El blog de Antonio Piñero

¿Hay alguna diferencia entre mesías y cristo? “Compartir” (249) de 17 de mayo de 2018. Preguntas y respuestas.

17.05.18 | 10:33. Archivado en

Hoy escribe Antonio Piñero

PREGUNTA:

¿Hay alguna diferencia entre mesías y Cristo?

RESPUESTA:

En realidad no habría distinción, ya que mesías, massiah en hebreo, y christós, cristo en griego significan lo mismo, el "ungido" (de Dios). Pero al decir “el Cristo” y como está por medio el pensamiento de Pablo, que transforma el mesías, judío, nacionalista, rey, puramente humano, en un salvador universal, en un ente que después de su exaltación / resurrección al cielo es divino, daría a impresión de que se adopta un tipo de mesianismo que es ya cristiano, no judío.

Este mesianismo proclama a un mesías que ha de sufrir y morir, por designio divino, en la cruz, y supone que su muerte es un sacrificio por los pecados de toda la humanidad. Ese sacrificio es además vicario: muere él, que es un justo, en vez de los pecadores, injustos. Ese mesías, pues, no sería el mesías hebreo, sino el Cristo paulino y cristiano, el salvador universal.

Esa podría ser en todo caso la diferencia. Pero en sí no hay ninguna. Porque un judío convertido por Pablo creería en un christós, pero lo llamaría massiah, en su lengua.

Copio el resultado final de una postal publicada en mi Blog de “Cristianismo e historia” que cierra una larga serie sobre el mesianismo de Jesús.

En nuestra larga serie sobre la divinización de Jesús hemos recorrido casi todos los temas y títulos cristológicos (nos queda el “Hijo del Hombre”) que podrían apuntar a la idea de que Jesús se creyó a sí mismo, y fue realmente, el hijo de Dios en pleno sentido de la palabra.

Ni la religión de Jesús, ni su sentido de filiación respecto a Dios, ni el título de Señor e hijo de Dios, ni su concepción del reino de Dios nos han llevado a pensar que Jesús se considerara a sí mismo “hijo” real y “óntico” de Dios.

Tampoco su concepto del mesianismo en los dichos que nos parecen auténticos considerados hasta ahora (repito nos falta tratar del sintagma “Hijo del Hombre”), ni su aceptación de lo que pensaban quienes lo aclamaban como hijo de David en su entrada en Jerusalén –y otros hechos y dichos comentados- apuntan más que a la imagen de un Jesús judío, piadoso en extremo, unido especialmente con Dios Padre, pero hombre al fin y al cabo.
Título de la postal (utilizar el buscador) “El mesianismo de Jesús. Resultado final” (2-27-61) (9-01-2009).

:::::::::::::::::::::::::::::

Una NOTA que creo interesante para los que viven en Madrid y alrededores:

Sábado 16 de junio de 2018: Jornada de historia sobre “Jesús de Nazaret y el cristianismo primitivo”.

Lugar: Casa Regional de León (Calle del Pez 6 – 28004 Madrid)

Horario: 10:00h.: Presentación de la I Jornada de Historia sobre Jesús de Nazaret y el Cristianismo Primitivo, con Antonio Piñero.

10:15h.: «Debate actual sobre la existencia histórica de Jesús», con Antonio Piñero.

12:00h.: «El mensaje nuclear de Jesús de Nazaret», con Eugenio Gómez Segura.

14:00h.: Descanso.

17:00h.: «La resurrección de Jesús», con Javier Alonso López.

19:00h.: «De Jesús a Pablo. Los primeros pasos del cristianismo», con Antonio Piñero.

En esta Jornada se tratará de exponer sobre los argumentos más actuales del debate sobre la existencia histórica de Jesús; el mensaje nuclear de Jesús de Nazaret; la cuestión esencial de la resurrección de Jesús, y finalmente los primeros pasos del cristianismo desde Jesús de Nazaret a Pablo de Tarso. Todos los ponentes han escrito sobre esos temas y pueden consultarse sus datos en Internet.

