El blog de Antonio Piñero

No hay objeciones contundentes y definitivas contra la hipótesis de un Jesús sedicioso. “Jesús y la resistencia antirromana” (LXIX

08.04.17 | 09:01. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

Foto: Un libro de Joel Carmichael. Este defensor de la hipótesis del Jesús sedicioso es poco conocido. Solo este libro ha conseguido ver varias ediciones.

Antes de pasar a las conclusiones, F. Bermejo hace unas reflexiones finales sobre la ausencia real de objeciones que puedan considerarse definitivas contra la hipótesis de un Jesús sedicioso. En realidad –opina– no se ha propinado un golpe definitivo y fatal contra esta hipótesis.

Hay que afirmar claramente: la suma total de objeciones puede parecer impresionante, pero una vez examinada una a una con tranquilidad tales dificultades puede decirse que han sido desmontadas, igualmente una a una, en cuanto a su peligrosidad. No es que la hipótesis sea débil, sino que muchos estudiosos que parten de una posición a priori (“Está bien asentada la imagen tradicional de un Jesús pacifista”) se esfuerzan por convencerse a sí mismos de que la hipótesis contraria –el Jesús sedicioso–es muy frágil.

Ahora bien, la estrategia utilizada para defender esta idea no es correcta porque no se consideran todos los textos que proporcionan los Evangelios, sino que se escogen los que conviene omitiendo todos los demás. Lo que se achaca a los partidarios de defender la hipótesis del Jesús sedicioso (no citar los textos que no convienen) es lo que suele hacerse para defender la idea contraria.

Después de esta larga serie de postales puede concluirse que no hay ni un solo texto decisivo contrario radicalmente a la hipótesis del Jesús sedicioso. Y aceptamos totalmente la propuesta de que no se debe fragmentar la tradición evangélica, a menos que haya razones poderosísimas para hacerlo.

Si esta tradición presenta a) a un Jesús pacifista, pero b) también ofrece la imagen de un Jesús sedicioso a los ojos del Imperio y que está implicado en algunas acciones que suponen violencia, hay que explicar a) y b). No es un bien sistema científico aceptar solo a) y rechazar b) sin sólidas razones. Y la defensa de la hipótesis del Jesús sedicioso ha intentado aceptar tanto el Jesús pacifista (a) como el Jesús violento (b).

Recordemos que hemos propuesto que el Jesús violento se muestra preferentemente al final de su existencia, cuando se precipitan los acontecimientos en los que Jesús empieza a sospechar que su vida está en grave peligro. Tenemos que recordar que en postales anteriores sostuvimos que

1. Hubo una evolución espiritual en Jesús. Y esto los sabemos por dos razones

a) Los matices sediciosos aparecen con mayor claridad en las etapas finales de su vida. Son ante todo los últimos días en Jerusalén
b) El pasaje de Lc 22,36 (“El que no tenga espada que venda su manto y compre una espada”) es el testigo de un cambio en la actitud de Jesús. Hay varios pasajes del Evangelio que indican que, como el momento decisivo en Jerusalén se acercaba, Jesús se tomó algunas situaciones críticas y adoptó algunas graves decisiones. Así, consúltense los pasajes ya citados: Mc 14,33-35; Mt 26,37-39; Lc 22,43-44. Jesús estaba en realidad angustiado y hubo de tomar decisiones que antes, en su vida pública, no había adoptado porque no se había presentado una situación de angustia y acoso como el de sus últimos días en Jerusalén.

2. Y refiriéndonos sobre todo a la cuestión clave del amor a los enemigos proclamado en Mt 5,38-48 hemos afirmado que entre el texto de Mt 5,38 – 48 y una postura sediciosa de Jesús no hay en el fondo contradicción alguna si se examina todo el texto del Evangelio de Mateo.

“De hecho” –escribe Bermejo– “las dos antítesis finales del Sermón de la Montaña solo tienen sentido pleno no en el ámbito político (o al menos no primaria y específicamente en este terreno, ya que Mt 5,44 no se refiere a oponentes políticos), sino más bien en un contexto de interacción social y local, y más probablemente en conflictos que estarían relacionados con las dificultades económicas de ciertos grupos que se estaban deteriorando debido precisamente a la imposición rigurosa de tributos por parte de los gobernantes clientes del poder romano (Herodes Antipas en Galilea)”.

“Si esta lectura es correcta, el dicho ‘Amad a vuestros enemigos’ no estaba dirigido a los enemigos políticos, sino que, paradójicamente, expresaba una forma de resistencia a la dominación extranjera opresora a través de las relaciones sociales constructivas que se caracterizaban por la asistencia mutua y un espíritu de solidaridad dentro del grupo oprimido” (pp. 91-92).

