El blog de Antonio Piñero

Crítica a la religión. ¿Escrituras divinas? Un tratado anónimo del siglo XVII (y II)

21.07.17 | 08:17. Archivado en Biblia en general, , CRISTIANISMO

Hoy escribe Francisco Socas

Como indicamos ayer, concluimos hoy nuestra presentación de este interesantísimo libro, anónimo, del siglo XVII.

En su primera sección el Symbolum sapientiae (1668), además de hacer la crítica del canon de libros sagrados y de las Escrituras en general, como hemos visto en la postal del día anterior, relata los orígenes del cristianismo y lleva a cabo una crítica radical de sus dogmas. Según la interpretación que los cristianos hacen de la historia del pueblo judío, Israel fue tomado como un primer esbozo de la Iglesia al tiempo que Dios condescendía a ser el pedagogo de su pueblo, usando para adoctrinarlo de símbolos ceremoniales.

El relato del Symbolum desarma por un lado estas visiones y por otro explica la idea del mesías como un mero artificio político, una promesa hecha a un pueblo por sus dirigentes para mover a los perezosos y compensar a los desgraciados. El cuadro no se aparta mucho del que traza la historiografía de nuestro tiempo: en la época anterior a la aparición de Cristo el judaísmo vive un periodo de mestizaje con otros pueblos y decadencia general, mientras surgen en él desavenencias doctrinales y sectas de todo tipo. La sujeción postrera a los romanos enardece todavía más el delirio compensatorio del mesianismo.

En tal ambiente aparece Jesús como filósofo que mediante parábolas enseña una moral sencilla, no ceremonial. Lo suyo es una suerte de religión sin religión. Ciertamente se decía hijo de Dios y mesías, practicaba los ritos para adaptarse a su auditorio, pero en modo alguno intentaba fundar una religión nueva. En rigor no fue un ateo, sino un moralista y maestro de felicidad. Predicó la resurrección, pero con ello se refería más bien a la pervivencia de su doctrina tras la muerte. Aunque Cristo se llamara acaso mesías, el mesías prometido no era así, habría de ser un héroe liberador de los judíos y un rey triunfante sobre las otras naciones, no una imagen mística de Dios encarnado que trae un reino celestial y –contra todo lo prometido a Israel– ecuménico.

A la muerte de Cristo, los discípulos, hombres simples, deforman sus enseñanzas, inventan misterios y ceremonias. Las conversiones en masa de judíos y gentiles van alterando poco a poco el sentido inicial de la secta. Más adelante la ambición de los obispos y presbíteros edifica un estado contrario a la sencillez cristiana, hasta que el clero con sus patrañas, sin que falten violencias, da lugar a nueva monarquía teocrática, contraria en todo al espíritu de Cristo: el papado.

El tratado corre luego a criticar el embrollo de los dogmas cristianos. No se priva de enunciar ciertas paradojas morales, como los crueles castigos infligidos al pecador por parte de un Dios que es amor, la figura del demonio como vencedor sobre el bien, la contradicción entre la bondad esencial de las criaturas y la caída de Adán. Aborda un batiburrillo de cuestiones, triviales unas y trascendentes otras: la infalibilidad del Papa, la creación a partir de la nada, la virginidad de María, la resurrección de los cuerpos, el infierno. Ve tan absurdas e irracionales esas creencias que apenas se preocupa de dar unas cuantas pinceladas sarcásticas. Un misterio mayor que el de estos dogmas le pareció tal vez el de los hombres que los elaboraron y creyeron en ellos.

Concluye que, a diferencia del paganismo, que a su modo es coherente, en el cristianismo hay una mezcolanza irreconciliable de elementos judaicos y paganos. El cristianismo ha olvidado que en su origen no fue más que "un modelo de la filosofía auténtica, un arte de vivir, una escuela de bonhomía" (typus uerae philosophiae, ars uiuendi, schola pietatis).

Las tres religiones históricas, las religiones del Libro, veneran a unos héroes fundadores. Pero al autor del Symbolum no le merecen los tres el mismo respeto. Mahoma obró tan a las claras como impostor político que no puede seducir a nadie mínimamente ilustrado.

De Moisés hay que ocuparse porque no es, como Mahoma, una figura marginal o extravagante, sino que pasa por ser el autor de los libros iniciales de la Biblia y es sin duda el inventor de la peculiar teocracia hebrea. Pero la trama política y guerrera del montaje mosaico es patente y grosera. En cambio, el anónimo simpatiza de algún modo con la figura de Cristo al que considera una especie de filósofo y benefactor de su pueblo.

