El blog de Antonio Piñero

“Jesús y la resistencia antirromana” (IV)

08.01.17 | 08:25. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

Tras la breve pausa del sábado, ocupada con el asunto del “Seminario sobre Jesús”, que recuerdo al final, sigo comentando el artículo del Prof. F. Bermejo, que me parece muy interesante, y que como está escrito en inglés pasará desapercibido a muchos, quizás a la mayoría de los lectores españoles. El Prof. Bermejo no explicita las citas bíblicas, que complemento yo y apenas hace por el momento comentario alguno (lo deja para la argumentación posterior) salvo algunas notas eminentemente técnicas, de bibliografía sobre todo. Las frases en negrita están así en el original.

12. «De acuerdo con las propias declaraciones de los discípulos, el objetivo de Jesús era restaurar el reino de Israel. Tanto en Lc 24,21 como en Hechos 1,6, Jesús no rebate la concepción del reino de Dios de sus discípulos, sino sólo su inminencia».

Lc 24,19-27: “…. «Lo de Jesús el Nazoreo, que fue un profeta poderoso en obras y palabras delante de Dios y de todo el pueblo… Nosotros esperábamos que sería él el que iba a librar a Israel; pero, con todas estas cosas, llevamos ya tres días desde que esto pasó… El les dijo: «¡Oh insensatos y tardos de corazón para creer todo lo que dijeron los profetas! ¿No era necesario que el Cristo padeciera eso y entrara así en su gloria?». Y, empezando por Moisés y continuando por todos los profetas, les explicó lo que había sobre él en todas las Escrituras.

Obsérvese aquí cómo los discípulos tachan a Jesús de profeta, no de mesías. Cómo Jesús no critica la teología subyacente de la restauración de Israel y cómo la escena es ideal, no histórica, pues presupone ya la nueva concepción cristiana de un mesianismo sufriente, todo predicho por las Escrituras en general.

Hch 1,6-7: “Los que estaban reunidos le preguntaron: «Señor, ¿es en este momento cuando vas a restablecer el Reino de Israel?». Él les contestó: «A vosotros no os toca conocer el tiempo y el momento que ha fijado el Padre con su autoridad”.

Creo que es irrefutable que el Jesús de Lucas no rechaza, ni mucho menos, el restablecimiento del reino terrenal de Israel = reino de Dios en la tierra.

13. «Varios dichos atribuidos a Jesús, (por ejemplo, las palabras despectivas dirigidas a la mujer siro-fenicia en Mc 7,26-27, y los pasajes que reflejan una baja estima de - incluso desprecio por - pueblo pagano: Mt 10,5 ; 15,24; 18,17) revelan que la predicación de Jesús se circunscribía a Israel. Jesús era nacionalista».

Mc 7,26-27: “Esta mujer era pagana, sirofenicia de nacimiento, y le rogaba que expulsara de su hija al demonio. Él le decía: «Espera que primero se sacien los hijos, pues no está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perritos.»

Creo que es bien sabido que los judíos calificaban de “perros” (animal inmundo para ellos) a los paganos. Jesús emplea el diminutivo porque se refiere a la muchacha, la hija de la sirofenicia, que sería jovencita.
Y que Jesús era un nacionalista judío lo reconocen (no sé si con orgullo o no) los investigadores modernos sobre Jesús como G. Vermes o J. Klausner.

Mt 10,5-6: “A estos doce envió Jesús, después de darles estas instrucciones: «No toméis camino de gentiles ni entréis en ciudad de samaritanos; dirigíos más bien a las ovejas perdidas de la casa de Israel”.

El Jesús de Mateo contradice paladinamente al Jesús del Cuarto Evangelio que sí hace una suerte de misión entre los samaritanos (probablemente no histórica, sino reflejo del grupo que está detrás de la composición del Evangelio y que buscó refugio en Samaría cuando fue perseguido en Jerusalén o Galilea; menos probable). Queda claro que Jesús no es un predicador universalista.

14. «Aunque la pertenencia de algunos de los discípulos de Jesús a los grupos organizados de la resistencia antirromana es dudosa, la disposición violenta de al menos algunos de ellos está bien documentada en la tradición. El título ' Boanerges ' de Santiago y Juan (Mc 3,17) sugiere una reputación ruda y de mal genio que se muestran de manera significativa en Mc 9,38, y con mayor dureza por su deseo de recurrir a la violencia en contra de un pueblo de samaritanos no cooperantes (Lc 9,51-56)».

