El blog de Antonio Piñero

La infancia de Jesús. Revisión crítica (XVI). Jesús como “Hijo de David”. Segunda parte: Lucas y Juan (666)

05.09.16 | 10:49. Archivado en Jesús histórico, Biblia/Evangelios,

Escribe Antonio Piñero

En Lucas encontramos dificultades parecidas: hay 75 nombres además de Dios y Jesús. La genealogía está a la inversa y el propósito teológico no parece resaltar el davidismo de Jesús, sino que el mesías se una a Adán y este con Dios, por tanto que el mesías es universal, no solo para los judíos (esta idea es muy paulina).

De Abrahán hasta Adán los nombres están tomados de la Biblia griega. Y lo sabemos porque en Lucas parece Cainán, en 3,36, que no se encuentra en el texto hebreo. Esta parte de la genealogía coincide con la de Mateo. Naturalmente, para los judíos de nacimiento en Israel (para muchos judíos de la Diáspora la versión de los LXX estaba también inspirado por Dios) una genealogía formada con elementos de la Biblia griega carecía de valor.

Desde David abajo (aquí, como sabemos, en orden inverso) la genealogía no parte de su hijo Salomón, como en Mateo, sino de otro hijo llamado Natán (3,36). Como es lógico, esta diferencia es insalvable. A partir de aquí la lista en nada se parece a la Mateo, salvo en Salatiel y Zorobabel.

Desde Jesús hasta Abrahán Lucas tiene 56 generaciones, mientras que Mateo presenta 40, como vimos.

En síntesis: genealogías de Mateo y Lucas inconciliables entre sí. La genealogía de Lucas ha nacido en suelo totalmente griego y la de Mateo en suelo judeocristiano: ¿israelita? O quizás más bien en suelo sirio (de lengua igualmente aramea) en opinión de muchos estudiosos.

Otras dificultades de las genealogías:

1. La diferencia de generaciones entre Lucas y Mateo por el aumento de nombres por parte de Lucas supone una diferencia de unos 400 años.

2. Las dos generaciones suponen que el padre de Jesús es José. Pero el abuelo es distinto: en Mateo es Jacob (1,15-16); pero en Lucas es Helí (3,23).

Los estudiosos aferrados a la verdad de la Escritura defienden la veracidad básica de estas genealogías con argumentos de dudoso valor. Los principales son en síntesis los siguientes.

• Las diferencias se deben a que las genealogías tiene en cuenta la ley del levirato (véase Deuteronomio 25, 5-10 y la denominada trampa saducea en Mc 18,27. Pero la respuesta es clara: las genealogías podrían tener en cuenta esa ley (y deberían mencionarla y no lo hacen). Pero es extraño e inverosímil que entre David y José siempre hubo casos de levirato menos en dos ocasiones (los nombrados Salatiel y Zorobabel) en las que los nombres coinciden con padres naturales según la Biblia hebrea.

• Las genealogías proceden de recuerdos de los parientes de Jesús… aunque se acepta que no procede de archivos estrictos. La respuesta es clara: siguen siendo muy diferentes. Y no se puede prestar atención histórica a semejantes divergencias.

• La genealogía de Mateo es la de José; la de Lucas es la María. La respuesta es clara: No parece cierto este argumento porque también Lucas, como Mateo ponen su interés en el padre de Jesús no en la madre? Las dos hablan del José como padre de Jesús de algún modo. Incluso la de Lucas lo afirma 3,23: “Tenía Jesús, al comenzar, unos treinta años, y era según se creía hijo de José, hijo de Helí”; las genealogía judías de la época se fijan todas en los padres y no en las madres, que interesan menos. Y lo mismo en 1,16- 27:

“Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, 27 a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María.”

Y 2,4: “Subió también José desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser él de la casa y familia de David”.

