El blog de Antonio Piñero

Jesús y el infierno eterno (II) (18-07-2018) (1013)

18.07.18 | 13:32. Archivado en Jesús histórico,

Hoy escribe Antonio Piñero

Foto: el infierno en “La Divina Comedia” de Dante (tomado de Internet)

Prometí el día pasado que como fin a esta pequeña serie sobre la ética de Jesús de la mano de R. Armengol y su libro del 2018 de Editorial Carena, “La moral, el mal y la conciencia. El poder de las ideologías en la formación de la conciencia moral”, discutiría brevemente si los argumentos ofrecidos Armengol en contra de que Jesús sostuviera un castigo eterno para los malvados son o no válidos.

Mi argumento general es que no son válidos ya que a) la tradición, en este punto, parece firme sobre Jesús y, además, b) está de acuerdo con otros pensadores apocalípticos judíos de la época en torno a Jesús.

A. Creo que la tradición sobre el castigo eterno para los malvados preconizado por Jesús está fundado en una tradición que en su núcleo debe considerarse auténtica, por más que nos pese, ya que cumple con el criterio de historicidad de la múltiple atestiguación (en fuentes distintas o en géneros literarios distintos).

Es cierto que la combinación fuego eterno + gehena/hades/infierno aparece sobre todo en el Evangelio de Mateo, unas diez veces (englobo la doctrina al respecto del maestro de Jesús, Juan Bautista), y que es más escaso en los otros evangelistas, Lucas (3 veces: 8,9.17; 12,5) y en su fuente principal, Marcos otras tres (9,43.45.47); Mateo tiene, pues, 1. otras fuentes distintas; y 2. géneros literarios distintos (por ejemplo, parábolas, apotegmas, diálogos polémicos), tenemos en Mateo (tradición sobre Juan Bautista 3,10.12/apotegma o similar: 5,22/parábola: Mt 13,42.50).

B. Ese pensamiento es concorde (criterio de coherencia) con otro pensamiento de Jesús como la condena a poblaciones casi enteras (de Corazín, Betsaida y Cafarnaún) a un castigo eterno como aparece en la Fuente Q = Lc 10,13-15/ Mt 11,21-24. No es destrucción sin más, sino castigo por siempre jamás.

C. Este es el pensamiento común de la apocalíptica de la época tanto fuera del Nuevo Testamento como dentro (criterio de plausibilidad histórica):

1. Fuera del Nuevo Testamento. Ejemplos:

· del fuego eterno y su naturaleza, que destroza a los impíos: Profecía de Histaspes, frag. VII 3-7; Antigüedades Bíblicas del Pseudo Filón: 18,10; 63,2; Testamento de los XII Patriarcas, Testamento de Zabulón 10,2; 3 Baruc 4,1; I Henoc 91,9-10 = IV 124; Oráculos Sibilinos IV, 171-178;

· de la gehena como castigo eterno: 2 Baruc 85,13; I Henoc 26,4; 27,2s ; IV Esdras 7,36.38; Oráculos Sibilinos II, 291
Todos estos textos están en traducción castellana en la colección Apócrifos del Antiguo Testamento de Ediciones Cristiandad.

2. Dentro del Nuevo Testamento. Ejemplo del Apocalipsis. Al igual que el autor de esta obra esel que refleja con más claridad que habrá una primera fase del reino de Dios sobre esta tierra (no celeste) = 20,4-7 y también en Mc 10,30 casi como excepción.

Respecto al Evangelio de Juan opina que es suficiente el siguiente pasaje que cita Armengol mismo en p. 374: «Si alguno no permanece en mí, es cortado y se seca, lo mismo que los sarmientos; luego los recogen y los echan al fuego para que ardan» (Jn 15, 6). El texto de Jn 3,16: «Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo unigénito para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna» es muy ambiguo y nada dice con exactitud que los malvados e increyentes una vez muertos vayan a ser simplemente aniquilados de modo que no sufran un castigo eterno

Escribía yo en el Blog el día 30 de octubre de 2007

El Nuevo Testamento menciona el Hades diez veces y la Gehenna, doce. El primer vocablo representa el mundo subterráneo de los muertos y se corresponde con bastante exactitud al hebreo sheol. Se halla en las profundidades de la tierra (Mateo 11,23), tiene puertas gigantescas (Mt 16,18). Se trata de un lugar de paso a donde descienden las almas después de la muerte (Lucas 16,23; Hechos de los Apóstoles 1,18), pero las devuelve después de la muerte (Apocalipsis 20,13). Como puede verse el Diablo no desempeña en este reino ningún papel.

