El blog de Antonio Piñero

Toda biografía de la Antigüedad debe ser severa y críticamente analizada. Jesús y la resistencia antirromana (LXI)

19.03.17 | 08:41. Archivado en Jesús histórico,

Foto: Dale C. Allison. Entre los historiadores confesiones –es presbiteriano– es uno que sostiene tesis bastante compatibles con las expuestas en esta serie.

Escribe Antonio Piñero

Vamos a concentrarnos ahora en los momentos finales de la vida de Jesús, muy importantes para caracterizar su figura. Y aquí es donde el investigador independiente cae más en la cuenta de que se exige mucho cuidado a la hora de extraer datos de los documentos que tiene a su disposición, los Evangelios, dado el carácter sesgado y propagandístico de ellos, que se corresponde muy bien con el tipo de biografía que se hacía en la época que consideramos. A ningún historiador se le ocurre aceptar todos los datos que aparecen en las “Vidas Paralelas” de Plutarco. Ningún estudioso admite sin crítica las noticias sobre las vidas de los filósofos de Diógenes Laercio. De ningún modo tratamos todo el texto de la “Vida de Apolonio de Tiana” aceptando todo lo que diga Filóstrato sin someterlo a escrutinio, e igualmente no miramos con ojos crédulos, ni mucho menos, la “Vida de Pitágoras” de Porfirio. Pues si es así, tampoco se admite sin crítica lo que nos dicen los Evangelios que pertenecen al mismo estilo biográfico ensalzatorio.


Y aquí tenemos el fundamento del porqué hay pasajes y datos que parecen al historiador aceptables, atendibles, y otros que no puede admitir por incongruentes, contradictorios o no encajables con lo que se ha establecido ya como firme. No se puede explicar detenidamente la metodología crítica de este proceso de selección, de aceptación y rechazo porque nace del ejercicio del sentido común, del conocimiento de la época y sobre todo –en el caso de una “biografía”–, de los rasgos previamente adquiridos del sujeto biografiado por la investigación previa y que parecen sólidos. A partir de una estructura firme se van agregando otros datos proporcionados por el criterio de coherencia.

En el caso de los últimos días o semanas de la vida de Jesús hay contradicciones entre los Evangelio o inverosimilitudes notables que nos llevan a ponernos en guardia. Fernando Bermejo se ha encargado en sus diversos artículos dedicados al final de la vida de Jesús (y que como he dicho y repito, están al alcance de todos: pueden encontrarse en Academia.edu).

Así, señala Bermejo cómo es inverosímil, entre muchos otros, y que debe estudiarse:

· Por qué un Jesús, políticamente inofensivo, declarado inocente por el prefecto romano (Mc 15,5.10 y par.; lavatorio de las manos de Pilato: Mt 27,24, independientemente si este rito pudo verosímilmente ser ejecutado por un prefecto imperial). Conociendo a Pilato por otras fuentes, Filón de Alejandría sobre todo, es increíble que se dejara presionar por las autoridades judías sin base alguna para condenar a la muerte en cruz a un individuo que cree firmemente que es inocente.

· Por qué no hay ni un solo dato que sustente la costumbre de liberar un preso durante la Pascua y menos un preso político condenado públicamente por sedición, a la vez que se declara culpable un inocente a la que la turba judía había clamado como maestro hasta hacía unos instantes. Los jefes de los judíos declaraban que debían proceder con extrema prudencia ya que podía declararse un motín popular si se prendía Jesús durante la fiesta (Mc

· Por qué Jesús fue condenado a morir en medio de dos lestaí (Mc ) es decir, en medio de dos individuos condenados por sedición contra el Imperio.

· ¿Cómo explicar el titulus crucis? ¿Fue una pura invención de Pilato, un prefecto que tenía que enviar al Emperador obligadamente un informe de los hechos notables que se hubieran producido en cada momento?

