El blog de Antonio Piñero

Tercera objeción: el método empleado está caduco. Jesús y la resistencia antirromana (LV)

09.03.17 | 11:51. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

Para responder a esta tercera objeción –que es muy seria y debe tomarse igualmente en serio– debo aclarar en primer lugar qué entiendo por “método”. Emplearé algún tiempo en exponer qué método uso al analizar los textos de los Evangelios y se podrá comprobar si está caduco, o no; si es insano, o no; y si es estúpido o razonable. Utilizo ante todo material mío, sin citar, pero también algo de Fernando Bermejo, citándolo.

Aclaro en primer lugar que la recogida de hechos, dichos de Jesús e indicios en torno a cualquier tema es absolutamente inocua y casi mecánica en sí misma en cualquier tema. Puedo hacer un patrón de recurrencia tanto sobre “Jesús pacifista” como sobre “Jesús, manso y humilde de corazón” o bien “Jesús como hijo de Dios”, “Jesús como profeta”, Jesús revolucionario social” o Jesús como sanador”, etc.

Una vez recogidos los hechos, dichos o indicios pertinentes se debe hacer una primera valoración sobre la calidad de los elementos. Se aplican entonces los criterios de historicidad usuales y se dictamina el grado de probabilidad. Los criterios e aplican férreamente; y se está de acuerdo que algunos dichos y hechos son admitidos como más o menos ciertos por el perfil medio de la investigación; pero otros son más dudosos; estos no se rechazan, sin embargo, aunque no pueda probarse su autenticidad, porque son coherentes con el resto del “patrón”. Y con una salvedad: el investigador no parte absolutamente de cero, ya que es hijo de la investigación precedente. Hay hechos u observaciones sobre el carácter de nuestras fuentes a la hora de reconstruir al Jesús histórico que no pueden negarse razonablemente. Por ejemplo: el comentario de Günther Bornkamm en su obra Jesús de Nazaret (51996, Sígueme, Salamanca):

«No poseemos ni una sola “sentencia” ni un solo relato sobre Jesús –aunque sean indiscutiblemente auténticos—, que no contenga al mismo tiempo la confesión de fe de la comunidad creyente, o que al menos no la implique. Esto hace difícil… la búsqueda de los hechos brutos de la historia» (p. 15).

En segundo lugar: parece evidente también que no se puede considerar a los evangelistas testigos visuales de los hechos. Los evangelios está compuestos por autores de segunda o tercera generación respecto a los compañero íntimos de Jesús, los denominados apóstoles. La razón es porque incluso Marcos, el primer evangelista emplea fuentes escritas. Así, es admitido comúnmente que Marcos utilizó

A. Un ciclo de milagros que presentaba a Jesús lleno de poder y en contacto especial con Dios = 1,21-34 y los capítulos 5 y 7.

B. Un ciclo de «diálogos polémicos» con sus adversarios dialécticos, en especial los escribas y fariseos = 2,1-3,6.

C. Una colección de parábolas = capítulo 4 (en especial tres parábolas sobre la siembra).

D. Un discurso apocalíptico de Jesús = capítulo 13.

E. Una breve narración sobre la «Última Cena» y la Eucaristía = 10,42-45, tradición que probablemente proceda en parte de Pablo: 1 Cor 11,23-26.

F. Una historia de la pasión, ya suficientemente organizada = 14,13-16,8.

Y respecto a Mateo y Lucas sabemos que relativa certeza que utilizaron tanto el Evangelio de Marcos como una Fuente escrita anterior y común a ellos, denominada “Fuente Q”.

En tercer lugar, sabemos con casi toda certeza por los estudios realizados desde Karl Ludwig Schmidt que un detenido análisis de los datos topográficos y cronológicos extraídos de Marcos y de los otros sinópticos descubre más allá de las dos fuentes de Mateo y Lucas (Marcos y La Fuente de los Dichos) había narraciones sueltas, transmitidas oralmente, que los evan¬gelistas unieron en un «marco» por motivos pragmáticos o de contenido sin un exacto conocimiento de cuál fue su contexto histórico originario. Es claro que la tradición más antigua acerca de Jesús estaba formada por perí¬copas o relatos sueltos, sin conexión entre sí. Se concluye que el marco geográfico e histórico de las historias originales se perdió, pero se fue reconstruyendo o formando artificialmente después: en los evangelios canónicos este marco es claramente artifi¬cioso; es obra de los redactores o evangelistas.

