El blog de Antonio Piñero

Sincretismo Dioniso – Cristo. Baco crucificado. Ariadna y el alma cristiana. Intercambios entre mitos paganos y dogma cristiano (12-04-18) (IV) (994)

12.04.18 | 08:35. Archivado en , CRISTIANISMO

Escribe Antonio Piñero

Foto: de nuevo la cubierta del libro o la cabeza de Dioniso

Concluyo hoy la reseña del estupendo libro de David Hernández de la Fuente, El despertar del alma. Dioniso y Ariadna: mito y misterio.

Sí es verdad, en mi opinión, que los gnósticos dicen de un modo real que la “Énnoia”, el Pensamiento del Padre, el Súper Trascendente, el Gran Espíritu Invisible, ha “descendido” a la tierra en cuanto que en algunos elegidos, no muchos, en su espíritu o mente superior habita una “parte” (griego-copto: méros), una chispa de esa Énnoia / Pensamiento. En este sentido, al igual que el Logos del Evangelio de Juan se encarna, la Énnoia se encarna por participación consustancial en el espíritu de los gnósticos elegidos. Y ese pensamiento (ya con minúscula porque está dentro del ser humano) está aprisionado dormido, ebrio, en la materia y debe ser despertado por medio del eón (entidad divina del Pleroma) Salvador, para que librándose de las ataduras materiales ascienda al cielo, es decir, al lugar de donde procede la chispa divina que le habita.

Aquí –al navegar aunque sea poco por este proceloso mar de la gnosis– creo que a nuestro autor le habría venido muy bien recibir la ayuda de una cierta bibliografía en español, como los dos volúmenes de Los gnósticos de José Monserrat Torrents (Clásicos Gredos, 59, Madrid 1983) y la “Introducción General”, de unas cien páginas, a la edición de la Biblioteca copto-gnóstica de Nag Hammadi del mismo Montserrat y de quien esto escribe, publicada en el primero de los tres volúmenes de estas obras gnóstica Trotta, Madrid, 5ª edición de 2015). Pienso que le habría aclarado bastante este punto del “acercamiento” de la Sabiduría a nuestro universo. Pero en su descargo debo decir que el autor afirma que el ámbito de su libro no es el adecuado para tratar a fondo “la espinosa cuestión de la relación entre la gnosis, su fundamental base platónica y los cultos mistéricos –como el de Dioniso– en su evolución tardía”.

Nuestro autor cita también el mito de Simón Mago (que en la tradición gnóstica se conoce a través de algunos textos de Justino Mártir Justino Mártir (1 Apología 26, 1-3. 56; Diálogo con Trifón, 120, 6), quien afirmaba de sí mismo que la Gran Potencia (“Dios por encima de todo principio (arkhé), potestad (exousía) y potencia (dýnamis”) según Justino, e Ireneo de Lyon, Contra los Herejes, I 23,1-3), y la mujer que le acompañaba en sus correrías de mago (historia inicial en Hechos de los apóstoles 8,9-13). Aquí podría cuadrar relativamente lo que decía anteriormente nuestro autor sobre el contacto de la Sabiduría gnóstica con el mundo inferior, la tierra. Hernández de la Fuente insiste con razón en el paralelismo (aunque muy tardío en mi opinión, no tan temprano, siglo II como dice el autor) del mito del despertar de Ariadna con lo ocurrido con la esposa de Simón Mago, de nombre Helena, de la que Simón afirmaba que era una encarnación de la Sabiduría inferior, o Sabiduría lasciva (Proúnikos; lasciva porque ama la materia; no lo entendamos sexualmente). Según Simón, él mismo como potencia de Dios había logrado la redención de Helena, que estaba como dormida en la materia.