Jesús es solamente un impostor ocasional; más bien se limita a no desengañar a sus oyentes cuando se hacen ideas sublimes del maestro, porque eso puede ayudar a la asimilación de sus humanitarias doctrinas. Es también un liberador que actúa contra una religión opresiva. Cristo, así, es el que sale mejor parado; en el fondo no practica el engaño, sino que, como buen maestro, se amolda a los duros oídos de sus discípulos, que lo malinterpretan ya en vida e inician tras su muerte una paulatina y descarada deformación de sus enseñanzas.

La imagen de Jesús que dibuja nuestro autor es sin duda desmitificadora, pero en el fondo es tradicional y se extrae de una lectura ingenua de las fuentes. Estamos en los umbrales de la que luego se ha llamado indagación sobre Jesús (Jesus Quest). La historiografía al uso da por sentado que antes de Samuel Reimarus (1694-1768) la búsqueda del Jesús histórico siempre estuvo alentada por la fe. Ello es verdad siempre que dejemos aparte la literatura representada por textos como el Symbolum sapientiae y otros que espero presentar a los lectores de este blog otro día. El tratado adquiere en este punto un aire moderno cuando afirma que Jesús no quiso fundar una religión nueva y no instituyó nuevos ritos, que fue más bien un reformador judío que tuvo que soportar a la fuerza, y no voluntariamente, una muerte terrible. Se equivoca, en cambio, cuando, como tantos en el presente y el pasado, contrapone la figura de Jesús, un alma benévola y sincera, a un judaísmo reseco e hipócrita, o cuando considera a todos los de su entorno como necios. Y ello era casi inevitable porque el autor del Symbolum no disponía de otra imagen de Jesús que la que pintan los evangelios, fuente casi única, minuciosa en ocasiones, reticente las más de las veces y parcial siempre, sobre los dichos y hechos del profeta de Galilea.

Saludos cordiales de Francisco Socas
Catedrático de Filología Latina de la Universidad de Sevilla


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Elias 27.07.17 | 07:09

    Lo que tiene arrogarse la honestidad y propiedad del cristianismo es que las otras ramas son las que consideran a galetel (estoy pensando incluso dentrode su propio grupo)"cristiano pa'to"-acento-. Y por mucho que lo repita no hay un solo dato (aunque si hipotesis varias)que confirme que consideraron que Jesus fuese justamente el mesias danielico -en los terminos que galetel propone que coincidiera con el Cristo de la fe paulino.( en el apreton de manos)Tambien los seguifores de Santiago se arriesgaron a ser desmentidos cuando proclamaban sus ideas sobre Jesus que les llegaban por tradicion de Pedro y Santiago..
    Relea Ud lo dicho por elProf. Piñero sobre el Hf. en el blog y le aclarara su postura sobre ello y en que partes pudo haber estado de acuerdo con Hurtado y en que,no. Recuerdo que se llevo Ud. un disgusto al leerlo en su momento (desde luego reconoce Piñero la dificultad de intrrpretacion de varios pasajes)

  • Comentario por galetel 26.07.17 | 19:02

    Todo lo esencial que puede decirse sobre el Mesías Jesús, en la línea de Dn 7, 13-14, está dicho por los conversos de los primeros cristianos, en el himno que citó Pablo en su carta a los filipenses (2, 6-11). Esta es la “base de coherencia” del cristianismo auténtico. La interpretación correcta de este himno –a mi parecer- es la que da Larry W. Hurtado en el capítulo 4 de su obra “How on Earth Did Jesús Become a God?”, con la que el Prof. Piñero estuvo de acuerdo. ¿Cómo es posible estar de acuerdo con lo que contradice rotundamente su sesgo simplista, Profesor Piñero?

  • Comentario por Manuel 26.07.17 | 18:47

    Sobre el "marana tha" creo haber dicho cuanto había que decir (y ya está bien de repetirse), aunque para Galetel sólo exista su propia "solución" del "enigma" que él mismo plantea (aunque lo han planteado y tratado explicar bastantes estudiosos antes que él mismo).
    Sobre el mesías celestial de Santiago, ¿está seguro de que era "daniélico" y en especial "para todos los pueblos, incluso los Abismos."? Un dato relevante sobre el mesías de Daniel (siglo II AEC): "Su cuerpo era como de berilo, y su rostro parecía un relámpago, y sus ojos como antorchas de fuego, y sus brazos y sus pies como de color de bronce bruñido, y el sonido de sus palabras como el estruendo de una multitud. (Daniel 10: 4-6).

    Como ya le dije anteriormente, el mesías de Daniel no es un dios. No es Dios. No es Hijo divino de Dios. Etc. Cabe en el mundo judío de los devotos, como caben el ángel exterminador, los jinetes del Apocalipsis y el Golem de los judíos medievales revivido en Praga en los siglos ...