Estos y otros ejemplos muestran que hay muchos datos implausibles e incongruentes en los Evangelios cuando relatan la vida en general y en especial la pasión y muerte de Jesús. Es imposible para un historiador honesto aceptarlos todos; debe hacer una selección conforme a los criterios de la crítica y el modo de proceder ya ejercitado durante doscientos cincuenta años. El historiador debe considerar que la inconsistencia y la implausibilidad no aparece en detalles nimios o aislados, sino por todas partes y, ciertamente, afectan a la credibilidad del núcleo de la narración evangélica.

Bermejo señala que los rasgos que caracterizan el proceder de los evangelistas son:

a) Omisión de información relevante.

b) Añadidos sospechosos que proceden de la interpretación de Jesús más que de los hechos.

c) Modificación de dichos o hechos de Jesús para adecuar lo narrado a los intereses y tendencias redaccionales de cada evangelista.

Y responde F. Bermejo a un argumento frecuentemente esgrimido a este respecto: “Es imposible que los evangelista hubieran compuesto una versión muy diferente de lo acontecido, porque la habrían refutado otras personas que habrían estado presentes en los hechos”:

· Hay una distancia de décadas entre lo acontecido y lo narrado. No había ya testigos fehacientes.

· Los Evangelios se componen en lugares y tiempos (de cuarenta a setenta años después de la muerte de Jesús; en Roma, En Asia Menor (Éfeso) o en Siria) en donde no es en absoluto verosímil que hubiera testigos presenciales que pudieran refutar sus interpretaciones.

· Los evangelios se componen en griego y no en la lengua, arameo, de los posibles testigos.

· La Gran Guerra judía y la destrucción de Jerusalén obligaba a los evangelistas a presentar el judeocristianismo y su héroe Jesús como entidades muy diversas a los revoltosos judíos que con su gran rebelión habían causado una conmoción notable en el Imperio, cuyos efectos estaban palpables en la época de su composición.

· Los evangelistas creen ya, por influencia de la teología paulina, conocida directa o indirectamente, que el mesías de Israel no era en realidad un hombre corriente sino un Hijo de Dios muy especial y que cuando escriben sobre él está ya exaltado a los cielos en donde ha sido nombrado por Dios “Señor y Mesías”.

Como argumenta Bermejo en síntesis al comentar estas circunstancias: “Los destinatarios de los evangelios y sus propios autores carecieron de la posibilidad, voluntad o interés de verificar la credibilidad de las versiones de los hechos que ellos proporcionaban, ya fuera porque tales versiones reflejaban –al menos parcialmente– sus propias creencias, o bien porque respondían a sus expectativas y necesidades”.

Creo que no se puede sostener que el método empleado por esta serie para sustentar la idea de que Jesús, al menos al final de su vida, tuvo pretensiones regio-mesiánicas, que se vio envuelto en acciones violentas –las deseara expresamente o no, pero que no fueron condenadas– y que fue considerado un sedicioso por las autoridades del Imperio, es un método caduco, inane e inoperante. Todo lo contrario, a veces no llega al atrevimiento que muchos autores confesionales, en sus “Comentarios” científicos a los Evangelios, muestran cuando atribuyen a los evangelistas unas libertades de redacción, transposición, modificación e interpretación de sus fuentes que consideradas fríamente nos llevan a perder toda la fe en la posibilidad de considerarlos documentos históricos objetivos.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.ciudadanojesus.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Un poco de seriedad 21.03.17 | 15:45

    Lógica, sentido común...? Lo sentimos: es época de paranoia y corrupción generalizada. Habrá que esperar.

  • Comentario por galetel 21.03.17 | 07:44

    Los que quieran ser lógicos en el sentido usual, que respondan con algo más que un "no se sabe" a lo que he comentado en este post. Gracias.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 21.03.17 | 05:36

    Procestoc,lo único que por mi parte espero es que no haya informalidad a la hora de apelar formalmente a la lógica y el sentido común y se pueda percibir un determinado (ab)uso a su antojo y conveniencia por parte de aquellos que pretenden detentarlos en exclusiva y cuyas resultan palmarias a poco que se las examine críticamente y sin prejuicios que la lógica y el sentido común distorsionen.

