El blog de Antonio Piñero

No hay enigma alguno en la causa de la muerte de Jesús. Jesús y la resistencia antirromana (XXXIII)

10.02.17 | 09:05. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

La hipótesis de un Jesús sedicioso para el Imperio romano explica algunas de las cuestiones sobre la vida y la personalidad de Jesús que se plantean normalmente los exegetas, y sobre las que escriben miles de páginas… pienso que algunas inútiles. Así, en primer lugar, la hipótesis de un Jesús sedicioso explica con mucha sencillez la razón por la que Jesús fue condenado a muerte en cruz… y por los romanos, no directamente por los judíos.

Según el pensamiento del evangelista Marcos (14,61-64) Jesús fue condenado por blasfemia. Según Lucas, su condena fue un trágico error: un Jesús inocente y pacífico fue tenido por lo que no era, un Jesús subversivo (Lucas da a entender que las tres acusaciones formuladas contra Jesús en 23,1: “«Hemos encontrado a éste alborotando a nuestro pueblo, prohibiendo pagar tributos al César y diciendo que él es Cristo Rey”) son en realidad falsas y que los testimonios de la testigos no coincidían. Es cierto que Jesús se declara “rey de los judíos” en el Evangelio de Lucas, pero de inmediato Pilato, el guardián del orden imperial, dice que “no halla en el ningún delito”. Eso significa que la realeza de Jesús –según Lucas– no ofendía al Imperio. Por tanto, era una relaza simplemente espiritual. En esa misma idea abunda el Evangelio de Juan (“Mi Reino no es de este mundo: Jn 18,36).

Las tres razones dadas por los evangelistas para la muerte de Jesús (blasfemia; simple injusticia; espiritualidad/un reino de Dios inocuo) no convencen para quien conozca al siglo I y a los personajes que intervienen en la condena. En primer lugar, según los evangelios mismos, Jesús jamás pronunció blasfemia alguna (era preciso que se pronunciara expresamente el nombre de Dios en una frase injuriosa contra él). Tampoco fue una blasfemia la purificación del Templo, ni mucho menos el conjunto de su enseñanza, tanto en Galilea como en Jerusalén. Marcos concluye, pues, explícitamente que los jefes de los judíos mintieron en esa reunión del Sanedrín. Además cuando llevaron a Jesús ante Pilato para que lo condenara a muerte (él era el único que poseía ese derecho, el denominado ius gladii = literalmente “derecho de espada”), los judíos omiten el cargo de blasfemia y le acusan de “muchas cosas” (Mc 15,3), pero no precisamente de aquello por lo que lo habían condenado según la ley judía. Y ¿de qué lo acusan? De lo más verosímil según la vida pública de Jesús. E igualmente, según los mismos evangelistas, el crudelísimo y duro Poncio Pilato, se encarga de defenderlo!!! Marcos, pues, prepara el terreno para que Lucas insista en el tremendo error de haber condenado a muerte a un justo inocente. E igualmente el Evangelio de Juan. Que se equivocaran tanto Herodes Antipas (que persiguió a muerte a Jesús: Lc 13,31) y Poncio Pilato es altísimamente inverosímil.

¿Cuál es, pues, la solución al “enigma” (según escriben algunos) de la muerte de Jesús?: pues que tanto Pilato como Antipas sabían por sus informadores que la predicación de Jesús sobre el reino de Dios era políticamente subversiva, y que al final de su vida Jesús se había declarado rey mesiánico de Israel. Y eso suponía un gravísimo delito de lesa (“herida”) majestad del emperador, Tiberio, y del Imperio mismo. Luego la condena a muerte en cruz por sedicioso era inevitable. He ahí la razón simple y sencilla de la muerte de Jesús apuntada ya por el patrón de recurrencia con treinta y seis indicios nada menos… que si se busca en los comentaristas confesionales es muy difícil que se encuentre. No hay enigma alguno en la causa de la muerte de Jesús.