Y aquí deseo simplemente apostillar de nuevo el pensamiento de nuestro autor. Este comenta que Sofía “es la encarnación del “Pensamiento”, Énnoia, caído en desgracia y descendido a nuestro mundo”. Opino, sin embargo, que esto debe aclararse porque tiene una parte de verdad, pero puede entenderse mal. No es Énnoia propiamente la que ha caído en desgracia (Énnoia, también llamada Proténnoia, es nada menos que el primer Pensamiento del Padre, el Uno, el Gran Espíritu invisible), sino Sabiduría, el último de los eones emanados del Padre. Este eón el que “cae” ciertamente, pero no en nuestro mundo, “ni en nuestra edad de hierro”, sino en el ámbito de la pura materia inteligible creada por ella misma, aunque es luego, inmediatamente, rescatada por el eón Salvador. La que ha caído en desgracia con toda propiedad en el ámbito de la materia es la “centella divina” (que está dentro del alma de los gnósticos), la participación consustancial de la Énnoia, a través de la insuflación del espíritu por parte de Sabiduría (que representa en algunos aspectos a Énnoia) en el primer ser humano creado por el Demiurgo. Gracias a esa insuflación dentro del “alma superior” del hombre elegido (también llamada “espíritu” o “mente”, griego noûs) existe una chispa o centella divina en los hombres espirituales, los elegidos, los gnósticos.

Prescindiendo de esta precisión que quizás no tenga demasiada importancia para lo que pretende Hernández de la Fuente en su libro, como antes dije, es importante lo que este escribe a continuación: “El alma, en el mito de Helena y Simón Mago, es la que se lamenta (al darse cuenta que no está en la plenitud de la divinidad, el Pleroma, donde debería residir) como una Ariadna, por haber caído en el plano terrenal. Es un mito, pues, de la regeneración del alma, con el trasfondo platónico de la fragmentación y regeneración del alma, que es una clara asimilación a lo que pudo significar Ariadna en el dionisismo contemporáneo”. En el ámbito cristiano es otro dios, Jesucristo, el que rescata a esta Ariadna gnóstica, pues es gracias a la unión con Cristo como se redime la sabiduría postrada (la “centella divina”) y se devuelve al mundo inmortal, siguiendo el esquema del motivo alma-Ariadna” (p. 224). Como se ve es esta una sugerencia muy interesante sobre la que se puede meditar.

De la Fuente añade otro paralelismo interesante: el de Ariadna-María que se cruza en el proceso de asimilación entre Dioniso-Cristo: se trata de la conexión evidente entre la ascensión a los cielos de la joven princesa cretense como la Corona Borealis y la asunción o Dormición de María… que aparece en la literatura cristiana, no estrictamente dogmática (en realidad apócrifa) en los siglos IV y VI” (p. 224).

Este capítulo cuarto, que es el que estoy comentando especialmente, sigue con los temas de la iconografía en la que se mezclan Dioniso y Cristo, ya que “el primero constituía sin duda el equivalente más obvio del Hijo de Dios cristiano”. Es esta una muestra de la pervivencia del dionisismo hasta bien entrado el siglo V, idea que va contra la concepción de algunos optimistas que han pensado que el cristianismo en ese siglo había ya erradicado totalmente el paganismo. La iconografía demuestra que no es así. El libro de Hernández de la Fuente presenta aquí un buen monto de ilustraciones (pp. 228-237) que lo demuestran con toda evidencia. Lo que llama más la atención dentro de este proceso de fusión, sincretismo, entre Dioniso y Cristo es la gema que se hallaba en el Museo de Antigüedades (Antikensammlungen) de Berlín, que se perdió en la Segunda guerra mundial, pero del que quedan fotografías: el “Orfeo crucificado”, denominado gema del Orpheos bakkikós: ¡nada menos que un Dioniso crucificado como Jesús!

