El blog de Antonio Piñero

Jesús como nazoreo armado. Jesús y la resistencia antirromana (XXIV). La tesis de Archibald Robertson.

01.02.17 | 08:27. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

Ayer puse un ejemplo de interpretación del patrón recurrente “Jesús como sedicioso respecto al Imperio romano”. Y voy a poner solo tres más, para no ser repetitivo. Aunque a algunos –y a pesar de la existencia ineludible del patrón– les parezca una interpretación exagerada y poco razonable debemos mencionar a algunos porque sus autores son gente seria en el ámbito de la investigación. Uno ha sido publicado en España y por autor español, el de Josep Montserrat.

Aquí va el primero: Archibald Robertson.

Su educación fue la propia de una persona nacida en una familia de recia raigambre religiosa y conservadora: su padre era el obispo anglicano de la ciudad de Exeter, en el Reino Unido. La obra que nos afecta lleva el título de Los orígenes del cristianismo y fue publicada en su primera edición en 1954 (The Origins of Christianity, International Publishers, Nueva York ,1954, 2ª ed. corregida de 1962). Su postura frente a los Evangelios es en extremo crítica, pues aunque no duda de la historicidad de Jesús, su persona ha sido mal interpretada. Para empezar hay que denominar a Jesús nazoreo, no “el nazareno”, puesto que los Evangelios y los Hechos de los apóstoles lo denominan así más veces que el nazareno o de Nazaret. Los datos son 13 veces “nazoreo”; 6 veces “nazareno”; “(natural de o criado en) Nazaret”: 3 veces.

De acuerdo con estos datos objetivos, Jesús muy probablemente tenía los votos de nazir, es decir, un ser humano consagrado a Yahvé totalmente, como quizás Juan Bautista y desde luego Pablo (véase Hch 18,18). El nazir muestra esa consagración a Dios por el cumplimiento de unas reglas estrictas, como abstenerse de vino, dejarse crecer la cabellera, no quedar impuro por acercarse a un cadáver, y probablemente abstención sexual. Al final del tiempo de su voto debía cumplir un rito en el Templo, con sacrificios y libaciones en honor de Yahvé. Según Robertson, el adjetivo “nazoreo” fue confundido voluntariamente con “nazareno” –natural de Nazaret, villa que probablemente era una población mínima en tiempos de Jesús– para hacer de él una figura superior o distinta a la de un simple “nazoreo”. Robertson deriva el vocablo “nazoreo” del hebreo natzar, que significa “guardar/observar”, tanto secretos religiosos como la ley divina. Defiende también Robertson que al comenzar a escribirse los Evangelios unos 40 años después de la muerte de Jesús se introdujeron en ellas junto con ciertos datos históricos y verdaderos mucho material legendario de tipo mítico-teológico.

Según Robertson, lo único absolutamente cierto que podemos saber de Jesús es su crucifixión como pretendiente mesiánico, autoproclamado “rey de los judíos”, por el procurador Poncio Pilato. Ello demuestra el verdadero talante del nazoreo Jesús. Con bastante seguridad, Jesús fue discípulo de Juan Bautista, el cual era una figura auténticamente revolucionaria desde el punto de vista no sólo religioso, sino político, aunque quizás por implicaciones. Herodes Antipas tenía razones serias para quitarlo de en medio, mucho más profundas que las meras intrigas de alcoba –Antipas había robado la mujer a su hermano-, las únicas señaladas por los Evangelistas, puesto que su predicación arrastraba a las masas y a la larga, o más bien a la corta, podría generar un motín contra su gobierno.

Los estratos más antiguos de los Evangelios –estimados como tales por medio de la crítica interna y el estudio comparativo entre ellos, sobre todo entre los denominados Sinópticos (Marcos y Mateo/Lucas)– señalan con seguridad que Jesús, al igual que su maestro Juan Bautista, intentó con la ayuda de Dios expulsar por la fuerza a los romanos y a los partidarios de la dinastía herodiana del suelo de Israel. Su intención era implantar el “reino de Dios” en la tierra con una auténtica inversión de valores: los más pobres, los últimos, serían los primeros; los ricos serían expulsados con las manos vacías, y los desheredados conseguirían el ciento por uno en esta vida, en casas y haciendas.

