El blog de Antonio Piñero

Para el Imperio Romano Jesús era un sedicioso. “Patrón de recurrencia” (II)

02.01.17 | 07:55. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

Pasado el primer día del año nuevo en el que no ha habido especiales conmociones, al menos en mi entorno, sigo de nuevo con el propósito de ilustrar con un único ejemplo la cadena de textos y alusiones en los Evangelios que, como veremos al final, son tantas–más de treinta– que no hay más remedio que aceptar una conclusión casi evidente. En primer lugar estoy exponiendo la cadena de textos que recogí hace años en mi ensayo “Jesús y la política de su tiempo. Luego los complementaré con los recogidos por F. Bermejo y con una exposición y análisis de sus comentarios.

Sigo pues, con la segunda tanda de cinco textos:

6. Lc 13,1-5: En aquel mismo momento llegaron algunos que le contaron lo de los galileos, cuya sangre había mezclado Pilato con la de sus sacrificios. Les respondió Jesús: «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que todos los demás galileos, porque han padecido estas cosas? No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo. O aquellos dieciocho sobre los que se desplomó la torre de Siloé matándolos, ¿pensáis que eran más culpables que los demás hombres que habitaban en Jerusalén? No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo».

Al parecer, Jesús se muestra compasivo con ellos, lo que indica un espíritu afín, con unos individuos que era, probablemente celotas, es decir, amantes de hacer cumplir la ley de Moisés incuso con un cierto grado de violencia,.

7. Mc 11,7-10: La entrada en Jerusalén fue un acto claramente mesiánico en el sentido más verdaderamente judío, que implica un mesianismo con tintes de monarca guerrero, naturalmente enemigo de los dominadores romanos:

Traen el pollino donde Jesús, echaron encima sus mantos y se sentó sobre él. Muchos extendieron sus mantos por el camino; otros, follaje cortado de los campos. Los que iban delante y los que le seguían, gritaban: «¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Bendito el reino que viene, de nuestro padre David! ¡Hosanna en las alturas!»

Si aceptamos el texto tal como se lee (y por el criterio de dificultad parece muy difícil que una iglesia posterior helenizada, de paganocristianos, haya inventado un Jesús que está blandiendo la esperanza de un reino davídico), parece bastante claro que Jesús deseaba mostrar de una manera ostentosa su condición de mesías de Israel. Durante el desarrollo de la escena las gentes, incluidos los discípulos, aclaman a Jesús como “hijo de David” y consecuentemente, rey de Israel. En la época de Jesús se sabía muy bien que un mesías “hijo de David” suponía ser un político y un guerrero. Lo mínimo que las masas esperaban de él era que expulsara a los romanos del país, de modo que éste quedara libre de impurezas y pudiera practicar sin impedimentos la ley divina. Tal acogida, como muestra la escena, jamás habría sido dispensada a Jesús si el pueblo hubiera sabido que él era en lo más mínimo favorable a los romanos.

Según Lucas (19,30-40), Jesús no contradice a quienes así lo aclaman, sino todo lo contrario:

Algunos de los fariseos, que estaban entre la gente, le dijeron: «Maestro, reprende a tus discípulos.» Respondió: «Os digo que si éstos callan, gritarán las piedras».

8. Como confirmación del pasaje anterior, el Evangelio de Juan, generalmente no fiable desde el punto de vista histórico, después de narrar el milagro de la multiplicación de los panes, que enfervorizó a las gentes y les hizo pensar que Jesús era el mesías, trae una noticia en el capítulo 6 que parece atendible:

“Al ver la gente la señal que había realizado, decía: «Este es verdaderamente el profeta que iba a venir al mundo». Dándose cuenta Jesús de que intentaban venir a tomarlo por la fuerza para hacerlo rey, huyó de nuevo al monte él solo”. (6,14-15).

Naturalmente, “hacerlo rey” supone lo que antes indicábamos: un monarca político y guerrero de acuerdo con el pensamiento que el pueblo albergaba como posible en Jesús. Es cierto que, según el evangelista que sigue ya una tradición paulina bien afirmada, el que éste rechazara esta pretensión supone que Jesús tenía otra idea del mesianismo, algo en verdad improbable, pues no habría dado pábulo a que le hicieran la propuesta.

