El blog de Antonio Piñero

La cuestión del valor de los criterios de autenticidad para descubrir al Jesús histórico. “Los patrones de recurrencia” (II)

27.12.16 | 12:09. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

Hoy voy a retomar el hilo de una cuestión, la valoración de los criterios de autenticidad para la reconstrucción de Jesús histórico, que quedó cortada cuando finalmente me decidí a comentar el libro-homenaje “In Mari Via Tua” de la Universidad de Córdoba, y su consecuencia que fueron los artículos de la Dra. Carmen Padilla acerca de mis publicaciones de los últimos diez años. Esa incursión ha acabado ya, y vuelvo a la cuestión que nos estaba ocupando anteriormente: los criterios de autenticidad, su puesta en duda en cuanto a su efectividad por muchos estudiosos, y el nuevo sistema que podía ser su sustituto, o al menos su complemento, que es la utilización de los “patrones de recurrencia”.

A este propósito publiqué el viernes 9 de diciembre de este año, 2016, en este Blog, una postal que llevaba el título «Los límites de los criterios de autenticidad y los “patrones de recurrencia”» (I). Hoy sigo, pues, con el tema. Recuerdo que estoy comentando un artículo del Prof. Fernando Bermejo –con el título “La figura histórica de Jesús y los patrones de recurrencia por qué los límites de los criterios de autenticidad no abocan al escepticismo”– que nuestro colega y amigo publicó en la revista “Estudios Bíblicos” 70,3 (2012) 371-401. Sus conclusiones son muy interesantes y merecen consideración

Comenta el Prof. Bermejo que el uso de los “criterios de autenticidad” no sirven a menudo para construir una imagen del Jesús histórico partiendo desde cero, es decir, como si el investigador –cuando empieza a estudiar a Jesús– hubiera borrado de su mente todas las ideas que tenía sobre este personaje y comenzara a formar una imagen histórica de Jesús a base de ir estudiando una por una las perícopas evangélicas pertinentes, analizándolas por medio de los “criterios de autenticidad”. Pero resulta –afirma– que nunca es así: el investigador/estudioso no puede hacer una tabla rasa de las ideas que tenía previamente sobre Jesús, sino que busca confirmarlas, o moldearlas, a veces cambiarlas, volviendo a ver con ojos de crítico las perícopas pertinentes. Pero previamente tiene una idea de cómo era Jesús. Por tanto: los criterios de autenticidad valen para ver con ojos críticos las nociones previas que tenemos sobre Jesús, pero no para encontrar ideas o imágenes nuevas…, realmente nuevas. Por consiguiente: esos criterios no sirven como herramientas “heurísticas” (vocablo derivado del verbo griego heurísko, “inventar”, de donde viene la exclamación Eureka) para descubrir cosas nuevas, sino para confirmar o desechar las ya existentes.

Bermejo se une entusiásticamente a la propuesta de Dale C. Allison, investigador norteamericano, actualmente catedrático de Nuevo Testamento y cristiano primitivo en la Universidad de Princeton, que fue el gran impulsor a nivel internacional de los “patrones de recurrencia”. Bermejo sustenta el uso de esta herramienta afirmando que ciertamente la utilización sola de los “criterios” no es suficiente. Escribe: “Es de temer que (el uso de) los criterios (de autenticidad) no sea tanto una garantía de objetividad cuanto un medio de prestar apariencias de objetividad, y un medio de canalizar la subjetividad de cada estudioso. Lo cierto es que las numerosas inconsistencias en el uso de los criterios parece buena prueba de ello”.

El siguiente paso para confirmar esta idea (el primer paso era el de la “subjetividad en el uso de los criterios”; el segundo, una variante: “no valen como herramienta “heurística”) es la afirmación. “No siempre se puede llegar a una conclusión segura –entre los dichos y hechos de Jesús– acerca de su autenticidad. En muchos momentos la duda persiste sin poderse resolver”.

Pero el Prof. Bermejo pone un caveat antes de fundamentar la existencia de dudas razonables sobre la autenticidad del material acerca de Jesús: lo anteriormente argumentado no significa que siempre estemos en duda acerca de la historicidad de todos los dichos y hechos de Jesús (es decir, no cabe el escepticismo absoluto), y pone los siguientes ejemplos:

1. Los pronunciamientos muy favorables de Jesús sobre Juan Bautista muestran grandes posibilidades de remontarse al Jesús histórico, pues “contradicen de modo flagrante la tendencia de la comunidad cristiana a subordinar a Juan y minimizar su importancia con respecto a Jesús”.

