El blog de Antonio Piñero

22.12.17 | 08:23. Archivado en Jesús histórico,

Un judío marginal. La autenticidad de las parábolas de Jesús a examen (III) (950)

Escribe Antonio Piñero

Seguimos comentando el vol. V de la magna obra de John Paul Meier “Un judío marginal. Nueva visión del Jesús histórico”, vol. V. Voy a detenerme en el cap. 38. Dilucidación si el Evangelio de Tomás gnóstico es una fuente independiente de los Sinópticos o no.

Como hemos dicho muchas veces, el argumento de la “múltiple atestiguación” (es decir, el que un dicho / parábola de Jesús, por ejemplo, esté documentado en varias fuentes independientes, o dentro de una misma fuente, en géneros literarios verdaderamente independientes) es crucial para plantear seriamente la cuestión de la credibilidad histórica de las parábolas jesuánicas. Por ello, dijimos también que era importante aquilatar si el Evangelio de Tomás gnóstico es de verdad una fuente independiente de los evangelios sinópticos o no. Está mucho en juego. Y en esta ocasión ocurre que el interés de Meier sería teóricamente poder afirmar que el Evangelio de Tomás es independiente, ya que en muchos casos se tendría atestiguación múltiple para diversas parábolas jesuánicas. Por tanto, cuando Meier –investigador católico– pone todo sus esfuerzo un rechazar un argumento que se le ofrece en bandeja para su interés como creyente (a saber el número de parábolas que pueden atribuirse históricamente a Jesús si se cuenta con el Evangelio de Tomás gnóstico [EvTom] como fuente independiente), es claro que obra con una sinceridad científica plena y absolutamente encomiable. No transige con trampas metodológicas.

El sistema que emplea para investigar el caso es el comparativo usual dentro de la filología. Primero estudiar el conjunto del EvTom allí donde haya paralelos con los Evangelios canónicos. Aquí se encuentra con la dificultad de que casi necesitaría un libro entero para desarrollar las pruebas minuciosas si se estudian todos los casos. Por ello, en esta primera parte solo, escoge una serie de textos muestra y acepta que luego se hace una inducción, extrapolando los resultados a todos los casos.

En primer lugar, Meier examina algunos fragmentos griegos del EvTom que se encontraron en Oxirrinco (probablemente del siglo II, mientras que la versión copta es del siglo IV). Al estar en esa lengua (la original del EvTom) se compara muy fácilmente con los Sinópticos. Elegimos como ejemplo el pasaje múltiple siguiente:

· Mt 13,57: “No hay profeta sin honra sino en [su] pueblo”

· Mc 6,4: “No hay profeta sin honra sino en su pueblo”

· Lc 4,24: “Ningún profeta es bien acogido en su pueblo”

· Jn 4,44: “Un profeta en su pueblo no tiene honra”

· EvTom 31: “No hay profeta sin honra sino en su casa”

Primero compara Meier entre sí los textos canónicos. Y observa que Mt copia de Marcos, porque son prácticamente iguales, y porque Mateo utiliza también el vocablo “sin honra”, griego átimos, que es muy raro en el Nuevo Testamento.

Lucas modifica a Marcos, porque no emplea la expresión “no hay… / sino”, y la suple con un único vocablo “ninguno”. Tampoco utiliza Lucas átimos porque no le debía parecer bien (jamás lo emplea en su doble obra). Emplea, por el contrario, el griego dektós, “bien acogido”, que también es raro en el Nuevo Testamento y no aparece nunca en los cuatro evangelios canónicos (más que aquí; Lucas utiliza también dektós en 4,19, que es una mera variante del breve relato de Marcos. Por tanto, se puede concluir que este adjetivo es privativo de Lucas; es, pues, propio de su redacción (“redaccional”).

En Jn 4,44 el autor del Cuarto Evangelio pone en primer lugar el vocablo “profeta”; luego no dice, como Marcos “no hay profeta”, sino un “profeta no tiene”, y coloca el sintagma “en su pueblo” no al final, sino en medio de la oración. Meier piensa en líneas generales que es posible que Juan sea independiente de Marcos, Mateo y de Lucas (esta teoría es muy discutible; pero ahora no viene al caso en sí misma), por lo que refleja otra posible línea de tradición oral.

