El blog de Antonio Piñero

“Descolonizar a Jesucristo” (21-12-2018. 1033)

21.12.18 | 12:14. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

El autor entiende por “descolonizar a Jesucristo” el estudio de Jesucristo yendo en lo posible al original de sus palabras, proferidas en arameo occidental, galilaico en concreto, obviando el sesgo “occidental”, que supone que todas sus palabras hayan sido traducidas al griego y de ahí al latín. Tal versión distorsiona –según el autor– el pensamiento auténtico de Jesús. Ello supone que existe la necesidad perentoria de intentar un retorno al arameo (en este caso en su variante más occidental, el siríaco), y a partir del tenor de esta lengua y de sus significados especiales en muchas expresiones y vocablos llegar en lo posible al sentido originario de la doctrina y –en algunos casos a las actitudes y hechos– del Galileo.

Ahora bien, este interés por la búsqueda del sentido original sobre todo de las sentencias de “Jesús-Cristo” tiene además otra gran ventaja para el autor: la posibilidad de un diálogo fecundo con el Islam actual. El interés de Vicente Haya en este diálogo se sustenta en su conversión desde un cristianismo desencantado al islam… Y me imagino que a un islam esencial, el que desmitifica toda la teología mítica cristiana (por ejemplo, Trinidad, Encarnación, pecado original, divinidad de Jesús, iglesia institucionalizada, etc.), y se vuelve a una concepción muy simple de la religión: solo hay un Dios, Yahvé-Alá; el ser humano es su criatura y le debe obediencia completa; los intermediarios principales entre ese Dios y el ser humano son Jesús y Mahoma. Y la práctica de la religión se reduce –aparte naturalmente del cumplimiento de las leyes esenciales, que son bíblicas, como el Decálogo– al rezo diario y a la guarda del Ramadán. No sé si he entendido bien su pensamiento (que me corrija por favor, si yerro) y supongo que Vicente Haya no tiene el menor interés en creer, ni siquiera suponer, por ejemplo, que el arcángel Gabriel dictó a Mahoma el Corán palabra por palabra.

El puente entre el pensamiento del Islam y Jesús radica para Haya en que los autores del Corán y Jesús pertenecen a una misma cultura, la semita, cuya antropología (más unitaria; no dualista platónica) es mucho más parecida, y en general todo su ambiente cultural, muy similar. Así considerado, el pensamiento de Jesús tiene evidentes concomitancias con el Corán, lo que ayuda muchísimo al diálogo entre las dos religiones.

La intención es sumamente loable, si no fuera porque el medio de acercarse a los dichos y al verdadero pensamiento de ese Jesús totalmente semítico –en casi nada grecorromano– es por medio de la Peschitta. Es esta la versión siríaca de los evangelios, comenzada muy pronto, en el siglo II (y solidificaba en torno al siglo V), a partir del texto griego, ya que la presunta versión original arameo-galilaica de Jesús se ha perdido irremisiblemente. Y como este método lo ha empleado en su libro anterior, muchos le hemos criticado sosteniendo que no se puede llegar al original jesuánico a través de una traducción del griego por muy semítica y vecina que sea la versión. Metodológicamente no es aceptable.

Vicente Haya ha respondido en este libro a este argumento, razonando que “el que la Peschitta fuera terminada de componer en el siglo V, no quiere decir que no se base en textos arameos anteriores; y el que sea una traducción de manuscritos griegos no impide que en esta versión helénica y sus manuscritos fueran corregidos en determinadas palabras y frases de Jesús según las recordaba la tradición oral de los arameoparlantes”.

“Efectivamente, en una cultura eminentemente oral –añade–, donde un buen número de frases textuales de Jesús tenían que ser de conocimiento general entre los judeocristianos, una retrotraducción del griego evangélico al arameo nos da bastantes garantías de fidelidad de lo que pudo ser el mensaje original de Jesús. Y por otra parte es un hecho demostrado que en la redacción de la Peschitta se tienen en cuenta manuscritos siríacos anteriores como el Diatessaron (una amalgama concordista de los evangelios que consigue una sola redacción a partir de los cuatro) de Taciano, los evangelios curetonianos, y un palimpsesto sinaítico, algunos de estos del siglo II” (p. 22).

