El blog de Antonio Piñero

“El Jesús histórico” (II). Bibliografía comentada de los últimos libros del Profesor Antonio Piñero (VII)

17.12.16 | 07:16. Archivado en Jesús histórico,

Hoy escribe Carmen Padilla

A lo largo de 2012 aparecieron otros dos libros sobre Jesús que pueden considerarse complementarios, en el sentido de que presentan su figura desde nuevas perspectivas: 1. Ciudadano Jesús. Las respuestas a todas las preguntas, ed. Atanor, Madrid 2012 y 2. Jesús de Nazaret. El hombre de las cien caras, ed. EDAF, Madrid 2012. Hoy voy a hablar solo del primero.

Este libro puede parecer un poco raro, porque se trata de una recopilación de textos evangélicos, canónicos y apócrifos –hasta los siglos III y IV– sobre los diversos aspectos de Jesús y las afirmaciones que sobre la naturaleza y la misión de este hicieron los cristianos que pertenecían a diversas “escuelas” teológicas: cómo se veía él a sí mismo y cómo lo vieron sus discípulos, sus amigos y sus enemigos.

Afirma en el Prólogo el autor que no es “un libro de texto” sino “un libro de textos” y, de hecho, apenas contiene comentario alguno, sino una buena introducción y una conclusión que estimo muy interesante. Por si alguien pensara que los textos aducidos se utilizan como fuente igualitaria para dar cuenta de esas “cien caras” del Jesús histórico sin ningún tipo de discernimiento, leemos en el Prólogo mismo:

“Aunque no se hacen diferencias tipográficas en su presentación, ello no quiere decir que se otorgue el mismo valor como fuente histórica a todos los textos presentados. No vale lo mismo para reconstruir al Jesús histórico el material contenido en los evangelios más antiguos, que coinciden con los aceptados por la Iglesia, es decir, Marcos, Mateo, Lucas y en menor grado Juan, que el fantasioso conjunto de textos que la reinterpretación de Jesús fue acumulando a partir del siglo II hasta el XI más o menos. Pero son muestras de la evolución del pensamiento cristiano sobre Jesús ”.

Como en el resto de las obras, asegura A. Piñero en las conclusiones que “es normal que haya serias divergencias entre las reconstrucciones del Jesús de la historia y las especulaciones puramente teológicas que componen el Cristo de la fe”. Este libro, pues, recoge esas divergencias. Tuve personalmente la oportunidad de preguntarle al autor sobre el libro y su respuesta fue la siguiente que procuro transcribir con exactitud:

“La idea rectora del libro al ofrecer al lector textos tan contradictorios sobre la figura y la verdadera naturaleza Jesús de Nazaret supone que la imagen de Jesús como Cristo, o mesías celestial, era tan variada entre los cristianos de los primeros siglos y, a veces, tan contradictoria, que no podía ser otra cosa que un producto de la religiosidad interior. Por tanto, si los primeros cristianos se consideraron capacitados por el Espíritu para interpretar a Jesús cada uno a su manera, no se ve por qué hoy día no podrían hacer lo mismo”.

En el fondo este libro es una suerte de ensayo de una “pedagogía de la comprensión” hacia las demás personas que tienen una idea diferente de Jesús que uno mismo, y sobre cómo no es posible disentir hasta la agresión o el desprecio hacia otros cristianos simplemente por pensar diferente de Jesús. Al mismo tiempo el libro puede ser un tanto deletéreo para las mentes que se conforman con ideas puramente tradicionales, fijas, sin matices sobre Jesús ya que muestra la irreductible variedad de las ideas cristianas sobre el personaje que difícilmente pueden reducirse a dogmas sin dejar fuera a muchos cristianos.

No se extrañe, pues, el lector si en el elenco de opiniones cristianas sobre Jesús aparecen –y voy a poner solo unos ejemplos– Jesús como Dios existe antes de los siglos / Jesús es un hombre normal, como otros. Hay encarnación verdadera / No hay encarnación verdadera. Virginidad perpetua de María, incluso después del parto de Jesús / No hubo virginidad perpetua de María, incluso después del parto de Jesús. Juan Bautista es el maestro de Dios / Juan Bautista desconoce quién es Jesús. Jesús es fiel cumplidor de la ley de Moisés / Jesús corrige a fondo la Ley y su interpretación. Jesús funda una iglesia / No funda una Iglesia…

Y así podríamos seguir. Y el libro concluye: “Es inútil hacer afirmaciones apodícticas basándose en las fuentes transmitidas --nuestro único sistema de conocimiento-- y es inútil morir o matar por una visión de Jesús que en esencia permanece fluctuante y relativa”.

