El blog de Antonio Piñero

Jesús y la esclavitud. La moral del Jesús histórico (10-07-2018) (1010)

10.07.18 | 11:18. Archivado en Jesús histórico,

Foto: Mosaico romano a muestra un esclavo aguador

Hoy escribe Antonio Piñero

Sigo extractando textos, con breve comentario, del último capítulo del libro de Roger Armengol, “La moral, el mal y la conciencia. El poder de las ideologías en la formación de la conciencia moral” sobre los fragmentos de la ética de Jesús y de Sócrates.

Hasta ahora, y en síntesis, ha argumentado nuestro autor que

«Una de las enseñanzas substanciales de Jesús y que quizá Sócrates hubiera aceptado se refiere a la crítica del poder, mejor dicho, al abuso del poder que comporta dolor y daño a los semejantes. Entendido de esta forma Jesús siempre se opuso al poder del dinero, al poder político, al poder sacerdotal y al eclesial del Templo de Jerusalén, al poder judicial, al de Roma, al poder de las costumbres y tradiciones que no eran siempre benefactoras –el trabajo en los días festivos cuando era conveniente, como escribe el evangelista Marcos: «el sábado ha sido hecho para el hombre y no el hombre para el sábado» [2, 27]–. Esta oposición de Jesús a lo establecido que no siempre era justo y benéfico le costó la vida… En efecto, Jesús fue ejecutado por Roma porque su predicación incluía una fuerte desobediencia a lo establecido. Al anunciar la venida del Reino de Dios estaba proponiendo que este reino supondría el hundimiento para siempre del Imperio».

Señalé que esta última proposición es básica para entender a Jesús y su moral. Llegados aquí nuestro autor deduce una consecuencia importante respecto al discípulo/seguidor de Jesús más importante y de mayor impacto hasta hoy: Pablo de Tarso. Escribe:

«En relación al poder y a la crítica de su abuso el apóstol Pablo no pudo seguir los principios jesuánicos. En una de sus epístolas no le exige a Filemón que libere a su esclavo Onésimo, lo que le pide es que lo trate como a un hermano, en esta ocasión un hermano convertido a la fe de Pablo. No me imagino a Jesús tolerando que algún discípulo o amigo tuviera esclavos. Pablo en Romanos escribió muy convencido «que todos se sometan a las autoridades establecidas, pues no hay autoridad que no provenga de Dios, y las que existen, por Dios han sido constituidas. De modo que, quien se opone a la autoridad, se resiste al orden divino, y los que se resisten se están buscando ellos el castigo» [13, 1-2]. No me imagino a Jesús inclinándose ante las autoridades establecidas. Más bien tengo la impresión de que si Jesús se hubiera comportado como recomienda San Pablo no hubiera sido ejecutado por el poder de Roma. Es o era muy peligroso enfrentarse al poder porque la autoridad como dice Pablo castiga a quien se resiste».

Mi breve comentario es: acepto la primera y última parte de este aserto. Pero no parece fundada la afirmación de que «No me imagino a Jesús tolerando que algún discípulo o amigo tuviera esclavos». Ciertamente, y ya es un dato, que al igual que Jesús se pronunció de una manera clara y contundente sobre el reino de Dios, sobre el primer mandamiento, en concreto sobre el amor a los enemigos (como hemos señalado en postales anteriores), si Jesús se hubiera opuesto estrictamente a la esclavitud, como manera clara de hacer daño a un ser humano (privarle de la libertad es uno de los daños más crueles), esperaríamos de él un pronunciamiento claro a este respecto. Y no lo hizo. Del mismo modo que jamás tuvo un pronunciamiento claro sobre la posición social, muy desafortunada, de la mujer en el judaísmo de su tiempo. Y parto del supuesto, admitido por todos los estudiosos, de que en el Israel del siglo I, había esclavos y no solo extranjeros, sino también judíos. Solo que –al parecer– el trato a los esclavos era más afable que en el resto del Imperio romano.