Según otra concepción, representada por la Primera Epístola de Pedro (3,19), sólo las almas de los increyentes descienden al Hades. Cuando Jesús, tras su muerte, baja a este lugar (1 Pedro 3,19; 4,6: una concepción que se halla en otras concepciones religiosas, por ejemplo el descenso de la diosa Isis al infierno; el de Ulises o Eneas, etc.) no va a luchar contra el Demonio y arrebatarle su presa (no hay tal), sino solamente a predicar el evangelio a los justos ya difuntos y prepararlos para su resurrección. Aquí es como si el diablo no existiera.

La Gehenna o infierno se diferencia del Hades en que no es un sitio de paso, sino el lugar de perpetuo castigo de las almas perversas. Pero –curiosamente para nuestra mentalidad de hoy- tampoco el Demonio tiene que ver nada en principio con este ámbito según el Nuevo Testamento. Sólo la fantasía posterior (partiendo de tradiciones como las reflejadas en el Apocalipsis, que hemos visto antes) unirá Infierno con el Diablo, como se ve ya en el Evangelio apócrifo de Nicodemo . El cristianismo se une así a otras religiones que tienen representaciones parecidas. Concepciones de este estilo de Infierno son corrientes en la literatura latina y griega, de donde el cristianismo toma con seguridad sus ideas. Pero estas concepciones se repiten: en el “infierno” de algunas creencias orientales, por ejemplo, existe el tipo divinidad juez del mundo subterráneo que controla como un burócrata el lugar de castigo, en el que una serie de “demonios” con variados instrumentos de tortura atormentan a los condenados.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
http://adaliz-ediciones.com/home/36-el-jesus-que-yo-conozco.html


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Moisés 21.07.18 | 16:02

    Por ahí podíamos haber comenzado

  • Comentario por Elías 20.07.18 | 21:41

    Algo no cuadra don Moisés, si no existe, no puede ser tan pequeña... Y se ve que galetel no le ha puesto al día con el mundo cuantico. En esta Tetera cabrían varios multiversos incluidos el del sombrerero loco de Lewis Carroll.

  • Comentario por Kira 20.07.18 | 18:53

    Sin comentarios...

  • Comentario por Moisés 20.07.18 | 18:49

    Adiós, KIRA, el menda se pira.

  • Comentario por Kira 20.07.18 | 18:42

    Sí un creyente SUGIERE que existe una entidad llamada Dios, con todas las características que le asigna el cristianismo, pero que es inescrutable...¿se deduce que está negando su existencia?.

  • Comentario por Moisés 20.07.18 | 18:39

    KIRA (18:30): si dice Russell "si yo sugiriera..." es claro que sabe que "esa" tetera no existe. Es una metáfora muy afortunada, no en sí, sino en lo que algunos (y aún muchos) quieren que diga.


  • Comentario por Moisés 20.07.18 | 18:39

    KIRA (18:30): si dice Russell "si yo sugiriera..." es claro que sabe que "esa" tetera no existe. Es una metáfora muy afortunada, no en sí, sino en lo que algunos (y aún muchos) quieren que diga.


  • Comentario por Kira 20.07.18 | 18:30

    Russell y su analogía teteril no pretende demostrar ni la existencia ni la inexistencia de Dios (¿ donde dice que la tetera no existe?).Simplemente refuta la idea de que corresponde al escéptico desacreditar las afirmaciones infalsables.
    No dice nada nuevo.

  • Comentario por Moisés 20.07.18 | 14:51

    Sobre la famosa tetera de Russell, conviene leer lo que escribió: "SI YO SUGIRIERA que entre la Tierra y Marte hay una tetera de porcelana (…) la tetera es tan pequeña que no puede ser vista ni por los telescopios más potentes...", de lo que se deduce que Russell nos dice que esa tetera no existe y, además, es tan pequeña que no puede Vd. flotar dentro de ella. Tendrá que poner otro ejemplo, si tiene ganas de pensarlo y escribirlo y alguien tiene ganas de leerlo (si sabe, claro está).

