El blog de Antonio Piñero

10.12.18 | 11:26. Archivado en Jesús histórico,

El historiador romano P. Cornelio Tácito y el Jesús histórico (10-12-2018.- 1031)

Hoy escribe Antonio Piñero

En el libro de F. Bermejo, “La invención del Jesús histórico (Madrid, Siglo XXI, 2018), que estamos comentando y en el capítulo dedicado a "Fuentes" se trata también naturalmente la mención de Tácito a la crucifixión de Jesús, en su obra “Anales” XV 44,2-3. Recuerdo el texto para los lectores:

“Pero ni los recursos humanos ni la munificencia imperial ni las maneras todas de aplacar al cielo bastaron para acallar el escándalo o disipar la creencia de que el fuego había ocupado el lugar del orden. Por ello, para cortar los rumores, Nerón señaló como culpables, y castigó con la mayor crueldad, a una clase de hombres aborrecidos por sus vicios a los que la turba llamaba cristianos (chrestianos). [Cristo, de quien tal nombre trae su origen, había sufrido la pena de muerte durante el reinado de Tiberio, por sentencia del procurador Poncio Pilato (auctor nominis [«christiani»] eius Christus Tiberio imperitante per procuratorem Pontium Pilatum supplicio adfectus erat)], y la perniciosa superstición fue contenida durante algún tiempo, pero volvió a brotar de nuevo, no sólo en Judea, patria de aquel mal, sino en la misma capital (Roma), donde todo lo horrible y vergonzoso que hay en el mundo se junta y está de moda”.

Sobre este texto se ha dicho casi todo. La discusión gira sobre si el nombre de Chrestus (en vez de Christus que parece luego) es original o no, y si el texto que va entre corchetes procede de la pluma de Tácito, o bien es una interpolación aclaratoria de un escriba cristiano.

Bermejo sostiene, con razón, que Chrestus debe de ser original, ya que es la lectura más difícil. Si es así, Bermejo hace hincapié en que entonces este pasaje podría referirse no a los judeocristianos de Roma, sino “al grupo judío reprimido (expulsado de Roma) por Claudio” probablemente en el año 49 d. C., es decir, Nerón no habría perseguido a cristianos, sino a judíos simplemente, gente reincidente en la perturbación del orden público . Y se basa Bermejo, con otros autores, en que el nombre Chrestus coincide con el que trae Suetonio en su Vida de Claudio 41: “Como los judíos provocaban continuos tumultos a instigación de Chrestus, los expulsó de Roma (Iudaeos impulsore Chresto assidue tumultuantes Roma expullit). Chrestus = Cresto (“Útil”) sería, pues el nombre de un judío “normal” y no del Cristo-Mesías de los judeocristianos.

Y, volviendo al texto de Tácito, respecto a la posibilidad de que el pasaje en el que se dice que fue crucificado por Poncio Pilato en tiempos de Tiberio, se inclina más bien por su historicidad.

Expone primero las razones de los que creen en que es una interpolación (entre los que me encuentro, como expuse al final, en el Epílogo, en libro “¿Existió Jesús realmente? El Jesús de la historia a debate”, de Editorial Raíces, Madrid 2009):

· El texto de Tácito se lee más fluidamente sin esa frase.

· No resulta claro cuáles y como serían las abominaciones de los cristianos en virtud de las cuales eran merecedores de los más graves castigos.

· Tácito utiliza un verbo en pasado (“la turba llamaba cristianos”) para referirse a los cristianos, algo que resulta extraño dada la presencia de muchos cristianos en Roma en el siglo II que es cuando escribe Tácito (hacia el 115).

· Autores cristianos importantes, como Tertuliano y Lactancio, y otros, no hacen referencia alguna a una persecución general de los cristianos bajo Nerón, ni tampoco relacionan cualquier otra persecución con el incendio de Roma hasta el siglo IV, a pesar de que les habría sido muy útil a los apologistas cristianos, porque ponía de relieve la crueldad e injusticia del Imperio Romano contra los cristianos
· Tácito denomina a Poncio Pilato “procurador”; se equivoca porque era “prefecto”.

Bermejo cree que estas objeciones no tiene el peso suficiente como para considerar el texto una interpolación y que todo el texto tiene sentido como salido de la pluma de Tácito. Ni siquiera el leve error en la denominación del cargo de Pilato, error que cometen otros historiadores. Tácito probablemente se ciñó a una pura descripción de lo que creía respecto a los cristianos.

