El blog de Antonio Piñero

Cómo se elabora el mito de un Jesús de Nazaret como pura construcción literaria. Preguntas y respuestas “rescatadas del olvido” (XIV) (1-4-2018) (989)

01.04.18 | 09:01. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

Pregunta:

¿Puede Usted aclararme, según los negadores de la existencia de Jesús, ¿cómo pudo ser el proceso de construcción del mito “Jesús”, según ellos?

Respuesta:

A tenor de lo que puede leerse en los libros ya clásicos sobre la inexistencia de Jesús (que los tiene Usted recogidos en el libro colectivo, editado por mí, “Existió Jesús realmente? El Jesús de la historia a debate, de la editorial Raíces, Madrid, 2010) fue más o menos lo siguiente:
Al principio, un fanático toma de la atmósfera religiosa ya existente en Israel la figura de una divinidad mítica, un salvador como tantos otros, por ejemplo un presunto mesías llamado Josué/Jesús, al que rendían veneración diversos judíos. Luego se proclama como mesías divino, añadiendo el milagro de que ha muerto y resucitado, y se consigue reunir una serie de adoradores. Posteriormente, alguno de éstos (representados literariamente por los escritores evangélicos en nuestro caso) intentan de modo progresivo dar cuerpo humano al mito, otorgándole artificial y legendariamente rasgos cada vez más concretos y atractivos, tomándolos de diversos personajes históricos. A la vez se le añaden atributos de divinidades anteriores, solares sobre todo. Al final de este proceso surge la figura de Jesús de Nazaret…, que en realidad es puramente literaria.

En contra de este proceso, que me parece fantasioso, he formulado una serie de preguntas, que son, entre otras, las siguientes:

Si el Dios de Jesús es el Dios de Israel, tal como aparece en los evangelios, ¿para qué inventar una divinidad nueva, Jesús, a la que por otra parte ocultaban de todas la maneras posibles en los evangelios? Y si Jesús era como un aspecto de Yahvé, totalmente inventado, ¿por qué no aparece más claro en los evangelios?

Los mitistas afirman que los cristianos hicieron del cristianismo una nueva religión de misterios, cuyo dios es Jesús, cuyo culto ofrecía la salvación; pero ¿cómo ese dios de un culto de misterios muere en pleno día, en un proceso público y a mano de los romanos?

Y si se trata de inventar el culto a un dios nuevo, ¿por qué construir los evangelios con tantas lagunas, incoherencias, y contradicciones entre sí? ¿No podían haber construido un dios mejor elaborado? Si Jesús era una divinidad construida de nueva planta, ¿para qué darle hermanos y hermanas como dice Mc 6,3? ¿Por qué pintan a su familia afirmando que Jesús está fuera de sí (Mc 3,21). ¿Por qué presentar a un Jesús que se enfada y se encoleriza como cualquier ser humano y en algún caso, como en el evangelio de Marcos (1,41. 43), después de haber curado a un individuo? ¿Para qué presentar a ese Jesús en el evangelio de Lucas afligido por su muerte (sudor de sangre en Getsemaní: Lc 22,44) o en el evangelio de Juan 11,35 como un ser humano que llora porque se ha muerto su amigo Lázaro? ¿Por qué si es una divinidad que viene a traer la salvación se le hace decir que desconoce el día y la hora en la cual va realizarse esa salvación? (Mc 13,32).¿Por qué este mismo Marcos lo dibuja en el momento de su muerte como un hombre desesperado que se lamenta “Dios mío, Dios mío por qué me has abandonado”, justo en ese momento en el que se está cumpliendo el maravilloso instante de su sacrificio voluntario (Evangelio de Juan) en la cruz que es la redención del mundo (Mc 15,34?)?

En resumen, si Jesús fuera un puro invento literario de los primeros escritores cristianos, siguiendo el modelo de una divinidad de salvación de la época, como supone la tesis de que Jesús “no existió realmente”, no habría habido problema alguno: tendríamos una narración sin sobresaltos ni problemas teológicos, los evangelios habrían sido muy diferentes.