Con otras palabras: no hay que romper en pedazos, no se puede compartimentar lo que la tradición mantiene unido (las dos imágenes: un Jesús pacifista y un Jesús sedicioso, a no ser que tengamos muy buenas razones para hacerlo. A menos que podamos estar absolutamente seguros de que hay una contradicción insuperable entre declaraciones solo contradictorias a primera vista, el procedimiento habitual que consiste en rechazar la hipótesis de un Jesús sedicioso es simplista y arbitraria porque no tiene en cuenta toda la información que proporcionan los Evangelios.

Estos razonamientos conclusivos me parecen muy interesantes. El próximo día concluiremos con esta reflexión que anima a intentar explicar todos los textos y nos solo una parte. Nos zambulliremos luego en el ámbito de las concusiones finales.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.ciudadanojesus.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por acs 11.04.17 | 23:38

    Estamos hartos de decir que Jesús no amenaza a nadie, simplemente avisa de lo que va a ocurrir.
    Jesús no es un sedicioso violento que proclame la lucha contra el enemigo sino un profeta de los valores del reino que pide la conversión a todos para que el reino llegue con toda su plenitud.
    Considera que el reino se manifiesta en sus obras de sanación física y moral y no condena a nadie sino que invita a la conversión.
    Eso no significa que el contrapunto del celota violento armado sea un ñoño flower power, puesto que se trata de un profeta que denuncia la injusticia constantemente, cosa que molesta a los poderosos, que no dudan en quitárselo de en medio.
    Pero no hay ningún indicio de un Jesús violento que proclame la violencia, ni la venganza, ni el odio, sino todo lo contrario, un Jesús que denuncia la injusticia y que pide la conversión de los injustos a la justicia y la misericordia a imitación del Padre para que se haga su voluntad, según sus propias palabras.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 11.04.17 | 19:34

    .....la sana racionalidad de índole positivista y no queda sino decir "amén".

    Puede ser,en efecto,puede el Cristo de la fe no constituir otra cosa que un constructo mítico,pero el caso es que si desde una racionalidad no dogmática analizamos la cuestión resulta que al cabo caeremos en la cuenta de que ninguna afirmación categórica y definitiva es realmente posible emitir en este sentido dando por clausurado inapelablemente el tema.En lo que a mí respecta,desde luego,me reservaré muy mucho el antecitado "amén".

    O sea,conveniente tener clara consciencia unos y otros de que, más allá de discrepancias sobre cuestiones puntuales,se da una discrepancia de fondo que a la larga imposibilita cualquier acuerdo igualmente de fondo,más allá de posibles acuerdos puntuales.



  • Comentario por Luis Enrique Antolín 11.04.17 | 19:15

    Se ha hablado de que "no gusta que se desmonte el mito del......Jesús divino". Lo llamaré el Cristo de la fe, denominación ya más o menos establecida para mayor precisión y solventar posibles equívocos que necesitarían de unas matizaciones y desarrollos bastante largos y que,por otra parte sonarían a música celestial a determinados oídos que ni siquiera iban a intentar no diré que compartir pero sí al menos comprender.

    Se da por sentado de principio que se trata de un mito.He aquí el quid de de todo ésto del Jesús sedicioso o del que desde el judaísmo se pretende recuperar como integrante de su patrimonio histórico-cultural. Llevo repitiéndolo hasta la saciedad,por ejemplo en este caso de las postales exegéticas del Jesus sedicioso,lo que las fundamenta y justifica en último término es justamente eso,el proclamar y dejar bien patente el carácter mítico del Cristo de la fe.

    Así lo decreta,bajo pena de excomunión de la racionalidad, la sana racionalidad de...

  • Comentario por J.P. 11.04.17 | 12:10

    Y terminando con David, el que no hace ataques ni presupone actitudes personales, lleva ya mucho tiempo sin responder a una pregunta (luego se queja de que me cause hastío esta historia).

    ¿DÓNDE DEFIENDO YO UN JESÚS DIVINO, UNIVERSAL Y AMOROSO?

    A ver si en mayúsculas ya se cosca, el tío.

    Que ya está bien lo que hay que aguantar.


  • Comentario por J.P. 11.04.17 | 12:07

    Sobre el Jesús sediento de sangre (romana, se entenderá): primero, he intentado localizar dónde lo escribí y no lo consigo. Buscando como site:blogs.periodistadigital.com/antoniopinero.php sediento de sangre j.p., solo aparece la acusación de David y su bromita infantil.

    Aun cuando lo haya escrito, primero existe la hipérbole en el discurso retórico así como la reducción al absurdo. Pero aunque se nos diga que no aparece en ningún lado expresamente, se deduce en cuanto se equipara a Jesús con el mesías guerrero y se acepta que describen a Jesús el exterminio de 6000 soldados, el deseo de que caiga fuego y azufre sobre dos poblaciones, que predica ser cruel y matar sin piedad al enemogo (así Manuel), que las legiones angélicas barran a los romanos, etc.

