El blog de Antonio Piñero

Sobre si la reencarnación tiene, o no, un fundamento en la Biblia. “Compartir” (259) de 12 de agosto 2018 Preguntas y respuestas

12.08.18 | 07:48. Archivado en , CRISTIANISMO

Hoy escribe Antonio Piñero

Hace tiempo me escribió un lector haciéndome una pregunta sobre si la reencarnación tiene, o no, un fundamento bíblico y en el desarrollo de la fe cristiana que se convierte en doctrina. Me pareció muy interesante su planteamiento y quiero que Ustedes, si les parece bien, lo conozcan.

Como su exposición es larga, voy a dividirla en postales de diversos días y luego doy mi opinión al respecto

Pregunta:

He aquí lo que planteo para contestar a unos amigos que les ha dado ahora por creer en la reencarnación y me quieren convencer a «marchamartillo» que dicha doctrina se halla también consignada en algunos pasajes bíblicos.


Le ruego que me diga si es correcto mi planteamiento. Y si no tengo razón, en qué cosa concreta no la tengo, para corregirla de inmediato, pues si es válido lo que digo vale, pero si no, no quiero dar lecciones a nadie sin razón suficiente.

LA FE CRISTIANA ANTE LA REENCARNACIÓN

I) ÚLTIMAMENTE HAY REENCARNACIÓN HASTA EN LA SOPA. Sin pretender molestar a los que hoy en día les ha dado por querer introducir la creencia de la reencarnación en los antiguos textos judíos y cristianos, les argumentaré a continuación que dicha creencia es bastante incompatible con dichas religiones y sobre todo con los evangelios canónicos.

Es comprensible que si uno es budista o se adhiere a las creencias del hinduísmo, por ser coherente con la propia doctrina, crea en la reencarnación. Pero de igual forma debería ser obvio que un cristiano crea en la resurrección, y no en la reencarnación.

El problema es que muchos cristianos, que desconocen en profundidad su propia religión, han asumido últimamente una avalancha de doctrinas extrañas a su tradición doctrinal. Han sido influenciados culturalmente por las creencias espiritistas, teosóficas, esotéricas y gnósticas, especialmente las promovidas por la literatura "New Age". La creencia en la reencarnación, en su versión occidental, es también asumida y difundida por los movimientos contactistas que predican el contacto extraterrestre.

Aunque hay muchas variantes sobre la creencia en la reencarnación, podemos definirla como «doctrina según la cual el alma del hombre pasa a través de varios cuerpos hasta que se libera de todo vinculo con la materia». La reencarnación es una creencia de origen oriental, difundida últimamente en los ambientes de la «Nueva Era» con algunos retoques de occidentalización que la han puesto de moda, incluso entre cristianos que se han apartado de su propia tradición. Esta concepción parte del presupuesto de que las almas, luego de la muerte se re-encarnan en otro cuerpo, vuelven a esta vida, para pagar por obras que hicieron en el pasado (hinduismo) o para perfeccionarse vida tras vida (espiritismo).

La versión que se difunde más en Occidente, gracias a la literatura espiritista y gnóstica, es mucho más seductora, porque deja de lado los aspectos más duros y negativos (castigo en próximas vidas), para centrarse en un plan egocéntrico de autorrealización, evolución, madurez espiritual y acumulación de experiencias. Y en las versiones más psicologistas (S. Grof, T. Dethlefsen, B. Weiss), se explicarían fácilmente todos los males de la vida como consecuencias de problemas en vidas anteriores.

No cabe duda de que las doctrinas reencarnacionistas quieren dar una respuesta a problemas existenciales como el origen del mal, el por qué del sufrimiento, la existencia de desigualdades, el sentido de la justicia más allá de la muerte, pero en parte de las puede criticar como negadoras del amor de Dios, de la salvación, del perdón divino; pues parece que en lugar de asumir el libre albedrío que tanto predican, se decantan por un destino fatal movido por una ley implacable donde cada uno solo está en manos de sí mismo.

La creencia en la reencarnación en principio es contraria a la doctrina y la tradición cristiana, además es incompatible con la fe en la resurrección atestiguada en la Biblia y con la fe en Jesucristo como salvador. Pero actualmente hay mucha confusión y desconocimiento debido a la avalancha de libros de "autoayuda", películas, telenovelas y series televisivas que difunden doctrinas de este tipo como una evidencia científica. Algunos autores promotores del espiritismo, la metafísica y la autoyuda esotérica, han promovido falsas ideas sobre el tema.

