El blog de Antonio Piñero

Jesús y los fariseos. No hubo tanta pelea (V). Educación de Jesús

25.11.16 | 08:30. Archivado en

Escribe Antonio Piñero

Sigo exponiendo la necesidad de contrastar los textos de la tradición sinóptica para observar cómo esta añade a los textos recibidos los adversarios que le parece bien. Al ser un añadido del evangelista, no tiene valor histórico alguno, o muy poco.

1. Obsérvese la pareja de textos Mt 12,27-Lc 11,19 (recordemos que en Mt 12,24 son los fariseos los que hablan contra Jesús y afirman que expulsa los demonios por obra de Beelzebúl)”:

Mt 12,27: Y si yo expulso los demonios por Beelzebul, ¿por quién los expulsan vuestros hijos? Por eso, ellos serán vuestros jueces”.

“Vuestros hijos” se refiere a los hijos de los judíos, no a los hijos de los fariseos. Luego este discurso se dirigía a los judíos en general. Lo mismo en Lucas:

“Si yo expulso los demonios por Beelzebul, ¿por quién los expulsan vuestros hijos? Por eso, ellos serán vuestros jueces”.

2. Compárese Lc 9,57 y Mc 12,35:

“Mientras iban caminando, uno le dijo: «Te seguiré adondequiera que vayas.») y Mt 8,19 (Y un escriba se acercó y le dijo: «Maestro, te seguiré adondequiera que vayas.») El escriba queda mal porque luego no sigue a Jesús”.

Mc 12,35: “Jesús, tomando la palabra, decía mientras enseñaba en el Templo: «¿Cómo dicen los escribas que el Cristo es hijo de David?”

Pero Mt 22,41 escribe: “Estando reunidos los fariseos, les propuso Jesús esta cuestión:”

Es evidente que Mateo ha añadido “los fariseos” por su cuenta con la intención de denigrarlos.

3. Compárese Lc 17,20 con sus paralelos o semiparalelos:

“Habiéndole preguntado los fariseos cuándo llegaría el Reino de Dios, les respondió: «El Reino de Dios viene sin dejarse sentir.”

Pero en los semiparalelos de Mc 13,21:

“Entonces, si alguno os dice: “Mirad, el Cristo aquí” “Miradlo allí”, no lo creáis”,

y Mt 24,23:

“«Entonces, si alguno os dice: “Mirad, el Cristo está aquí o allí, no lo creáis” la pregunta parecida o análoga es impersonal.

Por tanto, el añadido “los fariseos” es propio de los evangelistas: no refleja ninguna tradición primitiva. Con toda razón, argumentaba Karl Ludwig Schmidt a principios del siglo XX en su obra “El marco de la historia de Jesús. Investigaciones de crítica literaria sobre la tradición más antigua sobre Jesús, de 1919 que todos los datos concretos, situacionales, topográficos y cronológicos no pertenecen a la tradición primitiva sobre Jesús, sino que son obra de la pluma de los evangelistas. No pueden tomarse como históricos.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Manuel_RH 27.11.16 | 11:10

    Pues sí, JP, al final será que no.

  • Comentario por J.P. 26.11.16 | 20:52

    Si se toma al pie de la letra a Schmidt, tiramos por la borda de manera definitiva los evangelios como fuente para el Jesús histórico. Dará lo mismo la metodología que se emplee.

    Por tanto, ni profeta apocalíptico, ni judío ultranacionalista, ni rebanapescuezos romano, ni nada de nada. Ni la crucifixión: ese es un dato concreto, situacional y hasta topográfico, que hasta podríamos extenderlo a su ejecución por los romanos.

    Al final, habrá que concluir que fue (o no) alguien que predicó o enseñó algo (o no) y que alguien lo mató (o no).

  • Comentario por galetel 26.11.16 | 11:09

    principales sanedritas fariseos, a quienes convocaron a una reunión informal diseñada para eso, justo antes de que comenzaran las fiestas pero a tiempo todavía de entregar a Jesús a Pilato acusándolo de manera que lo ejecutara por sedicioso (‘mesías davídico’ = ‘rey de los judíos’). En esa reunión, los saduceos se dedicaron a demostrar que Jesús no defendía la Torá –según el criterio fariseo- sino al contrario, era un arrogante que no respetaba la Torá sino que se ponía por encima de ella y hasta presumía de poder destruir y reconstruir el Templo; entonces no podía ser un auténtico mesías davídico que mereciera su apoyo. Tuvieron éxito (aparente).

