El blog de Antonio Piñero

¿Podría haber sido lapidado Jesús tras una acusación por blasfemia? “Compartir” (258) de 9 de agosto 2018 Preguntas y respuestas

09.08.18 | 09:07. Archivado en Jesús histórico,

Hoy escribe Antonio Piñero

Foto: Una joven siria condenada a muerte por lapidación a causa de un pecado de índole sexual

PREGUNTA:

Tengo una duda acerca de la lapidación judía en época de Jesús. ¿Hubiera sido posible que los dirigentes judíos hubieran acordado lapidar a Jesús por blasfemia o algo parecido? Tengo entendido que el sanedrín no tenía potestad para condenar a muerte. En ese caso me asalta esa duda. Se contrapone la potestad de los judíos para lapidar a alguien hasta la muerte por diversos motivos, y por otra parte el sanedrín no tenía potestad para condenar a muerte.

¿Qué opina usted de esa posibilidad de lapidación? Ya sabemos que la condena fue por motivos políticos y fue ejecutada por Roma. Pero ¿podrían haber aplicado la lapidación los judíos dirigentes, sin necesidad de acudir a Roma, en caso de haber sido otro reo distinto, por motivos religiosos?

RESPUESTA:

Es muy probable que lo pudieran haber hecho fácticamente –y suponemos que el Prefecto no se habría inmutado– si hubiere habido realmente una blasfemia. Supongo que la política de hechos consumados habría maniatado al Prefecto. Pero esto son suposiciones

Pero lo más probable es que la acusación de blasfemia como tal no fueran determinante para las autoridades judías, ya que realmente era difícil probarla.

Según los testimonios evangélicos, Jesús jamás pronunció el nombre de Dios y luego blasfemó contra él. Y la legislación judía era muy estricta en la época para condenar por blasfemia. Por tanto, es posible que sea una mera acusación forjada por los evangelistas para mostrar que los judíos condenaron a Jesús por motivos religiosos, no políticos.

Sin embargo, una acusación política por parte de la cúpula de los dirigentes judíos era perfectamente convincente ante el Prefecto, Únanse Jn 11,47-50 y Lc 23,1-3 y se verá que lo de la blasfemia no tenía razón de ser.

He aquí los textos:

Jn 11,47-50:

Entonces los sumos sacerdotes y los fariseos convocaron consejo y decían: «¿Qué hacemos? Porque este hombre realiza muchas señales. 48 Si le dejamos que siga así, todos creerán en él y vendrán los romanos y destruirán nuestro Lugar Santo y nuestra nación.» 49 Pero uno de ellos, Caifás, que era el Sumo Sacerdote de aquel año, les dijo: «Vosotros no sabéis nada, 50 ni caéis en la cuenta que os conviene que muera uno solo por el pueblo y no perezca toda la nación.»

Lc 23,1-3:

Y levantándose todos ellos, le llevaron ante Pilato. 2 Comenzaron a acusarle diciendo: «Hemos encontrado a éste alborotando a nuestro pueblo, prohibiendo pagar tributos al César y diciendo que él es Cristo Rey.» 3 Pilato le preguntó: «¿Eres tú el Rey de los judíos?» El le respondió: «Sí, tú lo dices.»

En mi opinión queda claro que a la cúpula judía no se le ocurrió lo de la acusación de blasfemia. Contra la enorme claridad de este texto de nada vale argumentar que el evangelista como persona creía que estas acusaciones eran falsas.

En mi opinión es esta otra corriente de tradición, poco fundada y que apunta a un antijudaísmo incipiente por parte de los judeocristianos mismos, la que se encuentra en Mc 14,63-65:

El Sumo Sacerdote le preguntó de nuevo: «¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito?» Y dijo Jesús: «Sí, yo soy, y veréis al Hijo del hombre sentado a la diestra del Poder y venir entre las nubes del cielo.» El Sumo Sacerdote se rasga las túnicas y dice: «¿Qué necesidad tenemos ya de testigos? Habéis oído la blasfemia. ¿Qué os parece?» Todos juzgaron que era reo de muerte.