2. La crucifixión de Jesús es un hecho histórico, pues contradice paladinamente lo que los discípulos podrían pensar acerca del final de su amado maestro.

Y a la inversa: hay material que con toda seguridad no se remonta a Jesús. Así:

1. El diálogo de Jesús y Juan en Mt 3,14-15, cuando el Bautista se niega al principio a bautizarlo:

“Pero Juan trataba de impedírselo diciendo: «Soy yo el que necesita ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?». Jesús le respondió: «Déjame ahora, pues conviene que así cumplamos toda justicia.» Entonces le dejó”.

Es evidente
a) que las palabras de Juan Bautista son redaccionales, es decir, provienen de la pluma de Mateo y contienen vocablos y pensamientos mateanos;
b) el contenido no es plausible dada la situación de Juan Bautista, el desconocimiento que este tiene de quién es Jesús (confirmado por Mt 11,3 «¿Eres tú el que ha de venir, o debemos esperar a otro?»);
c) la tendencia apologética: el deseo claro –debido a la teología cristiana primitiva– de presentar a Jesús aun nivel más elevado que el de Juan: Jesús es el mesías y Juan Bautista, el precursor.

2. El pasaje de Mt 28,16-20:

Por su parte, los once discípulos marcharon a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. 17 Y al verle le adoraron; algunos sin embargo dudaron. 18 Jesús se acercó a ellos y les habló así: «Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. 19 Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo».

Parece muy claro que estamos ante un caso de teología cristiana postpascual. La tradición de todo lo que conocemos de Jesús (su innegable nacionalismo y su rechazo a proclamar el evangelio a los gentiles: solo ha venido a predicar a las ovejas de Israel: Mt 15,24) hace imposible esta escena. Y no digamos la rotunda teología cristiana postpascual que supone la sentencia “Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra”. Parece, pues, imposible que estas palabras provengan del Jesús histórico.

3. Otros pasajes que presuponen el cerco y la destrucción de Jerusalén en la Guerra Judía del 66-70 d. C. pertenecen sin duda alguna a una fecha posterior a la muerte de Jesús. Por ejemplo, Lc 21,20: “Cuando veáis a Jerusalén cercada por ejércitos, sabed entonces que se acerca su desolación”, o bien la parábola de los viñadores homicidas de Mc 121-11 tal como se ha transmitido,

Continuaremos con un solo caso de una perícopa, cuya autenticidad es discutidísima y seguiremos profundizando en el tema de los “patrones de recurrencia”.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por J.P. 28.12.16 | 23:13

    El problema, en realidad, no está en el método (siempre que de alguna manera se hubiese establecido una jerarquía clara y definitiva de los criterios) o en la subjetividad del investigador (siempre que sea sistemático y se hubiese cumplido lo anterior).

    El problema, en mi opinión, está en la naturaleza de los textos.

    P.D.: un patrón de recurrencia general en los evangelios son los eventos de carácter sobrenatural. No veo yo a D.Fernando y otros aceptando esto.

  • Comentario por J.P. 28.12.16 | 23:10


    Pienso como David Mo sobre los patrones de recurrencia. Si un personaje está bien construido, se acabó. Estos patrones no son garantía de nada que no sea la consistencia o inconsistencia literaria del personaje.

    Resulta mejor el método de los criterios, puesto que su sistemática debía conducir a un tratamiento más objetivo del material evangélico. A fin de cuentas, este sistema recoge las preguntas que nos hacemos cuando nos enfrentamos a otros textos. Sí, el problema está en cómo se aplica. Goodacre ya ha advertido de que, en realidad, nadie, o casi nadie, lo hace sistemáticamente.También en que esas preguntas tienen un valor mucho mayor cuando tratamos textos que sí pueden considerarse como históricos (crónicas, correspondencia, etc.). Goodacre abogaba por usar este método para enseñar investigación crítica a los estudiantes.

  • Comentario por galetel 28.12.16 | 11:10

    Pero lo segundo no implica forzosamente lo primero.

  • Comentario por galetel 28.12.16 | 11:09

    Una cosa es que sea plausible que existió Jesús y que murió crucificado por Pilato y que fue creído resucitado y exaltado, por muchos de sus discípulos y sus familiares y los conversos de estos, y otra cosa es que sea plausible que ese Jesús fuese de tal y cual manera y haya dicho y hecho tales y cuales cosas.