Admitamos en parte el argumento. Pero no puedo comprender, si el autor conoce bien el arameo, por qué en vez de emplear la Peschitta, no hace un estudio de las numerosas versiones al arameo galilaico del siglo I que han intentado numerosos investigadores, como por ejemplo, G. Schwartz en la revista “Biblische Notizen”, durante años y años, o las de Maurice Casey o G. Dalman o M. Black, etc. Es cierto que las retrotraducciones de esos estudiosos (que –insisto– suelen llevar años ocupados en el tema), y otros, varían bastante entre sí. Pero ello mismo le haría al autor del libro que comentamos ser mucho más prudente en su seguridad de haber recuperado (casi o bastante) el sentido original de los dichos de Jesús.

En segundo lugar, Vicente Haya no distingue en absoluto entre Jesús de Nazaret y el Cristo celestial… y habla de Jesucristo tan tranquilo como si fuese un personaje histórico… Pero no es así: he argumentado mil veces que “Jesucristo” es una mezcla de un individuo real y de un concepto teológico, “el Cristo celestial” originado en la especulación teológica judía de Pablo de Tarso, con mezclas indudables de una religiosidad griega propia de los cultos de misterio grecorromanos. Por ello, no es extraño que Haya admita como históricas palabras del Jesús del IV Evangelio… que creo –y conmigo la mayoría de filólogo, historiadores y teólogos– no son históricas, sino producto de la teología de los autores del Cuarto Evangelio.

Así, por poner un ejemplo, Vicente Haya sostiene que se acerca mucho más a la verdad histórica que Jesús dijese “Yo soy el consuelo y las vidas (sic)”, que no “Yo soy la resurrección y la vida”. En mi opinión, y en la de muchos otros, no dijo ni una cosa ni la otra. Otro ejemplo: la intelección correcta de las siguientes palabras del Padrenuestro –…“Y líbranos de las deudas nuestras, así como también nosotros hemos liberado a nuestros deudores…”– debe entenderse así: “Se pide a Dios que nos libre de las deudas, de la usura, de las hipotecas, así como nosotros tenemos piedad de los que están a merced nuestra (por deudas económicas)” (p. 27).

Pienso que otros, igualmente estudiosos del arameo, han hecho caer en la cuenta al lector moderno que “deuda” respecto a Dios significa ante todo “pecado”. Así que “perdónanos nuestras deudas” significaba en el pensamiento del Jesús histórico, “perdónanos nuestros pecados así como nosotros perdonamos a los que comenten faltas contra nosotros”.

Y así en otros casos. En síntesis: el intento de Vicente Haya es loable; pero el método es inseguro y no es el más lógico científicamente; sus conclusiones son al menos dudosas; no se puede atribuir al Jesús histórico un buen monto de palabras del Cuarto Evangelio que en su libro aparecen como procedentes del Jesús galileo. Sobre todo esto último me parce imposible. Tal sistema no nos acerca al verdadero pensamiento del Jesús de la historia, sino al de sus sucesores…, y en especial al del autor/es del Cuarto Evangelio que fue –al igual que los otros evangelistas– en gran parte de su teología deudor del pensamiento de Pablo de Tarso.

Y en cuanto a “descolonizar a Jesús”… me parece bien. Pero alguien podría replicar: “Estupendo; he llegado hasta el Jesús semita, galileo. Pero ¿me interesa mucho, a mí occidental del siglo XXI, el pensamiento de un artesano y rabino galileo del siglo I en su pureza semítica? Al fin y al cabo es una cultura muy ajena a la mía”.

Sin duda, podría al menos pensarlo.

Saludos cordiales de Antonio Piñero

http://adaliz-ediciones.com/home/36-el-jesus-que-yo-conozco.html


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Luis Enrique Antolín 24.12.18 | 20:39

    ......se dará por sentado que determinadas creencia, pilares de la fe, de cada cual no son compartidas, así, se dará por sentado que ni un musulmán admitirá la muerte y resurrección de Cristo y su condición de Hijo de Dios ni un cristiano admitirá que Mahoma,Muhammmad, ha recibido la revelación definitiva de Dios, el Corán, ahora bien y en orden a que el diálogo sea posible cada parte respetará la creencia de la otra y no entrará a cuestionarla.

