El blog de Antonio Piñero

¿De dónde proviene a idea de morir por los pecados de los hombres para así redimir? “Compartir” (263) de 21 de agosto 2018 Preguntas y respuestas.

21.08.18 | 11:01. Archivado en Pablo de Tarso,

Hoy escribe Antonio Piñero

PREGUNTA:

Mi consulta: ¿De dónde proviene a idea de morir por los pecados de los hombres para así redimir, salvar a la humanidad? De antemano, muchas gracias.

RESPUESTA:

Esta idea es paulina y no tiene nada que ver con el Jesús histórico.

Creo que esta pregunta está respondida en el libro que vuelvo a citar. He escrito en mi “Guía para entender a Pablo de Tarso”, Trotta, Madrid, 2015, p. 118, lo siguiente:

Comentario a 1 Tesalonicenses 5,10: murió por nosotros: “morir por otro” significa morir en favor de otro y en sustitución del otro, para que no muera quien debería morir. Esta fórmula, típicamente griega, no se encuentra en la Biblia, incluidos los deuterocanónicos, pero sí en Pablo, donde es frecuente. Se suele aducir como ejemplo, típico y único, 2 Macabeos 6,28; 7,9.37-38. Pero es erróneo: el texto no dice que el anciano Eleazar y los siete hermanos, que mueren atrozmente durante la persecución antijudía de Antíoco IV Epífanes (168 a.C.), lo hicieran en vez de otros o para que otros judíos no murieran, sino “en pro de las leyes patrias”, “en defensa de las leyes patrias” (griego: hyper tôn nómon, o perì tôn patríon nómon). Lo que Pablo dice es lo que se denomina técnicamente “una muerte vicaria”, es decir, un inocente muere por un culpable de modo que este siga con vida. Pero esta noción de “dar la vida por” no es una invención de Pablo, puesto que es absolutamente normal en el mundo grecorromano (Versnel 2005, 43-55, con múltiples ejemplos).

Versnel, H.S, “La muerte de Jesús como acontecimiento de salvación: influencias paganas en la doctrina cristiana”, en E. Muñiz-RESPUESTA Urías (eds.), Del Coliseo al Vaticano. Claves del cristianismo primitivo, Fundación Lara, Sevilla, 2005, 33-56.

Y en la p. 123 presento textos en los que Pablo habla de “morir por nosotros, en vez de nosotros”, es decir, muerte vicaria

· Cristo nos rescató de la maldición de la Ley haciéndose maldición por nosotros, pues está escrito: Maldito todo el que está colgado de un madero (Dt 21,23) (Gál 3,13).

· Porque el amor de Cristo nos constriñe convencido de lo siguiente: que si uno murió por todos, ciertamente todos murieron. 15 Y murió por todos, para que quienes viven no vivan ya para sí mismos, sino para aquel que murió y fue resucitado por ellos. 21: Al que no conoció pecado hizo pecado por nosotros, para que nosotros fuéramos justicia de Dios en él (2 Cor 5,14-15. 21).

· En efecto, cuando todavía estábamos sin fuerzas, en el tiempo oportuno, Cristo murió por los impíos. 7 En verdad, apenas habrá quien muera por un justo; por un hombre de bien tal vez se atreva alguien a morir. 8 Dios presenta sus cartas de recomendación de que nos ama en que Cristo, siendo nosotros todavía pecadores, murió por nosotros (Rom 5,6-8).

Y en la p. 126 escribo:

Pablo apela sin duda a diferentes imágenes para referirse a la muerte de Cristo como expiación, rescate, alianza nueva, perdón de los pecados, morir por otros. Las imágenes del Templo para explicarlas son abundantes en Pablo. Que él entendiera este conjunto como lo hicieron sus sucesores y sobre todo la iglesia posterior, a saber, como un estricto sacrificio de su cuerpo ofrecido a Dios Padre, no queda del todo claro en el pensamiento paulino, y la razón es porque probablemente da por supuesto y conocido este extremo. Pero el número y peso de los textos que mezclan muerte del Mesías con sangre, rescate, alianza nueva y reconciliación, nos lleva a pensar que su idea acerca de esa muerte fue la de un sacrificio en el que la ira de Dios queda eliminada, por lo que este perdona los pecados de la humanidad.