Tampoco hay enigma alguna en el hecho de que Jesús no fuera crucificado solo (Mc 15,27. 32; Lc 23,33; Jn 19,18; a este tema ha dedicado F. Bermejo un artículo completo que los lectores pueden leer en “Academia.edu”). La solución más sencilla a este “enigma” es que; a) había relación entre los tres crucificados; los tres estaban condenados por el delito de sedición, como supone el suplicio escogido para la muerte; b) que Jesús estuviera colocado en el centro tiene como explicación probable el que él, Jesús, fuera el más importante de los tres; c) y si , flanqueado por los otros dos es que eran reos del mismo delito. Incluso el Evangelio de Marcos indica que esos dos individuos que sufren la misma suerte de Jesús podían ser denominados lestaí (bandoleros; es decir, sediciosos en la jerga política de la época; vocablo rebajado a simples “malhechores” por Lucas 23,33), parece también probable que Jesús fuera considerado un lestés, es decir, un sedicioso según las leyes del Imperio. Lucas pone en boca de uno de esos dos “bandoleros/sediciosos” que Jesús había sido condenado a la misma pena… Con cierta oscuridad está indicando –aunque no lo diga expresamente– que la causa de la condena es la misma.

En una palabra: no hay enigma ninguno en la muerte de Jesús ni tampoco en que fuera condenado en compañía de otros dos. La causa era clara según Poncio Pilato: “Jesús el Nazareno, el Rey de los judíos”. Jesús era un sedicioso contra el Imperio Romano.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por acs 15.02.17 | 21:09

    El pequeño grupo de judíos que le seguía estaba llamado a ser levadura en la masa para que el reinado de Dios llegara a plenitud. Ese es su mensaje.

  • Comentario por acs 15.02.17 | 21:04

    Las críticas de Jesús iban dirigidas a los judíos antes que a los romanos. Y no eran por no levantarse contra los romanos sino por no convertirse a los valores del reino. Por eso su predicación resultaba molesta a los poderosos.

  • Comentario por J.P. 12.02.17 | 08:15

    Procrstoc: de nads, no importuna en ni gún momemto.

    Precisamemte, ha contestado la clave de los Graco: ellos no pretendían pero amenazaban el statu quo y sin violar la ley. Y aun así, fueron asesinados.

    Saludos.

  • Comentario por procestoc 12.02.17 | 01:32

    ...discutir en profundidad cualquier teoría sobre el Jesús histórico.
    Eso sí, si no le parece mal, seguiré "importunándole" con breves preguntas o consideraciones cada vez que no esté de acuerdo con algo de sus intervenciones al igual que a otros comentaristas del blog.
    A los profesores no se lo hago porque no suelen contestar y además otros lo hacen mejor que yo.

    Gracias por prestarme atención y un saludo a todos.

  • Comentario por procestoc 12.02.17 | 01:24

    ...surgieron siglos después, a no ser que simplifiquemos al máximo su personalidad y elijamos unicamente aquello que nos interesa.

    En cuanto a discutir sobre las teorías de Richard Horsley yo encantado, pero si tenemos que hacerlo por aquí me niego en redondo por varios motivos.
    En primer lugar porque me cuesta horrores explicarme por escrito. Soy lento, y además al releer lo que escribo empiezo a cambiarlo y no acabo nunca.
    En segundo lugar porque por mucho que matice, el lenguaje escrito siempre deja lugar a ambigüedades que pueden ser malinterpretadas, como de hecho suele ocurrir en este blog, y no me apetece enfadar ni enfadarme con nadie.
    Y en tercer lugar porque cuando hablo de estos temas me gusta ver a mi contertulios, para ver como respiran, porque se tocan temas a veces muy sensibles y no merece la pena molestar a alguien tan solo para intentar tener razón.
    Así que a no ser que vivamos cerca y su vida sea muy aburrida veo muy difícil discu...

  • Comentario por procestoc 12.02.17 | 01:10

    J.P.: Los Graco no intentaron una rebelión, sino algo peor. Su posición en el poder les permitía ser una amenaza tan grande para el senado que la única solución era claudicar o asesinarlos. Sin embargo fueron eliminados de mala manera, sin ejecución formal.
    Independientemente de la justicia del acto la motivación está clara.
    En el Jesús del evangelio falta la motivación de Pilato, y así lo reconocen los propios autores. Pilato no ve culpa en él. No puede ser de otra manera. El hecho de provocar un pequeño altercado en el templo no justifica su crucifixión. Tiene que haber algo más y el cartel de la cruz parece indicar por dónde van los tiros.
    ¿ultranacionalista con un grupo armado? En mi opinión sí a lo primero (si por ultranacionalista entendemos que buscaba un Israel con gobierno propio) y no a lo segundo.
    ¿Yihadista? Pues ni yihadista, ni pacifista, ni comunista, ni feminista, ni madridista. No se puede incardinar a un personaje del siglo I en movimientos que...

