El blog de Antonio Piñero

Primeras conclusiones. Es imposible negar este patrón. Jesús y la resistencia antirromana (XX)

27.01.17 | 08:32. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

Escribíamos ayer, entre otras cosas que el período de gobernanza de Pilato fue más bien turbulento y problemático lo que apunta a que el ambiente en Judea (y en Galilea) fue bastante menos pacífico que lo que parece suponer la famosa frase de Tácito “Sub Tiberio quies”. Así que, al menos desde esta consideración general de la época, de ningún modo puede considerarse absurdo que un predicador religioso como Jesús estuviera a la vez interesado en cuestiones sociales que conllevaban necesariamente un cambio político. Y eso para los romanos era un intento de sedición contra la majestad de Tiberio y el poder del Imperio.

A este respecto concluye F. Bermejo, tras examinar la plausibilidad histórica del patrón “Jesús como sedicioso respecto al Imperio”, que:

“La combinación de un patrón convergente, junto con la aplicabilidad de los criterios de dificultad y de la verosimilitud histórica, nos permite inferir que el patrón tiene una probabilidad muy alta de historicidad. De hecho, es dudoso el que exista mucho material en los Evangelios que se pueda comparar con este en su alto grado probabilidad de que se retrotraiga al predicador galileo”.

“Es revelador que la hipótesis de un Jesús sedicioso se enfrenta a dos objeciones mutuamente excluyentes con respecto a la naturaleza de las pruebas a nuestra disposición. En primer lugar, se ha formulado la objeción siguiente: si los textos eran realmente embarazosos para el cristianismo primitivo, habrían sido sencillamente eliminados; de acuerdo con esta objeción, tendríamos demasiados textos-prueba. Por otro lado, sin embargo, a menudo se afirma que, si Jesús hubiera sido un sedicioso antirromano, tendríamos más textos explícitos de apoyo a la hipótesis”.

Pero todo lo recogido hasta ahora es posible responder con claridad a las dos objeciones.

A la primera: hemos indicado ya que no tenemos “demasiados textos”, ya que son solo indicios, aunque numerosos; que son pequeñas frases o detalles; que están esparcidos por todo el material evangélico entre otros pasajes que contrarrestan la impresión del Jesús sedicioso porque la lectura rápida de los lectores hace que se obtenga una impresión diferente; que esos textos o detalles han sido transmitidos porque la tradición era demasiado evidente para poderlos suprimir, etc.

Respeto a la segunda objeción puede replicarse:

· Muchas veces no se tienen cuenta la existencia de este patrón; simplemente se niega.

· El patrón nos lleva a formular una hipótesis explicativa, no una certeza.

· Es sabido, por otros análisis que el relato de la Pasión está construido expresamente por el primitivo autor (desconocido) y luego seguido por Marcos y los demás evangelistas precisamente para ocultar este hecho. Por todos los medios los evangelistas procuran presentar la muerte de Jesús como un acto claro de extrema injusticia por parte de los romanos y de los judíos. Se declara una y otra vez que Jesús solo tenía pretensiones ultraterrenas, no mundanas (el reino de Dios ya había comenzado y era un reinado fundamentalmente interior, en los corazones, nada de en la tierra de Israel); que Jesús era un justo injustamente perseguido y condenado sin que hubiera hecho absolutamente nada en contra del Imperio…., hasta llegar al absurdo de que cuando los judíos lo acusan de sedición es el mismo prefecto romano, Pilato –conocidísimo a base de otras fuentes por su dureza y crueldad– es el que se encarga de defenderlo.

Por último afirma F. Bermejo:

“Si los Evangelios explícita y consistente hubieran presentado al grupo de Jesús como una peligrosa banda de sediciosos, la hipótesis sería en verdad totalmente superflua, y los estudiosos que han propuesto esta hipótesis desde el siglo XVIII podrían haberse ahorrado esos esfuerzos. Por otra parte, la objeción no tiene en cuenta que en los pueblos dominados en gran medida se lleva a cabo el arte del disfraz político, y que este modelo puede y debe ser aplicado al caso de Jesús”.