El mencionado capítulo cuarto del interesante y sugestivo libro de Hernández de la Fuente finaliza con una exposición y breve análisis de la “Poesía de Dioniso-Cristo”, sobre todo del poema “Ariadna” del poeta greco-egipcio Nono de Panópolis (actual Akhmim) del que no se conocen fechas exactas (finales del siglo IV – principios del V), del que se discute si era pagano o cristiano, ya que compuso también una “Paráfrasis” el evangelio de Juan. Comenta Hernández dela Fuente: “No es que Dioniso sea en Nono un rival de Cristo, sino que más bien aparece como una figura paralela, complementaria, casi otra visión de la misma divinidad redentora” (p. 245).

Y luego, a modo de conclusión final del capítulo, se halla una síntesis de la cuestión de las semejanzas entre Dioniso – Cristo que merece ser citada: “Dioniso es una divinidad que viene a despertar a los mortales… una dios único, hijo del Padre, hecho palabra, carne y vid, un dios curador a través de su planta redentora, que promete felicidad a los seres humanos en su venida a este mundo y llevarlos a un más allá dichoso como a la propia Ariadna… Es ante todo un Dioniso influido por la gran divinidad que habrá de imponerse al fin a lo largo de todo el Mediterráneo: Cristo. Dicho de otra manera, sin esta influencia cruzada –pues el Dioniso tardo antiguo influirá a su vez en la imagen de Cristo– no es posible explicar esta nueva visión tardía del dios cruel de Las Bacantes de Eurípides (s. V a. C.), del desgarro ritual del cabritillo, y su definitiva transformación en un hijo del padre Zeus con una misión ante la humanidad, que llora las penas de esta, se compadece de los hombres y cura sus dolencias mediante su don milagroso”

“Pero no solo eso: poco a poco se constata que Dioniso y su mi tema del despertar de Ariadna, es decir, del dios que salva al alma de su caída, tiene la más clara pervivencia en Cristo y el cristianismo, así como los misterios báquicos se pueden mirar en el espejo de la liturgia cristiana. Así lo muestra la evolución de la divinidad pagana en paralelo con la cristiana en aspectos relacionados con la salvación y la redención más allá de la muerte, que habrían sido excepcionales en la vertiente pública del Dioniso arcaico y clásico, auné estaban implícitos en sus misterios. Tal vez el cristianismo implique hacer público el misterio del mitema de Dioniso como el dios que despierta a los mortales, en una liturgia en la que el dios que muere, resucita y salva es consumido ritualmente por todo el que quiera ser aceptado en una iniciación a misterios universales”. (pp. 246-247).

Es un libro este que merece la pena leer por lo sugestivo que es. A mí me confirma en lo que he escrito y dicho mil veces en clases y conferencias: a veces las religiones se parecen muchísimo no porque copien expresamente (aunque a veces también ocurre), sino porque todas ellas expresan anhelos y deseos –en las relaciones del ser humano con el deseado más allá y la divinidad– que son comunes a todos los hombres. Los modos de expresar la religación ser humano–divinidad no son muchos; por eso se encuentran a veces los mismos en casi todas las religiones. Depende de nuestro sistema cerebral. La religión como tal es un producto humano, y cada vez veo más claro cuánta razón tenía Jenófanes de Colofón (hacia 570- 468 a.C.), en el contexto de una acerba crítica del politeísmo, en su poema Sobre la naturaleza, conservado fragmentariamente por Clemente de Alejandría en sus Stromata V 109,2-3; VII 22,1:

Pero los mortales se imaginan que los dioses han nacido y que tienen vestido, voz y figura humana como ellos. Los etíopes dicen que sus dioses son chatos y negros; y los tracios, que tienen los ojos azules y el pelo rubio. Si los bueyes, los caballos y los leones tuvieran manos y fueran capaces de pintar como los humanos, los caballos dibujarían las imágenes de sus dioses semejantes a las de los caballos, y los bueyes semejantes a las de los bueyes, y harían sus cuerpos tal como cada uno tiene el suyo (G. S. Kirk – J. E. Raven, Los filósofos presocráticos. Gredos, Madrid 1969, 241).

