El blog de Antonio Piñero

El arte de camuflar los indicios peligrosos. Jesús y la resistencia antirromana (XIII)

20.01.17 | 08:27. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

Respecto a lo dicho hasta el momento –a saber, que el material embarazoso políticamente contenido en los indicios evangélicos ofrecidos supera la prueba del criterio de dificultad; que ocupa un espacio mínimo dentro de los Evangelios; que está disperso dentro de otro material muy distinto (puramente religioso, como milagros, enseñanzas diversas o parábolas, etc.)– tiene Fernando Bermejo alguna observación útil que es conveniente retener.

La primera es que “En su estado actual está desunido”, y esa desunión hace que “la tal información se vea privada de gran parte de su efecto embarazoso”. Como la mayoría leemos de prisa, no caemos en la cuenta de estos pequeños detalles, hasta que los estudiosos reparan en ellos y nos hacen detenernos a considerarlos.

Y luego añade:

“En segundo lugar, estos pasajes están rodeados de tanto material (datos biográficos, la enseñanza ética y religiosa, milagros y hechos sobrenaturales, controversias en torno a la Ley) que no se caracteriza en absoluto por sus tintes revolucionarios”, que hace que se pierda su sentido primigenio”. Hay que entresacarlo convenientemente y considerarlo en sí mismo. Y esa es una tarea que solo la logra el estudio sereno y pausado.

Es notable, además, que de hecho el lector apresurado se fija ante todo en los materiales que rodean a los indicios que hemos entresacado, ¡y no en los indicios mismos! F. Bermejo opina aquí que ese no fijarse no es casual, sino pretendido por los Evangelistas. Estos hacen expresamente que esos materiales embarazosos “vayan acompañados de otros, aparentemente inventados para desactivar cualquiera de sus inferencias comprometedoras”.

No sé si me atrevería a priori a decir tanto como “inventados expresamente”. Pero creo que es verdad. El lector juzgará si es que los textos comprometedores van manifiestamente rodeados de otros pasajes que los neutralizan de un modo expreso y que manifiestan claramente la mano y la teología de los evangelistas, no la del Jesús histórico.

He aquí los ejemplos. Primero, Mt 26, 52-54:

“En esto, uno de los que estaban con Jesús echó mano a su espada, la sacó e, hiriendo al siervo del Sumo Sacerdote, le llevó la oreja. 52 Le dice entonces Jesús: «Vuelve tu espada a su sitio, porque todos los que empuñen espada, a espada perecerán. 53 ¿O piensas que no puedo yo rogar a mi Padre, que pondría al punto a mi disposición más de doce legiones de ángeles? 54 Mas, ¿cómo se cumplirían las Escrituras de que así debe suceder?» 55 En aquel momento dijo Jesús a la gente: «¿Como contra un salteador habéis salido a prenderme con espadas y palos? Todos los días me sentaba en el Templo para enseñar, y no me detuvisteis. 56 Pero todo esto ha sucedido para que se cumplan las Escrituras de los profetas»”.

Obsérvese:

· La acción con la espada está iniciada por uno de los que estaban con Jesús
· Jesús interviene contra la violencia: “Vuelve tu espada…”
· Jesús podría utilizar la fuerza de los ángeles y renuncia a esta violencia
· Jesús es ante todo un maestro de la Ley que actúa en público. Sus captores, por el contrario, son unos malvados y cobardes que solo operan de noche, cuando nadie los ve. Luego son unos canallas.
· El prendimiento de Jesús es un designio eterno de Dios manifestado de antemano en las Escrituras

Pero la idea (el indicio que se une a los demás) que retiene el investigador es que Jesús es prendido por las fuerzas del orden del momento (los romanos, ante todo según el Evangelio de Juan, y los discípulos tienen espadas) porque sus acciones significaba n un peligro para el Imperio.