“En consecuencia, la afirmación de que la falta de testimonios más claros respecto a la dominación romana en las enseñanzas de Jesús tal como han llegado a nosotros significa que él no estaba interesado en cuestiones políticas o que adoptó una concepción del Reino más bien de otro mundo está equivocada totalmente. Del mismo modo, la falta de una 'llamada clara a las armas' en los Evangelios nada demuestra, precisamente porque (aunque Lc 22,36 se asemeja a una llamada de este tipo:

“Y les dijo: «Cuando os envié sin bolsa, sin alforja y sin sandalias, ¿os faltó algo?» Ellos dijeron: «Nada.» Les dijo: «Pues ahora, el que tenga bolsa que la tome y lo mismo alforja, y el que no tenga que venda su manto y compre una espada”)

dado el proceso de edición de oscurecimiento de los hechos y el hecho de que las formas de resistencia se expresan con mucha frecuencia encubierta y de una manera indirecta. Por consiguiente su ausencia es de esperar. Lo importante no es que no tengamos más material que apunta a un Jesús sedicioso, sino que hayamos conservado tanto”.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid

www.ciudadanojesus.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Elias 28.01.17 | 09:37

    Podria comer Pablo Iglesias con Montoro..?
    o con algun funcionario de hacienda desencantado con la corriente oficial( hoy vemos unos cuantos)?
    Esta tactica la podrian comprender los celotas seguidores de un supuesto antirromano Jesus.

  • Comentario por Elias 28.01.17 | 09:19

    Estupendo teniendolo tan claro le resultara mas facil rebatirlos.. Deles caña. A por el monstruo bicefalo.
    Algunos estan dispuestos incluso a pasarse a la corriente defensora del paulinista maravilloso aunque todo fuera un invento.. (a muchos mormones les paso asi..creo)

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 28.01.17 | 03:37

    Clarificadora esta serie de postales, desde que entré òr primera vez en este blog hace cinco años y medio la más larga que recuerdo,si no me equivoco. La postura y perspectiva de Bermejo siempre ha resultado bastante patente,la de Piñero un poco menos,alguna vez he sostenido no obstante que Bermejo era el Mr. Hyde de Piñero.

    Un mérito tiene esta serie,el de dejarlo todo bien sentado y evidente,sin posibilidad de resquicio de duda o de reserva. Ya no caben respecto a la postura y perspectiva de Bermejo,si es que podía caber alguno en este caso,tampoco respecto a Piñero, tan convergente con aquél.

    Evidente la postura y perspectiva de uno y otro a la hora de analizar cuanto tenga que ver con el NT.Evidente el grado de rigor y alejamiento de toda manipulación,capacidad de profundización y de amplitud de miras de su hermenéutica.No queda desde ahora posibilidad de llamarse a engaño.


  • Comentario por galetel 28.01.17 | 00:16

    En todo caso -siguiéndoles la corriente-, si Jesús hubiese sido solo un rabi antirromano fracasado, y todo lo que se ha dicho después en su nombre o acerca suyo lo hubiese inventado un maravilloso paulino, yo me declararía seguidor ferviente de ese paulino. Pero estoy firmemente convencido de que NO fue así, por los datos pospascuales prepaulinos que se pretende ignorar (MT->HF). El que fue revelado como Señor y Mesías daniélico fue el mismo Jesús de Nazaret que murió crucificado a causa de su vida entregada a favor de las víctimas, increpando a las culpables autoridades judías para que cambiasen. Para sostener esto se escribieron los evangelios.

  • Comentario por galetel 27.01.17 | 23:53

    Parece que les es necesario devaluar, o al menos ignorar, lo que dicen las fuentes acerca de las facetas de Jesús que son opuestas a este supuesto "patrón". Pero eso no se puede hacer honestamente. Las parábolas provienen en esencia de Jesús, y también muchas otras de sus enseñanzas; las reinterpretaciones paulinas se pueden descontar, y queda Jesús indiscutiblemente. A otro nivel, ocurre lo mismo con Josefo; las interpolaciones se pueden descontar, y queda mucho acerca de Jesús (p.ej. eso de "los hombres principales") y acerca de la lapidación de Santiago queda todo.
    Atendamos a los principales exégetas por favor. No desestimemos a nuestro aire.