Si se lee detenidamente este texto, se observará que es una pura construcción intelectual judeocristiana la acusación de blasfemia, puesto que no hay delito alguno en proclamarse mesías (Cristo = ungido) e hijo del Bendito, pues eso era precisamente el Sumo Sacerdote, un ungido un hijo del Dios bendito, al igual que el mesías o el profeta que habría de venir.

En síntesis: no creo que hubiese habido ocasión alguna de lapidar a Jesús. La acusación de blasfemia es una invención teológica judeocristiana contra los enemigos teológicos, los judíos, cuando ya se ha desarrollado entre los judeocristianos mismos la idea de que Jesús tras su resurrección era una entidad divina. En vida de Jesús jamás nadie pensó que Jesús fuese divino o se proclamase divino.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
http://adaliz-ediciones.com/home/36-el-jesus-que-yo-conozco.html


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por anagel canal 14.10.18 | 13:17

    Tengo entendido que, previa ratificación por parte del prefecto romano, los del sanedrín podían condenar a muerte a alguien de su propia religión. Por lo tanto, si el prefecto accedió a dar muerte a un inocente por, presuntas presiones de los judíos, ¡cuánto más no hubiera ratificado una pena de muerte! Pero la cuestión está en que, suponiendo que hubiera habido blasfemia, que no la hubo, le hubieran excomulgado como pasaba en aquella época, lo de la pena de muerte era en casos extremos. O bien lo hubieran metido en la cárcel una temporada. Pero si un pobre hombre pacífico, delante del sumo sacerdote, le dijo que él efectivamente era el Mesías hijo de Dios y que además verían al hijo del hombre venir entre nubes con gran poder, se hubieran reído del lunático y le hubieran tachado de loco. Tampoco el pueblo llano hubiera seguido a un ininteligible profeta que decía cosas que ultrapasaban las doctrinas de aquella época. Ni le hubieran entendido, ni le hubieran seguido.

  • Comentario por Y 13.08.18 | 17:33

    Anás el viejo y Tito con sus legiones

    Anás el viejo (según Flavio Josefo) en su discurso dice: -Y los romanos han respetado los fueros persas de la provincia de Yehud (Y un galileo dijo: -Y qué me cuentas, cabrón. Y un idumeo exclamó -bien dicho galileo. Y uno de Perea aplaudió. Y uno de Yehud musitó algo que no se le entendió)

    Tito con sus legiones a las puertas de Jerusalem (según Flavio Josefo) en su discurso dice: -Y "os dejamos cobrar impuestos en todo el imperio" (Y los yehudim de la tierra de canaan soltaron tremenda carcajada -están locos estos romanos, este tío no se ha enterado que los hemos degollado)

    En fin, la maldita leyenda cristiana ("los de Jerusalem ... lo condenaron" y HaShem se enfadó tanto tanto con ellos que destruyó su Templo e hizo las maletas y se marchó de Jerusalem a Roma y a ellos los desperdigó por todo el imperio) es una leyenda que nace de la fractura histórica entre el pueblo y la población

  • Comentario por Y 13.08.18 | 16:50

    ¿Por qué es imposible entrar en este campo de minas sin saltar por los aires?