Otro ejemplo: Jn 18,33-36:

“Entonces Pilato entró de nuevo al pretorio y llamó a Jesús y le dijo: «¿Eres tú el Rey de los judíos?» 34 Respondió Jesús: «¿Dices eso por tu cuenta, o es que otros te lo han dicho de mí?» 35 Pilato respondió: «¿Es que yo soy judío? Tu pueblo y los sumos sacerdotes te han entregado a mí. ¿Qué has hecho?» 36 Respondió Jesús: «Mi Reino no es de este mundo. Si mi Reino fuese de este mundo, mi gente habría combatido para que no fuese entregado a los judíos: pero mi Reino no es de aquí.» 37 Entonces Pilato le dijo: «¿Luego tú eres Rey?» Respondió Jesús: «Sí, como dices, soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz»”.

Obsérvese:

El indicio que retiene el estudioso es que las turbas quieren proclamar rey a Jesús (Jn 1,49 y 6,15), y que ante Pilato, en un acto de valentía, Jesús mismo se proclama el rey de Israel. Pero este indicio está rodeado de lo siguiente:

· Mi Reino no es de este mundo
· Mi gente no ha combatido por mí
· Yo soy rey, pero espiritual, solo para dar testimonio de la verdad (a saber, que el Padre y yo somos uno, etc.)

Un ejemplo más: Jn 11,47–54:

“Entonces los sumos sacerdotes y los fariseos convocaron consejo y decían: «¿Qué hacemos? Porque este hombre realiza muchas señales. 48 Si le dejamos que siga así, todos creerán en él y vendrán los romanos y destruirán nuestro Lugar Santo y nuestra nación.» 49 Pero uno de ellos, Caifás, que era el Sumo Sacerdote de aquel año, les dijo: «Vosotros no sabéis nada, 50 ni caéis en la cuenta que os conviene que muera uno solo por el pueblo y no perezca toda la nación.» 51 Esto no lo dijo por su propia cuenta, sino que, como era Sumo Sacerdote aquel año, profetizó que Jesús iba a morir por la nación 52 - y no sólo por la nación, sino también para reunir en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos. 53 Desde este día, decidieron darle muerte. 54 Por eso Jesús no andaba ya en público entre los judíos, sino que se retiró de allí a la región cercana al desierto, a una ciudad llamada Efraím, y allí residía con sus discípulos”.

Obsérvese:

· Jesús es un taumaturgo (hace milagros de sanación y exorcismos). Y tiene enseñanzas interesantes que atraen y mueven a la gente.
· La actitud de Jesús es políticamente muy peligrosa. El Imperio Romano puede provocar una matanza de judíos a causa de las enseñanzas de Jesús y al movimiento de masas que supone
· Jesús huye y se retira a un sitio para protegerse de los ataques

Pero, a la vez, estas ideas están contrarrestadas por otras:

· Los judíos son unos malvados que deciden matar a Jesús.
· Hay un designio oculto divino: su muerte ha de ser única; no perecerá el pueblo sino Jesús solo
· Esa muerte es para la salvación “reunir en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos”.

Otro ejemplo: Lc 9,23

“Dijo: «El Hijo del hombre debe sufrir mucho, y ser reprobado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser matado y resucitar al tercer día.» Decía a todos: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame”.

Obsérvese:

· La actitud religiosa-política de Jesús lo conducirá a ser reprobado por los jefes del pueblo de Israel y a ser asesinado
· A los discípulos de Jesús les puede ocurrir lo mismo. Seguir a Jesús es un acto que se traduce en una acción política; puede tener como consecuencia morir en la cruz. Roma no crucificaba a la gente todos los días, sino solo a los sediciosos contra el Imperio o a gentes que habían cometido grandísimos delitos.

Pero con el añadido lucano de “cada día” todo se neutraliza: el seguimiento de Jesús es un acto espiritual diario y ha de aceptar las molestias que cada día pueden surgir por seguirlo. El seguimiento de Jesús con consecuencias políticas peligrosas ha sido transportado a otra dimensión.