  • Comentario por galetel 26.11.16 | 11:07

    pudiera causar alboroto durante las próximas fiestas. Caifás, el Sumo sacerdote líder saduceo, animado por su suegro Anás y compañía, lo expuso eufemísticamente: “es conveniente que un hombre solo muera por el Pueblo, en vez de que los romanos masacren a nuestra gente y destruyan nuestra nación”.

    Sin embargo, tenían que contar con la posible oposición activa de los fariseos. Había fariseos en el Sanedrín, aunque en minoría (1 Presidente saduceo + 1 Vicepresidente saduceo + 23 Sumos sacerdotes saduceos + 23 Ancianos nobles y aristócratas principalmente saduceos + 23 Escribas mayoritariamente fariseos = 71 miembros en total). Los fariseos no eran tan colaboracionistas, estarían dispuestos a apoyar a un verdadero mesías davídico defensor de la Torá; y estos líderes fariseos, especialmente algunos de ellos, tenían gran influencia en el Pueblo, había que neutralizarlos.

    Por eso, los saduceos planearon desenmascarar a Jesús interrogándolo delante de los principales...

  • Comentario por galetel 26.11.16 | 11:06

    Dice J.P. Meier en “Un judío marginal”:
    “No parece que durante la mayor parte de su ministerio diera Jesús gran pábulo a la idea de que él era el Mesías davídico. Sin embargo, sus dos acciones simbólicas realizadas al llegar a Jerusalén para la última pascua –la ‘entrada triunfal’ y la ‘purificación del templo’- podrían haber sido entendidas como una reclamación de sus derechos de Mesías real sobre la antigua capital davídica y sobre el templo, primeramente construido por Salomón, el hijo de David. Ello podría contribuir a dilucidar por qué fue prendido y juzgado en esta particular visita a Jerusalén y por qué Pilato lo condenó a muerte con la acusación de presentarse como rey de los judíos.”

    [Comento:]
    En efecto, un aspirante al trono davídico resultaba más que molesto para los aristócratas saduceos, que convivían confortablemente con los romanos en calidad de oligarcas colaboracionistas. Por eso planearon eliminar a ese ridículo galileo antes de que pudiera...

  • Comentario por antonioL 25.11.16 | 21:56

    si Piñero apela a la poca historicidad de los pasajes, tendría que sacar las implicaciones, como galetel y los textos del NT señalan, ¿qué nos impide pensar, que muchos seguidores del Mesias Jesús, eran Fariseos, Saduceos zelotas etc.? La diversidad teológica es reflejo de esa universalización del judaísmo en Jesús de Nazaret.

    La controversia no inicia en una legitimación-deslegitimación al escribirse los evangelios, los Evangelios se escriben en la segunda generación para no olvidar en lo que la tradición oral se compartía. Piñero supone como muchos historiadores (¡fallo epistemológico positivista de mentalidad occidental?), que los evangelios se escriben para adoctrinar en las enseñanzas apostolicas, los evangelios se escriben, para preservar enseñanzas de una tradición oral que ya se vivían en las comunidades locales, y no para predicar la palabra como los misioneros o protestantes de hoy día.

  • Comentario por galetel 25.11.16 | 12:00

    la violencia procede del poder sinagogal, prueba de que, todavía a fines del siglo I, muchos grupos cristianos, al menos la comunidad mateana, están todavía encuadrados en el judaísmo y sometidos, por tanto, al control social de la propia comunidad judía”.

    ¿Cómo no iban a estar los cristianos resentidos, y cargar Mateo las tintas contra los antiguos fariseos o sus simpatizantes -aquellos predecesores entre quienes se habrían contado quizá muchos de los ahora cristianos-, que habían hecho otro tanto, algunos al menos, con Jesús?

  • Comentario por galetel 25.11.16 | 11:50

    El propio evangelista Mateo pudo haber sido fariseo antes de su conversión (y no un publicano llamado Leví), y muchos otros miembros de su comunidad cristiana, habrán sido fariseos.

    Hechos 6, 7: La palabra de Dios iba creciendo. El número de los discípulos se multiplicaba considerablemente en Jerusalén; incluso una gran multitud de sacerdotes iba aceptando la fe.
    Hechos 15, 5: “Pero algunos de la secta de los fariseos, que habían abrazado la fe…”

    Y después, ya como cristianos, sufrieron marginaciones y persecuciones por parte de los sinagogales, herederos de los fariseos antiguos.

    [Prof. G. Fontana:] “los cristianos no fueron perseguidos por Nerón como tales, sino como resultado de un conflicto intrajudío. Las autoridades sinagogales de Roma se habrían servido de sus contactos con el poder para exterminar a la amenazadora facción que estaba creando graves conflictos en la comunidad de la capital. (…) la violencia procede del poder sinagogal...

Domingo, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930