Sostiene Robertson que esta teología estaba muy probablemente emparentada con la de los esenios (aún no se habían publicado más que unos pocos textos de los Manuscritos del Mar Muerto), judíos por cierto que iban siempre armados, y cuyas obras –descubiertas en Qumrán, que Robertson estudia brevemente en un apéndice– muestran cuán fuertes eran sus inclinaciones antirromanas, expresadas en su concepción de una batalla final contra los paganos, en la que éstos resultarían aplastados sobre todo por la ayuda divina a Jesús y sus seguidores.

El intento de los nazoreos, Jesús y los suyos, de apoderarse de Jerusalén terminó en un fracaso al igual que los planes del Bautista. Jesús fue detenido y crucificado por Poncio Pilato antes del año 36 d.C.
Según Robertson, los esenios, antes de la era cristiana, creían en un mesías que, aunque hubiera sufrido la muerte, habría de resucitar. A tenor de lo que dicen los evangelios sinópticos, había personas en Israel que creían en la reencarnación: de entre los seguidores de Jesús creían que éste era el mesías como reencarnación de Juan Bautista, o bien de Elías o de alguno de los profetas. Desde la época del Libro de Daniel, las aspiraciones mesiánicas judías no eran más que la proyección de esperanzas de liberación revolucionarias, albergadas sobre todo por los más piadosos e ignorantes de los judíos. El pueblo creía que un mesías de este tipo resucitaría, aunque hubiera muerto (por ejemplo, así parece indicarlo el Apocalipsis siríaco de Baruc, redactado en el siglo I de nuestra era). No es de extrañar, por tanto, que esto mismo se creyera de Jesús.

Añade Robertson, para concluir, que nada tiene de asombroso, dado el ambiente de la época, que el movimiento iniciado por el Nazoreo continuara en sus seguidores después de muerto aquél, un seguimiento fundado en la creencia mítica en su resurrección.

A propósito de este tipo de interpretaciones de Jesús comenta F. Bermejo en el artículo citado:

“A pesar de la burla generalizada de estas hipótesis en el gremio de los eruditos, debo confesar que la distorsión sufrida por el material de los Evangelios es tan profunda y sensible, que no se pueden descartar fácilmente tales reconstrucciones como el mero resultado de un exceso de imaginación de mentes propensas a hacer afirmaciones fantasiosas. Hay demasiados pasajes interesantes, y demasiados rastros de manipulación en los textos evangélicos, como para poder inferir que lo que estos estudiosos atribuyen a Jesús es simplemente imposible. Simplemente basta con preguntarse: ¿por qué, por ejemplo, fue una tropa fuertemente armada necesaria para apoderarse de Jesús y su séquito, si estos hombres eran tan inofensivos?”.

Veremos en los dos día siguientes, Deo favente y el Diablo no lo impide, las tesis de S. Brandon y J. Montserrat.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
www.ciudadanojesus.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Luis Enrique Antolín 02.02.17 | 19:55

    ....Otro grupo de seguidores judeohelenistas,con los que contacta Pablo, dando origen precisamente a partir de él auna teología diversa de la supuestamente originaria .¿De dónde esta teología,elaborada además casi inmediatamente a los hechos?. ¿De la nada,por arte de birlibirloque y así,"por la cara"?. Por otra parte habla Brandon de que el propio Pablo ya reseña un enfrentamiento con los judeocristianos, pero el caso es que,a tenor de los escritos paulinos, tal enfrentamiento no atañe ,nada deello consta,a la condición y naturaleza del Cristo sino a lo que el hecho del Cristo implica en relación a la Ley; hablar de enfrentamiento en el sentido en que lo hace Brandon supone ni más ni menos que una tergiversación.