De esa comparación se deduce que tanto la versión de Mateo como la de Lucas proceden de la de Marcos, a la que siguen. Y Lucas se caracteriza ante todo por cambiar átimos por dektós, lo cual es un rasgo peculiar y privativo suyo, como hemos indicado

Una vez hecha estas deducciones, Meier compara el EvTom con esos tres primeros evangelios, ya que Juan va por libre, según su opinión. Y deduce lo siguiente:

Entre las posibles líneas de tradición oral, el EvTom escoge la de Marcos al que sigue casi al pie de la letra: el texto griego es casi idéntico. Las diferencias entre el EvTom y Marcos coinciden con las diferencias entre Lucas y Marcos: a) el EvTom utiliza una oración simple con una sola partícula negativa; b) sólo el EvTom y Lucas entre las cinco versiones del dicho comparten el vocablo dektós, privativo del segundo.

Conclusión: es altamente probable que el EvTom, escrito unos 75 años más tarde que el Evangelio de Marcos, y unos 60 después del de Lucas, dependa esencialmente de Marcos pero mezclándolo con Lucas. Y añade Meier que se observa cómo en otros casos el EvTom procede de la misma manera. Utiliza todos los sinópticos y se desvía de Marcos utilizando a Lucas.

Y así sigue Meier analizando minuciosamente otros ocho pasajes significativos más. La deducción general es: el EvTom no constituye una fuente independiente de los Sinópticos, sino que depende de ellos.

Luego, en la segunda parte del capítulo, estudia nuestro autor los paralelos del EvTom con las parábolas de la tradición sinóptica. Son las parábolas siguientes:

· Grano de mostaza (Mc 4,30-32 Mt 13,31-32 Lc 13, 18-19 y el EvTom 20);

· Viñadores perversos (Mc 12.1-11 Mt 21,33-43 Lc 20,9-18 y EvTom 65-66);

· Trigo y la cizaña (Mt 13,24-30 y EvTom 57)

· El rico insensato (Lc 12,13-15 + 16-21 y EvTom 72 + 63).

En la elección de las parábolas a examinar y sus paralelos en el EvTom, Meier ha tenido en cuenta la mayor variedad posible de géneros literarios y contenidos, y que cada presunta fuente del EvTom pueda estar representada en el análisis: una parábola marcana copiada por Mateo y Lucas; un caso de la Fuente Q; otro caso de solapamiento de Q con material de Marcos; y otro perteneciente al material exclusivo de Lucas (L).

La técnica de análisis sigue siendo la comparación y escrutinio filológico usual, con todo detalle, para observar parecidos, diferencias, orden de palabras, vocabulario elegido, técnicas literarias de introducción de las parábolas en sí, y cualquier cosa que pueda llamar la atención y pueda ser significativa.

La conclusión obtenida por Meier es que hay muchísimas señales de dependencia del EvTom del material sinóptico, aunque la naturaleza de la dependencia varía de un dicho parabólico a otro. Se percibe en el autor del EvTom exhibe la tenencia a combinar textos evangélicos, muy propia del siglo II –manifestada igualmente en otras obras cristianas de esta época como la Didaché, Policarpo de Esmirna y Justino Mártir– y muy explicable ya que todavía no hay un canon fijo de Escrituras cristianas y los textos no tienen aún un carácter de intocable. Y al combinarlos, el autor del EvTom muestra igualmente la tendencia a abreviarlos y tomar de ellos lo esencial. Por consiguiente, el que los relatos del EvTom sean más breves no quiere decir que sean más antiguos. Y para colmo, se repite también el hecho de que rasgos redaccionales de Lucas ¡¡se encuentran en el EvTom!! Luego ha tenido que tenerlo ante sus ojos.

Por ello se llega a esta concusión: no se puede sostener con honestidad y seguridad que todo el material del EvTom sea anterior a los Sinópticos. Y segundo, si se supone que algún dicho, o parábola concreta, es anterior hay que demostrarlo caso por caso, no presuponerlo. En algunas ocasiones se puede llegar al juicio dubitativo de que “No está claro” (en latín, Non liquet), pero nada más.

