El blog de Antonio Piñero

“Los amigos de Jesús. Santiago hijo de Zebedeo”. Los discípulos de Jesús (IX) (895)

18.08.17 | 10:54. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

Ante todo, deseo expresar mi profunda tristeza por lo ocurrido ayer en Barcelona. Tengo allí muchísimos amigos… y pienso ¿Y si le ha “tocado” a uno de ellos? Suelen pasear por la Rambla algunos, porque viven cerca. Estoy anonadado.

De (casi) nada sirven los lamentos, puesto que eso buscan los terroristas y en ellos se deleitan. De (casi) nada sirven las repulsas multitudinarias. Son emocionantes y emotivas, necesarias –y yo participaré–, pero incompletas. Se necesita también otro tipo de acción.

¿No habría que pedir a la Unión Europea una respuesta conjunta y firme respecto a los cientos de dirigentes de las mezquitas que hay en Europa que no condenan los atentados? Jamás lo hacen y viven entre nosotros.

Creo que a más de uno se nos ha ocurrido alguna respuesta institucional…

Y ahora sigo con mi breve comentario, pues falta aún algo que decir de la primera lista de discípulos de Jesús, Mc 3,14-19. El breve texto al que me refiero es el siguiente:


….llamó Jesús… 17 a Jacobo el de Zebedeo y a Juan, el hermano de Jacobo, los apodó también Boanergés, que significa «tronantes; 18 a Andrés, Felipe,

tronantes: o «atronadores». Literalmente, «hijos del trueno» con el significado de «carácter violento» o «tempestuoso». «Hijos de» es la manera semítica de expresar un adjetivo del que carece la lengua (por ejemplo, «satánico» = «hijo de Satanás»). Sin embargo, no resulta clara la etimología de la segunda parte de Boanergés = bene («hijos de») rgš («el ruido» o «el trueno»); o bien bene regez, «hijos de la ira».

Sobre Jacobo /Santiago:

Creo que el mejor comentario es realzar su pertenencia al grupo íntimo de Jesús. La muestra (Mc 5,37, “La hija de Jairo”: “Y no permitió que nadie le acompañara, a no ser Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago”.

Como Santiago aparece normalmente en los Evangelios junto a su hermano Juan, y casi siempre se le nombra el primero (al contrario en Lc 8,51 y 9,28; igualmente en Hechos 1,13), la tradición le atribuye la primogenitura. En Hechos de apóstoles hasta el capítulo 12 la figura de Santiago es borrosa y anodina o ausente, y Juan le supera en presencia junto a Pedro.

Hay un par de episodios que definen su carácter, aparte del denominativo inventado por Jesús. El primero es su pretensión (según Mt 20,20 es su madre la causante de todo) de ocupar los primeros puestos en el futuro reino de Dios:

“Se acercan a él Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, y le dicen: «Maestro, queremos, nos concedas lo que te pidamos.» 36 El les dijo: «¿Qué queréis que os conceda?» 37 Ellos le respondieron: «Concédenos que nos sentemos en tu gloria, uno a tu derecha y otro a tu izquierda.» 38 Jesús les dijo: «No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber la copa que yo voy a beber, o ser bautizados con el bautismo con que yo voy a ser bautizado?» 39 Ellos le dijeron: «Sí, podemos.» Jesús les dijo: «La copa que yo voy a beber, sí la beberéis y también seréis bautizados con el bautismo con el que yo voy a ser bautizado; 40 pero, sentarse a mi derecha o a mi izquierda no es cosa mía el concederlo, sino que es para quienes está preparado.» 41 Al oír esto los otros diez, empezaron a indignarse contra Santiago y Juan”.

El texto indica que los discípulos están convencidos de que el reino de Dios,

· Aún no había venido. El reino de Dios no está presente simplemente con la aparición de Jesús en la tierra

· Hay premios para los que sean fieles a Jesús. Y esos premios son materiales. El reino de Dios se instaurará en la tierra de Israel. No es un Reino ultramundano.

· Los que proclaman la venida del Reino corren peligros graves de perder la vida

· Jesús no mandará absolutamente en ese Reino, sino Dios.

· Hay una suerte de predeterminación divina. Dios sabe de antemano el comportamiento de sus fieles y ya les ha preparado el premio.