Cuarto: se sabe también con casi toda certeza que diversas palabras de los profetas cristianos primitivos, pronunciadas en nombre de Jesús resucitado que los inspira, se introducen dentro de la tradición del Jesús terreno sin ninguna marca distintiva especial, con lo que se confunden con éstas. El trasfondo explicativo de este proceso es: Jesús vive en la comunidad; los profetas inspirados participan de su mismo espíritu. Lo que diga un profeta inspirado es lo mismo que si lo dijera Jesús.

El resultado actual del proceso complejo de formación a partir de materiales previos, de tradición oral o escrita, son nuestras fuentes canónicas (evangelios, principalmente, y otros textos). Los evangelios en concreto son el fruto de un largo proceso de tradición y redacción, junto con una historización posterior, es decir, la ordenación del material en forma de biografía de Jesús es un estadio muy tardío de la tradición.

Quinto: al tener la suerte de tener cuatro evangelios y poderlos comparar minuciosamente entre sí, llegamos a la conclusión de que se corrigen unos a otros y que varían el tenor de sus fuentes inmediatas conformes a sus intereses. Con otras palabras que no son transmisores inocuos, sino interesados.

Pongamos un ejemplo de análisis (he puesto lo más evidente y fácil eliminado tecnicismos excesivos:

Ejemplo Mt 9,9-13 / Mc 2,23-17 / Lc 5,27-32

Empezamos comparando Mateo con Marcos

COINCIDENCIAS

Mt 9,9 / Mc 2,13-14

· Variantes textuales de importancia en los manuscritos de cada evangelista no hay en verdad

· Hay grandes semejanzas en cuanto a la perícopa en sí.

· No hay semejanza en Mc 2,13. Pero ya se sabe que los empalmes y las localizaciones temporales y geográficas son añadidos de cada evangelista). Curiosamente el texto más breve es normalmente el original. Pero en la relación Mc y Mt / y Lc a veces pasa al revés: los otros dos abrevian para dejar espacio en un rollo al material que tienen además del de Mc, por ejemplo, de la Fuente Q.

· Bastan las coincidencias para concluir que los dos tienen delante una tradición común (y el prioritario es Marcos: es más fácil explicar así las coincidencias / divergencias que al revés: y Mt y Lc sólo coinciden en el orden de los acontecimientos que cuentan si a su vez coinciden con Marcos. Así se explica por ejemplo, que no coincidan en nada en Evangelios de la infancia

· Pero se duda: por qué Mateo llama al discípulo “Mateo” y Marcos lo llama “Leví”? La solución podría ser que aunque Mateo dependa de Marcos sin embargo, tiene piezas delante de sus ojos de otra tradición (¡vaya tradición sobre los Doce que no se ponen de acuerdo ni siquiera en los nombres; y nada sabemos de la mayoría de los Doce). Sin embargo, mantenemos la dependencia literaria de Mt respecto a Marcos porque el orden de las piezas de la tradición es el mismo.

Mt 9,10 /Mc 2,15

· Tanto Mt como Mc dejan en el aire la concreción respecto a la casa y respecto al anfitrión. Si coinciden en el uso de oikía y no de oikos. Y Mc precisa que es la casa de él (Mt abrevia demasiado)

· Coinciden en poner juntos telones y pecadores y en el resto del v. Pero Mateo añade un semitismo “Y he aquí”.

Mt 9,11/ Mc 2,16

Coinciden en “Y le dice”. Lc va por su lado.

Mt 9,12 / Mc 2,17

Perfecta coincidencia. La manera de decir “sanos” hoy ischýontes e muy rara en el Nuevo Testamento. Lc pone “los que están sanos” hoy hugiaínontes”

DISCREPANCIAS

· Falta Mc 2,13
· Mt 9,9/Mc 2,14: en el texto griego hay 5 discrepancias leves… menos el nombre de Leví
· Mt 9,10/Mc 2,15: tres pequeñas discrepancias
· Mt 9,11 / Mc 2,16: 4 pequeñas discrepancias
· Mt 9,12 / Mc 2,17ª: 2 pequeñas discrepancias
· Mt 9,13 falta en Mc

Pregunta previa ¿Permiten las discrepancias reconocer quién es que presta y quién recibe? Quién es el prestamista / quién es el prestatario. La respuesta es sí, con alta probabilidad de certeza.