Las jornadas no son gratis, porque hay que pagar el local y algo a los ponentes y a la organización; pero a un precio muy moderado: desde 20 €. Para mayor información, el organizador, Javier Redondo, ha montado la página siguiente:

http://www.jornadasjesusdenazaret.com,

que puede consultar cualquier interesado.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por GIORDANO BRUNO 21.05.18 | 13:42

    Con lo sencillo que es comprender que Jesús de Nazaret nació de María, de padre desconocido.Ese desconocimiento según los teólogos obliga a buscarse uno, que el pobre José acepta a regañadientes,(visiones incluidas o sueños) y escogen nada menos que !!!el Espíritu Santo¡¡¡¡ Si hubieran sabido entonces que la mujer, María aportaba en la concepción el 50% del nasciturus, ¿que hubieran dicho? Y esto ocurre en l842,(Ernst von Baer). Pero estos teólogos siguen erre que erre, la madre sigue siendo un vaso que llena el Espíritu Santo, con su humúnculo. Y Dios, descalifica o anula su sistema de reproducción.....a Dios, para su Hijo, no le vale. ¿Por qué?. Es pecaminoso. Pero ....¡¡¡si lo ha hecho él!!!. y luego ....el castigo VICARIO, el sufrimiento VICARIO. Eso solo existe en la cultura rupestre, con la horda humana. Se llama: CHIVO EXPIATORIO. ¿Es la Justicia de Dios? Se han inventado un Dios, que no existe, chapucero, encubridor....Pobre José, ¿que cuento es ese del derecho de pernada?.

  • Comentario por galetel 19.05.18 | 19:08

    Manuel:
    Esta suya es una hipótesis infundada, salvo por supuestas emotividades o idealizaciones difíciles de explicar. Puede suponerse, sin embargo. Pero lo que yo he intentado explicar no es una mera suposición de esa especie. No, Manuel. Lo que yo digo está fundado en DATOS (al menos 4) pospascuales prepaulinos. No tengo intención de repetirlos aquí, no se preocupe; pero considérelos seriamente otra vez.

  • Comentario por Manuel 19.05.18 | 17:44

    antehitleriana no anti
    en lugar de "prepascual"

  • Comentario por Manuel 19.05.18 | 17:42

    Un cambio de filosofía enorme...
    Es como si los comunistas una vez derrotados por Hitler comprendiéramos que -pese al hambre, la represión, las violaciones, etc.- la experiencia fue buena porque el karma aportado redundará en nuestro beneficio en una próxima reencarnación... de modo que la sociedad perfecta y solidaria está bien cerca, aunque ciertamente en el más allá... Y nadie se equivocó, es que una cosa era antihitlerianamente y otra la que los comunistas norteamericanos de Utah han logrado comprender, después de leer a Fray Dulcino y a Los Vedas, claro está

  • Comentario por galetel 19.05.18 | 09:58

    Yo creo como los conocedores íntimos del Jesús prepascual, esos escépticos que lo rechazaron y lo abandonaron, pero que, ya pospascualmente, pasaron a comprender que el único Dios verdadero es el que se ha mostrado en Jesús, humillado voluntariamente hasta la muerte de cruz en solidaridad con todas las víctimas. Las víctimas del Mal, físico y moral, en todos los tiempos, que Dios debió admitir provisionalmente para lograr el Bien definitivo con el concurso de la Libertad. Lo reveló para que colaboremos construyendo en lo posible la Gran Consciencia Universal que sirva de base, llegado el Fin del Proceso creativo, para que nos resucite a todos con Jesús, renovados, salvados para siempre. Es algo todavía remoto para el mundo, pero inminente para nosotros.

  • Comentario por David Mo 19.05.18 | 08:57

    En una cosa tiene razón, Galetel: no tengo ni idea como es el Dios verdadero. Ni usted tampoco. Pero si existe, que lo dudo, espero que no haga tantas tonterías.
    PD: No estamos hablando de libertad, sino de dar pistas falsas para engañar a la gente. Eso es abuso de poder.

  • Comentario por galetel 18.05.18 | 20:07

    [David Mo:] “deja que las multitudes se engañen aclamándolo como el mesías davídico para que los romanos y/o los "judíos" lo maten en pocas horas y causar una decepción espantosa a los que le habían aclamado. ¿Es esta la conducta de un dios como Dios manda?”

    Sí, David Mo, es la conducta apropiada del representante pleno del Dios respetuoso de la libertad creada. ¿O habría sido mejor atropellar esa libertad para que después acabaran en la nada? Es Vd. un escéptico absurdo, que no tiene idea de cómo es Dios, el verdadero.