  • Comentario por galetel 26.07.17 | 18:11

    Hay gente pa’tó y “cristianismos” pa’tó. Pero si queremos llamarnos “cristianos” con honestidad y propiedad, debemos adherir a la fe original de los primeros cristianos, representados por Santiago (familiares) y Pedro y Juan (discípulos). Tenemos DATOS fehacientes acerca de ellos: rezaron el “marana tha” proclamando que Jesús, ese al que tan bien conocieron, era/es el Mesías daniélico y –según se arriesgó a contar Pablo sin temor a ser desmentido- coincidieron en que el Jesús daniélico era equivalente al “Cristo de la fe” paulino. ¿Quién podía saberlo mejor? Ellos eran, pospascualmente, los cristianos auténticos, los judíos plenamente fieles a la vocación profética de Israel; ellos fueron los creyentes consecuentes que impulsaron la creación del cristianismo plasmado posteriormente en el NT y más allá. Nosotros, si somos cristianos, adherimos a su fe, aunque otros aleguen cualquier otra cosa.

  • Comentario por Elias 26.07.17 | 16:47

    Lo que afirma Ud. para la tradicion como base a los evangelios .. es lo que afirmaban los ebionitas para considerar de una naturaleza distinta a Jesus (exclusivamentehumano) desde Pedro y Santiago..Y recordemos que galatas es un relato de alguien interesado en contar a toda costa con la aprobacion de las columnas en la posibilidad de evangelizar gentiles por parte de un"advenedizo " que no conocio en persona al Rabi.(y poniendo sobre la mesa sus "revelaciones personales"a las cuales no hizo mucho caso Santiago.. desde luego en el pluralismo.
    A saber como seria el relato de la parte contraria... el de los falsos hermanos se lo puede uno imsginar..

  • Comentario por Elias 26.07.17 | 16:28


    Como la aprobacion con"entusiasmo"(je, en un momento que saltaban chispas)de los" intimos "al Cristo celestial de Pablo se lo saca Ud. de la manga.Esto dista mucho de ser un DaTO y la plausibilidad de que ello ocurriera ,escasa en los terminos que Ud propone,pero es mi vision personal.)Distorsiona Ud un apreton de manos (se dieron la diestra en señal de compañerismo)para apoyar su entusiamo en un hipotetico acuerdo teologico.cuando dos parrafos antes mencionaba que le importaban un rabano los que tenian fama de ser algo..Y sabemos despues de los enfrentamientos famosos y la inquina personal de seguidores de Santiago contra Pablo

  • Comentario por Elias 26.07.17 | 16:19

    Como comprendera galetel no estoy de acuerdo.Ud. trata de establecer sus premisas personales como universales y no es asi. Ud. no se puede arrogar el derecho a la definicion de cristiano con plenitud y propiedad pues eso mismo hacen y hacian esas otras ramas a las que Ud. desdeña ,ya se basen el mesias danielico ,HF o no..Desde el punto de vista historico hay que considerar cristianos a los ebionitas, montanistas .marcionitas...etc como hoy Testigos de Jehova,,mormones,anabaptistas.. etc.(la plenitud propiedad y coherencia se la otorga para si cada una de ellas)

  • Comentario por galetel 26.07.17 | 11:46

    Por supuesto, casi está demás decir que, quien cree eso de Jesús, tiene que procurar tener, en lo posible, “los mismos sentimientos y actitudes que Cristo Jesús” (Flp 2, 5). Para enseñar en detalle lo que quiere decir esto, se escribieron los evangelios en base a las tradiciones recordadas. Es la CONSECUENCIA de ser cristiano, no la definición, pero está exigida por la definición, inseparablemente.

  • Comentario por galetel 26.07.17 | 11:09

    Los primeros cristianos fueron llamados así, en Antioquía, porque proclamaban que Jesús era/es el Cristo daniélico, no por otra cosa. Todos los movimientos que –coherente y honestamente- merezcan ser llamados “cristianos” con plenitud y propiedad, deben ser fieles a esa creencia original. No abusemos del término “cristiano” para hacerlo significar cualquier otra cosa, p.e. que Jesús era un aspirante a cristo davídico que fracasó pero volverá.

    Opino que la creencia en que Jesús era/es el Mesías daniélico (marana tha) y de ahí en que Jesús era/es todo eso que dice de él el HF, junto al hecho de que los principales conocedores íntimos de Jesús aprobaron con entusiasmo al “Jesucristo celestial de la fe” de Pablo confirmando nuevamente su misión a los gentiles, es lo más básico del cristianismo y debe entonces servir de base de coherencia general.