Saludos cordiales de Carmen Padilla


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por antonioL 17.12.16 | 20:25

    a los historiadores que dicen en sus titulos o artículos Jesús el Judío, se ven muy basilantes, cuando no lo olvidan sistematicamente hablar de cefás, santiago y Juan los Judíos.

    Klausner un Judío respetuoso, pero desfasado en su investigación, jamás pudo hacer mención a ese hecho sin sacar sus consecuencias. Vaya Timo diria el libro de Puente Ojea, el mayor fracaso de la historia crítica es haber olvidado que analizar a un personaje histórico en su contexto, sin tratar de explicar el salto entre el supuesto de divinización, no se dio en un mundo con una lógica helenista sino hebrea, eso Dussel lo demostró hace más de 30 años..... Ha pero como es un personaje latinoamericano, el mundo Eurocentrista sigue discutiendo a Jesús el Judío, que curiosamente nunca hace una plegaria-según los evangelios- al trono de David el simbolo nacionalista por ecxelencia

  • Comentario por antonioL 17.12.16 | 20:11

    La tesis que quieren imponer, los "estudiosos" sin afán de desdén, no ha intentado explicar, lo que se supone debía explicar, la continuación, independientemente de las interpretaciones teológicas o supersticiosas, según la ideología del crítico, entre el fenómeno de la expansión del cristianismo cuyo fundamento es impulsado por Pedro Santiago y Juan, NO SOLO POR PABLO, decir que Pablo es quíen impone su visión al mundo gentil, es decir, que Pablo borro del mapa a Pedro y Santiago en suma a la Iglesia Madre, cosa que no sucedió, pero que se vio en riego tras la la destrucción del templo por los romanos

  • Comentario por antonioL 17.12.16 | 20:05

    El apriori de la crítica histórica y por ende su fallo epistemológico -metodológico se sintetiza en el comenytario de Piñero "La idea rectora del libro al ofrecer al lector textos tan contradictorios sobre la figura y la verdadera naturaleza Jesús de Nazaret supone que la imagen de Jesús como Cristo, o mesías celestial, era tan variada entre los cristianos de los primeros siglos y, a veces, tan contradictoria, que no podía ser otra cosa que un producto de la religiosidad interior. Por tanto, si los primeros cristianos se consideraron capacitados por el Espíritu para interpretar a Jesús cada uno a su manera, no se ve por qué hoy día no podrían hacer lo mismo”.

    Sí fue ten variado, por qué Cefás, Santiago el hermano del Señor y Juan, son conocidos en el mundo gentil,ya sea para polemizar con Pablo, ya sea como iglesia Madre (Jerusalén), no olvidemos que Pablo desde su primer Carta histórica hace referencia a la Iglesia Madre,

  • Comentario por J.P. 17.12.16 | 17:39


    Jajaja!!

    Ignacio, puede hojear el libro en google books:

    http://bit.ly/2i0e8Xh

    Así se puede hacer una idea antes de lanzarse a comprarlo.

    Saludos.

  • Comentario por Ignacio 17.12.16 | 15:55

    No le dí importancia en su día, a éste libro.
    Me pareció uno más, dándole más vueltas a lo mismo.
    Pero lo que dice el sr J.P. me convence "En vez e confiar en la memoria.....".
    A ver si sigue por las librerías y me lo compro.
    Que Piñero te guarde comisión o te invite a una café J.P.
    saludos,

  • Comentario por J.P. 17.12.16 | 13:57

    Este libro funciona a las mil maravillas como un vademécum de citas en las. Es de una utilidad inusitada y muy bien estructurado por temas.

    En vez de confiar en la memoria y hojear los evangelios, basta con usar este libro para localizar lo que uno necesita (y discutir con el autor del libro si se tercia, qué caray, que D.Antonio siempre está abierto a la crítica para modificar lo que sea erróneo o para afilar aún más sus argumentos si no están suficientemente claros o no son suficientemente persuasivos).

    Para mí es un "must have". Pero es mi opinión personal, sin mayor trascendencia.


  • Comentario por Manuel 17.12.16 | 13:13

    Incluso cuando se habla de Justicia, entendiéndola universal, válida para todos, y asociada a un gobierno justo y equitativo que incluya en condiciones de igualdad a las personas de los pueblos sometidos (incluyendo su propio punto de vista, se sobreentiende), no lo hagamos tan a la ligera.