9. Mc 11,15-17 y paralelos: el episodio de la “Purificación del Templo”, a pesar del tono eminentemente religioso que le otorgan los evangelistas

“Y les enseñaba, diciéndoles: «¿No está escrito: Mi Casa será llamada Casa de oración para todas las gentes? ¡Pero vosotros la tenéis hecha una cueva de bandidos!”: v. 17,

Puede interpretarse sin distorsionar para nada el espíritu de la época y el pensamiento general de Jesús como un símbolo de lo que debe ser el reino de Dios futuro, en su institución principal, el santuario de Jerusalén. Como algunos judíos estaban convencidos de que Dios exigía una muestra de compromiso por parte humana para que Él luego instaurara su Reino, esta acción sería un modo de “obligar” a Dios para que iniciara por fin la instauración de ese reinado. De ningún modo puede interpretarse el incidente como el gesto de un hombre pacífico. La acción de Jesús fue un ataque directo contra los que los fomentaban y se enriquecían con estas actividades: el clero del Templo, sobre todo los de alto rango y los saduceos, la facción religiosa que dirigía el santuario. He aquí el pasaje de Marcos:

Y llegan a Jerusalén. Y cuando entró en el templo empezó a expulsar a los que vendían y a los que compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas y los taburetes de los que vendían las palomas; y no permitía que alguien trasladase cosas atravesando por el templo; y enseñaba y les decía: “¿No está escrito: Mi casa se llamará casa de oración para todas las naciones? Pero vosotros la habéis hecho cueva de bandidos”.

Ante la dificultad de cómo no actuaron de inmediato los romanos -quienes vigilaban el recinto del Templo desde su acuartelamiento de la Torre Antonia, justo encima del Patio de los gentiles, donde ocurrió el incidente- prendiendo a Jesús, no se puede responder con toda seguridad. Debe suponerse, si eran muchos los que estaban con el Nazareno, que los romanos esperaron una ocasión más oportuna para detenerlo, donde no hubiera tanta gente y no pudiera producirse una matanza de inocentes; o bien que la acción fuera muy rápida y breve, de modo que cuando los romanos quisieron intervenir, Jesús y sus seguidores habrían huido o se habrían disuelto entre las multitudes.

10. Todo apunta en cualquier caso a que este episodio tuvo lugar muy cerca o simultáneamente con una revuelta antirromana, con el resultado de un muerto, en la cual fue hecho preso uno de los sediciosos, Mc 15,7:

“Había uno, llamado Barrabás, que estaba encarcelado con aquellos sediciosos que en el motín habían cometido un asesinato”.

Ello indica al menos que se respiraba en aquellos momentos un ambiente violento de expectativas mesiánicas, del que debe suponerse que participaba Jesús y que él lo mostró religiosamente, purificando el Templo. Aunque los evangelistas no establecen relación alguna entre los dos acontecimientos –la purificación y la revuelta– es poco creíble que no la hubiera, al menos de ambiente.

Seguiremos, con esta cadena de textos, que sumados tiene mucho que decirnos.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com

:::::::::::::::::::::::::

A lo largo de las fiestas pasadas he participado en algunos programas de radio y en uno de TV. Les paso en los días siguientes el enlace. Uno cada día:

Programa: “La Nit del Misteri”:

http://www.ivoox.com/13-la-nit-del-misteri-antonio-pinero-los-evangelios-audios-mp3_rf_15096881_1.html


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por J.P. 04.01.17 | 19:07

    Ah.