    Pues porque desde época fundacional persa un yehudi era alguien con un "modo de vida judaico" ("bios iudaikos" en las fuentes clásicas grecoromanas) y que creía ser "de Jerusalem", es decir: desde época fundacional persa "los yehudim" y "los de Jerusalem" significaba lo mismo ya uno fuera arameo o griego

    Y resulta que en el siglo I los yehudim de la tierra de Canaan -esto es: los de Perea, los de Idumea, los de Galiliea e incluso los mísmísimos de Yehud (como con escándalo dice un aristócrata asmoneo [Flavio Josefo]) tenían una cosa en común: su amor por Jerusalem y su desprecio a "los de Jerusalem", y es éso lo que explica que los yehudim históricos de esas tierras del levante se lanzaran "como una manada de animales impuros" contra "el pueblo" (como nos cuenta un altivo aristócrata asmoneo del barrio alto)

  • Comentario por Y 13.08.18 | 15:37

    (A) el clan saduceo de los Anás/Ananás (que tuvo el poder al sol y a la sombra entre el año 6 y el año 66) estaban acojonados, "tenían miedo" (Marcos): tenían miedo de un motin agrario: DE HECHO ellos (los Anás/Ananás) llegaron al poder a raíz de un motin agrario (el que comienza en el año 4 aC) y perdieron el poder a raiz de otro motin agrario (el que comienza en julio del año 66)

    (B) Juan el Bautista, degollado, Jesus el Nazareno, crucificado, Esteban el liberto, lapidado, Jacobo el hijo del Trueno, degollado, Jacobo el Justo "y otros más", lapidados ... Herodes degolló a Juan el Bautista por si acaso no fuera a ser que caldeara las cabezas de "la gente"

    el trasfondo de esta historia es la fractura entre "la gente" y "el pueblo [de los señores]"; pero de este delicado asunto no se puede hablar en el mundo académico por mil razones: un académico tiene que estar muy loco para arruinar su carrera metiéndose en este avispero

  • Comentario por Y 13.08.18 | 15:12

    Obsérvese la forma tonta de razonar del profesor Piñero (y Bermejo) en contra de toda la evidencia histórica: ¿desde cuando los cabrones al mando de un Imperio o un Templo necesitan excusas para matar a un disidente !

    "es una pura construcción intelectual judeocristiana la acusación de blasfemia", sí, por supuesto, y qué ?

    Antonio, no te enteras de nada de esta película porque estas obsesionado con el cristianismo y la iglesia de Roma (400 -1960): el cristianismo es una cosa que nace en el siglo IV y se forja en el siglo V, y los cristianos primitivos nacen en los años 150-200, cuando se escribieron estos textos (ca. 40-120) ni siquiera había nacido el primitivo cristianismo: estos textos los escribieron yehudim que estaban hasta las narices del judaísmo sacerdotal saduceo

  • Comentario por Y 13.08.18 | 14:59

    No

    es de cajón que los sacerdotes saduceos no podían lapidar al Nazareno porque eso provocaría un motín agrario como el que ocurrió en el año 4 aC y en el año 66 dC, por eso como dicen los textos querían matarlo "sin hacer ruido / sin que nadie se enterase", y por eso (como también sabemos por esos textos) el Nazareno llevaba guardaespaldas armados con "dagas/sicas/machetes" ("machaire" en el texto en griego)

    de hecho la lapidación de su hermano ("Jacobo el Justo") por orden de Anás el joven tal vez fue una pieza más del camino que lleva al motín agrario del año 66 y a la guerra civil entre la población y el pueblo

    el trasfondo de esta historia es la fractura entre la población y el pueblo

    (pero a nadie le interesa esta historia y es lógico y natural que así sea)

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 13.08.18 | 05:13

    ....vinieron a afirmar y siguen afirmando sobre Jesús constituye de hecho una afirmación blasfema. Todo ello conlleva el que haya de considerarse el tema en toda su dimensión e importancia, algo que, por ejemplo, historiadores en la línea de Piñero no van a poder o querer ver, resolviéndolo de la manera más fácil y sin entrar en mayores profundidades, tal sería, al fin y al cabo su labor y obligación como historiadores, se decreta que todo es pura invención y ya, cuestión despejada.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 13.08.18 | 04:59

    ....de forma explícita y en más de una ocasión, se citan creo recordar que tres ocasiones en que Jesús es tildado de blasfemo por sus oyentes o parte de ellos, que incluso se proponen lapidarlo, y habrá de reconocerse que dadss las palabras que este Ev pone en boca de Jesús, la imputación no era inmotivada. Por cierto, ni los Sinópticos en el relato del juicio ni el Ev de Jn dan a entender que lo fuera, que se tratara de una falsa imputación, lo que subrayan no es el que la imputación en sí sea falsa sino la ceguera y falta de fe ante un Jesús que habla con autoridad y verdad de sí mismo.