Y comenta Fernando Bermejo algo muy acertado:

“De hecho, el trabajo realizado por los evangelistas fue bastante bueno, como se demuestra por la historia de la investigación: un Jesús rebelde no es la primera impresión recibida por una lectura superficial de los textos. Es necesario hacer un estudio cuidadoso y llevar a cabo una reconstrucción histórica minuciosa para atar los cabos sueltos y discernir un Jesús sedicioso detrás de las apariencias (que en efecto, presentar una imagen muy diferente de él). Y ha sido tan así, –hasta donde sabemos– que la primera interpretación crítica de Jesús que llegó a estos resultados se llevó a cabo en el siglo XVIII, y desde entonces sólo un puñado de estudiosos han respaldado esta opinión”.

Como ven, esto es muy interesante y es materia para reflexionar.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por galetel 21.01.17 | 13:46

    compatible con los supuestos de David Mo? -Porque si no… sería una temeridad.

  • Comentario por galetel 21.01.17 | 13:44

    Juan 7, 5:
    Es que ni siquiera sus hermanos creían en él.

    1 Corintios 15, 7:
    Luego se apareció a Santiago; más tarde, a todos los apóstoles.

    Gálatas 1, 19:
    Y no vi a ningún otro apóstol, y sí a Santiago, el hermano del Señor.

    Gálatas 2, 9:
    y reconociendo la gracia que me había sido concedida, Santiago, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos tendieron la mano en señal de comunión a mí y a Bernabé.

    Flavio Josefo, Antigüedades XX, 200-3:
    Anano consideró que tenía una oportunidad favorable porque Festo había muerto y Albino se encontraba aún de camino. De manera que convenció a los jueces del Sanhedrín y condujo ante ellos a uno llamado Santiago, hermano de Jesús el llamado Mesías y a algunos otros. Los acusó de haber transgredido la Ley y ordenó que fueran lapidados.

    ¿Puede inferirse algo de estas referencias? Y si se utiliza la lógica, ¿es lo más plausible compatible con los supu...

  • Comentario por galetel 21.01.17 | 13:43

    [David Mo:] “Creer que sabemos la posición de Santiago por las inferencias a lo Galetel es una temeridad”.

    Referencias sobre Santiago-el-hermano-del-Señor:

    Marcos 6, 3:
    ¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, José, Judas y Simón? ¿Y no están sus hermanas aquí entre nosotros?» Y se escandalizaban a causa de él.

    Marcos 3, 21:
    Y los suyos, oyéndolo, salieron para apoderarse de él por la fuerza, pues decían: “¡Está fuera de sí!”.

    Marcos 3, 31-35:
    Llegaron su madre y sus hermanos y, quedándose fuera, mandaron llamarle. Había mucha gente sentada a su alrededor. Le dijeron: «¡Oye!, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan.» Él les respondió:«¿Quién es mi madre y mis hermanos?» Y, mirando a los que estaban sentados en corro, a su alrededor, dijo: «Éstos son mi madre y mis hermanos, pues quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.»

    J...

  • Comentario por David Mo 21.01.17 | 12:18

    ...por lo que cuenta Pablo de ellos es una ingenuidad. Creer que sabemos la posición de Santiago por las inferencias a lo Galetel es una temeridad. Creer que sabemos de lo que acusaban a Jesús los judíos por los evangelios es ceguera. Creer que sabemos el desarrollo de la guerra de las Galias por lo que cuenta de sí mismo Julio César es ingenuidad. Creer que sabemos el discurso de Pericles por lo que dice Tucídides es una ingenuidad... y así.
    En líneas generales, los textos de la Antigüedad son fiables, más o menos por lo que cuentan, sin querer decirlo, lo que excluye la mayor parte de la literatura evangélica y similares. Esto es una obviedad que se aplica sin ninguna dificultad a la literatura no confesional desde hace tiempo, pero que se convierte en "escepticismo intolerante" o "radical" o algo peor, cuando se hace a la historia sagrada. Digo yo que el problema no está en mantener el criterio de sano escepticismo científico sino en la otra parte.