La tradición posterior de los copistas cayó en la cuenta de estos problemas de credibilidad y sometió el texto de Mateo y Lucas a diversos retoques. Solo un par de ejemplos citados ya desde Ch. Guignebert en 1933: el texto mismo de Mateo en la actualidad es probablemente un retoque. Epifanio de Salamina afirma en el siglo IV que había herejes, Cerinto o Carpócrates, que se apoyaban en una genealogía de Mateo que afirmaba que el padre de Jesús era José (“era hijo de José y de María). Sin embargo, en el texto actual leemos en 1,16: “Y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la que nació Jesús, llamado Cristo”. Es un arreglo clarísimo. Y en el Evangelio de Lucas en 3,23 el texto que leemos parece exactamente un arreglo de este tipo “Tenía Jesús, al comenzar, unos treinta años, y era según se creía hijo de José, hijo de Helí”.

En síntesis, si contrastamos las dos genealogías arribamos a la conclusión ya anunciada: nada tienen que ver con la historia. Lo que importa no es la cuestión histórica, sino apoyar la condición mesiánica de Jesús que en las dos genealogías pasa por David. Y esta noción procede de la creencia de que Jesús era el mesías y que se debía convencer de ello también a los judíos. Las genealogías en sí aniquilan el propósito de la concepción y nacimiento virginales. Hay que confesar que es difícil creer que los evangelistas no cayeran en la cuenta, y quizás tuvieran en mente una respuesta teológica análoga, no igual, a la de Pablo que une nacimiento de Jesús por vía normal con entidad divina de Jesús después de la resurrección (o en el bautismo como presupone Marcos). Pero si así fuere, nosotros no lo sabemos ni ninguno de los evangelistas, mateo y Lucas lo indica.

En tiempos de Pablo la tendencia a creer que Jesús es descendiente carnal de David es ya firme (Rom 1,4; pero a Pablo no le importa porque no cree, sino que no le conviene por sus ideas judías, el nacimiento virginal; en Pablo la divinización de Jesús es por adopción y apoteosis).

En el resto del Evangelio de Lucas en lo que se refiere a la parentela de Jesús no hay la menor indicación de que creyeran en la ascendencia davídica de Jesús.

Hemos sostenido ya que el nacimiento virginal es incluso posterior y de otra mano en el capítulo 1 de Mateo (dudoso en Lucas). Luego la concepción virginal por parte de María es una creencia muy tardía de la “tradición evangélica”.

Evangelio de Juan:

En cuanto al Cuarto Evangelio, “Juan” conoce que la gente cree que Jesús es hijo de David Jn 7,40-42, pero lo niega ¿? (y se supone que también la comunidad que está detrás del Evangelio):

“Esto lo decía refiriéndose al Espíritu que iban a recibir los que creyeran en él. Porque aún no había Espíritu, pues todavía Jesús no había sido glorificado. 40 Muchos entre la gente, que le habían oído estas palabras, decían: «Este es verdaderamente el profeta.» 41 Otros decían: «Este es el Cristo.» Pero otros replicaban: «¿Acaso va a venir de Galilea el Cristo? 42 ¿No dice la Escritura que el Cristo vendrá de la descendencia de David y de Belén, el pueblo de donde era David?». 43 Se originó, pues, una disensión entre la gente por causa de él.”

La opinión de Juan se ve muy bien en la discusión de Jesús con los fariseos de Jn 8,12:

“Jesús les habló otra vez diciendo: «Yo soy la luz del mundo; el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida.» 13 Los fariseos le dijeron: «Tú das testimonio de ti mismo: tu testimonio no vale.» 14 Jesús les respondió: «Aunque yo dé testimonio de mí mismo, mi testimonio vale, porque sé de dónde he venido y a dónde voy; pero vosotros no sabéis de dónde vengo ni a dónde voy”.

El Jesús johánico tenía aquí la excelente oportunidad de manifestar: “Yo soy el hijo de David”. Pero no lo hace.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por sofía 14.09.16 | 01:25

    "según la carne" no significa biológicamente, sino desde el punto de vista humano. La paternidad legal era a todos los efectos tan paternidad según la carne como la paternidad biológica.
    Claro q a Galetel le parecerá personalmente irrelevante q fuera descendiente de David o no, A los seguidores de Jesús es a los que les parecía relevante. Y eso es lo que ha afirmado más abajo.
    Y si lo era o no lo era, no se puede saber, que ellos lo consideraban descendiente de David, sabemos que sí, unos esgrimiendo un árbol genealógico y otros el otro.
    Galetel basa sus suposiciones en los datos que tenemos.
    Manuel se las saca de la manga.
    Elías se ciñe más a los textos q Manuel -en los renglones q no dedica a su ocupación habitual de "opinar" sobre los demás.
    Pero lo lógico, si se saben los desacuerdos y no eran cristológicos, es q en lo cristológico estuvieran de acuerdo. Cierto q podían no haber hablado del tema en detalle, pero en lo esencial tenían q estar de...

