El blog de Antonio Piñero

Dificultades en contra de la hipótesis de un Jesús sedicioso. Jesús y la resistencia antirromana (XLI)

18.02.17 | 11:45. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

Decíamos ayer que el buen historiador no debe eludir la explicación de varios pasajes evangélicos que van en contra de la hipótesis que propone. En este caso se trataría de textos parecen dibujar la postura de un Jesús totalmente pacifista, opuesto a la violencia totalmente y de cualquier signo y despreocupado de la política de su tiempo. Una postura fácil para un investigador sería la de omitir voluntariamente estos textos, porque podrían no cuadrar con una postura previa suya. Otra, asegurar sin más que todos los textos que parecen contrarios a su tesis están manipulados por la fe cristiana y que se debe omitir su consideración porque no pertenecen al nivel del Jesús histórico. Veamos los textos:

El primero es Jn 6,15, cuyo contexto es el momento después de que Jesús hubiera dado de comer a la multitud multiplicando unos panes y dos peces:

“Al ver la gente la señal que había realizado, decía: «Este es verdaderamente el profeta que iba a venir al mundo». Dándose cuenta Jesús de que intentaban venir a tomarle por la fuerza para hacerle rey, huyó de nuevo al monte él solo”.

El segundo es Lc 9,51-56:

“Sucedió que como se iban cumpliendo los días de su asunción, él se afirmó en su voluntad de ir a Jerusalén, 52 y envió mensajeros delante de sí, que fueron y entraron en un pueblo de samaritanos para prepararle posada; 53 pero no le recibieron porque tenía intención de ir a Jerusalén. 54 Al verlo sus discípulos Santiago y Juan, dijeron: «Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo y los consuma?» 55 Pero volviéndose, les reprendió; 56 y se fueron a otro pueblo”.

El tercero: Jn 18,10-11:

“Entonces Simón Pedro, que llevaba una espada, la sacó e hirió al siervo del Sumo Sacerdote, y le cortó la oreja derecha. El siervo se llamaba Malco. Jesús dijo a Pedro: «Vuelve la espada a la vaina. La copa que me ha dado el Padre, ¿no la voy a beber?».

Pero en este caso teniendo en cuenta también que en un pasaje paralelo en la tradición sinóptica, Pedro pide permiso a Jesús para utilizar la espada: “Viendo los que estaban con él lo que iba a suceder, dijeron: «Señor, ¿herimos a espada?»” (Lc 22,49).

Estos textos permiten las siguientes consideraciones:

1. Jn 6,15 puede explicarse muy bien por el pragmatismo de Jesús, es decir, todavía no consideraba que era el momento ni el lugar oportunos para esa proclamación. En esos instantes los romanos lo habrían detenido sin haber tenido ocasión de presentarse en la capital, Jerusalén. Para Jesús eso no era conveniente, pues hemos insistido en que solo al final de su vida Jesús se proclamó mesías rey, y en Jerusalén, lugar donde se esperaba la venida del reino de Dios en una procesión divina que procedería del Monte de los Olivos (Zac 14,3-4: texto ya citado: “Yahvé… plantará sus pies aquel día en el monte de los Olivos que está enfrente de Jerusalén…”). La huida al monte de Jesús según Juan es interpretable, pues, como un acto de pragmática prudencia, pero no como una prueba de que Jesús era un pacifista a ultranza y jamás se proclamó mesías.

Esta consecuencia se refuerza por la impresión que causa en el lector los capítulos 7 y 8 del Evangelio de Marcos: lo que se obtiene es que Jesús está tratando de evitar las multitudes de personas que acudían a él para huir de Herodes Antipas, es decir, huyendo de una excesiva notoriedad en las cercanías de Tiberíades. No debe interpretarse de ningún modo el contexto como que Jesús rechaza totalmente las pretensiones mesiánicas. No cuadra con lo que ocurrirá después, en sus ultimo días en Jerusalén en donde hace claramente su proclamación.