  • Comentario por Elias 25.07.17 | 18:47

    Por ello muchos estudiosos piensan ,el simplista de Piñero(segun galetel)incluido que la teologia de los primeros Sinopticos es muy difente de la de Juan .. y todavia nada que ver con la expresada en Concilios posteriores.
    Respecto a los ebionitas en su "Critianismos derrotados".. Piñero expresa que estos "defendian unas ideas sobre la naturaleza de Jesus que decian PROCEDER Por TRADICION desde Pedro y Santiago :Jesus era plena y exclusivamente un ser humano"(las mayusculas son mias(pag 75). Y es que todas las ramas y comunidades primitivas cristianas se consideraban las verdaderas (tanto como galetel , hoy se considera el autentico judio ademas de cristiano) .Vale tambienpara los seguidores de Marcion a pesar de que fueran declarados herejes por la parte vencedora.No se puede decir que no fueran cristianos aunque personalmente uno pueda apostar por la rama que triunfo y creerse lo mas genuino-igualmente por tradicion..

  • Comentario por Elias 25.07.17 | 18:27

    El problema es segun veo que lo que expresa Moises 15:44 (para mi gusto mas claramente que galetel) es una vision teologica del asunto pero historicamente y de manera externa al proceso.. lo que parece que ocurrio es los primeros cristianos no consideraban a Jesus Dios.. sino como mucho una suerte de semidivinidad (desde su muerte/resurreccion-bautismo-concepcion-preexistencia).Porque ademas ese mesianismo danielico de galetel((que esta por demostrar)NO implicaria necesariamente una asumpcion de Jesus como Dios en igualdad).Y en cambio parece que historicamente la figura de Jesus fue paulatinamente aupada en rango divino hasta la equiparacion con Dios Padre, lo que configuraria un proceso de deificacion .Incluso considerando que de verdad Jesus era Dios desde siempre y nos enterasemos con la muerte.(fihate). O no.

  • Comentario por galetel 24.07.17 | 18:35

    Es muy diferente creer que Jesús, a pesar de haber estado aparentemente loco, a pesar de haber sido aparentemente derrotado, era efectivamente el mesías davídico esperado,

    a creer que Jesús, a pesar de los pesares, era efectivanente el Mesías daniélico profetizado. El mesías davídico era sólo judío y para los judíos; pero el daniélico era celestial y para todos los pueblos, incluso los Abismos.

    ¿Por qué cambió de opinión Santiago? ¿Hacia cuál de las dos esperanzas cambió? ¿Cuál pudo ser considerada blasfema por los jueces del Sanedrín?

    ¿Cuál era la que entendían esos admiradores de Santiago? ¿Cuál era la que proclamaban Santiago y los demás cristianos?

  • Comentario por Manuel 24.07.17 | 18:01

    Galetel: aunque me la enseñaran mal de peque, la revisé de adulto y créame que la entedí. Tan bien como -o aún mejor que- la esperanza de los adeptos a los cultos del cargo neoguineanos.

    Lo de los dioses Padre, Hijo, etc., tiene un origen histórico que podría estudiar más a fondo. Datos: hay dioses que tienen hijos; hay cultos del Hijo; hay espera del Cristo; hay espera del Logos y profecías sobre el Verbo/Logos. Hay deificación de hombres varios. Relevantes.
    Ahora bien, no me pida que aprenda "verdades" transcendentes a partir de ello. Ni del mesianismo. Ni de lo que creyera Pablo. Ni de los cultos del cargo. Ni los animistas, totémicos o no. Ni de los apocalípticos. Espero que lo entienda, aunque sólo sea para hablarme con pretensión de objetividad. Que sí, que he entendido lo que creían. Creían y hasta hay gente que cree. Ya lo sé. Vd va aún más allá. Y yo lo respeto. Por eso no le digo que no entiende lo que dice. Ni lo que le digo. ¿Ve?



  • Comentario por galetel 24.07.17 | 17:22

    -Los admiradores de Santiago no eran miembros del sanedrín que lo condenó.

    -Creer que “Jesús es Dios” no debe interpretarse en el sentido de que Jesús sea idéntico a Dios-Padre, sino en el sentido de que Jesús encarnó a Dios-Hijo; por eso es mejor decir: “Dios es Jesús”; esto significa “jesuficar a Dios”.

    -En efecto, Vd. no conoce la esperanza cristiana porque se la han enseñado mal los ultracatólicos; lo está demostrando.

  • Comentario por Moisés 24.07.17 | 15:44

    Por si acaso:

    Dios es anterior, como eterno (si es verdad lo que algunos creemos) y Jesús de Nazaret viene después (en el tiempo).

    Es decir, los católicos al menos, creemos que Dios (su segunda Persona) se hizo hombre (quizá eso quiera decir lo de Dios se 'jesusificó') pero no un hombre (Jesús de Nazaret, para nosotros creyentes católicos) se hizo Dios.