  • Comentario por David Mo 21.01.17 | 12:09

    JP: por favor, quite el corrector automático, por favor, que nos armamos un lío. "Sin el descargo es labor del evangelista quienes conocen la tradición que se imponen saben que no hay descargo en la tradición original". Mi no comprender.

    Habrá que creerle cuando dice Ud. que había una secta de ultraviolentos cristianos predicando la destrucción... ¿de quién o qué?... hasta el tiempo del Apocalipsis. Ud. se lo guisa y Ud. se lo come,porque yo no he dicho tal cosa.

    Habrá que creerle cuando dice que la mejor manera de combatir una secta es no transcribirla. Jopé, ¿y qué hacían los cristianos ortodoxos con las sectas de las que nos ha llegado algo a través de sus "transcripciones" más o menos deformadas -que eso no lo sabremos nunca? Le he puesto un ejemplo del "sí-pero". ¿NO le convence? Porque lo que tenemos con esa hipotética tradición de un Jesús guerrero es del tipo de "sí-pero".

    Creer que tenemos una visión clara de lo que decían los judeo-cris...

  • Comentario por J.P. 21.01.17 | 10:36

    ¡Vaya! Edité, y edité mal.

    Si las comunidades del Jesús violento sabían también qué era el Reino (por cierto, concepto este que no está claro en los sinópticos), ahí tiene el lío).

  • Comentario por J.P. 21.01.17 | 10:34

    Contiene, no. Lo tiene.

    Actuó el corrector al fallar cuando quise pulsar el espacio y di a la ene.

    Y el corrector cambió Piñero por Pionero.

    Y repito: lo del Reino, a D.Antonio y Bermejo, no a mí.

    Pero yo hablo de otra cosa: yo estoy hablando de información. Si las comunidades del Jesús violento sabían también qué era el Reino (por cierto, concepto este que no está claro en los sinópticos: ahí tiene el lío).

  • Comentario por J.P. 21.01.17 | 10:13

    David Mo: lo de la inconsistencia se contiene que decir a Bermejo y a Pionero, no a mí. No equivoque el blanco.

    Y en cuanto al modo de esconder una tradición, la mejor manera es no transcribirla.

    Repitamos lo obvio (no vuelva a leerme ni a comentarme, hombre, que nadie se lo.pide; yo me limito al.post, no espero a que aparezca usted): si una tradición se impone es porque es conocida. Sin el descargo es labor del evangelista quienes conocen la tradición que se imponen saben que no hay descargo en la tradición original: esas comunidades de Jerusalén que predican abiertamente en la.ciudad y el Templo al Jesús ultraviolento y otras partes que siguen con la tradición más judía y que llega hasta el Ap. Luego aquí falta la polémica entre los ultras y los blandiblubs, y Roma, entre otros.

    Hasta la próxima en que vuelva usted a lo mismo.

  • Comentario por David Mo 21.01.17 | 09:56

    ... cansarse de repetir lo obvio: una manera eficaz de rebatir una tradición o leyenda es limitarse a transformarla para quitarle su sentido originario. "Sí, Jesús dijo que había que cambiar los jubones por espadas... pero también dijo que..." Es de uso bastante común en la Antigüedad. Por ejemplo: "Si, los dioses paganos existieron... pero en realidad no eran dioses, sino demonios".
    Hasta la próxima vez que volvamos a lo mismo.

  • Comentario por David Mo 21.01.17 | 09:51

    Decir que cuando Jesús hablaba de Reino o de Mesías hay que entender que sus "oyentes" "sabían a qué se refería"es inconsistente. O hablaba en el contexto judío y los oyentes sabían que el Reino era terrenal y el Mesías un rey/sacerdote guerrero o no hablaba de eso y lo explicó en otra parte que desconocemos o no lo explicó nunca y les dejó en un lío mayúsculo. A saber.