En síntesis, no se puede utilizar el EvTom como material independiente con fines de autenticidad y antigüedad, fines que responden muchas veces a un programa previo teológico. Hay que contentarse con este resultado negativo. El Evangelio de Tomas es muy probablemente dependiente de los evangelios canónicos. El investigador honesto ha de aceptar que se queda sin una presunta herramienta para montar un argumento de intensidad por medio del criterio de “atestiguación múltiple”, y aumentar así considerablemente el número de parábolas atribuibles al Jesús histórico. No es posible.

Saludos cordiales de Antonio Piñero

http://adaliz-ediciones.com/home/36-el-jesus-que-yo-conozco.html


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por true 25.12.17 | 20:54

    Que llueva, pero que no caiga toda el agua en Sanlúcar y Chipiona y toda de una vez. Que se reparta en l tiempo y espacio.

  • Comentario por FERNANDOP 25.12.17 | 18:44

    Ha sido una errata fruto de mi mala vista. Feliz Navidad a todos

  • Comentario por Elias 25.12.17 | 18:27

    Jeje lo de Piñeiro no le gusta nada.. Es Piñero. Felices fiestas.

  • Comentario por FERNANDOP 25.12.17 | 11:09

    Feliz Navidad a D. Antonio Piñeiro y a todos los que participan en este blog

  • Comentario por FERNANDOP 25.12.17 | 10:19

    Feliz Navidad a D. Antonio Piñeiro y a todos los que participan en este blog

  • Comentario por David Mo 25.12.17 | 09:56

    Paz y solidaridad el 25 de diciembre, el 9 de enero, el 12 de marzo, el 14 de abril y a todas horas. Que el Sol Invicto os acompañe, pero que llueva, por favor.


  • Comentario por Javier Ruiz de la Presa 25.12.17 | 02:37

    Espléndida toda la serie de sus comentarios don Antonio. Una pregunta por curiosidad: ¿No han sostenido correspondencia Ud. y Meier o han participado en algún coloquio. Eso sería histórico

  • Comentario por Leo 24.12.17 | 22:20

    Muy Feliz Navidad!!
    Que la paz resida en nuestras almas.
    Y por un 2018 pleno de realizaciones.

  • Comentario por J.P 24.12.17 | 18:35


    Feliz Navidad a todos.

    (Incluso a los jesuitas a los que no les gusta porqie lo ven ofensivo.)


  • Comentario por true 24.12.17 | 15:21

    ¡Feliz Navidad!

  • Comentario por galetel 24.12.17 | 12:20

    Nosotros debemos ser buenos samaritanos PORQUE Dios-en-Jesús lo fue.
    Nosotros debemos ser como un padre bueno PORQUE Dios-en-Jesús lo es.
    Él nos amó el primero; nosotros lo imitamos PORQUE su Exhalación nos INSPIRA, si queremos.

    Adoramos al que nos amó y se entregó por nosotros, para reconciliar al mundo entero consigo sin imputar las transgresiones. Empleamos nuestros talentos en colaborar con él en lo que podamos. Esperamos asistir entusiasmados al banquete al que nos invita. Creemos que la minúscula semilla que él sembró está brotando y llegará a convertirse al fin en un árbol frondoso, en alguna medida gracias a nuestra colaboración.
    ¡Señor nuestro, ven!

  • Comentario por galetel 24.12.17 | 10:30

    ¡Feliz Navidad!

  • Comentario por galetel 24.12.17 | 10:21

    En esta fiesta de la Navidad celebramos el hecho fundante del cristianismo: la Encarnación de Dios-Hijo. De ahí se han deducido, con acierto o error, toda clase de ideas: mejores y peores, excelsas y horrendas.

    Pero el cristianismo NO es pura ideología excelsa, sin base real. Para que las ideas excelsas sean verdaderas y nos convenzan, tienen que ser coherentes con una realidad que las sostenga, en caso contrario serían ilusiones vanas.

    La fe en el HECHO de la encarnación/vida-muerte/resurrección-exaltación de Jesús constituyó la base de coherencia necesaria para todo el cristianismo auténtico posterior, con palabras tan maravillosas como esas del Buen samaritano y El hijo pródigo; pero sin la fe original en ese Hecho, no podrían distinguirse de las ideas vacías y las horrendas. Hemos llegado al punto en que esto no puede seguir obviándose.