(Seguirá)

Saludos cordiales de Antonio Piñero

http://adaliz-ediciones.com/home/36-el-jesus-que-yo-conozco.html


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Luis Enrique Antolín 14.08.18 | 05:03

    ....un ilusorio deseo aferrado a y enclaustrado en sí mismo, enclaustrado y atrapado en la rueda del samsara que en un perpetuo sinsentido gira y de la que sólo la iluminada conciencia de este girar sinsentido puede permitirnos zafarnos.

    Posdata. Respecto a mi primer comentario de la pasada tarde,el de las 19.33, lo he repensado y considero si puedo haber malentendido la alusión con la que comienza, cita de otro comentario,ese "si sirve para que algunos no vayan a los toros".Lo entendí en el sentido de "servir para que algunos pasen del cristianismo", de ahí el cariz de lo que he escrito, cuando probablemente sólo se trataba de una ironía acerca de las posibles encarnaciones anteriores del ahora toro.

    No se pueden retirar los comentarios, creo. En todo caso y por si acaso daré fe de mi quizá errata, error mejor dicho, y presento, si procede, mis oportunas disculpas.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 14.08.18 | 04:27

    (Prosigo el comentario que esta tarde no pude concluir y lo retomo en el mismo punto donde lo dejé). Tal entidad y valor no proviene de constituir obra de un excelso Creador cual sería Dios sino del hecho de que en este caso antes que el de Creador Dios cumple el papel de testigo que ratifica y confirma la validez de su propia obra casi a modo de un tercero que le otorgara el vistobueno.

    Si el mundo conlleva entidad y valor "per se", lo mismo cabe afirmar en pura coherencia lógica en lo que respecta a lo humano, de modo que cada vida individual, por insignificante que pudiera ser, conlleva igualmente una entidad y una identidad propias que no permite indiferenciarla en un continuum de vidas sucesivas según una especie de esquema o modelo de "quita y pon", cual sise tratara de una prenda de vestir que se usa, se desgasta y se reemplaza por otra, algo que en cambio sí cabe concebir en tanto el mundo se considere mera apariencia y el vivir un ilusorio deseo....

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 13.08.18 | 20:37

    ....de su proceso una suerte de estribillo, "Y vió Dios que era bueno( o que estaba bien)". Este simple estribillo podríamos aducir que lo dice todo, el mundo tiene entidad y valor de por sí, no se resuelve en pura apariencia o puro accidente.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 13.08.18 | 20:32

    Es conveniente remontarse a la fuente, al fundamento de las concepciones y visiones básicas del mundo que en su desarrollo y expansión lógicos generan determinadas creencias. Entendimiento del ser del mundo, de lo real, conectado a ello y muy importante,concepción del tiempo, ello determinará una u otra postura ante él y una u otra consideración de nuestro papel asimismo en él.

    Para el hinduismo, del que deriva el budismo, con relevantes matizaciones respecto a éste, el mundo, la existencia, es Maya, apariencia, una suerte de accidente engañoso y en última instancia no bueno ni deseable. El budismo lo concretará como aferramiento al ser movido por el deseo de existir, deseo que nos sumerge en un existir ilusorio y del que hay que librarse, escapar, dejar de estar uncido a la rueda, el círculo vicioso de tal existir y que nos encadena-condena a la continua reencarnación.

    En el primer relato de la Creación del Libro del Génesis aparece tras cada día de su proces...

  • Comentario por Rawandi 13.08.18 | 20:06

    "todo cuanto aleje del cristianismo, bienvenido sea, hacerse budista, convertirse al Islam"

    Antolín, no exagere: muchos ateos reconocemos que el cristianismo no es tan malo como el islam. Si hubiera que establecer una escala de malignidad de las religiones principales, el budismo tal vez sea la religión menos mala; luego estaría el cristianismo, quizá empatado con el hinduismo; y la religión peor sería sin duda el islam.

    El hinduismo es siniestro porque respalda el sistema de castas. Por eso el emperador Asoka (s. -III), quien por cierto pertenecía a la casta inferior, renegó del hinduismo para hacerse budista.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 13.08.18 | 19:33

    Si sirve para que algunos no vayan a los toros, algo se ha conseguido. Más claro, el agua, si una crenncia a la que no se ve sentido sirve al menos para desvincular a la gente de la funesta creencia cristiana, algo se ha conseguido, bienvenida sea a pesar de los pesares. Conforme a esa lógica, todo cuanto aleje del cristianismo, bienvenido sea, hacerse budista, convertirse al Islam, asumir esoterismos varios, chamanismos, ese totum revolutum de la New Age....En fin, cualquier cosa menos "l'infame" a la o al que hay que "écraser". Excelente análisis, excelente posicionamiento, excelente comprensión del qué del infame cristianismo y de cómo funciona el mecanismo de la realidad de las cosas.