Y significativa también es la participación de Santiago / Jacobo en el conocido episodio de la repulsa de los habitantes de un pueblecito samaritano cuando Jesús y sus discípulos, de camino a Jerusalén intentan acortar camino y pasan al lado… buscando hospitalidad:

“Sucedió que como se iban cumpliendo los días de su asunción, él se afirmó en su voluntad de ir a Jerusalén, 52 y envió mensajeros delante de sí, que fueron y entraron en un pueblo de samaritanos para prepararle posada; 53 pero no le recibieron porque tenía intención de ir a Jerusalén. 54 Al verlo sus discípulos Santiago y Juan, dijeron: «Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo y los consuma?» 55 Pero volviéndose, les reprendió; 56 y se fueron a otro pueblo”.

Comentario brevísimo (simples deducciones a partir de este texto):

· Jesús (a pesar de lo afirmado en Mt 10,5-6: muy dudoso, aunque auizás con un findo histórico) no puede ser enemigo de los samaritanos si de verdad participaban intensamente de la teología de la restauración de Israel, que ya henos comentado: Samaría es Israel. Casi diez tribus pertenecían a ese territorio, junto con Galilea… Jesús –muy probablemente– no podía rechazar a los samaritanos de su proclama del Reino (Parábola del buen Samaritano: Lc 10,30-36; testimonio del Evangelio de Juan sobre la estancia de Jesús en Samaria, capítulo 4; diversos comentarios de Hechos de apóstoles sobre el éxito del seguimiento de Jesús en –Samaría tras su muerte (Hch 1,8; 8,1.5.9.14; 9,31; 15,3), pasajes absolutamente imposibles de explicar si Jesús hubiese prohibido el contacto con los samaritanos

· Terrible carácter el de Santiago. Y era, sin embargo, amigo íntimo de Jesús.

· Los discípulos estaban persuadidos de poder pedir a Jesús un castigo ejemplar para los que no cumplían con las sagradas reglas de la hospitalidad en el mundo antiguo, como ya hemos comentado. Hay aquí signos inequívocos de un no rechazo a la violencia, como hemos comentado largamente en la serie sobre “Jesús sedicioso” a los ojos de los romanos.

· Los discípulos estaban convencidos del poder de Jesús sobre el ámbito celeste.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
www.ciudadanojesus.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Antonio Manuel 20.08.17 | 00:54

    Este post me ha llenado de esperanza. No hay reproches, no hay culpables, hay enseñanza. Me queda grabada esta frase..."hijo mío, que pecar es ofender al hombre a quien Él ama"...
    Un embarazo no querido, que situación tan difícil... especialmente cuando pongo mi esperanza en tener resueltos los problemas materiales presentes y de futuro. Un hijo, un nieto es la bendición más grande en el amor humano, el centro de los desvelos y el acicate más firme para no decaer, y el futuro es él. Que gran bien pueden hacerle los abuelos a su hija, esa nueva madre para fortalecerse mútuamente con la alegría de un nuevo ser que escribirá un nuevo capítulo en esa familia, ¡ Que bueno sería que el padre del niño también se sumara!.
    Repito mi agradecimiento por este "post"

  • Comentario por galetel 19.08.17 | 18:27

    Sospecho que estamos topando con el “sesgo inverso”. Pero sigamos hablando del siglo I, que es de lo que trata el blog, o debiera tratar.

  • Comentario por galetel 19.08.17 | 17:02

    David Mo:
    Era y ha sido siempre obvio para los cristianos auténticos, que son quienes han entendido bien aquello de "el que no está conmigo está contra mí", y no al revés.

  • Comentario por David Mo 19.08.17 | 16:00

    Galetel: pues tan obvio no era, cuando los cristianos se han pasado siglos quemando y matando a placer a todos los "infieles", "paganos" y "herejes". Hasta hace dos días. El problema con los mal llamados "yihadistas" es que siguen en la mentalidad de "el que no está conmigo está contra mí", que tiene consecuencias bastante horribles, como acabamos de ver y vemos casi todos los días en los media.

    Por lo demás, una religión humanista que englobe a todos en la salvación (terrena y celeste), incluidos los que no creen en ella o los que no practican sus mandamientos particulares, sin infiernos ni anatemas, es algo muy conveniente, pero nada común. Yo le llamaría una religión de tolerancia que se limitara a lo personal en las creencias y dejara lo público a lo público. Pero me doy cuenta de que me estoy poniendo muy exigente. El problema no se soluciona con proclamas de ideales, de todos modos.