    Lo del poder de refutación o rectificación de los evangelios o del supuesto discurso de Jesús por parte de los vencidos ya lo hemos comentado en otras partes. Uds. operan bajo supuestos absolutamente anacrónicos. Los argumentos que pudieron discutirse por parte de los que mantuvieran la creencia en un Jesús guerrero han desaparecido con mayor facilidad que los de otras herejías, de las que sólo queda la versión que sus oponentes han querido dar. y algunas ni eso. Esto es la norma y Uds. quieren anularla con el supuesto de un imaginario derecho a réplica.

    Y, vuelvo a repetir, que nunca hay que ....

  • Comentario por galetel 20.01.17 | 20:27

    de las víctimas, de todas las víctimas, realizando con él la vocación salvífica universalista que estaba anunciada por los antiguos profetas como misión de Israel.

    Un enfoque sesgado que pretenda “descubrir” al Jesús davídico separándolo del daniélico, al supuesto “Jesús histórico” separándolo del “Jesucristo de la fe” de los evangelistas, para REDUCIR a Jesús a ser un fracasado, sin reconocerle el triunfo que los autores de los evangelios querían explicar a sus lectores, también cristianos en su mayoría pero desconocedores de todos estos detalles de la vida histórica de Jesús hasta donde los habían conservado las tradiciones orales y escritas, no puede conducir a conclusiones acertadas, de ninguna manera. No es un enfoque científico, desde luego. No se trata de la fe o no fe del historiador, sino de la fe cristiana de los evangelistas; por eso hay que partir de los datos pospascuales prepaulinos que demuestran las bases de esa fe y sus consecuencias. Datos innegables.

  • Comentario por galetel 20.01.17 | 20:25

    Aunque no sea creyente, un historiador verdaderamente independiente debiera asumir el hecho innegable de que los evangelistas eran cristianos. Esto es, que creían con seguridad en la Experiencia Pascual de los primeros cristianos, con todas sus consecuencias. Y que decidieron mostrar que el Jesucristo de su fe había sido un hombre verdadero, un galileo que había vivido sumido en un ambiente de expectación davídica, pese a lo cual había predicado la oposición a todo mal, incluso al mal físico de las enfermedades y catástrofes, y no solo al mal político-social.

    Que todos, amigos y enemigos, habían esperado que se definiera como mesías davídico, pero él había actuado en ese sentido como un loco, temerariamente, sin las precauciones mínimas para poder increpar en nombre de Yahvé a los poderosos. Y había fracasado entonces como davídico, pero confiando en triunfar como daniélico. Que Dios le había dado ese triunfo, y refrendado su predicación y práctica ética en favor de las v...

  • Comentario por acs 20.01.17 | 19:53

    Pero se trata solo de un estudio de marketing. No le den más vueltas.

  • Comentario por acs 20.01.17 | 19:41

    "contravalores" del reino = Valores del reino, contravalores para los poderes religioso y político que se lo cargaron por incordioso. Claro que no era inofensivo -hacía mucha pupa. That is the question...

  • Comentario por acs 20.01.17 | 19:38

    Pero lo más chistoso es el principio, achacando al apresuramiento de los lectores el no darse cuenta de que existe este maravilloso tul invisible que ellos nos ofrecen.
    Cuando ellos en su precipitación son los que demuestran una y otra vez que no saben leer el resto:
    “...estos pasajes están rodeados de tanto material ... que no se caracteriza en absoluto por sus tintes revolucionarios "
    Cualquier persona que lea con menos prisas y menos prejuicios y sin gafas rancias, se da cuenta perfectamente de q es la vida, las enseñanzas éticas y religiosas, la actitud ante la ley de Jesús y la predicación de los contravalores del reino y las curaciones como signos del reino, lo q resulta tener tintes revolucionarios, y su unidad de enseñanza y vida y su compromiso por el reino lo q le lleva a ser condenado por los poderes religiosos y políticos.
    Así q ellos pasan d lo q diga el personaje para endilgarle lo q ellos digan

  • Comentario por acs 20.01.17 | 19:12

    O dicho de otra manera, el patrón de recurrencia es como el patrón del traje del emperador del famoso cuento.
    El timo del sastre se basaba en el cálculo de hasta donde podían llegar las tragaderas y los intereses de cada cual.

