El blog de Antonio Piñero

¿Qué atmósfera antirromana respiró Jesús siendo joven? Jesús y la resistencia antirromana (XVIII)

25.01.17 | 08:56. Archivado en Jesús histórico,

¿Qué atmósfera antirromana respiró Jesús siendo joven? Jesús y la resistencia antirromana (XVIII)

Escribe Antonio Piñero

Como me parece interesantísimo, y de ineludible lectura, el artículo de Fernando Bermejo que estamos extractando y comentando, voy a seguir con esta serie… a pesar de que es larga Pero hay muchas cosas que decir respecto al tema “Jesús y la resistencia antirromana” (búsquese en “Academia.edu”, bajo la rúbrica del nombre del autor para quien quiera leerlo en inglés) y conviene que las tratemos. El artículo del Prof. Bermejo me sirve de guía.

Una de las razones en contra de su tesis, que F. Bermejo ha encontrado cuando ha expuesto la tesis de las consecuencias políticas de la instauración próxima del reino de Dios proclamada por Jesús, ha sido la siguiente: es imposible que Jesús hubiera tenido tal actitud antirromana porque Tácito afirma en sus Historias V 9,2 que “bajo el mandato de Tiberio había paz en Judea” (en latín “sub Tiberio quies”). Tanto él como yo, como Josep Montserrat, estimamos que esa frase puede ser cierta, pero que hay que entenderla en el contexto relativo de la comparación del reinado de Tiberio (14 d. C. hasta el 37 d. C.) con el de Augusto.

Durante el reinado de este último hubo dos revueltas gravísimas en el Israel de la época: a la muerte de Herodes el Grande, hubo un levantamiento general contra su sucesor Arquelao, hombre cruel, duro y probablemente un político poco eficiente y desconectado del pueblo. Esa revuelta costó mucha sangre… en total quizás más de 10.000 muertos pues en ella intervino el legado de Siria, Quintilio Varo con sus legiones. Mientras Arquelao –después de sofocar una revuelta de un modo sangriento nada más morir su padre, estaba en Roma, ante Augusto, para que conseguir de este que le nombrara rey de Judea, Quintilio Varo, legado de Roma en Siria, recibía confusas noticias de que en Judea se estaba preparando un motín contra el sucesor de Herodes el Grande e intuía que en cualquier momento podría desencadenarse el estallido de una revuelta general.

Y así ocurrió. Y la revuelta fue tan tremenda que el legado de Siria hubo de poner en marcha nada menos que dos legiones, la VI Ferrata y XII Fulminata, a las que se unieron gran cantidad de caballería y tropas auxiliares. Resultado: un montón de muertos, sobre todo en Jerusalén. Terminada la carnicería, todas y cada una de las ciudades, villas y aldeas de Judea fueron inspeccionadas en busca de rebeldes, para lo cual los romanos se ayudaron de listas elaboradas por publicanos (recaudadores de impuestos) y otros funcionarios. En Jerusalén todos los barrios y todas las casas fueron peinados sistemáticamente en busca de sediciosos ocultos.

En poco más de un mes, unos cinco mil prisioneros se vieron recluidos en recintos habilitados en los campamentos de las legiones. Quintilio Varo, en un juicio sumarísimo, condenó a morir en la cruz al jefe de la revuelta, Simón el batanero, y a dos mil de sus seguidores, declarados culpables de crímenes de lesa majestad contra el emperador por sedición con alzamiento armado. Y se dijo que las dos mil cruces situadas en los caminos que llevaban a Jerusalén era el espectáculo más macabro que podría uno imaginar al acercarse a la capital. El resto de los prisioneros fue enviado a sus casas, muchos de ellos tras ser flagelados y torturados.

La siguiente revuelta ocurrió en Galilea diez años después, cuando Arquelao fue destituido por Augusto como ineficaz y cruel, y exiliado a las Galias (6 d. C.). Judea pasó a ser provincia romana. Y muy pronto se difundió la noticia de un inmediato censo. Entonces la alegría de los primeros momentos entre los judíos se tornó en incredulidad y más tarde en pesadumbre. Los romanos ordenaban que todos los judíos fueran censados conforme a las normas legales del Imperio, y nadie dudaba de que esa medida está destinada a cobrar más impuestos.