  • Comentario por Celestión 21.03.17 | 02:59

    Decir que Jesús era un sedicioso. a secas. no es lo mismo que decir Jesús era un sedicioso DESDE EL PUNTO DE VISTA ROMANO. Ahí está un truco.
    Ponen "sedicioso" que algo quedará. Las palabras no son texto inocente, sino texto connotado.
    Decir que Jesús era "violento" no es lo mismo que decir, IMPLICADO EN ACTOS VIOLENTOS.
    Ponen "violento" que algo se le adherirá a la imagen del personaje. Ahí está otro truco.
    El Bermejo que llama Gran Hechicero Blanco a un Papa no puede ser neutral. Y Piñero, si lo sigue, tampoco.
    Están manchando con las adherencias que desprenden los vocablos, a fuerza de utilizarlos, a la imagen histórica probable, que cualquier lector neutral deduciría.
    Sesgo terrestre, inconsciente pero novecentista de quienes no conciben una oposición política sin relacionarla con la violencia: típico de historiadores hispanos que experimentaron los años de hierro etarras.
    Por no hablar de su manifiesta incomprensión del Reino de los Ciel...

  • Comentario por procestoc 20.03.17 | 19:55

    La lógica (informal) y el sentido común son como las buenas intenciones. No siempre se obtiene de ellos lo que se espera.

    Un saludo.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 20.03.17 | 18:53

    .....pero que aun con ello resulta bastante,o muy,inverosímil ateniéndonos a la pura lógica y al puro sentido común que hubieran podido generarse a partir de un personaje como el que Bermejo-Piñero nos pintan.

    Nada fácil resulta justificar la no presencia claramente expresada en ellos de esa condición antirromana y sediciosa de Jesús,que por otra parte no constituiría de por sí en absoluto extraña ni impertinente,de modo que haya que recurrir a esos supuestos treinta y seis patrones de recurrencia furtivamente "colados" en los Evangelios y de hecho tan "cogidos por los pelos" para constatarla. Tampoco resulta nada fácil justificar el inequívoco papel decisivo adjudicado al Templo,imputación de blasfemia incluída.

    Pregunta.Si se conforma, por mor del fenómeno en torno a él generado, el personaje de Jesús propugnado por Bermejo-Piñero y otros de su misma línea a los parámetros minímamente lógicos de la verosimilitud y el sentido común. No habrá respuesta.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 20.03.17 | 18:22

    ....ni un par de telediarios. Asimismo,de haber generado escritos, tampoco es difícil imaginar el tenor de tales posibles escritos.

    Desde luego,nada que ver en pura lógica con el tenor de muy alta reflexión teológica de las cartas paulinas,los primeros textos cristianos de que tenemos constancia y no muy alejados de los hechos,por cierto,anteriores a la primeraGran Revuelta judía que desembocó en algo de tanta relevancia simbólico-teológica como la destrucción del Templo.Un Pablo que sin duda abre nuevas y ricas perspectivas pero al que resulta francamente tendencioso,y también pueril,achacar la invención del cristianismo puesto que se fundamenta en y parte de lo recibido por parte de las comunidades cristianas ya previamente a él conformadas,ahí está el Himno de Filipenses tan citado por Galetel, y un Pablo que entra y está en contacto con los seguidores inmediatos de Jesús.

    Posteriormente los Evangelios.Ya más lejanos a los hechos,sí,pero que aun con ello.....

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 20.03.17 | 18:03

    .....y es de suponer que de fanatismo aun más acentuado,de afirmar que Dios lo ha vindicado resucitándolo.

