El blog de Antonio Piñero

“Sentencias de Focílides”. Una reunión de máximas más que interesante (II). (1-05-2018) (998)

01.05.18 | 11:52. Archivado en

Hoy escribe Antonio Piñero

Foto: un volumen del siglo XVIII de sentencias morales famosas

Como prometí el día anterior, hago unos breves comentarios, o aclaraciones, sobre esta reunión de sentencias en un solo poema por obra de un judío para nosotros desconocido de época helenística. La atribución a Focílides depende exclusivamente de los dos primeros versos (la llamada sphragís o sello literario que certifica la autoría de un poema), aunque hay una imitación consciente del estilo gnómico en todo el poema. Si bien esta adscripción pretende situar la composición del poema en el siglo VI a. C., es claro que su datación real es mucho más tardía. En tanto que producto evidente de la literatura judeo-helenística, debió componerse entre el siglo II a. C. y el II d. C.

El poema tiene una unidad interna tanto ideológica como literaria, y una estructura bien ahormada que lo alejan de la mera compilación gnomológica (es decir, de refranes o sentencias) y lo acercan al género parenético o exhortativo. Pero eso no impide que múltiples versos individuales puedan tomarse como sentencias independientes que responden a los temas tópicos proverbiales propios del género gnómico, que se asocian entre sí unos a otros por apenas ligeras semejanzas fonéticas o conceptuales. Así por ejemplo los versos 91-96 hilan dos temas propios de la poesía gnómica griega: por un lado, la poca fiabilidad del parásito—un personaje típico de la Comedia Nueva que a su vez tiene precedentes en literatura tradicional como Teognis (vv.109-115); por otro, la ingobernabilidad de la turba, comparada al fuego y al mar, en una imagen recogida con exactitud por Cicerón (República I 65) lo cual apunta a un proverbio como fuente común.

Aunque la ausencia de referencias a acontecimientos contemporáneos no permite datarlo con mayor precisión, el influjo de la Septuaginta (la traducción al griego de la Biblia hebrea)y de la ética estoica apuntan a la mitad más tardía de esta horquilla, es decir, a principios de época imperial. El lugar de composición más probable es Alejandría, donde se creó la mayor parte de este tipo de poesía pseudoepigráfica judeo-helenística, una hipótesis reforzada por la interpretación más plausible del verso 102, que apunta a una práctica médica alejandrina.

¿A qué publico iba dirigido? Su origen judío está lejos de revelarse explícitamente en el poema, y el verso inicial simplemente dice que estos preceptos se revelan “a los hombres”. Los estudiosos, actualmente de acuerdo en la autoría judeohelenística se dividen en lo que respecta a la audiencia pretendida de la obra: para algunos el poema en hexámetros es apologético y se dirige directamente a los griegos, para mostrarles la dignidad cultural de la tradición judía cuyos preceptos coinciden con el venerable y antiquísimo Focílides; para otros se orienta sobre todo a una audiencia interna, para educar a los judíos en sus propias leyes haciéndoles conscientes de su propia respetabilidad dentro del panorama cultural helénico; finalmente cabe la posibilidad de que el autor no tuviera en mente una audiencia cerrada sino que pretendiera llegar a lectores tanto judíos como griegos a través del género gnómico que ambos podrían reconocer como propio.

El hecho de que el poema no se usara nunca en contexto apologético de enfrentamiento judíos - griegos, ni tampoco tuviera eco en la literatura judía posterior, y que sin embargo alcanzara gran éxito en siglos posteriores como texto educativo que aunaba la tradición clásica y la bíblica, muestra en cualquier caso el resultado final que obtuvo, y que quizá coincidiera con la intención original de su autor: llegar a una audiencia grecoparlante más allá de las barreras étnicas.

¿Qué pretendía el autor? Unir la tradición sapiencial bíblica y la griega. El elogio de la justicia, la humanidad y el trabajo, la descripción de los males que traen la riqueza y las pasiones, y de las ventajas de la moderación y la honestidad, y preceptos varios de vida cotidiana. Y es así como construye una ética que vale para todo ser humano independiente de su religión.

Pongo un ejemplo de su “modernidad”:

“Sean de igual honor ciudadanos e inmigrantes,
pues todos pasamos la penuria del errabundo,
y de tierra no hay firme asiento entre los hombres” (vv. 39-41)

Acabaré el próximo día con unas consideraciones sobre el intento del desconocido poeta de presentar una ética seglar, que no se apoya en una ley religiosa, sino en la necesidad, utilidad y moralidad natural que remiten al ámbito humano.