    Demos el enlace al artículo de Doughty, por sin alguien más está interesado:

    Pauline Paradigms and Pauline Authenticity
    Darrell J. Doughty, Drew University, Madison NJ, JHC 1 (Fall 1994), 95-128.

    https://depts.drew.edu/jhc/doughty.html

  • Comentario por J.P. 04.01.17 | 18:17

    David Mo: unos pocos cuando solo eran unos pocos. Si nos quieren vender que hace falta una cohorte para reducir a Jesús y sus seguidores, ya no de trata de un hecho menor que no se resolvería ejecutando solo a Jesús: habría habido primero una matanza en Getsemaní (500 tíos acorazados despelhados de noche contra un objetivo potencialmente peligroso no llegan al sitio caliente y preguntan "eh, tú, el de la melena y la barba floridas, ven pacá"). Corbulón fue obligado a suicidarse solo porque despertaba demasiadas simpatías. Él no había hecho nada, en realidad. Y, casualmente, le llegó la orden de suicidio cuando se produjeron los disturbios en Judea (la guerra de Vespasiano y Tito).

    Pues eso: cuando es uno, solo es uno.


  • Comentario por Carlos Sánchez-Montaña 04.01.17 | 12:57

    La entrada en asno en la ciudad, en el Templo, aparece como perfectamente preparada por Jesús, solo él tiene las claves de su significado, sus discípulos que se adelantan a por el animal no “conocen” las claves profundas de lo que va a acontecer. De su significado ritual.
    Jesús ha preparado su entrada de acuerdo con la tradición y su oficio.

    En el mundo antiguo el ADN de un personaje era su oficio. Frente a otras posibles interrogantes que la figura de Jesús nos plantea, su oficio es una certeza.

    Un tekton en Palestina cabalgaría en un asno blanco para presentar el nuevo reino de David, para presentar un nuevo proyecto para el templo, libre de mercaderes y usureros.
    La entrada de un tekton en asno en Jerusalén, entre el júbilo y alegría de sus acompañantes, no es manifestación de victoria, es más bien manifestación de lo que está por venir. Un tekton "seduce" por lo que propone.

    http://jesustekton.blogspot.com.es/2008/06/jess-entra-en...

  • Comentario por David Mo 04.01.17 | 10:56

    JP:. Entonces, con todas las cautelas de trasvase de un lado a otro y de una clase a otra del Imperio, tenemos un indicio de que, en determinados casos, las autoridades romanas podían limitarse a cepillarse unos cuántos elementos "significativos" que descabezaban la hipotética o quizás real conspiración. Que, por lo tanto, entrar a saco como un elefante en una cacharrería podía no ser la norma. Dicho con las debidas cautelas, claro. Me voy a leer el artículo de Bermejo a ver que dice.
    E insisto que el de Doughty que recomendé y estoy leyendo es de una claridad meridiana sobre los paradigmas. Me estoy derritiendo de gusto con su lectura. Mola.

  • Comentario por galetel 03.01.17 | 12:30

    “Pilato, a causa de una acusación hecha por los hombres principales entre nosotros, lo condenó a la cruz”.

    4. Los discípulos de Jesús habrían sido perseguidos por los romanos allí donde estuvieren; pero según Flavio Josefo, los enemigos mortales de los seguidores judeocristianos, en esa época, fueron las autoridades judías, no las romanas: “Anano consideró que tenía una oportunidad favorable porque Festo había muerto y Albino se encontraba aún de camino. De manera que convenció a los jueces del Sanedrín y condujo ante ellos a uno llamado Santiago, hermano de Jesús el llamado Mesías y a algunos otros. Los acusó de haber transgredido la Ley y ordenó que fueran lapidados.”

    Mientras Piñero no consiga explicar satisfactoriamente al menos estos cuatro puntos, no podremos considerar seriamente sus interpretaciones.

  • Comentario por galetel 03.01.17 | 12:29

    Creo que te refieres a esto, Sofía. Ahí va:

    Si Jesús hubiese pretendido ser un mesías guerrero,

    1. Tendría que haber esperado recibir ayuda militar de Dios; pero sus frases en Mt 26, 52-54 dicen justamente lo contrario de lo que les atribuye Piñero.
    «Vuelve tu espada a su sitio, porque todos los que empuñen espada perecerán a espada. ¿O piensas que no puedo yo rogar a mi Padre, que pondría al punto a mi disposición más de doce legiones de ángeles? Mas, ¿cómo se cumplirían entonces las Escrituras, que dicen que debe suceder así?»