I. Análisis más pormenorizado de la comparación entre Mateo y Marcos

Mt 9,9 / Mc 2,(13)14

Teniendo el texto griego delante se ve que Mt hace tres ampliaciones

· Jesús
· allí, que le sirve de enlace de esta perícopa con la precedente: curación del paralítico. Además Mt utiliza este “allí” en muchos sitios en los que Mc no lo usa, por ejemplo, 4,21 y 9,27, etc.
· Cambio de Leví en Mateo. No es fácil encontrar la causa por qué Mc cambió el nombre; sin embargo, sí es fácil encontrarla en Mt: porque en su catálogo de nombres de los Doce aparecía Mateo en 10,3. Además a Mt le gusta añadir “un hombre” y “llamado” porque lo hace en otros lugares (9,27/ 2,23).

Mt 9,10 /Mc 2,15

·Si se tuviera el texto griego delante se vería que es mejor griego estilísticamente Mt que el de Mc.
· Y añade el semitismo “Y he aquí”.
· Mt omite Mc 2,15b porque es una frase no clara, ya que parece interrumpir el contrase del relato.

Mt 9,11/ Mc 2,16

· Mt suprime: “y los escribas de”
· Mt suprime: “Que comían con los pecadores y publicanos, “porque lo que le interesa es la pregunta de los fariseos”
· Mt precisa “vuestro maestro”.

Mt 9,12 / Mc 2,17ª

· Mateo evita el estilo paratáctico de Marcos (texto griego)
· Mateo sustituye el “y dice” de Mc por “y dijo” (lo hace muchas veces: listas en los comentarios)
· El resto de pequeñas variaciones no tiene importancia.

Mt 9,13 / Mc 17b

· La cita de Mt que se repite en 12,7 es an ambos casos una añadidura ya que interrumpe el hilo del discurso de Marcos.

Valoración de las variantes de Mt sobre Mc

Se confirma en general que la mejor solución es que Marcos es el evangelio del que copia Mateo y no al revés

1. Hay mejoras estilísticas (se ven el texto griego mejor; hay por lo menos cuatro).
2. Hay mejoras impuestas para logra mejor as transiciones (“allí”, de 9,9)
3. Mejoras para logra concisión en 9,10 respecto a Mc 2,155 y 9,11 / Mc 2,16
4. Mejora teológica: cita de Oseas: ya estaba en las Escrituras la misión de Jesús de salvar a los pecadores

Seguiremos, ya que hay mucho que responder

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.ciudadanojesus.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por acs 11.03.17 | 11:36

    De acuerdo con Xabier y Galetel. Muchas gracias a JP por las referencias.

  • Comentario por David Mo 11.03.17 | 08:12

    Gracias por las referencias, Xabier y JP. No he tenido tiempo de leer los artículos, pero el de Goodacre comienza diciendo justo lo que decía yo. Veremos como sigue.

  • Comentario por J.P. 11.03.17 | 00:11

    Ah, añadiré que la objeción al método de los criterios no la he hecho o algún otro comemtarista. Esta objeciòn lleva ya tiempo, la más reciente en 2012, planteada por Hooker, LeDonne, Keith, Garcia, Allison...

    ¡Claro que es una objeción muy seria!

    Por eso desde 2012, cuando se ha medio presentado la ocasión, he sugerido que ya es necesario contestar a cuanto dijeron.

  • Comentario por J.P. 10.03.17 | 23:56

    Sobre la datación de Mc, una vez más, citaré un trabajo que no debe gustar, la tesis de James Crossley: The Date of Mark's Gospel, Bloomsbury T&T Clark, 2004.


    http://bit.ly/2k9eT4k


  • Comentario por J.P. 10.03.17 | 23:42

    ¿Me lo parece a mí solamente o el título no acompaña al texto?

    Pensaba que se iba a discutir las críticas al método de los criterios, que es como se supone que empezó esta serie, pero no leo. Ni al principio ni ahora.

    (Y sobre Q, teniendo en cuenta las objeciones a su misma existencia, decir "sabemos" no es suficiente.)

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.03.17 | 19:33

    ....en los textos sagrados del "Está escrito", en referencia a las Escrituras.