Saludos cordiales de Antonio Piñero

http://adaliz-ediciones.com/home/36-el-jesus-que-yo-conozco.html


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Moisés 07.05.18 | 14:33

    Y respecto a que yo tenga rabia, se equivoca absolutamente. A mí me tiene sin cuidado. Ahora bien, por no desairar a DAVID MO, copio lo que publicó don Julián Marías en una edición de 1987: "Hace más de treinta años dije en un momento de lucidez: 'En España rabiamos, pero no nos aburrimos; y entre rabiar y aburrirme, prefiero rabiar".

    Yo, lo mismo, pero sin rabiar.

  • Comentario por Moisés 07.05.18 | 14:29

    Ayer por la tarde intenté varias veces continuar con mi nota a DAVID MO, pero no conseguí que apareciera publicada. Lo intento ahora nuevamente.

    En relación con la paternidad canalla y únicamente biológica de Rousseau, éste escribió: "En la familia el amor del padre por sus hijos le remunera de los cuidados que les presta". ¡Que hay que ser hipócrita y malvado!. Ya supongo que todo esto (y mucho más) lo sabe perfectamente DAVID MO, pero quizá no estaría de más que releyera el concepto moral (entre otros) que tenía Voltaire del citado. No sé si cuando escribió lo siguiente ya no estaba en sus cabales, como dijeron contemporáneos que le trataron, pero en el aspecto (digamos intelectual grosso modo) también escribió: "Casi me atrevo a asegurar que el estado de reflexión es un estado contra natura, y que el hombre que medita es un animal depravado".

    Parece que se casó varios años antes de morir, por lo que no entiendo muy bien lo de "in extremis".

    Y ...

  • Comentario por Moisés 06.05.18 | 16:07

    DAVID MO (05.05.18/07:17) pero ¡si yo no he dicho que a Rousseau le persiguiera la Inquisición por hijos ni por nada! ¡Si ha sido Vd. quien dijo que se salvó de la Inquisición "por los pelos"!

    ¡Ay, DAVID Mo!

  • Comentario por true 06.05.18 | 11:16

    No, evidentemente no había otros casos semejantes y a las pruebas me remito, pues siguen vds preocupadísimos por este "fracasado", intentando inventarle otra memoria histórica distinta de la que realmente tuvo, pasando de los datos que realmente se tienen e inventando otros.
    Todo vale. Manuel empezó apuntándose a la posibilidad del negacionismo: posiblemente Jesús no existió y esta afirmación era tan válida como la contraria.
    Después evolucionó según el consejo ateísta de que no servía de nada negar su existencia y era más útil disfrazarlo de "galileo armado", para su "lucha" particular en contra de su pasado particular.
    Da lo mismo q eso contradiga los datos q se tienen y q no tengan otros q alegar, quitan, añaden, inventan, y luego señalan el disfraz que ellos mismos han compuesto y dicen que es igualito q ese disfraz.
    Si no aceptan los datos que hay, deberían reconocer que no tienen datos y olvidar el tema, pero no, la figura del galileo les obsesiona evident...

  • Comentario por Manuel 06.05.18 | 09:28

    Antolín: si eso es todo lo que Vd decía, pues estupendo. Habría otros casos semejantes, ¿no? Me refiero a la vida que llevaron, a eso de ser considerado modélicos en un sentido moral o religioso, a haberse considerado maestros, o pretendido mesías, o incluso el haber sido divinizados después de muertos.
    Es que a veces le entiendo que ese hombre era más que un hombre, Dios, o algo parecido.
    Los evangelios dicen, en efecto, muchas mentiras, pero muchos especialistas entresacan frases y recorrido hasta recomponer (quitando mucho, eso sí, reduciendo sus páginas y el relato en su conjunto) la vida, el mensaje, la ideología y demás de un probable hombre histórico, de origen galileo que fue maestro y candidato mesiánico, primero fallido (en vida) y luego al parecer exaltado de diversos modos hasta constituir una esperanza de mesianismo celestial y postmortem, especialmente exitosa en tierras sirias.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 06.05.18 | 04:31

    ....por mor de su Resurrección -Exaltación.

