El blog de Antonio Piñero

“La figura del apóstol Juan en los Hechos apócrifos (I) (XIV) (900)

28.08.17 | 07:19. Archivado en CRISTIANISMO

Escribe Antonio Piñero

La figura de Juan va evolucionando un tanto en los diversos Hechos apócrifos que hablan de él y lo tienen como protagonista. Me fijaré solo en lo más importante y haré un resumen de su contenido. Lo tomaré del volumen I de la edición Piñero-del Cerro, Hechos Apócrifos de los apóstoles I, Editorial B.A.C., Madrid, pp. 240-242:

Los Hechos de Juan comienzan de un modo brusco con la decisión del Apóstol, movido por una visión, de ir a Éfeso. Allí tiene lugar el episodio de Licomedes y Cleopatra: ésta yace enferma sin remedio. Su marido suplica a Juan que la cure, pero finalmente muere. Por ello, Licomedes, su esposo, transido de pena, fallece también. Juan resucita primero a Cleopatra, y, a su vez, ésta resucita a su marido (18-24).

Ambos insisten en que Juan permanezca con ellos. Así sucede, y Licomedes manda venir a un pintor, quien dibuja el rostro de Juan. Licomedes venera el retrato del Apóstol como si se tratara de una imagen divina. Juan, al descubrirlo, arremete contra la superficialidad que supone una pintura. Sólo importa la imagen interior, dibujada por Cristo, cuyos colores son las virtudes verdaderas (25-37).

Hay luego una gran laguna en el texto en la que debía narrarse (cf. infra § 4) la conversión de Drusiana, su renuncia a la vida matrimonial, el enfurecimiento de su marido, Andrónico, el castigo de la esposa y del Apóstol en sendas tumbas, la liberación misteriosa de ambos y la aparición polimórfica de Cristo a Drusiana.

Juan, ante el estupor de los presentes por lo sucedido, explica a los fieles el sentido profundo de las apariciones polimórficas de Cristo: no son otra cosa que una manifestación múltiple de un ser incorporal y eterno que se acomoda a la debilidad de la naturaleza humana (87-93). A continuación, sigue un fragmento de talante gnóstico valentiniano (cf. infra § 8 II) que contiene un himno, misterioso a primera vista, de Cristo, la explicación del verdadero sufrimiento del Redentor y del gnóstico -que no es otro que la lucha por el apartamiento de la materia-, el profundo sentido del misterio de la Cruz y el verdadero evangelio, que consiste en la certeza de la salvación por medio del verdadero conocimiento, adorando no a un hombre, sino a un Dios inmutable e incomprensible (94-105).

El día del aniversario del templo de Ártemis Juan se persona, mezclado con los paganos, en el santuario de la diosa. Hay un discurso del Apóstol emplazando a Ártemis a realizar los prodigios del Dios verdadero ; más tarde la destrucción del templo y la muerte del sacerdote principal. Luego se narra la conversión de la plebe y posterior resurrección del sacerdote pagano que, a su vez, se convierte también (37-47: sobre el orden de los caps., cf. § 4).

Juan, al día siguiente, y movido por un sueño, sale a la ciudad. Encuentra allí a un joven que acababa de asesinar a su padre, pues no toleraba la reprensión de éste, quien le echaba en cara su pasión amorosa hacia una mujer casada. A la vista de Juan, el joven se convierte y promete abandonar su vida pecaminosa si resucita a su padre. Juan devuelve a la vida al anciano. El joven, arrepentido, se automutila, pero el Apóstol le restituye sus partes, argumentando que el mal no anida en el cuerpo, sino en los malos pensamientos de la mente (48-55).

Juan viaja por diversas ciudades de Asia Menor. En Esmirna libera del poder del demonio a los dos hijos de un prohombre. Pasado el tiempo, vuelve a Éfeso. Durante el camino unas chinches que le importunaban mientras dormía obedecen la voz del Apóstol y se mantienen quietas en un rincón del aposento. Sirven así de ejemplo a los seres humanos de cómo deben obedecer prontamente las órdenes de la divinidad (56-62).

Cuando ya Juan moraba en Éfeso, un cierto joven, de nombre Calímaco, se enamora perdidamente de Drusiana. Ésta lo rechaza, pues ni siquiera admite el contacto carnal con su marido. El joven continúa molestándola, por lo que muere Drusiana entristecida al ser objeto de escándalo. El joven intentará satisfacer en el cadáver de Drusiana su incontenible pasión amorosa, por lo que corrompe con dinero al administrador de la casta mujer para que le facilite la entrada al monumento funerario. Ya en la tumba, y a punto de perpetrar su crimen, aparece una terrible serpiente que causa la muerta a ambos, al joven y al ecónomo infiel. Interviene luego Juan que resucita a Drusiana tras un largo discurso en el que pondera la perseverancia en la virtud y el desprecio por lo pasajero. La joven solicita le resurrección de Calímaco y del administrador. Juan accede y vuelve a la vida en primer lugar al joven enamorado. Éste narra lo sucedido en la tumba y se convierte. El Apóstol resucita también al ecónomo, quien persevera en su maldad, por lo que vuelve a morir. Todo el hecho sirve a Juan para poner de relieve el sentido de los prodigios, que no es otro que la conversión verdadera, y la gran paciencia y bondad de Dios respecto al ser humano (63-86)