    Porque, aparte ser muy distinto, es simplemente lo que creemos que ocurrió. Es dogma de fe cristiano actual (y anterior) creer que Jesús es Dios. Y ningún cristiano "deificó" a Jesús: creemos que ya lo era desde antes de que hubiera cristianos... desde su "encarnación". Y, antes de "encarnarse" ya era Dios desde siempre... y para siempre. "Antes que Abraham naciese, era yo" (Jn 8, 58) (el mismo Jn de 5,2, por cierto).

    Claro que todo podría ser mentira, pero NO LO SABEMOS ni sabremos (hasta que muramos, por lo menos).

    O verdad.

    A veces se lía uno... y lo lía.<...

  • Comentario por Manuel 24.07.17 | 13:40

    Otra de afirmaciones gratuitas (pasando de enemistades flagrantes y ciertas que preludiaron una dura guerra):
    - "creyeron que su proclamación del Jesús daniélico implicaría un cambio de religión, pero no era así".
    No hay un solo dato de que lo creyeran. Pablo fue acusado de herejía y varios nazareos juraron ayunar hasta darle muerte. Santiago era un nazareo. El principal instigador de su ejecución fue asesinado por los afines a Santiago. Tras lo cual comenzó la guerra. Sus "datos" no lo son, incluyen su interpretación. Le doy una más plausible a partir de lo que cree conocerse, realizando un mínimo de suposiciones y sin soslayar -como Vd hace una y otra vez- las dificultades en su contra.
    - "Ningún cristiano “deificó a Jesús”, sino “jesuficó a Dios”, pero Vd. no quiere entenderlo."
    ¿Mande? ¿Ningún cristiano deificó a Jesús? ¿No es dogma de fe cristiano actual creer que Jesús es Dios?
    - "Vd. no comparte la esperanza cristiana porque ni siquiera la conoce" V...

  • Comentario por Moisés 23.07.17 | 14:41

    Lo que dice J.P. (22.07.17/18:35) lo entiendo y comparto. Y la sustancia básica de los DATOS que dice GALETEL, también con su pequeño resumen de hoy a las 14:22.

  • Comentario por galetel 23.07.17 | 14:22

    Manuel:
    Veo que Vd. prefiere hacer falsos paralelismos a fiarse de los DATOS del NT. Yo no. Por otra parte, yo no he dicho que Santiago dejara de ser un judío ejemplar, al contrario; no me tergiverse. Y he aceptado que pudo haber muchos judíos que lo admiraban como exclusivista pero no lo entendieron: creyeron que su proclamación del Jesús daniélico implicaría un cambio de religión, pero no era así. Otros muchos sí lo entendieron: estos eran los cristianos (los judíos auténticos). Ningún cristiano “deificó a Jesús”, sino “jesuficó a Dios”, pero Vd. no quiere entenderlo. Vd. no comparte la esperanza cristiana porque ni siquiera la conoce; se la han enseñado mal. Esta esperanza no requiere de una evolución “dirigida exógenamente”, corríjase. Me parece que Vd. está siempre luchando contra el ultracatolicismo, pero ni yo ni mis ideas somos ultracatólicos; tiene que descubrirlo solito, porque no entiende mis explicaciones.

  • Comentario por Manuel 23.07.17 | 13:09

    cantada una rebelión generalizada de los mesianistas revolucionarios bajo el mando del Mesías. Asimov considera que sería imposible evitarla y tendríamos noticias de ella.
    - "revela un desprecio olímpico por los DATOS y un desconocimiento lamentable de la genuina esperanza cristiana". Conocer la esperanza la esperanza cristiana no equivale a compartirla. Aprenda a distinguir los datos de sus interpretaciones, ciertamente mejorables.
    - Cuénteme las novedades espiritualistas sobre el tema "evolución". Creo que estoy bastante al día. El emergentismo de Kauffman no entraría en ese ideal suyo. No hay nada dirigido exógenamente, que sepamos en el hecho evolutivo. Tampoco ningún impulso interno hacia algún objetivo independiente de las fuerzas y adaptaciones implicadas. Tenemos mutaciones, selección según éxito reproductivo, aislamiento génico accidental, extinciones, nichos vacíos e irradiación o diversificación emposiva, endosimbiosis, genes reguladores (homebox)... ¿Qué más?

