El blog de Antonio Piñero

La infancia de Jesús. Revisión crítica (XIII) Jesús como “Hijo de David” según Marcos (661)

28.08.16 | 08:45. Archivado en Jesús histórico, Biblia/Evangelios,

Escribe Antonio Piñero

Como sabemos, el evangelista Marcos es el primero de entre los cuatro cronológicamente. Y como sabemos también, la fecha de composición de su evangelio oscila entre los estudiosos, pero poco. Unos cuantos siguen situando su fecha de composición antes del 70. Pero creo que cada vez son menos, salvo ciertos investigadores que se sienten movidos según los movimientos pendulares de la investigación. La mayoría de los investigadores y comentaristas sostiene que el evangelio marcano vio la luz entre el 71 y el 75 d.C. Y el argumento depende de cómo se interpreten las “noticias” marcanas (Parábola de los “viñadores homicidas” Mc 12,1-11, o el discurso de Jesús en Mc 13) sobre la posible destrucción de Jerusalén, y según se vea que su mención de la Decápolis apunta simplemente a una región conocida por la gente y denominada así popularmente, o bien que Marcos se refiera a la Decápolis como distrito administrativo romano ya plenamente constituido…, cosa que no tuvo lugar hasta el 74 por un decreto expreso de Vespasiano destinado a dar fuerza a las ciudades griegos que rodeaban Israel. Por tanto, Marcos sería posterior al 74.


Creo, y otros muchos conmigo, que Marcos está transido de teología paulina. Pero que es una una cosa que puede percibirse –siempre de un modo indirecto, porque el evangelista escribe sobre Jesús y sus ideas sobre él en los enfoques y en los más o menos leves comentarios redaccionales– si se lee con calma su evangelio y se compara con la teología de las cartas del Pablo auténtico.

Marcos transmite, sin queja ni anotación negativa alguna, que parte del pueblo israelita tenía a Jesús como mesías hijo de David. La prueba está en varios pasajes de Marcos. El primero es 10,46-52:

6 Llegan a Jericó. Y cuando salía de Jericó, acompañado de sus discípulos y de una gran muchedumbre, el hijo de Timeo (Bartimeo), un mendigo ciego, estaba sentado junto al camino. 47 Al enterarse de que era Jesús de Nazaret, se puso a gritar: «¡Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí!» 48 Muchos le increpaban para que se callara. Pero él gritaba mucho más: «¡Hijo de David, ten compasión de mí!» 49 Jesús se detuvo y dijo: «Llamadle.» Llaman al ciego, diciéndole: «¡Animo, levántate! Te llama.» 50 Y él, arrojando su manto, dio un brinco y vino donde Jesús. 51 Jesús, dirigiéndose a él, le dijo: «¿Qué quieres que te haga?» El ciego le dijo: «Rabbuní, ¡que vea!» 52 Jesús le dijo: «Vete, tu fe te ha salvado.» Y al instante, recobró la vista y le seguía por el camino.

Obsérvese que Jesús no protesta ni recrimina al ciego porque lo denomine Hijo de David, sino todo lo contrario: lo premia con la curación de la ceguera.

El segundo pasaje es la entrada en Jerusalén, Mc 11,7-10:

7 Traen el pollino donde Jesús, echaron encima sus mantos y se sentó sobre él. 8 Muchos extendieron sus mantos por el camino; otros, follaje cortado de los campos. 9 Los que iban delante y los que le seguían, gritaban: « ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! 10 ¡Bendito el reino que viene, de nuestro padre David! ¡Hosanna en las alturas!»

Según Marcos, Jesús tampoco protesta porque la plebe que le seguía –fuera de las murallas de Jerusalén y probablemente galileos la mayoría– lo aclamaran como anunciador y portador del reino de David. Que Jesús no protesta, o más bien que lo aprueba, aparece más claro aún en el paralelo de Lucas (aunque este escamotea sin duda el contenido davídico del pasaje; no el regio, que lo indica claramente) en 19,37-40:

“Cerca ya de la bajada del monte de los Olivos, toda la multitud de los discípulos, llenos de alegría, se pusieron a alabar a Dios a grandes voces, por todos los milagros que habían visto. 38 Decían: «Bendito el Rey que viene en nombre del Señor! Paz en el cielo y gloria en las alturas.» 39 Algunos de los fariseos, que estaban entre la gente, le dijeron: «Maestro, reprende a tus discípulos.» 40 Respondió: «Os digo que si éstos callan gritarán las piedras»”.

