Déficit de Atención con y sin Hiperactividad: Diferencias

Por Ana Villarrubia Mendiola.

no entiendo nada IILa sintomatología que los niños observan en un niño con Déficit de Atención difiere considerablemente en función de si este déficit se acompaña o no de hiperactividad. El cliché más habitual lleva a muchas personas a asociar el diagnóstico de TDA o TDAH con personas conflictivas o necesariamente problemáticas. No es así, y no deben nunca confundirse las dificultades en el control de impulsos más típicas del TDAH con la maldad o la intencionalidad.

Por otro lado, si bien es cierto que la hiperactividad es uno de los síntomas más visibles del TDAH, ésta no se da siempre y, ademas, incluso en los casos en los que se diagnostica, lo cierto es que tiende a apaciguarse o desaparecer con la edad.

Veamos cuales son las características más descriptivas de uno y otro caso.

El Déficit de Atención sin Hiperactividad – ¿Cómo es el niño con TDA?

Las personas con TDA y rasgos inatentos predominantes son personas que parecen más distraídas, que pueden llegar a parecer temerosas, retraídas o preocupadas. El niño con TDA a menudo ha oído frases como “parece que estás en las nubes” o “cualquier diría que estás ensancho en las musarañas”. Tienden a ensimismares más que otros niños y resultan algo más lentos en la ejecución de tareas.

Debido a una dificultad para la atención sostenida y para el filtrado de información (es decirse, quedarse con la relevante y filtrar la que no lo es) no es que no quieran atender pero efectivamente les cuesta más y suelen necesitar más tiempo que otro niño para asimilar el mismo número de estímulos o un mismo aprendizaje.

No son niños que molesten a los demás o que les interrumpan en su trabajo. Suelen tener facilidad, incluso demasiada, para trabajar en silencio. Tienen más facilidad que los niño con Hiperactividad para la relaciones sociales, pues son también menos inquietos y disruptivos.

No obstante, presentan más problemas que los niños con hiperactividad en áreas como la memoria o la coordinación motora por lo que su rendimiento académico es generalmente bajo. Aunque no llamen la atención ni demanden ayuda, es necesario estar a su lado para reconducir su atención así como estructurar adecuadamente sus tareas ara que sean más productivos.

El Déficit de Atención con Hiperactividad – ¿Cómo es el niño con TDAH?

Los niños con TDAH tienen más dificultades directamente vinculadas con su impulsividad y su enorme tendencia a la distracción. Es posible que presente también problemas a nivel académico debido a su dificultad para atender y terminar las tareas pero no tienen tantos problemas para la memorización y la recuperación de información previamente asimilada.

Tampoco son tan frecuentes en el tipo Hiperactivo las dificultades en la coordinación y rapidez motoras y perceptivas por lo que su rendimiento en actividades de coordinación, actividades  deportivas o tareas que impliquen rapidez en la percepción suele ser más elevada.

Eso si, el área social puede verse más afectada que en el caso del niño sin Hiperactividad, debido a que se relaciona de manera más brusca con sus iguales y el no respeto de las normas en situaciones académicas o de juego suele recibir censura por parte de sus compañeros.

Otras diferencias entre TDA y TDAH

Si bien no existen datos concluyentes al respecto, algunos estudios apuntan hacia una menor predominancia del TDA (con predominancia de rasgos de inatención) por debajo del TDAH (con predominancia de rasgos hiperactivos), más a menudo diagnosticado.

Además, mientras que el TDA de tipo inatento se diagnostica por igual en niños que en niñas, el TDAH de tipo hiperactivo se diagnostica tres veces más en niños que en niñas.

Cabecera Blog - Teléfono

Ana Villarrubia Mendiola es psicóloga clínica, especialista en Problemas de Conducta y Terapia de Pareja. Dirige desde el año 2012 el Gabinete Psicológico ‘Aprende a Escucharte en Madrid.

Infancia y adolescencia , , , , ,

3 comentarios


  1. Alicia

    Querida doctora:
    Tengo una hija de 9 años que tiene muchas de las características del TDA sin hiperactividad. Mi inquietud es saber si es su problema o no ya que aunque dedicamos muchas horas a los deberes diariamente nuestro esfuerzo no se corresponde en absoluto con los resultados. Ella es una niña excesivamente distraída, le cuesta mucho concentrarse y cuando lo consigue pierde esta concentración rápidamente; en clase se quejan de que no atiende pero no me dan ninguna solución y tampoco se implican demasiado.
    Me gustaría saber dónde debo acudir para poder haerle un estudio exhaustivo ya que en el cole sólo me han dicho que tiene buenas capacidades sin centrarse en el mayor de nuestros problemas que es la falta de atención en todas sus tareas.
    Un saludo ymuchas gracias.

  2. Jenny Jerí Dominguez

    Estimada Doctora

    Mi hija tiene 13 años, es una alumna regular en el colegio, porque
    le apoyamos en casa, los profesores siempre me dicen que no se concentra
    en clase.
    Cuando era pequeña le diagnosticaron TDA, desde entonces estuvo en
    terapias (ocupacional y de aprendizaje) hasta los 8 años de edad, luego ya no tuvo terapia. Pero también cada año le toman exámenes de dosaje de la hormona TSH Y T4 . este año la hormona TSH ha salido elevada
    mi pregunta es ¿Tiene que ver algo el hipotiroidismo con el déficit de atención?

    Estaré agradecida con sus comentarios y respuesta

    Saludos cordiales
    Sra. Jenny Jerí

    • Buenos días,

      El hipotiroidismo va de la mano de una hipoactividad por lo que el ritmo geneneralizado del niño puede ralentizarse, siendo la atención una de las funciones que pueden verse afectadas. Por tanto el TDA puede ser una consecuencia de ello. Es el médico y no el psicólogo quién debe determinar si existe hipotiroidismo, y de ahí podremos saber si los problemas de atención pueden ser o no consecuencia directa de ello.

      Ahora, independientemente de la causa que lo provoque, el trabajo que un psicólogo puede hacer en este caso es muy interesante. Sería conveniente crear medidas facilitadoras para incrementar la atención de la niña en el aula: adaptar el material, su colocación en clase, técnicas para enfrentarse al material, las características de la sala de estudio en casa, etc., dado que el colegio sigue reportando “problemas de concentración”. Además pueden trabajarse con ella estrategias y habilidades que la ayuden a identificar sus dificultades y corregirlas o compensarlas de la manera más adaptativa posible con respecto a las demandas del entorno.

      Un saludo