El blog de Antonio Piñero

Antología de textos básicos para el tema “Reencarnación y cristianismo primitivo”. Textos gnósticos (690. 7-10-16)

07.10.16 | 08:43. Archivado en , CRISTIANISMO

Hoy escriben Mercedes López Salvá y Miguel Herrero

Hoy y el próximo día transcribiremos textos gnósticos.

Tratado sobre la resurrección (Nag Hammadi ) 1,47

Pues si tú no existías en la carne, recibiste carne cuando entraste en este mundo. ¿Por qué no recibirás carne cuando subas al eón? Lo que es superior a la carne es lo que representa para ella la causa de la vida. Lo que existe por tu causa ¿no es tuyo? Lo que es tuyo ¿no existe contigo? Eso es lo que te esforzaste por aprender.

Apocalipsis de Pablo (Nag Hammadi) 5,20-21

Ahora bien, en el cuarto cielo yo vi las cosas según sus clases. Vi, en efecto, a los ángeles que se asemejan a los dioses, a los ángeles que transfieren almas de la tierra de los muertos. La depositaron en la puerta del cuarto cielo y los ángeles la azotaban. El alma levantó la voz diciendo: “¿Qué pecado he cometido en el mundo?” El guardián que reside en el cuarto cielo le respondió diciendo: “Aporta testigos y que [muestren] en qué cuerpo cometí transgresión. [¿Quieres] traer un libro [leer en] él?” Y acudieron tres testigos. El primero tomó la palabra y dijo: “¿No estuve yo en el cuerpo en la segunda hora? Me levanté contra ti hasta que [te sumiste] en ira, en enojo y en envidia”. El segundo habló y dijo: “¿Acaso no estaba yo en el cosmos? Entré en la hora quinta y te vi y te deseé. Y he aquí que ahora te acuso de los crímenes que cometiste”. El tercero habló diciendo: “¿Acaso no me llegué a ti en la hora duodécima del día a la puesta del sol? Te di tinieblas hasta que remataras tus pecados”. Cuando el alma oyó todo esto bajó los ojos con tristeza. Luego miró hacia arriba y se precipitó hacia abajo. El alma que fue precipitada hacia abajo [accedió] a un cuerpo que había sido preparado [para ella]. Y he aquí que terminaron sus testigos.

Enseñanza autorizada (Nag Hammadi) 6, 27,1-35

(23) Lo mismo sucede con el alma espiritual: después de ser arrojada en el cuerpo, pasó a ser hermana de la concupiscencia, del odio y de la envidia, un alma material. Es de saber que el cuerpo vino de la concupiscencia, y la concupiscencia provino de la sustancia material (...)..(31) (El alma) ha entendido su malignidad y se aparta de ella. Entonces adopta una nueva conducta (...).(32) Deja ya los alimentos engañosos y adquiere conciencia de su propia luz. Hace su camino despojándose de este mundo. Mientras la verdadera vestidura la arropa por dentro. Entonces su vestido de novia la adorna con íntima belleza, no ya con el orgullo de la carne. Se percata de lo que hay en ella de profundo y se afana en acceder a la cámara nupcial en cuya puerta aguarda erguido su pastor.

Véase para más textos –consultando el índice del tomo III– la edición de A Piñero, J. Montserrat, y F. García Bazán, (eds.) 1997, 1999 2000 (4ª edición 2011), Textos gnósticos, 3 vols., Madrid. Trotta.

El próximo día pondremos textos del famoso tratado del siglo IV Pistis Sofía

Saludos cordiales de Mercedes López Salvá y Miguel Herrero,
y subsidiariamente de Antonio Piñero


Antología de textos básicos para el tema “Reencarnación y cristianismo primitivo. Escritos gnósticos (690. 7-10-16)

07.10.16 | 08:41. Archivado en , CRISTIANISMO

Escriben Mercedes López Salvá y Miguel Herrero

Hoy y el próximo día transcribiremos textos gnósticos.

Tratado sobre la resurrección (Nag Hammadi ) 1,47

Pues si tú no existías en la carne, recibiste carne cuando entraste en este mundo. ¿Por qué no recibirás carne cuando subas al eón? Lo que es superior a la carne es lo que representa para ella la causa de la vida. Lo que existe por tu causa ¿no es tuyo? Lo que es tuyo ¿no existe contigo? Eso es lo que te esforzaste por aprender.

Apocalipsis de Pablo (Nag Hammadi) 5,20-21

Ahora bien, en el cuarto cielo yo vi las cosas según sus clases. Vi, en efecto, a los ángeles que se asemejan a los dioses, a los ángeles que transfieren almas de la tierra de los muertos. La depositaron en la puerta del cuarto cielo y los ángeles la azotaban. El alma levantó la voz diciendo: “¿Qué pecado he cometido en el mundo?” El guardián que reside en el cuarto cielo le respondió diciendo: “Aporta testigos y que [muestren] en qué cuerpo cometí transgresión. [¿Quieres] traer un libro [leer en] él?” Y acudieron tres testigos. El primero tomó la palabra y dijo: “¿No estuve yo en el cuerpo en la segunda hora? Me levanté contra ti hasta que [te sumiste] en ira, en enojo y en envidia”. El segundo habló y dijo: “¿Acaso no estaba yo en el cosmos? Entré en la hora quinta y te vi y te deseé. Y he aquí que ahora te acuso de los crímenes que cometiste”. El tercero habló diciendo: “¿Acaso no me llegué a ti en la hora duodécima del día a la puesta del sol? Te di tinieblas hasta que remataras tus pecados”. Cuando el alma oyó todo esto bajó los ojos con tristeza. Luego miró hacia arriba y se precipitó hacia abajo. El alma que fue precipitada hacia abajo [accedió] a un cuerpo que había sido preparado [para ella]. Y he aquí que terminaron sus testigos.

Enseñanza autorizada (Nag Hammadi) 6, 27,1-35

(23) Lo mismo sucede con el alma espiritual: después de ser arrojada en el cuerpo, pasó a ser hermana de la concupiscencia, del odio y de la envidia, un alma material. Es de saber que el cuerpo vino de la concupiscencia, y la concupiscencia provino de la sustancia material (...)..(31) (El alma) ha entendido su malignidad y se aparta de ella. Entonces adopta una nueva conducta (...).(32) Deja ya los alimentos engañosos y adquiere conciencia de su propia luz. Hace su camino despojándose de este mundo. Mientras la verdadera vestidura la arropa por dentro. Entonces su vestido de novia la adorna con íntima belleza, no ya con el orgullo de la carne. Se percata de lo que hay en ella de profundo y se afana en acceder a la cámara nupcial en cuya puerta aguarda erguido su pastor.

Véase para más textos –consultando el índice del tomo III– la edición de A Piñero, J. Montserrat, y F. García Bazán, (eds.) 1997, 1999 2000 (4ª edición 2011), Textos gnósticos, 3 vols., Madrid. Trotta.

El próximo día pondremos textos del famoso tratado del siglo IV Pistis Sofía

Saludos cordiales de Mercedes López Salvá y Miguel Herrero,
y subsidiariamente de Antonio Piñero


Jueves, 19 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2016
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31