    2. Sus discípulos habrían quedado completamente defraudados por la derrota. Como mucho, podrían haberse repuesto lo suficiente para esperar su resurrección con los justos al último día; nunca jamás habrían esperado que ocurriera la exaltación que proclamaron.

    3. Las acciones militares de Jesús habrían sido mencionadas por Flavio Josefo; pero este no solo no las menciona, sino que dice algo opuesto: “Pila...

  • Comentario por sofía 03.01.17 | 11:21

    El caso es que Galetel planteó una serie de puntos muy interesantes que contradicen esta cuestión. Lástima que se hayan borrado. Aquí hay que copiar todo lo que interesa rápidamente antes de que desaparezca. Espero que vuelva a repetirlos aquí o en el siguiente post o todas las veces que haga falta mientras no haya una respuesta convincente.

  • Comentario por J.P. 03.01.17 | 10:26

    Bueno, algún indicio sí tenemos, David Mo. Solo que no aquí, en Palestina, sino en los juicios por lesa majestad en Roma. Juicios con o sin justificación, dígase de entrada. Con apiolar o inducir al suicidio al condenado y a un par de compinches, reales o fingidos, solucionaban el problema. Claro, esto solo ocurría si el "problema" era un individuo en concreto. Vamos, sin eufemismos, que cuando querían cepillarse a alguien molesto o que pensaban que podía ser molesto le caía la acusación de lesa majestad, se le "pasaportaba" y a otra cosa.

    El caso de Gneo Domicio Corbulón, por ejemplo.

  • Comentario por David Mo 03.01.17 | 09:37

    Utilizar la literatura evangélica para justificar la literatura evangélica es la pescadilla que se muerde la cola. El caso es que tenemos noticias independientes sobre sublevaciones judías y no tenemos ni una de la "sublevación" de Jesús. Según los evangelios, los romanos se cargaron a Jesús por sedicioso, pero no encontraron o no persiguieron a sus seguidores. Si queremos nos creemos los evangelios, lo que resulta difícilmente creíble, y si no queremos no. Pero no los podemos utilizar a nuestro favor cuando nos conviene y en su contra cuando no. Sabemos por fuentes independientes cómo reaccionaban los romanos ante movimientos rebeldes de importancia. No tenemos constancia de que Jesús provocara un jaleo de esa índole. Y no tenemos constancia de qué harían los romanos en caso de un pequeño grupo de revoltosos de los que la mayor parte sale corriendo a la primera de cambio. Los indicios evangélicos apuntan en una dirección y la contraria.
    Resumen: no sabemos nada.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 03.01.17 | 04:14

    Fe de erratas.Al final del primer párrafo,donde dice "....el polvo de la paja", debe decir,claro,"el trigo de la paja". En fin,¿en qué estaría yo pensando?.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 03.01.17 | 04:06

    ....y la superchería. Pudo tener sentido en su momento, e incluso diré hablando como creyente en perspectiva religiosa que ha contribuído a separar el trigo de la paja, pero desde la Ilustración a este 2017 ha llovido bastante y no se trata de negar o rechazar las aportaciones, que creo imprescriptibles,de ésta, menos aun en tiempos de nubarrones de barbarie como los presentes,sin embargo también a la Modernidad le correspondería tarea de separar en sí misma el polvo de la paja,creo.

    En cuanto a lo religioso en general y a lo cristiano en particular, para nada sería cuestión de una remitificación, desde luego,sí en cambio de no persistir a toda costa y a todo precio en una voluntad desmitificadora que en su diríamos denodado ansia y afán de tal acaso en vez de iluminar acabe por confundir y enturbiar la mirada.