    De verdad que siento tenga Vd. el concepto que expresa de su padre.

  • Comentario por Elías 20.07.18 | 11:33

    Pues "el Dante", no parece acordarse demasiado de los tontos e ignorantes(más esto último), como yo. Pero en el Cocito cerca de "Luci" se estará mas"frequito".
    En cambio para los herejes que negaban la supervivencia del alma les tenía reservado en el sexto círculo unos ataudes flamigeros, la mar de monos vigilados por las Furias o Erinias. Los ignorantes estarían más bien (o más mal que bien) en el primer círculo en el anteinferno.

  • Comentario por galetel 19.07.18 | 18:40

    Pocos días después de la muerte de Jesús (un viernes 7 de Abril, probablemente), se creó el eslogan cristiano. No fue una ocurrencia de Pablo, sino de los primeros cristianos. Los incrédulos no pecan solo por motivos morales, sino por ignorantes o por tontos; el Dante debió asignarles un destino especial.

  • Comentario por Elías 19.07.18 | 16:46

    Efectivamente don Moisés, y si nos despertamos en el otro barrio flotando dentro de una tetera la realidad será la que sea. Porque como Ud dice Ud piensa que no será así pero en realidad no lo sabe e incluso si Russel lo pensó como revancha a los tes con pastas de su abuelita, igual el destino le da la razón. Espero que contenga te, la manzanilla no la soporto. (mm igual es ese mi castigo hasta que cambie de opinión, vaya). Yo también me quedaba con el padre de Mo(con permiso) el mío me produjo fobia a la autoridad, incluso la divina.

  • Comentario por Moisés 19.07.18 | 15:14

    El caso es, DAVID MO (07:29), que no se pueden elegir esas cuestiones "paternales". La realidad será (y es) la que sea, independientemente de nuestras creencias, opiniones o preferencias.


    RAWANDI y RUSSELL pontifican dogmáticamente. El primero sigue vivo entre nosotros (afortunadamente para él y nosotros). Del segundo perdimos la pista el día de Las Candelas de 1970. En su larga (en comparación) vida terrestre dijo varias tonterías y banalidades, quizá como revanchismo por la estricta educación recibida de su abuela. Se dan casos.

  • Comentario por Rawandi 19.07.18 | 12:06

    "El cristianismo propugna un sistema ético avanzado"

    Fernandop, no puede ser un sistema ético avanzado si incluye la idea del tormento eterno. Afortunadamente, la mayoría de los cristianos ya ha dejado de creer en el infierno porque consideran que se trata de una noción primitiva aberrante. En otras palabras, se avergüenzan de esa parte de la tradición neotestamentaria. Ya decía Bertrand Russell que uno de los defectos más graves de Jesús era su defensa del infierno eterno.

  • Comentario por David Mo 19.07.18 | 07:29

    Pues menudo padre. Prefiero el mio, francamente.

  • Comentario por galetel 18.07.18 | 22:43

    Las ideas judías de Jesús, expresadas en unos evangelios muy posteriores sobre hechos muy anteriores, por autores que no lo conocieron sino escribían en base a tradiciones antiguas, pudieron cambiar radicalmente después de su muerte/resurrección/exaltación. Lo único que sabemos al respecto es lo que afirman los textos pospascuales prepaulinos citados por Pablo.

  • Comentario por Moisés 18.07.18 | 15:18

    De acuerdo con la pregunta y matización de FERNADOP (14:29).

  • Comentario por Fernandop 18.07.18 | 14:29

    ¿Por mas que nos pese?
    El cristianismo, al igual que otras religiones que propugna un sistema ético avanzado (como el budismo u el karma) introducen mecanismos de "justicia "que ayudan al creyente a eliminar las ideas de venganza. Pienso que un creyentebtendrá en cuenta que Dios es un padre, que por ello advierte e incluso amenaza a sus hijos... Pero que finalmente es nuestro padre

Jueves, 13 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31