Estos y otros razonamientos aparecerán dentro de muy poco en un libro, que será anunciado convenientemente y que llevará probablemente el título “Aproximación al Jesús histórico”.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
http://adaliz-ediciones.com/home/36-el-jesus-que-yo-conozco.html


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Anastasia Fernand 23.04.18 | 23:29

    Las gentes solemos hacer montañas de un grano de arena. De cada grano de arena de esa montaña se pueden formar otras. Un mito es arrastrado por otros mitos y lo que encuentra en su arrastre de glaciar puede ser tanto historia, como más mitos, como especulaciones, anhelos, por supuesto, emociones. La masa es mezcla de caos y orden, suerte, oprtunidad y dirigismo. En estos más de 2000 años, el genio humano ha dado luz a un Dios q sigue vivo, pero pudo morir, puede hacerlo aún siempre, perderse en cualquier recodo de la creación humana.
    Perdóneseme la intervencion a destiempo, como siempre, de una pagana.

  • Comentario por true 04.04.18 | 22:28

    Sí, favor q le hace. :)

  • Comentario por Manuel 04.04.18 | 20:17

    Gracias enoc. Si se anima Vd a entrar en el blog de David Mo, verá que está mejor informado aún que yo sobre este tema.

  • Comentario por enoc 04.04.18 | 17:32

    Lo que cuenta usted Manuel ya lo sabia.El documental era para David o cualquier otro que le interesara el tema.
    Usted ya esta bien informado.
    Un saludo a todos.

  • Comentario por David Mo 04.04.18 | 08:43

    Gracias, Manuel. Favor que me hace.

  • Comentario por Manuel 03.04.18 | 20:05

    Enoc:
    Parece claro que es ambas son falsificaciones medievales (en realidad hay varias decenas de ellas), si bien la de Oviedo es anterior a la de Turín (unos 400 años).
    No se ha demostrado que ninguna de ellas contenga sangre. Mitocondrias sí, ADN también, ADN-mitocondrial y hasta cloroplastos (todas las plantas lo tienen). En cuando a ADN en general, lo hay de todo tipo, incluso ADN humano, de unos cuantos hombres y mujeres de muy diverso origen (hasta chino): el lienzo fue manoseado, visitado, observado de cerca, de frente, desde arriba... Y parece ser que buena parte del ADN acumulado era de parte de los cruzados y de lo que se considera "druso".
    Ningún especialista serio ha comprobado la existencia de sangre (aunque podría haberse usado, cosa que no niegan, el caso es que no han logrado detectar otra cosa que pigmentos vegetales de varios tipos, incluido el carmín de índigo).

    Felicito a David Mo por su blog. Realmente serio, y digno de visitarse.

  • Comentario por enoc 03.04.18 | 17:59

    Me gustaria facilitarles a todos el programa entero,en castellano El adn de Jesucristo y en ingles Jesus strand: A search for DNA (se estreno hace 20 dias en USA).Son del canal de Historia y lo vi de rebote.He buscado y por ahora
    no lo he encontrado,aunque tarde o temprano alguien lo subira a youtube o cualquier otra plataforma.

  • Comentario por enoc 03.04.18 | 17:52

    Aqui Manuel te paso una critica a la investigacion estrenada en un documental del canal de Historia que fue donde lo vi.El genetista de la universidad de Osford es George Busby.
    http://www.maslibertad.com/El-ADN-de-Jesucristo-La-Sangre-de-la-Sabana-Santa_p1375.html