2. Lc 51-56: hay que caer en la cuenta de que los discípulos piden permiso a Jesús para que caiga fuego del cielo sobre esas ciudades inhóspitas. Luego suponen que cabe dentro de las posibilidades de Jesús el concederlo. Que eso es así se deduce de las amenazas de Jesús contra las ciudades que no prestaron la debida atención a su mensaje por lo que será condenadas al fuego eterno, como Sodoma y Gomorra:

“«¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que se han hecho en vosotras, tiempo ha que en sayal y ceniza se habrían convertido. 22 Por eso os digo que el día del Juicio habrá menos rigor para Tiro y Sidón que para vosotras. 23 Y tú, Cafarnaúm, ¿hasta el cielo te vas a encumbrar? ¡Hasta el Hades te hundirás! Porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que se han hecho en ti, aún subsistiría el día de hoy. 24 Por eso os digo que el día del Juicio habrá menos rigor para la tierra de Sodoma que para ti» (Mt 11,21-24).

Y por último: el pasaje prueba que el “núcleo duro” de los amigos íntimos de Jesús, que él había escogido, eran gente violenta. Hay un proverbio castellano, un poco duro quizás, pero que viene a cuento: “Dime con quién andas y te diré quién eres”. En palabras de F. Bermejo” Hubo de haber habido algo en su mensaje que permitió a sus seguidores tomar este tipo de iniciativas”.

3. Jn 18,10-11: La primera consideración sobre este pasaje a la luz de la comparación con Lc 22,49 (véase arriba) es que aquí es aplicable también el argumento de que el discípulo, Pedro, uno de los íntimos, pide permiso a Jesús. Por lo tanto, cree en la posibilidad de que Jesús lo conceda. Segundo: que la frase “Vuelve la espada a la vaina. La copa que me ha dado el Padre, ¿no la voy a beber?»” está claramente transida de la teología johánica. Creo que casi todos los exegetas/intérpretes están de acurdo que no es aplicable al Jesús histórico, sino al Jesús místico, espiritualizado y divinizado de esa teología.

Seguiremos con este estilo de argumentos que responden a las dificultades planteadas por un cierto sector de la crítica a la hipótesis de un Jesús sedicioso, según los romanos, y que creo fácilmente respondibles.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.ciudadanojesus.com

::::::::::::::::

Me ha llegado el siguiente enlace de una entrevista (es periódica; cada segundo domingo de mes) de “Actualidad Radio” en Miami, Florida, USA:

http://www.ivoox.com/entrevista-al-dr-antonio-pinero-02-12-2017_rf_16961753_1.html,

por si alguno le interesa. El tema es Jesús de Nazaret en el contexto del siglo I en Israel.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Moisés 23.02.17 | 17:05

    MANUEL (22.02.17/20:54): Un sarcasmo (si lo fuera) equivalente no sólo me parece pertinente (contra mí) sino que disfruto mucho cuando (especialmente en otro blog) los leo con agradecido y risueño semblante y una sonrisita melíflua complacida.


  • Comentario por Manuel 22.02.17 | 20:54

    En efecto, Moisés: nos daba igual la religión del buen historiador (no se mira).
    Pero entonces sobraba su sarcástica alusión (21.02.17 | 15:11) a que "too er mundo e güeno", especialmente los "científicos", claro. Y sobre todo si son agnósticos o ateos (no digo ya los "antirreligiosos")... ¡esos son la leche de imparciales!".
    Porque cuando se dicen cosas de esa laya debe imaginarse un sarcasmo equivalente sensu contrario, que ya no le parecería pertinente. Ni lo sería, como no lo era ése en concreto.