  • Comentario por galetel 13.08.18 | 14:09

    ¿Dónde sugiere la Biblia que el Dios judío/cristiano sea el reencarnacionista más bien que el creador-redentor que se autoimplica?

  • Comentario por galetel 13.08.18 | 13:56

    ¿Hay reencarnacionistas ateos? ¿Por qué? ¿No es propiamente el cosmos entero el "Dios" del reencarnacionismo?

  • Comentario por true 13.08.18 | 13:30

    Y qué tiene de mejor la reencarnación respecto al purgatorio? Y quién dice que el purgatorio no sea otra cosa que el transformar la propia mentalidad respecto al amor? Y quién dice que eso no es una oportunidad más? Y en dónde dice el cristianismo que haya forzosamente alguien en la situación de rechazo de Dios (= Amor y Vida) en la q consiste el infierno?
    Al menos el cristianismo no consagra como bueno el status quo injusto reivinidicando la supuesta justicia kármika expresada aquí y ahora en las injusticias que sufre justamente según parece suponer, en cuestros días. ni achaca los males de las víctimas a supuestas responsabilidades por su conducta en vidas anteriores. En el cristianismo importa eliminar la injusticia en el presente. Dichosos los que luchan por la justicia y la paz.

  • Comentario por Rawandi 13.08.18 | 12:50

    David, la gran ventaja de la reencarnación es que proporciona al alma inmortal muchísimas oportunidades (innumerables vidas) para ir perfeccionándose en el ejercicio de la libertad personal.
    El cristianismo, en cambio, dibuja un panorama mucho más sombrío, pues solo permite al alma inmortal perfeccionarse durante una única vida, tras la cual el alma ya no podrá hacer nada para cambiar su situación; al morir el cuerpo, el alma inmortal del difunto es juzgada (en el denominado juicio particular) y entonces empieza a gozar en el cielo eterno (los santos entran en él directamente; los demás salvados necesitan purificarse previamente en el purgatorio) o a padecer en el infierno eterno. Al final de los tiempos, se producirá el juicio general y la resurrección de los cuerpos.

  • Comentario por galetel 13.08.18 | 09:31

    El anhelo característicamente humano en todos los tiempos, ha sido y es que el amor venza a la muerte.
    Todo amor verdadero anhela eternidad. Haber caído en la resignación a la muerte por escepticismo, es haber elegido dejar de ser humano. Pero esa postración tiene solución.

  • Comentario por David Mo 13.08.18 | 07:42

    Lo que no entiendo es que ventajas supone a la gente la reencarnación sobre la resurrección. La única explicación que se me ocurre es por el agotamiento del modelo cristiano de creencias. Cuando cae, cae de golpe y hay que buscarse algo que suene esotérico. No creo que, como sugiere Piñero , tenga algo que ver con solucionar los problemas teológicos del mal y estas cosas. Demasiado culto para el personal. En fin, si sirve para que algunos no vayan a los toros, algo se ha conseguido.

  • Comentario por galetel 12.08.18 | 23:10

    En nuestra idea de Dios, sería más coherente creer que, efectivamente, el Universo es el creador de Dios, porque no tenemos idea de cómo sería Dios sin el Universo creado y redimido por Él. Desde luego, el tiempo de Dios NO es el tiempo creado por Él.

  • Comentario por Rawandi 12.08.18 | 22:03

    "los cristianos podemos muy bien afirmar que la “carne de Dios” es el Universo creado y redimido por Él."

    Galetel, si el Universo fuera la carne de la que ha brotado el intelecto o alma de Dios, entonces el Universo debería ser anterior a Dios, porque el intelecto emerge siempre como una propiedad de una carne previa. En consecuencia, no sería Dios el creador del Universo sino más bien el Universo el creador de Dios. La verdad, no veo yo a los cristianos aceptando una idea tan sumamente heterodoxa.

  • Comentario por galetel 12.08.18 | 18:40

    Rawandi:
    Creo que los cristianos podemos muy bien afirmar que la “carne de Dios” es el Universo creado y redimido por Él. Además, los hechos históricos en los que se ha manifestado son claros: su Encarnación por la Concepción de Jesús, los hechos y dichos de Jesús durante su vida terrenal, y la revelación de su resurrección a sus discípulos y familiares mediante su Experiencia Pascual. Falta la manifestación supra-histórica que esperamos y por la que le rezamos.

  • Comentario por Rawandi 12.08.18 | 14:20

    True, en realidad muy pocos orientales (hinduistas, jainistas, budistas) conciben el nirvana como una "desaparición en la nada". La inmensa mayoría imagina el nirvana como un estado feliz, similar al paraíso de los cristianos.