  • Comentario por Manuel 03.04.18 | 11:09

    Enoc:
    Después de buscar la noticia original (con poca confianza: los drusos son más bien un grupo religioso que una etnia; su conocimiento histórico parece datar de unos tres siglos antes de la fecha en que se data la sábana -sobre el siglo X-; el DNA mitocondrial probablemente sólo sea el de las plantas usadas en la confección de los tintes), lo primero que hallo es el siguiente enlace:
    http://www.bognorphoto.com/es-un-fake-pruebas-de-adn-profundizacion-el-misterio-de-la-sabana-santa-de-turin.html
    No dice exactamente eso del DNA mitocondrial druso, sino de muchas muestras de DNA humano, de diferentes personas, con predominio del druso (origen egipcio, difusión a Palestina) sobre los otros (incluidos chino, bereber, indio, etc.), lo que se relaciona más bien con las manos que tocaron el lienzo cuando estuvo expuesto, y con las personas que pasaron cerca del mismo o se detuvieron sobre él.
    Gracias, David Mo
    En cuanto al polvo, incluye ADN de acacias norteam...

  • Comentario por Uno 03.04.18 | 10:22

    Está interesante este master de construcción de mitos.


  • Comentario por David Mo 03.04.18 | 08:57

    Error: las gracias iban dirigidas a Enoc.

  • Comentario por David Mo 03.04.18 | 08:55

    Safnat Paneaj: Gracias por la información.

  • Comentario por David Mo 03.04.18 | 08:31

    FernandoP: Ya le he explicado las circunstancias especiales que pueden explicar lo que usted llama un "giro copernicano". Parece que sus entendederas -sin ánimo de ofender tampoco- no estaban muy alertas. Creo que la explicación de por qué se tranforma el contenido político-teológico en sólo teológico se entiende por el tránsito de un contexto campesino y oral -presumiblemente iletrado- a otro urbano y culto que sabe escribir y recibe influencias del judaísmo intelectualizado estilo Filón. Añada a eso el fracaso de los motivos políticos en el primer cristianismo para que el salto adelante, producto de la disonancia cognitiva -es decir, del choque frontal de las creencias con la dura realidad-, produzca ese "giro copernicano" que tanto le asombra a usted.
    Que ese proceso sea "único"en el cristianismo no quiere decir que no sea similar a otros y posible. Todas las religiones reformadoras tienen algo "único". ¿O no son únicos el budismo o el culto a San Guinefort?

  • Comentario por Fernando P 02.04.18 | 23:46

    El bandido generoso es un bandido, y nadie le cuelga un cuerpo etíco ni una doctrina novedosa y rupturista. Ni le cambian de profesión y pasa a ser un rabí con poder es sanadores. Ese giro copernicano no se ha dado nunca. Y menos en tan poco tiempo. Porque usted habla de Pablo pero si no es capaz de distinguir a Jesús de Pablo le recomiendo que se busque otra afición más acorde a sus entendederas. Se lo digo sin ánimo a la ofensa, pero tratemos de ser un poco serios, por favor.

  • Comentario por Safnat Paneaj 02.04.18 | 21:40

    racionalmente el paraíso (terrenal o celestial) es un mito.

  • Comentario por Safnat Paneaj 02.04.18 | 21:39

    —Isa 51,3. “Y tomarás su desierto como el paraíso…” Paraíso aparece escrito con la palabra Edén (עדן); es una licencia del traductor, sin fundamento seguro. Otras versiones usan Edén.
    —Lc 23,43. “Hoy estarás conmigo en el paraíso”. 2Co 12,4. “Fue arrebatado al paraíso”. Ap 2,7. “Daré a comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios”.
    Aparece siempre en base a παράδεισος (parádeisos) con significado de “bosque, jardín o parque”. La base es hebrea: pardés y parádeisos tienen igual base consonántica (p-r-d-s), variando la fonética idiomática. El griego parádeisos derivó al latín como paraíso, paradisíaco, y de ahí se enalteció como sinónimo de algo excelente, supremo, máximo, gozoso, etc. Un bosque o jardín puede ser también excelente, pero habría que calibrar qué grado de significado real comparativo le daría su escriba en el NT. Mientras no se sepa, racionalmente el paraíso (terrenal o celestial)...