  • Comentario por David Mo 18.05.18 | 15:31

    La explicación oficial de la entrada triunfante en Jerusalén es tan absurda como la del pecado original, el cordero de Dios que quita los pecados del mundo, etc.
    Un hombre-dios que sabe que su reino no es de este mundo deja que las multitudes se engañen aclamándolo como el mesías davídico para que los romanos y/o los "judíos" lo maten en pocas horas y causar una decepción espantosa a los que le habían aclamado. ¿Es esta la conducta de un dios como Dios manda?
    ¿No se dan cuenta del absurdo? Desde luego, para ser -cierto tipo de- cristiano hace falta ser como un niño. Se llama “teología” y va a misa.

  • Comentario por galetel 18.05.18 | 13:18

    Poco después de las increpaciones en el Templo, Jesús se dio cuenta de que lo detendrían y probablemente lo condenarían entregándolo a Pilato. Si no huía o no tomaba medidas defensivas (estas no serían eficaces, estaba claro), tendría que afrontar una muerte segura, inevitable al parecer. Entonces, probablemente se puso a pensar si no sería esa su misión, y llegó a la conclusión, basándose en las Escrituras, que sí, que era esa. Por eso no huyó, no se defendió, y dijo lo que dijo durante la Cena y después. Pero no le creyeron, como es lógico y normal. Todos lo creían un pretendiente davídico fracasado, no a ser un daniélico triunfante. Hasta que, después de su muerte, sucedió ALGO.

  • Comentario por Manuel 18.05.18 | 12:52

    A esa última noche de la "última cena" he entendido que se refería Vd todo el tiempo. Lo del templo es claramente mesiánico en la línea anti-saducea y anti-colaboracionista de Jesús, no parece indicar ningún cambio suicida-Salvador.
    Su conjetura no es sólo carente del menor dato, es que eso de que intentó convencer a los discípulos (¿de qué exactamente, de que su papel había acabado y que era más seguro para ellos dejarlo completamente solo, ya que tocaba entregarse para morir?) forma parte de ella. Y no parece ser el caso, ya que los discípulos se plantearon poner resistencia.
    El libro de Daniel es judío, y no habla de mesías entregado, ejecutado, etc., sino de un mesías descendido por Yahvéh, y no debe olvidar ese ser monstruoso de Daniel, cuyo "cuerpo era como de berilo, y su rostro parecía un relámpago, y sus ojos como antorchas de fuego, y sus brazos y sus pies como de color de bronce bruñido, y el sonido de sus palabras como el estruendo de una multitud"

  • Comentario por galetel 18.05.18 | 11:09

    No, Manuel, no tiene Vd. razón. No fue en una sola noche, porque Jesús seguramente ya tenía esa idea durante la Última Cena, y desde poco después del episodio del Templo. No consiguió convencer a sus discípulos, como tampoco habría conseguido convencernos a nosotros, ni a nadie que no tuviera su don carismático especial. No hay ninguna oposición entre esa idea y el auténtico judaísmo (no el judaísmo rabínico), puesto que el libro de Daniel es judío y hay otros muchos antecedentes proféticos judíos que la apoyan. También concepciones teológicas, como ha señalado Hurtado apoyado por Piñero. Etc. El cristianismo, la creencia en Jesús como el Mesías daniélico, es el auténtico judaísmo, el enteramente fiel a las profecías y a la vocación de Israel al servicio del mundo de todos los tiempos (todos los confines de la Tierra). El “otro” judaísmo, el rabínico, es el que apostató.

  • Comentario por Elias 18.05.18 | 11:03

    Ese cambio de mentalidad exigiría cierto fanatismo y un desencadenante como apariciones, visiones, (que hemos comprobado en otras situaciones de exacerbamiento religioso, incluidos casos de gente decepcionada o en contra, que se convierten por el contrario en los más enconados defensores de la causa).
    Yo en realidad no soy muy de sectas, con ir irregularmente al gimnasio ya me apaño, (pero no me daría para poner los pies en polvorosa, me atraparian a la de ya).
    Jesus estuvo empeñado en sacrificar su vida, yo lo dudo, por qué si no tanto secretismo,.. pero le salió mal la jugada.
    Muchos se convencieron o se contagiaron del convencimiento, a otros nos parece un fenómeno respetable (como otros aconteceres religiosos universales) pero que se explica mejor por otras vías, y pv histórico basta relatar que los discípulos se lo creyeron.