    Y el resto, esa necesidad de esforzarse en reducir al mínimo los prejuicios y el servicio sesgado a las propias preferencias, para mí no sobraba. Es algo que tenía Toynbee, incluso cuando dirigía trabajos monográficos de autoría múltiple.
    Saludos

  • Comentario por acs 21.02.17 | 23:52

    El planteamiento entre dos tipos de hacer historia que solo existe en la prejuiciosa cabeza de david mo, irrevesiblemente marcada, según sus últimas manifestaciones.
    La imparcialidad del historiador está en aparcar cualquier tipo de ideología, religiosa o no, para considerar los datos objetivamente e interpretarlos de forma plausible.
    Cosa q al parecer los q se autodenominan aconfesionales - y q llaman confesionales a quienes no comparten las marcas de su propia confesionalidad inconfesada- son incapaces de hacer,porque no solo no reconocen su sesgo sino que proyectan sobre los demás sus propios prejuicios.

  • Comentario por Moisés 21.02.17 | 19:23

    Creo, MANUEL (18:58), que entendió muy bien (o, por decirlo más exactamente, es justo lo que yo entendí y por eso la traje) que la frase de Toynbee era un ejercicio de honestidad. Ahí concluía y se cerraba el tema. Todo lo demás, para mi intención e interés, sobraba. Lo que no quiere decir que cada cual no pueda hablar de lo que quiera y como le parezca, con el permiso del Blogger. Pero no era el asunto que yo planteaba.

    Y a mí me da igual que Toynbee o el sursum corda sea ateo, creyente, agnóstico o pianista. Lo que me interesa (y no siempre, ni mucho menos) es lo que dice. Y cuando replica se ciñe al tema propuesto... si le da la gana. Ya lo he dicho muchas veces: al grano, al grano...

    O como dijo Ortega (con permiso de XOCUPO supongo) o se hace literatura o se hace precisión o se calla uno.

    Saludos... y fin.


  • Comentario por Manuel 21.02.17 | 18:58

    Moisés: el asunto iba más allá de que fuera deseable. Cuando leí esa frase de Toynbee la entendí como un ejercicio de honestidad. Porque Toynbee hace un enorme esfuerzo por desprenderse de prejuicios y sus libros pueden leerse como fuente de historia no tergiversada (o con el mínimo de tergiversación posible).

    Pero resulta que esa misma frase: "nadie es imparcial", "todos son parciales", la hallo reproducida por personas que no tienen el menor interés en reducir sus prejuicios o esforzarse en hablar o escribir con la mínima parcialidad posible. A esto me refería. Del mismo modo que hay gente que ataca a la ciencia (así en general) porque con frecuencia tiene que corregir sus afirmaciones previas, lo que convierte a su saber (e incluso a su método) en inseguro y falible. (Lo que quisieran aprovechar para defender en su lugar conocimientos no científicos o anti-científicos.)
    De eso iba la cosa, no de que se deba ser ateo o agnóstico-escéptico. Ni sé si Toynbee lo era

  • Comentario por Moisés 21.02.17 | 15:11

    MANUEL (20.02.17/19:16): el asunto no era que sería deseable (lógico, por otra parte) que disminuyeran y si posible fuera (que no lo es) no existieran prejuicios en nadie: todos "asépticos". Pero eso no era la cuestión. Se trataba de que yo creo (y me apoyaba en historiador tan sobresaliente como Toynbee) que todos tenemos prejuicios y entre ellos los historiadores. Eso no se puede evitar. Lo honrado es admitirlo... y procurar corregirnos... en lo posible.

    Por lo demás, no tengo nada en contra de aquello de "too er mundo e güeno", especialmente los "científicos", claro. Y sobre todo si son agnósticos o ateos (no digo ya los "antirreligiosos")... ¡esos son la leche de imparciales!

  • Comentario por Moisés 21.02.17 | 15:03

    Mi respuesta, KIRA (13:50) era justamente mi última frase. Lo otro, como es evidente, era preámbulo. Pero no pase mal rato por ello.

    Y sí, DAVID MO (13:08), mi respuesta es una respuesta. Puede ocurrir que no le parezca bien. O, aunque sería muy raro en persona avisada, que no la hubiera entendido.


  • Comentario por Kira 21.02.17 | 13:50

    La respuesta de Moisés viene siendo aquella que dice:"¿Sabes cómo se llaman los de Albacete?".Y el otro responde :"¿Todos?".