    Nada me permite aseverar concluyentemente que tales relatos digan verdad pero de igual modo nada en absoluto me obliga a darlos por falsos, no me queda sino optar por su aceptación, que nunca conllevará una seguridad completa y sin fisuras, o por la negación de su validez. Sólo ,pues,opción cabe, y opción no carente de razones sea en uno u otro sentido, lo que no cabe es exigir la demostración incuestionable sólo y si la opción va en el sentido de la aceptación puesto que en este caso y con el mismo derecho y la misma pertinencia lógica y racionalmente hablando me cabrá exigir de igual modo pruebas demostrativas incuestionables sustancialmente mentira de quién afirme sin reservas que los Evangelios dicen mentira. Si jugamos a lo de la carga de la prueba, aquí jugamos todos.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 06.05.18 | 04:12

    Ya advertí en ortro comentario que opté no por referirme directamente a Dios sino por referirme a un texto, unos textos, compuestos en esta nuestra tierra y que de un personaje terrenal hablan. Tales textos no están compuestos a modo de crónicas bajo el criterio de exactitud histórica que hoy esperamos y pedimos, en su composición intervienen diversos elementos tales la diversidad de tradiciones en que se apoyan o, sobre todo, la particular perspectiva apologético-doctrinal que sus redactores pretender ofrecer sobre lo narrado, de ahí las divergencias y aun contradicciones intertextuales que se dan entre los diferentes Evangelios.

    Con todo e inequívocamente coinciden por entero en lo que he calificado como sustancial, el transcurrir por la tierra de Israel de una persona que pasa haciendo el bien y a quién se presenta como a la vez heraldo y signo él mismo de Dios en el mundo, quién muere en cruz y que finalmente viene a ser reivindicado por Dios por mor de....

  • Comentario por true 05.05.18 | 19:03

    Y desde luego que la esperanza contempla la razón del co-razón, porque la razón puede presentar algo como razonable, pero no puede demostrar que se produzca en la realidad solo porque se podría producir, de modo que la apuesta es apuesta del corazón.
    Pero es que la desesperanza tampoco es producto de la razón sino producto de un corazón empequeñecido, encogido por el temor.

  • Comentario por true 05.05.18 | 18:55

    No, nadie tiene ninguna carga de probar nada a nadie. No, no es aplicable al concepto de Dios como creador de todo lo que existe puesto que no le son aplicables las reglas internas de un sistema al conjunto de todo el sistema o algo q esté fuera del sistema y ese sería el caso de un Dios creador.
    Así que no pretenda aplicarle reglas que no le son aplicables.
    Del mismo modo Dios no es SU tapaagujeros para explicar la física, como vd pretende, que desde luego no serviría para nada ni lo pretende. Dios no es una cuestión física sino metafísica. Y existen razones para afirmar esa hipótesis desde el punto de vista humano cuando se parte de la suposición de que la vida no es absurda y el hombre no es una pasión inútil sino que su origen y su sentido son la Razón y el Bien.
    Vd CREE q no es así, pues estupendo, yo en cambio apuesto por el sentido de la vida humana y creo que lo tiene.

  • Comentario por Manuel 05.05.18 | 17:29

    En realidad, la carga de la prueba, se lo repito, no atañe a cualquier afirmación, sino a quien afirme la existencia de algo que no sea evidenciable.
    En efecto, es aplicable al concepto de Dios como ente incognoscible e indetectable Creador del mundo, la vida, etc. En particular porque todo ello se explica mejor sin un ente que a la vez habría que explicar (lo que resultaría más complicado aún que explicar el mundo tangible/deducible).
    En el caso concreto de los evangelios, cada frase, cada aseveración, cada microhistoria, cada palabra, están siendo escrutados por quienes saben del tema.
    Incluso el personaje en su conjunto, con todo lo bueno que pudiera tener y con todo lo hoy menos asumible (como personaje, puede ser un maestro judío, que seguro que sí, pero visto desde un punto de vista moderno no demasiado exigente tampoco resulta su comporamiento y conjunto de frases más moralmente "elevados" que el de otros varios maestros de la Antigüedad). A cada cual lo suyo.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 05.05.18 | 16:26

    No afirmo, léase y entiéndase bien lo escrito, que los Evangelios (en lo sustancial, no me refiero a los detalles circunstanciales que operan y aparecen presentes en su redacción) digan verdad o mentira, lo que afirmo es que la carga de la prueba de este decir verdad o mentira, y si es que tal carga se quiere presentar como argumento concluyente para su aceptación o descalificación, correspondería planteadas así las cosas tanto y en exacta equivalencia a quién una u otra aseveración sostuviera.

  • Comentario por Nazareno-no-Nazaret 05.05.18 | 08:37

    La única verdad es que los llamados libros sagrados han sido escritos por seres humanos, cambiados y manipulados a lo largo de la historia por seres humanos, que contienen alusiones o defensas de la violencia como es el caso de la biblia (un libro profundamente violento), y que quien defienda a un dios perfecto, amoroso, bondadoso pues debe hacérselo mirar si lo hace basándose en estos libros, profundamente imperfectos, manipulados y violentos.

