El blog de Antonio Piñero

“¿Evangelios eliminados por la Iglesia?”. Otra lección de historia de Rodney Stark (942)

02.12.17 | 11:46. Archivado en Jesús histórico, , CRISTIANISMO

Escribe Antonio Piñero

Sigo comentando los más que interesantes capítulos del libro de Rodney Stark, “Falso Testimonio. Denuncia de siglos de historia anticatólica” (Sal Terrae 2017). Y me restrinjo a los afectan a mi campo de trabajo. El capítulo 2º tiene como título “Evangelio eliminados”. No se refiere el autor a la pugna intraeclesiástica que condujo a la formación del canon de libros sagrados cristianos, que se produjo en su núcleo entre el 150-170. Y lo sabemos porque en la obra de Ireneo de Lyón, “Contra las Herejías, compuesta hacia el 170-180, el núcleo de ese canon está perfectamente formado, sino a la pugna de la Gran Iglesia ya constituida, que durante el siglo III eliminó positivamente otros evangelios que –según la hipótesis– eran mucho más auténticos y verdaderos que los cuatro evangelios seleccionados por la Iglesia, a saber, Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

No entra Stark a discutir que –una vez fijado el canon– la Gran Iglesia sí eliminó aquellos evangelios de sectas cristianas que no pertenecían al grupo general (por ejemplo, El Evangelio de los ebionitas, de los nazarenos, de los hebreos, el de los Doce Apóstoles, etc.), cuyos restos escasos tienen Ustedes en mi edición de “Todos los Evangelios”, Edaf, Madrid, 2010), ni tampoco entra Stark en la manipulación que sufrieron otros Evangelios apócrifos, como el del Pseudo Tomás, filósofo israelita, y otros, que fueron más o menos reducidos a la ortodoxia a lo largo del siglo IV sobre todo. Stark se refiere en concreto a los evangelios gnósticos, descubiertos en 1945 en Nag Hammadi (cerca de Luxor) en Egipto, y cuyos títulos son: Evangelio de Tomás gnóstico, Evangelio de la Verdad, Libro secreto de Juan, a los que se han añadido otros –no descubiertos en ese enclave, sino en los alrededores y en otros momentos–, como el Evangelio de María (Papiro Berolinense 8504, o el Evangelio de Judas, publicado en 2006.

La edición española de todos estos textos las tiene el lector en los tres volúmenes, publicados por Trotta, Madrid, desde el 2009, más o menos, y que van por la quinta edición. Han sido editados por Fr. García Bazán, José Montserrat y por mí mismo. A este propósito diría que el traductor español de la obra de Stark podría haber hecho una buena acción científica no traduciendo del inglés los textos citados por Stark, sino yendo a la edición española (vertida directamente del copto) y copiando las traducciones.

Lo que señala Stark como muy negativo y falaz es la tesis propagada por Marvin Meyer, Burton M. Mack, Elaine Pagels y Karen King, Robert Funk, y otros, que consta de los siguientes asertos:

A. Esos evangelios son “exactamente tan valiosos, o incluso más valiosos que los textos evangélico que encontramos en el Nuevo Testamento”;

B. “El cristianismo promocionado o evidenciado por esos evangelios representaban en muchos lugares la forma predomínate del cristianismo”;

C. Consecuentemente que “el cristianismo convencional es un fraude”;

D. Gracias a estos evangelios se nos ha descubierto la verdad: “no es ya creíble pensar en Jesús como en un ser divino (…) y que hacerlo es infra racional e infra ético; que Jesús no resucitó de entere los muertos más que de un modo metafórico”. De esto sí se deduce con toda claridad que Jesús no fue un apocalíptico, ni un sedicioso, ni nada de eso, sino un sublime maestro de sabiduría.

E. Hay que celebrar el descubrimiento de la existencia en los primeros siglos de un cristianismo alternativo como el puesto de manifiesto por estos evangelios gnósticos.

F. Estoé evangelios positivamente suprimidos resultan más gratificantes que los que hoy forman el Nuevo Testamento. En especial es de destacar la relevancia e importancia del Evangelio de Tomás gnóstico. Este escrito “es una fuente más auténtica de los dichos de Jesús que el de los cuatro evangelios oficiales del Nuevo Testamento”.

G. Hay que lanzarse a la “búsqueda del auténtico Jesús hoy olvidado” (por culpa de las decisiones sobre todo de los Padres de la primera Gran Iglesia, quienes los atacaron, los eliminaron y los sepultaron en el olvido porque no les interesaban sus doctrinas.

H. Sobre todo el Evangelio de María “presenta el argumento más directo y convincente de toda la literatura cristiana primitiva en favor del liderazgo de las mujeres en la Iglesia.

I. Y por último, respecto al Evangelio de Judas, hay que tener en cuenta que “Judas no habría sido quien traicionó a Cristo, como hemos leído en el Nuevo Testamento, sino el más fiel de los apóstoles, el hombre a quien Jesús había confiado los misterios del Reino, desconocidos para el resto de los discípulos, y que Judas solo cumplió el encargo de Jesús, a saber entregarlo a las autoridades para que así pudiera cumplir con el sacrificio de la cruz y salvar a la humanidad.

Estas son fielmente reproducidas las tesis expuestas por estos comentaristas.