    Si esto no se contempla,el sentido del texto puede perfectamente ser mediana o malamente entendido, aligual que sucede en el caso del tan citado Jn,47-50, palabras de Caifás que el texto joánico se encarga él mismo de glosar en clave de profecía emitida inconscientemente por nada menos que el Sumo Sacerdote, , al igual que en paralelo Pilato proclamaría también involuntariamente la realeza de Cristo universalmente,en griego,latín y hebreo, la realeza cuya entronización verdadera tendría por escenario la cruz,todo ello encuadrado dentro del obrar paradójico de Dios ("Mis caminos no son vuestros caminos"), una conciencia de este paradójico obrar y un resaltarlo que precisamente representa un patrón de recurrencia que informa todos lo textos evangélicos y que de no tenerlo en cuenta dificultará o emborronará su comprensión.Bermejo-Piñero han preferido optar por la linealidad.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.03.17 | 19:12

    ....Cuando en apoyo de la tesis del Jesús sedicioso,y frente a la minimización en los relatos evangélicos del papel de Pilato,se cita que éste,en respuesta a la protesta de los sacerdotes por lo inscrito en el "titulus crucis",JN, 19,21-22,responde :"Lo que he escrito,escrito está",se quiere resaltar el cómo la crucifixión fue respuesta inequívoca y contundente por parte del poder romano a la pretensión de Jesús de ser Rey de los judíos, lo cual la contundencia de esta respuesta confirmaría.

    Pues bien,se obvia algo importante en lo que a la comprensión de los textos añade, circunscribiéndose a una interpretación lineal y literal que dicha comprensión limitaría o emborronaría, algo que precisamente resulta especialmente relevante justo en el caso de Jn.

    Este evangelio resulta el más sutil y elaborado de todos,no se da puntada sin hilo,y si en él se dice que lo escrito,escrito está,ello remite sin duda ninguna al significado,tan crucial en los textos sagrados,.....

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.03.17 | 18:52

    Resaltar la cita de Bornkamm que condidero absolutamente clave y definitoria,y con la que incluso Piñero parece concordar. Es el presupuesto y el limite que ha de contemplar,si se quiere rigurosa y honesta intelectualmente,cualquier historiografía ,por científica,positivista,o lo que sea que se pretenda,a la hora de abordar tanto la figura concreta de Jesús como el inseparable de ella fenómeno en torno a él generado y que suelo denominar el hecho Cristo.

    Esta digamos prevención imprescindible si de rigor y honestidad intelectual hablamos,sin embargo brilla bastante,o mucho,por su ausencia cuando,como en estas postales,el ufano ¡eureka! del historiador se diría que se impone consciente o inconscientemente sobre todo lo demás,y en particular cuando este ¡eureka" da la casualidad de que coincide con la imagen previamente formada a partir de determinados a"priori" ideológicos..

    Un simple ejemplo que ha traído a colación recientemente y que reiteraré. Cuando en...

  • Comentario por Xabier 10.03.17 | 14:03

    Manuel:

    Pablo parafrasea contenido de los evangelios en algunas ocasiones, aunque es cierto que son poco numerosas.

  • Comentario por Xabier 10.03.17 | 14:01

    Galetel:

    Completamente de acuerdo contigo.

    David Mo:

    Como he dicho, hay muchos argumentos para defender la prioridad de Marcos. Solo he utilizado uno de ellos. Aquí hay otro: http://www.markgoodacre.org/Q/fatigue.htm

  • Comentario por Manuel 10.03.17 | 14:00

    del siglo II?
    Como signo sospechoso es que las alusiones son vaguísimas y son anteriores las de los apócrifos...
    La cita de Papías da a entender que sencillamente no existían relatos ordenados -semejantes a una biografía- de la vida de Jesús.
    Tenemos fechas consensuadas para Marcos (que ahora se alejan al 75), Documento Q (en 3 estadios) y Tomás (con discusión abierta). También para los demás evangelios.
    Pero ¿qué le diríamos a quien no se las crea?
    ¿Lo del papiro sólo?

  • Comentario por Manuel 10.03.17 | 13:55

    Yo no discutiría la mayor antigüedad de Marcos sobre los otros tres evangelios canónicos.
    Ello no significa que estos fueran los primeros evangelios, ni mucho menos en su versión actual.
    Por otro lado, no deja de ser verdad que las dataciones están hechas a partir de algunos datos internos (por ej. los estudios críticos dan por sentado que Marcos, siendo el más antiguo, cita la destrucción del Templo y se considera afectado por los desasrres de la Guerra) y un único dato arqueológico: un papiro -datado por paleografía de un modo bastante discutido- el P52, sitúa a Juan (el último de ellos) hacia el 125, si bien la horquilla llega hasta la década del 170. Lo que hace suponer que el original debió ser de en torno a 100-100... Y los demás anteriores.
    La horquilla y el método son discutidos: http://religioninventada.blogspot.com.es/2012/05/papiro-rylands-p-52-o-la-datacion.html
    Ahora bien, ¿alguien cita algún fragmento de estos evangelios antes de fines del siglo I...