Boanergés puede traducirse por tronantes o «atronadores». Literalmente, «hijos del trueno» con el significado de «carácter violento» o «tempestuoso». «Hijos de» es la manera semítica de expresar un adjetivo del que carece la lengua (por ejemplo, «satánico» = «hijo de Satanás»). Sin embargo, no resulta clara la etimología de la segunda parte de Boanergés = bene («hijos de») rgš («el ruido» o «el trueno»); o bien bene regez, «hijos de la ira».

Mc 9,38-40: “Juan (hijo de Zebedeo) le dijo: «Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu nombre y no viene con nosotros y tratamos de impedírselo porque no venía con nosotros». Pero Jesús dijo: «No se lo impidáis, pues no hay nadie que obre un milagro invocando mi nombre y que luego sea capaz de hablar mal de mí. Pues el que no está contra nosotros, está por nosotros»”.

El Prof. Bermejo supone con razón que ese acto de “impedírselo” no fue con buenas palabras. Aquí la actitud de Jesús es totalmente pragmática y demuestra mejor juicio que sus discípulos.

Lc 9,51-56: “Sucedió que como se iban cumpliendo los días de su asunción, él se afirmó en su voluntad de ir a Jerusalén, y envió mensajeros delante de sí, que fueron y entraron en un pueblo de samaritanos para prepararle posada; pero no le recibieron porque tenía intención de ir a Jerusalén. Al verlo sus discípulos Santiago y Juan, dijeron: «Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo y los consuma?». Pero volviéndose, les reprendió; y se fueron a otro pueblo”.

No creo necesario mucho comentario. El castigo es más o menos (falta el azufre) que el de Sodoma y Gomorra (Gn 19,24) y el que desea el autor del Apocalipsis para los gentiles incrédulos (21,8)

15. Jesús recalcó a sus seguidores que el discipulado es sinónimo no sólo de los conflictos, el sacrificio y el sufrimiento, sino también del peligro de muerte (Mt 10,34-39; Lc 12,4)».

Mt 10,38-39: “El que no toma su cruz y me sigue detrás no es digno de mí. El que encuentre su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí, la encontrará.

Lc 12,4-5.14: “Os digo a vosotros, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después de esto no pueden hacer más… Os mostraré a quién debéis temer: temed a Aquel que, después de matar, tiene poder para arrojar a la gehena; sí, os repito: temed a ése”.

Seguiremos

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com
::::::::::::::::::::::

Véase, por favor, la nota de la postal de ayer acerca del “Seminario sobre Jesús de Nazaret”, por si les puede interesar a los que viven en el entorno de Vigo /Bayona (Pontevedra).


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por acs 12.01.17 | 14:54

    La abriría usted mismo, cuando empezó a faltarle aire durante su metamorfosis de persona escéptica y educada en monstruo dogmático y borde.

  • Comentario por David Mo 10.01.17 | 09:07

    Tiene razón, JP. La fauna de este foro es bien curiosa. Pero hace tiempo que alguien se dejó la puerta abierta.

  • Comentario por J.P. 09.01.17 | 19:41

    Si una vez que se abre la puerta... ;)

  • Comentario por FERNANDOP 09.01.17 | 16:20

    Ahora resulta, a tenor de un comentario que leo por ahí abajo,p que Jesús era un malvado que no respetaba los derechos de los animales u que insultaba a los cánidos..... Permiteme la carcajada Juanma.

  • Comentario por Sofía 09.01.17 | 13:04

    Totalmente de acuerdo con Fernando P

  • Comentario por Juanma 09.01.17 | 12:42

    Os obvio que Jesús era profundamente nacionalista, y sólo esperaba la salvación judía. Igualmente era antropocéntrico: por ello su desprecio a ésas adorables criaturas llamadas perros: desprecio judío compartido con los árabes. ¡Nada nuevo bajo el sol! El ser humano se cree (sin motivo alguno) el rey de la creación y se cree el único ser capaz de la vida después de la muerte. Ya sólo ello nos habla de religiones (judaísmo, cristianismo, islamismo: religiones semíticas nacidas de una misma raíz abrahámica) creadas por humanos para humanos, y por ello totalmente falsas. En realidad todo lo explica Freud: el ser humano es tan egocéntrico que se cree incapaz de aceptar su propia muerte y su propia nada, y por ello inventa un doble, el alma, que vive por siempre en otro sitio tras su muerte. Mientras no me muestren una religión global (con sentido en la Tierra, pero también en Venús y más allá), sólo me reiré de falacias ególatras.