La esclavitud no está ausente en el mundo que describe y asume Jesús. En los evangelios la palabra esclavo / siervo de la gleba o casi esclavo (griego doûlos) aparece 120/130 veces en los evangelios. La designación de siervo (griego hyperétes) solo sale 17 veces. Especialmente reveladoras son las parábolas, que en opinión de los intérpretes incluidos los católicos (véas, por ejemplo, W. Kasper (editor), Diccionario enciclopédico de exégesis y teología bíblica en dos volúmenes, versión española de Marciano Villanueva, Herder, Barcelona 2011, voz “Esclavitud, esclavo”, I 554-555: “También en el Nuevo Testamento se refleja la esclavitud de aquella época”… “No se hace desaparecer la esclavitud, pro se la humaniza desde la óptica del amor de tipo patriarcal” (p. 555).

Y para que no pueda acusárseme de parcialidad, recojo los pocos textos (hay muchísimos más) de las parábolas donde se aprecia que Jesús describe, y acepta al menos implícitamente el estatus de la esclavitud como algo obvio, que ni se discute) que presenta este diccionario:

Indico solo los comienzos de los textos:

Mt 18,23-35: «El Reino de los Cielos es semejante a un rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos. Al empezar a ajustarlas, le fue presentado uno que le debía 10.000 talentos. Como no tenía con qué pagar, ordenó el señor que fuese vendido él, su mujer y sus hijos y todo cuanto tenía, y que se le pagase…»

Mt 25,14-30: el juicio final será como ocurre en el caso del hombre que se ausenta y entrega parte de sus bienes a sus esclavos: «Es como un hombre que, al ausentarse, llamó a sus siervos y les encomendó su hacienda: a uno dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada cual según su capacidad; y se ausentó. Enseguida, el que había recibido cinco talentos se puso a negociar con ellos y ganó otros cinco….».

Lc 12,35-48: «Sed como hombres que esperan a que su señor vuelva de la boda, para que, en cuanto llegue y llame, al instante le abran. Dichosos los esclavos, que el señor al venir encuentre despiertos: yo os aseguro que se ceñirá, los hará ponerse a la mesa y, yendo de uno a otro, les servirá. Que venga en la segunda vigilia o en la tercera, si los encuentra así, ¡dichosos de ellos! Entendedlo bien: si el dueño de casa supiese a qué hora iba a venir el ladrón, no dejaría que le horadasen su casa. También vosotros estad preparados, porque en el momento que no penséis, vendrá el Hijo del hombre».

Fuera de las parábolas hay exhortaciones que tienen presente comportamientos de la esclavitud. Así, por ejemplo, Lc 17,7-10:

«¿Quién de vosotros tiene un esclavo arando o pastoreando y, cuando regresa del campo, le dice: “Pasa al momento y ponte a la mesa?” ¿No le dirá más bien: “Prepárame algo para cenar, y cíñete para servirme hasta que haya comido y bebido, y después comerás y beberás tú?”. ¿Acaso tiene que agradecer al siervo porque hizo lo que le fue mandado? De igual modo vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os fue mandado, decid: Somos siervos inútiles; hemos hecho lo que debíamos hacer».

En síntesis: Jesús aceptó como algo obvio la esclavitud… y se ve por Las parábolas que se refiere a conciudadanos judíos. Jesús no hizo pronunciamiento alguno contra la esclavitud, pero sí lo hizo en otros casos claves, como el divorcio, la Ley, el Reino, etc.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
http://adaliz-ediciones.com/home/36-el-jesus-que-yo-conozco.html


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por true 17.07.18 | 09:04

    Cita parte Fernando P a Manuel y yo añado: "No buscaba el propio Jesús detentar el poder político, depurar (controlar antes que destituir como institución) el poder sacerdotal y eclesial del Templo, dirigir o asistir a un Juicio muy determinante ..."
    Como se ve, efectivamente Manuel aplica a Jesús todas las características y los modos de los poderosos, cuando en realidad todo su discurso fue en contra de todo esto, q ciertamente supone ejerecer la violencia pero q nunca persiguió sino q muchísimas veces condenó. Él se consideraba un profeta del reinado de Dios al q se llegaría por la conversión a los valores del Reino q son opuestos a esos valores del mundo, operando los convertidos como levadura en la masa.
    No, en ningún momento se arroga ni pretende detentar el poder político ni religioso, de hecho si alguna vez admitió la vocación mesiánica fue al final de su vida y como simple catalizador del Reinado de Dios, viendo venir el final trágico q le esperaba.