Marcos, que es el primero de los evangelio en emplear para Jesús el título mesiánico de Hijo del Hombre (y probablemente también en la historia de la teología del judaísmo en utilizarlo como título mesiánico expreso, antes incluso que el autor del “Libro de las Parábolas de Henoc”, cuy empleo de “Hijo de Hombre” como título es muy oscuro), cree que ese Hijo del Hombre tiene prerrogativas divinas (aquí se transparenta la teología paulina y la retroproyección de la cualidades/características divinas del Resucitado/Exaltado ya en su vida terrenal), pues puede en la tierra hacer milagros prodigiosos, perdonar los pecados e interpretar obligatoriamente la ley de Moisés en tiempo mesiánico (el funcionamiento de la Ley cambia en la época mesiánica y el Mesías, consecuentemente, indica cómo se debe entender en ese tiempo). He aquí uno de los pasajes más claros:

5 Viendo Jesús la fe de ellos, dice al paralítico: «Hijo, tus pecados te son perdonados.» 6 Estaban allí sentados algunos escribas que pensaban en sus corazones: 7 «¿Por qué éste habla así? Está blasfemando. ¿Quién puede perdonar pecados, sino Dios sólo?» 8 Pero, al instante, conociendo Jesús en su espíritu lo que ellos pensaban en su interior, les dice: «¿Por qué pensáis así en vuestros corazones? 9 ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: “Tus pecados te son perdonados”, o decir: “Levántate, toma tu camilla y anda?” 10 Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados - dice al paralítico -: 11 “A ti te digo, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa.”» 12 Se levantó y, al instante, tomando la camilla, salió a la vista de todos, de modo que quedaban todos asombrados y glorificaban a Dios, diciendo: «Jamás vimos cosa parecida.»

Distingamos aquí claramente lo que ve la crítica en este pasaje (un Jesús terreno que emplea el sintagma “hijo de hombre”, con minúscula, como ser humano, cuya vida, y su conservación está por encima del estricto y puntilloso cumplimiento del precepto del sábado, cosa que Dios no quiere) y lo que piensa el evangelista del Jesús terreno como “Hijo del Hombre”, con mayúsculas, trasunto ya de la potencia, sabiduría y poder de Dios acá en la tierra.

Podemos ilustrar esta idea con dos textos de Mateo y de Lucas en los que se ve claramente que ensalzan a Jesús, de manera clara pero indirecta, como manifestación de la Sabiduría divina en la tierra. Son los siguientes:

Mateo 11,18-19:

«Porque vino Juan, que ni comía ni bebía, y dicen: “Demonio tiene”. Vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: “Ahí tenéis un comilón y un borracho, amigo de publicanos y pecadores.” Y la Sabiduría se ha acreditado por sus obras.»

Lc 7,34-35: Ha venido el Hijo del hombre, que come y bebe, y decís: “Ahí tenéis un comilón y un borracho, amigo de publicanos y pecadores.” Y la Sabiduría se ha acreditado por todos sus hijos».

El Mesías hace o bien las obras de la Sabiduría divina, o bien es un “hijo” de la Sabiduría divina. De cualquier modo es la encarnación de la Sabiduría divina en la tierra. Así ven a Jesús en vida… pero idealizado después de muerto y resucitado.

Equipados así mentalmente, podemos entender el difícil pasaje de Mc 12,35-37:

35 Jesús, tomando la palabra, decía mientras enseñaba en el Templo: «¿Cómo dicen los escribas que el Cristo es hijo de David? 36 David mismo dijo, movido por el Espíritu Santo: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra hasta que ponga a tus enemigos debajo de tus pies. 37 El mismo David le llama Señor; ¿cómo entonces puede ser hijo suyo?».