  • Comentario por Elías 10.09.16 | 18:13

    -la confesión intima de Maria a unas amigas sobre su embarazo peculiar, .Esta también es una idea de galetel que entre sus coetáneos hubiera sido motivo de escándalo.
    Si hay una tradición seguramente interesada que habla del adulterio de María , que recogen fuentes Judías y Celso.
    -La interpretaciones del Hf y Mt son las de galatel y no posiblemente las que pensaban los cristianos primitivos , de forma unitaria y monolítica como el deja entrever y a las que el prf, Piñero se acerca de una manera más creible despuer de analizar sus textos y el contexto judío de entonces.
    Pero se puede discrepar ,mmm,espero que no se enfurezca galetel

  • Comentario por Elías 10.09.16 | 18:06

    "Ojalá pudiera tener un gusto como este todos los días" Este comentario no le ha que dado muy cristiano galetel aún cuando sea Vd. pobrecito, el que posea la Verdad. (plis dos -Avemarías...)
    Por supuesto galatel no habla de las ideas de los propios cristianos primitivos como apunta una comentarista sino de sus ideas de lo que cree él que pudieron ser ( y por eso se puede estar en desacuerdo..)
    -Acuerdo Gálatas se sabe mas o menos en lo que estuvieron en desacuerdo (con discrepancias entre sus cartas y Hechos) Se sabe menos o nada de sus ideas cristológicas en ese momento (estatus divino del profeta resucitado..) y si estaban de acuerdo en todo o no.No le hicieron mucho caso en las consideraciones universalistas pluralistas a pesar de que ell habría confesado que fue un encargo por revelación.
    -descendencia Davidica según la carne y paternidad legal no concuerdan ...hecho que como dice la comentarista puede ser irrelevante...menos para galetel.
    -

  • Comentario por Manuel 07.09.16 | 15:27

    Una interpretación alternativa:
    -Ningún judeocristiano confundió jamás a Jesús con Dios.
    -Todos ellos esperaban su retorno como líder resucitado y emperador del mundo. Querido por Dios, con los judíos como raza gobernante en una teocracia también querida por Dios que sería la ruina de las estirpes que habían gobernado el mundo (contra el parecer de Dios, que castigaba a Su Pueblo por desobediente, inconstante, etc.)
    -Desde el punto de vista de los greco-judíos, Jesús es un Hijo de Dios en toda regla. Una o "la" encarnación del Logos anhelada. El Salvador del Mundo. El consuelo de los mortales o pecadores. La Luz de la Vida. El Sapiente.
    -Los judios esperan que su Mesías vuelva. Le sea dado por Dios aparecer triunfalmente contra el enemigo indomable. Para traer el Reino.
    -Pablo es un traidor y mentiroso en toda regla: merece morir.
    -La conducta de los judeocristianos, sus escritos, la historia de lo ocurrido (familiares y seguidores), van en el sentid...

  • Comentario por galetel 07.09.16 | 09:38

    y las desarrollaron y las difundieron, hallándole distintos significados a la filiación de Jesús. Jesús había sido “hijo de David” según la carne, sí, no por constancia genealógica pero siendo a la vez el “Hijo de Dios” en sentido único, por ser el Mesías de Israel y del mundo, elegido por el único Dios desde “antes del seno de su madre” (Isaías) y confirmado por su resurrección/exaltación única; e “hijo de María”, hijo carnal de esta mujer perteneciente al “resto fiel” de Israel, iniciador así, por concepción virginal biológica y/o teológica, de una nueva condición humana superior a la proveniente (legendariamente) de Adán.

  • Comentario por galetel 07.09.16 | 09:35

    Al menos los principales de ellos, Santiago, Pedro y Juan, que eran considerados líderes de los judeocristianos de Jerusalén.