Además, la muerte de Cristo, según Pablo, fue “sustitutoria” o “vicaria” para que no fuera condenada a muerte eterna toda la humanidad. En el mundo grecorromano, de donde está tomada la expresión de muerte vicaria, las metáforas de expiación y rescate están ligadas a la concepción sacrificial. Pablo sintió que no hacía falta explicar más, aunque su concepto de expiación fuera más complejo que el del Levítico. El Apóstol está forjando entre metáforas un nuevo sentido a la muerte del Mesías, hecho que para muchos de sus compatriotas judíos era inexplicable.

Saludos cordiales de Antonio Piñero

http://adaliz-ediciones.com/home/36-el-jesus-que-yo-conozco.html


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Omar 25.08.18 | 17:54

    Entiendo que el canto del Siervo (Is 40-55) pudo servir de inspiración para el concepto de martirio expiatorio de los justos. IV Macabeos 6:25-29; 17:21-22. Lea con detenimiento IV Mac 6:28.

  • Comentario por Martin Scoto 24.08.18 | 21:08

    ¿Y los "Cantos del Siervo" del segundo Isaías? ¿Nop hay en ellos, sobre todo en el cuarto canto, una idea del sufrimiento vicario como expiación? ¿Y el sacrificio del Yom Kippur? ¿Acaso el cordero -"siervo- pascual no es ofrecido en sacrificio y su sangre derramada no expía los pecados y preserva del ángel exterminador?

  • Comentario por Moisés 24.08.18 | 17:06

    ELÍAS (15:06): no estoy seguro de que el verbo ALARDEAR sea el más apropiado para utilizarlo en el caso. De todos modos, por si sirve para algo, copio lo que escribió el profesor don Antonio Piñero:

    "Yo no soy ateo, ni me atrevo a serlo, sino agnóstico, es decir, una persona que considera que -para el ser humano- es imposible, por falta de conocimientos y argumentos suficientes, afirmar la existencia de Dios o NEGARLA". (Mayúsculas mías).

  • Comentario por Elías 24.08.18 | 15:06

    Pero Piñero, no alardea de ser Cristiano, sino agnóstico,. Más claro (con su sesgo) que su propia postura galetel (Cristiano, 2.O?)

  • Comentario por galetel 22.08.18 | 18:30

    Como ven, Piñero NO entiende a Pablo de una manera coherente con la fe cristiana original. Y, sin embargo, publicita su obra "Guía para entender a Pablo de Tarso". Es una pena. Demuestra que Piñero no es cristiano.

  • Comentario por galetel 22.08.18 | 18:19

    el valor salvífico de la humillación y el sufrimiento del Hijo hasta una muerte de cruz, POR LO CUAL fue exaltado por el Padre que se solidarizaba con él, en él, por él. Pablo lo entendió bien, y lo expresó así: “Dios [Padre] estaba en Cristo [Jesús] reconciliando al mundo consigo sin imputar las transgresiones”.

  • Comentario por galetel 22.08.18 | 18:16

    sobre todo actuales (los “B”), que han tendido, en cambio, a negar todo valor salvífico a la muerte de Jesús considerada en sí misma. Y, por otra parte, Piñero ha escrito aquí sobre esta idea de expiación, cogida del “siervo de Yahvé” de Isaías, como paulina. En mi opinión, y en la de famosos teólogos cristianos como J. Ratzinger (en su “Introducción al cristianismo”), esas ideas, tanto las anselmianas como las anti-anselmianas, son profundamente erróneas y han conducido a errores prácticos gravísimos.

    Provienen de la incoherencia con la fe de los primeros cristianos, que atribuye la iniciativa a la voluntad de Jesucristo en obediencia a la voluntad del Padre, una obediencia libre por Amor, no por sumisión, de la que participa el Padre compenetrado con el Hijo también por Amor, y todo redunda al final en la gloria de Dios Padre. Es todo lo contrario a esa “ira de Dios” que suponía Anselmo y los otros, por una lectura equivocada del AT, pero tampoco niega el valor salvífic...

  • Comentario por galetel 22.08.18 | 18:13

    sobre los errores. Y la fe en Cristo Jesús, cuya expresión correcta sigue a esas palabras de Pablo en Flp (2, 5), citando el Himno de los primeros cristianos, nos permite plantearnos el ser más coherentes, si queremos, al interpretar el NT y ponerlo en práctica.