  • Comentario por David Mo 21.02.17 | 13:08

    No MOisés, no estaba proponiendo a nadie como modelo y menos a mí mismo. Le estaba planteando la alternativa sobre dos tipos de hacer historia. Su respuesta no es una respuesta.

  • Comentario por Manuel 20.02.17 | 19:16

    Pero la meta es, precisamente, la contraria. Reducir al mínimo los prejuicios. Tomar todos los datos. Aplicar el método científico, el análisis desapasionado no militante, que no seja llevar por preferencias previas. Entresacar qué pudo decir aquel maestro y qué no. No tener miedo a criticar sus ideas, con la comprensión inherentes a saberlas propias de su tiempo, sociedad, creencias y militancia. Etc.
    Y tampoco es para tanto si sale un rabino algo inferior a otros tres o cuatro. O un santo algo inferior (o superior, ya digo: sin prejuicios) al santo de Asís. (Dicho sea sin nombrar a sabios griegos clásicos, a diversos maestros modernos, a poetas y literatos de enjundia, ni a filósofos de la modernidad y el tiempo contemporáneo.)

  • Comentario por Manuel 20.02.17 | 19:12

    Digamos que le hablaba a Toynbee (lástima que ya no viva) siguiendo su propio punto de vista, y que le daba la razón al mismo y completaba su idea, para, seguidamente, alertar lo que no debiera leerse para ser detentado como excusa.
    Una vez asumida la lección -por lo demás añeja y pre-conocida- llamaba la atención de que la misma tiene la finalidad de reducir sesgos, no de servir a cualquier fin ideológico. Así, irse por la tangente o suponer que todos los especialistas tienen un sesgo, por ejemplo el aconfesional o el iconoclasta, equivale a la actitud de quien sostiene que "la ciencia se equivoca", los científicos no hacen sino corregir sus ideas previas y tienen que rectificar continuamente, existiendo enfoques acientíficos más certeros e infalibles. Y del todos yerran cabe pasar al todo vale y el enfoque bíblico y creacionista puede equivaler a cualquier otro, por mucho estudio e investigación que incluya, y que cuenta con la autoridad o infalibilidad de Dios.

  • Comentario por Moisés 20.02.17 | 15:17

    DAVID MO (08:45) nos pregunta: "¿Qué prejuicio es menos irracional? ¿Cuál se ajusta más al criterio de imparcialidad?". Pues no sé: no conozco a todos; en realidad no conozco a casi nadie y conocer bien, a nadie. Pero lo que sí creo que puedo afirmar a juzgar por lo que aquí leo es que Vd. no se encuentra entre aquellos que serían respuesta adecuada a sus preguntas.

    MANUEL (09:45) me dice "No le he quitado la razón". Gracias pero casi es imposible: tengo tan poca...

    Y no voy a releer lo que leí y entendí perfectamente... si Vd. escribió (como supongo) lo que quería escribir.

  • Comentario por acs 20.02.17 | 10:05

    Y el otro, lo mismo. No se dejen llevar por sus preferencias vds, q van desde la inexistencia del personaje Jesús a la pretensión de q sus discípulos no recogieron sus enseñanzas -por lo cual sin ningún tipo de justificación las ignoran y se inventan otras.
    Si desde el escepticismo dijera alguien que certezas hay muy pocas, sería una opinión aceptable. Hay algunas certezas y muchas otras plausibilidades según los datos, y así se consideran.
    Pero no tiene nada de imparcialidad, inventar contra todos los datos otra figura que les apetece más: por ejemplo, un galileo armado inexistente.
    Para saber lo q pensaba Jesús sobre el reinado de Dios, habrá que empezar por leerse sus parábolas y todas las enseñanzas q se consideran auténticas desde criterios históricos. Luego, si cree q no son suyas, justifíquelo adecuadamente -no las rechace porque le apetece sin más. Y si no cree q se pueda decir nada sobre Jesús xq su escepticismo total no es falso, pues no diga nada.