  • Comentario por J.P. 11.02.17 | 18:27

    Arrebatamiento ideológico, debo añadir.

    Saludos.

  • Comentario por J.P. 11.02.17 | 18:26

    Procestoc: los Graco fueron asesinados y, que se sepa, sin que hubiesen intentado ninguna rebelión.

    A mí me da exactamente igual su reforma agraria, su fuerin unos santos varines o unos cabritos con pintas y los cuernos retorcidos.

    El ejemplo de Graco empieza y acaba en el asesinato de estado sin que mediase violencia armada por parte del finado. ¿Que Roma solo iba a matar a un judío ultranacionalista con un grupo armado? ¡Quiá, hombre! Eso es una falacia.

    Por cierto, cuando quiera discutimos sobre Richard Horsley y su Jesús histórico.

    ¿Que a usted le parece ridículo?

    Más me parece a mí el Jesús yihadista y el arrebatamiento con el que se acepta de forma tan acrítica por algunos comentaristas.

  • Comentario por procestoc 11.02.17 | 18:15

    Hace unos días Martin Luther King. Hoy los Graco. Como no aparezcan mejores ejemplos o se amplien los razonamientos me van a obligar a suscribir las tesis del profesor Montserrat. ;)
    Un saludo.

  • Comentario por J.P. 11.02.17 | 08:02

    Un poco de seriedad: los Graco debieron ser unos terroristas de la peor especie a decir de algunos.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.02.17 | 20:01

    .....en cambio aparece como un auténtico patrón de recurrencia, a su lectura me remito.

    Comprendo que para la mentalidad y los presupuestos de un investigador académico en línea cientifíco-positivista no quepa opción de renunciar a la aprehensión completa,razonada y sin fisuras o cabos sueltos de un hecho histórico, pero quizá no estaría de más reconocer, en aras de la racionalidad misma,tanto la condición singular del tema que se trae entre manos,y el tema religioso,no solamente cristiano,conlleva un grado de singularidad que no se puede obviar, como lo en última instancia indecidible y enigmático del material en cuestión.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.02.17 | 19:49

    ......que "cuela" en los Evangelios nada menos que treinta y seis muestras de "material furtivo" no impide transformar en lestai,bandidos,malhechores. Incuestionable,sin duda.

    En cuanto a la imputación de blasfemia (imputación que,por cierto,el discurso cristiano merece desde siempre a ojos de judíos y musulmanes), insisto e insistiré cuanto sea necesario que representa de todas todas el episodio al que en mayor medida,con mucha diferencia respecto a cualquier otro, cabe aplicar el criterio epistemológico de dificultad, resulta inconcebible en una mentalidad judía que pretender "vender" a un Mesías bajo este presupuesto.

    Tampoco es cierto,como se afirma en la postal,que esta cuestión no aparezca en los Evangelios, dejando aparte el episodio del juicio ante el Sanhedrín. Aparece, aunque quizá sólo apuntada, en algunos momentos de los Sinópticos, y en el Ev de JN,que no reseña detalles de la comparecencia de Jesús ante la autoridad religiosa, en cambio aparece....

  • Comentario por J.P. 10.02.17 | 19:41

    Las citas, de Tiberius, Robin Seager, Blackwell, 2005, p. 126 (primer comentario) y p. 137 (segundo comentario).

  • Comentario por J.P. 10.02.17 | 19:38

    [...]

    En.nius wa.s pros.ecuted for maiestas be.cause he had melted down a si.lver sta.tue of the princeps. Tib.erius, as might have b.een ex.pected, flatly refu.sed to admit the char.ge, on.ly to find him.self ope.nly at.tacked by the jur.ist C. Ateius Capito for cur.tailing the fre.edom of the senate by dep.riving it of the ri.ght to decide for its.elf.