  • Comentario por true 24.12.17 | 09:12

    Me parece que tiene razón JP respecto a los criterios. De Meier me quedo con lo de que un constructo histórico no es más que eso, incluyendo el suyo, uno más de tantos.
    Y de la memoria de los primeros cristianos, confío en los que recogieron sus dichos y sus parábolas, porque si el Abba del hijo pródigo es cierto que está en continuidad con otros aspectos de la comunidad cristiana que representa lucas, también es cierto que esa comunidad no podría tener esa visión rompedora del Abba sin la memoria de los relatos de ese Jesús en el q creen, del que ya dijo Marcos "este habla con autoridad", recogiera la parábola del hijo pródigo o no. Cuya actitud ante la ley recogen todos los evangelistas, incluyendo a Mateo, cuyo pasaje sobre el cumplimiento solo se puede interpretar a la luz del resto de lo q dicen él y todos los demás sobre la ley del amor a Dios y al prójimo. Quién es el prójimo, tema de la parábola del buen samaritano, es coherente con toda su predicación.

  • Comentario por true 24.12.17 | 08:51

    testimonio, no testamento, múltiple

  • Comentario por true 24.12.17 | 08:50

    Sigo pensando que no hay ningún motivo para rechazar ninguna parábola por el simple hecho de que no responda al criterio del testamento múltiple, cuando es coherente con la imagen de Dios que da Jesús y que nadie ha tenido la osadía de dar antes que él. Estoy totalmente de acuerdo con uno y con Fernando P y en desacuerdo con Meier y con Galetel, en ese aspecto. No quiero preguntarle a galetel qué tiene que decir Meier sobre esa "fundamentación" suya.
    En todo caso, a mí me interesa el Dios de los evangelios q es el Abba de la parábola del hijo pródigo y del samaritano, el mismo de la no lapidada de Juan, de ahí parte para mí la consideración de lo que a Galetel le parece tan probado y fundamental y a mí un mero acto de fe más en la fe de los primeros cristianos, por lo cual, lo mismo me daría creer en la fe de Lucas, con testimonio múltiple o sin él, pues el testimonio múltiple se lo aporta Lucas a Pablo en esas cuestiones que tan clave le resultan a galetel.

  • Comentario por J.P. 24.12.17 | 08:29

    David: en los criterios, yo ahí no me meto; sabrá que estos criterios se han puesto en duda y los tiros van más bien hacia los estudios de la memoria.

    Pero fíjese en lo de la fobia, o en como jesuita.

    Eso es ad hominem (y bien que me la lió usted cuando dije algo parecido cuando lo del rebanapescuezos romanos). Fobia, en tal caso, sería Puente Ojea, pero aparte de no haber fobia, el Seminar ha sido no ya cuestionado sino rebatido por gente de todo el espectro.

    Y jesuitas... Hay tantos tipos como granos de arena.

  • Comentario por David Mo 24.12.17 | 07:41

    No JP: dos argumentos ad hominem contradictorios se anulan entre sí. Pos eso.
    El argumento de atestiguación múltiple, que tanto gusta a Meier y Piñero tiene sentido cuando las fuentes de los textos son realmente independientes. En la literatura evangélica no hay manera de saber si todos beben de las mismas fuentes y efectúan sus variaciones literarias personales ni de qué naturaleza son esas fuentes. Así que, como los otros criterios de historicidad, puede servir para otras cosas, pero jamás como criterio de autenticidad. La diversidad de versiones no implica veracidad si desconocemos su procedencia. Esto es así de simple y mucho que lo siento.

  • Comentario por galetel 23.12.17 | 17:59

    En todo caso, insisto en que el criterio principal debiera basarse, a mi juicio, en la coherencia con los DATOS pospascuales. Y no me parece que haya discrepancias resultantes de esto con lo resultante de aplicar los criterios de Meier, aunque sí pudiera servir para complementarlo o suplirlo en los casos indecidibles (non liquet).

  • Comentario por galetel 23.12.17 | 17:42

    Sí, True, pero lo impactante es que, si se rechaza la independencia del EvTom por los muy buenos y bien fundados motivos que expone extensamente Meier, entonces SÓLO CUATRO parábolas de entre las treinta y tantas, tienen testimonio múltiple.