    Precisamente Aya procede de manera contraria, se entromete indebidamente en la creencia cristiana cuestionando y enmendando los textos evangélicos, tal parece ser el contenido del libro que reseña esta postal, enmienda o niega a Pablo como iniciador de la "contaminación" helenística greco-latina (todo ello merecería reflexión aparte) y ,en definitiva, intenta llevar a Cristo "al molino" del Islam, acomodando y ajustando la figura de Jesús al Jesús, llamado Isa, que el Corán presenta. Pues no, señor Abdelmumin Aya.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 24.12.18 | 20:15

    ....si se puede llamar metafísico pero el caso es que sus argumentos presentan una notable complejidad y dificultad de comprensión inmediata, para nada compatibles con lo que él llama la fe , o vivencia de ella, del panadero de la esquina, según él mismo, auténtico modo y modelo de fe islámica. Argumentos, a `propósito, bastante teñidos de budismo zen, al cabo Aya lleva un llamado blog del haiku o de los haikus,no recuerdo exactamente.

    Lo que me ha resultado sorprendente es que se le mencione como un interlocutor significativo en el diálogo inter-religioso, de hecho, por ejemplo,colaboró con Pikaza en ,creo, un Diccionario de las religiones o algo similar.considero imprescindible el diálogo inter-religioso, sin duda, pero parece que éste ha de tomar en cuenta unas ciertas reglas. Se trata de buscar puntos de encuentro y de entendimiento, cada cual desde su creencia y su postura. En el caso concreto del diálogo cristiano- musulmán, o en cualquier otro se dará....

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 24.12.18 | 19:40

    En lo relativo ya propiamente a la postal. He podido leer en Internet diversos textos de Abdelmumin Aya, es el nombre que él ha asumido y que en efecto le corresponde, resulta más clarificador que el de Vicente Haya anterior a su conversión y que si utiliza para firmar su libro supongo, creo que con fundamento, es para no marcar distancias de principio y mejor "vender" el producto.

    Bastantes comentarios caben al respecto de lo que he leído o escuchado en youtube de su boca, no es cuestión de extenderme sobre ello, me limitaré a señalar algun punto concreto que me ha parecido significativo. Presenta al Islam como religión sin teología, sin metafísica y sin dogmas, como vivencia inmediata de Dios, a diferencia de un cristianismo "contaminado" y colonizado por tales mediaciones consecuencia de su asimilación al mundo helenístico greco-latino.Ahora bien, a la hora de la verdad, y no en vano Aya es doctor en filosofía, lo cierto es que no sé si se puede llamar.....

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 24.12.18 | 19:38

    En lo relativo ya propiamente a la postal. He podido leer en Internet diversos textos de Abdelmumin Aya, es el nombre que él ha asumido y que en efecto le corresponde, resulta más clarificador que el de Vicente Haya anterior a su conversión y que si utiliza para firmar su libro supongo, creo que con fundamento, es para no marcar distancias de principio y mejor "vender" el producto.

    Bastantes comentarios caben al respecto de lo que he leído o escuchado en youtube de su boca, no es cuestión de extenderme sobre ello, me limitaré a señalar algun punto concreto que me ha parecido significativo. Presenta al Islam como religión sin teología, sin metafísica y sin dogmas, como vivencia inmediata de Dios, a diferencia de un cristianismo "contaminado" y colonizado por tales mediaciones consecuencia de su asimilación al mundo helenístico greco-latino.Ahora bien, a la hora de la verdad, y no en vano Aya es doctor en filosofía, lo cierto es que no sé si se puede llamar.....