  • Comentario por J.P. 09.01.17 | 01:52

    Perdón por el off-topic.

    Acabo de tener conocimiento de que el pasado día de Nochebuena falleció Joseph Fitzmyer, autor de dos importantes comentarios a Lc (Cristiandas) y Hechos (Sígueme) y editor junto a Raymond Brown y R.E. Murphy del Comentario Bíblico San Jerónimo (Verbo Divino).

    http://bit.ly/2hnI4Rs

    Descanse en paz.

  • Comentario por FERNANDOP 08.01.17 | 23:37

    Pues no acabo de entender nada. Amen de múltiples parábolas en la misma dirección (el samaritano, el centurión...) Jesús ademas de demostrar que es un judio que profesa la religión judia se pretende buscar el verdadero significado de esta religión y que por tanto su prédica se dirige a los judios, Jesús, como digo !!la cura!!, y que Jesús la cure significa lo que significa, evidentemente, porque curación material y salvación espiritual, como bien sabe el profesor, van de la mano en el universo judio en el que se mueve Jesús.francamente no entiendo nada
    Y lo del pueblo de samaritanos igual, Jesús !!!les reprende!!!
    Y así sucesivamente.No entiendo porqué se descontextualizan pasajes.

  • Comentario por sofía 08.01.17 | 20:05

    Considerar que lo desconocido e ilimitado tiene que ser como cualquier expresión concreta de lo limitado es pasarse.
    Es más, incluso dentro de lo concreto y finito es como si un extraterrestre que conozca la existencia de ordenadores, que resuelven problemas y almacenan información, suponga imposible la existencia de inteligencia humana y capacidad de resolver problemas y almacenar información en el cerebro humano, ya que estos no tienen un disco duro sino un cerebro demasiado "blandito".

  • Comentario por Rawandi 08.01.17 | 13:24

    Ramón, el encéfalo es materia: blandita, deformable, pero materia al fin y al cabo. Y es el encéfalo el que genera nuestra mente. Sin una estructura material como el encéfalo no puede existir la inteligencia. El Dios católico se define como una inteligencia inmaterial, y en consecuencia resulta totalmente inverosímil.

  • Comentario por sofía 08.01.17 | 11:45

    Excelentes comentarios de Galetel, sobre el post.

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 08.01.17 | 11:16

    ... A Rawandi le diré que Bueno habla incluso de un "tercer nivel" de la materia para sustentar su "materialismo filosófico". Es decir, que para los legos la línea divisoria entre espíritu y materia se difumina hasta desaparecer. Hoy incluso en la Iglesia católica se cuestiona la división clásica de alma y cuerpo. No digamos si nos asomamos a la ciencia para entrar en terrenos de materia-energía. De ahí proviene, pienso yo, el interés primordial por saber cómo es realmente Dios, más que esforzarse por afirmar o negar su existencia. De hecho, pienso, todos los hombres tenemos afortunadamente algún "dios" que da consistencia y razón a nuestro existir y abre horizontes a nuestra propia vida. Si todos tenemos objetivos, seguro que Dios se nos está filtrando dentro a través de esos objetivos. Por lo demás, Piñero, Bueno, Ojea, etc., aunque analicen los temas desde otras coordenadas, me parecen personajes relevantes que, para mí, forman parte incluso del Dios que me circunda e inunda.

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 08.01.17 | 11:09

    ... Por su parte, Puente Ojea me resulta muy obsesivo con relación a su fulminante ateísmo.
    Aprovecho para insistir una vez más en que, antes de discutir, deberíamos delimitar mucho los campos y aclarar los conceptos. Muchas veces, quitando o poniendo a Dios, lo que hacemos es pelearnos por saber cómo es el personaje que "rige" el mundo. A pesar de los enormes avances de la ciencia en todos los órdenes y del desarrollo espectacular del pensamiento humano, sabemos "a ciencia cierta" que es muy poco lo que todavía sabemos del universo (muchos entendidos dicen que todavía no hemos llegado ni al 5%). Por ello, no nos queda más remedio que ser radicalmente "humildes" para evitar hacer afirmaciones o pronunciamientos negativos rotundos. Realmente, me pregunto, ¿en qué puedo basarme yo para afirmar o negar la existencia de Dios? Y, dando por supuesto que algo o alguien "sustenta" este mundo, para afirmar cómo es ello o él....