    Y en fin,el Evangelio de Marcos. Resulta demasiAdo "ad hoc" el análisis de Brandon,incluso bastante ingenuo.Se aprecia con claridad la necesidad de acomodar el análisis,de acomodar, forzándolo, el Evangelio,a las tesis que se pretende sostener.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 02.02.17 | 19:40

    La postal posterior a ésta,la XXV,(¡ya 25,y aun queda alguna más!) no deja espacio para los comentarios,utilizaré,pues,el espacio de esta postal anterior. Puntualizaciones.

    Brandon no presenta a Jesús como líder de un movimiento armado,parece definir su actitud antirromana a partir del enfrentamiento con la colaboracionista jerarquía sacerdotal. De nuevo el dejar de lado,el olvido,de la dimensión religiosa acerca de la relación entre Dios y el ser humano,entre Dios y Su Pueblo, auténtico patrón de recurrencia que constituye la materia principal de las narraciones evangélicas,y de las cartas paulinas, para quedarse no más que con la dimensión nacionalista,cual si éste y no otro fuera el tema,casi decir el monotema,del hacer y decir de Jesús. En fin,reduccionismo a tope.

    Brandon da por hecho que el grupo jerosolimitano,judeocristiano, de los seguidores de Jesús simpatiza con la Gran Revuelta del año 66...¿De dónde saca ésto,dónde consta?.

    Otro grup...

  • Comentario por erradores 02.02.17 | 17:14

    De un Jesús amado a un Jesús ar
    mado...esa «r» recurrente, el mayor error de Piñero.

  • Comentario por J.P. 02.02.17 | 12:25

    ¿Yo, David Mo?

    Usted flipa, y malamente.

    Precisamente si algo he hecho es cuestionarlo todo. Que por qué una cohorte es histórica, que la hueste armada puede responder a la ideología de los evangelistas, la entrada mesiánica, etc. Y sí, cuestiono que lestai solo tenga una traducción y que en el texto se usa otra palabra para sediciosos. Si analizar un texto, sin extraer consecuencias de certeza, es malo para usted, tiene un serio problema de comprensión lectora.

    ¿Preguntas que yo no he contestado? Las que usted nunca contesta, que servidor está harto ya de esto.

    ¿Displicencia? La suya, amigo mío.

    Mire, David, se está poneiendo usted en un plan que es mejor que le ignore.

    Está claro que no le gusta que yo discuta la interpretación de un Jesús armado por a saber qué motivos suyos, y ya está.

    Y yo no discuto sobre gustos personales.


  • Comentario por David Mo 02.02.17 | 11:35

    Ud. también, J:P, lleva repitiendo lo mismo desde que empezó este serial. Salvo cuando, desde la altura de su sapientísima displicencia, se niega a responder a las preguntas que se le hacen porque está dignamente "cansado". Entonces no se repite, cierto.

    Sí; también Piñero se está poniendo estupendo con esta avalancha.

  • Comentario por J.P. 02.02.17 | 08:48

    David Mo: puestos a repetir cosas, dígalo a quien tiene que decirlo. No precisamente a la sección de comentarios. Y concretamente, no a mí.

    Así que entiendo que el allá ustedes es a D.Antonio y a Bermejo.

  • Comentario por David Mo 02.02.17 | 08:36

    Puestos a repetir cosas que ya se han repetido mil veces, a mi lo que me asombra es que de los fantasiosos relatos de la Pasión se pretenda sacar la más mínima certeza. Que si cohortes, que si romanos, que si ladrones, que si Jesús dijo esto o lo otro. Lo mismo que ponerse a discutir sobre el escudo de Aquiles y si Héctor había desayunado aquél día. Allá ustedes.

  • Comentario por Corrector 01.02.17 | 22:37

    Tiene vd el cielo ganado.