    Me alegro de esta entrada del blog del profesor Piñero porque, en contrapunto, este autor judío-griego nos propone unas normas que no precisan de dios para que los seres humanos desarrollen una vida bonita, en armonía con la sociedad y la naturaleza. Yo ya he buscado este libo por internet y pienso leerlo con detenimiento.

  • Comentario por David Mo 05.05.18 | 07:27

    Antolín: Los evangelios no son nada "tangibles". No sabemos por quién ni cuando fueron escritos. En cuanto a que no digan mentiras no es cierto. Hay afirmaciones increíbles, se contradicen entre sí y hablan de lugares y hechos que pretendían conocer y no conocían. Como fuentes históricas son menos que creíbles.
    Así que estamos como con el bicho que se ha metido en el garaje de Manuel. O nos presenta pruebas de su existencia o no vamos a creerle. El conocimiento natural funciona así. Las teologías y supersticiones, desde luego no. Usted elige el método.

    En este asunto, no en el de su paternidad irresponsable, yo estoy con Rousseau. La única manera de creer en Dios no es fiarse de escritos improbables que se refieren a hechos de pasados remotos ocurridos en lugares lejanos, sino escuchar el propio corazón. Nunca estará seguro de que el que habla no sea nada más que el corazón, pero cometerá menos atropellos.

  • Comentario por David Mo 05.05.18 | 07:17

    Moisés: La Inquisición no persiguió a Rousseau por enviar sus hijos a la inclusa, sino por ser un hereje. Eso de tener hijos con las criadas y lavanderas era bastante común en la época y nadie se preocupaba demasiado, salvo el propio Rousseau, que se arrepintió después y se casó con la madre de sus hijos in extremis. Así que ya ve, lo suyo tampoco era un DATO, sino una afirmación personal de rabia fuera de lugar contra el pobre Rousseau. Tenga cuidado no le apliquen lo del delito de odio, que se lleva mucho últimamente.

  • Comentario por true 04.05.18 | 21:46

    Manuel confunde los conceptos filosóficos con sus fantasías infantiles. Menudo trauma de duendes dragones y teteras volantes q impide razonar.
    Nada impide que uno tenga la premisa de que la vida es absurda y la Razón y el Bien no sean más q espejismos de la mente del hombre, que sería una pasión inútil. Podría ser.
    Pero también se puede reflexionar sobre la capacidad del ser humano para entender y para dar sentido a lo q hace y pensar q son consecuencia de su origen y su destino en la Razón y el Bien, en Dios.
    Se puede creer lo q se quiera, pero ni una cosa ni otra tienen nada que ver con ningún duende amenazador de la infancia de nadie por mucho q él lo llamara "dios".

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 04.05.18 | 19:54

    Manuel, yo he tenido buen y astuto cuidado en no referirme propiamente a Dios sino a unas narracines concretas y,por decirlo figuradamente, tangibles, los Evangelios. Se trata de algo terrenal, elaborado en esta nuestra tierra. Si afirmo taxativamente que dicen, me refiero a lo sustancial, verdad por supuesto que no podré demostrarlo con evidencia de toda evidencia pero lo mismo cabe aseverar si afirmo que dicen mentira, ¿cómo o quién podrá demostrar que en efecto lo hacen con evidencia que obligue a aceptarlo así?. Mire, si entramos en ésto de la carga de la prueba en relación a determinados hechos y casos, nos metemos en un laberinto lógico de paradojas y contradicciones en el que inevitablemente vamos a perdernos, desde el punto de vista de la pura lógica hablo. Menos hipertópicos que se suponen hiperlógicos.

  • Comentario por Manuel 04.05.18 | 18:06

    Antolín: La carga de la prueba no atañe a toda afirmación, sea formulada en positivo o negativo, sino a quien afirme la existencia de algo que no sea evidenciable.
    Si le digo que tengo un Ferrari Testarrosa, pero nadie sabe de él, ni hay ninguno en mi pueblo, Vd hará bien en pedirme pruebas. Si pasan 10 años y un investigador privado lo único que concluye 8con pruebas positivas) es que soy un fantasma y un embustero redomado, su sospecha crece. Por mi parte, sería bien fácil (algo extensible a cierta política y cierto máster) demostrar que en efecto tengo uno y que es mío.
    Pero hablaba de un asunto fácilmente comprobable, el de Dios no lo es ¿verdad?
    Ahora imagine que le digo que hay dragones invisibles e incorpóreos (del todo espirituales) en mi garaje. ¡Demuéstreme que no! Vd hará bien en pedirme alguna evidencia a favor de lo que se me ocurra. En especial si lo que digo no es refutable.
    Y Dios es invisible, intangible, indetectable e innecesrio como explicaci...