    Si a ello añadimos las cartas de Pablo, los escritos más antiguos de que tenemos constancia, en cuyo argumentario juega papel tan determinante la muerte deJesús en cuanto "maldito de la Ley", pues es como para pensar que se trata de una cuestión que sin duda no podemos echar en saco roto, sin olvidar que para el judaísmo, incluso el más moderno y liberal,lo que los cristianos....

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 13.08.18 | 04:38

    Lo que está falto de lógica si se atiende al hecho de la propia redacción de los textos neotestamentarios, de los Evangelios Sinópticos, por ejemplo, es que quienes los redactaron introduzcan a la hora de presentar al Mesías de Israel un hecho tan grave y de tal enormidad como la imputación de blasfemia por parte nada menos que de la suma autoridad religiosa judía, y por ende, del Templo. insisto en lo dicho por mí en un comentario anterior, de puro acostumbrados a ello somos incapaces de calibrar la dimensión de algo semejante, resulta literalmente impensable conforme a la mentalidad de la época el que los redactores judíos de los Evangelios, por más que fueran de adscripción judeohelenista, por más que fueran disidentes de la política y los modos saduceos, presenten al Mesías de Israel introduciendo una cuestión de tan extrema gravedad a los ojos de un judío.

    En el Ev de Jn no se detalla la comparecencia de Jesús ante Caifás pero en él este tema aparece de...

  • Comentario por Fernandop 12.08.18 | 13:03

    La acusación de blasfemia no es monolítica sino que depende de unos intérpretes que mezclan política, intereses de clase y religión. Santiago el Justo fue lapidado por Ananías siendo reconocido por la mayoría como un buen cumplidor de la ley. Por tanto no es nada extraño que al heterodoxo Jesús se le hubiera acusado de blasfemo.La fe en Israel no era monolítica, sino diversa, pero los poderes religiosos evidentemente actuarían si se ven amenazados.
    Dicho esto la condena por blasfemia a Jesús es ilógica y me permito dudar mucho, muchísimo que se haya producido.Porque los sanedritas no iban a juzgar a Jesús (sin poder para hacerlo para mas inri) para entregarlo luego bajo unas acusaciones completamente distintas. Se mire por donde se mire el proceso ,la reunión del Sanedrín de la forma que sea, no tiene ni pies ni cabeza. Otra cosa es que los poderosos (entre ellos muchos sanedritas)instigaran contra el y lo presentaran a las autoridades romanas. Eso si es lógico.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 11.08.18 | 19:38

    Otra pregunta igualmente pertinente, la de si aun admitiendo la condición individual del Hijo del Hombre y no entendiéndolo como símbolo o metáfora de la colectividad del Pueblo, se admitiría el que éste adviniera a condición humana, o por expresarlo a la inversa, el que un ser humano tal condición.

    Quizá pudiera concebirse el que adviniera al mundo al final de los Tiempos, quizá incluso el que lo hiciera bajo apariencia humana, al modo de la figura del avatar en el hinduísmo, pero,¿que lo hiciera en tanto que ser humano propiamente dicho?.