  • Comentario por Manuel 12.07.18 | 22:39

    fernandop 11.07.18 | 23:44: "Manuel le acusa de violento fanático"
    Uno terminará acostumbrándose, pero mientras tanto, ¿me señala Vd dónde?

    De acuerdo con David Mo, como suele ocurrir

  • Comentario por galetel 12.07.18 | 12:24

    La filosofía/doctrina moral cristiana nos toca practicarla a nosotros, los seguidores de Jesús. Y eso es lo que hacemos, con fuertes altibajos. La Ilustración es parte de ello. Pero sin el "Maranatha", de muy poco serviría.

  • Comentario por David Mo 12.07.18 | 08:26

    Fernando P: El mito del cristianismo redentor de esclavos, uno más. La hagiografía dice que la iglesia se dedicó a emancipar esclavos. Cierto, emancipó esclavos cristianos... para ponerlos a trabajar como esclavos en sus propias tierras. A principios del siglo VI los concilios de Agde y Yenne prohibieron a los abades emancipar esclavos "porque no es justo que los esclavos gocen de libertad mientras los monjes trabajan la tierra cada día". El gran Carlomagno, recomendaba a sus administradores comprar esclavos para cultivar sus tierras. Etc., etc. Es decir, mientras entonaba cánticos a la igualdad de los hombres... aplazaba la cuestión para la otra vida. Nada nuevo. Viene de Pablo de Tarso. Puedo proporcionarle más citas que demuestran como la iglesia siguió sosteniendo la esclavitud hasta que le fue más rentable sustituirla por la servidumbre. Por cierto, acusé a Jesús de "descafeinado" en el tema de la esclavitud. No dije que no fuera violento en otras cosas.

  • Comentario por fernandop 11.07.18 | 23:44

    Y que el cristianismo fue la espoleta que detonó el sistema esclavista romano no cabe duda alguna. Y que David Mo atribuyendo a Jesús de Nazaret las prácticas alienantes de la iglesia actual incurre en un ejercicio de estulticia mayúsculo. Y que mientras David Mo acusa a Jesús de descafeinado Manuel le acusa de violento fanático que buscaba SIC "depurar el poder sacerdotal", no sabemos ni de donde se saca David que Jesús era descafeinado ni de donde se saca su compinche la depuración. Pero todo vale para intentar cargarse al personaje.

  • Comentario por FERNANDOP 11.07.18 | 23:35

    particularmente no tengo ningún reparo en pensar que mi Jesús estaba sujeto a limitaciones como todo ser humano y que pudo aceptar costumbres de su tiempo que hoy se consideran inaceptables. Si me molesta que estos pretendidos "científicos objetivos"falseen la historia y tergiversando no se den cuenta de que Jesús si era un gran sabio que promulgo la igualdad básica entre todos los seres humanos, mujeres y hombres, pobres y ricos...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 11.07.18 | 22:01

    .....algo que promueve y facilita el ahondar más en la reflexión sobre el qué y el cómo de las cosas del vivir.

    Quedan cuestiones pendientes, no entraré en ellas para no alargarme demasiado, quizá más adelante si es el caso. Pablo, requiere una consideración particularizada que, desde luego, no se resuelve con el facilón expediente de que se "inventó" su Jesús y lo traicionó o tergiversó. Otra cuestión,la de contraponer caridad y justicia. Lo he escuchado, leído, innumerables veces, se ha convertido en un tópico realmente recurrente.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 11.07.18 | 21:47

    Un ejemplo a este propósito, el episodio denominado "del joven rico". Recordémoslo, un joven que había guardado todos los mandamientos y al que, tras su interpelación sobre cómo alcanzar la vida eterna, Jesús le responde que si quiere ser perfecto se desprenda de todos sus bienes y los reparta entre los pobres. Ser perfecto, renunciar a los bienes, o sea, y entre los bienes, la posesión de esclavos, evidentemente.