Se ha interpretado este texto como que

• Jesús mismo duda de que el mesías tenga que ser hijo de David
• El fariseísmo del momento duda igualmente
• Marcos duda de que el mesías sea en realidad hijo de David

Pero –opino– la solución a este oscuro pasaje marcano es pensar que el evangelista es paulino y que en su mente tiene una idea (idea; no sabemos si formulación exacta) parecida a lo que expresa Pablo en Romanos 1,4:

Su evangelio… 3 acerca de su Hijo, nacido del linaje de David según la carne, 4 constituido Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por su resurrección de entre los muertos, Jesucristo Señor nuestro,

Es decir, un mesías meramente humano, pero que después de haber sido resucitado por Dios Padre y haber recibido la potencia de su Espíritu = Dios actúa como Espíritu (en el lenguaje bíblico esta expresión significa que el espíritu divino capacita a alguien para una obra o función especial) es ya divino, ocupa un trono más pequeño a la derecha del Padre (hay ya “dos Poderes” en el cielo, no uno solo), y esta cualidad divina se retrotrae a la actuación terrena del Mesías, que es ya en la tierra un reflejo de la Sabiduría divina.

Por tanto: como hombre es hijo de David; como Resucitado y Exaltado no es “hijo de David” sino señor de David. Por ello también el texto debe entenderse: “Dijo el Señor (Dios Padre) a mi Señor (el Mesías como hijo de David/entidad divina) siéntate a mi diestra…”

En consecuencia,

• Marcos no niega que el mesías como ser humano sea Hijo de David
• Marcos afirma a la vez que el Mesías es una entidad divina después de la resurrección, pero esa entidad se refleja ya en la tierra.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por sofía 31.08.16 | 11:41

    Acabo de ver el comentario de Galetel y veo que, lógicamente, hablaba de una obligación lógica.
    Pues estupendo.
    Despedida cordial.

  • Comentario por sofía 31.08.16 | 11:38

    Por supuesto que el comentarista que utilizó la palabra "deber" la utilizó perfectamente, y por eso podemos entenderlo perfectamente las personas con sentido común.
    Si usted y otras tontas y locas no conocen más que la connotación de "obligación externa", la falta de lógica es de ustedes, no del que emplea adecuadamente el término como "relación lógica" interna, pues no presenta un contexto que implique otra cosa que "obligación lógica".
    El "buen mormón" es cosa de usted.
    Y somos los demás los que no necesitamos de sus prejuiciosas interpretaciones ni de sus malos modos.
    En cuanto a las profecías yo no he hablado de lo que opine el Sr. Galetel sino que he dado mi propia opinión, empezando por "supongo" -se cortó el comentario pero la o era de opinión: opiné porque me pareció que se podía plantear un tema interesante. Pero ningún problema con que no le interese -no hace falta que se ponga borde en plan "eufemista".
    Despedida cordial.

  • Comentario por galetel 31.08.16 | 11:29

    Elías no me ha entendido, en absoluto. Sofía sí. Un cristiano, si es auténtico, es fiel, por lógica y por adhesión personal, a su fe, no por obligación. Y esa fe permite y conlleva el interpretar las profecías del AT DESDE el NT, a la luz de la Resurrección. La profecía en nombre del Dios verdadero, no es adivinación sino camino de cumplimiento. El AT se cumple en Jesucristo, cree un cristiano por convicción.

  • Comentario por Elias 31.08.16 | 11:09

    No creo que haya sido la intencion de los profetas(y menos en aquel tiempo) abrir caminos ..sino adivinar o presentir situaciones en el futuro..las profecias se cumplian o no. Otra cosa es el oportunismo empleado ya muy desde antiguo para hacer casar una presuntas adivinaciones en otro contexto con un interes concreto -como hicieron los cristianos primitivos y hoy alguna gente con las profecias de Nostradamus. Otras personas las utilizan como el sr galatel de la forma que Vd .dice quizas. pero sin aclarar el "eufemismo" y haciendo ver a sus lectores que las profecias si se cumplieron en otro contexto.

  • Comentario por Elias 31.08.16 | 10:47

    No creo que el comentarista citado emplee como Vd. el lenguaje a tontas y a locas (uff).El variado significado de deber es claro sra. pero el citado comentarista no suele descuidar estos matices ..y por eso rechina.( y si no es asi..-pues ya lo lleva haciendo varias veces como si se tratara del manual del buen cristiano- podria atemperarlo.
    Un cristiano debe....siempre...
    Un mormon (buen mormon) debe siempre leer los Antiguos textos a partir de las revelaciones del profeta Smith - experiencias revelatorias del angel Moroni)y nunca.(nunca)al reves. Esto por supuesto es una obviedad salvo que se quiera dar a entender algo mas)
    Pero no necesitaba de su interpretacion Sra.