Quiso con ello decir Jenófanes que “son los hombres los que crean a los dioses y no los dioses a los hombres” (citado en la “Guía para entender a Pablo de Tarso, p. 45). Enhorabuena al autor del libro que he comentado, David Hernández de la Fuente, y a la Editorial Ariel por haberlo publicado.

Saludos cordiales de Antonio Piñero

http://adaliz-ediciones.com/home/36-el-jesus-que-yo-conozco.html


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Elias 21.04.18 | 09:22

    Resultados de la votación para la plausibilidades propuesta (preside el jurado el (a veces profitrol galetel) :
    Malta:two points, Guayomini catre point, Galetel(su voto como presidente vale doble: cero points.
    Plausibilidad, desestimada por goleada.
    Está bien lo asumo, pero era mi Plausibilidad favorita, la suya sr galetel me sigue pareciendo peor y menos creíble.

  • Comentario por Elias 21.04.18 | 09:15

    Y para que vea, me voy a mojar sr galetel. Según un apócrifo atribuido a Hegesipo y que recoge un 2o anónimo en un carta a Diogneto, se cuenta, como Santiago por mediación de Pedro habría accedido a sentarse a la mesa con gentiles conversos recién llegados de Antioquia, en desagravio de un incidente anterior, como Ud bien sabe. A pesar de que Santiago no se sintió muy cómodo y de no parar de parar de ofrecer datos de un buen matarife experto en circuncisión (con descuentos en grupo), no pudo evitar que durante la celebración y en dejándose llevar por la euforia del momento algunos de los invitados se pusieran a cantar un pegadizo himno (de moda en Antioquia, por esa época). Y habiendo llegado a oídos de Ananias tamaña blasfemia, convocó al Sanedrin , de Urgencia, y encarcelaron a Santiago y a algunos de sus invitados (los que corrían menos). Y este es mi voto para la plausibilidad de la transgresión de la Ley referido por Josefo.

  • Comentario por Elias 21.04.18 | 08:45

    Y como conjuga Ud galetel que el resto de parientes (incluidos otros hermanos) no fueran lapidados entonces o después,? Los relatos que hay es que familiares suyos continuaron la senda de Santiago sin ser considerados blasfemos (y serían tan hermanos/as de un Dios encarnado, o primos, como Santiago. Que no, sr galetel, la suya es la situación menos probable. Y defina Ud profitrol, que parece un comodin del todo vale. Es Pablo un profitrol? Fue Pio XII, el papa ambiguo de los nazis un profitrol? Es Ud un profitrol (a veces me da esa sensación)? Cualquier líder cristiano no pueden ser profitroles, (porque Ud lo dice y punto) incluidas las columnas y especialmente Santiago del que presume Ud no sólo su integridad moral (de lo k hay relatos) pero tb como carente de intereses políticos y de liderszgo, cuando parece ser todo lo contrario).No pudo ser ni un poquito profitrol (digamos un20%?)

  • Comentario por galetel 21.04.18 | 01:50

    Santiago no podía ser "columna" en Jerusalén sin profesar y proclamar la fe cristiana auténtica, que era esa. Recordemos Gálatas 2, 9. Otra cosa es que los suyos discreparan de los métodos pastorales de Pablo fuera de Jerusalén.

  • Comentario por Kira 21.04.18 | 01:43

    Bueno Galetel, usted a la suya y yo a la mía...son textos mitificados y, más aún, sacralizados.Es difícil admitir la más mínima variante sobre estos temas e incluso cuando se contemplan situaciones que escapan a la razón se dan mil vueltas igualmente irracionales para explicarlos.
    La "historia" tiene tantos huecos como protagonistas mudos de los que nada sabemos..."Santiago habría proclamado", si usted lo dice.

  • Comentario por galetel 21.04.18 | 01:30

    Santiago era suficientemente conocido y respetado; sus ideas las habría proclamado anteriormente de modo que todos las sabrían. Los que lo condenaron fueron los rigoristas que tenían el poder en ausencia de los romanos.