  • Comentario por Manuel 23.07.17 | 13:02

    - Lo que Vd llama DATOS distan de serlo. Una y otra vez...
    - Desprecia cuanto se opone a sus suposiciones sobre Santiago, sus seguidores póstumos, su consideración como judío ejemplar incluso tras su muerte, la venganza de ésta por los suyos, la generalización gratuita de lo que fue un fenómeno minoritario entre sus seguidores y no digamos ya familiares, la inexistencia de indicio alguno acerca de un cambio de religión entre sus seguidores galileos.
    E incluso la consideración de que un familiar pueda deificar a su hermano o hijo por creerlo resucitado. Imagínese el caso en su familia y revise unos cuantos de los que aparecen por ahí. ¿Se han deificado en general sus supuestos protagonistas? ¿Deificaría Vd a su hermana "resucitada", aunque se hubiera creído candidata al reino español? No crea que ante un fenómeno tan milagroso la generalidad de la población pasaría a creer que tenía razón en sus pretensiones regias. Eso si, en un momento de fiebre mesianista, estaría ca

  • Comentario por Manuel 23.07.17 | 12:55

    prosélitos. Suele ir bien la cosa y la gente en lugar de cambiar de credo se reafirma en el mismo, ahora reforzado merced a la facilidad con la que la predicación obtiene nuevos adeptos. Se trata de un fenómeno histórico repetitivo.
    - Para afirmar que todos sus familiares creyeron que Jesús había triunfado pese a morir... (sin siquiera hablar de cristianismo helenístico, ni de deificación de un familiar, ni de visiones del resucitado, ni de cambio de religión, ni de descafeinamiento del mensaje nacionalista, etc.) debería encontrar alguna "prueba" que vaya más allá de una alusión retórica en un texto mítico-fundacional compuesto en el siglo II... No se cree algo semejante, ¿verdad? No sabemos si María vio algún sentido a la muerte de su hijo, ni si algún hermano quiso seguir su suerte. Es su afirmación la que requiere pruebas. Incluso es mucho suponer -por su parte- que la madre de Jesús habría visto su pretensión con mejores ojos de verlo al frente de un ejército.

  • Comentario por Manuel 23.07.17 | 12:48

    Galetel:
    - El mesías esperado era el mesías esperado: el Rey prometido por Yahvé para regir el Imperio Judío profetizado en lo que podríamos llamar ideología "mesianista" o simplemente mesianismo. Una fiebre que se ha dado en varios lugares, religiones y momentos históricos hasta dar más de 100 candidatos a mesías.
    - Los profetas de los cultos del cargo tuvieron un éxito bastante mayor. Sus seguidores debieron ver que les desvelaban la Verdad oculta. Pese a los fracasos, la fe crecía. Aparecían nuevos profetas que se daban cuenta de que la Verdad... (¿le suena este tipo de razonamiento?)
    - Muchas veces el líder de alguna secta ha profetizado el fin del mundo. Ocurrió en el siglo XVI y ha vuelto a ocurrir numerosas veces. En general, tras el fracaso se cambia la profecía, se da gracias a Dios por retrasar la Parusía, se explica que gracias a los rezos de los elegidos ésta tendrá lugar inminentemente en fecha próxima que pronto se dará a conocer y que urge hacer proséli...

  • Comentario por galetel 23.07.17 | 10:18

    A mi parecer, Antolín tiene razón. Hay un punto de vista “ilustrado” según el cual el “hecho Cristo” puede interpretarse así, superficialmente. Pero ese enfoque ha quedado ampliamente superado. Las cuestiones reales de hoy son mucho más hondas: lo que parecía imposible –la vida eterna- se está volviendo a considerar posible, el proceso evolutivo se está comprendiendo emergentista, se está sobrepasando el materialismo positivista ingenuo. Se ha renovado la perspectiva del que anhela una vida eterna que dé sentido y justicia humana al Proceso. Eso lo proporciona el “hecho Cristo” a quien esté dispuesto a apostar por él. (Apostar significa aquí -también- colaborar.)

  • Comentario por David Mo 23.07.17 | 09:58

    ¿Pero en este foro alguien considera que el genocidio que ordenó Jehová a Moises es respetable? ¿Y que los cuentos infantiles de Josué parando el sol y las trompetas de Jericó son algo más que ilusiones de un pueblo acostumbrado a perder batallas? ¿No será eso lo que quiere decir que la trama del montaje guerrero mosaico es patente y grosera?
    A mí me contaron estas historietas en la escuela como la verdad verdadera -y guay del que no se las tomara en serio-y los intransigentes sionistas se las siguen creyendo y las utilizan como base de su derecho a machacar palestinos. Así que viene bien leer algo que se meta contra estos cuentos de vez en cuando. Nos vuelve a la realidad, que es bien diferente.
    Sobre su valor literario no me meto. Es cosa subjetiva.

  • Comentario por galetel 22.07.17 | 20:13

    Parece que Manuel considera muy importante establecer que UNO SOLO de los hermanos de Jesús terminó creyendo en él: Santiago. Porque fue el más importante, el que mereció ser recordado y aparecer en los escritos. Para Manuel, el no aparecer en los escritos, equivale a no ser. Sin embargo, HAY unos versículos en los que apoyar el hecho plausible de que, POSpascualmente, los familiares de Jesús, si no todos la mayoría, fueron cristianos:

    1 Corintios 9, 5:
    “¿No tenemos derecho a llevar con nosotros una mujer cristiana, como los demás apóstoles y los hermanos del Señor y Cefas?”