  • Comentario por Luis Enrique Antolín 03.01.17 | 03:43

    Gracias de veras,J.P.,considero que ha respondido más que suficientemente a mi demanda-invitación.Por mi parte y de momento no me extenderé más,sólo recalcar las últimas palabras de su comentario en las que cita el ejemplo de Goodcare, lo de reformular/reconstruir. En ocasiones defino este nuestro tiempo como "sinfonía en re" por la necesidad,obligación, y asimismo oportunidad,de re-pensarlo todo,de re-plantearse todas las cuestiones,desde las políticas,económicas y sociológicas hasta las culturales y artísticas y,cómo no,las religiosas.Re-pensar,re-plantear no significa descartar o echar por la borda lo previo sino abrir perspectivas nuevas que en su caso sustituyan o en su caso vivifiquen a las ya desgastadas.

    Entre las desgastadas,por ejemplo,y en lo que al contenido de este blog respecta,esa pretensión desmitificadora a toda costa y a cualquier precio, se supone que para iluminarnos con la luz de la verdad y liberarnos de la oscuridad de la superstición y....

  • Comentario por sofía 03.01.17 | 02:24

    Para Rawandi:
    "[Piñero:] “el Evangelio guarda, en potencia, la semilla de esa igualdad, que no podía ser realidad en la sociedad del siglo I. El cristianismo está debajo de todos los movimientos igualitarios y feministas que ha habido en la historia, aunque ahora no lo veamos claramente porque el cristianismo evolucionó en humanismo."
    Y no le quepa la menor duda de que toda igualdad como ser humano procede de la declaración de su igualdad ontológica, cosa que Jesús hizo al sustituir Gn2, 18-23 por Gn1, 27 antes de Gn2, 24, solucionando la contradicción a favor del texto igualatorio. Que los machistas no lo quieran ver, es su problema y si dicen creer q Dios hizo al ser humano, varón y mujer a su imagen, lo contradicen y traicionan.
    Por lo demás, no era ese el tema q estaba tratando aquí yo, sino el ninguneo de las palabras de Jesús más en general, y cuando ese olvido proviene de las filas de los q se llaman seguidores suyos, desde luego que es una traición.

  • Comentario por J.P. 03.01.17 | 00:50

    Antoniol: un Jesús pacifista resultaría un tanto anacrónico, por más que hubiese cristianos que desistiesen del uso de las armas citando al propio Jesús. Ya escribí en otra parte que Jesús volvería como el león de Judía según el Apocalipsis. Los primeros cristianos no debieron tener la imagen de un Jesús flower power que es lo que parece criticar D.Antonio. La imagen de Jesús en el evangelio es que teniendo el poder para intervenir incluso violentamente no lo hace... del todo, puesto que como recuerda Berger, Jesús como señor de la Creación no duda en usar la violencia verbal y hasta física en aras de un bien mayor, la salvación del hombre. Yo mismo estoy harto de oír a católicos ortodoxos recordar dos cosas: que el Jesús evangélico no es un buenecito à-la-Teletubby y que Dios castiga.

  • Comentario por J.P. 03.01.17 | 00:07

    Por supuesto, esta metodología no está exenta de problemas.

    En cuanto a los estudios sobre la memoria, dudo que no acaben desembocando en el escepticismo más radical. Ehrman, en su último libro, casi se desliza por esa pendiente. Y en cuanto a la generalización, ¿quizás patrones de recurrencia?, pues ya vemos que por sí solos no aportan gran cosa y que no tiene sentido recurrir a los criterios salvo que estos se reformulen/reconstruyan como propone p.e. Goodacre.


  • Comentario por J.P. 03.01.17 | 00:04

    Keith, en las conclusiones del libro, habla de dos tipos de puntos de partida complementarios e interdependientes para la investigación histórica. A grandes rasgos:

    Uno, partir de la imagen que dan los evangelios de Jesús: tomarse en serio esa imagen y explicar cómo se llegó a ella. Como él dice, dejar de atomizar los textos mediante los criterios para quedarse solo con lonque se estime auténtico (aquí el problema de la subjetividad) y usar los textos de forma global para elaborar nuestras teorías sobre Jesús. Algo así dice Allison, "we should, if we seek to be conscientious historiand, work as much possible from generalizations about and inferences from large quantities of data. The larger the generalization and the more data upom which it os bases, the greater oír confidente".