  • Comentario por Kira 21.04.18 | 01:23

    Usted no parece considerar que cuando se ponen en juego intereses políticos y de prestigio personal el legalismo purista desaparece.Ni siquiera estoy segura de que Santiago pudiera decir ni mu ,mucho menos que le diera tiempo a proclamar nada desde lo alto del templo.

  • Comentario por galetel 21.04.18 | 01:10

    No sé quién lo nombraría líder, ¿y Vd,? Lo que sí sé es que era considerado una "columna" de esa comunidad junto a Pedro y Juan, como dice Pablo.

  • Comentario por galetel 21.04.18 | 01:06

    No hace falta que lo diga nadie. Santiago pudo haber negado la acusación, y también los otros; pero si fueron lapidados por ello... es que no lo negaron.

  • Comentario por Kira 21.04.18 | 01:04

    ¿Y quién le nombró líder de la comunidad de Jerusalén?.¿ Usted lo sabe?.

  • Comentario por Kira 21.04.18 | 01:02

    ¿Qué él estaba dispuesto a morir por ello?.Y eso quien lo dice, Hegesipo?.

  • Comentario por galetel 21.04.18 | 00:57

    Kira:
    Yo no creo que Santiago fuera un profitrol. Me parece muy poco plausible que él lograra engañar a toda la Iglesia de Jerusalén hasta el punto de que lo nombraran su líder. Y menos que él estuviera dispuesto a morir por ello, 30 años después.

  • Comentario por Kira 21.04.18 | 00:50

    No cambio de opinión, expongo alternativas racionales .El hecho de que Santiago reclamara pretensiones mesiánicas presentando a un Mesías maldito de la ley podría suponer blasfemia para Ananias. Y esas pretensiones podrían estar basadas en intereses políticos más que en un acto de fe auténtico por parte de Santiago.

  • Comentario por galetel 21.04.18 | 00:49

    Kira:
    ¿Cree Vd. que Santiago era un profitrol?

  • Comentario por galetel 21.04.18 | 00:37

    Kira:
    ¿Por qué ha cambiado Vd. de opinión (al parecer)? ¿Por qué no quiere entrar en el tema?

  • Comentario por Kira 20.04.18 | 20:12

    En todo caso una posible respuesta para su cambio de opinión (El de Santiago) es que no hubo cambió de opinión sino intereses políticos como señalé en 20.04.18|14:01.

  • Comentario por Kira 20.04.18 | 18:09

    Galetel, no de la vuelta a lo que digo.Usted da por hecho que Santiago pregonaba a su hermano como Dios encarnado y yo planteo que ,incluso si Santiago admitía a su hermano como Mesías sólo se diferenciaba de los demás judíos en que el Mesías había llegado ya .Si Santiago pensaba así y él se consideraba de algún modo el heredero de ésta tradición con pretensiones (De qué tipo no sabemos puesto que la religión y la política era un totum revolutum), Ananias podría esgrimir como blasfemia la causa expuesta.
    Pero si se proponen posibilidades sobre la acusación de Ananias dentro de lo farragoso del tema y usted responde con una nueva pregunta sobre cambios de opiniones...hasta luego maricarmen, no acabamos nunca.



  • Comentario por galetel 20.04.18 | 17:35

    Ahora bien, para que fuera blasfemia no podía tratarse de un simple mesías davídico (esto lo esperaban todos los judíos), tenía que ser 'verlo venir sobre las nubes del cielo a la diestra del Poder, para instaurar definitivamente el reino universal que Dios le concedería por haber muerto en su Nombre'. Así es esta suposición, para decirla completa.