  • Comentario por antonioL 27.01.17 | 23:09

    De acuerdo con Joaquin.
    Don Piñero, su sesgo es para justificar su postura y no la reconstrucción histórica. Me da pena por su status ético profesional. Curiosamente la única fuente que desmonta su castillo de naipes, jamás la confronta con su tesis. Me refiero a Flavio Josefo,

    Pero más aun, su tesis de transfondo -los evangelios no fiables historicamente al ser una creación paulina, que competía en el mercado religioso, concepto que jamás aclara a que se refiere o cuales son sus fundamentos-, es determinista.de manera muy sutil la desarrolla. Pero no le ha interesado jamás explicar lo que debía de explicar, cómo la comunidad de Jerusalén se expandio en lo crucial al mundo gentil, antes de que Pablo fuese apostol.

  • Comentario por acs 27.01.17 | 21:58

    Yo también espero esa respuesta
    FERNANDOP 27.01.17 | 09:17

    Se acaba de explicar que los publicanos ayudaron a la elaboración del censo. Por supuesto que, conociendo un poco el tema, Jesús no sería ni un colaboracionista ni alguien que se callara ante las injusticias, y Roma era tremendamente injusta. Pero Jesús comía con publicanos, aunque los llamaba pecadores. El que los llamara pecadores significa que Jesús rechazaba la ocupación romana de plano, y además refuerza la evidencia de que estos sucesos los protagonizó realmente el nazareno.Pero el que cenara alegremente con ellos ¿qué significado tiene?¿que consecuencias tendría entre los muchos judios fanatizados, entre ellos los zelotes?. Espero su respuesta.

  • Comentario por acs 27.01.17 | 21:56

    Josefo escribió sobre Santiago, el hermano de Jesús que murió lapidado por las autoridades judías. ¿Por qué nadie iba a interpolar esto?
    Y las parábolas, las enseñanzas de Jesús, son inconfundiblemente suyas. Pablo no le llega a la suela del zapato. Y lo dice alguien que siempre tuvo tanta simpatía por Jesús como poca simpatía por Pablo. Con el tiempo me han sabido enseñar desde la historia otros aspectos positivos de Pablo que yo no había sabido ver, pero sigo diciendo que no hay color entre lo que enseña Jesús y lo que enseñan después sus seguidores, como cualquier persona con una mínima sensibilidad puede percibir cuando lee los evangelios.

  • Comentario por Juanma 27.01.17 | 18:57

    Galetel, yo no digo que los paulinos inventaran las parábolas de Jesús. Creo que el núcleo de ellas es histórico. Pero su ropaje es paulino, y éste les servía como justificación tal vez, en una época donde había varios cristianismos nacientes y no coincidentes: lo cual ya demuestra que Jesús fue reinventado, reinterpretado, pues de lo contrario no habría habido divergencias. Pero la visión de Pablo sobre Jesús ganó y con ello se sepultó una parte de la verdad.
    Por otro lado, creo que Josefo nunca escribió sobre Jesús. Fue interpolado, y por ello no me sirve como ejemplo.

  • Comentario por acs 27.01.17 | 15:20

    Con los publicanos. Es que el móvil escribe solo.

  • Comentario por acs 27.01.17 | 15:18

    Y qué tendrá que ver que el hombre Jesús se considere divino o no con los hechos que se señalan más abajo que contradicen el patrón recurrente del traje nuevo del emperador. Comía o no comía como no publicanos, tenia o no tenia unas enseñanzas concretas, era o no era para él una cuestión de Israel y Yaveh?

  • Comentario por GIORDANO BRUNO 27.01.17 | 14:16

    ¡¡¡Como se mezclan las cosas, con tal de llevar el agua a su molino!!!. Así que los evangelios son Historia?. No me lo puedo creer¡¡¡.A estas alturas, asegurar que los evangelios son Historia.... excede mi comprensión. Y si encima ponemos en Belén, encima del portal una estrella....¡¡¡por muy "enana" que fuera!!! Paradoja y antiparadoja, todo juntito. Yo creo que si partimos de la base, que Jesús era un ser humano excepcional, pero no divino, llegamos a conclusiones distintas
    que si pensamos que era divino.Si pensamos que es histórico el relato del pecado original, o pensamos que es un relato mítico, llegamos a conclusiones distintas......Y así, más, más y más. O los milagros, o la parusía, o el cristo=ungido=sacerdote=rey. O que Jesús era verdadero dios y verdadero hombre....es decir, unido lo finito y lo infinito.O que como dios no puede morir, solo muere como hombre; muere lo finito y no muere lo divino. Cuando apaguen la magia, caerán en la cuenta.