    Preguntas no faltan, desde luego, y nada fáciles ni cómodas,por cierto. Acaso no hallemos respuestas, como sea nunca serán fáciles ni cómodas, prevenirnos de buscar refugio en semejante tipo de respuestas.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 11.08.18 | 19:18

    Ya dije que resulta un tema duro de pelar y realmente difícil e incluso inquietante. Respecto al binitarismo judío, figuras como Henoch- Metatrón, Melquisedec, aparecen en determinados textos judíos del llamado período intertestamentario. No es momento de entrar en un análisis detallado, sí resulta pertinente el preguntarse en qué medida ello se refiere a un pensamiento restringido y minoritario o tiene una recepción más amplia y generalizada. Diría, sin realmente saberlo y poder afirmarlo, claro, que probablemente se da con mayor probabilidad lo primero, o sea, su carácter restringido y minoritario.

    Respecto al Hijo del Hombre daniélico, ésta ya sí es figura que aparece en el propio canon de las Escrituras y que, por cierto, la interpretación común judía para evitar determinadas "tentaciones" de no estricto monoteísmo se apresta, al igual que en el caso del Siervo sufriente de Isaías, a considerar como representación en colectivo del Pueblo de Israel.

  • Comentario por galetel 11.08.18 | 09:31

    Pregunto pues al Sr. Piñero o a quien quiera y pueda contestar en su nombre: ¿Hubo o no blasfemia según la Ley judía de esa época en la supuesta confesión de Jesús de pretender ser él el Mesías daniélico?
    ¿Qué requisitos tenía que cumplir una declaración para ser considerada blasfema?

    Aclaro que yo pienso que desde nuestro punto de vista histórico-crítico no era blasfema, pero desde el punto de vista erróneo de los sanedritas, sí. Como he comentado profusamente antes en este blog.

  • Comentario por galetel 11.08.18 | 09:26

    porque Jesús era un rebelde a la Ley de Moisés. Esto es lo que querían demostrar los saduceos con testigos convocados en una reunión informal, pero no pudieron.

    Entonces el Sumo Sacerdote Caifás interrogó personalmente a Jesús y provocó su confesión sincera: Jesús proclamó su intención de asumir el papel de Mesías daniélico en representación plena de Dios. Con eso bastó para acabar con la oposición al plan saduceo, pues todos los reacios consideraron blasfemo a Jesús debido a esta su confesión solemne.

    Yo estoy totalmente convencido de que fue así, pero no sé justificar que un dicho y actitud como esos de Jesús pudieran ser considerados blasfemos. Según Larry W. Hurtado y Antonio Piñero, en este blog, comentando sobre el libro “How on Earth Did Jesús Become a God?”, escrito por Hurtado y analizado por Piñero, NO HUBO ESTRICTAMENTE blasfemia debido a las concepciones teológicas judías de esa época, teniendo en cuenta el binitarismo que admitían.

    ...

  • Comentario por galetel 11.08.18 | 09:24

    Como se ve, las cosas se reducen a si los dichos y hechos de Jesús pudieron ser considerados blasfemos por un sector importante de los sanedritas, que eran reacios a entregar a Jesús a Pilato para que lo ejecutara antes de las fiestas de Pascua con la acusación de pretender ser el rey de los judíos, es decir, un sedicioso antirromano.

    El sector más colaboracionista ya lo había decidido desde antes, porque Jesús los había acusado de ser infieles a los profetas, Isaías y Jeremías. El sector menos colaboracionista, en cambio, era reacio. Por eso los sumos sacerdotes se las arreglaron para prender a Jesús sin causar alboroto, entre los numerosos peregrinos, de noche, hallándolo e identificándolo con la ayuda de un traidor, para llevarlo a la casa de los saduceos e interrogarlo allí enfrente de los sanedritas reacios.

    Pues los reacios se basaban en que Jesús podía ser el Mesías davídico que esperaban, pero los colaboracionistas alegaban que eso no podía ser porqu...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.08.18 | 22:41

    ....frente a la dicreciópn a este respecto de los Sinópticos; en Jn Jesús proclama continuamente ante sus auditore, es decir, en público, su identidad con el Padre tal, por ejemplo, continuamente utiliza el "Yo Soy" en directa alusión al Nombre divino.