    Aunque los errores más graves no han sido los de tipo histórico, o teórico, sino los de tipo práctico, conviene que recordemos alguno de aquéllos para entendernos. La Iglesia ha solido malentender gravemente como que Dios Padre envió a su Hijo al sacrificio cruento para satisfacer su ansia de justicia justiciera y así aplacar su ira hacia nosotros, los seres humanos pecadores, aplicando a su propio Hijo el castigo que nosotros merecemos. Es lo que se ha llamado “la expiación vicaria”, desarrollada en especial por Anselmo de Canterbury como “satisfacción”, y aprobada por otros famosos teólogos.

    Esta malinterpretación de las ideas de Pablo ha sido rechazada enérgicamente por otros teólogos, sobre todo a...

  • Comentario por galetel 22.08.18 | 18:10

    Este difícil tema sólo se entiende bien desde la creencia en la Encarnación de Dios en Jesús. La muerte de Jesús en la cruz fue el sacrificio DE Dios representado por él en plenitud, no un sacrificio A Dios en representación de la Humanidad. Dios no estaba iracundo sino dolido, en buena parte por su propia obra creadora, que había tenido que admitir provisionalmente el mal para obtener finalmente el bien. Esto lo comprendieron los primeros cristianos (MT->HF) y sus conversos y Pablo. Pero lo olvidaron los teólogos posteriores (Anselmo, Agustín, Aquino, etc.)

    Hay muchos graves errores y crímenes que se cometen “de mala fe”. Pero también los ha habido, y los hay, que se cometen “de buena fe”, porque se interpretan los evangelios sin la “base de coherencia” debida. Hay que ser fieles a los primeros cristianos, ante todo: Tener los mismos sentimientos y actitudes de Cristo Jesús.

    Gracias a los susurros de la Exhalación divina, han prevalecido los aciertos sobre lo...

  • Comentario por David Mo 22.08.18 | 16:09

    ¿Por qué algunos cristianos necesitaron acogerse a la reencarnación, teniendo un abanico tan amplio de posibilidades de perdón de los pecados --que era el pasaporte para la vida eterna--? No lo tengo claro. Quizás por simple moda. Porque sonaba "filosófico". Porque mola o vaya usted a saber. Si queremos encontrar una razón de todo acabaremos locos.

  • Comentario por David Mo 22.08.18 | 16:06

    La teoría del perdón en el cristianismo parece que, como todo lo demás en él, es una encrucijada de distintos caminos. Por un lado, el sacrificio expiatorio queda abolido, puesto que se sublima en la repetición del mito del cordero divino que sirve de una vez por todas con sólo rememorarlo cíclicamente. Ahí se recoge la idea pagana de banquete. Por otra, es necesario algún rito de purificación que, y alguien sabrá explicar por qué, no se atribuye una práctica de Cristo, sino que es instituido post mortem: el bautismo. Abluciones. Finalmente, hay la tradición de que basta una cierta relación con el mediador Cristo para que sean perdonados los pecados. Habitualmente se exige la manifestación pública de reconocimiento de su misión. Y finalmente, en mucha menor medida, la más laica idea de que todos los que han cumplido una norma de amor a Dios y al prójimo, son salvados, incluso sin mediación directa del Cristo.
    Creo que de todas ellas hay antecedentes.

  • Comentario por galetel 22.08.18 | 11:06

    Por el sacrificio de Dios-en-Jesucristo.

  • Comentario por galetel 22.08.18 | 11:04

    y en detalle, que DEBEN otorgarse y velar por que se cumplan. Su incumplimiento debe estar penalizado y castigado. ¿Es así, por ejemplo en nuestro país, España?

    Sin embargo, a mi parecer hay un gran desconocimiento acerca del origen de estos criterios y de las consecuencias finales que pueden acarrear, más allá de las recompensas, multas o prisiones. Se desconoce que, según los cristianos, son “hijos” del cristianismo, mientras que, según los racionalistas, son “frutos” de la razón ilustrada occidental.

    En mi opinión -claro- como soy cristiano, son consecuencias éticas de la fe cristiana del siglo I, pero cuidado: hay que tener en cuenta la necesidad del perdón final otorgado por Dios mediante Jesucristo, a quienes se lo pidan con humildad y sinceridad.

    Todos somos algo malos y algo buenos, y Dios, que es el único Bueno, nos salvará a los que se lo pidamos con verdadera humildad y sinceridad, aunque ya hayamos muerto. Por el sacrificio de Dios-e...