    Y dos, los estudios sobre la memoria (los LeDonne, Rodríguez y otros) y su impacto en la transmisión oral de las tradiciones sobre Jesús.

  • Comentario por J.P. 02.01.17 | 23:50

    Luis Enrique: no es tanto que me extienda como que, en cierta forma, Bermejonrelata algunas de las críticas en su artículo sobre los patrones de recurrencia. Pero, básicamente, como alguna vez he indicado en el blog, hay un antes y un después no ya de Morna Hooker (que ya levantó la liebre en los 70) sino de la publicación del libro Jesus, Criteria, and the Demise of Authenticity, C.Keith y A.LeDonne, editores, T & T Clark, 2012. Michos abogan por el abandono total (Keith, Allison, Rodríguez, etc.) pero otros creen que aún se puede hacer algo, pero tras una reconstrucción del método. El atolladero lo tiene el método, los criterios (la mayor crítica, para mí, es que es la historia de las formas reloaded; así Keith), no la investigación, pero en mi opinión no es por el método en sí sino por la naturaleza de los textos.


  • Comentario por Luis Enrique Antolín 02.01.17 | 22:42

    ....que en no demasiado tiempo todo ésto será visto con una distanciada condescendencia y le corresponderá aquel título de lo que el viento se llevó. Tiempo al tiempo, el péndulo oscilará hacia otro lado.

    Hace pocos días J.P. mencinó como de pasada el callejón sin salida (usó ésta u otra expresión semejante) en que se encuentra la investigación historiográfica llamémosle científico-positivista,sobre Jesús. Coincide exactamente con mi apreciación y considero aquí radica de hecho el "quid" del asunto. Oportuno y fructífero el camino iniciado hace más de dos siglos por Reimarus,en nada desde luego reniego de él,pero en su propio derivar,acaso en derivación de su propia lógica,el caso es que se ha llegado a una suerte de ese "quodlíbet" hace tiempo tan señalado,aunque en sentido contrario,y denostado, por Bermejo. Invito a J.P. a extenderse y profundizar en esta cuestión,por mi parte intentaré hacerlo.

  • Comentario por antonioL 02.01.17 | 22:39

    Es curiodo que la profesia de Israel señale que tendría que haber purificación del Templo, y que no saquen sus conclusiones al poner en jaque al nacionalismo Judío. Lo anterior no significa antijudaismo, sino cumplimiento mesiánico, al menos en coordenadas históricas de Israel en el siglo 1º.

    Bueno finalemte el comentario de Antolín apunta en la misma dirección que el mío. NO significa consenso pero si una defensa del pensamiento.


  • Comentario por antonioL 02.01.17 | 22:35

    Piñero confunde el hecho de que Jesús no fue pacifista y de que fue un Guerrero antiromano. Lo primero no tengo ningún problema aceptarlo, por el simple hecho que la evidencia evangelica es irrefutable. Lo anterior no significa o no conlleva a lo segundo -sedicioso-, no esperemos a un Tolstoi y a un Che Guevara. Si Jesús purifica-ataca al Templo es clara señal mesianica, es un simbolo de Israel, eso los historiadores Judios lo han señalado desde siglos, achacando a que Jesús quiso destruir la identidad de Israel como pueblo -véase J. Klausner- NO A ROMA COMO IMPERIO, si bien Roma tenia que actuar, los más interesados era el Sanedrin como apunta de forma irrefutable Josefo y los Evangelios, Piñero ha pagado caro al intentar poner una Tesis, no crítica sino erronea al pensamiento más común, por no decir al pensamiento lógico racional cientifico.