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 24.12.18 | 19:17

    Galetel, he estado durante unos días bastante enfrascado con comentarios en el blog de " Humanismo sin credos",blog en el que he decidido dejar de participar en vista de la cerrazón, no dudo en calificarlo de auténtico integrismo ateo, en que están sumidos tanto el autor de las postales como los comentaristas de su cuerda, me ha parecido imposible e inútil cualquier intento de diálogo.

    Dejé,pues, de lado la postal anterior de Piñero, consideraba que se centraba en temas sobre todo de carácter exclusivamente histórico, no susceptibles de precisar con seguridad y en los que, por consiguiente, prefiero no entrar. Como sea, sí, comparto plenamente lo que usted expone, lo que otorga su verdadera dimensión y significación al Jesús histórico es su reividicación-resurrección-exaltación por Dios, sin ésto resultaría un personaje cuan admirable se quisiera pero de cercenaría de él esa que he dicho su auténtica dimensión y significación.

  • Comentario por galetel 24.12.18 | 14:53

    A los comentaristas que -en contra de los sesgos del Prof. Piñero- creen de verdad que Jesús es Jesucristo, los he echado de menos en el post inmediatamente anterior a este. Si Jesús no hubiese triunfado como Jesucristo, sería sólo un maestro bienintencionado, pero fracasado.

  • Comentario por true 24.12.18 | 11:13

    Pero yo venía a otra cosa:
    ¡Feliz Navidad a todos, blogger y comentaristas! O para quien lo desee feliz solsticio de invierno.

  • Comentario por true 24.12.18 | 11:10

    De acuerdo con Fernandop 21.12.18 | 17:26 y Fernandop 22.12.18 | 11:11 y Luis Enrique Antolín 23.12.18 | 04:26.
    Respecto a Luis G. 23.12.18 | 10:26, me podría interesar la opinión de este neo converso, si supusiera algún cambio importante respecto a la actitud del islam de cerrarse a toda interpretación progresista y vivir literalmente en la edad media con 7 siglos de retraso. Pero la realidad es q este neoconverso no se atreve a contradecir abiertamente -suponiendo q él no los crea- los dogmas del islam sobre el Corán como palabra de Dios q no se puede tocar ni interpretar q obliga a las mujeres a llevar velo y a los musulmanes a luchar contra los "infieles", de modo q no aporta nada nuevo respecto a esa religión, q es lo único q me podía interesar. Su opinión sobre Jesús me trae al fresco - me gustaría q se pudiera opinar sobre Mahoma
    El islam es un retroceso claro hacia el antiguo testamento a pesar de su simplificación de la ley y pretensión universal.

  • Comentario por Luis G. 23.12.18 | 10:26

    ¿me interesa mucho, a mí occidental del siglo XXI, el pensamiento de un artesano y rabino galileo del siglo I en su pureza semítica? Al fin y al cabo es una cultura muy ajena a la mía”.dice A.Piñero.
    Yo me hago otra pregunta:¿Me interesa a mi occidental del siglo XXI el pensamiento de un neo-converso al Islam?

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 23.12.18 | 04:26

    ....sí he escuchado, en el breve fragmento de entrevistaa, menos de cuatro minutos, la alusión a "lo que descendió sobre Muhammad", y en los de la ponencia en las jornadas de la susodicha universidad,la palabra "revelación", referida, por supuesto,al Profeta.

    O sea que en la escasa pero fidedigna, proviene de sus propias palabras, información que he podido obtener a este respecto, queda en cualquier caso por entero claro e indubitable que Abdelmumin Aya considera a Muhammad receptor particular y especial de una revelación divina.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 23.12.18 | 04:06

    Rawandi, acabo de ver en youtube fragmentos de una entrevista con Aya y de dos ponencias dictadas en unas jornadas que han tenido lugar en una universidad española que no se especifica,el presentador-moderador parece tener un cierto deje o acento andaluz,como tampoco se especifica la fecha. He entrado en youtube utilizando el nombre musulmán del que usted me ha informado y que yo desconocía, información que le agradezco. Por cierto, me viene la pregunta de por qué en la edición del libro aparece el nombre previo a la conversión y no su nombre actual que es con el que en verdad se identifica, supongo la razón de ello pero, en fin, y para dejar de lado especulaciones, no entraré en dar cuenta de mi suposición, creo que nada destinada de todos modos.