    ¿Ah, que son solo imágenes?

    Lo que llevo diciendo más de tres meses y como quien oye llover.

    Pero no. Aquí hay que matar al mensajero.


  • Comentario por J.P. 11.04.17 | 11:57

    " debatible sin aspavientos ni alusiones personales en las que se presume no sé qué historias"

    A ver si empieza quien se quiera sentir aludido por atribuir motivos personales a quienes no están de acuerdo con la tesis que les gusta. Y ya veo que es imposible ¿no, David?

    Ya se han indicado claramente por qué se dice sangre y fuego. Si ustedes piensan que es peyorativo o caricatura, insisto, eso es una apreciación personal, ya que lo único que describe esa locución es cómo se desempeña una lucha. Si con los ejemplos de los diferentes pasajes que se aducen para mostrar un Jesús violento, el Apocalipsis, etc. en las que se habla de esa guerra sin cuartel piensan que es una caricatura, no quiero ni pensar qué sería para ustedes esa guerra.

    P.D.: crueldad y ejecución sin piedad... ¿No es a sangre y fuego? Pues no me hablen, de amas de casa (quienes también pueden luchar a muerte y déjense de tontadas con las caricaturas.

  • Comentario por David Mo 11.04.17 | 10:58

    Pues la cosa se refiere menos a mí, que admito incluso la posibilidad de que la imagen del Jesús armado fuera aducida por enemigos del cristianismo y que en los evangelios se tratara de responder a esa imagen mediante la corrección de supuestos dichos del Mesías.
    No creo haber retrocedido ni un punto. Y ahora mismo estoy leyendo el artículo de Bermejo con más atención y todavía no he descubierto nada compatible con esa imagen de asesino hirsuto que Uds. le endosan. Incluso alguna crítica a Brandon por ir demasiado lejos y hablar de Jesús como el jefe de un partido de zelotas. Así que creo que lo mejor es que cuando hablemos de la cuestión no tratemos de hacer caricaturas.
    Sigo pensando que las reacciones desmedidas al "Jesús armado" se deben, igual que al Jesús judío en muchos casos, a que no gusta que se desmonte el mito del Jesús universal y amoroso. O sea, el Jesús divino.

  • Comentario por Manuel 11.04.17 | 08:38

    pasada la contienda. Y si eso pasa en pleno siglo XIX, en plena apoteosis (de la mentalidad) mesiánica-apocalíptica, los líderes, a un tiempo religioso-nacionalistas y moralistas (para los propios), eran servidores de Yahvé.
    Y ello, repito, no le quita un ápice de valor -para su tiempo y lugar, para su momento histórico-político- a sus presuntos aportes morales o filosóficos. Otra cosa es que pretendamos que existen maestros infalibles y doctrinas válidas para todo tiempo y lugar sin precisar idealizaciones y arreglos que las actualicen y mejoren. No, con ese cúmulo de frases.
    El ideal no deja de ser teocrático, nacionalista, anhelante de imperio sometedor (reléanse las profecías ubicuas), impositor para los otros (personas de los pueblos a someter), además de los traidores internos (cabritos, ricos...).
    Por cierto, no se me ocurre mentar el Apocalipsis. Parece una obra judía escrita en plena Guerra a la que se le incorporaron (ya sobre el 90-91) 4 capítulos cristiano...

  • Comentario por Manuel 11.04.17 | 08:31

    JP:
    Mi frase es exacta, textual y la suscribo. Si la ve incompatible con cualquier otra, y en concreto con mi último comentario (10.04.17 | 18:23), Vd me dice en qué.
    No, no he recurrido (hablo por mí, ya que el plural -ese "vosotros"- no me compete) a imágenes violentas y destructoras... Salvo que se refiera a las palabras que los evangelistas ponen una y otra vez en boca de Jesús.
    No considero que Jesús llegara a matar a nadie, si esa era su duda. ¿Que, a tenor de lo que conocemos eran más pro-zelotes que pro-saduceos? Parece claro, pero es debatible sin aspavientos ni alusiones personales en las que se presume no sé qué historias.
    En España hasta las amas de casa salieron a la calle cuando se corrió la voz de que se llevaban al príncipe real, muchos españoles de a pie se enfrentaron a las tropas francesas, con cuchillos incluso; se lincharon a colaboracionistas y hasta hubo ensañamiento contra muchos "afracesados" completamente inocentes fueron ejecutados pas...