De nuevo estalló la revuelta, puesto que cobrar impuestos romanos directamente a la tierra de Israel es robar a Dios… según los judíos. Todo Israel era propiedad de Dios y no del Emperador. Pero se levantó Galilea donde no iba a haber censo ninguno… mientras que los judíos que lo iban a sufrir permanecían tranquilos… ¡Increíble Galilea!

Esta revuelta, dirigida por un fariseo de nombre Sadoc y por Judas de Galilea (¿o de Gamala?) fue sofocada a sangre y fuego por el nuevo gobernador de Judea Marco Coponio, bajo las órdenes del nuevo legado de Siria, Quirino… De nuevo un montón de muertos, sobre todo en la ciudad de Megidó, donde se habían concentrado los últimos resistentes… Todos fallecieron, incluso algunos en la cruz.

Apenas dos semanas después de la destrucción de Megidó, cuando la noticia voló hasta el más pequeño rincón de Judea, los funcionarios romanos y los escribas locales comenzaron a redactar el censo ordenado por Augusto. Las órdenes del legado Quirino, que se atribuyó todo el éxito de haber sofocado la revuelta, fueron claras y concisas: ni un solo varón israelita de la nueva provincia debía escapar del control fiscal, y hasta el último judío debía ser censado para que contribuya con su óbolo al sostenimiento del Imperio. Terrible ironía, pensaron entonces amargamente los judíos: con el dinero que pagaban para sostener las legiones de Roma, Roma los sometía a su dominio por medio de esas mismas legiones.

Esto ocurrió en el 6 d. C. y ese censo es el famoso “censo de Quirino” que el evangelista Lucas (2,1-2) coloca erróneamente durante la vida de Herodes el Grande hacia el 6 o 5 a. C. y que lo hace coincidir con el nacimiento de Jesús). De hecho Jesús, cuando ocurrió esta última revuelta y cuando aún estaba más que fresca la anterior revolución que había sofocado Quintilio Varo en Judea diez años antes con sus dos mil crucificados, debía de tener como mínimo diez años… los suficientes para recordar toda su vida cómo se las gastaban los romanos invasores de la amada tierra de Israel.

Naturalmente, si se comparan estas revueltas con las más pequeñas algaradas antirromanas que tuvieron lugar durante el gobierno de Poncio Pilato de Judea (26-36) y el de Antipas en Galilea (desde el 4 a. C. hasta el 38/39 d. C.) el ambiente era de paz y quietud. “Sub Tiberio quies”… sí…, pero el sentimiento antirromano seguía siendo vivísimo. Y esta atmósfera es la que respiró Jesús.

Seguiremos para ver cómo también en Judea y Galilea hubo movimientos anti romanos durante los meses o años (¿?) que duró la vida pública de Jesús. Y debemos sospechar que Jesús, como buen judío, no fue inmune a esta atmósfera tan anti imperial.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.ciudadanojesus.com

:::::::::::::::::::::::::

Os animo a que echéis una ojeada al blog en inglés que mantenemos desde Washington Thomas Hudgins (presbiteriano), profesor de lengua y literatura del Nuevo Testamento en la Capital University de Washington, y yo. Hay mucho material mío en ese Blog, traducido al inglés por Thomas. Pero cuando él cree que mis argumentos de historiador agnóstico, que por más que procure ser independiente, son dignos de censura, escribe él dándome la réplica.

Creo que es interesante ver el intento de moderación por ambas partes, sin renunciar a los argumentos. Un Blog que defiende a veces una posición y la contraria. Estimo que es un modo científico de avanzar en la búsqueda de la verdad histórica.

El Blog se llama “Across theAtlantic” y se difunde a modo de página web. He aquí el enlace:
http://www.pineroandhudgins.com/


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por J.P. 26.01.17 | 20:37

    ¿Payaso?

    Ni por asomo pienso eso.

  • Comentario por Elias 26.01.17 | 15:06

    Es que ni lo intentaba (que solo soy un payaso.). pero entiendo que unos rellenan los huecos desde su fe y otros se limitan a buscar hipotesis desde sus sesgos (tan licitos como otros)que concuerden con los escasos datos y manifestando que en muchos casos no hay respuestas..y por supuesto no siempre me parece que aciertan.