    Me referiré en exclusiva, bien que hay materia para interesantes consideraciones sobre otro temas, a lo que se ha planteado acerca del arcángel Gabriel No he escuchado ninguna cita expresa de dicho arcángel, sí he....

  • Comentario por antoniol 23.12.18 | 03:19

    Considero que el punto más débil del libro, aunque interesante e incluso recomendable, es que al ser una obra que adolece de ser un libro con una metodología histórica solida, "automáticamente", cae en el campo de la literatura especulativa y con ello pierde gran fuerza de sus argumentos. Algo así como en la opinología, por que cierto es que no es ni una obra de historia, ni antropología ni de filosofía. Lo que si dislumbra es su amplio conocimiento del siriaco de la peshita. Pero es un autor sincero que no oculta sus sesgos.

  • Comentario por antoniol 23.12.18 | 03:12

    Por eso considero desmedida la crítica de Piñero, porque Vicente no pretende hacer historia, sino reconocer en sentido amplio, semiótica, mito, en Jesús de Nazaret y su relación universal con otras expresiones que coinciden con dichos símbolos y mitos. Reconociendo al símbolo como una expresión antropologica no peyorativa, como algo fantástico o mera imaginación arcaica.

    El libro de Vicente, hace énfasis en que Jesús no es -"no puede"- ser Dios o concebido como tal desde la antropología semita, según él, este y otros aspectos, como el ayuno y el hacer oración inclinado hacia al piso, hacen a Jesús el primer musulman, antes de haber existido, o mejor dicho, el Islam y el judeocristianismo tienen más cosas en común que sólo el dogma que los separa. Evidentemente hay que saber distinguir sus argumentos, de carácter más literario que histórico.

  • Comentario por antoniol 23.12.18 | 03:12

    Por eso considero desmedida la crítica de Piñero, porque Vicente no pretende hacer historia, sino reconocer en sentido amplio, semiótica, mito, en Jesús de Nazaret y su relación universal con otras expresiones que coinciden con dichos símbolos y mitos. Reconociendo al símbolo como una expresión antropologica no peyorativa, como algo fantástico o mera imaginación arcaica.

    El libro de Vicente, hace énfasis en que Jesús no es -"no puede"- ser Dios o concebido como tal desde la antropología semita, según él, este y otros aspectos, como el ayuno y el hacer oración inclinado hacia al piso, hacen a Jesús el primer musulman, antes de haber existido, o mejor dicho, el Islam y el judeocristianismo tienen más cosas en común que sólo el dogma que los separa. Evidentemente hay que saber distinguir sus argumentos, de carácter más literario que histórico.

  • Comentario por antoniol 23.12.18 | 03:04

    Este libro lo obtuve en julio de este año, creo recordar que se lo sugerí a Luis Antolín. Me parece algo injusta o desmedida la crítica de Piñero, no porque sea "incorrecta" en algunas de sus observaciones, sino más bien por su falta de sensibilidad o contextualización. Vicente Haya, es sabido, no es exégeta, filólogo ni mucho menos, su obra es una mezcla de ensayo literario y de filosofía, con aspectos de incorporar el arameo.

    Concuerdo con Piñero, que su metodología -la de Haya- es por demás endeble o bastante dudosa. Pero el objetivo de Haya es de encontrar coincidencias -convergencias- entre Jesús y otras tradiciones que nosotros llamamos expresiones religiosas, como chamanismo, y otras religiones Islam, Judaísmo e incluso hinduismo.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 22.12.18 | 20:45

    Bueno,Rawandi, ésto en todo caso es incógnita que sólo Haya puede despejar. Pero me temo que la supuesta o posible heterodoxia a que usted se refiere atañería a otros puntos o cuestiones, no a ésta, básica y fundamental para la fe islámica.

  • Comentario por Rawandi 22.12.18 | 13:53

    Fernandop, no tergiverse, por favor. Lo que dice Piñero es que los particularismos puramente semíticos de Jesús no pueden tener "mucho interés" para un "occidental del siglo XXI".