  • Comentario por J.P. 01.02.17 | 21:35

    Ya, pero cuando lo quito, al teclear con estos dedos y mi visya, salen cosas aún más ridículas. Sumando la ventana tan pequeña de los comentarios (escribo con un móvil; el ordenador, para trabajar y solo de vez en cuando lo uso para navegar), lo que hace que revisar los comentarios sea un horror, tenemos los ingredientes para una tormenta perfecta.

    Y así voy, quitándolo y poniéndolo.

    Gracias por su interés.

  • Comentario por Corrector 01.02.17 | 21:16

    J.P., el corrector se puede deshabilitar: ajustes / teclado / texto predictivo / sustitucion automatica OFF Pruebe a ver...
    De nada

  • Comentario por acs 01.02.17 | 19:13

    Siento vergüenza ajena ante la caída recurrente del sr Pinero.

  • Comentario por acs 01.02.17 | 19:13

    Siento vergüenza ajena ante la caída recurrente del sr Pinero.

  • Comentario por J.P. 01.02.17 | 19:10

    Hay que ver con el corrector:

    En Comentario por J.P. 01.02.17 | 17:17: Y fíjese dónde queda la dificultad: los sinópticos no hablan de cohorte alguna.

    En Comentario por J.P. 01.02.17 | 17:56: Así que, Pedro, déjese de argumentos ad hominem. Y cuando pueda demuestre cuáles son mis creencias y mis intereses teológicos.

    ------

  • Comentario por J.P. 01.02.17 | 17:56

    Mc 14:48-49 Y tomando la palabra Jesús, les dijo: «¿Como contra un salteador habéis salido a prenderme con espadas y palos? Todos los días estaba junto a vosotros enseñando en el Templo, y no me detuvisteis. Pero es para que se cumplan las Escrituras.»

    Vamos, de una dificultad que apabulla.

    Así que, Pedro, del ese de argumentos ad hominem.

    Y cuando pueda demuestre cuáles don los creencias y mis intereses teológicos.

    Sndr.

  • Comentario por J.P. 01.02.17 | 17:24

    Por otra parte, si pensamos un poco en historicidad, se hace difícil pensar que la zona de Getsemaní estuviese despoblada durante las fiestas. Antes bien, por allí habría gente acampada que no pudo alojarse en la ciudad. De noche, un grupo de guardias se dirige a un sitio donde hay peregrinos acampados, aparte del grupo de Jesus, contra una posición posiblemente ventajosa para los peregrinos y van a detener a alguien. Además, cuente que pueden llevar armas para su autodefensas en los viajes, como hemos dicho ad nauseam. Oiga, los guardias le dirán que se suicide usted. Pero esto no quiere decir nada sobre el grupo jesuánico. Habla de las precauciones lógicas de cualquier fuerza de seguridad: primero, la nuestra.

    Pero, por otro lado, dentro de la tendencia teológica de los sinópticos: ¿no resultan más odiosos las autoridades judías que lanzan sus tropas armadas contra Jesús traicioneramemte?


  • Comentario por J.P. 01.02.17 | 17:17

    A ver, Pedro, se para un poco a pensar y antes de descalificar me razona lo de que la cohorte, desconocido hasta el evangelio de Jn, responde al criterio de dificultad.

    Primero, que este método no anda muy boyante, que digamos.

    Pero, segundo, ¿conoce usted la tendencia de los antiguos a exagerar cifras? Donde los sinópticos hablan de que acude la.policía del Templo y los siervos del sumo sacerdote, Jn añade una cohorte (ahora no voy a discutir si romana o tropa sin más). ¿Y qué hace Jesús a continuación? Contesta: "yo soy" y todos los presentes ruedan por el suelo. Todos: los de la cohorte y los enviados del sumo sacerdote. Y dijese dónde queda la dificultad: los sinópticos no hablan de cohorte alguna.

    Ahora pasemos a los sinópticos: sí, se nos dice que van armados con espadas y palos. Si usted o alguien ha visto alguna vez a un grupo de guardias detener a alguien sin ir armados, me lo dice.