    Hechos 1, 14:
    “Todos ellos perseveraban en la oración, con un mismo espíritu en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos.”

  • Comentario por galetel 22.07.17 | 19:36

    lo abandonaron, antes de la Crucifixión.

    Afirmar que:

    “Se cree que unos cuantos de ellos, suele suponerse que uno de sus hermanos y se suele dar el nombre de otros dos discípulos, aunque se supone que pudieron ser varias decenas, lo creyeron digno de merecer resucitar y volver a Jerusalén para reinar. Nada de lo cual ocurrió.”

    revela un desprecio olímpico por los DATOS y un desconocimiento lamentable de la genuina esperanza cristiana.

  • Comentario por galetel 22.07.17 | 19:34

    Alguno se basa en Marcos para afirmar que sus familiares no esperaban que él fuera un mesías davídico, pero la interpretación correcta puede obtenerse considerando además a los otros sinópticos. No cabe duda, como afirman también Piñero y otros famosos exegetas, y como es lógico tratándose de judíos galileos, fervientes nazoreos, que esperaban de él que fuera un mesías davídico exitoso que los liberara de la opresión romana y de las autoridades judías colaboracionistas.

    Por eso pensaron que estaba “fuera de sí” cuando se enteraron del estilo manso/temerario de su predicación, que no acompañaba con los preparativos militares mínimos indispensables. Estos son los DATOS, y también que los discípulos, entusiasmados con él por sus carismas que consideraban adecuados para un mesías davídico exitoso, cuando vieron su disposición “derrotista” en el plano militar, a la vez que peligrosamente “triunfalista” en el plano profético, se desilusionaron completamente de él, y lo abandona...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 22.07.17 | 19:26

    .....Si algo cabe señalar con seguridad respecto al modo llámemosle ilustrado de encarar el hecho religioso es su superficialidad,en el sentido de que en efecto alcanza a discernir cuestiones puntualmente incoherentes e irracionales pero en absoluto alcanza a entrar de veras y en profundidad en el fenómeno,el hecho,de lo religioso, y en concreto de lo cristiano,quedándose en la mera superficie, superficie,superficialidad, en la que tantos "que van de ilustrados,racionales,etc." hoy día aun permanecen, tal muestra,por limitarme a lo dicho en un comentario anterior y cercano, el que se pueda caer en la simpleza extrema de asimilar lo que suelo denominar el hecho Cristo con los cultos del cargo o similares.

  • Comentario por Manuel 22.07.17 | 19:25

    JP: los "datos" que puse son mi versión corregida de los de Galatel (no los suyos). Compárelos, please.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 22.07.17 | 19:11

    Que la Ilustración,o tratados antecedentes com éste y que ya recogen básicamente los posteriores argumentos ilustrados, aciertan al poner de relieve determinados aspectos de la religión establecida mantenidos en la inercia inmovilista de los siglos y que ya quedan fuera de lugar y de tiempo en un momento histórico donde ´se abren nuevas perspectivas del entendimiento de las cosas,me parece indudable, e incluso considero que los propios creyentes hemos de agradecer en suma estos cuestionamientos en orden a una comprensión y vivencia más exactas de nuestra fe.

    Por otra parte,indudable afirmo también que los planteamientos ilustrados,o preilustrados por hablar en concreto de este libro, resultan certeros hasta cierto punto pero igualmente elementales, vistos a los ojos de hoy donde ya la antropología cultural u otros estudios obligan a ver las cosas de una manera no tan elemental como antaño lo llevó a cabo esa especie de absolutismo (ingenuo) de la razón. Si algo....

  • Comentario por J.P. 22.07.17 | 18:35

    Je, se cree, se supone... Lo que apoyaría lo dicho por Galetel y que tiene el soporte documental de Pablo.

    Los pasajes en los que se dice que Jesús estaba loco, la desbandada, etc. son el Evangelio y van a misa.

    Cansado, de verdad, de sectarismo.