Y en resumidas cuentas sostiene nuestro autor, al igual que la mayoría, que –de todos modos—lo único, y ya es bastante, que puede obtenerse de la reseña de Tácito es que creía totalmente en la existencia de ese personaje, para él un judío aborrecible, y además que había muerto en cruz por orden de un gobernador romano. Y añade que en la perspectiva de Tácito, y dando por supuesto el que Jesús fue condenado a la cruz por subversión contra el Imperio, sus seguidores merecerían el mismo castigo, puesto que van detrás de un criminal acusado de haber herido la majestad del emperador Tiberio

Lo más interesante de lo aportado por Bermejo quizás esté en una nota de la p. 57, en la que afirma que la ausencia de menciones de una persecución de cristianos bajo Nerón (en Roma) supone también que no hubo persecución general contra esos mismos cristianos en el resto del Imperio y bajo el mismo emperador. Bermejo dice que “esta pretensión es discutible”. Pero no aporta más razones. En este caso me inclino a opinar que si no hubo persecución general contra los cristianos en Roma después del incendio, tampoco la hubo en el resto del Imperio.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
www.antoniopinero.com

NOTA PARA LOS RESIDENTES EN MADRID

El martes 11 de diciembre 2018 a las 19.30 h pronuncio una conferencia-presentación del libro

“Aproximación al Jesús histórico”

(Madrid, Trotta septiembre 2018).

Presenta y modera: Fernando García de Cortázar.

Lugar: Museo de ABC, en c/ Amaniel 29 (cerca de la Plaza de España) en Madrid.

Entrada libre.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por galetel 14.12.18 | 20:14

    Hacia el 58, ya en el reinado de Nerón se había suavizado, u olvidado voluntariamente ese decreto de Claudio (…) Pero, a los ojos de los judíos, podría considerarse que esta comunidad judeocristiana de Roma aspiraba a constituirse como una auténtica sinagoga. En rigor, se proclamaba como el auténtico “Israel de Dios”, una nueva “familia de Dios” compuesta de judíos y paganos todos conversos a la fe en Jesús mesías (cf. Rom 11, 11-18). Ahora bien, esta situación resultaba inasumible para la inmensa mayoría de los judíos increyentes.

  • Comentario por galetel 14.12.18 | 20:13

    aunque el evangelista no describe en ningún momento la acción de las autoridades gubernamentales en términos de violencia y, mucho menos, de muerte. Insistimos, pues, en la idea de «incipiente atención»: la violencia procede del poder sinagogal, prueba de que, todavía a fines del siglo I, muchos grupos cristianos, al menos la comunidad mateana, están todavía encuadrados en el judaísmo y sometidos, por tanto, al control social de la propia comunidad judía.
    (...)
    parece ser que el decreto de Claudio solo se habría centrado en expulsar de Roma a aquellos elementos conflictivos, entre los cuales, sin duda, estarían quienes causaron los disturbios, es decir, los que hemos interpretado como judeocristianos que apelaban a las apariciones del Resucitado para defender que Jesús era el mesías (…) Así pues, lo que debió de hacer Claudio fue restringir –por miedo a más altercados— el permiso de reunión, expulsando solo a los más señalados como alborotadores (judeocristianos). Hacia el ...

  • Comentario por galetel 14.12.18 | 20:10

    es muy probable que fueran las propias comunidades judías quienes atizaran el interés de las autoridades contra la nueva secta, desgajada del judaísmo y, desamparada, por tanto, de la protección jurídica que este le suministraba.
    (…)
    No podemos desdeñar la existencia en la corte de Nerón de importantísimos personajes que conformarían lo que podríamos llamar un lobby judío, grupo de presión, a cuya cabeza estaría, desde luego, Popea, la esposa del príncipe, a quien Flavio Josefo caracteriza como metuente que, en otras ocasiones, ya había intercedido ante Nerón a favor de los judíos (cf. AJ 20, 8, 11; asimismo, Tac. Ann. 16, 6; Hist. 1, 22). O de otra manera, habrían sido los propios dirigentes judíos de la ciudad de Roma quienes se sirvieron de Nerón para acabar definitivamente con el enojoso movimiento mesiánico-escatológico (herético y cismático) que había aparecido en su seno.
    (...)
    una incipiente atención de las autoridades romanas sobre el grupo cristiano, a...