  • Comentario por acs 20.02.17 | 09:55

    El prejuicio del historiador "confesional" inconfesable = el que se dice no confesional y acusa de confesionales a los demás es que mete su concepto de "Dios" hasta en la sopa para negarlo, cuando nadie está hablando de eso y crean dogmas "aconfesionales" a los cuáles tienen que ajustar los datos aunque no ajusten.
    Parcialidad supina la de DavidMo que cree encontrar "confesionales" que creen que la historia es el desarrollo de la voluntad divina que en ella se manifiesta. Aparte de q ese concepto de Dios y la historia será el de la unidad de quemados marcados a sangre y fuego y desde sus prejuicios lo proyectan sobre los demás.
    La imparcialidad está en aparcar cualquier tipo de ideología para considerar los datos objetivamente e interpretarlos de forma plausible.
    Y el tema aquí no es si existe Dios, sino los datos sobre el pensamiento de Jesús y el de los primeros cristianos: descripción, al margen d q le guste o le disguste su pensamiento, q no viene al caso.

  • Comentario por Manuel 20.02.17 | 09:45

    Moisés: no le he quitado razón. Pero, siendo verdad que hay gente formada que no actúa imparcialmente y de acuerdo con el método científico, cuya pretensión final es el conocimiento objetivo de la realidad y sus correlaciones causales, así como la comprobación o refutación de enunciados falsables, relea por favor: "estimo que es muy importante reducir los prejuicios al mínimo posible. Lo que equivale a decir eliminarlos en la mayor medida posible. Que es lo que suelen hacer los científicos: no dejarse llevar por las preferencias, estudiar minuciosamente todos los datos y sacar conclusiones con pretensión de objetividad." Lo que suelen y deben hacer en la medida en que sean científicos, claro está.

    Añadí que "lo contrario, el "todos tienen prejuicios" no anula los propios, ni siquiera sirve ni de excusa para disimularlos." Luego debemos intentar razonar y ser razonables a partir de los datos. Y claro que es un prejuicio partir de creencias religiosas para hablar de un hombr...

  • Comentario por David Mo 20.02.17 | 08:55

    Pues aclaremos prejuicios. El "prejuicio" del historiador no confesional es que la historia hay que contarla con hechos comprobados e ideas expresadas en textos datables.
    El prejuicio del historiador confesional es que la historia es el desarrollo de la voluntad divina que en ella se manifiesta.
    ¿Qué prejuicio es menos irracional? ¿Cuál se ajusta más al criterio de imparcialidad?

    Sírvanse Uds. mismos/as.

  • Comentario por acs 19.02.17 | 23:17

    Tiene vd razón, Moisés. Soy yo la q les recomiendo el disgusto, no usted. A cada uno lo suyo.
    Saludos y buenas noches.

  • Comentario por Moisés 19.02.17 | 19:47

    Perdone, acs (19:41). Si se refiere a mí, como supongo, yo he dicho que NO lean el evangelio de las misas de hoy (Mt 5, 38-48) para que no se disgusten con lo de su "amor guerrero" y la violencia de Jesús de Nazaret que quieren, a toda costa, "militarizar".

    Saludos

  • Comentario por acs 19.02.17 | 19:41

    Y ya hacen falta prejuicios para el razonamiento retorcido de ignorar la dura reprimenda de Jesús a sus discípulos por sugerir actuar violentamente. Ante la enseñanza de Jesús rechazando la violencia ellos se quedan con la sugerencia que Jesús reprueba precisamente.
    ¿Que por qué lo sugirieron? Pues porque esa esa la cultura en la que estaban inmersos, con los contravalores que Jesús vuelve del revés. Un comentarista sugirió que leyeran el evangelio de hoy, Mt 5,38-48 tendrán otro poco más de lo mismo.
    En cuanto a quien quiere convertir una parábola de advertencia en una sugerencia para organización de la sociedad, su falta de comprensión lectora y desconocimiento de los géneros del evangelio es lo único que puede deducirse de su comentario.