  • Comentario por galetel 20.04.18 | 17:18

    [Kira:] "Santiago pregonaba a su hermano como el Mesías de Israel que YA había venido y tendría que volver.(Todo esto dentro de la ortodoxia judía).Si esto iba acompañado de pretensiones cada vez más molestas para "el alto clero", nada más sencillo que aducir como blasfemia el exaltar como Mesías a un maldito de la ley crucificado".

    ¡Exacto, Kira! ¡Esa es la suposición más plausible! Y significa que Santiago había cambiado rotundamente de opinión sobre su hermano, a quien antes de muerto había estimado "fuera de sí". ¿Por qué cambió así Santiago? ¿Qué o quién pudo convencerlo de esa manera?

  • Comentario por Kira 20.04.18 | 16:57

    ...desaparecieron antes o después, pero Santiago llevaba unos 30 años dale que te pego con sus pretensiones .
    Pues eso, posibilidades, plausibilidades,elucubraciones...

  • Comentario por Kira 20.04.18 | 16:55

    Del propio texto de Josefo se extrae que el sumo sacerdote estaba actuando al margen de la legislación vigente, y que ordenaba una condena de muerte que no estaba facultado para aplicar. Si se pasó por el forro (él y el resto del Sanedrín) la legislación vigente en cuanto a ius gladii ¿qué le hace suponer que fueran más legalistas en cuánto a la acusación que esgrimieron y que no fue inventada en beneficio propio por causas políticas y de intereses más que terrenales?.
    De hecho, ya los evangelios dan idea de la rectitud de esta institución ("Buscaban testigos falsos para condenarle").

    Ahora supongamos que Santiago pregonaba a su hermano como el Mesías de Israel que YA había venido y tendría que volver.(Todo esto dentro de la ortodoxia judía).Si esto iba acompañado de pretensiones cada vez más molestas para "el alto clero", nada más sencillo que aducir como blasfemia el exaltar como Mesías a un maldito de la ley crucificado.(Los supuestos Mesías que fueron desapare...

  • Comentario por galetel 20.04.18 | 15:18

    Concrete, Elías. Arriésguese a suponer cuál pudo ser ese delito merecedor de lapidación, al menos en apariencia. Ya veremos la plausibilidad que asignamos a lo que Vd. proponga.

  • Comentario por galetel 20.04.18 | 15:11

    Claro, Kira. Pero lo que interesa aquí no son los motivos de Ananías, sino la sentencia que este saduceo obtuvo del Sanedrín para justificarse matando legalmente, al menos en apariencia, a Santiago y otros. Y el Sanedrín sentenciaba según lo estipulado en la Ley, estrictamente. Sólo unos cuantos delitos estaban penados con lapidación; ¿cuál pudo haber cometido Santiago?

  • Comentario por Elias 20.04.18 | 15:08

    Sr. profitrol galetel, ya le he comentado y sino relea Ud el Nt que son los propios evangelistas (aveces cargando las tintas,) quienes manifiestan lo arbitrario del sanedrin ng y hasta que punto podían manipular y montar acusaciones falsas. No se de qué se extraña.(yo tb tengo un corazón cito aunque Ud no lo crea pero no soy ingenuo en cuanto a las posibles manipulaciones en este y otros tipos de tribunal.) Dictaminar lo prescrito por la Ley es fácil otra cosa es saber que excusa les brindo Santiago(incluida la suya, pero que me parece muy poco plausible) en concreto y sin descartar que hubiera sido cierta o falsa. Como Ud deja entrever en su apariencia esta la clave.

  • Comentario por Kira 20.04.18 | 14:27

    Si los romanos "pasaban" de estas jaimitadas y de las posibles protestas de Ananias, éste, viendo peligrar su estatus aprovechó el vacío de poder para hacer valer sus derechos sin calibrar las consecuencias posteriores.

  • Comentario por galetel 20.04.18 | 14:20

    Bravo. Pero el Sanedrín, máximo tribunal judío, dictaminaba según lo prescrito por la Ley, no por "razones obvias", al menos en apariencia.