A ello responde Stark, y yo mismo, que soy el editor general español de estos evangelios gnósticos, que todos estos argumentos parten de unos supuestos que –en opinión de los expertos de hoy, en absoluto católicos la mayoría de ellos– son erróneos; suponen una intelección apresurada del contenido de esos evangelios; suponen erróneamente que los Padres de la Iglesia, que conocían estos evangelios, como Ireneo de Lyón e Hipólito de Roma, los citaron mal a propósito para denigrarlos y quitarlos de la circulación porque al representar una imagen verdadera de Jesús… no interesaban…

Respecto a esto último y a todo en general: no se crean ni una sola de estas tesis, porque no se sostienen científicamente.

Podemos sostener al contrario, lo siguiente:

Pasada la euforia, y contrastados los pasajes citados por los Padres y los que hemos recuperado de Nag Hammadi, resulta que las citas hechas por los Padres no estaban tergiversadas… ¡eran exactas! Si criticaron esos evangelios fue por otros motivos

Y otras razones:

· La imagen e intelección del Evangelio de Judas que presentan Pagels, King y otros, es errónea. Hoy todos los intérpretes sostienen que Judas no sale bien parado en ese Evangelio. Ni siquiera se salva por haber recibido revelaciones especiales, sino que al entregar a Jesús comete el peor de los actos posibles: continuar con el horrible sistema sacrificial de los judíos… un sacrificio con sangre, no espiritual.

· Los Evangelios gnósticos son tan fantasiosos como los evangelios apócrifos corrientes. Y para leyendas…, ya tenemos bastantes.

· El gnosticismo jamás fue la forma predomínate del cristianismo. La gnosis estaba reservada a una élite. Los gnósticos despreciaban a la mayoría de los cristianos vulgares, a la Gran Iglesia en general, porque sus miembros, los cristianos corrientes, no habían recibido revelaciones especiales como ellos… no eran dignos. Los gnósticos formaban sectas más o menos secretas… no eran el cristianismo general ni mucho menos, y estaban como grupúsculos dentro de grupos cristianos especialmente paulinos y johánicos.

· Que el cristianismo convencional es un fraude es una cosa de fe. Depende de cómo opinemos de la tradición evangélica… pero desde luego la tradición gnóstica del Evangelio de Tomas o de Felipe no es más aceptable históricamente. Es mucho más legendaria aún, como he sostenido.

· Presentar a Jesús como un simple maestro de sabiduría es conceder árbitramente razón a una serie de pasajes de los evangelios canónicos y a otros no…, por razones no de crítica histórica, sino porque el Jesús gnóstico es a priori un personaje atractivo, místico etéreo, celestial, más allá de lo real, trascendente, que naturalmente no tiene nada que ver con este mundo. Presentar como sabiduría lo esotérico, lo intimo, lo ideal, nada tiene que ver con lo histórico, sino con los deseos de los propios investigadores que desean un cristianismo menos jerárquico e individual, más libre y más íntimo. Pero así no era el Jesús de la historia. Posemos asegurarlo con certeza

· El Evangelio de Tomás no es la fuente auténtica de los dichos de Jesús. Hay una inmensa discusión entre los estudiosos sobre si se trata de un evangelio independiente de los Sinópticos (Marcos, Mateo y Lucas) o bien si se inspira en ellos y los “espiritualiza”. Más bien parece esto último. No hay ni una sola razón absolutamente constriñente de que el Evangelio de Tomás sea totalmente independiente de los evangelios anteriores, salvo en algunos dichos de Jesús. Por ejemplo, el dicho 82: “Dijo Jesús: «Quien está cerca de mí está cerca del fuego. Y quien está lejos de mí está lejos del Reino»”. Y este dicho lo entendemos bien gracias a otros dichos evangélicos, conocidos por todos, que hablan de que Jesús no “vino a traer paz a la tierra, sino fuego y qué otra cosa quiero sino que arda” (Lc 12,49), que representan no a un Jesús celestial, sino a uno implicado totalmente en la política del Israel del momento, un Jesús antirromano y predicador de un reino de Dios terrenal, en Israel en el que no tienen cabida los romanos y que será instaurado por Dios por medio de sus ángeles, expulsando a los romanos de Israel.

· El liderazgo de las mujeres en la Iglesia, sobre todo en los círculos paulinos del principio era evidente. Pero he explicado ya varias veces, sobre todo en mi libro “Jesús y las mujeres”(Trotta, 2ª edición de 2014), que el paso de un liderazgo femenino a otro masculino en la Gran Iglesia no fue cosa de un complot masculina para despojar a las mujeres, sino un paso sociológico de la iglesia doméstica, pequeña, ámbito del poder de las mujeres, a grupos mayores, compuestos de más gente, que ya no se reunían en casas particulares, sino en locales sociales… en público, y por tanto, en el mundo friego o romano ese ámbito público era el reino de los varones. No hubo compló alguno, sino mera transformación sociológica.

· Y respecto al valor /valía y estimación de las mueres en el sistema gnóstico no hay que pensar en otros textos además de lo que dice alguno de ellos en el mismo Evangelio de Tomás gnóstico. Por ejemplo, léase el dicho 114: “Simón Pedro les dijo: «Que María salga de entre nosotros, pues las mujeres no son dignas de la vida»”. Jesús dijo: «He aquí que yo la empujaré a que se haga varón, para que llegue a ser también un espíritu viviente semejante a nosotros, los varones; pues toda mujer que se haga varón entrará en el Reino de los cielos»”.