    [...]

    It is indispu.table that the operation of the law was a major source of evil. The eag.erness of professional informers to exploit its pos.sibilities, the relu.ctance of their friends and families to as.sist defendants for fear that they might se.em ac.cessories to tre.ason, and the senate’s syc.ophantic readi.ness not merely to cond.one but often to init.iate abuses of the le.tter and spirit of the law are sy.mptoms of a dis.eased society. But the bla.me must rest on the principate as an institution.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.02.17 | 19:28

    ....contra la misma lógica y razón en tanto se empeñe en no reconocer los cabos sueltos que sus supuestas explicaciones omnicomprensivas dejan sin atar, es decir, en tanto no sea capaz,en pura lógica y razón, de reconocer la dimensión enigmática,en último términoindecidible,del personaje y del fenómeno alrededor de él generado.

    No se da razón de por qué los seguidores inmediatos de Jesús no sufren persecución por parte de Roma,nada indica que ésta se produjera; sí hay constancia,el testimonio directo de Pablo (primeros escritos del cristianismo,no lejanos a los hechos,interés particular,pues,de los testimonios en primera persona) de que fueron perseguidos por la autoridad religiosa judía. Ello casa bien,por cierto,con lo consignado en los Evangelios, "casualmente" casa mejor que lo del Jesús sedicioso condenado por motivos meramente políticos.

    Condenado junto con dos de sus seguidores,a los que el enorme peso de la tradición que "cuela" en los Evangelios...

  • Comentario por J.P. 10.02.17 | 19:28

    But the laws were well administered, in Tacitus’ view, throughout the early years of the reign, with the exception of the law of treason, maiestas minuta. The first general law on the subject had been introduced by a reforming tribune, L. Appuleius Saturninus, in either 103 or 100, to punish the corruption and incompetence of senatorial commanders. The vagueness of the concept of maiestas had made the law a two-edged weapon, and more popular tribunes were prosecuted for sedition than generals for failure in the field. A new law of the dictator Sulla clarified several questions by specifying a number of actions that constituted maiestas minuta, a process continued by the law of Julius Caesar. Whether Augustus introduced a further law is uncertain, but he extended its scope to include written libel.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 10.02.17 | 19:15

    Volvemos con esta postal al patrón de recurrencia del "sedicionismo" y vuelvo a mis particulares patrones de recurrencia como comentarista.

    El enigma referido a Jesús y del que frecuentemente he hablado( no sé si Piñero alude a ésto en la postal cuando dice "según escriben algunos") no alude a su muerte sino al personaje en sí mismo, que resulta en última instancia inaprehensible en términos de una explicación desde un punto de vista de estricta exactitud histórica. Aparecen demasiados cabos sueltos en lo concerniente al personaje y al fenómeno que alrededor de él se genera como para pretender ofrecer una respuesta definitiva y concluyente.

    Cabos sueltos,que no puedo atar y bien atar, se me presentan a mí como creyente,pero cabos sueltos,y numerosos,se me presentan en pura y desprejuiciada,sí,desprejuiciada, lógica cuando una historiografía científico-positivista presume de dar cuenta y razón de todo,despejando todo enigma, y de hecho yendo contra la misma.......

  • Comentario por galetel 10.02.17 | 17:22

    Está visto que el sesgo anti-judío y su sesgo inverso tienen en común el ser refractarios a la lógica.

  • Comentario por Un poco de seriedad 10.02.17 | 16:13

    Claro, David. ¿Cuando la justicia, los imperios, los dictadores, los militares...han matado a alguien inocente ? Es que somos muy, pero que muy mal pensados...


  • Comentario por Un poco de seriedad 10.02.17 | 16:04

    Bueno, Kira, que eran del pueblo quienes vitorearon a Jesús y los que pidieron su cricifixión....vale. Pero que fueran los mismos, no sé.

    Amén de que últimamente tenemos por aquí, sin ir más lejos, suficientes muestras de lo facil que resulta manipular a la masa para que siga unos intereses determimados. Para mí la narración evangélica es totalmente verosimil.


