Padres sobreprotectores

Por Nuria Torres Marcos.

Ser padre es crear una vida y hacerse responsable de ella, instrumentándola para que encuentre su propia autonomía y su cauce en el mundo…lo hemos engendrado no para dejarle a la deriva, naufrago en el mar de la existencia, sino para guiarlo y educarlo. No es un juego, es una responsabilidad, cuya deserción cobra precios altos.

Sergio SINAB.

Cuando somos pequeños estamos desprotegidos, sin el cuidado y la protección de nuestros padres, nos volvemos frágiles y delicados y por ello aparece un instinto de protección que se activa con solo mirarlos. Todos los niños necesitan de sus padres para que los protejan, los cuiden y estén pendientes de ellos. Durante los primeros años de vida deben estar atentos para que nada les ocurra, no pasen frío, no se hagan daño, y sean felices. Todos los padres desean lo mejor para sus hijos y por ello la gran mayoría velan por su seguridad y bienestar, luchando para que tengan una buena educación y no sufran en exceso.

Es normal y natural proteger a los hijos, es algo innato, pero cuando esta protección es excesiva, podemos estar generando involuntariamente, problemas que acaben arrastrando hasta la edad adulta.

Algunos padres están de forma continua pendientes de evitar que sus hijos se expongan a situaciones conflictivas, angustiantes o dolorosas, en ocasiones les hacen los deberes si ven que son incapaces, toman decisiones que por edad deberían tomar sus niños, dan todo lo que les piden para evitar que se frustren, no quieren que vayan de excursión o que se queden a dormir en casa de algún amigo, no les mandas tareas del hogar, no quieren separarse de ellos y disculpan cualquier error o travesura que cometan sus hijos, calmando así su angustia. De esta manera los niños se encuentran sumergidos en una burbuja que impide su desarrollo natural.

Ver sufrir a un hijo no es agradable pero el sufrimiento o la frustración son aspectos fundamentales en el desarrollo de los niños.

Los adultos pueden y deben proteger a sus hijos, pero no sobreprotegerles. Proteger significa dejar que estos se equivoquen o sufran pero que sientan que sus padres están para ayudarles. No anticiparse a la frustración permitirá que el niño vaya madurando y que pueda equivocarse o frustrarse sin poner en riesgo su integridad física y psicológica.

La relación de los padres con sus hijos es determinante para el desarrollo psicológico de estos. No obstante, hoy en día, es frecuente que muchos padres se sientan culpables por no poder pasar más tiempo con ellos, por cuestiones laborales, y se vuelquen de forma excesiva y sobreprotectora. El exceso de protección durante la infancia se relaciona con problemas psicológicos en la vida adulta y aunque no todos los pequeños reaccionarán igual ante un estilo relacional sobreprotector, se sentirán inseguros, tendrán problemas para relacionarse, baja tolerancia a la frustración y una incapacidad para reconocer sus errores.

Los padres que sobreprotegen a sus hijos creen que, actuando como lo hacen, protegen a sus hijos del sufrimiento y las frustraciones de la vida. Pero, en realidad, consiguen el efecto contrario. Las emociones negativas son su mejor entrenamiento.

Durante los primeros años de vida, es necesario que los niños sientan que sus padres están para protegerles pero sin invadir sus deseos de descubrir, conocer y aprender. De este modo, crecen con confianza para aventurarse a explorar el mundo, pueden equivocarse y sentirse frustrados lo que les ayudará a desarrollar una saludable tolerancia a la frustración.

Las consecuencias negativas del exceso de protección de los hijos no acaban en la infancia o la adolescencia. Una persona que pasa por estas etapas de la vida tan importantes para el desarrollo personal sin apenas frustrarse, porque ha vivido sobreprotegida, puede sufrir muchísimo cuando se enfrente a los avatares de la vida adulta.


Nuria Torres Marcos es Psicóloga (Col. M-26071) en el Centro de Psicología Aprende a Escucharte’ en el centro de Madrid, junto a la Glorieta de Embajadores.

 

 

Adultos, Hombres, Mujeres , , , , , , ,