O léase el Evangelio de los egipcios (no el de Nag Hammadi), sino el “normal”, el cual no habla nada bien de las mujeres ni del sexo, ni del matrimonio, ni de nada parecido. He aquí los fragmentos, que no suelen citar Elaine Pgels ni Karen King. He aquí los fragmentos que recojo en “Todos los Evangelios”:

“A Salomé que preguntaba: “¿Hasta cuándo dominará la muerte?”. El Señor respondió: “Mientras vosotras las mujeres engendréis”. Y ello, no porque la vida sea mala o la creación perversa, sino demostrando lo que sucede naturalmente. Pues la corrupción sigue siempre a la generación (citado por Clemente de Alejandría, Strom III 6; PG 8 1149A-B).

2. El Salvador en persona dijo: “He venido a disolver las obras de la mujer. De la mujer, o sea, de la concupiscencia; sus obras, la generación y la corrupción” (Id., Ibíd., III 9; PG 8, 1165B).

3. De ahí que, al tratar el discurso sobre la consumación, dice Salomé con toda razón: “¿Hasta cuándo los hombres seguirán muriendo?”. El Señor responde con toda razón: “Mientras que las mujeres engendren”… (Id., Ibíd., III 9; PG 8, 1165C-1168A).

4. Dice Salomé: “Hice bien al no engendrar”… el Señor replica diciendo: “Come toda clase de hierba, pero la que es amarga no la comas” (Id., Ibíd., III 9; PG 8, 1168C-P).

5. Cuando quiso informarse Salomé acerca del tiempo en que sucederán las cosas que había preguntado, dijo el Señor: “Cuando pisoteéis el vestido del pudor, y cuando las dos cosas se hagan una sola, y cuando el varón con la hembra no sean ni varón ni hembra” (Id., Ibíd., III 13; PG 8, 1192D-1193A)”.

· Que todo el “asunto” de María Magdalena y Jesús es un puro cuento chino (a mí me daría igual si fuese al revés); que el cacareado fragmento de “Jesús y su esposa”, publicitado a bombo y platillo por Karen King resultó falso (lo comuniqué en mi Blog al instante, nada más publicarse)…

Y, por último, y quiñas lo más importante, destacado convenientemente por R. Stark: que el sistema filosófico y cosmológico en el que sitúan a Jesús de Nazaret los escritos gnósticos, nada tiene que ver con el cristianismo, ya que es el mundo / cosmología del diálogo Timeo, de Platón, donde el Demiurgo, el dios secundario que crea el mundo, es un dios falso y tonto, que no sabe ni siquiera que encima de él está el verdadero Dios, el súper Trascendente… y ese –Demiurgo tonto creó el mundo sin saber en realidad lo que hacía. A este respecto, no hay más que consulta mi resumen de las ideas principales de la gnosis, en el libro “Cristianismos derrotados” (Madrid Edaf, 2009), para enterarse de qué cosmología se trata y de cómo el Jesús que encaja dentro de ella tiene poco que ver con el Jesús histórico y con el cristianismo.

Pero si se empeñan ciertos estudiosos en que ese es el verdadero y atractivo Jesús histórico… allá ellas (Pagels y King) y ellos (M. Mayer) y otros…

En fin y en conclusión: que toda esa historia de los evangelios gnósticos, verdaderos, fiables, atractivos, históricos, el auténtico cristianismo… y bla, bla bla…, me parece que no resiste la crítica histórica que se practica por otros pagos, a la que le da igual una cosa que otra, pero que defiende las hipótesis más plausibles.

Y con esos mimbres tan discutibles se ha compuesto una historia anticristiana y por ende anticatólica que no resiste la menor ojeada crítica.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
www.ciudadanojesus.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por miguel carpio 15.12.17 | 11:02

    La mujer en el cristianismo primitivo es un tema mal estudiado.
    Y la posición del rigoroso profesor Piñero se resiente. Falta p.e. una reflexión de por qué en Marcos aparecen, en los versículos 651-652, de 666 totales, las mujeres que seguían a Jesús contemplando su crucifixión frente a los varones huidos.
    El que, en Pablo, aparezcan tantas mujeres en papeles destacados, lo despacha Piñero con el argumento de que la "casa" está en poder de la mujer. ¿Perdón?, ¿en el siglo I?
    Pero la Febe "diácono" (cargo superior entre los helenistas, Hechos 6,3 a 5), y enviada por Pablo a llevar su epístola a Éfeso, va más allá. Las parejas tipo Priscilla y Aquila, presentan una igualdad extraña en las relaciones habituales de la época.
    Queda mucho por estudiar de las ideas que confluyen en el movimiento de Jesús. Es verosímil que algunas de las sectas del judaísmo pluriforme del siglo I, nucleadas por mujeres, aporten algunas claves, en especial sobre la teología de la muert...

  • Comentario por Kira 07.12.17 | 14:03

    Defender tus hipótesis de trabajo como historiador desde los parámetros "anticatolicismo/anticristianismo" adscritos al que no saca tus conclusiones,me parece como mínimo, casposo y poco serio.Se pueden rebatir otras conclusiones sin recurrir a supuestos "contubernios".
    En este sentido estoy más que desorientada con Piñero.

  • Comentario por David Mo 06.12.17 | 07:50

    Las palabras raras veces son neutrales. Llevan una carga de connotación que con frecuencia funciona clandestinamente. Pero algunas expresiones son especialmente vitriólicas. Hay que tener cuidado con ellas. Y "anti-católico" es una de las más señaladas.
    Sigo pensando que al profesor Piñero a veces se le calienta la boca o el espíritu.