  • Comentario por Rawandi 12.08.18 | 14:09

    La inseparabilidad del alma y el cuerpo refuta por sí sola tanto la resurrección de los muertos como la reencarnación. Empecemos por esta última. Si el alma o intelecto es una propiedad emergente del cuerpo material, entonces el alma muere necesariamente con el cuerpo, y en consecuencia no puede salir de dicho cuerpo para entrar en otro, con lo cual la reencarnación es imposible.
    La resurrección de los muertos requiere presuponer la existencia de un alma inmaterial (Dios) capaz de realizarla. Pero la idea de un alma divina inmaterial es absurda, pues niega la inseparabilidad el alma y el cuerpo. El argumento de que el dios cristiano "se encarnó" hace dos mil años no es válido, ya que ese dios no tenía carne previamente, y por tanto no podía existir.

  • Comentario por galetel 12.08.18 | 12:53

    Rawandi, me faltó comentar que creo que el "alma" de Dios fue capaz de encarnarse en Jesucristo, y de vencer con él, por Amor.

  • Comentario por galetel 12.08.18 | 12:26

    True, mi frase era una ironía para rechazar esa falsa ilusión. La verdadera redención es la cristiana, que implica la voluntad libre y amorosa del redimido. La justificación es de las personas, no del mal, y se realiza en parte con la colaboración de las personas en la GCU, pero sólo en parte, en una ínfima parte; el resto lo aporta Dios.

    Rawandi, los recuerdos DE DIOS no son sólo recuerdos sino material para una nueva creación, pero sólo en potencia hasta que Dios decida reimplantar las almas (inconscientes) en nuevos cuerpos (gloriosos, espirituales), resucitando a las personas (así nuevamente conscientes) transformándolas al redimirlas.

  • Comentario por Rawandi 12.08.18 | 12:07

    "Cualquier “alma” concreta es un emergente de un cuerpo en particular."

    Cierto, Galetel. Pero eso significa que tampoco Dios (alma divina) puede existir sin cuerpo físico.

    "Aunque perviva a la muerte del cuerpo en la “memoria de dios”..."

    No. El alma, precisamente por ser una propiedad emergente del cerebro, no puede "pervivir a la muerte" sino que se extingue necesariamente cuando llega la muerte. Los recuerdos acerca de una alma concreta no son realmente esa alma. Son sólo recuerdos.

  • Comentario por true 12.08.18 | 10:48

    De acuerdo con Galetel en casi todo, lo de la justicia justiciera etc; nada de acuerdo en que eso haría innecesaria una verdadera redención. De hecho esa pesadilla reencarnatoria en esta vida tan cargada de muerte, en la que el mal como ausencia de bien es una constante, necesita desesperadamente un escape, que es el que pretenden darle con el esfuerzo por conseguir el nirvana. Pero el dejar de ser, el no ser, no considero que sea redención ni verdadera ni falsa, pues no es más que un modo de escapar de la vida desapareciendo en la nada.
    Por otra parte, si nos fijamos en las consecuencias en esta vida de la teoría reencarnatoria, vemos que justifica el mal adjudicándole la responsabilidad a las vidas anteriores del ser humano, lo cual es una forma de justificar un status quo injusto, dando por buena la división de los seres humanos en sectas y discriminando a los intocables, la mujer...etc. El cristianismo invita a vencer el mal con el bien, no a justificarlo.

  • Comentario por galetel 12.08.18 | 10:12

    “automática”, inapelable, que no satisface realmente. Favorece el determinismo y la predestinación, haciendo innecesaria una verdadera redención.

  • Comentario por galetel 12.08.18 | 10:11

    Para obtener la felicidad plena de todos y de cada uno, en la GCU que estamos colaborando a construir en cierto futuro próximo o remoto, la idea de la “reencarnación” es un recurso atractivo, mucho mejor que la nada. Pero, en mi opinión cristiana, tiene al menos dos defectos de lógica que la hacen inviable:

    1. Cualquier “alma” concreta es un emergente de un cuerpo en particular. Aunque perviva a la muerte del cuerpo en la “memoria de dios”, no puede ser “transferida” a un nuevo cuerpo sin ser modificada radicalmente de alguna manera esencial. ¿Cómo será el nuevo cuerpo, y en qué nueva circunstancia, para que se conserve lo “bueno” y se elimine lo “malo”? ¿Qué será considerado “bueno” y qué “malo”, y con qué criterio?

    2. La justicia de Dios, que hace posible la felicidad plena de todos, es justificante; requiere el perdón mutuo general. Pero lo máximo que puede proporcionar la idea de la reencarnación, al menos como yo la entiendo, es una justicia justiciera “a...

Viernes, 14 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31