  • Comentario por Manuel 22.07.17 | 17:59

    Cansado de corregir el error vencible de Galetel:
    Los DATOS son: i) que los familiares (madre y hermanos) NO esperaban que Jesús fuese un mesías davídico exitoso, de hecho fueron a por él para llevarlo a casa temiendo que se hubiese vuelto loco. ii) Y que bastantes de sus seguidores sí que esperaban que llegara a reinar como Mesías instaurando el Reino mítico profetizado.
    Pero la rápida captura y ejecución de Jesús dejó pronto claro que sus familiares tenían razón. Por lo cual la mayoría simplemente constató su fracaso y volvió a sus lugares de origen, casas familiares y tareas previas. Se cree que unos cuantos de ellos, suele suponerse que uno de sus hermanos y se suele dar el nombre de otros dos discípulos, aunque se supone que pudieron ser varias decenas, lo creyeron digno de merecer resucitar y volver a Jerusalén para reinar.
    Nada de lo cual ocurrió. Estamos ante una historia semejante a la de los cultos del cargo y los profetas exitosos que lo defendieron. Curios...

  • Comentario por galetel 22.07.17 | 17:18

    Cansado estoy de explicarlo a los simplistas que no leen los evangelios: ¡hay que atenerse a los DATOS, no a la imaginación propia! Lo que describen los DATOS es que los familiares por su lado y los discípulos por el otro, esperaban que Jesús fuese un mesías davídico exitoso, pero la actuación y predicación de Jesús, mansa/temeraria primero, sin huir ni defenderse después, los defraudó hasta el punto de que unos lo creyeron loco y los otros acabaron negándolo y abandonándolo, antes de la Crucifixión. A continuación, sin embargo, lo creyeron triunfante como Mesías daniélico, lo contrario –en esencia- al davídico exitoso que ellos habían imaginado. Está en los evangelios, no en la imaginación.

  • Comentario por Elias 22.07.17 | 15:46

    Lo siento galetel ... nos pinta siempre una escena sacada de QUO VADIS...uniforme y edulcorada que se adapte a su imaginacion..Los familiares (pero no sabemos quienes y por cuanto tiempo) estaban mosqueados antes de la crcifixion ... los discipulos..expectantes por ver por donde salia el tiro. :Despues del fracaso no estsban en disposicion de inventarse nada." Uff yo creo que es al reves . Mi imaginacion me dice que si soy seguidor un poco fanatico de un lider carismatico caido en desgracia puedo inventarme todo .. Fijese U d. en los seguidores de Chavez estoy seguro que algunos ya lo han visto resucitado.

  • Comentario por galetel 21.07.17 | 17:46

    No, Rawandi. He intentado explicar muchas veces que, según los DATOS, los discípulos y los familiares de Jesús ya estaban completamente decepcionados bastante antes de la Crucifixión. No estaban en disposición de inventarse nada, al contrario; su disposición era ADVERSA a esperar una resurrección de Jesús, y mucho menos su exaltación a ser el Mesías daniélico. Eran más de cien personas, estarían frustrados, confusos, asustados, dispersos por distintos lugares de Judea y Galilea, antes de ¡acudir a reunirse en Jerusalén para esperar la vuelta triunfal del Señor celestial! ¿Por qué?

  • Comentario por Rawandi 21.07.17 | 17:16

    "A la muerte de Cristo, los discípulos, hombres simples, deforman sus enseñanzas, inventan misterios y ceremonias."

    Esta parte le encantará a Galetel.

  • Comentario por Rawandi 21.07.17 | 17:11

    "Mahoma obró tan a las claras como impostor político que no puede seducir a nadie mínimamente ilustrado."

    Cierto. Y sin embargo, antes de que termine el presente siglo el islam será la religión mundial con mayor número de seguidores. El cristianismo ocupará el segundo lugar.

  • Comentario por Moisés 21.07.17 | 16:49

    Dice "UN POCO DE SERIEDAD" (15:47): "... hasta la basura puede ser un festín para muchos". Claro: el escarabajo pelotero, por ejemplo.

    J.P. (11:40), señala perspicazmente lo de "tradicional" en este contexto a lo que habrá que añadir lo de "y se extrae de una lectura ingenua de las fuentes". Notando que las fuentes no parece que le parezcan mal, sino que es la lectura lo que se recrimina, seguramente sin pararse a pensar que "ingenua" es, en la primera acepción, "sin doblez". ¿Se puede pensar correctamente que da la impresión de que el autor defiende una "lectura" hipócrita, tendenciosa...?

    Porque leemos algunas cosas... especialmente de los que se consideran sabios y entendidos en estos asuntos...

  • Comentario por Un poco de seriedad 21.07.17 | 15:47

    " la trama política y guerrera del montaje mosaico es patente y grosera...."

    Lo que si es un montaje patético y una trama grosera es la de algunos autores que viven de manipular las creencias ajenas, de generar morbo en torno a lo sagrado, que siempre produce negocio.

    En fin...hasta la basura puede ser un festín para muchos.

  • Comentario por J.P. 21.07.17 | 11:40

    O sea, que aparte de tradicional (palabra nefasta!), encima le orna el antijudaísmo.

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Viernes, 18 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031