  • Comentario por J.P. 26.01.17 | 11:49

    Elías: no sé si se percata que su comentario no afecta en nada al argumento de Manuel_RH. Es que ni siquiera lo roza. En realidad, llevamos así todo este mes: nadie confronta esa dificultad.

  • Comentario por Elías 26.01.17 | 11:23

    Y Pedro gritando en Jerusalen:

    »Sepa todo el pueblo de Israel, con toda seguridad, que a este mismo Jesús a quien VOSOTROS crucificasteis, Dios lo ha hecho Señor y Mesías.»

    Como para creerte, que hace na negabas ,maldiciendo y jurando en arameo (hasta tres veces y porque cantó el gallo ,una o dos veces..) que no le conocías de nada... que me lo dijo una portera..y además le debes una disculpa a mi primo por rebanarle la oreja..

    Le ha hecho Señor y Mesías.... pero no divinidad preexistente ,...mmm eso lo hizo más tarde...













  • Comentario por Pasando 25.01.17 | 21:34

    No se esfuerce demasiado, galetel, que ni el autor ni sus adeptos, considerarán sus argumentos, porque provienen de la fe.
    "Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” (Lucas 18:8)
    Por cierto dice "la tierra", no Judea, ni Galilea, ni Israel...

  • Comentario por galetel 25.01.17 | 18:33

    Sabemos que lo más plausible es que “Dios estaba en Jesús reconciliando al mundo con Él sin imputar las transgresiones” (2 Corintios 5, 19), porque Dios nos reveló que ha resucitado y exaltado a Jesús como el Señor y Mesías daniélico, para solicitarnos que colaboremos preparando su Parusía, auxiliados por su Espíritu.

  • Comentario por galetel 25.01.17 | 18:16

    Jesús se dedicó a su entorno, a su Pueblo, curando, enseñando, haciendo el bien como podía, y denunciando e increpando a los responsables de los males político-sociales. Dios hizo el resto para reconciliar al mundo entero de todos los tiempos y lugares con Él, en Jesús, por él, con él y con quienes quisieran colaborar en ello, consciente o inconscientemente.

  • Comentario por galetel 25.01.17 | 18:15

    La opresión romanan era terrible, desde luego. Y toda otra opresión político-social también lo es, en cualquier época y lugar. Pero hay otros muchos males terribles, también. Físicos y morales. Calamidades y abusos. Catástrofes, enfermedades, y crímenes de todo tipo. Hasta el hecho de la muerte misma.
    Todos eran y son infracciones de la Ley de Dios, manchas no deseadas según su Concepción Inmaculada.

    En su lugar y época particular, Jesús también los vería, sin duda, y sería consciente de ello. Y lo contrastaría con su fe judía en un Dios único todopoderoso. Si sintió que ese Dios es Padre, su Padre y el de todos, fue porque decidió que a través suyo, y de todos los que quisieran, Dios vencería a todos los males de toda clase. No era cuestión exclusiva de Israel.

    Aunque se realizaría a partir de Israel, por el Dios de Israel y su Ungido para ejecutarlo en bien de todos los pueblos hasta los confines de la tierra, incluso los Abismos.
    Jesús se dedi...

  • Comentario por Manuel_RH 25.01.17 | 13:37

    Y Pedro gritando en Jerusalen:

    »Sepa todo el pueblo de Israel, con toda seguridad, que a este mismo Jesús a quien VOSOTROS crucificasteis, Dios lo ha hecho Señor y Mesías.»

    Y ellos sin rechistar...




  • Comentario por Manuel_RH 25.01.17 | 10:56

    " ...pero ellos continuaban gritando, diciendo: ¡Crucifícale! ¡Crucifícale! "

    Y Pilato, que era idiota, al toparse de frente con uno denunciado por sedicioso no supo que hacer... y " ...les dijo por tercera vez: ¿Por qué? ¿Qué mal ha hecho éste? No he hallado en El ningún delito digno de muerte; por tanto, le castigaré y le soltaré. Pero ellos insistían, pidiendo a grandes voces que fuera crucificado. Y sus voces comenzaron a predominar.…"

    Por supuesto, esta es la versión dulcificada que los mentirosos evangelistas ( todos ) coinciden en exponer a pesar de que todo el mundo sabía que era mentira pero nadie lo refutó a pesar de ello. Mentira que Pedro repitió en voz alta en pleno Jerusalén dias despues y que perdura hasta hoy mezclada con otras mil, alimentada por una secta de fanáticos imbeciles que se dejan cortar la cabeza por mantenerlas....