    Por otra parte, debe notarse que, en estas cuatro, hay ciertas frases que se deben al trabajo redaccional de los evangelistas, no a Jesús. Meier señala cuáles son estas frases, a mi juicio muy acertadamente, coincidiendo, al menos en La gran cena, con Jeremias.

    Sin embargo, lo que sí proviene con bastante seguridad de Jesús, es más que suficiente en mi opinión, y no invalida que se crea en general que el resto de las parábolas pudiera ser auténtico aunque no se pueda asegurar de este modo, dice Meier, salvo algunas concretas en que da argumentos sólidos para negarlo.

  • Comentario por true 23.12.17 | 16:01

    Lo cual no quiere decir que haya que estar de acuerdo con lo que dice Meier.
    De todos modos es interesante lo que dice Galetel sobre Meier y el testimonio múltiple.

  • Comentario por true 23.12.17 | 15:56

    Muy exacto el comentario de JP.
    Pero además no entiendo el argumento de David Mo. Está claro que la aplicación del criterio de testimonios múltiples del que se beneficiarían muchos textos de los sinópticos no se ve afectada por el resto del conjunto de textos de cada evangelio ni por su visión de conjunto. El que los textos vean reforzada su autenticidad por haber sido recogidos por evangelios diversos no hace necesario que se acepten otros textos que se utilicen en esos distintos evangelios o la mutilación de esos textos por parte de alguno de ellos. Vamos, que no tiene por qué estar de acuerdo uno con la visión de Tomás -o de cualquier otro evangelio por el hecho de decir que los textos tienen todas las papeletas para ser auténticos pues los recogen comunidades tan diversas como estas. Es por esto que Piñero tiene razón al decir que Meier ha rechazado, según su honesta opinión, la fuerza del testimonio múltiple sin obtener ninguna ventaja "ideológica" a cambio.

  • Comentario por galetel 23.12.17 | 14:06

    satisface el criterio de testimonio múltiple de fuentes independientes y probablemente, en consecuencia, procede del Jesús histórico.”

  • Comentario por galetel 23.12.17 | 14:05

    de la parábola, menos los rasgos redaccionales de Mateo, y iii) la forma lucana de la parábola, menos los rasgos redaccionales de Lucas, acabamos teniendo la misma parábola en cada caso. Esto es, quizá, lo más que podemos esperar aproximarnos a la forma primitiva de la parábola, que luego fue transmitida a Mateo y Lucas en las diversas formulaciones de las tradiciones M y L.
    (…)
    Conviene subrayar que este mínimo esquema de la parábola probablemente se desarrolló y varió de diversas formas durante numerosas exposiciones orales antes de llegar a convertirse en las formulaciones M y L utilizadas por Mateo y Lucas, respectivamente. Las grandes diferencias aparentes en las hipotéticas versiones que ambos evangelistas recibieron y redactaron confirman nuestra idea de que Mateo y Lucas no utilizaron un texto común (Q) sino distintas tradiciones orales y escritas, que designamos con las letras M y L. Dada esta conclusión, la parábola de La gran cena satisface el criterio de testimo...

  • Comentario por galetel 23.12.17 | 14:03

    a quienes han sido invitados, puesto que todo está ya preparado para el banquete.
    iii) Contra todas las normas de respeto y cortesía, cada uno de los invitados desoye la convocación.
    iv) Las preocupaciones mundanas de algunos invitados (agricultura, negocios) son mencionadas para dar a entender el problema esencial: los intereses personales de los invitados pueden más que cualquier temor de ofender al anfitrión.
    v) Encolerizado por el agravio a su honor y por el desprecio de su generosidad, el hombre toma represalias enviando a su siervo (o siervos) a invitar a personas de clase inferior a la de sus invitados originales –de hecho, a cualesquiera que encuentren por los caminos fuera de la ciudad del señor- para llenar la sala de comensales. La afrenta social se convierte ahora en un bumerán contra los invitados.
    (…)
    Si comparamos i) el hipotético esquema de la parábola que abstrajimos de los puntos que Mateo y Lucas tienen en común, ii) la forma mateana de ...