  • Comentario por acs 20.01.17 | 19:05

    Aún esperaba una reacción del antiguo Piñero, más sólido, contra el completo abermejamiento de tendencia más liquida, pero no se ve.

  • Comentario por acs 20.01.17 | 18:59

    ¿No se dan cuenta ustedes de que esto no es más que al antiguo bermejo guasón en su estado más puro?
    Los evangelistas son tan listos que inventan un montón de historias que rodeen una frase o un hecho que son tan tontos que se les cuela sin querer queriendo sin que puedan hacer nada para evitarlo.
    En fin...
    Y dice el nick de más abajo que las tradiciones orales que se recogieron no vienen de Jesús, así en general, sino de... en fin ¿de quién proceden esas parábolas sobre el reino, esas enseñanzas sobre el poder y el servicio, esas curaciones -que no fueran milagros no las eximiría de realizarse o no, y parece que hasta sus enemigos se las reconocían? A no, los de Jesús no, ¿los de quién, entonces? ¿Quién era el maestro del que ustedes pretenden prescindir, pero no puede ser porque sus enseñanzas están ahí lo quieran ustedes o no?
    Pero los libros de chistes también tienen su marketing... no hay más secretos.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 20.01.17 | 17:57

    Lo de la perspectiva "emc" y "etic", hermenéutica utilizada preferentemente en antoplogía pero de algún modo extensible a otros campos de estudio.Por ejemplo,el estudio del hecho religioso,en general,no hablo del cristiano en particular. No se necvesita ser persona afín a la religión para estudiarla pero sí se precisa al menos entender,intelegir de qué va la cosa.De lo contrario,tal es el caso, se puede caer,y se cae, en un estudio a la larga inexacto,conducente a reduccionismos y simplificaciones,tantas veces merecedoras de ser calificadas de simplezas,como las que sin ir más lejos estamos observando en esta serie de postales,y no digamos ya en estas dos últimas.

    "Una tarea que sólo la logra el estudio sereno y pausado", sin duda Bermejo se incluye en este modo de estudio ¿sereno Bermejo?, propio de una selecta minoría de indadadores de la verdad( también,claro,Bermejo se incluye). No doy crédito a tanta autocomplacencia y,al cabo, tanta puerilidad.

  • Comentario por Moisés 20.01.17 | 16:47

    Al hilo de lo que escribe J.P. (10:30), siempre tan sensato y documentado, y MANUEL_RH (15:49) (no tomo en cuenta ahora su última frase entre interrogantes), me permito notar que en este post los evangelistas parece que son listísimos y tienen una habilidad extraordinaria (que el Prof. Bermejo destaca dos mil años después) para decir... corrigiendo, a la vez, lo dicho... para "tapar" lo expresado, que lo expresaron por y para...

    Teníamos la sensación (que los mismos evangelistas dicen reiteradamente de los propios apóstoles) de que eran torpes, burdos, que dicen cosas diferentes y mantienen los "errores" de las supuestas "profecías" incumplidas... ¿qué clase de personas no sólo los "autores" sino los "reponsables", siglos después, de la "canonicidad" de los que tenemos actualmente? Parecen claramente idiotas como dice MANUEL_RH. Y ahora parecen tan listos y avisadísimos...

    Algo huele a puchero de enfermo.

  • Comentario por Manuel_RH 20.01.17 | 15:49

    " Como ven, esto es muy interesante y es materia para reflexionar" Si, ciertamente da que pensar....y que sospechar. Lo primero que uno se pregunta, y ni Piñero ni nadie ha resuelto todavía, es que tanto jugar al despiste, tanto camuflar, tanto mentir...debía obedecer a algún interés concreto.
    ¿Cual sería el beneficio perseguido por estos, empeñados en divinizar a un hombre ajusticiado, qué alto interés les movía a jugarse la vida en proclamar algo increíble? ¿Y si no les movía ningún interés, es que eran todos idiotas, continuamos con la hipótesis de que eran todos idiotas?
    ¿ Como es que esta banda anti-sistema y anti-romana pudo heredar el poder de Roma despues de tantas persecuciones?