    ¿Hasta qué punto habían cambiado? No todavía hasta el punto de replantearse de inmediato sus concepciones judías tradicionales sobre la Ley y el Templo. Seguían siendo integristas y exclusivistas dentro de su inclusivismo universalista, sin percatarse de la contraposición. Tardaron en darse cuenta de que el judaísmo, para ser auténtico y fiel a su vocación profética, debía “mutar” (como dice Hurtado) conservando y manteniendo su esencia pero renovándose profundamente en lo accesorio, haciéndose pluralista dentro del inclusivismo en Jesucristo. Hacia esto los condujo Pablo, no sin resistencia por su parte.

    La iniciativa correspondía ahora a Pablo y los paulinos, quienes recogieron las reflexiones y creencias de los judeocristianos helenistas a partir de los textos judíos, en especial el pasaje del “hijo de hombre” de Daniel 7, 13-14, y ...

  • Comentario por galetel 07.09.16 | 09:30

    Volviendo a intentar situarnos en la perspectiva de los primeros cristianos, el hecho decisivo es que ellos creían firmemente que Jesús había sido resucitado y exaltado junto a Dios como Señor, de modo que no podía ser un simple mesías “hijo de David”, rey en exclusiva, sólo para Israel y las naciones que se sometieran a su dominio forzoso. Jesús había sido exaltado a ser el Señor del mundo por el único Dios universal, que es el de Israel, pero de una manera asombrosamente pacífica.

    Los discípulos y los familiares lo habían comprendido por su extraordinaria Experiencia Pascual. Habían dejado de ser exclusivistas partidarios de un (supuesto y derrotado) Jesús-rey de los judíos, para pasar a ser inclusivistas promotores del Jesús-Cristo glorioso redentor de todos los pueblos y tiempos de la Historia, “hasta los confines de la tierra”. Lo sabemos porque estuvieron de acuerdo con Pablo y Bernabé respecto de sus ideas y de su misión extra-judía. Al menos los principales de e...

  • Comentario por galetel 07.09.16 | 00:06

    Gracias, Sofía. Yo no pretendía enfurecer a uno de estos pobrecitos que se creen poseedores de la Verdad. Sólo quise dar mi opinión, pero ya ves. De todos modos, me encanta que a unos comentarios míos se responda de esta manera, sin argumentos, sólo con furia; quiere decir que tengo razón, o buena parte de ella. Ojalá pudiera tener un gusto como este todos los días.

  • Comentario por sofía 06.09.16 | 22:39

    Por supuesto que los discípulos de Jesús que creían en su resurrección jamás se lo plantearon según esa tesis mistérica que tanto le gusta a Manuel. No tenían la menor relación con cultos mistéricos. Eran unos judíos que creían que Jesús, su maestro, había resucitado y por tanto había sido reivindicado y reconocido como mesías por Dios. De ahí a su reinterpretación del mesianismo, sus comprensión de Jesús a la luz del siervo sufriente de Isaías y del hijo del hombre de Daniel y finalmente su identificación con la Sabiduría divina. Es un proceso intrajudío.
    Eso es una simple descripción de cómo se inició el cristianismo en el siglo I.

  • Comentario por sofía 06.09.16 | 22:28

    Cree el ladrón -Manuel- que todos son de su condición.
    Aquí se exponen unos datos y unas interpretaciones posibles. Como Manuel lo interpreta todo en función de su propia ideología cree que quien no le dé la razón lo hace también por motivos ideológicos.
    El caso es que no se tiene por qué estar de acuerdo con la interpretación de Galetel. No veo por qué una persona no puede ser cristiana y pensar que Pablo era adopcionista o por qué no puede ser ateo y pensar que Pablo creía que Jesús era la encarnación de la sabiduría de Dios.
    Galetel expone una interpretación de datos posible y yo diría que probable, aunque haya otras interpretaciones posibles que interpreten algunos textos de Pablo de forma distinta.
    En todo caso no está hablando de sus propias ideas, sino de las de los cristianos de los comienzos.
    Es Manuel el q en vez de hablar del siglo I habla de sus propias ideas sobre lo q es el cristianismo desde su propia malinterpretación particular actual.

