudas? ¿No merece la pena dedicarnos un tiempo para convertirnos en mejores comunicadores? No lo haga por los demás, hazlo pues ti mismo, pues serás el primero en notar las consecuencias.

Cabecera Blog - Teléfono

Ana Villarrubia Mendiola (Psicóloga Col. M-25022) dirige la  Consulta de Psicología en Madrid  ‘Aprende a Escucharte’

Adultos , , , , , , ,

Comentarios cerrados.