    Es de Suponer,pues,que tales seguidores insistan en la inminencia de su llegada,ahora al frente de invencibles legiones angélicas,para exterminar a cuanto romano se les ponga por delante y al fin implantar el Reino en una tierra de Israel libre de idólatras incircuncisos.La autoridad romana,el implacable Pilato,curiosamente no parece tomar cartas en el asunto,sí las toma en cambio,y todo apunta al carácter histórico de ello,la autoridad religiosa judía. ¿Por qué?,¿para evitar represalias romanas?,¿es que los romanos no se bastaban a sí mismos para reprimir cuanto consideraran oportuno sin necesidad de otras ""ayudas"?.

    La verdad es que,sin poder afirmar rotundamente,claro,aquello que de hecho no sucedió, la lógica invita a pensar que una comunidad de seguidores conforme a los antecitados parámetros no hubiera durado,por decirlo vulgarmente, ni un par de.....

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 20.03.17 | 17:43

    Hablando de imposibilidades e incongruencias,hablando de pura lógica, puro sentido común y,por ende,de verosimilitud. Reflexionemos sobre la verosimilitud en última instancia de la propuesta de Bermejo-Piñero y de quienes se hallan en su misma línea interpretativa.Para ello,entrar en su digamos juego,intentar acomodarnos a la lógica de su propuesta.

    Veamos. Un profeta-pretendiente mesiánico que causa gran impacto por su calidad religiosa,religiosa judía,entre sus seguidores, que tal al esquema mesiánico establecido por los historiadores,y ciertamente datos nofaltan en este sentido,se ha de mostrar coherentemente contrario a la dominación y profanación de la tierra sagrada de Israel por los incircuncisos e idólatras,propugnando su derrota y expulsión por medios o definitiva o eventualmente violentos.

    Este profeta-pretendiente mesiánico es condenado como sedicioso a cruz,lógicamente, por parte de Roma. Sus seguidores llegan al grado de ilusoriedad, y es de supon...

  • Comentario por galetel 19.03.17 | 23:00

    Los Evangelios se escribieron PARA transmitir la fe en que Jesús de Nazaret es el Jesucristo de la fe cristiana, que ya tenían sus autores y la mayoría de sus lectores.
    Si se abordan con el sesgo simplista, de que Jesús de Nazaret fue un simple rabí antirromano fracasado, mientras que el Jesucristo de la fe cristiana es un simple teologuema paulino, no se entiende nada; se tergiversa todo.

  • Comentario por galetel 19.03.17 | 22:31

    Hay que atender de entrada a documentos pre-evangélicos y extra-evangélicos, para abordar los Evangelios. El historiador, sea creyente o no, debe tenerlo en cuenta y sacar las consecuencias.

  • Comentario por galetel 19.03.17 | 22:12

    Entre muchas verdades, se cuela una falsedad: Que “los evangelistas creen ya, por influencia de la teología PAULINA, conocida directa o indirectamente, que el mesías de Israel no era en realidad un hombre corriente sino un Hijo de Dios muy especial y que cuando escriben sobre él está ya exaltado a los cielos en donde ha sido nombrado por Dios “Señor y Mesías”.

    NO. No se trata de la teología paulina simplemente, sino de la teología CRISTIANA (Marana tha), compartida por los judeocristianos arameos y hebreos, los judeocristianos helenistas y los paulinos.
    Lo demuestran el himno PREPAULINO de Filipenses (2, 6-11), el ACUERDO de Gálatas (2, 9) y la LAPIDACIÓN de Santiago según Josefo.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 19.03.17 | 19:13

    ....en la lectura lineal y simplista de Bermejo-Piñero y de quienes se encudran en su línea ello se muestra como muestra inequívoca de la condición sediciosa antirromana de Jesús, son incapaces por su completa "falta de oído" para lo religioso de comprender que en los textos evangélicos,y en Jn en particular,el INRI conlleva una nuy dterminada significación,la paradoja deL Dios y Su Ungido que significan en la cruz el trono,la entronización de Jesús. No hay sino comprobar la gran relevancia otorgada tradicionalmente al INRI en la iconografía de la cruz.