    Para sostener lo primero tenemos principalmente las frases de Flavio Josefo:
    “cuando Pilato, a causa de una acusación hecha por los hombres principales entre nosotros, lo condenó a la cruz, los que antes lo habían amado no dejaron de hacerlo”
    “[Anano] condujo ante ellos [los jueces del Sanedrín] a uno llamado Santiago, hermano de Jesús el llamado Mesías y a algunos otros. Los acusó de haber transgredido la Ley y ordenó que fueran lapidados.”

    Los “patrones de recurrencia” resultan útiles, sin duda, para sostener lo segundo (que ese Jesús fuese de tal y cual manera y haya dicho y hecho tales y cuales cosas). Pero lo segundo no implica forzosame...

  • Comentario por Ignacio 28.12.16 | 11:01

    Yo creo que los criterios de autenticidad, bién utilizados son indispensables para el conocimiento del Jesús (tanto histórico como de la fé).
    El sr que sepa manejar correctamente el criterio adecuado, tendrá la solución a la ecuación. Estoy completamente seguro.
    El método, en todas las investigaciones es la clave.
    A veces no hay que ser un lumbreras, con aplicar el/los métodos adecuados es suficiente.

    El tema es saber cual es el método a aplicar, teniendo en cuenta que puede que todavía no haya sido descubierto.

    saludos.




  • Comentario por David Mo 28.12.16 | 09:55

    Para comprender este proceso de creación de leyendas sobre personajes marginales he recomendado varias veces el libro de Eric Hobsbawm "Bandidos" (Barcelona, Crítica, 2001), pero, al parecer, nadie me hace caso. Porque si estos fenómenos de creación de figuras "coherentes" de personajes que fueron históricos, pero que dejan de serlo al entrar en el imaginario popular, puede ocurrir en plena modernidad (José María el Tempranillo) o, incluso, en la época contemporánea (Salvatore Giuliano), ya me contarán su poder mistificador en el siglo I:

  • Comentario por David Mo 28.12.16 | 09:47

    Después de leer el artículo de Fernando Bermejo y el comentario de Antonio Piñero, me declaro sumamamente perplejo. Que los llamados "criterios de autenticidad" me parecen vehículos para la aplicación de las propias subjetividades de los investigadores lo he dicho varias veces y lo mantengo, si es preciso. Que los "patrones de recurrencia" sean una alternativa, no lo veo por ningún lado. En mi modesta opinión, son más de lo mismo, aunque difuminado.
    Que en la literatura neotestamentaria se atribuya a Jesús ciertos rasgos generales de carácter, conducta o prédica no implica en absoluto que estos fueran genuinos. En la construcción de leyendas, mitos y cuentos populares los mismos rasgos recurrentes se aplican a personajes legendarios: Robin Hood, el buen ladrón; la madastra, malvada; la bruja y sus poderes mágicos; el bandido generoso, el anciano sabio; etc., etc. Estos son rasgos que el pueblo les atribuye en un proceso que puede ser sorprendentemente rápido.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 28.12.16 | 03:47

    Ya habrá ocasión,dado el caso,de entrar en pormenorizaciones más concretas, de momento para empezar la apelación a un criterio que llamaré de globalidad o totalidad,la del texto,por no hablar ya de la intertextualidad a fin de no meternos en comentarios de extensión desmesurada.

    La unidad y globalidad de anuncio,intención y propósito que el conjunto del texto pretende enunciar y transmitir.En varias ocasiones los autores de este blog me han producido la impresión de detenerse en, incluso de aferrarse a,un aspecto o detalle concreto (suele tratarse,claro,del que más favorece a sus esquemas e intereses interpretativos), dejando de lado o directamente despreciando una(imprescindible) visión de conjunto, o sea,lo de reducir la mirada a un árbol sin llegar a,acaso sin querer, ver el bosque, cayendo con ello de manera más o menos flagrante en un puro y simple contratexto.Bien el análisis detallado,no tanto si se resuelve al fin en un descomponer inorgánico. i

  • Comentario por antonioL 27.12.16 | 23:42

    Sí para la segunda generación el Reino de los cielos ya era misterio que se puede esperar de unos investigadores con una mentalidad lógica-racionalista univoca.