    Jesús no elabora tratado, manifiestos o panfletos, tal es propio de la tradición iluatrada, no realiza un análisis socio-económico de la realidad, tal un Marx, por ejemplo, Jesús es ética en palabra en la plaza pública y en acción. Y ética vinculada al Dios a quién ama con mente y corazón, quién en el corazón le arde.Y, en fin, conlleva un que diré valor añadido, sufre con todas las consecuencias y en propia carne los desmanes e injusticias del sistema de poder atinente al orden establecido(no le matan los "malos" sino la gente de ley y orden,algo....

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 11.07.18 | 21:20

    ....la vara de medir o piedra de toque en el día del Jucio se verá precisamente compelido y comprometido a ello.

    Hace unos años unos amigos míos, ateos ellos, por cierto, al igual que tantos otros de mis amigos, me regalaron por mi cumpleaños el libro de Antonio Escohotado "Los enemigos del comercio", crítico con los personajes que el autor considera tales y entre los que Jesús ocupa un lugar preeminente, de hecho el libro tiene como portada la reproducción de un cuadro con el tema de la expulsión de los mercaderes del Templo.

    Sí parece, según lo retratan los Evangelios, que Jesús no era demasiado afín al sistema socio-económico establecido, del que, por ejemplo en el caso de Roma, la esclavitud constituía un factor de importancia básica. El mismo Piñero ha tildado en más de una ocasión de utópicas e impracticable algunas propuestas de Jesús respecto a lo que llamaremos la vida material en cuanto al trabajo, la propiedad,etc., el orden social en suma.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 11.07.18 | 20:54

    El anacronismo que indica Xocupo y con el que estoy de acuerdo respecto a aplicar a la filosofía clásica griega los valores ilustrados de igualda,etc., cabe considerarloigualmente respecto a su aplicación a un no filósofo moral sino profeta carismático , tal bien señala Galetel, como Jesús, pero es que parece que en la postal como entre cierto comentaristas se pretende obviar ese anacronismo, incluso Xocupo llega a afirmar que el Reino de Dios que predicaba era compatible con ella pues negaba la libertad como valor básico, afirmación asi de rotunda cuando menos necesitada de análisis mucho más cuidadoso, meditado y matizado.

    Lo cierto es que a día de hoy ningún seguidor de Jesús, ningún adherente a la fe cristiana, hallará contradicción de cualquier tipo entre su creencia y la defensa y promoción de la igualdad, la libertad y la promoción de la justicia, bien al contrario, y en remisión justamente a lo consignado en este blog recientemente sobre la vara de....

    ...

  • Comentario por Manuel 11.07.18 | 18:57

    Mazdak no es antes de ellos, perdón, sino bastante posterior. El que fue muy anterior era Zoroastro, del que tenemos muy pocos datos.

  • Comentario por Manuel 11.07.18 | 18:55

    "Jesús siempre se opuso al poder del dinero, al poder político, al poder sacerdotal y al eclesial del Templo de Jerusalén, al poder judicial, al de Roma, al poder de las costumbres y tradiciones que no eran siempre benefactoras..."
    - ¿No buscaba el propio Jesús detentar el poder político, depurar (controlar antes que destituir como institución) el poder sacerdotal y eclesial del Templo, dirigir o asistir a un Juicio muy determinante y esperado, mantener las costumbres que estimara buenas, etc.?
    - Evidentemente, como el profesor demuestra con textos suficientes y ninguno en contra: "La esclavitud no está ausente en el mundo que describe y asume Jesús" (y sí que es puesta como ejemplo de normalidad a no ser cuestionada y sí "exigida" en cuanto se refiera a obediencia al señor o al rey y al cumplimiento de las normas sometedoras de su tiempo).
    - No parece que Pablo tenga en consideración nada de lo que al respecto dijera Jesús, y claramente se muestra colaboracionista de...

