Vuelta al trabajo: ¿Qué puedes hacer para evitar el síndrome postvacacional?

AR3Por Ana Villarrubia Mendiola

Aunque, como veíamos en un post anterior los síntomas del síndrome postvacacional suelen desaparecer de manera natural y atenuarse progresivamente, sí podemos contribuir activamente a aliviar o incluso a evitar estos síntomas de desánimo tan desagradables que pueden llegar a amargarnos varias semanas al año.

Pueden seguirse ciertas recomendaciones prácticas con el objetivo de que el impacto negativo de la vuelta a nuestras obligaciones diarias se amortigüe considerablemente.

  • VUELVE POCO A POCO. Primero, es aconsejable que la vuelta a la rutina tras un periodo de vacaciones se realice de la manera más escalonada posible, contemplando un periodo de tiempo que nos permita aclimatarnos de nuevo. No es nada aconsejable extender la vuelta hasta la noche anterior a nuestra primera jornada laboral, pues todo imprevisto de última hora puede ser una fuente importante de estrés añadido a la ya dura vuelta. Si bien no hay necesidad de acortar las vacaciones inutilmente, sí pueden planificarse una par de días para organizar la casa, recuperar horarios y organizar la vuelta a la rutina de manera progresiva y no abrupta.

 

  • PLANIFICA NUEVOS PROYECTOS. Es importante también tratar de mantener una actitud proactiva con respecto al trabajo y a nuestro propio futuro más inmediato. Está en nuestra mano tratar de entender la vuelta no como un martirio sino como una oportunidad para emprender nuevos proyectos profesionales y personales. Así, la estrategia de pautar objetivos asequibles a corto y medio plazo así como los pasos necesarios para su consecución es una herramienta muy efectiva para enfrentarnos a nuevos retos con energía y optimismo.

 

  • MUÉVETE, HAZ EJERCICIO FÍSICO. En este sentido, la vuelta de las vacaciones es un buen momento para emprender nuevos proyectos y marcarse nuevos objetivos por lo que, si es posible, es el momento idóneo para probar los efectos beneficiosos que el ejercicio diario y moderado tiene sobre nuestra salud física y psicológica. Además, los efectos suelen hacerse notar en un plazo de tiempo sorprendentemente corto.
  • NO TODO ES TRABAJO, ORGANIZA TU TIEMPO. Se recomienda también no descuidar el ocio y planificar el tiempo de modo que esto se respete de manera organizada.
  • DISFRUTA DEL OCIO POST VACACIONALLa vuelta al trabajo no debe suponer la anticipación de actividades exclusivamente obligatorias o asociadas a connotaciones negativas sino que también han de anticiparse actividades placenteras y espacios para el ocio, las amistades, las relaciones sociales, la familia, etc.
  • DESCANSA. Que las vacaciones hayan servido para descansar, en teoría, no significa que ya no tengas derecho a más descanso. Del mismo modo, es muy aconsejable cuidar los tiempos de sueño y descanso a lo largo de este proceso de restablecimiento de rutinas. De lo contrario, el cansancio es una fuente de estrés en sí misma y potencia notablemente toda la sintomatología de ansiedad que acompaña este proceso adaptativo que entendemos como síndrome postvacacional o depresión postvacacional.
Adultos, Salud Mental , , ,

Comentarios cerrados.