Finalmente, Juan se despide de los hermanos en una homilía -dentro de una celebración litúrgica-, en la que explica la vocación divina sobre su persona concretada en la virginidad y el apostolado. Se extiende otra vez sobre la admirable naturaleza divina y su bondad, y tras dirigirle una súplica para que proteja a los fieles de la asechanza del Maligno, procede a la fracción del pan. Concluida la eucaristía, se dirige a las afueras de la ciudad, ordena que le caven una fosa, se tumba en ella y expira tranquilamente tras haber proclamado por última vez las maravillas de la economía divina, que procura la salvación de los hombres.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
www.ciudadanojesus.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por usurpadores no 03.09.17 | 16:53

    Parece que un trol se dedica a poner los nombres de otras personas con comentarios que no son suyos.

  • Comentario por J.P. 31.08.17 | 22:26

    De nada, machote, ha sido un placer.

  • Comentario por Elias 31.08.17 | 10:43

    Gracias por la informacion JP

  • Comentario por J.P. 31.08.17 | 00:17

    Y ahora me autocopiaré:

    Dónde estaría alguno cuando tocó reparto de cerebros.




  • Comentario por Pal payasete 30.08.17 | 22:54


    Dónde estaría alguno cuando tocó reparto de cerebros.

  • Comentario por J.P. 30.08.17 | 22:34

    Este post me ha llenado de esperanza. No hay reproches, no hay culpables, hay enseñanza. Me queda grabada esta frase..."hijo mío, que pecar es ofender al hombre a quien Él ama"...
    Un embarazo no querido, que situación tan difícil... especialmente cuando pongo mi esperanza en tener resueltos los problemas materiales presentes y de futuro. Un hijo, un nieto es la bendición más grande en el amor humano, el centro de los desvelos y el acicate más firme para no decaer, y el futuro es él. Que gran bien pueden hacerle los abuelos a su hija, esa nueva madre para fortalecerse mútuamente con la alegría de un nuevo ser que escribirá un nuevo capítulo en esa familia, ¡ Que bueno sería que el padre del niño también se sumara!.
    Repito mi agradecimiento por este "post"

  • Comentario por J.P. 30.08.17 | 19:04

    Los Evangelios, pues, concuerdan con estos [símbolos], sobre los cuales Cristo descansa", y cuatro son los Testamentos establecidos con la humanidad: Adán, Noé, Moisés y Cristo (Adv. Haer. 3, 11, 8). Aparte de la relevancia que tiene el cuatro en la celebración de la Pascua, el símbolo más importante a mi juicio es el Tetragrama YHWH, sin ir más lejos. El río que riega el Edén y se divide en cuatro: Pisón, Guijón, Tigris y Éufrates.

    Comentario por J.P. 25.07.10 | 23:16
    Dios salvó a cuatro hombres del Diluvio (Noé y sus tres hijos) y a cuatro mujeres (la esposa y las nueras), y es con los cuatro varones con los que establece su alianza. Y el cuatro sigue teniendo proyección en los siglos posteriores: por ejemplo, ocho padres principales de la Iglesia, de los cuales cuatro en oriente y otros cuatro en occidente.

  • Comentario por J.P. 30.08.17 | 19:02

    Luego partieron hasta los confines de la tierra a fin de llevar como Buena Nueva todos los bienes que Dios nos da; [...] tenían todos y cada uno el Evangelio de Dios")

    Comentario por J.P. 26.07.10 | 18:40
    3) Existencia "de un cierto consenso en el uso continuo de la mayoría de las Iglesias", y cita como ejemplo la Epístola a los Hebreos. Un cuarto criterio, el de "inspiración" de la escritura, no empezaría a tomar fuerza hasta el siglo III.

    Y además, la justiicación teológica de Ireneo al evangelio tetramorfo:

    Comentario por J.P. 25.07.10 | 23:10
    [...] en el judaísmo y en el cristianismo el número cuatro tiene un gran simbolismo. Ireneo afirma que debe haber cuatro evangelios ("un Evangelio en cuatro formas, compenetrado de un solo Espíritu") porque cuatro son los vientos, cuatro "las regiones del mundo en que habitamos", cuatro los vivientes del Apocalipsis que "son imágenes de la actividad del Hijo de Dios [...]