  • Comentario por David Mo 06.12.17 | 07:46

    JP: Si el ser anti-esto o anti-lo-otro es algo trivial y se da por supuesto que al ser esto eres anti-lo-otro y viceversa, señalar que alguien es anti-católico no dice nada... o es un intento de asociar la actividad de esa persona a supuestos odios e intentos de calumniar de mala manera al catolicismo. Es obvio que, dicho menos melodramáticamente, los actores políticos presentes y pasados no brillan por su rigor y ecuanimidad y, en términos políticos, acusar a alguien de ser anti-católico apunta a una manera como mínimo prejuiciada de serlo. Ahora bien, acusar de anti-católicos a historiadores porque su visión de Jesús no es la del catolicismo es algo muy serio que debe ser sustentado por alguna razón más que a mi no me gustan sus conclusiones. Y ahí es donde no trago. No conozco a todos los que se citó, pero he leído artículos y hasta un libro (sobre el tema) y me parecen tan respetables como las posiciones de Piñero o sus amigos "pro-católicos". Conclusión:

  • Comentario por Leo 05.12.17 | 20:18

    Una vez visto vivo, Jesús contraría las expectativas mesiánicas de sus discípulos, los envía a hacer prosélitos, y parece inaugurar una religión de paz y amor, aunque con ciertos rigores, recordemos el episodio de Ananías y Safira, una especie de reincidencia de Yaveh con su viejo vicio...

    Es esto una historia real, o un constructo sobre una figura más parecida a la del antirromano visionario del Dr. Piñero?...

    En todo caso, ni tanta paz, ni tanto amor. Las guerras siguieron y si hubo alguna paz extendida, fue la especie de nueva pax romana surgida de la transformación del Imperio. Uno puede interpretar esto como una lenta evolución de valores cristianos insuflados por el Espíritu- muchos de estos valores no eran propiamente cristianos, sino filosóficos y compartidos ya desde la antiguedad, pero también puede verse de otra forma muy distinta, como el endiosamiento definitivo de un ser humano que sufrió tal vez, una experiencia extraordinaria. Cristo Pantócr...

  • Comentario por J.P. 04.12.17 | 21:59

    David Mo: ¡pero si yo no soy de poner etiquetas! Que si confesional, que si independiente, que si tal... Eso yo no lo hago jamás. Ha habido una historia polemista contra la Iglesia Católica (como contra otras instituciones, ideologías, etc. PUES CLARO): eso es un hecho, y es un hecho que se ha magnificado su leyenda negra con fines ideológicos y políticos. Ahora alguien ha decidido denunciar este hecho. Es necesario hacerlo. Ya tocará denunciar otros desatinos.

    Pagels, Funk, Meyer y otros son los que se ponen en el dispardero pero por cómo han abordado el estudio de los textos. Decirlo no es malo, no es atacarles. ¿Pero no hace usted lo mismo cuando se trata de Meier o de cualquier historiador o exegeta católico o protestante, de los llamados confesionales? Señalar que en ocasiones algunos, o todos, autores adolecen de voluntarismo no es sino la forma de avanzar en el estudio.

    Pues ahora les toca a estos.

  • Comentario por observador 04.12.17 | 21:50

    No te quito la razón, Galetel, el testimonio de los discípulos y familiares de Jesús es clave y me parece bien que haga énfasis en él. Lo que pasa es que en mi caso concreto, ya le digo que sin el itinerario propio completo de poco me sirve saber el convencimiento que pudieran tener Santiago y Cía, pues soy un poco como pintan a Tomás.

  • Comentario por galetel 04.12.17 | 21:38

    Estimado Observador:
    Esto sí me parece correcto, pero ¿cómo sabemos de la Resurrección para creer en ella? ¿Sólo por los evangelios? -Es bastante increíble. Pero hay que PARTIR de creer en ella para ser cristianos. Si no, el mensaje de Jesús es la utopía irrealizable de un fracasado más. Este fue el itinerario de los discípulos y los familiares de Jesús, con toda probabilidad. Ellos no le creyeron hasta que experimentaron su Experiencia Pascual extraordinaria (MT->HF).

  • Comentario por observador 04.12.17 | 21:28

    El que esos evangelios fueran escritos años después no quita para que el contenido se recogiera desde el primer momento de forma oral ni para que esos evangelios recojan diversas colecciones escritas previamente o conservadas por transmisión oral.
    Y es pura lógica que si creían en su resurrección conservaran lo que dijo. Pero eso es en mí una reflexión posterior respecto a las razones para conservarlo, antes de esta reflexión, me encuentro con el personaje de esos escritos y tanto si fuera un personaje inventado como un personaje real, sería para mí un personaje interesante, atractivo, digno de ser escuchado y seguido.
    No discuto de dónde quiera partir cada cual, yo parto de mi interés en el Jesús q se descubre en esos escritos. Sigo el itirinerario de sus discípulos con monte Tabor incluído -esa experiencia q Piñero dice q pudo ser una introduccion de una experiencia postpascual (lo q quiera q fuera) en los evangelios.
    Y no sé qué discutimos, la verdad.

  • Comentario por observador 04.12.17 | 21:17

    sorry, se me borran y saltan de sitio las cosas:
    "me limito a aclararle que yo no partiría de Pablo ni por asomo, y que pasaría totalmente de Pablo si no supiera nada previamente de Jesús."
    Me explico, yo sigo el mismo orden cronológico que los que se encontraron a Jesús por Galilea: oigo su mensaje, me gusta, creo que el mundo sería mejor si la gente compartiera los valores de Jesús, y veo también que eso se estrella con la realidad, que el mal, la injusticia parecen triunfar, que el mundo crucifica a los justos, que Dios parece ausente y ajeno al mal de este mundo. Es la experiencia de la resurrección la que devuelve la esperanza en la existencia del Dios Padre que se identifica con sushijos que sufren y transforma el mal transitorio en bien.
    Y es entonces cuando se comprende que la fe en Dios es posible si Dios además de transcendente es inmanente y encarnado, si Dios se "jesufica", entonces, desde el humanismo es posible la fe en Dios como Razón y Bien.