  • Comentario por antonioL 27.12.16 | 23:40

    Rawandi, según con el "patron de recurrencia" cómo podemos saber cómo Jesús concebía el Reino-reinad de los cielos, si por ejemplo en la parabola del sembrador dice explicitamente en Marcos, "a ustedes -sus discípulos- se les ha dado a entender el Misterio del reino de los Cielos", la mayoría para salirse del lío niegan que sea histórico en boca de Jesús, está bien si aceptamos eso, ¿ pero entonces por qué aparece en boca del profeta cristiano -que redacto o con la tradición oral- Misterio y no algo muy claro de la idea del reino?.....

  • Comentario por antonioL 27.12.16 | 23:35

    el profesor Bermejo debería de considerar, y digo esto, porque el se afana mucho en el método aleman de Weiss, Wellhausen etc, en que los métodos empleados por los historiadores que se enumeran básicamente en la obra de Meier Vol. I "Un Judío Marginal" son criterios universlemnte aceptados por los exégetas, pero que carecen de una forma definida y que al contrastarlos con otros métodos el sociologico, antropológico etc. no resisten la crítica. Por lo cual, en ese sentido Sanders tenía algo de razón al mencionar que él consideraba que nunca iba haber un consenso sobre la autenticidad de los dichos de Jesús con los métodos empleados por los exegetas. Curiosamente a Weber no le es extraño hablar de la autoconciencia de un personaje histórico-religioso, en tanto que a los historiadores parece que eso, es entrar en el campo de la herejía

  • Comentario por antonioL 27.12.16 | 23:29

    Hay que decirlo con las palabras que son, pero el post que presenta el profesor Piñero, sustentado en el neorevisionista Bermejo, es simplemente un fallo deductivo de no saber leer un texto en este caso religioso,para sustenar o que digo, sólo habría que revisar por ejemplo la Obra monumental y poco entendida de Max Weber sobre Sociologia de la religión, que no está de más mencionar que Weber fue un racionalista agnóstico influido por el historicismo alemán que en ese tiempo era la vanguardia en el uso del método histórico- crítico y la filología que venia floreciendo desde Kant y los luteranos alemanes. Weber dice -parafraseandolo- "Hay que tener muy en claro que Jesús tenia una idea de si mismo cómo carismatica y que solo Él conocía al Padre y solo Él -por fe en ÉL- se encontraba el camino al Padre. Lo anterior parece muy juanico, pero los argumentos de Weber bajo el metodo de la sociologá de la religión son bastantes claros. Al menos

  • Comentario por beheaded 27.12.16 | 21:07

    Antonio, muy buen artículo. Ahora vaya a donde tenga una biblia y sostenga entre el pulgar y el índice las páginas de cualquiera de los cuatro evangelios. Usted corroborará empíricamente que son muy pocas páginas, dentro del grosor de la BIBLIA. Pocas para fundar una religión. Para ser el centro de una nueva fe. Ocuparía el rollo más pequeño de la colección de textos de un cristiano de la época. ¿qué tal si lo multiplicamos por cuatro? ¿capta, fuera de mi insignificancia, mi profundo sentido práctico?

  • Comentario por Rawandi 27.12.16 | 15:52

    A mí me parece que los "patrones de recurrencia" (convergencia de pistas) vienen a ser lo mismo que el "criterio de atestiguación múltiple" (convergencia de fuentes) pero aplicado a los detalles de un tema particular. Por ejemplo, la atestiguación múltiple demuestra que el Reino de Dios constituyó el tema central de la predicación de Jesús, mientras que los patrones de recurrencia nos permiten saber cómo concebía Jesús dicho Reino.

  • Comentario por Ignacio 27.12.16 | 14:26

    Lo que no entiendo es la novedad de estos "patrones de recurrencia", si en realidad es lo que se viene haciendo desde siempre. Reunir los pasajes donde se tratan cosas y formar un argumento del Jesús historico (en el caso del historiador) o del Jesús de la fé (en el caso del creyente).

    Igual es que no he cogido bién la idea del jodido patrón.




  • Comentario por comprehendeturuntuntun 27.12.16 | 13:18

    Que Jesús fue en principio discípulo del bautista y que fue crucificado son puntos que ya se admitían como incontrovertibles desde la aplicación del método histórico- crítico.
    Lo de los patrones ocurrentes supongo que se hará recurrente en el futuro y venderá bien.

Martes, 27 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930