  • Comentario por David Mo 19.08.17 | 15:49

    Qué cosas tiene D. Antonio: "Terrible carácter el de Santiago. Y era, sin embargo, amigo íntimo de Jesús."
    ¿Cómo que "sin embargo"? El tal Santiago no hacía más que intentar llevar a cabo las maldiciones que su Maestro había lanzado sobre un montón de gente y ciudades enteras. El mismo talante, vaya, aunque un poco impaciente. Así que no me extraña que fueran amigos los dos.

  • Comentario por galetel 19.08.17 | 10:31

    en la ratificación de Dios mismo. Así nació un criterio humanista sin restricciones sectarias, que ha sido difícil de entender y más difícil aun de practicar, pero que resulta obvio en el humanismo de una sociedad de origen cristiano.

    No resulta obvio, en cambio, para los educados en una sociedad de origen no-cristiano. Moussa Oukabir: "Mataría a todos los infieles".

  • Comentario por galetel 19.08.17 | 10:23

    Lc 9, 54-55: “… que baje fuego del cielo y los consuma?» Pero volviéndose, les reprendió”.

    Estamos hechos a la idea de obviar ciertos valores fundamentales del humanismo, como ese de que todos los seres humanos son respetables ante Dios. Pero esta idea no es primigenia, en la conciencia natural. La fe en un Dios único trascendente, que velaría solo por aquellos que le son fieles, es anterior. Según este criterio, quienes se enfrentan directa y abiertamente al Dios único trascendente, no merecen compasión. El error no tiene derechos ni admite conmiseración, y esto abarca a toda una sociedad si se da el caso.

    Fue Jesús de Nazaret el que dio un vuelco radical a ese criterio trascendentalista. Él unió inseparablemente el amor al Dios trascendente con el amor al prójimo humano, incluso a los enemigos. Hizo aceptable la noción de que Dios no era solo trascendente, sino además encarnado. Lo hizo con la entrega de su propia vida, confiando en la ratificación de Dios ...

  • Comentario por Elías 18.08.17 | 15:25

    Una de las tradiciones interesadas es por supuesto la Primacia de Pedro,en cuanto líder ..de cuyo ecumenismo dudaron muchos entonces, como ahora mismo sobre sus "sucesores" en Roma.
    En el suceso de Antioquía, Pablo (un advenedizo que no conocio al rabí Jesús) se atreve a regañar a Pedro .(Difícilmente comprensible si éste fuera el lider de la secta). Por otro lado Pedro se pliega a las convenciones de Santiago (por bienqueda o por inseguridad.-no tenia muy claro lo de los gentiles-.) que aparece como el verdadero peso pesado en ese momento -los circuncisos F.C-. Parece razonable pensar que el liderazgo pasara a la muerte de Jesús a su hermano. Igual Santiago no estuvo muy de acuerdo en como su hermano había llevado las cosas , sobre todo al final, y no supo prever que la fación de los gentiles le iba a ganar por la mano ( de Pablo) y eso que intentó amarrarlo alguna que otra vez.

  • Comentario por Elias 18.08.17 | 12:44

    Es que su "mensaje esencial"si (acento)que ha sido tergiversado de mil maneras a lo largo de siglos... y asi estamos desenrollando la madeja..(desenpolvando pegotes y tradiciones interesadas ..)

  • Comentario por galetel 18.08.17 | 11:31

    Estos episodios son recuerdos de hechos prepascuales pero considerados desde el punto de vista pospascual, de los evangelistas.

    Los apodos son irónicos, en el fondo. Los caracteres de esos discípulos son evidentemente ridículos, pero mencionados porque describen su esperanza prepascual en Jesús como mesías davídico aunque, vistos ahora, anuncian lo que les ocurrió pospascualmente, a causa de su fe en Jesús como el Mesías daniélico.

    Las ingenuas pretensiones violentistas se narran con el claro propósito de indicar la enseñanza de Jesús en sentido contrario: su universalismo pacífico, su tolerancia paciente. No deben tergiversarse en pro de transmitir unos sesgos totalmente contrarios a su mensaje esencial.

Jueves, 19 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031