  • Comentario por David Mo 10.02.17 | 15:57

    ¿Qué es eso de "capacidad potencial"? O su discurso era sedicioso porque atraía a seguidores sediciosos o no era más que una chifladura de un personaje solo que no podía atraer a ningún enemigo real. La "potencialidad" de un discurso se mide sólo por las respuestas que provoca. Y si los romanos juzgaron necesario colgar de la cruz al chiflado (en el caso que lo fuera) es porque había quien le seguía en su mesianismo y, entonces, dejaba de ser un simple chiflado y era un enemigo de Roma. Pero por el hecho de proclamarse hijo de Dios en primer grado y predicar una conversión espiritual de amor eterno no iban a tomarse la molestia. Cuando los romanos actuaron contra los falsos profetas fue porque juntaban gente para hacer algo "malo".
    En todo caso, esto no son más que elucubraciones. Lo único claro es que había gente (cristianos posiblemente) que creían que Jesús había sido el profeta de una rebelión frustrada -en primera instancia- contra Roma y la jerarquía judía.

  • Comentario por Kira 10.02.17 | 15:52

    "Careciera de ejército ".Lapsus.

  • Comentario por Kira 10.02.17 | 15:50

    Pero en qué quedamos, Pilato mandó crucificar al galileo pq sus respuestas no le convencieron, pq un sólo hombre medio locuelo podría alterar gravisimamente el orden público (aunque creciera de ejército o seguidores en número suficiente),pq se vio poco menos que "obligado "ya que no veía culpa alguna en él...o pq tenía un mal día.
    Seguramente Pilato le preguntó...seguramente Jesús le respondió (o se calló).
    ¿Cuántos" viajes" dio Jesús de acá para allá?.¿Con qué nos quedamos?.¿Se hacía tan complicado para Pilato determinar la verdad sobre un inculpado por sedición hasta el punto de que fuera el pueblo el que decidiera sobre el fallo?.Por cierto, el mismo pueblo que determinó su crucifixión de forma histérica y que poco antes le recibía con hosannas y palmas (símbolo del nacionalismo).
    Es difícil no observar en estas narraciones un tufillo a "apaño ".

  • Comentario por galetel 10.02.17 | 13:04

    No importaba la intención real de Jesús, ni su capacidad militar para amenazar el poder instituído (que era nula), sino su capacidad potencial para causar desórdenes, alborotos, tumultos o disturbios, durante las fiestas judías de enardecimiento popular nacionalista que estaban ya comenzando. Y la opinión de Caifás, en este sentido, era muy digna de consideración por parte de Pilato. Este no necesitó de mayor justificación para ejecutar a Jesús como sedicioso, por la vía expedita, inmediatamente antes de las fiestas.

  • Comentario por David Mo 10.02.17 | 11:42

    Si Pilato se encuentra con un fulano que va diciendo que es el emperador de Roma, Rey de Judea o Prefecto de Siria y no tiene ejército ni seguidores armados, lo mete en un manicomio (es un decir), no lo clava en una cruz.
    La conducta de Pilato en los evangelios y la sentencia resultan incomprensibles, sus dictámenes, contradictorios entre sí, y la intervención del Sumo Sacerdote, el sanedrín y Herodes -por si faltara alguno para el romance-, una peli de romanos. Pero allá vamos todos y todas a analizar los capítulos de la intriga, página por página, verso a verso, a ver si averiguamos lo que realmente ocurrió. No comment.
    Lo que podemos sacar es que los evangelistas se ven obligados a desautorizar la versión de un Jesús sedicioso que corría por aquellos mundos de Yahvé, defendida por sus enemigos o por una tendencia minoritaria del cristianismo. Todo lo que sea ir más allá es hacer novelas. Saramago, Kazantzakis, Wallace... Elijan la que más les guste.

  • Comentario por galetel 10.02.17 | 11:03

    ningún esfuerzo en capturar y ejecutar a los seguidores de Jesús. Probablemente, lo consideró un fanático religioso, cuyo fanatismo había llegado a ser tan extremo que suponía una amenaza para el orden público. (…) Con toda probabilidad, Pilato recibió la acusación de Caifás, hizo flagelar a Jesús y lo interrogó brevemente, y, cuando sus respuestas no fueron completamente satisfactorias, lo envió a la cruz sin pensárselo dos veces.”