  • Comentario por Manuel 11.07.18 | 18:47

    Aparte de los filósofos, y aun antes de Espartaco, tenemos a ciertos reyes espartanos:
    - Agis IV, que en 245 AEC trató hacer una revolución social en la que se distribuiría la tierra entre 4.500 ciudadanos, incluyendo a los periecos (aunque aún no a los esclavos).
    - En 235 AEC, Cleómenes III, un hijo de Leónidas que se había casado con la viuda de Agis IV, heredó los avanzados planes de Agis IV. En 226 AEC, tras derrotar a la Liga Aquea, ejecutó a los éforos y puso en práctica las reformas económicas necesarias.
    - En 207 AEC, Nabis, otro espartano revolucionario, depuso a los últimos reyes (tras 9 siglos, desde la ocupación doria) y se convirtió en tirano. Completó las reformas de Agis IV y Cleómenes III, aboliendo las deudas y volviendo a dividir la tierra. Hasta liberó a los esclavos y puso fin al sistema de los ilota...

    Y antes de ellos a Mazdak (hacia 524/528 EC) promovió una revolución social, instituyendo posesiones comunales y programas de bienesta...

  • Comentario por Moisés 11.07.18 | 16:54

    RAWANDI (10.07.18/19:03) deja definitivamente resuelto y aclarado para, por lo menos, el presente y próximos siglos que "el Jesús histórico dejaba mucho que desear (…). Un tipo semejante no puede ser tomado en serio como maestro moral". Anotado queda.




    Lástima que se murió hace 32 años pero si se llega a enterar Borges no hubiera escrito aquello de "más allá de nuestra falta de fe, Cristo es la figura más vívida de la memoria humana".


    Jesús, Cristo, Jesucristo... y, avanzando, RAWANDI.




  • Comentario por galetel 11.07.18 | 13:02

    Insisto: No juzguemos a Jesús como si hubiera sido un filósofo moral. No lo fue, sino un profeta carismático. Los Evangelios, décadas después, pretenden que hizo milagros, etc. Pero no interesa que los haya hecho, ni importa. Lo que importa de verdad es el "Maranatha" y el Himno de Filipenses.

  • Comentario por procestoc 11.07.18 | 12:01

    Buenos días Luis Enrique Antolín.

    Puede que el filósofo griego más "avanzado" en su consideración hacia los esclavos y las mujeres fuese Epicuro. No conozco ninguna condena explicita suya sobre estos temas, pero su aceptación práctica de esclavos y mujeres dio mucho que hablar en su momento.

    Un saludo.

  • Comentario por Xocupo 11.07.18 | 11:13

    Se me ha adelantado en la respuesta David Mo, con el que estoy de acuerdo en lo fundamental y sólo añado alguna idea. Sería anacrónico juzgar a los filósofos griegos con los valores ilustrados de libertad o igualdad o desde los modernos derechos humanos. Sus éticas (políticas) son claramente clasistas y sexistas. Aristóteles da incluso un fundamento metafísico ("katà phýisin") a la supremacía del varón sobre la mujer, de los libres sobre los esclavos y de helenos sobre los "bárbaroi". Sin embargo, al universalizar el lógos, desde los presocráticos a los estoicos pasando por Sócrates, nos dan instrumentos para construir una ética laica actual, democrática, transcultural y trasreligiosa, pasando por las kantianas éticas de la justicia (no del amor). Pero es tb.anacrónicaa la visión de un Jesús igualitario, feminista y pacifista. La moral etnocéntrica (no Ética) del judío Jesús, centrada en la fe en el teocrático Reino de Dios, no es universalizable. La justicia prima sobre la caridadad.

  • Comentario por true 11.07.18 | 10:52

    De la definición, seleccionada por Jesús a partir de las opciones del AT, de todo ser humano como imagen de Dios se debería deducir la igualdad básica de todos los seres humanos.
    De su utilización de esa definición para eliminar el injusto trato, en un caso concreto, del varón hacia la mujer se debe deducir la misma aplicación en cualquier caso.
    De su actitud de defender a los débiles y compartir y sanar y dar la vuelta a los valores del status quo de los poderosos y considerar todo esto como signos del reino y la recomendación de actuar como él y ser levadura en la masa, se debería deducir en qué sentido hay q transformar la sociedad: dichosos los que buscan la paz y la justicia.