  • Comentario por Rawandi 22.12.18 | 13:45

    "ese presuponer de Piñero de que el autor del libro no tenga el menor interés en creer, ni siquiera en suponer, que el arcángel Gabriel dictara el Corán palabra por palabra. Me temo que se trata de un presuponer bastante ingenuo por parte de Piñero"

    Antolín, me temo que es usted el que ha caído en la ingenuidad, no Piñero. Porque el sevillano Vicente Haya (alias Abdelmumin Aya) es un converso al islam y estos conversos suelen tener convicciones bastante atípicas dentro del mundo islámico. En concreto, Vicente Haya es un musulmán extremadamente heterodoxo, por lo cual "el presuponer de Piñero" tiene muchas probabilidades de ser correcto.

  • Comentario por Fernandop 22.12.18 | 11:11

    El párrafo final es una autentica declaración de intenciones. Por provenir de una cultura ajena a nuestro acervo grecolatino Jesús el Cristo no pudo dejar nada valioso. De ahí esa obstinada negación al análisis de aquellos textos que, mal que les pese,parecen emanar del propii Jesús. No se confundan y confundan etnocentrismo con amor a la ciencia y racionalidad. El ser humano,la humanidad,la historia y la misma naturaleza es mucho mas rica que sus encorsetadas mentalidades,

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 21.12.18 | 20:09

    ....en funciones jurisprudenciales de establecer la correcta interpretación del texto coránico, el Islam chií ofrece determinadas peculiaridades, no es momento de entrar en ellas, pero en todo lo dicho no ofrece ninguna diferencia significativa respecto al sunismo.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 21.12.18 | 20:04

    .....una última precisión acerca de ese presuponer de Piñero de que el autor del libro no tenga el menor interés en creer, ni siquiera en suponer, que el arcángel Gabriel dictara el Corán palabra por palabra. Me temo que se trata de un presuponer bastante ingenuo por parte de Piñero, para un musulmán, y sin referirse ya a radicales o integristas, el Corán es Palabra de Dios palabra por palabra revelada por medio del arcángel Gabriel a Muhammad,Mahoma, y tal representa cuestión indiscutible e inamovible.

    Cuestión otra es la de la interpretación, algo similar a lo que sucede en el mundo de la jurisprudencia con las leyes, que cabe interpretar cada artículo o la combinación de unos y otros de diversa manera pero nunca sin salirse de lo que en ellos se dice textualmente. De hecho, la Universidad Islámica al Azhar de El Cairo, con sedes en otras ciudades egipcias, y que representa el principal centro de referncia del Islam suní cumple su labor sobre todo en funciones....

  • Comentario por FERNANDOP 21.12.18 | 19:39

    El Islam nace de una una corriente de cristianismo derrotada en las antiguas fronteras de Roma, monoteista y quizá en sus orígenes procedente de los cristianos judios ebionitas, pero amalgamada con el paso de los siglos con las costumbres y tradiciones árabes. Esas son las fuentes perfectamente discernibles de las que bebe Mahoma

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 21.12.18 | 19:38

    ....que el Islam introduciendo cuestiones como la de la Trinidad, por ejemplo, pero ello es también consecuencia de presentarse menos lineal que éste y más digamos dialéctico, algo que personalmente estimo de particular interés.

    Otra señal de esto, Mahoma,Muhammmad, es el último de los Profetas y sello o culmen de la profecía, superior en grado, por tanto, a Jesús, y ha de cumplir la misión que Dios le asigna en medio de dificultades y luchas (literalmente,Mahoma fue también caudillo militar) pero al final, como a los anteriores Profetas, Dios le otorga la victoria, de ahí que el Islam no pueda admitir la muerte en cruz de Jesús y el Corán afirme que esta no tuvo lugar, que fue crucificado, depende de las traducciones, o bien una figura o apariencia suya o bien alguien que se le parecía. Este dato, de por sí, marca ya una muy significativa diferencia en el modo de entender el qué y cómo de la relación entre Dios y el ser humano.