    Tema, sí, duro, muy duro de pelar pero que justamente del núcleo duro del cristianismo forma parte. Tema para reflexionarlo en serio y en hondo, sin componendas ni concesiones fáciles y acomodaticias. Tema que, por otro lado, la exégesis historiográfico-científica va a obviar o desdeñar sin más, incapaz de captarlo en toda su dimensión y despachándolo como una mera invención .

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.08.18 | 22:24

    ....lo´narrado por los Sinópticos y apunta algo que la narración recoge y que resulta sin duda sorprendente y aun inquietante. No es la pretensión mesiánica de Jesús, explicitada en el episodio de su entrada en Jerusalén,la que provoca la imputación de blasfemia, pretensión que, por otra parte, en sí misma no la conllevaba; quedan claros el temor y la inquina de la alta clase sacerdotal, hechos como la irrupción en el Templo no "ayudaban" precisamente, y su propósito de liquidar a Jesús, pero a la vez los Sinópticos se cuidan de mostrarnos que no acababan de encontrar un argumento que validara su condena.

    Será el propio Jesús el que se lo ponga en bandeja al identificarse con el Hijo del Hombre daniélico. Y éllo, aparte toda la malevolencia de los mandamases sacerdotales que se quiera y que era mucha, constituye en efecto y según la Ley una blasfemia. Por no hablar ya del Ev de Jn, que presenta a Jesús durante su miniterio como "una blasfemia andante, frente a....

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.08.18 | 21:54

    ,,,,,se centrsa en esta que he denominado revelación por pasiva, y parte central de su argumentario lo constituye la muerte de Jesús como maldito de la Ley, no es momento de ponerse a desarrollar el argumentario paulino, quede simplemente reseñado ésto, tal centralidad en él de la muerte de Jesús como maldito de la Ley, algo tan cercano y conexo a la blasfemia.

    Es tema el de la blasfemia muy difícil de afrontar, provoca vértigo y miedo, la propia teología cristiana a lo largo de los siglos no ha entrado a fondo en él, ha pasado de puntillas por él, pero es tema clave, por ejemplo representa el núcleo duro y el escollo en principio insalvable de cuestión tan importante como la del encuentro-desencuentro del cristianismo con su matriz, el judaísmo. Aun hoy, para el judaísmo, y no hablo del ultraortodoxo lo que el cristianismo sostiene acerca de Cristo no puede dejar de entenderse como blasfemia.

    Resume Galetel el cómo se llegó a esta imputación según lo narrado....

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.08.18 | 21:31

    El tema de la imputación de blasfemia pienso es importante, y mucho, en cuanto a definir la significación de Jesús el Cristo, el Cristo que tiene Jesús histórico como referente básico, por supuesto, pero que si básicamente fundado en este Jesús histórico, de alguna forma igualmente lo transciende, aun cuando no desgajado o independiente de él.

    A veces hablé en el blog de Pikaza de que en Cristo se daría una revelación por activa, su decir y obrar, su llamemosle mensaje, y otra por pasiva, aquélla que se significa en la Pasión-Resurrección-Exaltación. Según Pikaza, por ejemplo, la cruz representaría el ejemplo extremo del amor predicado por Jesús,, dar la vida por los demás en precio a su denuncia de la opresión y la injusticia y a su pretensión llevada al límite del amor-comunión entre los humanos. Sin duda se trata de una visión e interpretación correctas pero acaso incompletas.

    Pablo, a quién se achaca, no sin motivo, dejar de lado el Jesús histórico, se......

  • Comentario por Moisés 10.08.18 | 16:18

    Algo pasa entre lo que escriben dos Fernandop que parecen diferentes.