  • Comentario por Safnat Paneaj 02.04.18 | 21:37

    estirar todavía más si se siguen los pasos siguientes.
    La palabra “paraíso” aparece tardía en hebreo y se traduce así en varios versículos, en español. En el NT griego solo aparece en 3, con una escritura claramente transliterada del hebreo. Yendo a los originales resulta curioso cómo se modifican significados primigenios y se enarbolan otros especulativos, exacerbados sin sentido, porque parece que interesa darles otra dirección, doctrinal:
    —Cant 4,13. פרדס, pardés: parque, bosque; ¿paraíso? “Tus renuevos ¿paraíso? (un bosque) de granados, con frutos suaves,…” Contextualmente es más lógico bosque que paraíso. Obsérvese que la escritura hebrea (pardés) se basa en cuatro consonantes (p-r-d-s) (en la fonética se añaden las vocales) y que luego, cuando se usa en el NT, en griego, el término usado también participa de esas 4 consonantes en ese orden.
    —Isa 51,3. “Y tomarás su desierto como el paraíso…” Paraíso aparece escrito con la palabra Edén (&#...

  • Comentario por Safnat Paneaj 02.04.18 | 21:36

    ¿Cómo se comprueba todo eso, siendo especulaciones doctrinales o literarias…, mito sobre mito? La caída de Adán (mito útil, ciclo bajo) se contrapone a la salvación cristiana (ciclo alto), para que destaque sobre la anterior.
    Como ejemplos de cómo se puede mitificar algo (incluso social e involuntariamente, por no decir con ignorancia crasa) está la palabra “manzana” (a partir de Ge 3,2), que en ninguna traducción aparece como tal, sino como “fruto” (resultado de algo) pero que se usa como manzana con mucha alegría cuando conviene coloquialmente.
    Con “paraíso” ocurre igual, sacado extramuros desde Ge 2,8 (“un huerto en Edén”; gan be-edén, fonética hebrea), en donde “huerto y/o Edén” se sustituyen cuando conviene por el sinónimo alternativo pero erróneo de “paraíso” (al menos coloquialmente). “Huerto, jardín” (gan) es solo eso y “Edén” es un topónimo desconocido (origen sumerio: estepa). Así se pasan las especulaciones sin fundamento a los errores, que se pueden estirar toda...

  • Comentario por Safnat Paneaj 02.04.18 | 21:35

    una cronología mítica para intentar explicar la evolución de la sociedad humana a través de cuatro ciclos o periodos llamados oro, plata, bronce e hierro. Los metales marcaban la progresiva decadencia de la humanidad, pero afirmando la seguridad del retorno cíclico al oro. Este mito lo retoma Ovidio en sus Metamorfosis y también Virgilio. Dio paso a muchas reelaboraciones literarias, deseando conquistar de nuevo la edad dorada, con lo que no resultaría extraño que la tradición cristiana lo asociara al mito del paraíso (premio, utopía), proyectado como un comodín polivalente en casi todas las creencias.
    El paraíso, o si se le quiere llamar cielo, siempre fue motivo de inspiración literaria. El inglés Jhon Milton lo usa en su Paraíso Perdido (1667. El mito de la caída de Adán es un drama cósmico con recónditas especulaciones, justificando la actitud de Dios hacia los hombres). Tuvo aceptación y en 1671 su Paraíso Recuperado incide en la salvación humana a través de Cristo. ¿Cómo se...

  • Comentario por Safnat Paneaj 02.04.18 | 21:33

    si se empieza a tirar de mitos (especulaciones sin demostración) frente a los que ven los relatos como literatura humana aunque desconozcan los detalles de las motivaciones de sus autores (para eso están en fase especulativa, que es igual para todos, salvo la élite que determina dónde está el cielo, sus ocupantes y sus características, aunque detesten la palabra mito, invención o fábula).
    El NT, independientemente de la existencia de Jesús (modificada o no), tiene sus propios periodos que confluyen en el fin de los días o los tiempos (a saber su exactitud conceptual), resurrección de muertos, salvación o renovación, paraíso, etc., en una especie de dominación o adivinación del tiempo futuro, o sus ciclos, pero sin dar una perspectiva segura para tener un marco de referencia específico, lo que provoca las correspondientes especulaciones, a voluntad.
    Eso, o algo parecido en sus escalas, no era algo ajeno a la época. Hesíodo (VIII aC) establece en su Teogonía una cronología mí...