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 08.01.17 | 10:58

    Gracias por permitirme retomar aquí el tema de ayer para agradecer a J.P. que haya señalado mi despiste, debido a una lectura rápida, y las sugerencias que me hace. Lo primero que deseo hacer es lamentar que mi apunte anecdótico haya suscitado un tema realmente "eterno" y sustancial, cuya exposición requiere mucho más tiempo y espacio. Dicho esto, de atenerme al personaje sugerido y no al por mí leído, la fuerza de mi argumentación aumenta. Por otro lado, te diré, amigo J.P., que he leído bastante de Puente Ojea y que tuve incluso la oportunidad de charlar con Bueno. De ambos admiro la profundidad y el rigor de sus exposiciones y la honestidad de un ateísmo reivindicativo que abomina la "tibieza agnosticista"e incluso se mofa de ella. A Bueno le dije un día que también yo renegaba del "dios" de su idea. Tanto Bueno, sobre todo al final de su vida, como Darwin (retorno a él) fueron muy oscilantes con relación a la idea de Dios...

  • Comentario por galetel 08.01.17 | 09:59

    Todos los cristianos auténticos (que creían que Jesús era Jesucristo), eran inclusivistas en Jesucristo. Pero a algunos les faltaba percatarse de que el inclusivismo era en Jesucristo solamente, no en todo el judaísmo además, sino que había que superar el judaísmo hacia el pluralismo admitido y exigido por el criterio abierto de Jesús sobre la Ley y la Alianza, que resultaban así renovadas.

  • Comentario por galetel 08.01.17 | 09:49

    del universo entero, por la acción de Dios al resucitar y exaltar a Jesús. Esto lo sabían y lo tenían claro los lectores de los evangelios; no se lo cuestionaban. Una perícopa como la de la mujer siro-fenicia, no hace sino describir la evolución del pensamiento nacionalista judío tradicional hacia su superación pluralista expresada en el hecho del milagro, pero dentro del inclusivismo en Jesucristo como único representante pleno del Dios único universal judío.

  • Comentario por galetel 08.01.17 | 09:48

    de cristianos anteriores. Los primeros cristianos habían llegado a entender que Jesús era universalista, por su adhesión a la experiencia pascual de los discípulos y los familiares de Jesús. El universalismo estaba perfectamente claro y expresado cabalmente en términos judíos, en el Himno de Filipenses (toda rodilla… toda lengua… en el Cielo, la Tierra y los Abismos…).

    Lo que escribían y leían en los evangelios era para explicar, catequéticamente, cómo había ido forjándose eso durante el ministerio público de Jesús y sus discípulos. Por supuesto, había una progresión, una ampliación, desde los pueblecitos galileos hacia el todo-Israel de las doce tribus, y también más allá de Israel en lo posible según el criterio judío de esa época. Pero la experiencia pascual dejó absolutamente claro que ese ámbito histórico había quedado ampliado definitivamente a la totalidad del universo de todos los tiempos.

    “Israel”, había que entenderlo como homólogo del universo ente...

  • Comentario por galetel 08.01.17 | 09:46

    A mi modo de ver, hay dos ideas que debemos revisar:
    -que Jesús haya tenido siempre claro el alcance de su misión, desde el principio, porque era omnisciente.
    -que los evangelios reflejen con bastante exactitud el progreso cronológico de la misión de Jesús, porque hayan sido compuestos “a pie de obra”.

    No. Los evangelios fueron compuestos muchos años después de los hechos, por autores que no fueron testigos presenciales, recogiendo tradiciones orales y escritas muy escuetas, y armando con ellas un relato de los hechos que no era cronológico, sino catequético. No describían un Jesús omnisciente, sino un hombre verdadero que iba descubriendo poco a poco el sentido y alcance de su misión; y la descripción de ello era catequética.

    Los autores y los lectores de los evangelios eran, en su gran mayoría, ya cristianos cuando escribían o leían los evangelios. Su fe no nacía por los evangelios, sino por los testimonios y tradiciones recibidos de cristianos ...

Jueves, 19 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031