  • Comentario por David Mo 11.07.18 | 07:13

    Respecto a Jesús y la esclavitud: no la ponía en duda. Sus parábolas pueden ser parábolas pero implican esa aceptación natural de la esclavitud propia de las limitaciones de su época. Jesús era un hombre de su época y limitado, por tanto. Lo único que hay es una alusión a lo que realmente preocupaba a los hombres de la antigüedad: la esclavitud por deudas, que entraba en todos los programas populares de lucha contra las élites. Jesús hace una alusión, pero bastante descafeinada: "Perdónanos nuestras deudas como nosotros perdonamos a nuestros deudores". En lugar de un programa de abolición de la esclavitud por deudas, que era lo normal, propone un acto de buena voluntad religiosa. Típico del personaje, típico de la iglesia: piedad y caridad en nombre de Dios en lugar de justicia.

  • Comentario por David Mo 11.07.18 | 07:07

    Antolín: Respecto a las mujeres: sólo Platón, al menos entre los grandes filósofos griegos, dijo que la mujer es igual que el hombre. Aunque no siempre.
    En cuanto a la igualdad entre hombres: Antifonte y algún otro sofista, que ahora no recuerdo, dijeron que todos los hombres son iguales. No creo que eso implicara la abolición de la esclavitud, que era algo tan natural para los griegos como el capitalismo para los norteamericanos.
    Lo que ocurre es que a nadie se le ocurre proponer como modelo político el de los griegos y todo el mundo está de acuerdo en que su democracia era limitada y convivía con el machismo y la esclavitud. A diferencia de los cristianos que se empeñan en poner por encima de todo lo humano a su líder, mucho más primitivo en muchas cosas que los propios griegos. Lo cual enseña que la devoción es una mala cosa, porque obnubila la mente y que uno debe aceptar las críticas incluso a los que cree mejores sin subirse a la parra. Tomen nota.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 11.07.18 | 04:57

    Es muy tarde y no puedo extenderme ahora. Sólo un pequeño apunte sugerido por el comentario de Xocupo, alguien que claramente apuesta por la ética proveniente de la filosofía clásica griega en detrimento o clara oposición respecto a la ética cristiana.Simplemente una pregunta, ni de lejos domino el tema de la filosofía clásica griega como lo hace Xocupo y él puede proporcionarme datos que acaso ignoro.

    La pregunta es la de si en dicha filosofía, y en particular en los grandes representantes de ella, aparece algún cuestionamiento en toda regla de la esclavitud, o del papel y posición subordinados de la mujer, por ejemplo.

  • Comentario por Elías 10.07.18 | 23:06

    monoteísta. El cristianismo tendría que dar un paso atrás en la igualdad de las personas divinas, pero cosas más raras se han visto

  • Comentario por Elías 10.07.18 | 23:03

    El problema es que el cristianismo ha fallado demasiadas veces en explicarlo (lo del Reino de Dios) y la versión 2.0 de galetel es una versión, actualizada, que supongo enterraran los del cristianismo del XXII, si es que existen. ¿Se habrán fusionado con islam/judaísmo en una religión sincretica de resistencia?

  • Comentario por true 10.07.18 | 21:30

    Jesús no amenazaba, avisaba de que el amor es la vida para q no eligieran el rechazo del amor y la muerte.
    Porque evidentemente le preocupaba la situación de las personas, como se ve en los evangelios: pasó haciendo el bien, consolando, curando. Y en la parábola del juicio final en la q se ve que quien ama desinteresadamente al prójimo, a su estilo, está amando a Dios. Amor de obras: dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento etc.
    Por lo demás, de acuerdo también con Galetel.