  • Comentario por Safnat Paneaj 02.04.18 | 21:32

    como las celestiales, que además son gratuitas y personales.
    Se podría hacer una ucronía suponiendo que Jesús (protagonista) apareciera en tiempos del exilio babilónico, con lo que el relato cambiaría en función del entorno y sus especulaciones posteriores; igual situado en el siglo segundo, cuarto, etc. Las periodizaciones históricas (literarias, militares, religiosas, etc.) se hacen con hechos que cambian o rompen una época anterior e influyen sobre la siguiente. A mayor antigüedad mayor dificultad para analizar las influencias de ciertos orígenes y todo el círculo de posibilidades existentes.
    En el tema moldeable de las creencias religiosas existe un sistema analítico (según posibilidades, inteligencia o finalidades) seguido de otro sistema especulativo, que es la madre del cordero para determinar su fiabilidad real, histórica, tanto por parte de sus creyentes como los que no. Dando un 50% inicial de posibilidades a cada parte, es seguro que no se mantendría si se empiez...

  • Comentario por Safnat Paneaj 02.04.18 | 21:31

    No sé si me equivoqué de blog, aunque este no es confesional. Las teologías y sus derivaciones ya se conocen pero no ciertos análisis periféricos que nadie explica, aunque puedan levantar susceptibilidades sin pretenderlo. El problema quizá estriba en hablar claro, aunque sea con ignorancia, porque siempre puede haber alguien que corrija. Si molesto, voy al blog de Iker Jiménez y sus misterios, me autocensuro o lo dejo.
    En cuestión de creencia religiosas, incluso marxistas, cada uno que piense lo que quiera. Allá con las conciencias, aunque siempre habrá una élite que sepa distinguir el planeta Venus frente a los que desean verlo como un ovni (parábola celestial actual). La “reflexión crítica” de los mismos filósofos marxistas señala que Marx acercó a la tierra lo que la religión prometía en el cielo. Y promete. La comparación estimula la posibilidad de construir la utopía a través de la lucha, aunque con lo que tiene apariencia de mito es más fácil hacer otras utopías, como las ...

  • Comentario por enoc 02.04.18 | 20:41

    David mo: si le interesa lo ultimo sobre el sudario de Turin lo encontrara facil.Catedratico de genetica de
    la universidad de Oxford pide permiso para hacer el analisis del adn mitocondrial de la supuesta sangre del
    sudario.Resultando que tanto la madre del hombre del sudario como el mismo pertenecen a la
    minoria drusa.
    Todos los detalles son faciles de encontrar.Solo es informacion.Un saludo a todos.

  • Comentario por Uno 02.04.18 | 20:28

    Pero cuando se ha visto tanta gente ocupándose de un mito, construyendo un mito, viviendo de un mito ?

  • Comentario por David Mo 02.04.18 | 18:34

    Manuel: Mi blog es un pecado oculto. Me interesó el tema de los milagros en un momento, de ahí pasé al sudario de Turín y como me enganché en él le dediqué un blog, pensando que en castellano hay poco serio sobre el tema. Como lo del sudario de Turín está en horas bajas (esto va por ciclos), se me ocurrió contar la visión que tengo sobre el cristianismo, que alguna relación tiene con el tema original del blog. Le dediqué una decena de capítulos y es un resumen de las cosas que he leído y unas pocas opiniones personales. El blog se llama"La sombra en el sudario (https://sombraenelsudario.wordpress.com/). Poético, ¿no? Si se le ocurre la mala idea de pasarse por allí no piense que va a leer maravillas, que no es el caso. En italiano o en inglés hay cosas mejores.