  • Comentario por galetel 14.12.18 | 20:07

    un grupo cuya existencia misma resultaba peligrosa y contravenía la estricta legislación de la Lex Iulia de Collegiis. Así pues, en este período inicial toda la acción del Estado hacia el movimiento cristiano se centraba en él en tanto que asunto judío. Y lo que es más, si hubo alguna voluntad de persecución inicial, esta se produjo en el propio ámbito del judaísmo.
    (…)
    Insistimos, pues, en la idea de incipiente atención: la violencia procede del poder sinagogal, prueba de que, todavía a fines del siglo I, muchos grupos cristianos, al menos la comunidad mateana, están todavía encuadrados en el judaísmo y sometidos, por tanto, al control social de la propia comunidad judía. Sin embargo, poco después, algunos grupos se zafaron del judaísmo; y lo que es más, otros fueron directamente expulsados del mismo.
    (…)
    A los cristianos se les perseguirá simplemente por serlo (cf. Plin. Ep. 10, 96, 2), no por formar parte de un problema judío. Más aún, es muy probable que fue...

  • Comentario por galetel 14.12.18 | 20:05

    (cf. 2Cor 7, 25); y, otras veces, con una denuncia ante las autoridades romanas (cf. Act 18, 12-16). Esto es, el interés inicial de Roma por los cristianos surgió precisamente de las denuncias de los dirigentes de las sinagogas locales, alarmados por querellas y reyertas a cuenta del mesías resucitado.
    (…)
    El poder romano identificó la causa de los problemas que estaban aconteciendo en las sinagogas de la Urbe con la existencia de unas asambleas que escapaban tanto al control del Estado como al de la propia judería de la ciudad. En efecto, la primera comunidad cristiana de Roma, si bien contaría con algunos elementos judíos, estaría compuesta mayoritariamente por gentiles (cf. Rom 2, 25-29), esto es, metuentes de los que orbitaban en la periferia de las sinagogas; una congregación, pues, que, pese a aspirar a constituirse como una auténtica sinagoga –en rigor, un auténtico y nuevo Israel (cf. Rom 11, 11-18)–, resultaba inasumible para la inmensa mayoría de los judíos: un gr...

  • Comentario por galetel 14.12.18 | 20:01

    http://ifc.dpz.es/recursos/publicaciones/34/03/29fontana.pdf
    En definitiva, las primeras persecuciones anticristianas se produjeron en el propio ámbito del judaísmo y solo implicaron a las autoridades romanas cuando el asunto pasaba a mayores y daba lugar a problemas de orden público. (…)
    es muy probable que la persecución neroniana del año 64 fuera, en realidad, consecuencia de la presión de las autoridades sinagogales romanas, con el fin de poner fin a la inasumible sectícula de metuentes que no solo seguían concitando tumultos a cuenta del Resucitado, como en época de Claudio, sino que, ya en estos momentos, estaban planteando la creación en la Urbe de un judaísmo paralelo y formado íntegramente por sinagogas de gentiles incircuncisos.
    (...)
    La situación que reconstruimos es la de unos individuos que se mueven en el ámbito de la sinagoga, en donde sus prédicas generan altercados que, en ocasiones, se saldan con la correspondiente tanda de azotes (cf. 2Cor 7,...

  • Comentario por galetel 14.12.18 | 11:46

    ¿De dónde sacaron los lectores de Josefo esa información? -Probablemente, los "cristianos" (no los "crestianos") eran conocidos y tristemente famosos desde el gran incendio que hubo, con suficiente plausibilidad, en el año 64, del cual fueron culpados para disculpar a Nerón. Pero los "cristianos" ya eran conocidos desde muchos años antes, en Antioquía (ca. 34), por ese mote que les habían puesto para ridiculizarlos por llamar "Cristo" a "su" Jesús crucificado/resucitado/exaltado.

  • Comentario por galetel 13.12.18 | 21:14

    No, Manuel. Repito una vez más que, a mi parecer, lo único que pretendía Josefo era que sus lectores romanos pudieran identificar al Jacobo de que se trataba. Y lo identificaron, porque muchos romanos, judíos o no, llamaban "Cristo" (y no "Cresto") a su hermano Jesús.

  • Comentario por Manuel 13.12.18 | 21:04

    La única cita a aclarar de Josefo sería esa única referida a Jacobo, el "hermano de Jesús, llamado cristo". Cita que difícilmente podría ser única y que dos o tres eruditos han considerado que no puede ser única, pero -no existiendo otra alusión a Jesús y siendo bastante probable que Josefo desconozca cualquier cosa acerca de este Jesús, a diferencia de varios otros, y no figurando dicha cita única en el lugar que la viera Orígenes en el siglo III, que relacionaba la muerte cruenta de Jacobo con los males de la guerra que sobrevinieron- consideran que ese Jacobo era conocido como "el hermano del Señor" (sin relación alguna con Jesús), que es como realmente lo denomina Pablo en sus cartas y el Nuevo Testamento en general). Lo de "llamado" cristo suena especialmente raro, no sólo como imposible cita única, sino como apodo o título dado en un tono excesivamente neutral por alguien que no veía con simpatía a ningún candidato a llevar dicho título. (Les dedica improperios)