    En todo caso, estoy de acuerdo con TRUE (08:23)

  • Comentario por Fernandop 10.08.18 | 11:54

    Todo parece indicar que Jesús era un personaje que había convulsionado Jerusalén desde que llegó de Galilea (quizá antes) Tenía el fervor del pueblo, ante la opresión de los poderosos y contaba con el apoyo de gente influyente que oía con gusto sus palabras.Pensaba que el reino de Dios estaba cerca.Probablemente ya en vida lo tomaron por el Ungido y es probable que él pudiera ser consciente de ello.
    Evidentemente saduceos y a los poderosos les caía como un tiro, era una sociedad injusta. Así que pusieron Pilato en antecedentes: subleva al pueblo, incita a no pagar impuestos, habla del Reino de Israel y puede encender la revuelta,se ofrecieron a ponerlo a su disposición Pilato obro como siempre en estos casos, lo apresó, lo torturo,lo ejecutó de forma infamante para que sirviera de aviso a navegantes y escarmiento. Israel quedo conmocionada d indignada por el asesinato de un hombre sabio y justo

  • Comentario por true 10.08.18 | 08:23

    Muy de acuerdo con Galetel.
    No veo q haya dicho nada de lo q le atribuye Fernandop.
    La predicación de Jesús tuvo q caer fatal a los poderes religioso-políticos, pero su alcance solo era comprensible para la mentalidad judía no para la romana para la q pasaría desapercibido.
    No era un grupo rebelde armado contra el imperio, era un crítico del status quo y de los modos de los poderosos que criticaba a los de su propio mundo judío en primer lugar y estos son los q se dan x aludidos en episodios como el del templo. La trascendencia de Jesús era incomprensible para el mundo romano.
    Después además están otras cuestiones a las q se refiere Galetel con las q vd puede no estar de acuerdo y yo sí, en general, salvo detalles q no considero de importancia, pero lo de q Jesús fuera un personaje oscuro no se lo he visto decir jamás.
    El razonamiento expuesto por Galetel abajo me parece impecable y de acuerdo con los datos que tenemos y la lógica.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 09.08.18 | 18:54

    .....autoridad religiosa judía.

    El trancurso del tiempo nos lo ha "normalizado" y hecho incapaces de comprender la enormidad y barbaridad que éllo supone a la hora de presentar, de "vender", a un Mesías de Israel, resulta impensable que ningún judío, ni siquiera judeohelenista, " se sacara de la manga" tal enormidad por mucho que se hallaran en disputa o ruptura con el judaísmo digamos establecido. Por cierto, el Ev de Jn, primeramente citado como prueba de la motivación real de los sacerdotes fundada en el temor a disturbios, resulta que es aquél donde la imputaciónde Blasfemo a Jesús aparece de modo más recurrente,bien que es por parte de sus oyentes y en él no se "escenifica la comparecencia ante Caifás.

    En los Sinópticos, aparte del juicio, el tema de la blasfemia aparece interiorizado por algunos escribas testigos en el caso del perdón de los pecados al paralítico, Mt,9 . Tampoco se queda corto, por cierto, el Jesús muerto como maldito de la Ley de Pablo

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 09.08.18 | 18:30

    La historiografía autodenominada científica en la que Piñero reclama ,con académica probidad, encuadrarse, requiere un Jesús en nada o casi nada diverso a otros pretendientes mesiánicos y/o sediciosos antirromanos de aquellos tiempos. Todo ha de quedar atado y bien atado, asequible, masticable y digerible y, en particular, susceptible de ser encuadrado y encasillado. Que nada se salga del buen orden por la Academia decretado, que no venga ningún Jesús " asacar los pies del tiesto", cuanto no responda a ésto, pues nada, se desecha, pura invención mentirosa y tergiversadora de los redactores evangélicos, a los que, por otra y paradójica parte no se duda en acudir cuando conviene.

    Lo he dicho en muchas ocasiones, machaconamente lo repito. Hablando de principio hermeneúticos, uno tan clave como el de dificultad. Pues bien, ni un sólo ejemplo puede hallarse en todo el NT como éste de la imputación de blasfemia por el Templo y por boca de la suprema autoridad religiosa....