  • Comentario por galetel 04.12.17 | 21:13

    Observador:
    Estimado. Usted llama "Pablo" a todo lo que aparece escrito bajo su nombre, incluso lo que él no ha compuesto sino sólo CITA; no es correcto. Tampoco es correcto que Vd. afirme saber, sin más, que "sus discípulos las conservaron xq la resurrección suponía q Dios estaba revelándose en esas enseñanzas de Jesús." ¿Cómo lo sabe Vd., a partir sólo de unos evangelios que fueron escritos décadas después por quienes no fueron testigos presenciales?

  • Comentario por observador 04.12.17 | 21:02

    Esimado Galetel, lamento que le parezca tan confuso lo que digo, a mí me parece muy claro. En cuanto a lo de paulinista, si le molesta lo retiro y listo, me refiero a su empeño en partir de Pablo y me
    limito a aclararle que yo no partiría de Pablo ni por asomo, y que pasaría totalmente de Pablo si no supiera nada previamente a Jesús.
    Por supuesto q esos dichos son insuficientes para creer en la resurrección ¿en dónde he dicho yo lo contrario? Creo haber especificado 2 cosas con relación a esas enseñanzas: 1- q si no hubiera resucitado sus enseñanzas serían las de un fracasado más. 2- q sus discípulos las conservaron xq la resurrección suponía q Dios estaba revelándose en esas enseñanzas de Jesús.
    Pero dejo bien claro q mi interés por el cristianismo parte de ese mensaje de Jesús aunque tenga q pasar luego por la experiencia de cruz y resurrección. Pablo, en prrpio, no me atrae nada, su interés está en q recoge la fe cristiana de q ese Jesús concreto ha resucitado.

  • Comentario por Leo 04.12.17 | 20:54

    ... como sedicioso... Por qué no lo mataron ellos lapidándolo por sus dichos supuestamente blasfemos para ellos, como correspondía dentro de la ley mosaica?...

    En cuanto a las legiones de ángeles, son expresadas en forma negativa. El no va a pedir que los ángeles vengan. Son miles de ángeles que no vendrán. Podría hacerlo. Entonces nosotros, que apoyamos al héroe Jesús decimos: seguramente!! millones de ángeles podría enviar, pero no va a hacerlo!! Es una demostración, en todo caso, de que no hay partidarios suyos por allí, que puedan venir a lo zelote a provocar un tumulto tremendo en las calles de Jerusalem y finalmente soltarlo, liberarlo de la cruz, etc.
    En todo caso, Jesús pronto se enteraría de que no vendrá ningún ángel. Pero... y después?
    Qué relación tiene todo esto con el relato de un Jesús vivo nuevamente, o resucitado para la fe?


  • Comentario por galetel 04.12.17 | 19:52

    Observador:
    Estimado. Yo no soy paulinista, se lo repito. Y sus explicaciones me parecen confusas partiendo sólo de los evangelios. ¿Cómo sabe Vd. que los discípulos "pensaban q Dios le había dado la razón"? Basarse sólo en lo que suele considerarse proveniente de Jesús recogido en los evangelios, décadas después, por unos evangelistas que no habían sido discípulos, aunque sean dichos auténticos de Jesús, no conduce a creer en la Resurrección; sólo conduce al "jesuanismo", que es completamente insuficiente, y NO es cristianismo. En este blog me parece que hablamos de los orígenes del CRISTIANISMO, que parte de la fe en la resurrección de Jesús (aunque Piñero no lo entienda así). Nosotros sabemos, plausiblemente, que tenían esa fe por los textos de los primeros cristianos que CITA Pablo. Y de ahí que valoremos lo que se dice en los evangelios, en lo que sea coherente.

  • Comentario por Leo 04.12.17 | 19:49

    Estimado Rawandi, justamente iba a comentar sobre esto.

    Alguien escribió un comentario sobre un Jesús guerrillero y respondía a esto, meramente.

    El Prof. Piñero seguro conoce mucho mejor que yo las inconsistencias que le llevaron a sustentar esa hipótesis de los ángeles. Tal vez muchas personas entienden, por ejemplo, que efectivamente los judíos no podían ejecutar a nadie. Cosa contradicha totalmente por el intento de lapidación de la mujer adúltera o la lapidación de Esteban, totalmente sujetas a la bellísima ley mosaica sobre la que huelga extenderse- baste considerar el trato para los hijos desobedientes y borrachos, etc. ;-)). Entre tantas ejecuciones y lapidaciones por allí, hay una en Deuteronomio que se refiere a alguien que es ejecutado atado a un madero, y la necesidad de retirar su cuerpo antes de que caiga el sol, para evitar las impurezas rituales.

    Así que no es cierto que ellos no podían matarlo. Se lo adjudican a Roma como sedic...

  • Comentario por observador 04.12.17 | 18:56

    Galetel, en los evangelios hay un cuerpo de dichos y enseñanzas coherentes entre sí q son la predicación de Jesús. Tienen su sello propio y reconocible y es lógico q lo recogieran sus discípulos y lo conservaran puesto q pensaban q Dios le había dado la razón. Junto a eso están las reflexiones postpascuales, q son absolutamente legítimas desde la fe en la resurrección y a la hora de considerar qué es propio del Jesús postpascual o no; ahí sí le doy la razón en que el punto de coherencia se encuentra en el maranata y el himno de filipenses y en que Pablo es el primer testimonio escrito de la fe de los primeros cristianos.
    De modo q no comparto su excesivo paulinismo, xq si yo me encuentro a Pablo por ahí predicando no me atraería en absoluto ni me interesaría nada si no conociera de antemano al Jesús prepascual, mientras q el maestro Jesús me parece genial. Cierto q sin la resurrección solo sería un fracaso más de un mundo inhumano injusto y absurdo.