  • Comentario por Moisés 04.05.18 | 14:54

    "Rousseau era un hereje que se libró de la Inquisición por los pelos" (DAVID MO, 03.05.18/07:58). Rousseau "fabricó" cinco hijos a su "empleada de hogar" y a los cinco los envió a la Inclusa. Deberían haberle perseguido y encarcelado por ello los "gendarmes" (esto sí es un DATO de verdad).

    LUIS ENRIQUE ANTOLÍN, muy de acuerdo con sus sensatos comentarios plenos de buen juicio. Para no extenderme, destaco el de 03.05.18/14:29.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 04.05.18 | 14:33

    .....de que se compartan o no los postulados de lo religioso. Éstos, en todo caso, atañen, tal dije antes, a un cómo, a una cosmovisión, acerca del vivir y de lo real, algo que en absoluto se da en el caso de personajes tan irrelevantes a este respecto como gnomos y compañía.

    Respecto a la carga de la prueba. Es argumento hipertópico a la hora de cuestionar lo religioso. Decir que por definición ello tiene como factor constitutivo la no evidencia inmediata y decir, en fin, que la carga de la prueba atañe a toda afirmación,sea formulada en positivo o negativo. Que se me demuestre con evidencia concluyente que no pueda cuestionar y a la que haya de rendirme que, por ejemplo, los Evangelios no son más que mitificaciones de un personaje de hecho insignificante y que no se sustentan sino en una alucinación colectiva o algo así y en una falsedad, sea construída a partir de una inocente y engañada buena fe o sea urdida a partir de una decidida voluntad engañosa.


  • Comentario por Luis Enrique Antolín 04.05.18 | 14:14

    Anastasia, el problema reside en una profunda incomprensión, e ignorancia no menos profunda, por muchos datos que se suponga conocer de lo que es y significa el hecho y la vivencia religiosos, un hecho atinente al ser del mundo y de la realidad (con minúsculas y con mayúsculas). Se trata de considerar si todo se reduce a la realidad inmediata y evidente o si esta realidad tiene un referente que la abre y que opera como elemento mediato en ella.

    Perdone,pero en asuntos serios no me ando con medias tintas, procurando, sí, nunca faltar al respeto, y así le diré que establecer una equivalencia entre lo religioso y modos de fantasía de la imaginación popular como gnomos,unicornios u hombres del saco representa una muestra inequívoca de esas antedichas profunda incomprensión e ignorancia, que en definitiva no entender nada a la hora de plantearse un hecho tan relevante de la cultura humana como es la religión, independientemente, por supuesto, de que se compartan ....

  • Comentario por Anastasia F 04.05.18 | 08:43

    Antolín, ningùn padre es dogmático por insistirle a su hijo q no existen gnomos o unicornios, o " hombres del saco" . Es la persona o grupo q introduce con visos de ser cierto un concepto sobrenatural o extraordinario el q tiene q probarlo. Si no lo hace, todo queda en creencias, en astrologías.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 03.05.18 | 14:57

    Bien, lo que en principio pretendía responder a una especie de interpelación directa a mi comentario de la pasada madrugada, al final "se me ha ido de las manos" y se ha convertido en una suerte de prólogo o exordio. Dado que ha aparecido una nueva postal conclusiva del tema y por tanto conexa con la anterior, continuaré mis reflexiones en el espacio de comentarios de la postal última, con alusiones, si llega el caso, a lo que se plantea en el comentario presente en ésta al que yo en principio pretendía responder. Por cuestión de tiempo no entraré ahora inmediatamente, lo dejo para más adelante.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 03.05.18 | 14:29

    De nuevo los malentendidos, de nuevo una comprensión del hecho religioso superficial y elemental sin entyenderlo en su significación global y profunda, independientemente de que se comparta o no su discurso. Si de algo nos quejamos y en algo nos empeñamos quienes en los comentarios de este blog nos mostramos afines al hecho religioso, y al cristiano en concreto, es en reivindicar el qué en verdad y la razón de ser de este discurso y su legitimidad, dando por sentado,desde luego, el que ni puede ni debe ser impuesto ,obligando a los demás a la creencia por evidencias incuestionables pero resaltando asimismo el que tales evidencias tampoco se dan a la inversa, algo que,por cierto,sí sostener rotundamente los comentaristas en este blog hostiles a lo religioso, quienes por cierto y en general y objetivamente considerado vienen a mostrarse a este respecto bastante más "dogmáticos", despectivos e intolerantes., negando "el pan y la sal" a la creencia religiosa.