  • Comentario por Fernandop 09.08.18 | 17:52

    Estimado Galetel
    No se entiende nada bien la hincha que le tenían los principales sanedritas a un oscuro predicador galileo del que nada se sabía (según usted).Una hincha tal que les lleva a reunirse de forma excepcional y extraordinaria y a mentir descaradamente ante las autoridades romanas inventando acusaciones falsas. Claro que según usted no engañaron a Pilatos, un buen hombre que, a pesar de estar de acuerdo con Jesús, lo torturo salvajemente y lo condenó a la muerte más horrible, al no tener arrestos para enfrentarse a los saduceos... menos mal que era bondadoso

  • Comentario por Fernandop 09.08.18 | 16:13

    Galetel, no cartelera

  • Comentario por Fernandop 09.08.18 | 16:11

    Cartelera no solo era vecino de Nazaret también trabajaba de conserje en el Sanedrín y oyó todo lo que se dijo allí

  • Comentario por galetel 09.08.18 | 14:53

    Era una cita directa de Daniel 7, 13-14 donde se nombraba a Dios como “el Anciano”, llamándole aquí “el Poder”. Una blasfemia rotunda aplicada a sí mismo por el propio Jesús siguiendo la conocida práctica autoreferencial –según todos- que le hizo culpable y merecedor de la pena de muerte que ellos se proponían infligirle por vía de Pilato acusándolo de sedicioso antirromano.

    La vía de juzgarlo a la manera judía era inviable si se quería eliminar a Jesús antes de las fiestas nacionalistas que ya empezaban.

    ¿Pudo ser así, Prof. Piñero?

  • Comentario por galetel 09.08.18 | 14:49

    hacerlo caer en evidencia como no-davídico y acabar así con el apoyo que podían brindarle. Lo intentaron, pero no tenían éxito debido a la poca fiabilidad de los testigos que habían presenciado los hechos de Jesús y escuchado sus dichos en las zonas rurales de la Galilea herodiana y sus entornos.

    Entonces el Sumo Sacerdote Caifás se adelantó para interrogar él personalmente y solemnemente a Jesús, en su calidad de jefe supremo judío. Le preguntó directamente si se proclamaba el Mesías de Dios, y obtuvo una respuesta obvia, la que tenían “in mente” los enemigos y hasta los amigos de Jesús: “Sí, tú lo dices, yo soy ese Mesías davídico que teméis/esperáis.

    Pero Jesús no paró ahí; continuó de manera parecida a como lo cuenta el evangelista,… y la embarró. Porque dijo algo así como: “Y veréis al Hijo del hombre sentado a la diestra del Poder y venir entre las nubes del cielo.

    Era una cita directa de Daniel 7, 13-14 donde se nombraba a Dios como “el An...

  • Comentario por galetel 09.08.18 | 14:46

    Otra vez con esto. Se ven claramente los dos sesgos de Piñero. Le pregunto nuevamente, por enésima vez:
    ¿Pudo ser más bien como he comentado tanto, que los saduceos (y quizá además algunos sanedritas importantes) decidieran entregar a Jesús antes de que se iniciaran las fiestas de Pascua, pero temieran que otros sanedritas, no menos importantes por su influencia en el pueblo enardecido, se opusieran activamente a esa barbaridad que era entregar un líder judío davídico al poder opresor extranjero pagano?

    Antes de proceder a la entrega tenían que convencer a los sanedritas reacios; para eso, sólo para eso, apresaron a Jesús mediante la guardia judía con la ayuda de un traidor, sigilosamente, con nocturnidad y alevosía, para no provocar un escándalo como el que querían evitar.

    Las instrucciones que los guardias judíos tenían era conducir primero a Jesús a casa de los saduceos, para interrogarlo delante de los principales sanedritas reacios, hacerlo caer en ...

Lunes, 10 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930