  • Comentario por Rawandi 04.12.17 | 18:22

    El profesor Piñero no sostiene que Jesús fuera un "guerrillero". Lo que dice es que Jesús fue un sedicioso antirromano convencido de que el derramamiento de sangre lo iniciarían muy pronto las legiones de ángeles.

  • Comentario por Leo 04.12.17 | 15:14

    Jesús guerrillero brilla por su ausencia. El Jesús de los Evangelios Predica al modo profético. En esto es muy tradicional Jesús, volviendo al modo profético luego de haber sido bautizado por Juan. En muchas cosas quiere volver a los orígenes, pero no se le acomoda la figura de un Judas de Gamala. Es más, muchísimas veces aplaca las expectativas de poder de sus discípulos y se niega a restaurar el Reino de Israel, cosa que justamente es contraria a la expectativa mesiánica!! No otra cosa debería hacer el Mesías, que restaurar el Reino de Israel con poder y gloria.

    Las comparaciones entre Jesús y el siervo sufriente de Yaveh son obvias. Pero el siervo de Yaveh de ningún modo es el Mesías esperado por los judíos. No lo es. El Mesías esperado es un rey fuerte, potente, pacificador, que unifica al mundo en torno a la obediencia a las leyes mosaicas.

  • Comentario por galetel 04.12.17 | 14:50

    No hay que confundir lo que es proveniente de Pablo con lo que es proveniente de cristianos anteriores a Pablo y citado más tarde por Pablo, según el análisis de reputados estudiosos.

  • Comentario por galetel 04.12.17 | 14:39

    Observador:
    Puede ser como dice. Pero acláreme por favor: ¿cuál es la diferencia que hace más distinguibles los textos provenientes de Jesús, de los textos provenientes de cristianos anteriores a Pablo? Y ¿cuáles son los textos concretos que propone Ud. tomar para establecer la base de coherencia?

  • Comentario por Observador 04.12.17 | 13:45

    No estoy del todo de acuerdo con galetel. No creo que se pueda considerar más antiguo ni más básico Pablo, no confundir con constancia escrita. Las enseñanzas de Jesús recogidas por sus discipulos oralmente y después por escrito están en los evangelios, independientemente de que haya reflexiones postpascuales y que todo se reuniera formando un Evangelio por escrito más tarde.

  • Comentario por galetel 04.12.17 | 10:48

    esos son los textos que debieran ser los más canónicos, o primero-canónicos.

    Por otra parte, están las tradiciones que se conservan más o menos fielmente en los cuatro evangelios más conocidos, y que se puedan juzgar provenientes del mismísimo Jesús pre-pascual o de testigos presenciales de él; o los relatos que, por diversos motivos según el método de estudio empleado, puedan considerarse testimonios auténticos: estos también debieran ser de los primero-canónicos. Y así debería constituirse la base más sólida de todo lo que, a continuación de estos, se considere canónico.

    Sin olvidar que las reflexiones y deducciones coherentes hechas por las Iglesias cristianas primitivas, también son de gran importancia, incluso con mayor peso que las históricas; pero NO si son incoherentes con las primero-canónicas en algún aspecto. Esta última razón es la decisiva, a mi juicio, para rechazar la canonicidad de los escritos apócrifos y gnósticos de que estamos hablando.

  • Comentario por galetel 04.12.17 | 10:47

    Puesto que el cristianismo es o debiera ser fidelidad a Jesucristo, lo más canónico debiera ser aquello que pueda plausiblemente retrotraerse a Jesucristo. Pero no hay testimonios directos provenientes del Jesús pre-pascual. Para conocer al “Jesús histórico” hay que descubrirlo en los documentos que lo presentan intencionadamente como el Jesucristo post-pascual. Entonces, lo más canónico debiera ser aquellos documentos que, plausiblemente, sean los más antiguos y contengan los textos menos deformados por el transcurso del tiempo.

    La Iglesia no lo hace bien en el orden que los presenta, empezando por el evangelio de Mateo; no; este no es el documento más antiguo ni es la primera biografía, en realidad. Gracias a los estudiosos, creyentes o no-creyentes, sabemos en la actualidad que son más antiguas las cartas de Pablo. Pero las cartas de Pablo contienen citas de autores más antiguos aun que Pablo, los cristianos prepaulinos anteriores: esos son los textos que debieran ser ...

  • Comentario por Elifaz 04.12.17 | 10:25

    A mi me sucede algo parecido con el anti-semitismo.


  • Comentario por David Mo 04.12.17 | 07:21

    Y hay una literatura anticomunista y otra anticapitalista, antbritánica y antiamericana, antiislamista y antigallega, antiesto y antilotro. Pero la mera constatación de una oposición no puede servir para desacalificarla cuando estamos hablando de historiadores. Claro que los historiadores-teólogos protestantes son anticatólicos. ¿Y no son antiprotestantes los historiadores-teólogos católicos? Entonces ¿desacreditamos a los que critican los puntos de vista de Pagels porque son anti-protestantes y odian al Jesus Seminar? Lo que revela todo este tipo de descalificaciones es que en el tema del Jesús hitórico hay marejada de fondo. Y es lamentable que un historiador que presume de agnóstico como Piñero se deje llevar por la resaca.
    A mí, que quiere que le diga, lo de la anti-España me recuerda al gordito de voz aflautada agitando la mano en un balcón. Y lo de anti-catolicismo a las clases de religión del cole. Discutamos razones y dejémosnos de etiquetas.