  • Comentario por Manuel 20.01.17 | 13:26

    Hay un claro hiato.
    Los que reúnen tradiciones sobre Jesús no lo conocieron. Insertan material diverso, con adaptaciones propias (incluso escenarios y personajes inventados). Y pertenecen a comunidades de otra religión, idioma e ideal politico, aunque participen de una mentalidad similar en lo escatológico, que no en las características del Reino idealizado (bien diferentes éstas).
    Los que reciben este mensaje se interesan por el Cristo. Pero hay enfoques incompatibles.
    Con el tiempo interesará realizar ciertas modificaciones, ora divinizadoras del personaje (que acentúen su carácter grandioso, coherente, ideal y, finalmente, divino), ora demostradoras de su condición humana (existencia y sufrimientos realistas).
    Sin duda había mucho que rellenar y lugares de los que tomarlos. El problema era que el maestro elegido tenía características inevitables en un mesías profeta del Reino (teocrático)
    Pero sigue quedando el enigma de la propuesta de un hombre así po...

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 20.01.17 | 12:04

    Yo me pregunto sencillamente por qué no se hace una lectura a la inversa de cómo la hacen Bermejo y Piñero. El magma en que acontece el "fenómeno" Jesús está muy degradado por una ocupación (los dueños del pueblo son los romanos, no Yhahvé) y las autoridades propiamente judías, políticas y religiosas, están sometidas a Roma y hasta colaboran con los romanos. Jesús vive en un contexto de sedición, como los españoles en tiempos de Napoleón. De hecho, la sedición explota en determinados momentos. La cuestión -la madre del cordero- es que Jesús no provoca ninguna sedición incluso viviendo en un ambiente que la pide a gritos y teniendo él un poder especial. Los judíos, cómodos al amparo de Roma, temen que pueda provocarla y por eso lo eliminan. El poder romano actúa de comparsa; si no lo eliminan -es el único que puede hacerlo- quienes lo detentan serán reos ante Roma de la posible sedición si se produce. Un Jesús "sedicioso" solo sale de una lectura interesada.

  • Comentario por J.P. 20.01.17 | 10:30

    Sinceramente, llamar arte de camuflaje a lo que han hecho los evangelistas... Al revés, por todo lo que aquí se ha dicho la composición parece bastante torpe. Nos puede timar a los lectores modernos, pero ¿a los coetáneos? No voy a decir que estuviesen todos, todos perfectamente informados, porque no es verdad, pero que había lectores que conocían el lenguaje y lo que significaban o podían significar palabras y giros...

    Por ejemplo: si se afirma que Jesús no explicita qué es el Reino es porque sus oyentes sabían a qué se refería, esto asume un cierto grado de información.

    Si se afirma que el material embarazoso se introduce porque se impone al autor, es porque alguien lo conoce y, si se camufla, es porque hay quien no solo lo conoce sino también su significado real según la tesis aquí defendida (y que perdura en el tiempo puesto que se quiere llevar hasta el autor del Ap, quizás a finales del s. I).


  • Comentario por galetel 20.01.17 | 10:05

    Cree el sesgadón que todos son de su condición.

  • Comentario por galetel 20.01.17 | 09:55

    Considere además quién compuso las parábolas y lidió en las controversias, de los datos prepascuales discernibles.

  • Comentario por galetel 20.01.17 | 09:42

    Hay algunos muy sesgados por aquí, ¿quiénes serán? ¿Los evangelistas o estos estudiosos?
    Lector: Considere los datos pospascuales prepaulinos (MT->HF) antes de contestar.

Miércoles, 19 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Los más recientes

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930