    Por ahora he de dejarlo aquí. Una pregunta dejo lanzada,la de la credibilidad de las hipótesis y/o tesis de Bermejo-Piñero y,en especial,la de su adecuación a,no quiero usar la palabra "contaminada" académicamente de criterio,los meros principios,la mera logica,de la verosimilitud. ¿Qué grado de verosimilitud cabe atribuir,desarrollando sus derivaciones lógicas,al Jesús que Bermejo-Piñero diseñan y "venden"?.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 19.03.17 | 18:53

    ....por parte de la máxima autoridad religiosa,cuando a ningún pasaje del NT,absoltumente a bninguno,resulta tan aplicable pues en pura lógica y puro sentido común resulta del todo impensable el que unos judíos se inventen algo así a la hora de proclamar y " vender" a su Mesías.

    Se prtende que los pasajes que presentan al Jesús sedicioso se han " colado" en la redacción de los Evangelios por mor de no poder eludir los evangelistas,en palabras literales de Bermejo,el enorme peso de la tradición,lo cual no ha impedodo curiosamente el que personajes que inevitablemente serían venerados tal los seguidores de Jesús crucificados con él se conviertan,se degraden,a lestai. Todo muy lógico,coherente.e "independiente", como puede verse.

    El "titulus crucis". En más de una ocasión he reflexionado sobre él,no dudo de su historicidad,sí resaltar cómo los redactores evangélicos lo reseñan y cómo en particular el texto joánico lo resalta.En la lectura lineal y simplista de...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 19.03.17 | 18:37

    Hace cosa de cinco años Bermejo calificó en este blog de ,literalmente,cuento chino,la participación del Templo en la condena de Jesús. Hace como un par de años,o algo menos quizá,Bermejo se empeñó en la tesis de que los lestai crucificados junto a Jesús eran seguidores suyos,incluso llegó a publicarla. Piñero,más solapadamente, con menor contundencia formal pero no quizá con menor aquiescencia,llas recogió y difundió.

    Posteriormente,y a raíz del ¡eureka! de los patrones de recurrencia,resulta que se ha conformado la unión hipostática Bermejo-Piñero,historiadores ufanos de su independencia,cabría preguntarse si independencia conlleva incondicionalidad,afirmo rotundamente que no,la condicionalidad,el condicionamiento,de los propios prejuicios y presupuestos ideológicos resulta más que evidente( desde luego,quién no quiera verlo,no lo verá).

    Se obvia deliberadamente la aplicación del criterio hermenéutico de dificultad a la imputación de blasfemia por parte de.....

  • Comentario por acs 19.03.17 | 18:29

    cansado del tema.
    Y si se ve lo que predicó Jesús sobre el reino y su actitud respecto al poder se comprende por qué rehusó ser considerado un mesías hasta que en los últimos momentos tomó el papel de mesías daniélico. Y como mesías daniélico hijo del hombre a la derecha de Dios que iba a cumplir la misión de traer la plenitud del reino de Dios lo veneraron sus seguidores (ven Señor Jesús, y en arameo), ya en los tiempos en que Pablo los perseguía en vez de ser uno de ellos.
    Nada de esto ocurrió a fines del siglo I sino en su primera mitad.
    Y vds no atienden a sus cabos sueltos.