  • Comentario por galetel 22.08.18 | 11:00

    [La justicia humanista en grado elemental]

    Voy a intentar exponer algo difícil: los criterios de justicia según la concepción humanista en la actualidad. Ciñéndome a lo más básico, considero los derechos y deberes, y los premios y castigos correspondientes.

    Hay derechos esenciales de todo ser humano, por ejemplo a la vida, la seguridad, la salud, la educación, el alimento, el vestido, la habitación, la participación ciudadana, la protección afectuosa, etc.

    Los premios están claramente establecidos: el reconocimiento oficial, el prestigio personal, el salario o remuneración adecuada, la valoración social, etc. Los castigos suelen estar también establecidos penalmente, por el incumplimiento total o parcial de los deberes.

    Existe actualmente, como sabrán, una Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) que recogen, en esencia, muchas constituciones nacionales. Pero no todas. Esta DUDH establece muchos derechos en concreto y en d...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 22.08.18 | 05:12

    .....el referente dialéctico por excelencia de Pablo, la Ley dictada por Dios a Moisés, no lo olvidemos. La introducción de este elemento, ciertamente insólita y novedosa respecto a la concepción judía del chivo expiatorio del Yom Kippur o a la pagana de la muerte vicaria, ¿no supone en y por sí misma la introducción de una nueva perspectiva que, sin dejar de contemplar también la perspectiva de la muerte vicaria, sin embargo no permita reducir la cuestión a ésta sino que obligue a ampliar la comprensión, el horizonte de significación que conllevaría la cruz del Cristo?.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 22.08.18 | 04:58

    El concepto de muerte vicaria guarda exacta correspondencia con el concepto de chivo expiatorio, sobre el que se descargan los pecados del pueblo o de la comunidad para aplacar la ira de Dios, pero, ¿puede equipararse sin más el concepto de chivo expiatorio, en este caso sería humano expiatorio, con el concepto, fundamental en su aplicación a Cristo, de redentor( redención significa liberación mediante el pago de un precio) ?, ¿no introduce este último concepto un matiz característico esencial respecto a la noción meramente expiatoria ?. Primera cuestión, meramente apuntada y no desarrollada, quizá en comentario posterior.

    Otra cuestión de momento también sólo apuntada. En la cita que la propia postal recoge de Gál,3,13, se habla de que Cristo nos rescató, es decir, nos redimió, de la maldición d la Ley haciéndose maldición por nosotros. No se habla exactamente de la ira de Dios y aparece un elemento clave en el pensamiento teológico paulino, la Ley, el referente....

  • Comentario por Omar 22.08.18 | 01:03

    2Mac 7:18 refuerza lo que trato de decir respecto a los versos 32, 33 y 38.

  • Comentario por FERNANDOP 21.08.18 | 23:41

    Si que es muy judio el concepto de pecado, que tan arragaido estaba en Pablo. Y en su gozo con la liberación que debió producir en el celoso Pablo las palabras de Cristo, hasta el punto de sentir que con él la ley pasaba a no ser lo mas importante. Pero hay también elementos extraños. evidentes mal explicados con referencias al levítico o a Isaías bastante alejadas

  • Comentario por galetel 21.08.18 | 20:57

    Sí, Antolín. Y también el texto de Isaías que señala Omar.

    Isaías 43,
    25 Era yo [Yahvé], yo mismo el que tenía que limpiar tus rebeldías por amor de mí y no recordar tus pecados.
    26 Házmelo recordar y vayamos a juicio juntos, haz tú mismo el recuento para justificarte.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 21.08.18 | 20:42

    En efecto, se dan en el planteamiento paulino elementos de lo que llamaremos sacrificio vicario (tampoco ausente en el judaísmo a través de la ofrenda o sacrificio por determinadas faltas, incluso no faltas como en el caso de las ofrendas por el nacimiento, por ejemplo de los primogénitos, y en fin, recordar el chivo expiatorio del Yom Kippur, literalmente Día del Perdón) pero despachar el muy elaborado y complejo sistema de pensamiento paulino en relación a la muerte de Jesús con un definirlo en tanto que sacrificio vicario resulta una simplificación y un reduccionismo contodas las de la ley.

    Significa un quedarse en la superficie, en una consideración que no entra en profundidades ni complejidades y se decanta por la vía más elemental y facilona. Significa, en fin, un.NO ENTENDER A PABLO.

    Continuará. Simplemente para finalizar este primer comentario hacer hincapie en lo importante y clarificador del v del versículo de 2Cor citado por Galetel.