  • Comentario por sofía 30.08.16 | 18:25

    Interesante.
    A mí lo q me choca es q alg1 no sea capaz de captar los diversos matices del idioma. El verbo deber para algunos puede q implique exclusivamente obligación impuesta desde fuera a la q hay q reaccionar.
    Sin embargo, en la frase de abajo no se establece más que una relación lógica -otros de los matices del verbo "deber".
    Como ser cristiano es partir de la premisa X, de ahí se deduce Y. Por coherencia lógica X implica Y. No veo que el comentarista haya dicho otra cosa.
    En cuanto al tema de las profecías supongo q estará relacionado con la captación por parte del profeta de una serie de signos q le hacen pronunciar unas palabras de aviso sobre las consecuencias que intuye para el futuro de lo q percibe en el presente -más q ver el futuro lo q hace es sugerir caminos. Y como nada humano nos es extraño y existe una continuidad con nuestros antecesores culturales, nada impide expresar lo q puede sugerir la profecía en otro momento posterior.
    Es mi o...

  • Comentario por Elias 29.08.16 | 15:33

    A Vd. de verdad no le rechina lo de un cristiano debe....(yo ya estsria haciendo lo contrario)
    E interpretar profecias a toro pasado.....vale que lo hicieran los primeros cristianos en esa era apocaliptica y de extasis a porrillo... pero hoy en dia vale , creo solo para ver como reinterpretaton aquello nada mas ..Mas teniendo en cuenta que Vd no cree en cosas sobrenaturales en este momento (las profecias como las encaja.?.)

  • Comentario por galetel 29.08.16 | 10:34

    Por supuesto, Xabier. Pienso que toda profecía del AT tiene una aplicación en la circunstancia histórica en que fue escrita, pero que los primeros cristianos pudieron aplicar correctamente a su circunstancia, en un nuevo sentido.

    Un cristiano debe partir siempre de la circunstancia de su Experiencia Pascual, para interpretar desde ahí las profecías del AT que se le puedan aplicar. No al revés.

  • Comentario por Xabier 29.08.16 | 09:51

    Estimado Galetel:

    Daniel no habla de un "hijo del hombre" sino de una figura "como un hijo de hombre" que, según ese mismo capítulo, no representa a una persona en concreto, sino a todo el pueblo de Israel:

    "Y el reino y el imperio y la grandeza de los reinos bajo los cielos todos serán dados AL PUEBLO de los santos del Altísimo"

    Lo que no sé es si fue o no antes del Cristianismo cuando se cambia la interpretación para personificar a Israel.


  • Comentario por Y 29.08.16 | 00:09


    Hay Tres Claves

    Hay Tres Claves para comenzar a entender este conjunto de textos

    (Clave 1): el judaísmo apocalíptico comienza con Daniel y culmina en Jesús y los nazarenos

    (Clave 2): el rabí galileo esperaba la venida del "Masiá de los cielos" que bajaría como un "rayo", y por eso advertía: "no sigáis" a un "jefe masiá"

    (Clave 3): los nazarenos [ca. 40-66] decían que el "Masiá de los cielos" que "veréis venir" "con gran poder" era el rabí crucificado, y pusieron este discurso en boca de Jesús

    Y así en la primera página de Marcos aparece Jesús predicando "el evangelio", que es el anuncio que nace alrededor del año 40 y dice:

    el nazareo/nazoreo coronado/condenado como "rey masiá" en la cruz "lo veréis venir" como "Masiá de los cielos"

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 28.08.16 | 20:07

    La Exaltación,inseparable e indisoluble de la Crucifixión-Resurrección( ésta no adviene tras una muerte que llamaré común,por causas naturales, sino tras una muerte en cruz con toda la carga significativa que ella apareja) ha de entenderse referida al Jesús que nació de mujer y de la simiente de David, el Jesús humano en quién como reseña Piñero,residía la Sabiduría divina,lo que Juan explicitará como Encarnación del Logos.