  • Comentario por Kira 20.04.18 | 14:01

    Para mí (y muchos otros autores que seguramente Gateletel no considera eximios) entra dentro de lo muy posible que Santiago fuera elegido dirigente de la comunidad de Jerusalén por razones políticas.Para Santiago, su hermano no habría fundado una fe sino una dinastía de la cual él sería el legítimo heredero.(A considerar el por qué desaparece Pedro y aparece Santiago sin solución de continuidad y sin explicaciones).Y ya puestos a suponer, es posible que Santiago diera por hecho que era él el heredero del trono prometido al Mesías de Israel, se fuera apartando del judaismo oficial al considerar a su comunidad la única poseedora de la auténtica tradición hebrea y que la máxima autoridad judía le condenara por impío por razones obvias.
    Bueno, creo que ésta posibilidad tb es plausible teniendo en cuenta que Josefo no da detalles.

  • Comentario por galetel 20.04.18 | 12:06

    Claro, ese es el recurso que le queda. Cree el profitrol que todos son de su condición. Pero Ananías quería que el Sanedrín justificara legalmente su decisión previa de matar a Santiago, con la apariencia de un dictamen objetivo, justo, indiscutible. No lo consiguió a la larga, pero fue por motivos de procedimiento.

  • Comentario por Elias 20.04.18 | 11:55

    A veces me asombra Ud con su ingenuidad sobre el género humano. En momentos y circunstancias de facciones enfrentadas y de politizacion evidente, y Ananias no parecía especialmente escrupuloso, cualquier tribunal corrupto te puede condenar por cualquier infundio a lapidación, hoguera, horca u otro refinada suerte de eliminación (tirarte del templo abajo y que te remate un batanero, es más efectista ). Y por infundio.. puede ser cualquier cosa, desde que no tengas el máster perceptivo, o entrar bebido en el templo o comer con pecadores... O entrar con un chal inadecuado en el Santa Santorum,.. O Ud piensa que el sanedrin jugaría limpio... en este y otros casos,.. lo evangelistas bien se encargan de enseñarnos lo bien que se les daba montar acusaciones falsas. Desde luego la Iglesia no puede tirar la primera piedra tampoco en condenas honorables a la hoguera o tortura ya en tiempos de inquisición o del Vaticano.

  • Comentario por galetel 20.04.18 | 11:25

    [Elías:] "Seguramente a Santiago que fue un Judío de pro, ni siquiera le gustaría el apelativo de cristiano (terminó helenizado, para ungido), teniendo el suyo propio en Hebreo/. No quiso seguramente como su hermano, ser más que un Judío observant, con unas espectativas escatologica de inminente Restauración del Reino en el cual su hermano, como "elegido" tendría un papel relevante. En ningún lado se dice que el pensaba que su hermano fue Dios encarnado, ni que eso se le transmitiera por revelación."

    ¿Y esto fue considerado un delito de transgresión de la Ley castigado con lapidación? -No es plausible.

  • Comentario por Elias 20.04.18 | 10:51

    Como Ud a menudo dice rebusque en posts anteriores para conocer mis"irrelevantes", opiniones al respecto (muchas veces manifestadas, y que no creo que puedan interesar a nadie) Lo que me ha hecho gracia es que mis "desbarres" se los tome en serio y cuando hablo en serio(me cuesta) le parecen payasadas,.... así somos los clowns.

  • Comentario por Elias 20.04.18 | 10:43

    Pero ni entiende ni quiere entender (no le conviene, y eso se respeta),. A Ud le gusta repetirse en bucle, quizás porque le gusta oírse y en parte con fines apologetics, creo ( y aquí se equivoca, porque no lo necesita, ni convence) Ud sabe que sus cuatro Datos, no se sostienen más que con endebles mimbres interesados. Ud de sobras conoce mi opinión, que además es irrelevante, (pues soy un mindundi, no lo niego).
    Seguramente a Santiago que fue un Judío de pro, ni siquiera le gustaría el apelativo de cristiano (terminó helenizado, para ungido), teniendo el suyo propio en Hebreo/. No quiso seguramente como su hermano, ser más que un Judío observant, con unas espectativas escatologica de inminente Restauración del Reino en el cual su hermano, como "elegido" tendría un papel relevante. En ningún lado se dice que el pensaba que su hermano fue Dios encarnado, ni que eso se le transmitiera por revelación.