  • Comentario por Omar 21.08.18 | 18:53

    En Isaías 43:3 se podría ver el concepto de vicariedad apesar de no referirse al sacrificio de un individuo. Opino que es cierto que el sacrificio vicario no es de Jesús pero el "martirio expiatorio" si podria provenir de los judeo creyentes helenístas y Pablo le da el matiz de vicario (1Cor 15:3). Pienso que tal vez 2 Mac 7:38 hay que analizarlo junto con los versos 32 y 33 para entender que ese sacrificio no es simplemente por las "leyes patrias" sino por lo que estas señalan, las faltas del pueblo y por lo que Dios está molesto con ellos. Hay ejemplos de esto también en IV Macabeos.

  • Comentario por galetel 21.08.18 | 18:37

    ¿La "no-imputación" es posterior o anterior a la muerte de Jesús?

    ¿Por qué los autores prepaulinos del Himno de Filipenses (2, 6-11) lo interpretaron más bien como aceptar Jesús una humillación extrema en representación de Dios mismo?

  • Comentario por Rawandi 21.08.18 | 18:28

    Galetel, fíjese en lo que dice David Mo: "Se trata de ofrecer una víctima sustitutoria o un acto ritual que borra tus pecados". Dios acepta que Jesús sea la "víctima sustitutoria" que borra los pecados de la humanidad, lo cual implica que dichos pecados "no son imputados" ya por Dios a la humanidad.

  • Comentario por galetel 21.08.18 | 18:15

    Y ¿cómo se concilia esta interpretación con lo que escribió Pablo en 2 Cor (5, 19):
    "Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo sin imputar las transgresiones"?

  • Comentario por David Mo 21.08.18 | 18:10

    El concepto de sacrificio para remisión de los pecados es bastante primitivo y común a las religiones primitivas. SE trata de ofrecer una víctima sustitutoria o un acto ritual que borra tus pecados de manera mecánica. Creo que el Levítico va por ese camino. Por lo menos en lo que se refiere a la purificación de la menstruación, que todavía se sigue en ambientes religiosos judíos. Hay algún salmo que sugiere algo así como un perdón por arrepentimiento, pero no estoy seguro de qué alcance tenía. Creo que el primero que asoció la práctica de la virtud con la superación de las faltas humanas en sucesivas vidas fue Platón (puede que los pitagóricos) y de ahí al orfismo y no sé si algún otro misterio. En el cristianismo creo que conviven los dos aspectos el ritual salvífico (bautismo) y el sentimiento de culpa y arrepentimiento con perdón divino. Es muy difícil saber cómo y quién influía a quien en todo esta madeja de religiones en el imperio romano.

  • Comentario por J.P. 21.08.18 | 15:36

    En Levítico ya tenemos el sacrificio por la remisión de los pecados. Se trata de sustituir unas figuras por otra.

  • Comentario por FERNANDOP 21.08.18 | 12:19

    Algo poco tratado es el hecho de que el cristianismo atrajera tanto a los conversos, lo que finalmente canalizó Pablo dandole respaldo teológico. Sin duda son decisivas las enseñanzas de Cristo. Su idea del ser humano, abierta, tolerante, ecuménica... atraería sin duda a personas ajenas del judaismo, y a la vez, lo que es mas importante, los propios judios cristianos los aceptarían con fraternidad. Incluso los de Santiago en el corazón de Jerusalén.

  • Comentario por FERNANDOP 21.08.18 | 12:14

    Si por paulina llamamos al grupo de Pablo, porque la idea tiene evidentes resonancias paganas. Parece fruto de la inculturación que se estaba produciendo en el mundo heleno-romano. Hay muchas resonancias helenísticas-paganas en Pablo que no casan bien con el fariseo celoso que escribió las cartas...encuentro dos explicaciones,quizá complementarias:
    1/Las cartas recogen el humus de la comunidad judeo helenista, y se agrupan bajo la autoridad de Pablo.
    2/Pablo es un judio helenista que encabeza el sentir y pensar de una comunidad mezcla de cristianos judeo helenista y paganos conversos. Quizá rico y con contactos entre los principales de Israel, quizá no tanto. Pero probablemente ni era la autoridad que miraba por encima del hombro a los cristianos de Jerusalén ni los cristianos de Jerusalen erán tan mindunguis en la sociedad judia como nos han querido hacer ver.




Martes, 16 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Los más recientes

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031