    Para finalizar, una última prec...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 21.12.18 | 19:19

    ....e implantación del cristianismo.

    Los puntos en común entre ambosIslam y cristianismo existen,sin duda, pero también se dan muy relevantes diferencias entre uno y otro, especialmente en un aspecto clave como es el de la relación entre lo humano y lo divino. Islam significa sumisión a la voluntad de Dios, recuerdo la intervención durante uno días en el blog de Pikaza de un musulmán, hablaba perfectamente español, muy devoto cuanto a la vez inteligente y dialogante, para nada fanático o integrista. Fue instructivo leer sus comentarios.

    Recuerdo muy bien que expresaba su entre extrañeza y desacuerdo con el hecho de que, tal él lo veía, los cristianos manifestaran su entre cuestionamiento y reproche respecto a Dios por cuantas cosas en el mundo fueran como,digamos, no debían ser, o sea, que en ésto se manifestaba perfectamente coherente con el significado de Islam de sumisión a la voluntad de Dios.

    Y sí, el cristianismo se presenta más complejo qu...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 21.12.18 | 18:56

    Descolonizar, término muy vigente en ambientes que diré progresista-reivindicativos, reivindicativos de lo colonizado-adulterado-arrasado por la depredadora cultura occidental, pero da la impresión de que bajo el pretexto de propiciar el diálogo con el Islam, en efecto recomendable y necesario, el converso autor pretende al cabo llevar a Jesús al terreno del Islam,o sea, que Jesús se integre en el Islam, ya es considerado en él un profeta relevante, o sea, que se reintegre y acomode a cómo es considerada su figura en éste,el Islam, o sea,en definitiva, que sea reconquistado para él y,así pues, por él "colonizado".

    Vendría a cuento una cuestión puramente especulativa ciertamente, mas no de especulación gratuita o estúpida, la de si el propio Islam, heredero en tanta parte del judaísmo y sucesor del cristianismo, él mismo reconoce en los personajes del AT y en Jesús (Isa, así es llamado), hubiera visto la luz de no ser por la previa propagación e implantación ....

  • Comentario por Fernandop 21.12.18 | 17:26

    Que un estudioso de Jesús diga que no le interesa lo que pensaba (párrafo final del artículo de d. Antonio) es como si a un estudioso de la figura de Gandhi no le interesara el pensamiento de Gandhi.
    Casí raya lo ridículo. Ahora entiendo mejor muchos planteamientos

  • Comentario por galetel 21.12.18 | 14:31

    Rawandi:
    ¿El conocimiento científico "moderno" es el del siglo XIX? -Mejor creer a los conocedores íntimos de Jesús.

  • Comentario por Rawandi 21.12.18 | 14:18

    Galetel, lo realmente escandaloso no son los dislates que pudieran llegar a creer o inventar personas crédulas hace dos milenios sino los dislates que "todavía" creen algunos pese a contar ya con acceso al conocimiento científico moderno.

  • Comentario por galetel 21.12.18 | 13:56

    Sí, Rawandi, resulta escandaloso que los principales conocedores del "Jesús histórico" lo hayan creído además el "Jesucristo de la fe". Pero así fue, según los datos históricos.

  • Comentario por galetel 21.12.18 | 13:42

    Sin duda, como afirma el Prof. Piñero, no interesaría a casi nadie el "Jesús histórico" si no lo creyeran otros, o el mismo de que habla, el "Jesucristo de la fe". Y lo que afirma reiteradamente Piñero: "he argumentado mil veces que “Jesucristo” es una mezcla de un individuo real y de un concepto teológico, “el Cristo celestial” originado en la especulación teológica judía de Pablo de Tarso, con mezclas indudables de una religiosidad griega propia de los cultos de misterio grecorromanos" me parece -sin duda- incoherente con las "cuatro citas".

  • Comentario por Rawandi 21.12.18 | 12:48

    Resulta escandaloso que todavía haya gente que no distinga entre el Jesús histórico (el apocalíptico insurgente antirromano fracasado Jesús de Galilea) y el Jesús mítico (el fantasioso redentor sobrenatural Jesucristo).

Sábado, 16 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728