  • Comentario por galetel 02.04.18 | 18:22

    Quien pretenda negar la historicidad de Jesús debe partir por negar la historicidad de Jesucristo: Debe negar a Santiago-el-hermano-del-Señor y afirmar que Pablo y Josefo fueron “concern trolls”. Con suficiente verosimilitud. Piñero no llega a tanto, se queda a medias.

  • Comentario por Manuel 02.04.18 | 13:43

    -Tenemos numerosos discursos, libros, rollos... Llenos de promesas, esperanzas, anuncios del fin del mundo conocido, de venida de un día temible, de un juicio repleto de dolor para muchos, de un Reino de paz y prosperidad que no tendrá fin, ni deterioro (que mucho imaginamos como teocracia totalitaria nada deseable para los pueblos sometidos, ni para los inevitables pobres interiores).
    -Y tenemos dos guerras contra los romanos (sólo dentro de Palestina).
    -Además de: neoplatonismo, terapeutas, gnosticismo, cristianismo alejandrino, cristianismo sirio, cultos mistéricos con rituales asumidos por el propio Pablo y atribuidos al propio Jesús.
    Luchas entre cristianos...
    Elaboración de evangelios diversos y más o menos rivales...
    Paulinismo

  • Comentario por Manuel 02.04.18 | 13:36

    Hay tanto por explicar...
    -Tenemos mitos en los que un dios o semidiós realiza proezas, salva, libera, visita el inframundo, resucita...
    Son anteriores a Jesús y sin relación directa con nada que haya podido hacer Jesús.
    -Tenemos rabinos, predicadores morales, religiosos, politicos... También profetas... predicadores o/y sanadores itinerantes, líderes guerrilleros, profetas o predicadores que apoyan a algun líder guerrillero, mesías o candidatos a reyes-mesías, con rabinos que llegan a apoyar su condición de hombres anunciados por Dios a través de profetas anteriores de renombre...
    Y tenemos un ambiente social de enfrentamiento interno: entre pobres y ricos, con sus correspondientes partidos y predicadores morales implicados; entre ocupantes y ocupados; entre colaboracionistas y resistentes; entre fariseos y saduceos; entre helenistas y palestinos; entre pro-romanos y nacionalistas; entre gnosticistas y yavistas...
    -Tenemos a Juan, a Jesús, a Jacobo
    ...

  • Comentario por Manuel 02.04.18 | 13:26

    David Mo: estoy en general de acuerdo con su modo de enfocar el asunto Jesús histórico - Jesús evangélico -Cristo paulino.
    En otro lugar he leído que Vd tiene un blog, ¿podría indicarme el link o ruta de acceso al mismo?

    Entiendo que el tema "violencia", es a menudo abordado superfluamente. Esto es, sin tener en cuenta que se consideraba popularmente legítima siempre que se empleara contra ocupantes imperiales y colaboracionistas (enemigos ideológicos para una mayoría popular), e incluso pueblos (etnias, ciudades) "enemigos" y vecinos (de otra fe) susceptibles de ocupación y sometimiento.
    ¿Los españoles somos violentos? No más, ni menos, que otros pueblos del entorno, presumo.
    Y sin embargo nos enfrentamos al ocupante francés. En general. Con violencia inesperada e inusitada. Y considerándonos con toda la razón y el derecho de matar a ocupantes y colaboracionistas internos (traidores). Ser creyente o pietista no aminoraba el afán.
    Ni un siglo más ta...

  • Comentario por galetel 02.04.18 | 09:35

    Cualquier elaboración debe atenerse a los 4 DATOS, y explicarlos de la manera más plausible.

  • Comentario por David Mo 02.04.18 | 08:30

    ¿Era Jesús realmente violento? ¿Es posible que las historias de violencia fueran leyendas que se crearon paralelamente a las del Jesús manso? Es perfectamente posible. Es perfectamente posible que en los orígenes del cristianismo hubiera dos bandos enfrentados, cada uno con su narrativa particular, creando historias sobre Jesús que dependían de sus propios mitos.

    Y todo lo demás es pura especulación convertida en artículos de fe.