  • Comentario por J.P. 10.04.17 | 20:34

    Luis Enrique: ",han recurrido en sus exposiciones a imágenes tan violentas y destructoras,francamente no entiendo a que vienen esos remilgos a la hora de acusara nadie de utilizarlas de forma interesadamente malévola y caricaturesca.Hagan memoria,recuerden en cuantas ocasiones han incurrido en esta "malévola" caricaturización."

    Exacto. Como el propio MNuel que escribió "Pero es que se podía ser moralmente escrupuloso hacia dentro y exigente hacia los judíos, y pasar del daño colateral a los enemigos de Yahvé (y del prójimo con el que éste exige una conducta moral, al tiempo que crueldad y ajusticiamiento sin piedad de sus enemigos)"

    Les molesta que se les ponga un espejo y se les diga que han cargado demasiado la mano.

    Y claro, toca recular, pero acusando al que les dice "¿ande vais, criaturas?"

    Eso sí, a uno le pueden acusar de lo que les vena en gana y encima le dicen que se calme

    Maniobras retóricas de ópera bufa.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.04.17 | 19:35

    En cuanto se refire a un texto ya neotestamentario como el Apocalipsis,recordar que en alguna de las postales de esta serie se adujo como supuesta prueba del Jesús violento,o al menos,de la memoria de él como tal entre sus seguidores.Repito,el que alguien utilice la expresión "a sangre y fuego" para caracterizar la imagen del Jesús sedicioso y violentamente antirromano que Bermejo y su incondicional seguidor Piñero nos pretenden vender resulta perfectamente pertinente pues en suma por ahí "van los tiros" de la dicha imagen en venta. O sea,que menos reproches injustificados y menos lobos,Caperucita.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.04.17 | 19:21

    En el lenguaje bíblico veterotestamentario la imagen por antonomasia de la destrucción de los "enemigos de Dios" es la de Sodoma y Gomorra,y es ésta la que de una forma u otra se aplica,por ejemplo en el lenguaje profético,a la venganza divina ejercida sobre otras ciudaes o pueblos enemigos de Dios. Ya en el NT es en efecto la que se recoge en el Apocalipsis,la que los discípulos invocan cuando reclaman castigo contra las poblaciones que rechazan sin ambages a Jesús,quién por cierto no lo admite y digamos que lo deja a Dios no en el ahora temporal sino en el tiempo decisivo del Juicio Final.

    Y sí,ustedes,los que llamaré no proclives al cristianismo,han recurrido en sus exposiciones a imágenes tan violentas y destructoras,francamente no entiendo a que vienen esos remilgos a la hora de acusara nadie de utilizarlas de forma interesadamente malévola y caricaturesca.Hagan memoria,recuerden en cuantas ocasiones han incurrido en esta "malévola" caricaturización.

  • Comentario por Manuel 10.04.17 | 18:23

    Comparto el comentario de David_Mo. Sedicioso desde el punto de vista de los romanos, tal como se está defendiendo en estos posts no significa "asesino" o algo parecido. Y es un concepto perfectamente asumible sin que el sedicioso pierda puntos ni su seguidor se sienta injuriado por entender que se le está juzgando condenatoriamente desde el punto de vista actual idealizado (feminista, universalista pacifista), que tampoco es para tanto (no se suele ser universalista ni pacifista cuando hay un conflicto militar, una colonización, una ocupación, etc.). Todo lo contrario. No hay más que descripción. Cuando vemos que hasta un filósofo de primera como Aristóteles, un prohombre ecuánime, científico y liberal como Darwin, o el gran Pasteur fueron alguna de esas cosas en alguno de sus escritos, discursos o actividades, no tenemos por qué juzgarlos ni considerarlos peores personas.
    En la Guerra de la Independencia española. ¿Dejaron de ser patriotas para ser asesinos...?

  • Comentario por David Mo 10.04.17 | 16:41

    ... al máximo los aspectos violentos. Cuando Ud. les acusa de defender a un Jesús con el cuchillo en la boca y empapado en sangre hasta las cejas, está haciendo una caricatura. Lo siento, pero es así.

    Si Ud. ve insultos en algo de lo que le acabo de decir o haya dicho antes, no sabe cuánto lo siento. Pero no cambio ni una coma. Ni nunca creo haber puesto en duda su preclara inteligencia o su amor acreditado a la verdad verdadera. Sólo que se ofusca de vez en cuando. No se preocupe. Eso le pasa a cualquiera, sobre todo cuando ve que le tocan las creencias más íntimas, que a lo mejor es su caso.