  • Comentario por galetel 23.12.17 | 14:02

    Releyendo en el tomo V de “Un judío marginal” de J.P. Meier, me doy cuenta de que Meier acepta como probablemente auténtica –proveniente de Jesús- la parábola de La gran cena (o El banquete de boda) por atestiguación múltiple independiente en base a las tradiciones M y L recogidas más tarde y redactadas por Mateo y Lucas, sin necesidad de considerar al EvTom. Lo hace mediante un extenso y riguroso análisis que no puedo copiar aquí, pero sí puedo citar estos párrafos (págs. 285-286, 298, 299):

    [Meier:] “Hay en La gran cena una línea argumental común y una lista común de personajes que actúan de formas similares, aunque no idénticas. Si sacamos nuestra “radiografía” de las versiones mateana y lucana, el relato básico de la parábola, es decir, la base esquemática desprovista de los diferentes detalles de las dos versiones, resulta constar de cinco etapas de acción:
    i) Un hombre da una gran comida festiva.
    ii) Envía varios siervos (o uno solo) a llamar a quienes ha...

  • Comentario por J.P. 23.12.17 | 08:22

    Es decir, que se responde al presunto ad hominem con otro aún mayor.

    Pos mú bien, pos fale, pos malegro.

  • Comentario por David Mo 23.12.17 | 07:17

    Otra vez Piñero dictando cátedra con argumentos ad hominem: Si a Meier autentificar el evangelio de Tomás podría hacerle gracia porque apoyaría otros evangelios, no le haría nada de gracia, porque presentaría una imagen de Jesús como mero profeta sapiencial, que para un jesuita como Meier debe resultar desagradable... y para la fobia anti Jesus Seminar de Piñero también. Así, que una consideración anula a la otra y el argumento de la imparcialidad de Meier se queda en nada. Como suele ocurrir con este tipo de argumentos.

  • Comentario por Joaquín 22.12.17 | 12:55

    Solo se pueden obtener conclusiones sólidas y científicas analizando cuidadosamente, dicho a dicho,el EvTom, aunque suponga "un libro entero" (Uwe-Karsten Plish lo hizo, paciente y brillantemente, en 2010, pero se ve que Meier no se enteró) y admitiendo influencias mutuas (EvTom-Sinopticos) en el proceso de redacción partiendo de fuentes independientes de carácter oral y escrito.Pero cuestionar rotundamente la validez del EvTom como fuente útil para acercarnos a la tradición más primitiva sobre Jesús me parece científicamente incorrecto. Siendo aristotélicos digamos que lo más razonable y científico es una posición intermedia entre dos vicios, el uno por exceso y el otro por defecto.

  • Comentario por Joaquín 22.12.17 | 12:48

    El "programa previo teológico" se trasluce no en los defensores de la "utilización EvTom como material independiente con fines de autenticidad y antigüedad", sino en los detractores de esa tesis y a la vez defensores de la menor antigüedad de los evangelios canónicos o eclesiales (teologizados y teleogizados). Repito lo dicho (evidencia científica):ciertos (no todos) logions del EvTom muestran un nulo desarrollo teológico respecto de sus paralelos canónicos. Lo científico es superar la "dificultad de que casi necesitaría un libro entero para desarrollar las pruebas minuciosas si se estudian todos los casos" y no solo "escoger una serie de textos y extrapolar los resultados a todos los casos". Eso se llama generalizar no estudiar a conciencia.

  • Comentario por Joaquín 22.12.17 | 12:39

    Si a esta «rotunda» y «clamorosa» evidencia añadimos el hecho de que los logions 63 y 65 del EvTom muestran un nulo desarrollo teológico respecto de sus paralelos canónicos (EvT 63 paral. Lc 12,16-20/ EvT 65 paral. Mc 12,1-9); que el dicho 100 del EvTom ofrece respecto de sus paralelos canónicos una versión que cumple con el principio de "embarrassment", y que la lógica y la historia literaria de la transmisión de la tradición sobre Jesús va, según la mayoría de expertos, de unidades sueltas a agrupaciones de dichos, colecciones de dichos y, finalmente, biografías (bios helenística), parece muy claro y totalmente científico considerar el EvTom en su primer estrato como una fuente independiente de los sinópticos y mas primitiva que ellos, sin interpretaciones alegóricas eclesiales.