  • Comentario por galetel 12.12.18 | 13:57

    Josefo era judío, de cultura y formación. Si hubiera querido decir "Cresto" en vez de "Cristo", lo habría dejado muy claro. Pero tengo entendido que escribió "Cristo" (Mesías, Ungido). Para estar yo seguro de eso, pedía que se citara la frase de Josefo "con la máxima fidelidad posible al texto original". Es importante saber si Josefo se refería a un uso habitual de ese término entre muchos romanos, cristianos o no, desde el año 64 o antes. Primero estar seguro para "a continuación" averiguar por qué; parece que no se me ha entendido.

  • Comentario por Anastasia 12.12.18 | 09:31

    La cita recogida era d D . M. Murdoch , escritora q no tiene buen prensa, espero q no sea solo por mujer y rubia.

    Pero el tema se ve bien, recordad en:

    Chresto y los crestianos. Un ejercicio de reconstrucción histórica (J:L. Suárez)
    En el blog de Pikaza.

    Digo yo si esos cristianos e historiadores se hacen tantos líos y cábalas con tres o cuatro jesuses, juanes, marcos , santiagos, simones, q ya no saben quién es quién y en qué historias anda mezclado, debe de ser xq no tenían el Paco español o el Pepe. Ah q algunos dicen q Pepe viene de padre putativo , por José, esposo d (la virgen ) María .Pues ya está el lío montado y encima tb bíblico , q son de los más enmarañados.

    Pues anda, q no tenerlo suficientemente claro con lo q viene de Christo o Chresto, con lo especialitos q son esos nombres o apodos.

  • Comentario por galetel 12.12.18 | 06:22

    Repito: "lo que dice el Dr. Bermejo sobre el pasaje que trata de la lapidación de “Santiago, el hermano de Jesús llamado Cristo”, con la máxima fidelidad posible al texto original de Josefo. Y, a continuación..."

  • Comentario por Anastasia 12.12.18 | 01:14

    Other ancient writers such as Herodotus, Sophocles, Aristophanes, Xenophon,Pseudo-Xenophon, Plato, Isocrates, Aeschines, Demosthenes, Plutarch and Appian likewise use this term chrestos or "good," sometimes quite often. In an anonymous tract discovered among the possessions of historian Xenophon (c. 430–354), the "Old Oligarch," modernly styled Pseudo-Xenophon (fl. c. 425), contrasts "the good man" (chrestos) with "the wicked man" (poneros), a common juxtaposition throughout classical antiquity that found its way into the New Testament as well (e.g., Lk 6:35)."

    No sé si se han tenido en cuenta datos como estos. Los cito x si acaso....sin tomar partido sobre algo q desconozco. No viene el artículo en castellano, pero se entiende bien.

  • Comentario por Anastasia 12.12.18 | 01:07

    "In reality, the term "Chrestos" or χρηστὸς has been used in association with a plethora of people and gods, beginning centuries before the common era. Chrestos and its plural chrestoiwere utilized to describe deities, oracles, philosophers, priests, oligarchs, "valuable citizens," slaves, heroes, the deceased and others. Importantly, chrestos appears to have been the title of  "perfected saints" in various mystery schools or brotherhoods, associated with oracular activity in particular. 

    This word χρηστός or chrestos appears in ancient Greek sources such as those of playwright Sophocles (497/6-406/5 BCE), who discusses ὁ χρηστὸς, "the good man," inAntigone (520). Also composed during the fifth century BCE and containing numerous instances of chrestos are playwright Euripides's works Heraclidae, Hecuba, Troiades andIphigenia. Other ancient writers such as Herodo...

  • Comentario por galetel 11.12.18 | 22:16

    Agradecería mucho al Prof. Piñero -o a alguien autorizado para opinar en su nombre- que tuviera la amabilidad de informarnos de lo que dice el Dr. Bermejo sobre el pasaje que trata de la lapidación de “Santiago, el hermano de Jesús llamado Cristo”, con la máxima fidelidad posible al texto original de Josefo. Y, a continuación, que nos explique de dónde pudo sacar Josefo esa idea acerca de que se llamaba así a Jesús en Roma cuando él lo escribió.

  • Comentario por Xabier 11.12.18 | 10:22

    No conozco ese libro pero, además de Tácito, está el Apocalipsis. ¿Se rechaza por completo por ser un texto cristiano?