    No se trata,pues,de la adopción y exaltación a posteriori de un mero "hijo de hombre" sino de la ratificación en esta Exaltación y por su acuerdo con la voluntad divina en su vida terrenal de ,en primer lugar,su propia condición de Hijo,inscrita pero no manifiesta en plenitud en el Jesús hijo de mujer y en segundo lugar y sobre todo,de su glorificación ya igualmente atinente y correspondiente al Jesús humano que compartió nuestra tierra e historia como al Jesús Logos, ya enteramente manifestado el Ungido uno y pleno en la Gloria de Dios.

  • Comentario por galetel 28.08.16 | 19:56

    Los conversos judeocristianos helenistas siguieron probablemente en la misma línea de los judeocristianos arameos. Jesús había sido “el Hijo de hombre de Daniel”, a quien servirían finalmente “todos los pueblos, naciones y lenguas” porque el Anciano le había dado el imperio universal.

    Este imperio, o reino, le había sido dado DESPUÉS de “ser llevado a su presencia”, PORQUE “se había dirigido hacia el Anciano” en su vida obediente, abnegada y entregada. Pero este hijo de hombre -un mero ser humano- tenía un origen muy especial:

    había “venido en las nubes del cielo” (de condición divina), ANTES de dirigirse hacia el Anciano en vida humana (despojado ya de las nubes). Luego, en consecuencia de ello, fue llevado a su presencia, nuevamente “en las nubes”. Entonces el Anciano le concedió imperio, honor y reino sobre todos los pueblos de la tierra, para siempre, y allí todos lo servirán y todas las lenguas lo proclamarán.

  • Comentario por Manuel 28.08.16 | 19:15

    Hipótesis G:
    Los familiares de Jesús y sus seguidores directos "comprendieron" que la religión verdadera -"la Verdad"- es la actual religión del Sr. galetel.
    Pablo apenas fue un predicador especialmente activo en áreas de gentiles piadosos que comprendió la misma verdad y supo expresarla algo mejor.
    Da igual que Jesús fuera un hombre que nunca se considerara otra cosa que un hombre, aunque aspirara al trono (sin ser descendiente de David, que sepamos, sino en ese sentido metafórico, político y social: era preciso cumplir las profecías, que preceden a los aspirantes al trono, los cuales han de considerarse a sí mismos, o/y ser considerados y llamados "hijos de David").
    Da igual que participara de una cosmogonía mesiánica y escatológica netamente judía y nacionalista, etc.
    También da igual que Jesús los seguidores del Bautista, de Jesús y de Santiago el Justo distaran de confundirlo con un Dios (aunque esperaran su retorno postmortem).
    Etc.
    Hi...

  • Comentario por galetel 28.08.16 | 12:33

    De la liturgia católica de hoy:
    "«… todo el que se enaltece [hijo de Abraham] será humillado, y el que se humilla será enaltecido.» Y dijo al que lo había invitado: —«Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes [hijos de David], ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote, y quedarás pagado. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos [hijos de Adán]; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos."

  • Comentario por galetel 28.08.16 | 11:24

    muy superior a un mero “hijo de David” exclusivista, y poder reconocerlo, en cambio, como el Señor inclusivista.

    Cuando lo aclamaban ciegamente como al “hijo de David rey de Israel”, que los favorecería a ellos en exclusiva, Jesús los aceptaba compasivo como incluidos en su misión aunque de otro modo. Después lo negarían y lo abandonarían, como antes ya algunos lo habían estimado “fuera de sí”. No importa: ya recuperaban ahora la vista al verlo exaltado a la diestra del Dios único de todos, el “Señor de todos”, inclusive de David.

  • Comentario por galetel 28.08.16 | 11:22

    El significado profundo de su Experiencia era que Jesús era Señor de todos, también de David. Que su Padre era Dios mismo, no David, aunque como humano fuese descendiente de David.

    No era contrapuesto sino inclusivo. Ser “Señor de David” no contradecía el hacer la obra redentora que se esperaba del “hijo de David”, pero la superaba inmensamente, al ejecutarse de otro modo, incomparablemente más amplio, abarcante y efectivo.