  • Comentario por J.P. 30.08.17 | 18:59

    Y ahora me autocopiaré:

    Comentario por J.P. 26.07.10 | 18:38
    En uno de los trabajos que citó en una postal anterior, el profesor apunta que la adopción de los cuatro evangelios pudo ser poco antes de que Ireneo escribiese su tratado y postula la existencia de unos criterios mínimos para la formación del canon: 1) regla de fe o conformidad con "el contenido dogmático esencial de lo «transmitido»" ("todos ellos nos han transmitido a un solo Dios Creador del cielo y de la tierra anunciado por la Ley y los profetas, y a un solo Cristo Hijo de Dios", proclama Ireneo) 2) proveniencia apostólica del escrito (p.ej. Ireneo: "Pues una vez resucitado [Cristo] de entre los muertos los revistió con la virtud del Espíritu Santo que vino de lo alto; ellos [los apóstoles] quedaron llenos de todo y recibieron «el perfecto conocimiento».



  • Comentario por J.P. 30.08.17 | 18:58


    Elías: pienso que ha habido una confusión y Antonio Manuel se refiere al Comentario por Antonio Manuel y Oliva 28.08.17 | 23:35.

    Los criterios para conformar el canon... Una síntesis, aquí:

    http://bit.ly/2xNrRZz

    Más desarrollado:

    http://bit.ly/2xxMEBd

    http://bit.ly/2xMW7Ux

  • Comentario por Elias 30.08.17 | 10:40

    O sea que el comentario Manuel es apocrifo y el de Antonio Manuel 23.35 canonico?Pues quien lo diria..
    El asunto de los apocrifos(a parte del cocimiento extra que pudieran aportar) es que no lo fueron tal por muchas comunidades que los tomaban por autenticos y pervivieron a pesar de prohibiciones (vb:Evangelio de Pedro apartado por su posible docetismo, segun Ehrman). ¿Que criterio siguieron para canonizar y descanonizar? ¿Fue decision personal o de un equipo?¿Limaron entonces los textos para forzar cierta concordancia?? El Apocalisis canonico que conste de contenido no tiene mucho (da para unas cauantas peliculas de Stephen King)

  • Comentario por Antonio Manuel 30.08.17 | 00:07

    El comentario Manuel 29.08.17 | 21:27
    Fue copiado aquí por un "fantasma" noctámbulo que "pitorrea" mi nombre.
    Este "post" se corresponde al blog de Jairo del Agua, en el que yo hice este comentario, en relación con el artículo "Pecar en verano".

  • Comentario por J.P. 29.08.17 | 22:53

    Manuel: está clara la ironía de Fernandop, qué ganas de leerlo todo literalmente.

    Y, por otro lado, cualquiera que haya leído los hechos apócrifos se sorprende de lo contenidos que son los evangelios en comparación.

  • Comentario por Manuel 29.08.17 | 21:27

    ¿Ahora los científicos agnósticos tienen ideas teológicas?
    ¿Podría enumerar unas cuantas?

    Me refiero a algo que vaya más allá del "probablemente Dios no existe", tras lo cual cabe analizar las diferentes ideas que el hombre ha podido hacerse de Dios, comenzando por o terminando en el Dios personal.

    Claro que si lo que quería es señalar que también hay milagros curiosamente similares en los Hechos pseudoepigráficos, pues vale.

  • Comentario por FERNANDOP 29.08.17 | 17:56

    Kira

    No se crea que aquí no nos tragamos telogumenos de mas diverso y variado, sobre todo del área agnóstico-científica

  • Comentario por Antonio Manuel y Oliva 28.08.17 | 23:35

    Este post me ha llenado de esperanza. No hay reproches, no hay culpables, hay enseñanza. Me queda grabada esta frase..."hijo mío, que pecar es ofender al hombre a quien Él ama"...
    Un embarazo no querido, que situación tan difícil... especialmente cuando pongo mi esperanza en tener resueltos los problemas materiales presentes y de futuro. Un hijo, un nieto es la bendición más grande en el amor humano, el centro de los desvelos y el acicate más firme para no decaer, y el futuro es él. Que gran bien pueden hacerle los abuelos a su hija, esa nueva madre para fortalecerse mútuamente con la alegría de un nuevo ser que escribirá un nuevo capítulo en esa familia, ¡ Que bueno sería que el padre del niño también se sumara!.
    Repito mi agradecimiento por este "post"

  • Comentario por Kira 28.08.17 | 17:07

    Con la diferencia de que las "fantasías "que aparecen en los apócrifos se denominan "teologumenos " en los canónicos. Cierto: nada nuevo bajo el sol.

  • Comentario por J.P. 28.08.17 | 15:59


    Por algo los Hch apócrifos son apócrifos, Elías.

  • Comentario por Elias 28.08.17 | 15:51

    Es como una telenovela de las de ahora. . Odios,amores ,pasiones desenfrenadas, necrofilia... elementos fantasticos... Van y vuelven del mas alla como Perico por su casa. El episodio de las chinches es la monda.
    Nada nuevo bajo el sol.

Domingo, 24 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930