  • Comentario por FERNANDOP 04.12.17 | 00:47

    Coincidiendo en gran parte con el artículo del profesor(de gran nivel como siempre) me resulta en cambio casi risible que el único parrafillo al que le da autenticidad sea una oscura referencia al fuego, referencia que el profesor interpreta de forma sui generis para adaptarla a su tesis de un Jesús guerrillero cuyo rastro histórico brilla por su ausencia,

  • Comentario por J.P. 03.12.17 | 19:11

    David: anticatolicismo en el protestantismo,que es de donde surge la gran mayoría de las críticas, haberlo,lo hubo, lo hay y lo habrá. El ejemplo clásico es, por un lado,el mito de la Tierra plana pero, por otro, hasta se podría decir que subyace en el origen mismo de los estudios neotestamentarios.

    Sí, hay anticatolicismo, y hay una historia anticatólica. Como la hubo antiespañola, que aún da coletazos (la leyenda negra), y no digamos por esos pagos peninsulares en los que están construyendo una identidad en oposición.

    En cuanto a la originalidad de los orígenes.... Baste referirse al dislate intelectual en torno a Q. ¡Cuánta erudición malgastada!

  • Comentario por David Mo 03.12.17 | 16:45

    Por originalidad pensaba en relativos a los orígenes del cristianismo.

    Desde luego, todo lo que no está de acuerdo con el catolicismo o lo critica es"anti-católico". Con el permiso de Piñero o quien sea, convertir lo de "anti-católico" en una categoría histórica para emitir valoraciones despectivas me parece un disparate semejante a lo de la anti-España y otros engendros semejantes. Y espero que por decir eso no se me considere "anti-Piñero". Aquí el profesor ha desbarrado. No está muy afortunado en esta serie, en mi modesta opinión, quizás porque se está yendo del campo de sus conocimientos académicos y se mete en un terreno más resbaladizo. Le ocurre de vez en cuando.

  • Comentario por Un poco de seriedad 03.12.17 | 15:49

    " Y con esos mimbres tan discutibles se ha compuesto una historia anticristiana y por ende anticatólica que no resiste la menor ojeada crítica"

    Que esto lo reconozca el Sr. Piñero creo que tiene un valor.

    O sea, que hay gentes interesadas en inventar historias anticatólicas que no aguantan un análisis mínimamente riguroso... y ya desde antíguo... Vaya vaya; qué interesante.

    Me pregunto: ¿ por qué será ?


  • Comentario por galetel 03.12.17 | 11:46

    o a lo que podemos conseguir solo por nuestras fuerzas o solo para los humanos futuros, es una lamentable equivocación. El NT nos proporciona DATOS para apoyar esta nuestra esperanza y vivir activamente esta nuestra espera cristiana.

  • Comentario por galetel 03.12.17 | 11:43

    La gran noticia del “Adviento”, plasmada en el NT (y no en los ev.gnósticos), es que “Dios-en-Jesucristo VIENE” a nosotros, a toda la Humanidad de todos los tiempos, de modo que el proceso evolutivo creativo al que pertenecemos llegará a un final que nos incluirá, a cada uno de los individuos humanos actuales, pasados y futuros, para que vivamos una nueva vida, que será eterna.

    Jesús de Nazaret ya la alcanzó porque él es Jesucristo, lo que fue revelado a los primeros cristianos y es la gran esperanza que nos imbuye y nos sostiene. ¡Hay un Proceso Redentor que se nos regala con Jesús de Nazaret, con su historia humana que narra y anuncia el NT! Se desarrolla en la Historia con nuestra colaboración activa, que Dios quiere y busca. Pero es una historia más futura que pasada o presente.

    Lo más importante es lo que está por venir, debemos creerlo y tenerlo en cuenta. Reducir la esperanza, y la espera, a disfrutar solo en este mundo, o a lo que podemos conseguir s...

  • Comentario por J.P. 03.12.17 | 10:35

    David: científicos... Si lo ha descrito usted, "basados en". Eso es científico, por más que se acompañe de interpretación (pero eso también se da en la ciencia experimental, interpretación de datos) pero en el caso de Funk et alia, la motivación ideológica es tanto o más evidente que la de los investigadores del (en mi opinión, mal) llamado bando confesional.

    No se trata de que sean más convincentes unos argumentos que otro (originalidad de algunos pasajes: ¡pero si eso lo reconoce casi todo el mundo; el propio D.Antonio, relea el post y la parte que he reproducido: "salvo en algunos dichos de Jesús"), sino que muchas veces se les ve la patita que también se les ve a otros.