  • Comentario por galetel 03.05.18 | 14:18

    [Manuel:] “los seres humanos nos podemos creer cualquier cosa que satisfaga ciertas esperanzas”.

    Quizá. Pero las esperanzas de los conocedores de Jesús eran otras mucho menores; no podían ni imaginar lo que satisfizo la Resurrección. Entonces… ¿por qué la creyeron con esa firmeza?

  • Comentario por Manuel 03.05.18 | 13:59

    Es una suposición suya, Sr Galetel

    Y lo mismo se puede decir de otros casos, según la tradición nos los cuenta. Piense en Mahoma, o en los primeros profetas de los cultos del cargo, o en Joaquim de Fiore, que tuvo enorme éxito durante más de un siglo. Después de todo, hasta la religión egipcia debió tener un primer grupo reducidísimo de inventores. Y tuvo un exitazo trimilenario. Lo cual prueba... que los seres humanos nos podemos creer cualquier cosa que satisfaga ciertas esperanzas, apetencias, orden social, etc. Luego modificamos nuestras creencias y las relacionamos con un sistema moral, y hasta nos identificamos con ellas como pueblo o nación. Y no importa que el profeta de turno asegure que habrá un acontecimiento único, próximo, concreto. Y que luego no se cumpla nada, pase la fecha, no baje el Mesías, no se acabe el mundo. No importa, al revés, eso prueba que lo hemos hecho bien y hemos retrasado, pero predicando y haciendo nuevos conversos. ¡Y los hacemos!

  • Comentario por galetel 03.05.18 | 13:41

    Los que estaban menos predispuestos a creerlo, pasaron a creerlo firmemente. ¿Por qué?

  • Comentario por Manuel 03.05.18 | 11:27

    ¿Ve? No se ha cumplido nada de ello, de momento.

    Hoy incluso tenemos una idea muy diferente del "cielo" y de la tierra (ya no es plana, como creía el autor de Daniel).
    Lo de que un hombre fuera Dios, es una conjetura harto especulativa. Sí se sabe que él no sabía que fuera Dios, que nadie en toda su vida llegó a sospecharlo, que esa idea es posterior.
    Entonces alguien deduce que lo era pero se había vaciado hasta hacerse ignorante de ello. Conjetura especulativa.
    A Dios no lo ha visto nadie jamás. Cierto. Y puede que ni exista.
    No es cierto que lo haya contado el Hijo. Ni que se sepa que está en el seno del Padre. Ni que se sepa que existe el Padre.
    Y celebro que alguien alguna vez, según Vd dice, lo pueda comprobar. Me temo que nosotros no, ni nuestros tataranietos. Y puede que nunca, nadie, jamás... Puede
    Habrá un fin, no lo dude. Al Sol le quedan unos 5.000 millones de años de vida. Antes de morir se convertirá en una gigante roja y l...

  • Comentario por galetel 03.05.18 | 11:06

    Daniel 7, 13 -> Filipenses 2, 6-7:
    Y he aquí que en las nubes del cielo venía -> Cristo Jesús, quien, siendo de la forma de Dios, no se aferró, para aprovecharse, a esto de ser igual a Dios

    como un hijo de hombre -> sino que, en cambio, se vació de sí mismo, tomando la forma de un esclavo, asumiendo la semejanza humana

    Juan 1, 17-18:
    Porque la Ley fue dada por medio de Moisés; la gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo.
    A Dios nadie le ha visto jamás: lo ha contado el Hijo Unigénito, que está en el seno del Padre.

    Y digo yo:
    Para comprobar que es cierto hay que esperar hasta el fin del Proceso creativo, porque Dios es Uno y Único.
    El Fin es inminente aunque remoto.

  • Comentario por Manuel 03.05.18 | 10:40

    Pero, aunque unos cuantos profetas hayan creído lo que sea, desde ser pueblo elegido hasta el próximo envío de un mesías, aunque muchas personas hayan creído en que Dios quería que Israel fuera la primera potencia del mundo, con una metrópoli que lo rigiera, dominando al resto de los países, reprimiendo con su ejército, cobrando sus impuestos, imponiendo la adoración al Dios Único de los judíos, etc., nada nos induce a creer que estuvieran en lo cierto.
    Aunque dicha creencia evolucionara hacia un mesianismo, un zelotismo, un jesusismo, la esperanza en un mesías celestial, incluso aunque se considerara a éste coincidente con un candidato mesiánico ejecutado al que Dios le diera supuestamente resucitar para volver... nada nos induce a creer tal cosa, que además no se ha cumplido pasados 2000 años.
    Hay otros casos exitosos: Zarathustra, Buda, Confucio, Laotsé, Mahoma, los anabaptistas, Smith, los cultos del cargo... Mucha gente ha creído, luego es importante esa creencia

  • Comentario por Manuel 03.05.18 | 10:33

    En efecto, David Mo.