  • Comentario por acs 19.03.17 | 18:23

    Ni por qué a Santiago lo lapidó la autoridad judía sin que los romanos tuvieran nada que ver.
    En fin que para ser una organización conspiranoica antirromana los romanos los dejaron muy libres contra todo pronóstico.
    Así que no, nada tiene de novedad que diga bermejopiñero que a Jesús lo condenó el imperio romano por sedicioso. Eso lo sabemos todos. Pero sí es novedad que pretenda que no tuvieron nada que ver las autoridades judías, cuando los datos y la lógica indican que sí.
    Lo absurdo de su metodo no es q diga la obviedad de q a Jesús le crucificaron por orden de Pilato, sino que pretenda q eso tuvo a ser así porque él era un celota armado con dos espadas recurrentes y en cambio ignore el papel que tuvo la autoridad judía en el asunto.
    Y que para hablar del reino de Dios según Jesús no quiera tener en cuenta lo q en realidad dijo Jesús.
    Y todo ha sido discutido por multitud de personas con cantidad de argumentos montones de veces, aunq se hayan cansado d...

  • Comentario por acs 19.03.17 | 18:15

    No hay ninguna falsedad premeditada en que sean confusas las fechas, por ejemplo, sino simple confusión -cosa que no parece ser grave, pues como hemos dicho no eran historiadores ni periodistas sino testigos que se lo contaron a testigos hasta que alguien lo puso por escrito como creyó que había sido, acertada o equivocadamente. Tampoco es ninguna contradicción grave y si algo demuestra es q no se pusieron de acuerdo unos y otros para engañar a nadie. Desde el pdv de la historia lo único q pueden decir es q parece q murió día antes o día después en torno a esa fecha ¿y? En qué varía la cosa? Si algo demuestra es que cuentan lo mismo desde distintas versiones, porque la esencia de lo que cuentan no varía.
    Pero sigue Piñero sin explicar por qué prescinde de la reunión del sanedrín, cuando resulta de lo más lógica. Ni porque no cree a Josefo cuando dice q intervinieron las autoridades judías. Ni por qué los romanos dejaron libres a los seguidores de Jesús. Ni por qué a Santiago lo ...

  • Comentario por acs 19.03.17 | 18:05

    Es decir, se admite que como su función es teológica, al no ser los evangelios históricamente objetivos pudiera no haber habido una entrada triunfante en Jerusalén, pero si una entrada menos escandalosa y con la función que los evangelios le asignan. La exageración no implica falsificación, y menos falsificación consciente. Pero si se empeña piñero, no hubo entrada en Jerusalén ni hubo episodio en el templo, ni hubo una reunión con el sanedrín ni hubo nada de nada. Y si lo hubo, lo hubo y será más o menos como cuentan, porque además es perfectamente natural que Pilato no hubiera oído hablar de Jesús en su vida y que fuera el sumo sacerdote el que se lo presentó en bandeja con la acusación ya puesta.
    No hay ninguna contradicción seria en los evangelios ni ninguna novedad ahí arriba. La novedad es que bermejopiñero incoherentemente dice q ningún testigo podía discutir la versión pero al mismo tiempo parece creer q de los miles de espadas se veían obligados a poner 2.

  • Comentario por acs 19.03.17 | 17:58

    En cuanto a que los evangelios no son una biografía ni son históricamente objetivos, lo sabemos todos, pero también que son la recolección y redacción de diversas tradiciones orales y escritas transmitidas desde el principio, desde que los hechos ocurrieron y no sesenta años más tarde.
    Las enseñanzas de Jesús sobre el reinado de Dios, se consideran auténticas y fueron recogidas ya durante la vida pública de Jesús por sus discípulos y en ellas se ve el concepto de reinado de Dios que tenía el profeta del reino de Dios Jesús, que no tiene nada que ver con el papel reduccionista y falso de galileo armado o simpatizante de las armas al q se empeñan en apuntarle sesgadamente bermejopiñero.
    Igualmente los episodios "violentos" se refiere al del templo que o bien no es histórico, puesto q según bermejopiñero nada es histórico sino teológico, o si es histórico será como lo cuentan pues si hubiera habido violencia le habían prendido allí mismo.

