Emociones humanas: ¿Para qué sirve la ira?

ana_JPor Ana Villarrubia Mendiola.

Como ya hemos comentado anteriormente en este blog, la ira es una emoción y, como todas las emociones humanas, cumple también una importante función social. La ira aparece como resultado de una situación contraproducente que nos lleva a querer defendernos, a luchar por nuestra supervivencia, a atacar si esto es necesario…

El cuerpo responde ante la situación con una elevada activación. Los cambios fisiológicos que acompañan a la ira son fácilmente identificables (se disparan la adrenalina y la noradrenalina, aumenta  la presión arterial, notamos taquicardia, sensación de calor, presión, etc.). Desde el punto de vista más evolutivo, gracias a la ira toda la energía necesaria se dedica a asegurar nuestra supervivencia ante un ‘ataque’.

El problema es que en los tiempos que corren rara vez luchamos por nuestra supervivencia y normalmente volcamos esa rabia contra la persona que tenemos enfrente.  Efectivamente, toda esa energía que experimentamos acaloradamente necesita ser quemada, liberada. Y, cuando la ira se manifiesta de manera descontrolada nos aleja de nuestro objetivo y se torna destructiva.

La expresión de la ira como mero desahogo emocional suele convertirse en un torrente de conductas desadaptativas que, lejos de resolver la situación problemática, generan otros focos de conflicto. Es fácil que la ira nos lleve a ser agresivos o violentos y nos haga reaccionar de manera excesivamente brusca y poco reflexiva. La ira es una emoción abrupta y muy poderosa que nos prepara para la autodefensa y la lucha. Por ello, debemos disponer de herramientas para no sucumbir nunca a su impredecible fuerza.

¿Quieres saber cómo hacerlo? ¡Sigue leyéndonos mañana!

Cabecera Blog - Teléfono

 Ana Villarrubia Mendiola dirige el centro de psicología y terapia de conducta ‘Aprende a Escucharte‘ en Madrid.

Adultos, Hombres, Mujeres , , , , ,

Comentarios cerrados.