    Además, me llama la atención que se hable de Tácito (lo cual es correctísimo) pero se ignore esta cita de Suetonio que, aunque no da detalles, confirma que existió tal persecución (salvo que se considere espuria, algo que creo que no ocurre): "Los cristianos, clase de hombres llenos de supersticiones nuevas y peligrosas, fueron entregados al suplicio"

    Esta cita ha servido para ridiculizar a un engañabobos que ha escrito un libro para engañar a la gente diciendo que toda la literatura cristiana se escribió en el s. IV, algo que ni el mismo se cree, puesto que quiere engañar para vender libros.

  • Comentario por David Mo 11.12.18 | 07:40

    Sobre la persecución de Nerón es rompedor Brent D. Shaw: ""The Myth of the Neronian Persecution", The Journal of Roman Studies, 105 (2015), pp. 73–100. Considera la famosa persecución un mito y el texto de Tácito auténtico, aunque representa las ideas del autor y no hechos. Muy razonado, me parece concluyente. Para él cuenta especialmente que no exista más testimonio de esa fabulosa persecución que el de Tácito, un antineroniano furibundo. Lo que demuestra que los testimonios antiguos hay que cogerlos con pinzas. Como los evangelios. Este es un buen ejemplo de lo que pasa si a estos se les trata con el debido irrespeto.
    El artículo está recomendado por Peter Brown, si no recuerdo mal.

  • Comentario por Fernandop 10.12.18 | 20:15

    Los romanos distinguían muy mal a los cristianos de los judios, Pablo incluido. Si observamos desde la óptica de un pagano que desconocía cualquier religión que no fuera la clásica (con la progresiva asimilación de ideas neoplatónicas de cierto aire orienta,si, pero que permitían conservar, aun con calzador, al panteón romano y por tanto salvaguardar su esencia cultural) cristianismo y judaismo no debían diverger demasiado. La entrada de una religión extranjera con tal fuerza en un ámbito tan delicado e importante como la religión debió remover a muchos romanos sin duda.
    Sin entrar en la persecución concreta de Nerón Es un tanto ridículo este negacionismo, teniendo en cuenta que para muchos el cristianismo debía avanzar como un auténtico tsunami, parece desconocer el mundo clásico.

  • Comentario por galetel 10.12.18 | 14:14

    Esta es la fe que ha llegado hasta nuestros días, aunque muy contaminada y corrompida. Pero una exégesis histórico-crítica adecuada puede ayudar a restaurarla si se hace guardando la coherencia debida con los datos originales.

  • Comentario por galetel 10.12.18 | 14:13

    [Piñero:] “lo verdaderamente impresionante es cómo –a pesar de tantas circunstancias adversas, entre otras el fracaso de Jesús o la no creencia general en una resurrección de un ser humano particular– todos los seguidores de Jesús creen firmemente en esa resurrección y están dispuestos a dar su vida por defender la verdad de su creencia.
    (…)
    “Lo simple y contundente es la fe apostólica generalizada en la resurrección de Jesús. Es este un nudo dato histórico. Y sobre él se puede construir todo el edificio de la entrega personal, de la fe”.

    [Comento:]
    Los escasos datos POSpascuales acerca de la fe de los primeros cristianos prueban suficientemente que los conocedores íntimos del Jesús PREpascual creyeron con notable firmeza que este, debido a su muerte en cruz y por ella, fue resucitado y exaltado por Dios a ser el Mesías universal, esto es, el "Cristo de la fe" en que más tarde creyó Pablo y lo difundió.
    Esta es la fe que ha llegado hasta nuestros d...

  • Comentario por galetel 10.12.18 | 14:09

    Tácito escribió "hacia el 115", según Piñero. ¿Por qué creer más a Tácito que a Josefo, quien escribió hacia el 92-93? Si Josefo dice "llamado Cristo", es más probable que su versión sea la correcta. De todos modos, es posible que hubiera algunos romanos, judíos o no, cristianos o no, que lo llamaban "Cresto" mientras otros lo llamaban "Cristo". La diferencia es mínima, y, en todo caso, ¿qué más da?

    Habría que empezar por probar que NO hubo un gran incendio en la Roma del 64. O que sí lo hubo, y que Nerón efectivamente quiso acallar las sospechas culpando a los "cristianos" de la época y castigándolos en consecuencia.

  • Comentario por Xabier 10.12.18 | 12:20

    Sobre la persecución de Nerón a los cristianos, hay una breve alusión en la Vita Neronis de Suetonio, que dice que Nerón infligió suplicios a los cristianos, que tenían una superstición perversa. Pero no liga esa cita al incendio ni dice nada sobre si afectó solo a Roma capital o al resto del Imperio.

Sábado, 16 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728