  • Comentario por David Mo 10.04.17 | 16:29

    JP:Cálmese hombre.
    El texto que Ud. cita dice que el Apocalípsis habla de esas vestiduras teñidas en sangre. La imagen es potente pero referida al particular lenguaje simbólico del texto. Desde luego que si hay guerra hay sangre y también es imposible entender lo que va a pasar el Día del Juicio sin sangre y fuego. Pero la expresión " sangre y fuego" quiere decir algo más. ¿Ud. definiría a los resistentes franceses como "ávidos de sangre" y que predicaban la "destrucción de los alemanes a sangre y fuego"? Pues si lo hace así, se le vería el plumero germanófilo, ¿no? Es que según que palabras se usan uno se apunta a unas cosas u otras. Ningún manual de historia dice que Viriato era una persona "ávida de sangre" y que llamaba a pasar a los romanos "a sangre y fuego".
    Si Ud. lee a los defensores del Jesús armado. verá que se limitan a consignar la posibilidad de un Jesús resistente, en muchos grados de resistencia, y a veces -Piñero- minimizando...

  • Comentario por J.P. 10.04.17 | 12:09

    Pro memoria, por ejemplo, el 16 de enero se escribió en el post:

    28. «El libro del Apocalipsis ha conservado el recuerdo de una concepción de Cristo como el feroz guerrero por excelencia: que va a luchar con los santos que van a vivir con él al final de la historia humana, y está " vestido con una ropa teñida en sangre».

    Y la imagen del mesías guerrero de ese post, que se le echa encima al personaje de Jesús sin matuz alguno, no es la de un caballeroso general del siglo XVIII.

    Así que déjese de tonterías y de ataques personales contra los comentaristas.

    Si es que puede, que una vez pillada la pendiente...

  • Comentario por J.P. 10.04.17 | 10:42

    David Mo: siga Vd con sus prejuicios.

    ¿Molesto con la hipótesis y que quiero desacreditarla? Que usted esté dando palmas hasta con las orejas con esta tesis no significa que a otros, a mí, me moleste.

    Ha dado el peso definitivo para perder todo el crédito intelectual que pudiese tener.

    A sangre y fuego... Será peyorativo para Vd, caballero, pero comprenderá que otros no nos la cojamos con papel de fumar y que cuando de nos presenta a un Jesús que pide ser cruel con los enemigos y ejecutarlos, que espera que una legión angélica acabe con el enmigo, etc. da igual si se cumplen supuestas e inexistentes reglas en la guerra de la antigüedad. La guerra que se nos ha mostrado se libra a sangre y fuego (¿no es eso lo que se nos dice que pide sobre Corozaim y Betsaida? ¿No extermina a una piara de cerdos-legión? ¿No son así las guerras en los textos que aquí se han mostrado sobre el mesías judío?)

    Pues déjense de eufemismos.

  • Comentario por David Mo 10.04.17 | 08:20

    ... no debería extrañarles que su profeta fuera asociado a arrasar ciudades "a sangre y fuego". Corazín, Betsaida y Cafarnaum, ya sabe. Que, según él, quiero decir el de los evangelistas, la justicia divina era de armas tomar, si se me permite la expresión en este contexto.

  • Comentario por David Mo 10.04.17 | 08:13

    JP: la expresión "a sangre y fuego" tiene un matiz peyorativo: extremadamente violento. Entrar a sangre y fuego en una ciudad es saquearla brutalmente. No sabemos si, en el caso de que los indicios en ese sentido sean ciertos, Jesús predicaba una masacre en toda regla o una batalla de acuerdo con las honrosas reglas de la caballería. Así que aumentar los calificativos violentos es una opción muy poco neutral y de su propia cosecha. Uds. utilizan este tipo de enunciados persuasivos ("sediento de sangre", dijo Ud. en otra ocasión) porque están molestos con la hipótesis y quieren desacreditarla. Pero lo correcto sería utilizar enunciados descriptivos y no jugar con el lenguaje.
    Por otra parte, el personaje evangélico, tenía una vena violenta que a Uds. no les gusta que se les recuerde, pero que es patente en sus amenazas contra los que no le siguen, en sus insultos y en alguna pelea a zurriagazos. Yo no creo en nada de eso, pero a los creyentes ...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.04.17 | 03:27

    ....de su ideología cientifista (hasta dónde cabe considerar ciencia a la historia,y no digamos en casos como el del hecho cristiano, es otra cuestión), ideología que se pretende capaz de dar razón suficiente de todo y de todo dejarlo atado y bien atado. Los cabos sueltos se ignoran o se desprecian,ya se sabe,si los hechos no encajan con una teoría supuestamente válida y útil, y para Bermejo-Piñero pareciera que "les va la vida" en ésta del Jesús sedicioso,pues peor para los hechos,algo así como ese lema de la prensa sensacionalista de no permitir que la verdad estropee un "buen" titular.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.04.17 | 03:12

    Ya sabe,Galetel,el Imperio tenía cosas más importantes de qué ocuparse,así concluía la postal de hace unos pocos días que Piñero dedicó a esta objeción.postal,por cierto,con argumentación ejemplarmente endeble,como es lógico pues resulta imposible intentar justificar lo injustificable.