  • Comentario por David Mo 03.12.17 | 09:49

    JP: Los contrarios a la antigüedad e independencia del evangelios de Tomás. Lo que me hacía gracia era que Piñero llamara "científica" a su propia posición. Si uno lee a unos y otros se da cuenta de que los argumentos contrarios a la originalidad de Tomás son importantes desde el punto de vista del análisis lingüístico y redaccional, pero no pueden ser considerados irrefutables. Los partidarios de la originalidad de algunas secciones -no del conjunto- también parecen tener algo que decir. Como en la mayoría de las discusiones sobre un tema tan nebuloso, con bases documentales inciertas, las diferencias son de interpretación y se basan en conjeturas difíciles de comparar y responden en muchos casos a preconceptos de orden religioso y académico.
    Así que, en vez de ponernos estupendos, lo mejor sería decir que las objeciones a la originalidad del evangelio de Tomás son (bastante) más convincentes que los argumentos a favor. Y nada más.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 03.12.17 | 05:12

    ....el profesor Piñero nos ha ofrecido un análisis justo y exacto en su medida, y así ha de constatarse. No estaría de más, por otra parte, preguntarse sobre en qué medida el propio aparato de una historiografía académica que se dice y pretende científica y que sin duda se mantiene alejada de métodos poco rigurosos y de especulaciones más o menos fantasiosas, no entra sin embargo dentro de ese terreno de una ideología de la sospecha autocomplacida y autocomplaciente consigo misma que en buscar explicaciones alternativas, no más que por el hecho de serlo, se empeña y se complace ,bien que lo haga por métodos sedicentemente científicos.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 03.12.17 | 04:47

    ....y la actitud crítica ha de permanecer siempre vigente pero a la vez sucede que esta actitud se puede ejercer de una manera elemental y de hecho carente de un auténtico rigor en su ejercicio, basándose en desconocimientos, prejuicios, etc. y dándose por autosatisfecha no más que en al cabo acrítico ejercicio de ella.

    Pasa en en muchos o en todos los campos y el campo de lo religioso resulta especialmente propicio a este pseudoejercicio. Por los estudios filológico-histórico biblícos, ciñéndonos al ámbito cristiano, sabemos ya de la que llamo "ingeniería" literario-doctrinal presente en el AT y el NT, de ahí a dar el paso al susodicho pseudejercicio crítico admitir sin más cualquier explicación alternativa, y cuanto más alternativa mejor, no hay mucha distancia, sean los evangelios gnósticos, sea "El Código da Vinci" (no pocas personas lo aceptaron en su momento como explicación correcta y adecuada ).

    Respecto a los evangelio gnósticos, el profesor Piñero...

  • Comentario por Leo 03.12.17 | 04:32

    Toda la Cristiandad se edificó sobre un hecho extraordinario.
    Pablo dijo: si Cristo no resucitó, vana es nuestra fe.
    Si esto en puridad significa que si no vieron a Jesús vivo luego de ser crucificado la fe es vana... bueno, creo que en sentido profundo allí nadie mintió. Tal vez ornamentaron y exageraron las cosas. El cuerpo de Jesús nunca fue hallado. Fue visto vivo. Las hipótesis razonables no son muchas.
    El ateismo del Jesus inexistente es un prejuicio antirreligioso.

    Pablo no conoció a Jesus. Recibió la noticia de la eucaristía, de la tumba vacía y Jesús visto por muchos. Sobre esto elaboró su cristología.

    Los escritos evangelicos son tempranos. No hay que confundir con los originales, dado que estos difícilmente puedan ser hallados. Algunos se confundieron con los apócrifos, pero estos son reelaboraciones posteriores
    Hechas por gnósticos- no cristianos.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 03.12.17 | 04:20

    Me interesa particularmente indagar, hasta donde mi entendimiento alcance, en el transfondo de las cosas, en el espíritu del tiempo, la percepción y mentalidad generalizadas que sustentan y conforman el modo de pensar y de encarar los hechos caracterizadores de una época determinada. Sería ello,desde luego,materia para un pormenorizado ensayo, algo por supuesto descartado en el caso de lo que pueda permitirse un comentario en un blog.

    Me limitaré simplemente a señalar un aspecto. La Modernidad va gestando una actitud críticaca frente a lo ya dado que cristaliza en la Ilustración y que se despliega hasta hoy mismo, no en vano se ha acuñado la expresión "ideología de la sospecha", sin entrar ahora para no extenderme en su origen específico. Nos han manipulado, nos han y nos hemos engañado, hora es de tomar conciencia de ello e intentar una más exacta comprensión de las cosas.

    Sin duda que no carece de razón ni de sentido una apreciación semejante y la actitud.....

  • Comentario por Rawandi 03.12.17 | 02:25

    En el Nuevo Testamento no hay solo datos "históricos" y datos "simbólicos". También hay datos falsos, como por ejemplo la existencia del Cristo celeste.

    Los datos falsos no necesariamente constituyen fraudes, ya que pueden haber sido inventados sin la intención de perjudicar a nadie.

  • Comentario por observador 03.12.17 | 00:34

    Bueno, la cita de Rawandi es exacta en su segunda parte, en la primera lo que dice exactamente es: "Que el cristianismo convencional es un fraude es una cosa de fe. Depende de cómo opinemos de la tradición evangélica…"
    Y eso de que considerar los evangelios canónicos un fraude es una cuestión de fe, es la primera vez que se lo leo.
    Sabía que el Sr Piñero, como todos los estudiosos, consideraba que en los evangelios canónicos hay elementos históricos y elementos que no lo son; pero que, en cualquier caso, para obtener datos sobre Jesús eso es lo que hay.
    Que considerarlos un fraude es cuestión de fe, para mí resulta novedoso. Pero es muy cierto, tanto como lo contrario. Pues que un elemento sea simbólico en vez de histórico no significa en sí mismo que sea un fraude. Considerar un fraude, o no, lo q simboliza es cuestión de fe.

  • Comentario por Kira 02.12.17 | 21:06

    J.P. Es que últimamente Piñero me tiene algo desconcertada y a veces me dejó llevar...Eso y que leer rápido entre tarea y tarea no es la mejor opción:)

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Domingo, 22 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031