  • Comentario por galetel 06.09.16 | 22:04

    Yo me esforzaba por exponer lo que podía ser entendido en esa época, la de Pablo y los evangelistas. Eso es lo que interesa aquí, no la creencia mía. Ni la suya.

  • Comentario por Manuel 06.09.16 | 21:55

    Y no entremos en que no era hijo de José sino del Espíritu Santo, como sabían -aunque no lo parezca en absoluto- todos sus seguidores, el propio Jesús y quienes reescribieron su leyenda bastantes decenios más tarde... O en que su madre (y de sus hermanos) era virgen, etc.

    Al parecer cada día hemos de leer las creencias teológicas de un comentarista que se empeña en leer historia para luego corregir al cátedro con sus particulares elucubraciones confesionales.
    Algún que otro día, vale... ¿Pero todos ellos?
    Saludos

  • Comentario por Manuel 06.09.16 | 21:51

    Al parecer alguien "sabe", con toda certidumbre o con serios motivos que llevan a sospecharlo fuertemente, que Jesús era descendiente de David. No que todo candidato mesiánico debiera procurarse tal cosa (convencer o decir que lo era), no que lo aclamaran sus seguidores como mesías y por lo tanto como "hijo de David", no que... ¿Se sabe tal cosa o se sospecha la contraria?
    Era, sí "hijo de Dios" como todo ser humano... Noticia bomba. Y también "Hijo de Dios" como "Mesías de Israel y del mundo, elegido por el único Dios..." Esta sí que es una noticia. El Mesías no era otra cosa que el Rey del Imperio israelí teocrático e idealizado que Dios designaría definitivamente... ¿Lo fue Jesús? No, a lo que parece y según todos los indicios. (Aquí basta una mirada desapasionada, apenas crítica.)
    Y, en fin, si hubiera resucitado verdaderamente, habría cumplido lo que podría esperarse de un dios helenístico que protagonizara un culto de misterio a lo paulino. ¿Lo asegura como Verdad?

  • Comentario por galetel 06.09.16 | 19:53

    “hijo de María” = hijo carnal de esta mujer perteneciente al “resto fiel” de Israel, y quizá iniciador así, por concepción virginal biológica y/o teológica, de una nueva condición humana superior a la proveniente (legendariamente) de Adán.

    Todos estos significados -y más- podía y puede darse al término “hijo” referido a Jesús, sin ninguna contradicción entre ellos. ¿Y Piñero no lo sabe?

  • Comentario por galetel 06.09.16 | 19:50

    En la terminología de esa época, Jesús podía perfectamente ser considerado:

    “hijo de David” = descendiente del rey David y heredero de las promesas proféticas mesiánicas, por pertenecer a una familia de tradición “nazorea” y ser reputado como mesías debido a sus cualidades carismáticas, sin que fuese necesaria ninguna comprobación genealógica precisa.

    “hijo de Abraham” = descendiente de Abraham por ser un israelita, judío galileo.

    “hijo de José” = hijo directo de este hombre por reconocimiento legal con o sin base biológica, y a través de este, también descendiente de David puesto que José lo era.

    “hijo de Dios” = por ser creatura de Dios, en cuanto ser humano como todos.

    “Hijo de Dios” = en sentido único, por ser el Mesías de Israel y del mundo, elegido por el único Dios desde “antes del seno de su madre” (Isaías) y confirmado por su resurrección/exaltación única.

    “hijo de María” = hijo carnal de esta mujer ...

  • Comentario por galetel 06.09.16 | 12:11

    Sí, Antolín.
    Pablo habla de Jesucristo “nacido del linaje de David según la carne, constituido Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por su resurrección de entre los muertos” (Rom 1, 3-4) pero esto

    NO es contradictorio con que Pablo hable TAMBIÉN de que Jesús era el Hijo de Dios -sin poder- durante su vida prepascual, e incluso en una preexistencia –con el poder del que se había vaciado.

    Piñero lo ha reconocido, pero sigue insistiendo en que Pablo era un adopcionista que imaginaba a Jesús exaltado a ser Hijo de Dios solo por adopción y una “apoteosis” posterior a su muerte.

