¿Cuánto hay de genética en ti? ¿Eres tu propio puzzle o el que recibiste?

imagesPor Marga Gutiérrez del Arroyo.

 Eres igualita que tu madre.

Si es que… Tienes el mismo genio que tu padre

¿Cuántas veces hemos escuchado este tipo de comentarios? ¿Somos seres únicos o una simple recombinación de los rasgos de quien nos ha precedido, como si de un puzzle se tratara?

¿Son heredables las aficiones? ¿Y el sentido del humor? ¿La impulsividad? Todo lo que se sabe de la heredabilidad de los rasgos físicos, se desconoce de los rasgos psicológicos. Las únicas investigaciones que han podido probar cierta correlación de aspectos psicológicos heredables tienen resultados contradictorios: Parece que la capacidad mental (o cociente intelectual) es uno de los rasgos humanos más heredables, y por otro lado, la fuerza del ambiente y de la cultura es tan potente que el nivel intelectual de los niños adoptados se va aproximando al de los padres adoptivos poco a poco.

¿En qué medida influyen los padres en el niño?

Pues bien, los padres son sus ojos y sus oídos al principio, y los traductores del mundo más tarde, pero sobre todo son modelos para el niño: En esta situación uno debe portarse de esta manera, esto es válido y esto no, esto es bueno y esto no, esto es gracioso y esto no. Además, no debemos olvidar que el niño, desde que nace, cuenta ya con características propias, e irá gestionando las diferentes vivencias a su propio estilo.

Paul A. Osterrieth lo explica muy bien:

No se hereda la inteligencia, la memoria, el humor, la honestidad o el sentido de los negocios, como se recibe en herencia de los padres una joya o una vajilla (…) Depende de la sensibilidad y reactividad, que se combinan e interactúa para dar lugar a características de comportamiento determinadas. Todavía es necesario que las circunstancias de la vida ofrezcan a estas configuraciones disposicionales las formas conductuales en las que ellas puedan colorearse, y que les permitan manifestarse.

Cada persona tiene su propio itinerario: se irá forjando a partir de muchas circunstancias vitales que dependen del azar (acontecimientos importantes positivos y negativos, personas que se cruzan por el camino, situación socio-económica familiar, etc.), de lo que ve en sus personas de referencia, y finalmente de las fichas construidas por él mismo, y eso es bueno. Cada uno con su propio puzzle. No es aconsejable recurrir a  comparaciones (sobre todo cuando aluden a características negativas), ya que no aportan más que críticas gratuitas. Afortunadamente aún no hay ninguna evidencia  del gen del mal genio o del egoísmo.

Cabecera Blog - Teléfono

Marga Gutiérrez del Arroyo es Psicóloga infantil (Colegiada M-25605) y trabaja en el Gabinete Psicológico ‘Aprende a Escucharte‘ en la calle Alonso del Barco nº 7, en Madrid.

Adultos, Infancia y adolescencia, Padres , , , , , , ,

Comentarios cerrados.