  • Comentario por antonioL 02.01.17 | 22:29

    Sinceramente el Profesor Piñero es un gran filólogo y traductor, pero en exégesis su pensamiento es sumamente débil. Sólo de leer el comentario que hace de Lucas 13, 1-5, denota un simplismo y unaf alta de contrastación de hechos y textos, que pierden toda seriedad y posible objetividad. Sobre el comentario de MC, Entrada mesianica y purificación del templo Piñero se contradice sin darse cuenta.es por demás inútil convencer a estás alturas a Piñero de su tesis, que ha perdido incluso el sentido común. Cuando el Islam ataco las"Torres Gemelas" -ya sea que aceptemos que fueron ello, o quienes se inclinen por la tesis conspiracionista de que fue el propio gobierno Norteamericano, que no es nada descabellada, bueno no me interesa eso, sino ilustrar el ejemplo en analogía-, el Islam atacó un emblema de occidente e incluso si fue el propio gobierno norteamericano, tuvo que elegir un emblema propio no un Islamico, porque digo esto, para aclarar lo siguiente:

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 02.01.17 | 22:24

    "Cadena de textos que sumados tiene mucho que decirnos". En realidad,ya está dicho todo. Piñero, del que alguna vez he sostenido ser el Dr.Jekyll del Mr.Hyde Bermejo,y esta cadena de postales lo ratifica,asumiendo por completo la lectura "sediciosista" de Piñero.¿Argumentación?. Francamente francamente pobre,unilateral y forzada, y peor aun,simplista y hasta simplona.

    Descontextualizar las cosas de su conjunto global,forzarlas,en ocasones con descarada manipulación, a decir lo que se pretende y "conviene" que digan.....En fin,queda tan guay,tan racionalista,moderno y rompedor( ¿de veras rompedor a estas alturas de la película cuando ya de Jesús se ha dicho de todo?) eso del"sedicionismo".

    Es,creo,cuestión de entrar más a fondo en el tema y no quedarse en jugueteos circunstanciales y circunstanciados,es decir,dependientes de y sometidos a esquemas y tópicos epocales,a mentalidades circunscritas a un momento dado.Me atrevo a profetizar y profetizo que en no....

  • Comentario por J.P. 02.01.17 | 22:08

    Hch dice eso, pero no es lo que nos relata Josefo. La Simón de Perea es del 4 a.C. Judas, del 6 d.C. La de Varo, que acabó crucificando a 2000 judíos y parece que hasta arrasó Séforis (digo parece porque ahora no recuerdo si hay corroboración arqueológica).

    Es que la liaron bien gorda ;)



  • Comentario por Ignacio 02.01.17 | 21:41

    Yo me refería a los que se cita en Hechos.
    Creo recordar que dice claro que cuando matan al cabecilla, se disuelve el resto.
    Simón de Perea creo que es anterior.

    Igual estoy confundido, pues hablo de memoria.



  • Comentario por J.P. 02.01.17 | 21:35

    En Hch 5:36-37 se menciona a Judas y a Teudas (pero que es posterior en el tiempo a la presunta declaración de Gamaliel). Y no son casos menores. Pero los otros casos que indico son referidos por Josefo, no es para dejarlos como grupillos son más. Hubo intervención militar y represión.

  • Comentario por J.P. 02.01.17 | 21:32

    Ezequías

    A resultas de

    Ayayay...

  • Comentario por J.P. 02.01.17 | 21:30

    ¿No tanto?

    ???

    Simón de Perea destruyó el palacio real de Jericó y saqueó otras casas reales.

    Judas el Galileo lideró una revuelta contra Romaaresulad del censo de Quirino.

    Tiene la intervención de Varo a sangre y fuego en Galilea como resultado del otro Judas, hijo de Exequias (quizás el mismo que el Galileo).

    ¿Pero a qué llama usted "no tanto"?

    !!!

  • Comentario por Ignacio 02.01.17 | 21:22

    Al principio de hechos se mencionan cosas de éstas.
    No se el capítulo porque no estoy en casa.


  • Comentario por Ignacio 02.01.17 | 21:20

    No tanto
    Yo creo que todos eran unos aficionados.
    Se cargaban al cabecilla, y ahí se acababa todo.


  • Comentario por J.P. 02.01.17 | 21:17


    Ignacio: antes de Jesús tiene a Judas el Galileo y a Simón de Perea, que la liaron bien gorda.