    Recordemos que Jesús nunca se consideró Dios ni hijo divino de Dios. Que nadie de su tiempo lo consideró ni remotamente en vida. Que esperaban reinar, de verdad, un reino prometido, de carácter claramente terreno y material, por idealizado que estuviera (esto siempre ocurre: sigue ocurriendo). Que también era teocrático (un ideal que aún existe en ciertos grupos y lugares).
    Las religiones universalistas, pacifistas, esperanzadas en la Venida del demiurgo, el hijo o el Cristo celestial pudieron "contaminar" el credo de algún grupo judío -fuertemente helenizado- de la diáspora, en un ambiente gnosticista. Pero Jesús y su grupo de seguidores directos parece bien ajeno a ello.

  • Comentario por Manuel 17.12.16 | 13:07

    "Sus más íntimos conocedores –sus familiares y sus discípulos- acabaron por creerlo exaltado a ser el Mesías celestial enviado por Dios para ejecutar la Redención del mundo..."
    - ¿Cuántos familiares? Vd cree que 1 y que lo llegó a deificar. Está por demostrar que ese familiar deificara a su hermano fallecido
    - ¿Cuántos discípulos? ¿1 ó 2? Tal es la tesis dominante... Con un montón de asuntos por "descontradecir".
    - ¿Qué entendería un judío por "la Redención del mundo"? ¿Algo diferente a construir el Reino Judío, el Imperio Teocrático soñado por los profetas religioso-nacionalistas/judeo-yavistas? No mezclemos -fuera de las iglesias judías o del cristianismo pagano surgido en poblaciones de la diáspora griega y en Roma- la filosofía grecohelenística con la judía de la zona capitalina. No atribuyamos a Jesús ni a sus seguidores directos las ideas propias del gnosticismo, ni de los cultos de Salvación, ni de Justicia universal o Reino postmortem, etc. A Pablo lo suyo

  • Comentario por galetel 17.12.16 | 10:59

    que durante su vida y muerte fue realizando la misión de ser este Cristo de la fe, por encargo y en representación plena de Dios. Un “Jesús histórico” que no se entienda así, me parece que no corresponde a la realidad que se pretendía exponer a los lectores. Y todo lo que no sea enteramente coherente con los textos fundamentales, es espurio y debe desecharse.

    En cambio, lo que sea coherente y añada nuevas concepciones, es un desarrollo válido y valioso, que debe estudiarse con cuidado análisis crítico. Doy gracias al Prof. Dr. Antonio Piñero por colaborar a esta tarea proporcionándonos su particular enfoque, que hay que desprender de sus evidentes sesgos. Pues me parece que tiene dos sesgos notorios, que he llamado “inverso” y “simplista” (invertir el sesgo cristiano antijudío, y sostener que el “Cristo de la fe” es sólo un simple teologuema paulino). Pero su aportación me resulta, en conjunto, altamente estimable y elogiable.

  • Comentario por galetel 17.12.16 | 10:58

    Antes de escribirse las fuentes canónicas y apócrifas sobre Jesús, hubo una experiencia de su persona que se transmitió sobre todo oralmente, y se ha descubierto conservada en algunos textos. En mi opinión, como saben, los más fundamentales son: el Maranatha y el Himno de Filipenses. Estimo que cualquier concepción sobre la personalidad de Jesús debe ser totalmente coherente con estos.

    Y puesto que ambos son expresión del llamado “Cristo de la fe” en base a ideas del AT aplicadas a Jesús (de Salmos, Sabiduría, Proverbios, Daniel, Isaías…), queda claro que pienso que para entender la figura del llamado “Jesús histórico” hay que partir del hecho de que sus más íntimos conocedores –sus familiares y sus discípulos- acabaron por creerlo exaltado a ser el Mesías celestial enviado por Dios para ejecutar la Redención del mundo.

    Todo lo posterior que se escribió y conservó estuvo encaminado a enseñar que había habido efectivamente un hombre llamado “Jesús Nazoreo” qu...

  • Comentario por Manuel 17.12.16 | 09:51

    Libro interesante
    "...la imagen de Jesús como Cristo, o mesías celestial, era tan variada entre los cristianos de los primeros siglos y, a veces, tan contradictoria, que no podía ser otra cosa que un producto de la religiosidad interior."
    - No resulta una conclusión del todo convincente (la explicación dista de ser del todo coherente y "suficiente").
    - Dentro de ella, y también fuera, caben matices y explicaciones alternativas. Desde fusión de personajes hasta fusión de credos, pasando por imposición de un ramal adaptado el gusto imperial.
    - O sea: se han propuesto otras posibilidades, que tampoco son "perfectas", del todo coherentes ni definitivas.

    Algunas "diferencias" sólo atañen al Cristo de la fe, no al Jesús de la historia: "Jesús como Dios existe antes de los siglos / Jesús es un hombre normal", "Hay encarnación verdadera / No hay encarnación", "Virginidad perpetua de María"...

    Las referentes a Juan el Bautista y a la Ley, sí que...

Domingo, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930