  • Comentario por galetel 10.02.17 | 11:02

    DESDE NUESTRO PUNTO DE VISTA, utilizando las explicaciones que ha dado el propio Prof. Piñero acerca de los conceptos del judaísmo de esa época sobre el “monoteísmo binitario” y los “dos poderes en el Cielo”, podemos afirmar que NO hubo blasfemia en realidad.

    La acusación que presentaron los sumos sacerdotes a Pilato no pudo ser en términos teológicos judíos, obviamente, sino “traduciendo” la pretensión de Jesús en términos comprensibles para el romano: “Dice ser el rey de los judíos”. Y la actitud consiguiente de Pilato ha sido muy deformada por los evangelistas; seguramente lo único que hizo Pilato fue preguntar a Jesús si aceptaba esta acusación o se defendía de ella, y Jesús no se defendió.

    Como dice Sanders: “¿Por qué ordenó Pilato la ejecución de Jesús? Porque el sumo sacerdote se la recomendó y le ofreció una eficaz acusación: Jesús creía ser rey de los judíos. Pilato entendió que Jesús era un aspirante a rey sin ejército, y, por tanto, no hizo ningún ...

  • Comentario por galetel 10.02.17 | 11:01

    de la manifestación de Yahvé.

    Piñero ha reconocido que esta frase daniélica pudo pronunciarla Jesús (y lo esgrime como un argumento para sostener que Jesús leía y conocía las Escrituras), aunque no aclara si fue en ese contexto y ocasión. Pero, a mi parecer, no puede descontextualizarse extrayéndola de la respuesta de Jesús a la pregunta directa y solemne del Sumo Sacerdote. La mención del “Hijo del hombre” se refiere autoreferencialmente al Jesús que responde, uniéndolo al mismo tiempo al “como un hijo de hombre” (como un ser humano) de Daniel.

    El motivo para negar o descontextualizar esta frase de la respuesta de Jesús, por parte de Piñero, es evidente para mí: porque esta frase pudo ser considerada blasfema por todos los sumos sacerdotes, incluidos aquellos nacionalistas que no habrían aceptado entregar a un posible mesías davídico. Pero sí estuvieron dispuestos a no oponerse a entregar a un blasfemo Mesías daniélico.

    Sin embargo, DESDE NUEST...

  • Comentario por galetel 10.02.17 | 10:59

    En mi opinión, este es un intento de exculpar a las autoridades judías que entregaron y acusaron a Jesús ante Pilato, según todas las fuentes, incluso Josefo.

    Si HUBO una reunión de miembros del Sanedrín en la que Caifás interrogó a Jesús, y se produjo el diálogo siguiente:
    Caifás: «¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito?»
    Jesús: «Sí, yo soy, y veréis al Hijo del hombre sentado a la diestra del Poder y venir entre las nubes del cielo»
    Entonces sí que HUBO BLASFEMIA DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LOS SUMOS SACERDOTES. No porque Jesús dijera “Sí, yo soy” declarándose mesías Hijo de Dios en el sentido davídico usual, sino por lo que añadió a continuación, declarándose el Mesías daniélico con una frase que menciona a Dios (“el Poder”) y situándose a sí mismo (“el hijo del hombre”) sentado a su diestra (salmo 110) y viniendo entre las nubes del cielo (Dan 7, 13) con una clara atribución de divinidad para sí mismo, ya que “las nubes” eran el símbolo bíblico de la...

  • Comentario por procestoc 10.02.17 | 10:31

    ¿Y quienes eran estos compañeros? ¿Pedro, Santiago, Juan, el cananeo, Iscariote..? Porque si en los evangelios se colaron todos estos "hombres de acción" que enturbian la imagen del Jesús pacífico ¿cual fue el mecanismo que sacó a estos dos lestai del grupo de Jesús?

  • Comentario por J.P. 10.02.17 | 09:27

    No estoy para nada de acuerdo con la lectura única que se hace de lestés por los argumentos más que repetidos a lo largo de este mes.

Domingo, 22 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031