    Lo que viene a decir Galetel a Anastasia (03.05.18 | 00:34) es que él cree que 2 discípulos de Jesús y un hermano suyo, todos ellos judíos férreamente monoteístas y nacionalistas, mesianistas soñadores del Imperio Judío prometido por Yahvéh a los profetas, pasaron a creer de pronto que Dios era Jesús, que se había encarnado en aquel hombre verdadero que ellos habían conocido y los romanos habían ejecutado. Y que después de muerto había sido exaltado y estaba sentado a la derecha de Dios, desde donde vendría a reinar en un Reino divino.
    La nora adicional, para que Anastasia baje la cerviz es que "Vd. NO SABE cómo es Dios", cosa que al parecer sí que sabe Galetel.
    Otros no sabemos si Dios existe o no, pero más bien creemos que no, por no tener motivo alguno para creer positivamente en lo que nos parece una invención humana.
    Puede ser que Santiago no creyera tanto, y que esa creencia se fuera gestando en otro lugar y por otra gente.

  • Comentario por David Mo 03.05.18 | 07:58

    Antolín: Es muy diferente decir "esto creo yo porque es lo que creo mejor" que decir "esto creo yo porque lo dice en el libro santo". Lo que yo creo está sujeto a discusión más o menos racional. Lo que está escrito en el libro santo está sujeto a interpretación de lo que ya está escrito. Razonar e interpretar la voluntad de la Santidad son cosas distintas. Ya sabe, el modelo es Abraham dispuesto a matar a su hijo.
    Claro que las interpretaciones del libro santo difieren por razones inconscientes e inconsistentes, pero si la ética cristiana no dependiera del libro, ¿por qué se empeñan en defender la sacralidad del libro? ¿Por qué se empeñan en convertir a Jesús el Galileo en un mito?
    Claro que luego está Rousseau que decía que el libro santo es prescindible porque lo que Dios quiere de mí está escrito en mi corazón. Pero Rousseau era un hereje que se libró de la Inquisición por los pelos (esto si es un DATO de verdad).

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 03.05.18 | 05:42

    ....de Dios, sino que hallaría su fundamento en la naturaleza y condición misma de las cosas, ni más ni menos que el fundamento a que en definitiva habría de apelaruna ética una ética seglar o laica pues toda ética necesita por definición apelar a un eje o fundamento. Únicamente variaría el que, como dije antes, en el caso religioso, al referirlo todo a Dios en última instancia, también lo haría el sentido ético que un "deber ser" postula y formula, pero como sentido ético en sí mismo considerado éste permanece igual a sí mismo sea teniendo a Dios o no como punto de referencia puesto que segun ya he expresado en cualquier caso se tratarís de una correspondencia con el "deber ser" de las cosas y no, aun para un creyente, de una disposición divina particular y sin más ni más arbitraria.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 03.05.18 | 05:10

    Respecto a lo de "una ética seglar que no se apoya en una ley religiosa". Esto constituye posiblemente uno de los tópicos y malentendidos más característicos de la época moderna, entendida ésta, dicho sea a grandes rasgos y en trazo grueso, desde la Ilustración hasta nuetros días. Las religiones establecen algunas leyes particulares que conforman un signo de identidad y de pertenencia, así el Ramadán para el Islam, la circuncisión para el judaísmo, el Bautiusmo para el cristianismo, y tantas otras, pero en lo que atañe a las que diríamos leyes concernientes a las relaciones con uno mismo, con los demás y con el mundo se consideraría que tales leyes tienen como fundamento un "deber ser", exactamente equivalente al fundamento que aduciría la ética laica o seglar.

    Por supuesto, un creyente remite todo el existir a Dios, el "deber ser" incluído, pero ello no significa que tal "deber ser" responda a una disposición que llamaríamos arbitraria o algo similar de Dios....