  • Comentario por David Mo 02.04.18 | 08:24

    La cosa cambia cuando esa sociedad cambia y la leyenda se extiende a otros ámbitos diferentes, como ocurrió con el paulinismo de la diáspora. Ahli se trata de darle otro sentido al cuento del buen ladrón y convertir su actividad delictiva, para los romanos y las élites judías, en una oposición espiritual que los ocupantes y sus colaboracionistas condenaron por pura malicia y/o estupidez. Estamos ante un trasvase de la base social de la leyenda de proporciones mucho más radicales que los que tuvieron lugar con los santos bandidos. En el tiempo, el espacio y la composición social de los que los relataban. Yo no veo nada raro.
    Lo que sí chirría es aquello de "Cómprense espadas", "Ya tenemos unas pocas", "¡Basta!". Ya sabemos que el mensaje del Mesías cristiano no brilla por su claridad en muchos casos, pero ése en especial es un prodigio de inconsecuencia. ¿Por qué? Solución más simple: porque había seguidores de Jesús que le imaginaban violento.
    Y ahora viene la cuestión.

  • Comentario por David Mo 02.04.18 | 08:18

    FernandoP:La leyenda del buen bandido que robaba a los ricos para dárselo a los pobres, cuando el original era un tipo sanguinario que atacaba a diestro y siniestro, es un hecho bien atestiguado en casos en los que se ha podido rastrear la historia real. No tiene nada de chirriante. Convertir a una víctima de la justicia en un santo, cuando la justicia es odiosa es un lugar común. Cuando se habla del "Jesús violento" es una manera de englobar todas las posibilidades de resistencia activa al ocupante romano. No hace falta suponer un individuo fanático con el cuchillo en la boca y degollando a diestro y siniestro. Ya sabe que para ciertos tipos de justicia, sentarse en el suelo y recibir patadas y porrazos es una forma terrorista de violencia tumultuaria. Me refiero a Gandhi, claro.
    Tenga en cuenta que la leyenda de los santos bandidos de los que usted habla se formaron en sociedades campesinas en las que el bandidaje era una actividad socialmente aceptada.

  • Comentario por galetel 01.04.18 | 22:17

    una realidad nueva inacabable.

    Claro que para creer esto hay que creer que Jesús era la encarnación de Dios, incluso y sobre todo en la Cruz. Que Dios NO era ajeno ni indiferente a su sacrificio, sino todo lo contrario. Que el Padre estaba EN él, por Amor, reconciliando al mundo de todos los tiempos consigo, sin imputar las transgresiones.

  • Comentario por galetel 01.04.18 | 22:06

    Por supuesto, una cosa así no se puede probar. Ni siquiera se puede expresar en términos claramente inteligibles en esta realidad. Quien prefiera no creer en ello, está en su derecho de creer que la vida humana es ínfima y efímera. Pero hay que reconocer que existen DATOS en el NT para afirmar –también hoy- lo contrario.

    Que se PUEDE creer razonablemente que Jesús fue resucitado y exaltado después de muerto (aunque no su cadáver), tal como proclamaron sus anteriores conocedores, más de cien personas que antes estaban predispuestas en su contra y ya dispersas, antes de reunirse en Jerusalén. Quien quiera PUEDE creer que Jesús resucitó porque era Jesucristo en realidad,

    en una realidad nueva, y que nos pide colaborar con él para esperar su Parusía remota/inminente aportando en lo posible a la construcción de una GCU que prepare su Venida triunfal al Fin. Dios es Amor; el ser humano NO tiene una vida efímera sino eterna, en cuerpo nuevo y en una realidad nueva ...