  • Comentario por Un poco de seriedad 01.02.17 | 16:52

    Y un grupo sedicioso anti-ROMA ataca a ROMA en un templo JUDIO ? Nunca se me hubiera ocurrido.

    Por supuesto, a la novela de Piñero un secuestro le iría que ni pintado. Y con un poquitín de imaginación seguro que se podría buscar algún ingrediente más....Qué tal algo de sexo, la Magdalena y tal ?... hay tantas dudas...hombre, si se le ha ocurrido hasta a Dan Brown !!

  • Comentario por Galileo Galilei 01.02.17 | 14:11

    ... una vez que de "mujer adúltera" para Juan Bautista se pasó a "mujer perdonada y en paz" para Jesús de Nazareth.

    Este es el tipo de vínculos que han de ser hallados en el Evangelio, si queremos -de verdad- entenderlo.

  • Comentario por Galileo Galilei 01.02.17 | 14:09


    Algunas precisiones:

    1.- El Templo de Jerusalem por Pascua estaba custodiado por 200 alguaciles dirigido por el Sacerdote-comandate y, además, por 600 legionarios acantonados en la Torre Antonia; Un salto al Templo con alguna garantía de éxito exige la intervención de no menos 300 zelotas, capaces de alcanzar su objetivo (¿cuál?) sometiendo a los alguaciles y antes de que llegaran los legionarios. Lc 13:1 consigna el enfrentamiento al tiempo que registra que la sangre de los galileos-zelotas se mezcló con la de las reses a sacrificar. Si fue Jesús, Dimas, Gestas y Barrabás
    pillados in situ o aprehendidos más tarde (como sugieren los Evangelios) no lo sabemos con certeza.

    2.- ¿Alguien se ha parado a pensar que Herodias pudo haber sido objeto de secuestro frustrado por parte de los galileos-zelotas de Juan Bautista y que dicho episodio se hubiera convertido en los Evangelios en el pasaje de la "mujer adúltera"...

  • Comentario por Pedro 01.02.17 | 13:30

    Se explica en este blog una y mil veces, se le da credibilidad porque es la versión más difícil. La que más quebraderos de cabeza trae a los seguidores de Jesús, y que no tiene sentido incluir, (de no ser cierta y muy conocida) , en escritos de propaganda religiosa como son los evangelios. Los que leen los evangelios con prejuicios, esperando corroborar sus propias tesis teológicas, que no históricas, son vds solamente, no el profesor Piñero.

  • Comentario por Un poco de seriedad 01.02.17 | 10:31

    "...intentó con la ayuda de Dios expulsar por la fuerza a los romanos y a los partidarios de la dinastía herodiana ..." ¡¡ hombre...y con las seiscientas espadas !!

    "A pesar de la burla generalizada de estas hipótesis en el gremio de los eruditos...." Burlas ? Pues no será en este blog..

  • Comentario por galetel 01.02.17 | 10:05

    Mt 11, 18-19:
    «Porque resulta que vino Juan, que ni come ni bebe, y dicen que está endemoniado.
    Vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: ‘Ahí tenéis un comilón y un borracho, amigo de publicanos y pecadores.’ Pero la Sabiduría se ha acreditado por sus obras.»

    Dirán que no son palabras auténticas de Jesús. ¿Por qué? –Porque conviene.

  • Comentario por galetel 01.02.17 | 09:34

    Sí, esa es la razón, sin duda: "Porque conviene". Ha acertado J.P.

  • Comentario por J.P. 01.02.17 | 09:20

    " ¿por qué, por ejemplo, fue una tropa fuertemente armada necesaria para apoderarse de Jesús y su séquito, si estos hombres eran tan inofensivos?"

    ¿Por qué, por ejemplo, damos rango de historicidad a la cohorte de Jn?

    ¿Porque conviene?

Domingo, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930