  • Comentario por galetel 03.05.18 | 00:34

    Anastasia:
    Es una pena que me tenga que repetir sólo porque Vd. llegó tarde. Lea por favor mis comentarios en muchos posts anteriores de este blog, y se enterará. Sólo le diré aquí que HAY constancia plausible de que sus discípulos Pedro y Juan, y su hermano Santiago, lo creyeron así. No que Jesús fuera Dios, sino que Dios era Jesús, o sea, encarnado en ese hombre verdadero que ellos habían conocido, además de trascendente. Lea, lea... y más tarde nos comenta.
    Nota: Vd. NO SABE cómo es Dios.

  • Comentario por Anastasia Fernand 03.05.18 | 00:15

    Uff, cuántas guerras lamentan! Pero sí , las guerras, la insania y la maldad son responsabilidad , culpa, de los hombres que las llevan a cabo en el presente, no hay que anclarlas en leyendas o realidades del pasado, solo así podremos cortarlas el paso hacia un futuro humano.

    Pax! Paz!

    A Galetel 16:52 - yo no sè cuántos íntimos de Jesús creían q Jesús era Dios ni cambiaron su vida por ello. Eso que nos lo siga diciendo en sus libros el profesor Antonio Piñero. Solo he dicho que Jesús no es un centauro, perdón, que no es Dios. Nadie lo es.

    La verdad de p no es igual A cree que es verdad p.

  • Comentario por Y 02.05.18 | 21:50

    "Y Roma a sus crímenes le llamaba gloria" (Agustín de Hipona)

    Por ahora la cosa no estalla gracias a la santa paciencia de los dos adultos que quedan en la sala, dos tipos llamativos: Vladimir Putin y Valeri Guerasimov

    Y todos los días el público se tiene que tragar dos paletadas y media de rusofobia servida desde la angloesfera

  • Comentario por Y 02.05.18 | 21:41

    Desde su luminoso acto fundacional en Hiroshima y Nagasaki el nuevo Imperio de Roma (Washington) ha derribado unos 36 gobiernos, bombardeado 30 países y enviado al infierno a unos 20 millones de personas. La Angloesfera es el Show de Truman. Todos los medios repiten la doctrina oficial, el Washington Post, The New York Times y el Wall Street Journal hasta The Guardian por no hablar de los panfletos emitidos por la BBC, la CNN ...

    Y no hay espacio público para la disidencia. El Imperio anglo-sionita-saudí seguirá de locura en locura: Irak, Libano, Libia, Yemen, Siria ... y la entidad del levante y manicomio bíblico no para de atacar Siria: golpear y golpear para obtener una respuesta para golpear más fuerte: buscan el premio gordo: bombardear Irán, y lo próximo qué será ¿Pakistán?

    Viendo lo que pasó con el imperio británico (1914-) pienso que en 200 años le dejaremos este mundo a sus legítimos propietarios: las bacterias. Por ahora la cosa no estalla gracias a ...

  • Comentario por Manuel 02.05.18 | 20:59

    Comparto su pesimismo, Y.
    Tiene fundamento en las noticias del día a día, en las posturas, en las ejecuciones, en las diversas guerras larvadas y hasta en nuestros informativos cuasi monocolores

  • Comentario por Y 02.05.18 | 20:20

    Y para rematar la faena hemos visto al Jefe de la Entidad del Levante repetir el viejo gag

    https://libertyblitzkrieg.com/2018/04/30/benjamin-netanyahu-is-once-again-trying-to-push-the-u-s-into-a-disastrous-war/

    Tras padecer la Iglesia de Roma (400 - 1875/1960) ahora nos toca sufrir una nueva dogmática imperial, una nueva Iglesia de Roma (Washington) hecha de cuatro piezas : los rubicundos WASP + los cristianos sionistas con la cabeza llena de sangrientas fantasías bíblicas y que para más chiste se llaman "evangélicos" + los sionistas de origen rabínico + los príncipes de Barbaria Saudí

  • Comentario por Y 02.05.18 | 19:46

    "los filósofos cosmopolitas del momento"

    Sí, fue una suma de cosas, y el rabí de galilea no es el personaje principal de esta historia, sino la guerra civil en Siria (que comenzó en julio del año 66) y la guerra en "la tierra de Canaan" entre "la gente de la tierra" y "el pueblo (de los señores)"

    Por desgracia esa historia que podría haber sido universal al final (400-) alimentó una secta sacerdotal. Y la historia se ha vuelto a repetir en muchos sentidos. Sin ir más lejos estos días en el Parque Temático Bíblico hemos visto matar con mira telescópica a 42 chavales por escupir al cielo, tirar piedras y quemar neumáticos. Y los medios locales de intoxicación global en esta "diocesis hispaniarum" bien poco han dicho pues nos ha caído encima una nueva dogmática imperial

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Jueves, 24 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031