    Más de una vez he utilizado la expresión "cabos sueltos" para referirme a no cuadra con una explicación inequívoca e incuestionable de un hecho o un acontecimiento.No he tenido reparo en admitir que en el hecho cristiano a mí mismo me quedan,yo mismo percibo,cabos sueltos,algo que,por otra parte,me sucede con casi todo en la vida,la individual tanto como la colectiva.

    Sin duda la cuestión que usted,Galetel,plantea representa un "cabo suelto" de mucho peso e importancia en lo que respecta a la tesis del Jesús sedicioso violentamente antirromano. Pero no,quienes con tanto denuedo propugnan esta tesis están incapacitados para admitir cabos sueltos,se lo impide la propia dogmática.....

  • Comentario por galetel 10.04.17 | 00:45

    Resulta bastante claro de los datos (Josefo) que los principales judeocristianos (Santiago, etc.) no eran perseguidos a muerte como peligrosos antirromanos fichados por la autoridad romana, sino por la autoridad judía (en la medida en que esta podía) por proclamar que Jesús era el Mesías daniélico (blasfemia penada con lapidación). ¿Cómo es posible que antes de la muerte de Jesús hayan sido estos MISMOS hombres unos violentos antirromanos? ¿Cómo pudieron cambiar tanto y convencer de ello a la autoridad romana? ¿Y por qué los perseguía la autoridad judía, después de la muerte de Jesús?
    ¿Es esto parte de una objeción contundente definitiva contra la hipótesis Bermejo-piñeriana?

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 09.04.17 | 19:31

    ....así como la obligación de no incurrir en ese citado "quodlíbet" a instancia de sus particulares prejuicios y conveniencias ideológicas creo resulta especialmente resaltable.

    Desde luego ello no se cumple,protestas aparte de Piñero en sentido contrario, en el caso de estas postales. Demasiado notoria la posición anticristiana de Bermejo,que tanto ha jugado en este blog a "enfant terrible pour épater le chrétien" como para tomarse en serio cualquier pretensión de objetividad, siendo por cierto que la supuesta "revelación", el "eureka", del Jesús sedicioso por mor de la hermeneútica de los patrones de recurrencia no viene sino a incidir en la tesis previa de quién ya hace tiempo calificó de "cuento chino" la presencia en los relatos evangélicos de la decisiva participación del Templo en la condena de Jesús.

    ¿Tan extraño resulta el que en todo ésto algunas personas no veamos sino una especie de pamema?.Significativo,sí,el seguidismo incondicional de Piñero.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 09.04.17 | 19:00

    .....igualmente notorio el que la ausencia de tal perspectiva, perspectiva que no necesariamente ha de ser compartida pero que sin duda requiere ser comprendida,desemboca en interpretaciones arbitrarias,"quodlíbet" por utilizar expresión tan frecuente en Bermejo,tales las que Bermejo-Piñero sostienen denonadamente en estas postales, con tanta,demasiada,frecuencia habiendo de recurrir, de manera facilona, al contratexto,a las deliberadas tergiversaciones y/o deletéreas influencias paulinas por parte de los redactores evangélicos para sustentar sus tesis.

    No se trata,pues,insisto,de compartir el discurso cristiano,sí resulta exigible en cambio el intento de su comprensión,de saber de "qué va", algo exigible a cualquiera que se avenga a emitir opiniones sobre él y,muy en particular,a quienes son oficialmente reconocidos como académicos expertos en el tema, caso de Piñero y Bermejo.La necesidad y obligación de pensar claro y distinto por parte de ellos así como ...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 09.04.17 | 18:35

    Continuamos glosando."No hay que romper en pedazos, no se puede compartimentar lo que la tradición mantiene unido". Cierto,indudablemente,pero ésto es en suma lo que se ha venido haciendo a lo largo de todas estas postales,el énfasis y la relevancia asociados a determinados pasajes,generalmente sacados de contexto e interpretados a conveniencia, en detrimento de una consideración global de la imagen de Jesús presentada en los Evangelios,y en el conjunto general del NT.

    Repito lo dicho mucas veces por mí, lo que denomino por simpl fiicar el hecho Cristo tiene al personaje mismo de Jesús por eje central,por piedra angular,pero no se limita a él,a su biografía individual,sino que ,a partir sin duda de ésta misma,la transciende en su significación última y definitiva (es tema que ,llegado el caso,trataré más ampliamente en otra ocasión).Notoria resulta la incapacidad para tomar conciencia de éllo por parte de un tipo de exégesis como el de Bermejo-Piñero, igualmente....