    Jesús tenía que haber sido el representante pleno del Dios Único del mundo entero, su Hijo, para actuar en beneficio de toda la Humanidad de todos los tiempos, en cumplimiento de su misión según la vocación profética de Israel hacia todos los pueblos, “hasta los confines de la tierra”.

    Quedaba incluido Israel. Quedaban incluidos los “hijos de David”, pero no quedaban excluidos los demás “hijos de Dios”. Los discípulos y los familiares iban recuperando así la vista de que habían carecido al no reconocer a Jesús como muy super...

  • Comentario por galetel 28.08.16 | 11:21

    Los discípulos y los familiares de Jesús, por su Experiencia Pascual, comprendieron que Jesús había sido/era “el Señor” exaltado junto a Dios, “a la diestra” de Dios, “con la Gloria de Dios”. Esto superaba inmensamente lo que ellos había esperado que fuera Jesús, “el hijo de David” rey de Israel.

    Habían estado ciegos, creyendo y esperando que Jesús fuese el “hijo de David” que los salvaría por ser “hijos de Abraham”, pertenecientes a su “resto fiel”. Pero ahora entendían que Jesús había sido el “Hijo de Hombre de Daniel”.

    Por un lado, un verdadero ser humano como ellos, por otro lado, el “Hijo de Dios” capaz de redimir a todos los “hijos de Dios”. Jesús resucitado los estaba curando de su ceguera, haciéndoles ver que el reino de Dios no era solamente para Israel, para los “hijos de Abraham” ni para los “hijos de David”,

    sino para los “hijos de Adán”, es decir, la Humanidad entera de todos los tiempos y lugares de la Historia. El significado prof...

  • Comentario por Y 28.08.16 | 11:20


    Sabemos por Flavio Josefo que por esas fechas había un buen puñado de exaltados "nazareos" a los que Herodes les ordenó que "se cortaran el pelo". Y sabemos por el libro de los Hechos que le cortó el cuello a uno de ellos: Jacobo "el hijo del trueno"

    Sabemos por Flavio Josefo que había un puñado de profetas que anunciaban la destrucción de Jerusalem

    Lo increíble de esta historia es que podemos acceder a los textos de los nazarenos de los años 40-66: anunciaban la venida del Masiá de los cielos -y "el elegido" era un rabí crucificado- que entre otras cosas vendría a cortarle el cuello a los jefes saduceos ... y legiones romanas se despeñarían como piara de cerdos y cosas así


  • Comentario por Y 28.08.16 | 10:51


    El rabí de galilea distinguía con nitidez entre el "rey masiá" y el "Masiá de los cielos"

    El rabí de galilea esperaba la venida del Masiá de los cielos

    Y sus seguidores dijeron que el nazareo/nazoreo coronado/crucificado había sido elegido por los cielos para venir con poder y majestad como Masiá de los cielos a juzgar este mundo

    "a éste (...) a éste (...) a éste (...) a éste" (Hechos)

    a éste crucificado lo han elegido los cielos para venir como Masiá de los cielos

    el primer discurso de estos melenudos es de una lógica aplastante en esas fechas

  • Comentario por Y 28.08.16 | 10:38


    Es imposible que el Texto de Marcos se escribiera después del año 70:

    (1) El Texto de Marcos refleja con exactitud "la escuela/corriente de los nazarenos" de loa años 40-66
    (2) basta comparar con atención Pablo con Marcos para ver que Marcos es más arcaico
    (3) el Texto de Marcos es una profecía fallida: vincula la venida del Masiá de los cielos a la destrucción del Templo, y sabemos que el Masiá de los cielos no vino y, en concreto, la charla con los discípulos comienza con "las tremendas piedras". Es evidente que para encajar este arcaico texto con el texto "Sobre la destrucción" de Flavio Jose hubo que añadir a toro pasado "edificaciones"

    (4) y para rematar la faena el Texto de Marcos es tan arcaico que termina con un texto ingenuo, y no subraya bien la así llamada resurrección y tuvieron que añadir un epílogo como todos sabemos

    Que los académicos no sepan ni siquiera datar este texto -que es el UNICO, el único, de todo este...

Lunes, 12 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Los más recientes

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930