  • Comentario por Moisés 19.02.17 | 19:24

    ¿Y quién ha dicho que no tengan prejuicios "los propios"? ¿Y quién ha dicho que haya de buscarse excusa para disimularlos? Toynbee dijo que el historiador HONESTO (de los demás, no habla) tiene prejuicios pero debe decirle a sus lectores cuáles cree que son para que el lector tenga idea de qué pie cojea cuando escribe, describe, opina y narra. Y Toynbee, aunque quisiera corregirse ya no puede: debió de morir cuando Francisco Franco, año más o menos.

    Y de algunos científicos, incluso de Harvard, ya hemos hablado lo suficiente para saber que no es oro todo lo que DICEN que reluce.

    Y aquí mismo se ha dicho, hace muy pocos días, lo de "si la educación recibida no nos hubiera marcado a fuego en el alma...". Y el prejuicio queda... aunque no se quisiera.

    Y no hay que disimular, sino ser honrado. Y no decir que se sabe lo que no se sabe. Y aclarar lo que son creencias con más o menos fundamento. O callarse, si se prefiere.


  • Comentario por Manuel 19.02.17 | 18:19

    Con todo, yo estimo que es muy importante reducir los prejuicios al mínimo posible. Lo que equivale a decir eliminarlos en la mayor medida posible. Que es lo que suelen hacer los científicos: no dejarse llevar por las preferencias, estudiar minuciosamente todos los datos y sacar conclusiones con pretensión de objetividad.

    Lo contrario, el "todos tienen prejuicios" no anula los propios, ni siquiera sirve ni de excusa para disimularlos.

  • Comentario por Moisés 19.02.17 | 15:24

    Muy claros, oportunos, contundentes y adecuados los comentarios de LUIS ENRIQUE ANTOLÍN (18.02.17 a las 19:05 y 19:26).

    Insisto en ese sentido copiando al insigne historiador Arnold J. Toynbee:

    "El historiador honesto no es el que proclama no tener ningún prejuicio, sino el que dice a sus lectores cual cree que es su prejuicio".

  • Comentario por Manuel 19.02.17 | 15:12

    Rectificación:
    Donde dice "que es lo que suelen leer los especilialistas", debe decir, "que es la lectura que he leído en algunos especialistas."
    En cualquier caso, está claro el planteamiento -deseo, fin de la aldea, castigo definitivo para las aldeas y sus ciudadanos- de los seguidores de Jesús. Y que tal intención destructora, con participación activa en la medida de su capacidad o poder, no cabe entenderla en gente del todo pacífica, altamente moral, centrada en el conocimiento y en la práctica del bien, etc.

  • Comentario por Manuel 19.02.17 | 14:52

    Para mí el plantearse quemar dos aldeas reacias al seguimiento del mesías Jesús (que es lo que suelen leer los especialistas) no es asunto baladí. Vale: Jesús se negó a ello. Pero, siguiendo un razonamiento parejo al del profesor, difícilmente a los seguidores de cualquier filósofo griego se les habría ocurrido algo parecido (o rezar para que las ciudades sean incendiadas por algún tipo de poder divino).

    En cuanto a ver normal que un rey (o candidato a rey o a rey-mesías) quiera estrangular con sus manos (según una versión) o hacerlos estrangular delante de él (según la otra lectura) por el mero hecho de no haber querido que gobernara sobre ellos, pues... No parece muy presentable. De nuevo, varios especialistas deducen que Jesús se está refiriendo a sí mismo. Pero basta con que lo vea bien o apropiado.

    Y nada de esto desdice el resto de los valores de Jesús como hombre religioso, que se cree llamado por Dios, al que llamá abba, etc. El conjunto es el total.