  • Comentario por acs 09.04.17 | 11:19

    Pienso que el cambio que parece que se dio al final de su vida fue el del concepto de mesías como alguien que toma el poder -cosa que él, como profeta de los valores del reino, rechazaba- a un mesías daniélico compatible con los valores del reino que él proclamaba, que cambia poder por servicio y está dispuesto a llevar a cabo esa misión de ser fiel a la voluntad de Dios, a pesar de lo que se le venga encima, actuando como catalizador para que el reino llegue a su plenitud.

  • Comentario por galetel 09.04.17 | 10:31

    Pienso que lo primero que debe explicar cualquier hipótesis sobre Jesús, es cómo y por qué llegó a ser considerado el Mesías daniélico y adorado en calidad de tal por sus discípulos (Pedro, Juan) y sus familiares (Santiago).
    La hipótesis de un Jesús sedicioso no lo explica, en absoluto. Sin embargo, esos son los datos. Si esta no es una objeción contundente y definitiva, no sé cuál pueda serlo.

  • Comentario por Celestión 09.04.17 | 06:44

    Porque además, con palíndromo o sin palíndromo, ¿dónde está el caballo de Jesús? Si hasta tuvieron que buscarle un pollino para hoy,

  • Comentario por Celestión 09.04.17 | 06:42

    "Si esta lectura es correcta, el dicho ‘Amad a vuestros enemigos’ no estaba dirigido a los enemigos políticos, sino que, paradójicamente, expresaba una forma de resistencia a la dominación extranjera opresora a través de las relaciones sociales constructivas que se caracterizaban por la asistencia mutua y un espíritu de solidaridad dentro del grupo oprimido” (pp. 91-92). afirma Bermejo.
    Pero olvida la MILLA y la MEJILLA en el mismo pasaje, que se refiere inequívocamente a los romanos.
    Aunque ustedes le den capciosamente la vuelta, como apunta galetel.
    En definitiva, que no, que Jesús no pretendió ser Mahoma, ni el Cid, ni ningún cabecilla guerrero, por mucho que dándole la vuelta os diga: SEDICIOSO OS OÍ, CID ES. (--->

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 09.04.17 | 04:32

    .....el Reino de Dios y con veleidades mesiánicas él mismo,se supone que ha de mantener una postura de violencia antirromana desde el inicio,incluso ésta como impulsora y soporte de las tales veleidades, como Yahvé manda y asimismo la historiografía científica que ha establecido ferréamente el arquetipo de lo que necesariamente cumple ser a un judío del siglo I.

    O sea,que Jesús se achantaría cobardemente al final por verse en peligro y reactivamente devendría en violento sedicioso antirromano con finalidad defensiva a fin de preservar su vida,contando para ello con un par de espadas y un exiguo pero contundente ejército de desarrapados superhéroes.Bueno, pós vale.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 09.04.17 | 04:16

    Continúa la glosa de frases o párrafos entresacados de la postal."Después de esta larga serie de postales puede concluirse que no hay ni un solo texto decisivo contrario radicalmente a la hipótesis del Jesús sedicioso". Un pequeño apunte inicial relativo al término "hipótesis" utilizado desde hace varias postales hasta acá, simplemente señalar el cambio de denominación de lo que al principio fue denominado con toda claridad como "tesis".Quede simplemente apuntado.

    Diría que se han señalado muchos textos,pero,en,fin.....Lo que realmente no se ha señalado en esta larga,larguíiiiisima, serie de postales,es ningún texto que la confirme o avale,más allá del extremado voluntarismo interpretativo de los exégetas "sedicionistas".

    "El Jesús violento se muestra preferentemente al final de su existencia cuando.....empieza a sospechar que su vida está en grave peligro". ¿En qué quedamos?, aquí se da una incongruencia y contradicción. Un tipo con veleidades de proclamar e...

  • Comentario por galetel 09.04.17 | 01:51

    ¿Cuál sería una objeción contundente y definitiva contra la hipótesis de un Jesús sedicioso?
    -Ninguna. Porque a cualquiera que lo parezca se le puede sacar la vuelta con una argucia.

  • Comentario por procestoc 08.04.17 | 21:34

    Gracias por la aclaración, J.P.
    Un saludo.


  • Comentario por Un poco de seriedad 08.04.17 | 21:11


    " ...sino que muchos estudiosos que parten de una posición a priori ... se esfuerzan por convencerse a sí mismos de que la hipótesis contraria –el Jesús sedicioso–es muy frágil "

    Es que es bastante evidente que los partidarios del Jesús sedicioso parten de una posición a priori. Y si, se esfuerzan por convencerse de que han tumbado la posición contraria; pero la verdad es que no han conseguido hacerle ni un simple arañazo despues de tanta parafernalia.

    Solo consiguen demostrar que les impulsa un interés primario.