  • Comentario por Manuel 18.05.18 | 10:25

    ¿No cree que es una conjetura que aquel mismo hombre que estaba siendo aclamado como Mesías, en una sola noche cambiara por completo de opinión y de plan, sin venir a cuento, y no lograra explicarle a sus seguidores un cambio tan inverosímil en un judío religioso y nacionalista, de modo que puso en vano sus vidas en peligro?
    No hay un solo dato a favor de esa hipótesis. El único al que he visto conjeturar algo parecido (creo que era Senen Vidal) se imaginó ese cambio unos días antes, pero sigue siendo una especulación inverosímil; un anacronismo y transculturalismo que quisiera llevar la idea de sacrificio voluntario para salvación y redención vicaria-universal de pecados de la Humanidad en un sentido netamente helenístico que asumirán las comunidades paulinas, no los verdaderos seguidores (judíos) de Jesús.

  • Comentario por galetel 18.05.18 | 07:11

    ¡Claro, Elías! Otra vez tiene Vd. razón. Un cambio de mentalidad así exigía mucho más que meras palabras. Mientras no ocurriera ALGO tan sumamente extraordinario que los convenciera, era mejor que pusieran pies “en polvorosa”. Lo mismo habríamos hecho Vd. y yo, y tantos. Pero Jesús continuó empeñado en sacrificar su vida, y después ALGO ocurrió, efectivamente, que a ellos los convenció. Y a algunos de nosotros con ellos.

  • Comentario por Elias 18.05.18 | 02:11

    Galetel :"Jesús había intentado comunicarles el concepto nuevo de su mesianismo daniélico, durante la Última Cena, pero ellos no le creyeron.".
    Desde luego no se dio mucha maña si las cosas fueron como Ud dice (no parece). De buenas a primeras en la última cena tuvo esa ocurrencia de inventarse el" nuevo concepto "mesías Danielico. Y esto contando conque la secuencia contada por los evangelistas fuera así de efímera y no mucho más larga como piensan muchos exegetas
    .confiaba absolutamente en que triunfaría gracias a su Padre, aunque todavía no sabía cómo.(quizás las legiones angelicas en reserva?)

  • Comentario por galetel 17.05.18 | 21:02

    Fue torturado, entregado, acusado de sedicioso, crucificado, y murió aparentemente derrotado. Sin embargo, triunfó. Dios lo resucitó, lo exaltó y eso lo comunicó a sus conocedores para que colaboraran con Él hasta que lo pudiera manifestar públicamente. Ellos, asombrados en extremo, comenzaron a realizarlo, sin ser perseguidos por los romanos al principio, sólo por las autoridades judías. Y comprendieron que Dios es completamente diferente a como lo habían malentendido; lo “jesuficaron”: Dios es Jesús por Amor. Dios respeta a todas sus criaturas creadas, y las ama entregándose solidariamente por todas las víctimas, del presente, del futuro y del pasado. Esta solidaridad de Dios-en-Jesucristo-por-Amor, salva a todas las víctimas en una realidad renovada, y ellos (nosotros) ¡pueden colaborar!, si quieren.

  • Comentario por galetel 17.05.18 | 20:45

    Según los evangelios, Jesús fue descubriendo poco a poco el sentido de su misión. Al principio no lo sabía, creía ser un profeta, y un curador. No los engañaba: les decía abiertamente que él no era ese mesías que ellos se imaginaban. Había tiempo por delante para que Jesús aceptara ser un mesías davídico, y eso se propusieron probablemente sus discípulos, mientras que sus familiares lo descartaron por loco. Jesús rechazó varios intentos de nombrarlo rey. Hasta que llegó el momento en que se propuso subir a Jerusalén para increpar directamente a las autoridades del Templo. Los discípulos lo siguieron, aterrados. Cuando vieron que Jesús aceptaba ser detenido y condenado, sin huir ni defenderse, escaparon. Jesús había intentado comunicarles el concepto nuevo de su mesianismo daniélico, durante la Última Cena, pero ellos no le creyeron. Jesús quedó solo ante el poder judío opresor, pero confiaba absolutamente en que triunfaría gracias a su Padre, aunque todavía no sabía cómo.