    Piñero es el contradictorio.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 06.09.16 | 04:29

    .....a colación un capítulo entero,Rm 8,y simplemente citar un par de versículos,el 3 :"Pues......Dios,habiendo enviado a su propio Hijo en una carne semejante a la del pecado......", el 32 :"El que no perdonó ni a su propio Hijo......" ¿Dónde la adopción postpascual?.

    Respecto a Jn. y en concreto respecto a la cita que se aporta,8,12.Piñero aduce que Jesús podría haberse manifestado como Hijo de David....Pero si el Ev de Jn tiene como punto central la procedencia divina de Jesús y su identidad con el Padre, revelación explícita que reserva a los discípulos y que implícitamente da a entender, constante recurrente en todo el texto, de modo más o menos velado cuando se encuentra en público ante un auditorio, caso del versículo citado. Para nada viene a cuento,pues, el que se dijera Hijo de David,cuando cuando es otra la filiación, y la identidad, a la que está aludiendo.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 06.09.16 | 03:56

    La exposición meramente factual,es decir,la descriptiva de las genealogías en Mt y Lc resulta,claro,correcta pero la argumentación posterior resulta fallida y sorprendentemente pobre.

    Por un lado,los evangelistas quiren patentizar la pertenencia de Jesús a la estirpe de David,pertenencia que se define por vía paterna , por otro, quieren dejar sentada la que llamaré estirpe divina de Jesús por mor de su concepción virginal. Conforme a nuestro actual y estricto sentido de la lógica,no casa lo uno con lo otro,para ellos en cambio y puesto que están digamos tratando o tocando dos aspectos distintos no se da incompatiilidad o incoherencia ninguna.

    Respecto al Jesús de Pablo divinizado por adopción y apoteosis....Perosi el propio Piñero ha expuesto,como señala Galetel,textos paulinos que presupondrían la preexistencia divina,e incluso Piñero comenta que sería tal preexistencia,o condición de Hijo, lo que fundamentaría la Redención. Traer simplemente a colación un......

  • Comentario por galetel 05.09.16 | 12:18

    la divinización de Jesús es por adopción y apoteosis).”
    -Pero en ningún caso la divinidad de Jesús se afirma por vía de la concepción virginal. Y Pablo no era adopcionista, porque en caso de serlo no habría escrito varias frases, que –como el propio Piñero ha señalado- apuntan a la preexistencia divina de Jesús.

    Quienes lo creyeron prepascualmente el mesías, debido a su carisma, lo reputaron por eso “hijo de David”, sin atender a pruebas estrictas. Entre ellos, sus discípulos y sus familiares. Estos lo creían porque ellos mismos se creían “nazoreos”, de familias descendientes de David, por tradición, sin ninguna claridad genealógica. Los evangelistas tuvieron que arreglárselas como pudieron, cada uno por su lado, para transmitir estas creencias tradicionales, pero su objetivo principal no era ese sino el teológico, de relacionar a Jesús con la historia planeada de Israel, y en particular con Abraham (Mt) y con Adán (Lc), es decir, con toda la Humanidad.

  • Comentario por galetel 05.09.16 | 12:16

    “las genealogía judías de la época se fijan todas en los padres y no en las madres, que interesan menos”
    -Un judío de esa época, ¿hacía diferencia entre la descendencia “legal” y la descendencia “carnal”? ¿No podría ser que al decir que Jesús era “hijo de David” se refirieran a la descendencia “legal” por parte de José, no a la “carnal” por parte de María?

    “el mesías es universal, no solo para los judíos (esta idea es muy paulina)”
    -Y también era esa la idea pospascual (no prepascual) de la línea central judeocristiana prepaulina, como se demuestra por el HF y por el hecho de que Santiago, Pedro y Juan hayan aprobado las ideas de Pablo y su misión extra-judía (Gálatas 2, 9).

    “Pablo que une nacimiento de Jesús por vía normal con entidad divina de Jesús después de la resurrección (o en el bautismo como presupone Marcos) (…) a Pablo no le importa porque no cree, sino que no le conviene por sus ideas judías, el nacimiento virginal; en Pablo la diviniza...

Sábado, 22 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Los más recientes

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930