  • Comentario por Rawandi 10.07.18 | 21:10

    Los apocalípticos Jesús y Pablo diferían radicalmente en su manera de concebir el Reino perfecto cuya venida era inminente. Jesús anunciaba la pronta llegada de un Reino terreno ubicado en Israel. Pablo, en cambio, anunciaba la pronta llegada de un Reino puramente celeste: "la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios" (1 Corintios 15,50).

  • Comentario por galetel 10.07.18 | 20:19

    Si el Culmen del Reino de Dios se realiza sólo por la vía de la Resurrección, entonces es cierto que "no es de este mundo, sino de otro". El cristianismo siempre lo ha tenido claro, pero ha fallado al explicarlo. El Reino es como una pequeñísima semilla de mostaza que crece y crecerá hasta llegar a convertirse en un enorme árbol donde podrán anidar las aves del cielo. La Ilustración es hija de este Proceso.

  • Comentario por Xocupo 10.07.18 | 19:45

    Si, como afirma Piñero y tantos otros exégetas, "Jesús aceptó como algo obvio la esclavitud", es también evidente que el Reino de Dios que predicaba es compatible con ella, pues niega la libertad como valor básico, aunque el Reino de Dios implicaba la liberación del dominio de Roma, la gran puta de Babilonia del Apocalipsis de Juan. Fue Espartaco el que se implicó en la liberación de los esclavos y por ello fue crucificado. Ni Jesús ni Pablo se preocuparon de la liberación de la esclavitud social, sino sólo de la esclavitud del pecado y de la salvación.Pablo y Juan espiritualizan el Reino de Dios, que ya no era de este mundo. Y el cristianismo histórico seguirá en la misma línea. Sin embargo, los teólogos desde Agustín a Erasmo se devanarán los sesos con el "liberum arbitrium", en confrontación con la gracia, hasta que Lutero declaró que el "arbitrium" era "servum" y que el libre albedrío era solo una ilusión, negado por la fuerza de la gracia y la predestinación, según Calvino.

  • Comentario por Rawandi 10.07.18 | 19:03

    Muy de acuerdo con el profesor Piñero. El Jesús histórico dejaba mucho que desear, pues amenazaba a sus oyentes con tormentos eternos y nunca condenó males tan evidentes como la esclavitud y el machismo. Un tipo semejante no puede ser tomado en serio como maestro moral, al menos para la humanidad actual que ya está familiarizada con los principios éticos ilustrados (los derechos del individuo a la libertad y la igualdad).

  • Comentario por Moisés 10.07.18 | 15:18

    Muy de acuerdo con la matización de TRUE. En las fábulas, por ejemplo, de Esopo y tantos otros hasta los más modernos españoles, Samaniego, Iriarte... los animales hablan y el fabulista saca las conclusiones morales que le parecen adecuadas de las charlas animales, pero nadie piensa que esos (u otros) animales hablen... razonadamente. El enfoque es otro.

  • Comentario por true 10.07.18 | 11:44

    Por ejemplo, en el caso del rey y la deuda, todo ese planteamiento de por qué existe un rey o por qué están en deuda con él, está fuera de lugar. Es una realidad aceptada por los que le escuchan, de modo q partiendo de esa realidad los lleva a la necesidad de perdonar a los demás puesto que Dios nos perdona.
    Y así en todos los casos.

  • Comentario por true 10.07.18 | 11:41

    Las parábolas no son ejemplos de cómo debe ser la realidad, ni críticas de esa realidad concreta q sirve de marco para la parábola, sino una crítica más amplia: son narraciones en las q se utilizan elementos de la vida real, con los que los oyentes estan familiarizados, sin cuestionarlos directamente -puesto q no es ese el objetivo concreto de la parábola concreta- sino sacando otras conclusiones de esa historia que permiten un giro inesperado que da un enfoque distinto a toda la realidad. Desarrollando esos nuevos valores, a partir de ese nuevo enfoque, es como se transformará toda la realidad en dirección de la justicia y la paz.
    Me extraña q el profesor no parta de ese hecho de lo que en realidad es una parábola.

Jueves, 18 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Los más recientes

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031