  • Comentario por J.P. 08.04.17 | 20:56

    Muy sencillo: violento es un tío que asalta y le mete una guantada a otro "por la face". O un hooligan alcoholizado que queda con otros como él para zurraese la badana. Y ahí acaba la cosa. Si lo mata, es un asesino.

    Un sedicioso violento con grupo armado que predica lucha y hostilidad contra el hostes, que pide fuego del cielo para arrasar ciudades, que despeña una legión por un acantilado, etc., lo que hace es predicar una guerra de liberación contra Roma; santa, para más añadidura.

    No es un gachó que ha tenido, él y sus muchachos, un encontronazo en el Templo, aunque hayan intercambiado unas bofetadas.

    Como ya cité dos veces aquí (Mommsen), seditio engloba otros supuestos para nada violentos.

    Pero tal y como se ha presentado esta tesis aquí, solo hay una definición.

    Así que fuera eufemismos.

  • Comentario por procestoc 08.04.17 | 20:11

    J.P., a veces me pierdo con usted. No sé como interpretar su último comentario.

    AntonioL, historia y Flavio Josefo no casan especialmente bien cuando hablamos de Jesús.

    Un saludo.

  • Comentario por antonioL 08.04.17 | 19:52

    Hay que señalar -aspecto que Piñero no reconoce- que Jesús es acusado no sólo de incitar al pueblo de no pagar los impuestos (aspecto discutido), sino también de atribuirse títulos religiosos, aspecto que para el sanedrín considera blasfemia aspecto que no debe de ser minusvalorado, pues dichos títulos conllevan una relación con la reforma o purificación del Templo sino hasta su destrucción.

    ¿Por qué Jesús es crucificado como sedicioso, y sus discípulos quedan intactos? ¿por qué no es detenido únicamente como el Bautista? Es evidente que el Bautista no hizo señalamientos al templo, sólo reunió multitudes.
    Sobre el uso de espadas es algo desproporcionado, pues se sabe que los caminos de Galilea y Judea eran peligrosisimos por asaltantes y bandoleros. podían ser armas de defensa personal.

  • Comentario por antonioL 08.04.17 | 19:43

    La historia nos dice en especial por Flavio Josefo, pero también por historiadores romanos de la época, que Roma aplicaba la crucifixión a los rebeldes contra el Imperio, no tenían una policía secreta que sistematicamente desmantelara a los grupos insurrectos por sus cabecillas, era más bien en el campo de batalla una vez que se levantaban en armas donde los detenían y apresaban en grupo. Sin embargo, también cuando las autoridades romanas se enteraban de algún posible lider que congregaba a la población, ya sea con un mensaje religioso o francamente liberador, como en el caso de Juan Bautista eran detenidos. En ese aspecto Juan Bautista fue detenido por temor a un levantamiento, más no por ser el líder de un ejercito revolucionario.

    Para Jesús, ni fueron detenidos sus discípulos, aspecto que roma no perdonaba en caso de levantamiento armado, ni fue ejecutado como el Bautista

  • Comentario por antonioL 08.04.17 | 19:36

    Ni que los dichos o discursos sobre amor al prójimo se contradigan, por la sencilla razón de que Jesús es un mesias restaurador de las promesas de Dios al pueblo de Israel, antes que todo en una línea religiosa y no militar.

    Que la religión y la política eran inseparables, sí, pero hay que diferenciar y no caer en un reduccionismo o generalismo estéril.
    por otra parte Piñero tiene razón en no menospreciar los textos dónde se habla de espadas, etc. pero ver en esos textos a Jesús como líder de una guerrilla es bastante inverosímil, por la sencilla razón -y aún desconfiando en su totalidad de los evangelios como testimonios veraces- que las fuentes externas o mejor la única fuente externa -Flavio Josefo- señala que Jesús fue puesto por el sanedrin y no despedazado por Roma junto sus apostoles, dicho aspecto derrumba toda reconstrucción de Jesús sedicioso.

  • Comentario por antonioL 08.04.17 | 19:28

    Hay una tremenda confusión entre lo que Jesús realizó -según los evangelios- y el contexto histórico de lo que se esperaba del mesias en el ambito popular. Pero también hay una yuxtaposición entre pacifico, revolucionario y violento.

    Lo único que se puede aceptar por parte de Jesús como no pacifico, aspecto que no significa ser sedicioso contra Roma- es la expulsión de los comerciantes del Templo Institución Judía donde reside la legitimación religiosa-ideologica del Sanedrin. Evidentemente el Sandedrin era colaborador para mantener en orden la dominación del imperio.

    Lo anterior no significa ni que Jesús sea un sedicioso contra Roma en sentido mesianico, a pesar que los esenios consideraban impuro al Templo o mejor dicho a sus administradores, Jamás ninguna figura rebelde judía hizo tal hazaña contra el templo.

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Domingo, 23 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930