    Si no fuera por Bermejo...

  • Comentario por galetel 25.01.17 | 10:53

    No lo sabemos, claro, pero a juzgar por los acontecimientos posteriores, ¿qué es lo más plausible?

  • Comentario por galetel 25.01.17 | 10:51

    para ofrecer incienso a otros dioses y adorar la obra de sus propias manos.

    Por tu parte, cíñete bien los lomos, ponte firme y diles cuanto te ordene.
    No desmayes ante ellos, que yo no te haré desmayar.
    Por mi parte, te convierto desde hoy en plaza fuerte, en pilar de hierro,
    en muralla de bronce frente a toda esta tierra,

    así se trate de los reyes de Judá como de sus jefes,
    de sus sacerdotes o del pueblo de la tierra.
    Te harán la guerra, mas no podrán contigo,
    pues contigo estoy yo —oráculo de Yahvé— para salvarte.»”

    Si fue así, ¿qué hizo Jesús más tarde, cuando decidió dejar Nazaret?
    ¿Dedicarse a organizar un ejército para emprender otra revuelta con la esperanza de que Dios le auxiliara con legiones y esta vez resultara exitosa? ¿O procurar que Israel cambiara renovando su Alianza, cumpliendo su parte del Pacto para que Yahvé venciera a sus enemigos e instaurara su reinado sobre toda la tierra?
    <...

  • Comentario por galetel 25.01.17 | 10:49

    Desde hoy mismo te doy autoridad sobre las gentes y sobre los reinos
    para extirpar y arrasar, para destruir y derrocar, para reconstruir y plantar.

    Entonces me dirigió Yahvé la palabra en estos términos:
    «¿Qué estás viendo, Jeremías?»
    Respondí: «Veo una rama de almendro.»
    Y añadió Yahvé: «Bien has visto. Pues así soy yo: vigilo mi palabra para que se cumpla.»

    Nuevamente me dirigió Yahvé la palabra: «¿Qué estás viendo?»
    Respondí: «Veo un puchero hirviendo que se vuelca de Norte a Sur.»
    Yahvé me dijo entonces: «Es que desde el Norte se iniciará el desastre
    sobre todos los moradores de esta tierra.

    Voy a convocar en seguida a todos los clanes y reinos del Norte —oráculo de Yahvé—.
    Vendrán a instalarse a las puertas mismas de Jerusalén,
    en torno a todas sus murallas, y en todas las ciudades de Judá.
    A todas pienso sentenciar por toda su malicia: por haberme dejado a mí
    para ofrecer i...

  • Comentario por galetel 25.01.17 | 10:47

    Jesús era un niño, un joven, que vivía en Nazaret. ¿Le llegarían noticias de esas tremendas revueltas? ¿Habrá muerto José en una de ellas? ¿Habrá tenido que irse Jesús con su madre a casa de su tío Clopás? ¿Habrá meditado profundamente sobre esos terribles acontecimientos?

    ¿Habrá leído las siguientes palabras de Jeremías (1, 4-19)?

    “Me dirigió Yahvé la palabra en estos términos:
    Antes de haberte formado yo en el vientre, te conocía;
    antes que nacieses, te había consagrado yo profeta;
    te tenía destinado a las naciones.

    Yo respondí: «¡Ah, Señor Yahvé! Mira que no sé expresarme, que soy un muchacho.»
    Pero Yahvé me dijo: No digas que eres un muchacho,
    pues irás donde yo te envíe y dirás todo lo que te mande.
    No les tengas miedo, que contigo estoy para protegerte —oráculo de Yahvé—.

    Entonces alargó Yahvé su mano y tocó mi boca.
    Después me dijo Yahvé: Voy a poner mis palabras en tu boca.
    De...

Martes, 17 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031