  • Comentario por Manuel 17.05.18 | 20:29

    De acuerdo con las tres primeras líneas de su respuesta (18:56). No parece que quepa duda sobre ello.
    Luego parece ser que los seguidores de Jesús estaban decepcionados porque el plan no era viable sin armas. Me pregunto si hasta ese momento en que tuvieron que salir huyendo no se plantearon tal carencia, ni descubrieron su debilidad ante una mera cohorte... Pero, pese a que los había engañado, Jesús -según Vd- se consideraba a sí mismo un mesías daniélico. ¿Cómo es eso? ¿Les había mentido en todo y desde el principio, haciéndoles creer que el Reino estaba cerca y que él lo presidiría y los demás formarían parte de su gobierno, pero el plan era morir, para luego resucitar y bajar desde las alturas, descendiendo entre nubes en cuerpo espiritual, etc.? Un engaño sin mucho sentido, y que ocultaba un plan improbable que, como era de esperar, finalmente no se cumplió. No lo "vieron" "bajar..." Nadie lo vio. Ni ha llegado a ver si está sentado a un "lado" del Padre...

  • Comentario por galetel 17.05.18 | 18:57

    Interpretaban torcidamente la Ley judía, a su favor, y temían que Jesús intentara cambiarla. Esto era lo que pretendía el Sumo Sacerdote: dejar en evidencia a Jesús para que los sanedritas reacios dejaran de apoyarlo.

  • Comentario por galetel 17.05.18 | 18:56

    [Manuel:] “¿Es creíble que el sumo sacerdote preguntara eso de: «¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito?», refiriéndose a un arrestado por mesianismo que se considerara a sí mismo, o fuera considerado en pleno Jerusalén por sus seguidores un hijo divino de Yahvéh?”

    No, Manuel, no es creíble. Pero es que Jesús NO fue arrestado por eso ni era considerado así. Fue arrestado por ser un posible aspirante a mesías davídico que podía alborotar durante las próximas fiestas, en sentido hostil a los interesas saduceos, como había manifestado en sus increpaciones. Los seguidores de Jesús estaban decepcionados y espantados por tamaña temeridad, hecha sin respaldo armado. Lo habían abandonado y huido. Sólo Jesús se consideraba a sí mismo el Mesías daniélico (algo absolutamente inusual aplicado a un hombre como él). Y los sanedritas que le apoyaban ante los saduceos al no ser colaboracionistas, dejaron de apoyarlo por considerarlo blasfemo. Erróneamente. Interpretaban torcidamente la L...

  • Comentario por galetel 17.05.18 | 18:34

    Piñero ha hecho una deducción ilógica: Que la “obediencia” a que alude el HF es señal de sometimiento, sumisión, subordinación. No puede ser así. Se trata de la obediencia del Hijo a la voluntad del Padre, POR INICIATIVA DEL HIJO. La relación Padre-Hijo, sobre todo tratándose de Dios, tiene que ser de Amor, lógicamente. El Hijo realizó POR AMOR lo que sabía era la voluntad de su Padre amado. ¿Y qué voluntad era esa? –El himno lo explica claramente: la Redención POR AMOR de todas las criaturas de su Creación. Redención SOLIDARIA con las víctimas del Proceso creativo que tuvo que admitir provisionalmente la Libertad, NO VICARIA como erróneamente dedujeron insignes teólogos. En el Himno está ya en ciernes, no sólo la idea binitaria, sino además la idea trinitaria. Pospascual-Prepaulina.

  • Comentario por Manuel 17.05.18 | 17:59

    ¿Es creíble que el sumo sacerdote preguntara eso de: «¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito?», refiriéndose a un arrestado por mesianismo que se considerara a sí mismo, o fuera considerado en pleno Jerusalén por sus seguidores un hijo divino de Yahvéh?
    A la luz de lo que sabemos nadie, ni él mismo, cometió semejante blasfemia (con el tiempo serían perseguidos los que la defendieran, que da la casualidad de que (fueron ellos, y no los seguidores directos de Jesús) escribieron los evangelios canónicos (y aun así, dejan en ellos bien claro que Jesús jamás se consideró a sí mismo Dios, ni hijo divino de Dios, ni nadie sospechó cosa semejante ni aspiraba a otra cosa que al Reino).
    Ni real, ni óntico...
    Ni blasfemia por su parte...
    Ni es probable que dijera lo de «...y veréis al Hijo del hombre sentado a la diestra del Poder y venir entre las nubes del cielo», que es justo la creencia que tendrían los de Esteban y los paulinos.


  • Comentario por galetel 17.05.18 | 12:36

    Tiene razón, Elías, nosotros lo descubrimos al adherir a la Experiencia Pascual de los conocedores. Sólo así hemos podido adherir -también- a la elaboración -posterior- del evangelista.