  • Comentario por acs 19.03.17 | 17:45

    No es tan difícil: Bermejopiñero nos dice que no hay que creer lo que dicen los relatos de la pasión por lo cual a Jesús no lo debieron ajusticiar entre dos lestai sino solo. A los lestai -su traducción no es sediciosos, sino bandidos, según esto, los ponen los evangelistas para hacer ver que se cumple lo de "fui contado entre los malhechores". Igualmente es falso que hubiera dos espadas pues se trataba de ambientar la narración para mostrar la oposición de Jesús a la violencia. Pero en cambio lo cierto es que había dos mil espadas pero a los evangelistas que quitaron las 1998 se les escaparon estas dos.
    El caso es que el texto de arriba que la gente ya no tiene ni ganas de discutir porque saben que bermejopiñero no quiere oir y seguira repitiendo lo mismo hasta que venda la idea, tergiversa que da gloria.
    El antiguo profesor piñero reconocía datos q ahora bermejopiñero ignora, x ej, un cristianismo previo a Pablo q consideraba a Jesús resucitado mesías daniélico

  • Comentario por procestoc 19.03.17 | 17:11

    Jesús, como todos, estaba en contra de muchas cosas. El problema es ponerse de acuerdo sobre lo que estaba a favor.

    Un saludo.

  • Comentario por acs 19.03.17 | 11:50

    Me parece una buena puntualización la de JP.
    Yo estoy de acuerdo con los comentarios anteriores de Xabier y otros puntualizando que Jesús era un "antisistema" y no un simple sedicioso contra el imperio romano. Sus denuncias proféticas iban en primer lugar contra los judíos que no actuaban según los valores del reinado de Dios, y resultaban incómodas a los poderosos en general, por lo cual, las autoridades judías decidieron entregárselo a Pilato como simple antirromano. El proceso seguido en la detención lo explicó con toda claridad Galetel en su día, cuando se dedicaba a exponer los datos lógicamente. Quizás podría tener la amabilidad de repetirlo en vez de dedicarse a "otras cosas."

  • Comentario por acs 19.03.17 | 11:30

    Giordano Bruno, lo que usted dice no viene al caso cuando se discute si Jesús era un simple celota o no. Pero gracias por mostrarnos la motivación que hay detrás de la "independencia" de bermejopiñero a la hora de empeñarse en vender el traje nuevo de galileo armado -más que traje corsé reduccionista con patrón prefabricado sin comprobar las medidas reales previamente.

  • Comentario por J.P. 19.03.17 | 11:21

    Por curiosidad : me gustaría saber dónde dice Allison que Jesús estaba implicado en acciones de mano contra los romanos, ñresentes o futuras, y disponía de un grupo armado para ello.

  • Comentario por acs 19.03.17 | 10:43

    Ni el evangelio es una biografía, ni ustedes son independientes.
    El cuento del traje nuevo del emperador es muy viejo.
    Por otra parte cuentan como supuestos obstáculos cuestiones archisabidas que encajan perfectamente.
    Nadie pretende que sean ciertos detalles "pictóricos" como el lavado de manos de Pilato.
    Nadie encuentra el menor problema en el cartel de INRI
    La cuestión de los lestai ha sido rebatida desde el punto de vista de que lestai no tiene por qué tener ese significado y desde el p de v de que igual que no hay problema con que a Jesús lo condenara el imperio romano a instigación de las autoridades judías, exactamente igual se podría haber reivindicado a los dos lestai como discípulos de Jesús también sin ningún problema.
    No explican en cambio que a los seguidores de Jesús que le seguían reivindicando como mesías y conservaban su mensaje no les persiguiera el imperio desde el principio - y a alguno en cambio las autoridades judías, sí.

  • Comentario por GIORDANO BRUNO 19.03.17 | 10:33

    Cuando en los evangelios se dice expresamente que Yesúa de Nazaret es "hijo de hombre" está diciendo una verdad estricta, real y verdadera. .

Domingo, 28 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031