  • Comentario por Joaquín 27.01.17 | 10:16

    Todo suposiciones y conjeturas con una única base: desmontar como sea la historicidad de los Evangelios. No es la investigación la que dicta las conclusiones sino que se llega a estas primero y luego se buscan las bases que la justifiquen. La realidad es que la fuente más cercana a lo que ocurrió en Palestina (ojo, entonces no se llamaba así) en aquellos años son los Evangelios.

  • Comentario por Un poco de seriedad 27.01.17 | 09:58

    "...todos ellos están pues escritos desde un sesgo intencionado que, creo, no concordaba con una realidad histórica, sino con una intencionalidad proselitista..." Vale. Pero alguna vez van a aportar alguna prueba contundente de ello, o van a continuar con sus opiniones particulares?

    Todo vale para desmentir la historia, la imposibilidad real de reconstruirla es suficiente argumento para desmentirla ?

  • Comentario por galetel 27.01.17 | 09:54

    Juanma:
    ¿Hubo algún paulino maravilloso que compuso esas parábolas y enseñanzas?
    ¿También Josefo era paulino, cuando escribió sobre Jesús y sobre Santiago?

  • Comentario por galetel 27.01.17 | 09:49

    Por lo que conocemos según todas las fuentes, Jesús no se fijaba en Roma sino en Yahvé. Siendo fiel a su Alianza con Yahvé, Israel vencería a Roma y a todo mal; por eso había que cambiar el comportamiento de Israel, para renovar la Alianza. Por eso sus sanaciones eran signos del advenimiento del Reino. Era un asunto entre Israel y Yahvé, no entre Israel y Roma. Había que contemplar todo el Mal, no solo el político-social.
    Las fijaciones de Piñero y Bermejo no eran las de Jesús.

  • Comentario por Juanma 27.01.17 | 09:46

    Galetel, sinceramente, entiendo tus preguntas. Pero creo que olvidas (olvidamos) que todos los evangelios son paulinos, todos ellos están pues escritos desde un sesgo intencionado que, creo, no concordaba con una realidad histórica, sino con una intencionalidad proselitista. Es como leer, por ejemplo, periódicos todos ellos con una tendencia política determinada (de izquierdas, como hipótesis) y, a través de ellos (o en contra de ellos más bien) intentar hacerse una idea de la idea política contraria (de derechas, siguiendo éste mismo razonamiento expositivo).

  • Comentario por galetel 27.01.17 | 09:26

    ¿Y la predicación de Jesús? (Mt 5, 41) ¿Y sus parábolas y enseñanzas? ¿Y su acogida de publicanos?
    ¿Y lo de Josefo hablando de los "hombres principales"? ¿Y la lapidación de Santiago y otros?
    ¿Y por qué se decepcionaron de él primero sus familiares y luego sus discípulos?
    Y si Jesús era un justiciero antirromano, ¿quién compuso su sublime doctrina justificante?
    ¿No hay una gran contradicción en todo esto?

  • Comentario por FERNANDOP 27.01.17 | 09:17

    Se acaba de explicar que los publicanos ayudaron a la elaboración del censo. Por supuesto que, conociendo un poco el tema, Jesús no sería ni un colaboracionista ni alguien que se callara ante las injusticias, y Roma era tremendamente injusta. Pero Jesús comía con publicanos, aunque los llamaba pecadores. El que los llamara pecadores significa que Jesús rechazaba la ocupación romana de plano, y además refuerza la evidencia de que estos sucesos los protagonizó realmente el nazareno.Pero el que cenara alegremente con ellos ¿qué significado tiene?¿que consecuencias tendría entre los muchos judios fanatizados, entre ellos los zelotes?. Espero su respuesta.

Martes, 18 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Los más recientes

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930