  • Comentario por acs 18.02.17 | 22:58

    Lo q varió fue la conciencia de su mision al concebir la posibilidad de ser un tipo distinto de mesías.
    De ser profeta del Reino, q predicaba sus valores y consideraba que sus obras eran signos de la presencia de ese reino, pasó a considerar la posibilidad de ser mesías según los valores de ese reino q no son los de los poderes de este mundo-y asumir su posible fracaso como el siervo sufriente de Isaías que acabaría en éxito como hijo de hombre de Daniel. Tomar el papel del pueblo por un lado y cumplir una misión divina por otro, la de traer el reino de Dios en su plenitud, esa parece que fue su última idea sobre el asunto, la que desencadenó los hechos de sus últimos días. Al menos así lo vieron los suyos y así parece haberlo entendido él. Por lo menos, lo cierto es q la violencia la rechazó siempre. Por mucho que recurran ocurrentemente.

  • Comentario por acs 18.02.17 | 22:42

    El buen historiador no podrá eludir... dicen arriba. El buen historiador, seguramente no. Pero el que tiene ideas fijas recurrentes tratará de eludir cualquier cosa.
    Fíjense en la lógica del razonamiento: cuando los discípulos piden a Jesús que fulmine las ciudades y él les reprende duramente, cualquier lector objetivo diría que está claro que a Jesús le parece fatal la idea de sus seguidores de ejercer la violencia. Pero no, el "aconfesional inconfesable" dirá que cuando se lo piden por algo será. :)
    Y lo de las ciudades: advertencias y lamentos, no amenazas ni violencia por su parte. Se ve venir lo q va a ocurrir a quienes no quieren poner remedio.
    ¿También cuando lloraba ante Jerusalén estaba amenazando con violencia? Qué forma de desenfocar las cosas...
    Y cuando no quiere que le hagan rey no es porque aún no estuviera preparado para arrebatar el poder violentamente -nunca se preparó para eso y nunca buscó los medios violentos -eso no varió nunca.

  • Comentario por acs 18.02.17 | 22:16

    Los interesados en el estudio de la historia, sean ateos, agnósticos, budistas, musulmanes o cristianos, pueden ser objetivos, si quieren. Claro que el mejor método no suele ser crear primero el "dogma" -aconfesional, por supuesto- y luego intentar cortarlo todo por el mismo patron literalmente.
    Cuando se corta media frase y se deja la otra mitad considerando q una es invención de juan y la otra no, ¿a qué se debe? ¿a la imposibilidad de que Jesús llamara a Dios Padre? -pues para recurrencia, lo de abba. A que no tuvo jamás ese concepto de "beber o apurar una copa" -la recurrencia también existe. ¿O tal vez que no podía imaginar lo que se le venía encima? Ahora resulta que el "prudente" era tonto.
    Cualquier recurrencia q no sea la de la multiplicación de espadas parece ser inconfesable -curioso método.

  • Comentario por acs 18.02.17 | 22:03

    Pues por el "dime con quien andas y te diré quién eres" el Nick pelota dejaría en muy mal lugar a los que llama aconfesionales. Habrá quien crea que son como él: inconfesables ateístas de confesión y apolojetas del anticristianismo por vocación. Cuando la verdad es que hay diferencias entre unos y otros, al menos hasta ahora - a pesar de alguna cosa rara ocurrida últimamente, cuyas pruebas he conservado porque nadie lo creería si no lo viera.

  • Comentario por Yohanan 18.02.17 | 21:42

    .Jesús si tuvo un lenguaje incendiario, como el bautista, pero tanto el bautista como Santiago, no tenían un mensaje de rebelarse contra Roma, Josefo habla de estos personajes relacionados directamente con Jesús como personas de bien y practicantes de la virtud (casi como a la manera helenista), y todos sabemos que Josefo odiaba la causa zelote por ser el detonante de la destrucción del templo, lo que si tenemos claro es que hubo un fervor espiritual sin precedentes entre la época de Jesús y posteriormente, iluminados como el profeta egipcio, y otros tantos (simón el mago?), aparecieron con nuevas doctrinas, otros solo se dedicaron a la violencia (zelotes y sicarios), pero el personaje que inspiro a pablo claramente se ajustaba a la del siervo sufriente, no era un bandido, pero fue asesinado injustamente, además que hablaba de una esperanza mucho mejor que la que prometían los doctores de la ley, aun así habían 2 bandos por su semejanza doctrinal, la de Juan el bautista y Jesús