  • Comentario por J.P. 02.01.17 | 21:17


    Ignacio: antes de Jesús tiene a Judas el Galileo y a Simón de Perea, que la liaron bien gorda.

  • Comentario por Ignacio 02.01.17 | 21:07

    También tengo entendido que los zelotes no fué un grupo organizado y "militar" hasta después de la guerra de los 60.
    Anteriormente lo que era es pequeños grupos mesiánicos que se creían iniciadores de la venida del Rey de Israel con toda su artillería celestial.
    De ahí la presunta chapuza golpista de Jesús.





  • Comentario por J.P. 02.01.17 | 20:41


    Le di antes de tiempo al enviar: pero dijese que queda raro que un galileo hable de los zelotas diciendo "los galileos", y que luego en el mismo evangelio se refiera a ellos como lestai. Cuanto mas sencillo habría sido que el galileo Jesús dijese lestai, ya que se nos ha dicho aquí que en el contexto judío solo puede significar unívocamente zelotes (cosa que no comparto, por cierto. A los bandidos también se les ejecutaba).

  • Comentario por J.P. 02.01.17 | 20:35

    Ignacio: a veces se les aplica por extensión, y así lo recoge pero Bovon, pero como decía antes, ni aún así se puede decir que esto delata que Jesús estaba cerca ideológicamente de los zelotes puesto que también refiere los muertos en un accidente y su compasión va dirigida a todos, a quienes expone la necesidad de la conversión.

    Y no abronca a nadie, al revés que el Bautista ;)

  • Comentario por J.P. 02.01.17 | 20:32

    Jolines!!!

    Rango y condición

    Publicanos (Lc 3:12)

  • Comentario por Ignacio 02.01.17 | 20:31

    Bueno, los galileos creo que eran los de Judas el Galileo.
    Eso es lo que he entendido siempre.
    Más zelota imposible

  • Comentario por J.P. 02.01.17 | 20:29

    Y a Juan acudió a convertirse gente de todo rangony condición, si hacemos caso a los evangelistas: saduceos y fariseos (Mt 3:7); todo el país de Judea y todos los jerosolimitanos (Mt 3:5 y Mc 1:5); publicando (Ñc 3:12), soldados (Lc 3:14)...

    No sé si ahora diremos que el Bautista era prorromano... ;)

  • Comentario por J.P. 02.01.17 | 20:10

    Elías: pues sí, jajaja.

    Pero no suponga: cf. la fe de erratas ;)

    Saga: según el DRAE, no sería correcto el uso de la palabra saga, que restringe a la literatura nórdica o a las vicisitudes de una familia a lo largo de generaciones. Pero atendiendo al espíritu de lo que quiere decir, nocreo que sea incorrecto. Efectivamente, no se puede decir al 100% si es jesuánico o no, pero encaja perfectamente en el patrón de recurrencia que inauguraríamos con el Bautista: Lc 3:3, 8 (Mt 3:2, 8, 11; Mc 1:4).

  • Comentario por Elias 02.01.17 | 19:34

    Vuestra muerte dependera de "guerra "decision. Suponemos vuestra jj
    pero esta frase si. saldria de un zelote..
    Y apesar de todo seguimos sin saber que es de boca del Jesus.. o lo que le hicieron decir los escribas paulinistas posteriores inventores eso si teologicos de la "saga", con perdon

  • Comentario por J.P. 02.01.17 | 19:23

    Fe de erratas:

    Pero el propio Bovon aclara que la actitud, etc.

    su opinión se le podía ocurrir a cualquier persona piadosa [...] Como muchos de nuestros contemporáneos, etc.

    ni la de cada una de las personas, etc.

    Dependera de vuestra conversión, etc.

    Autocorrector a tope. Si lo quitas y tecleas mal, la lías. Si lo reactivas, te la lía. No vuelvo a usar un móvil mientras tenga los dedos así (es una hipérbole, claro).

    Que luego me acusan de estar enfadado.

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Martes, 18 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Los más recientes

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930