Cómo promover que el niño desarrolle un apego seguro

ana_iPor Ana Villarrubia Mendiola.

El vínculo afectivo seguro con la figura de referencia es la base para desarrollar posteriormente relaciones sociales y afectivas sanas y saludables. Los niños con apego seguro no solo sienten que se mueven en un entorno  de seguridad y confianza sino que ademas se perciben a sí mismos y laos demás de manera más positiva y enriquecedora.

Pero, ¿de qué depende el vínculo de apego?

El vínculo de apego seguro se construye a base mucha constancia. No se ven resultados en el día a día necesariamente sino que es más bien una inversión a largo plazo en el bienestar emocional de tu hijo.

Lo que sí está en tu mano para construir ese vínculo de apego seguro es lo siguiente:

  • Atiende sus necesidades de manera eficaz y prioritaria, especialmente cuanto más joven es,  de manera que puedas incluso adelantarte para garantizar un entorno confortable para el bebé, por ejemplo. Esto requiere de mucha observación y dedicación a la tarea de ser padre cuando el niño es muy pequeño. Más adelante se convierte en una tarea de escucha activa, empatía y diálogo fluido.
  • Protégele de los peligros, de todos cuantos estén en tu mano, pero sin transmitir inseguridad en exceso o ser alarmista. Eres modelo de tranquilidad, de capacidad de afrontamiento y de capacidad para la solución de conflictos.
  • Exprésate sin tapujos en lo afectivo, sé cariñoso y muéstralo  abiertamente, con gestos y a menudo. Se hace con palabras pero también con actitudes, con gestos, con besos y con abrazos.
  • Dedícale tiempo a jugar con tu hijo, a conocerle pero también a compartir ocio.
  • Déjale que te enseñe cosas, que él también dirija a veces, que él también sea de cuando en cuando quien lleve el liderazgo.
  • Transmite serenidad y calma. Algunos bebés son inquietos, irritables y de llanto fácil. No respondas con la misma inquietud sino con calma y calidez a través de tu actitud, tus gestos y tu forma de cogerle.
  • Establece normas y límites claros. Muchos padres tienen a pensar que esto obstaculiza la relación de afecto, nada más lejos de la realidad. Los más pequeños necesitan orientaciones, necesitan un guía y necesitan saber qué camino es el más recomendable. Aprenden a moverse en una sociedad desconocida para ellos y los límites claros transmiten seguridad. Eso sí, es importante que, en la medida de lo posible, las normas formen parte de un proceso de diálogo y explicación.
  • Interésate por aquello que hacen bien, por aquello que les gusta. No juzgues sus intereses por muy dispares que puedan ser con respecto a los tuyos. Muéstrate abierto, dispuesto a aprender.
  • Sé accesible. Eres la figura de autoridad pero también han de tener la suficiente confianza como para acudir a ti en busca e ayuda o consejo.
  • Fomenta la autonomía. A medida que tu hijo sienta que parte de una base sólida, segura y estable ya no necesitará estar “colgado” de ti o pegado a ti todo el día. Promuévelo. Es la seguridad la que le permite explorar, conocer, curiosear y experimentar. Todo ello estimula su desarrollo a todos los niveles y promueve su capacidad para moverse con autonomía, siempre y cuando tenga claro que tiene buenas referencias a las que acudir en caso de necesitarlo.

Cabecera Blog - Teléfono

Ana Villarrubia Mendiola es psicóloga clínica, especialista en Problemas de Conducta y Terapia de Pareja. Dirige desde el año 2012 el Gabinete Psicológico ’Aprende a Escucharte en Madrid.
Adultos, Infancia y adolescencia, Padres , , , , , , , ,

2 comentarios


  1. Hola,
    Que buenos consejos, mi niña esta creciendo y estos consejor me vienen como anillo al dedo!

    Siempre es bueno, estar preparado para lo que se viene!

    Saludos!

  2. Pingback: ¿Cómo pueden los padres contribuir al desarrollo de un apego seguro en sus hijos?