  • Comentario por Un poco de seriedad 18.02.17 | 20:52

    " el pasaje prueba (¿?) que el “núcleo duro” de los amigos íntimos de Jesús, que él había escogido, eran gente violenta. ( ¡ ! ) Hay un proverbio castellano, un poco duro quizás, pero que viene a cuento: “Dime con quién andas y te diré quién eres” "

    Bueno, con este procedimiento Titanic pasaría por una bella película romántica capaz de dejar un grato sabor de boca.
    Existe otro sabio refrán castellano que dice : al pan, pan y al vino, vino.

    Y desde luego, con esta forma ( yo diría que bastante burda ) de cortar lo que no interesa y tomar solo lo que conviene, a mi no me parece que a estos señores se les pueda tomar en serio como historiadores o investigadores. Pero por otro lado nada mejor para un buen marqueting que generar polémica, aunque sea gratuita. Seguro que sus próximas publicaciones serán de éxito pero no seré yo quien las recomiende.


  • Comentario por Luis Enrique Antolín 18.02.17 | 19:26

    .....con las consiguientes ,cómo no, alegaciones de independencia y objetividad. Independencia de confesionalismos religiosos, sí,no independencia de las propias necesidades y presupuestos antedichos,objetividad,sí,a la medida,objetivamente viendo lo que objetivamente se quiere y se necesita ver.

    Vamos,que resulta de manifiesta ingenuidad el suponer que las tales visiones están avaladas por un espíritu incontaminado o casi de "engañosa" subjetividad. Algo así ningún analista serio se atreve a mantenerlo hoy en día; por cierto,me viene "in mente" respecto a ésto alguien, ya del siglo XIX, tan "poco sospechoso" de veleidades cristianas como Nieztsche.

    En ocasiones,la correspondencia entre la verdad "objetiva e independiente" de los que se autocalifican de tales y lo realmente acontecido puede acaso ser pura coincidencia, advertencia de las películas que no estaría de más tener en cuenta respecto a las "películas" que como fiel reflejo de la realidad venden.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 18.02.17 | 19:05

    Es una enorme ingenuidad el considerar que los especialistas académicos ,y no menos por mucho título académico que en principio les avale,no están condicionados por su propia visión del mundo así como por la propia dinámica del mundo académico en la que se insertan y que no deja de conllevar,e incluso imponer,sus propias reglas.

    Piñero-Bermejo no constituyen precisamente una excepción. Su claro ,clarísimo,empeño en promover la visi´n de un Jesús sedicioso puede ser comprendida con toda propiedad si se tienen en cuenta y analizan,de puro análisis racional hablo,determinados esquemas y parámetros tanto de índole individual como,lo acabo de decir,inherentes a la misma dinámica académica.

    A estos prámetros y esquemas conviene ,es requerida,la presentación de un Jesús sedicioso y,en última instancia,de hecho ahí reside el "quid" del asunto,normalizado y,en definitiva,banalizado. Es un Jesús "manejable",triunfan la razón y la Academia, por supuesto con las consiguie...

  • Comentario por Manuel 18.02.17 | 18:15

    No veo por qué al profesor ni a cualquier especialista le iba a "interesar" no discernir algunas veces...
    Supongo que ese problema afectará en infinita menor medida a los estudiosos aconfesionales. Digo yo. Sus conclusiones no están predeterminadas, son fruto de un estudio desapasionado y concienzudo cuya transmisión es muy de agradecer. De hecho les cabe seguir aprendiendo. Como idealmente a nosotros. Sin desconsiderar las dificultades, que la tesis que Vd defiende tiene unas cuantas de ellas, bien fuertes y difícilmente afrontables; razón por la que no han sido respondidas.
    ¡En fin!

  • Comentario por galetel 18.02.17 | 13:02

    ¡Hay que ver cómo el Prof. Piñero sabe discernir lo que es teología joánica, a veces, y otras veces no!
    Como a él le conviene, naturalmente.

Miércoles, 21 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930