  • Comentario por David Mo 10.03.17 | 12:52

    El método que Ud. menciona es todavía más débil: las razones de la "tosquedad" del lenguaje de Marcos pueden ser innumerables. Desde condicionantes lingüísticos del autor hasta los del grupo de referencia en los que se produjo el texto. El lenguaje de un artículo de Wikipedia on un resumen para escolares de Shakespeare no implica que sea anterior al "Rey Lear". Depende de la función y origen del texto, no de la antigüedad.

  • Comentario por procestoc 10.03.17 | 12:46

    Joaquín:
    ¿Puede ampliar como refutan Robinson y Bruce la siguiente afirmación que se atribuye a Bornkmann?

    "«No poseemos ni una sola “sentencia” ni un solo relato sobre Jesús –aunque sean indiscutiblemente auténticos—, que no contenga al mismo tiempo la confesión de fe de la comunidad creyente, o que al menos no la implique. Esto hace difícil… la búsqueda de los hechos brutos de la historia»

    Gracias y un saludo.

  • Comentario por Joaquín 10.03.17 | 12:32

    Este tipo de análisis "científico" basado únicamente en pruebas internas y en repetir lo que otros han dicho está más que superado. Las afirmaciones que hace Bornkamm que el autor de este artículo considera indiscutibles están todas más que refutadas (P.e. por J.A.T. Robinson o por F.F.Bruce). De hecho, puesto que no había una "resistencia antirromana" en tiempos de Jesús (esta no surge hasta mucho después, arrancando con el intento de Calígula por colocar una estatua suya dentro del Templo, y no adquiere fuerza hasta la procuraduría de Antonio Felix), toda la premisa de sus artículos cae por la base.

  • Comentario por galetel 10.03.17 | 10:05

    Xabier:
    Me parece que al hablar de “antirromano” es conveniente distinguir si se quiere decir “anti-sistema-opresor-romano” o “anti-personas-pro-opresión-romana”. Se puede ser “antirromano” en el primer sentido sin serlo en el segundo, como seguramente era el caso de Jesús. Porque los “publicanos” eran, claramente, personas-pro-opresión-romana, de hecho; pero aun así, Jesús los acogía con benevolencia, como acogía también a pro-celotas; no por afinidad con su filiación política sino por sus cualidades personales, para que cambiaran. Pienso que estamos de acuerdo.

  • Comentario por Xabier 10.03.17 | 09:48

    David Mo:

    Son muchos más los motivos por los que se afirma que Marcos es el más antiguo. Un ejemplo, Marcos pudo teóricamente resumir textos anteriores pero, ¿por qué hacerlo en un griego más pobre? Como digo, no es el único argumento adicional que puede ponerse.

    En cuanto a Mateo/Leví -dicho sea de paso, no me parece algo extraordinaria esa discrepancia porque entre los primeros cristianos era habitual cambiar de nombre: Simón-Pedro, José-Bernabé, etc.-, no me parece un argumento de peso para decir que Jesús no era antirromano.

    Como dijo Jesús, no tienen necesidad de médico los sanos sino los enfermos. Ahora bien, de decir que Jesús era antirromano (y antiherodiano, y antisanedrín...) a decir que era un revolucionario político, hay un largo trecho.

  • Comentario por Grammaticus 10.03.17 | 07:58


    habría, galetel, habría.

    David Mo: En vida de Marcos Evangelista, nadie se atrevió a contradecirle. Quienes le conocían sólo eran capaces de decir "amén".

  • Comentario por David Mo 10.03.17 | 07:37

    Me ha gustado esta entrada. Pone en evidencia la debilidad de la datación intratextual. Al parecer, la precedencia de Marcos sobre los otros evangelios está fundada casi exclusivamente en la simplicidad. El argumento no me parece muy fuerte, como lo demuestra que en algunos casos, según conviene, se abandona por otros más confusos. Compárense los catecismos de la Iglesia católica y se verá que el criterio no funciona o tiene sus baches. Un autor puede querer simplificar textos anteriores por una infinidad de motivos.

  • Comentario por galetel 09.03.17 | 17:27

    Si Jesús hubiera sido un antirromano, ¿se hubiera sentado amistosamente a la mesa con unos publicanos?
    ¿Hubiera escogido a un publicano como discípulo suyo?

Lunes, 25 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930