  • Comentario por galetel 19.04.18 | 22:42

    ¡Qué payasada! No entiendo nada.

    Aclare por favor, Elías, qué significa:
    -“desoyendo otros datos”
    -“lo del hombre de Daniel procede de otros lares”
    -“la acusación en falso”
    -“las que le propuso más certeramente otro comentarista”.

    ¿Tan difícil es que Vd. nos dé su opinión, sencillamente?

  • Comentario por Elias 19.04.18 | 18:27

    Sí sí, ya sabemos que Ud cree que proclamar a su hermano mesías Danielico Le supuso eso, desoyendo otros datos porque le conviene a su creencias. Pero lo del hombre de Daniel procede de otros lares.. Y desde la acusación en falso hasta que le pisará un callo al sumo Sacerdote,., caben muchas alternativas, incluidas las que le propuso más certeramente otro comentarista

  • Comentario por galetel 19.04.18 | 18:03

    Santiago tuvo que creer y proclamar algo que le valió ser condenado por una infracción de la Ley judía penada con lapidación. ¿No?

  • Comentario por Elias 19.04.18 | 17:51

    Ya pero eso es un cuestión de fe suya. En lo que no voy a entrar. (el que Santiago descubriese que su hermano era Dios encarnado por revelación) y no me venga con plausibilidades, porque eso y lo contrario es lo mismo y lo que sí se sabe es que si tuvo la revelación esta no le menciono la posibilidad de acoger a los gentiles sin convertirlos plenamente al judaísmo.
    Lo más plausible es lo que piensa el Prof. y Xavier, creo, (que en in principio Jesus fue tomado como un intermediario de la divinidad y poco a poco fue subiendo de estatus, y no creo que Santiago llegase a lo del Dios encarnado. ) fuera o no cierta la resurrección.

  • Comentario por galetel 19.04.18 | 16:55

    No, Elías. Santiago empezó a creerlo inmediatamente después de su experiencia pascual; ya llevaba unos 30 años creyéndolo, pero los romanos no lo perseguían porque las teorías teológicas no les importaban mientras no causaran altercados violentos; y los judíos rigoristas no se atrevían contra los romanos... hasta que hubo un vacío de poder.

  • Comentario por Elias 19.04.18 | 16:12

    No lo pillo. Después de 30 años empezó a barruntar que su hermano," el rarito" (dicho sin ofender) era Dios encarnado? . No creo que pudiera admitir eso, pues le conocería desde pequeño.. (digo yo)

  • Comentario por galetel 19.04.18 | 14:56

    ¡Pero si el hermano de Santiago había muerto crucificado hacía unos 30 años!
    ¿Lo ve, Elías, que ese es el problema de fondo?

  • Comentario por Elias 19.04.18 | 14:24

    Convertido en intermediario y transmisor de la inminente Restauración del Reino. Respecto a la transgresión real de Santiago en un ambiente politizado y de distintas facciones en juego, no puedo pronunciarme, serían todo, hipotesis(algunas ya aportadas por otros comentaristas) y la suya aunque posible es la menos convincente.. Porque no creo que Santiago diera ese salto para con su hermano (Resulta que era Dios encarnado, no lo veo) y sí que lo viera como alguien elegido por Dios para cumplir el papel de intermediario (con o sin legiones de ángeles) para anunciar e Instaurar de nuevo el Reino de Israel, sobre la Tierra.

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Sábado, 20 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Los más recientes

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031