  • Comentario por Elias 17.05.18 | 12:13

    Es que no es en el más allá de la elaboracion del evangelista sino en el más acá, donde estaría el quid de la cuestión.:"Ni la religión de Jesús, ni su sentido de filiación respecto a Dios, ni el título de Señor e hijo de Dios, ni su concepción del reino de Dios nos han llevado a pensar que Jesús se considerara a sí mismo “hijo” real y “óntico” de Dios".
    Lo más probable es que le acusaran de alborotador y pretendiente al trono con ganas de eliminar el poder establecido : romanos y colaboradores saduceos.. Sino igual le hubieran lapidado sin más?.

  • Comentario por galetel 17.05.18 | 11:40

    con el resto de su plan, porque Jesús no habría sido hallado blasfemo.

    ¿Quién tenía la razón? ¿Jesús o los sumos sacerdotes? Todos pensaron que Jesús no. Hasta que el asunto se desveló en la Experiencia Pascual de los conocedores de Jesús: Jesús tenía razón.

  • Comentario por galetel 17.05.18 | 11:36

    el Sumo Sacerdote interrogó solemnemente a Jesús sobre su mesianismo.

    Según Mc 14, el Sumo sacerdote se dirigió solemnemente a Jesús: “«¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito?» Jesús respondió: «Sí, yo soy; y veréis al Hijo del hombre sentado a la diestra del Poder y venir entre las nubes del cielo.» El Sumo Sacerdote se rasgó las túnicas y dijo: «¿Qué necesidad tenemos ya de testigos? Acabáis de oír la blasfemia. ¿Qué os parece?» Todos juzgaron que era reo de muerte.”

    Más allá de lo que pueda ser elaboración del evangelista, está claro que Jesús mismo se declaró, no sólo mesías davídico (el Mesías hijo del Bendito) sino también el Mesías daniélico. Esto último, y no lo primero, fue lo considerado blasfemo (erróneamente) por todos, que terminó con la oposición a que fuera entregado. Fue Jesús mismo quien lo provocó, pues, si no se hubiese declarado el Mesías daniélico, lo más probable es que los saduceos no se hubieran atrevido a seguir adelante con el rest...

  • Comentario por galetel 17.05.18 | 11:35

    Es cierto que, según los evangelios, hubo una evolución en la autoconciencia mesiánica de Jesús. Durante casi todo su ministerio, Jesús habría rechazado enérgicamente ser considerado un mesías davídico; sin embargo, con motivo de su entrada a Jerusalén, en su última Pascua, pareció haber aceptado ser “el Hijo de David”, con pretensiones reales sobre el Templo y sobre la Nación israelita, en virtud de lo cual se puso a increpar a los sumos sacerdotes provocando que lo detuvieran y decidieran entregarlo a Pilato como sedicioso.

    No obstante, como he explicado muchas veces en este foro, había sanedritas que defendían a un posible mesías davídico, porque no eran colaboracionistas saduceos. Para convencer a los reacios de que no se opusieran utilizando su influencia sobre el pueblo, lo que habría sido aun peor que el alboroto que querían evitar, los saduceos realizaron esa reunión que se ha mal llamado “el juicio judío”. En esa reunión, dicen los evangelios que el Sumo Sacerdot...

  • Comentario por galetel 17.05.18 | 11:34

    Nuevamente, a Piñero “se le ve el plumero”. No tiene en cuenta el “marana tha” ni el Himno de Filipenses, o los tergiversa para presentarlos como “pensamiento paulino”. Y, por otra parte, muestra una concepción de “Dios” que no es cristiana ni judía, sino ¿grecorromana?

    Jesús PUDO ser Jesucristo, como acabaron descubriendo sus discípulos y sus familiares, DENTRO DEL JUDAÍSMO de su época y circunstancia. El HF deja claro que Dios-Hijo (Cristo Jesús) decidió voluntariamente hacerse hombre verdadero en Jesús de Nazaret, para salvar al mundo entero en representación plena de Dios-Padre.

    Pablo lo expresó claramente también en 2 Corintios (5, 19): “Dios estaba EN Cristo reconciliando al mundo consigo SIN imputar las transgresiones”. No se trata de un “sacrificio vicario”, como pudiera pensarse aplicando ciertos pasajes de Isaías para encontrarle sentido a la Crucifixión. No. Un cristiano auténtico siempre debe LEER EL AT DESDE EL NT, no a la inversa.

    ...

Martes, 17 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031