  • Comentario por Joaquín 22.12.17 | 12:37

    Los fragmentos más antiguos del EvTom (papiros Oxyrinchos) datan del 140, sí, efectivamente, pero ese hecho no invalida la validez de la hipótesis de que la primera redacción del texto tomasiano hubiese visto la luz antes del año 62 en Jerusalén. La evidencia científica a disposición de quien la quiera ver está, entre otros lugares, en el dicho 12 del EvTom donde se alude a Santiago, heredero de Jesús al frente de los nazarenos, como una persona viva (murió lapidado el año 62).

  • Comentario por galetel 22.12.17 | 10:42

    advertimos que las (supuestas) adiciones y modificaciones de Lucas y Mateo, tal como han solido ser interpretadas, NO son coherentes con los DATOS pospascuales, pues el Himno de Filipenses describe a Jesús como el representante pleno de un Dios amante y humilde, Señor de todos, no de un Dios justiciero implacable.

  • Comentario por galetel 22.12.17 | 10:40

    Y, con intención moralizante, para disuadir a los cristianos de un comportamiento pecador parecido, puso la terrible reacción castigadora del rey (¡Dios!) para con el culpable: “Átenlo de pies y manos, y échenlo a las tinieblas de fuera; allá será el llanto y el rechinar de dientes”. Y agregó inmediatamente a continuación un refrán: “porque muchos son llamados, mas pocos escogidos”, que no tenía nada que ver con este final, pues se refería a los judíos que habían sido invitados al principio y no habían hecho caso a Jesús.
    Así quedó cambiada por Mateo -el evangelista más leído- esta parábola de Jesús, para ser malinterpretada después, durante siglos, en el sentido de que Dios es un juez implacable que se propone castigar con tremenda dureza, eternamente, a los cristianos que hayan muerto en pecado. Esta interpretación es completamente falsa, como se ve. Dios no es así; Jesús con toda probabilidad nunca dijo eso.

    Por otra parte –y esto debería ser definitivo- adverti...

  • Comentario por galetel 22.12.17 | 10:38

    indios americanos.)

    Mateo hizo más modificaciones. Transformó “el convite de un hombre” en “la invitación de un rey al banquete de bodas de su hijo”, presentándolo como una alegoría de Dios que invita al Reino de los cielos con ocasión de celebrar el matrimonio entre el Hijo de Dios, Jesús, y la Humanidad. Y presentó a los primeros invitados como una imagen alegórica de aquellos judíos que habían rechazado a Jesús y lo habían matado. Y puso que “el rey, airado, envió sus tropas, dio muerte a aquellos homicidas y prendió fuego a su ciudad”; aludía seguramente a la destrucción de Jerusalén por los romanos, en castigo a la rebelión judía, en el año 70. (Estas palabras de Mateo servirían de justificación, siglos después, de los ataques de ciertos “cristianos” contra los judíos.)

    Y Mateo añadió también lo del “invitado que había ido sin traje de boda”, como alegoría de los malos cristianos que no cumplían las enseñanzas de Jesús, en la comunidad de sus lectores. Y,...

  • Comentario por galetel 22.12.17 | 10:37

    Aunque no soy nada entendido, tiendo a estar de acuerdo con Meier y Piñero respecto de que el EvTom no es independiente de los sinópticos. Sin embargo, me parece lógico que el EvTom pudo haber recogido el relato original de Jesús sin algunos añadidos de Lucas y mucho menos las modificaciones de Mateo. Me baso en Jeremias (“Las parábolas de Jesús”) para suponer algo así al tratar de la parábola La gran cena o El banquete de boda. Dice Jeremias que el texto original de Jesús es el que aparece en el EvTom y también en Lucas, aunque en este con ciertos añadidos.

    Unos cincuenta años después, los evangelistas ampliaron esta parábola de Jesús para adaptarla a sus circunstancias. Lucas la conserva casi igual, pero agrega que los recogidos en las calles fueron “los pobres y lisiados, y ciegos y cojos” y añade una segunda recogida, “obligando a entrar” hasta llenar la casa. (Esto se malentendería después como justificación de las conversiones forzosas, por ejemplo de los indios amer...

  • Comentario por J.P. 22.12.17 | 10:14

    Desde "en síntesis" hasta "no es posible" lo suscribo totalmente.

Miércoles, 12 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31