  • Comentario por true 01.04.18 | 21:39

    Safnaf Paneaj, está confundido vd en tres cosas:
    1- No veo que nadie quiera imponerle nada.
    2- No tiene ni idea de lo q en realidad cree cada cual, ni si sus creencias son razonables o no.
    3- Aquí nadie le ha pedido pruebas de nada ni tiene por qué probarle a vd nada, si vd cree q Dios no existe xq le parece lo más razonable, estupendo; y si otros creen q Dios existe porque les parece lo más razonable, también. Nadie dice q tenga q probar nada ni nadie le tiene q probar nada. Si vd apuesta por q la vida es absurda, perfecto - otros apuestan por q la vida humana tiene sentido en la realización de la verdad y el bien, pues no sé por qué va a ser menos estupendo.
    Que ha habido personas que han intentado imponer sus creencias a los demás, desde luego, incluyendo las creencias ateas marxistas. Vd está en contra de las imposiciones, lo mismo digo. Vd dice q no tiene por qué probar nada, yo tampoco. Cada cual q crea lo q le parezca razonable creer. Y eso es todo.

  • Comentario por Safnat Paneaj 01.04.18 | 20:32

    es preferible eso que su nulidad. Los mitos, aunque sean erróneos, dan tranquilidad sicológica a sus creyentes. Y al añadir nuevos peldaños se crean sistemas circulares de creencias cuya base no se demuestra, solo se usa (caso contrario a Galileo o Servet). Está comprobado que se puede vivir con creencias erróneas salvo cuando alguien (Galileo, Servet) o algo (concentración en iglesias para rezar o pedir protección, en tiempos de peste y aumentarla) demuestra lo contrario.
    Conclusión: lo divino y lo situado en los cielos no sirve. Su mito, solo a algunos.

  • Comentario por Safnat Paneaj 01.04.18 | 20:31

    siguiendo una mentalidad o unos intereses particulares (luego extendido a grupos).
    Resumiendo, lo divino lo crea el hombre. Y qué mejor sitio para situar la divinidad que en un lugar inaccesible para la época: los cielos (siempre fue así). El concepto “cielo” nace en Ge 1,1 con toda la inocencia narrativa de un elemento más, que el escriba enumera, aunque habría que decir que “copia” de lo que sus sentidos le transmiten de qué hay en su entorno (cielo, agua, luz, astros, hierba, aves, etc.). “Cielo” se desliza en todo el AT como un comodín para lo que sea y no varía en el NT. Si alguien resucita (revive por cualquier causa, incluso como paso argumental), es posible. Pero que se aloje en los cielos y que sus ancestros estén también por allí, es otro cantar que descoyunta todos los sistemas de creer (salvo que se imite la mitología griega). Luego, al deducir por activa o por pasiva que cualquiera puede ir allí, la especulación del egoísmo humano decide que es preferible eso que su ...

  • Comentario por Safnat Paneaj 01.04.18 | 20:30

    La prueba de la carga es de quienes creen (y desean imponer) ideas no demostradas: virginidad, hijo de dios, milagros, resurrección, subida a cielos, etc. Bastaría fijarse en este último término (cielo, -s, o sinónimos como paraíso, tampoco demostrado) para desacreditar la realidad de todos los pasajes en que aparece mencionado. Al menos en el s. XXI, con lo que no es difícil reforzar el mitismo o cualquier tipo de taraceado literario, sea cual sea su origen o evolución. Si solo hubiera un evangelio reconocido, pues vale; quizá habría variado la teología según cual fuese. Al haber cuatro, con contradicciones y complementos, las dudas lógicas y legales aumentan proporcionalmente, pero todo conduce a pensar en una actividad literaria humana, libre, que no demuestra lo que dice sino que solo lo narra. Cualquier relato tangente a lo divino está proyectado sobre y con lo humano. O viceversa, como el relato es humano, es libre de usar lo divino como le convenga (siempre fue así) siguiendo un...

  • Comentario por FERNANDOP 01.04.18 | 17:49

    por cierto, el episodio de la madre y los hermanos de Jesús preocupados es narrado en tres evangelios. Solo en Marcos se afirma que "está fuera de si". No descubro nada a nadie si recuerdo que el estilo de Marcos tiende a exagerar y dramatizar las escenas, me parece que habría que tener en cuenta el sesgo hiperbólico que pudiera otorgar el evangelista al suceso

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Jueves, 24 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031